Martyrium: apuñalamiento

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Martirio de Santa Justina. Óleo de Giulio Cesare Procaccini.

Se entiende por apuñalamiento el golpear con un puñal, pero dentro de esta categoría se incluyen los golpes dados por otros instrumentos cortos y afilados, por ejemplo –esta vez sí- la espada. No fue general como método de ejecución en Roma ni tampoco después, normalmente, apuñalar a alguien es resultado de una violencia súbita, brutal y sistemática, más propia del asesinato que de un proceso de sentencia y condena desde las leyes de un Estado. Sin embargo está también considerado como martirio, ya que no importa el género de muerte sino el motivo de la muerte.

En la antigua Roma, cuando se dictaba “la muerte por espada”, se refería a que la persona sentenciada debía morir atravesada por una espada. No tiene nada que ver con la decapitación, como ya aclaramos en el artículo anterior. Y además lo que se solía hacer era atravesar directamente el corazón. Las mártires más conocidas que murieron de este modo son: Santa Justina de Padua, Santa Victoria, Santa Eufemia, Santa Atenea, las 33 compañeras de las Santas Hripsime y Gayane, las compañeras de Santa Úrsula, Santa Basila de Roma (20 de mayo), Santas Fusca y Maura (13 de febrero).

A Santa Anisia la detuvieron unos soldados cuando se dirigía a la asamblea cristiana, y como no quisiera dejar que la tocaran ni le levantaran el velo, uno de ellos le atravesó el estómago con la espada y la dejó morir así.

Santa Salsa de Tipasa, mártir africana, después de ser linchada y apedreada por la multitud, fue rematada a espada, probablemente siendo apuñalada.

Otras veces, la espada debía atravesarse en la garganta. Aquí es fácil confundirlo con el degollamiento y de hecho a veces las dos Santas más conocidas que fueron apuñaladas en la garganta (Santa Inés y Santa Lucía) aparecen siendo degolladas.

Como particularidad podría incluirse aquí la muerte por lanza, que actúa también como apuñalamiento, porque se atravesaba a la víctima hasta morir. Fueron atravesadas con lanzas Santa Anatolia, Santa Córdula, Santa Greciniana, Santas Marta y María en Asia Menor. También San Andrés Bobola fue punzado con lanzas, aunque no murió de esto.

Pero fuera de la época antigua y entrando ya en la Edad Media y más allá, encontramos casos particulares de violencia sistemática, que tienen dudosa atribución como martirio, pero que la veneración ha sentado como tal.

Martirio de Santa Victoria. Relieve en bronce de Nicolas Sébastien Adams.

Santa Teodosia de Constantinopla: religiosa bizantina que, por su oposición al emperador iconoclasta, fue torturada, exhibida desnuda y rematada siendo apuñalada en la garganta con un cuerno de cabra.

Santa Maxellendis: fue una joven francesa que rechazó a su prometido por entrar en un convento. Como no lograra convencerla, en un arranque de ira él la atravesó con su espada.

Beata María Dolorosa de Brabante (17 de junio): también llamada María la Miserable, limosnera medieval que fue injustamente acusada de robar, enterrada viva y atravesada con una estaca.

Beata Panacea de’Muzzi: (12 de mayo) asesinada por su madrastra, que la apuñaló con un huso en el cuello y en el pecho.

Beata Camila Gentili Rovellone: mujer piadosa y caritativa que vivió en la Italia del siglo XV y al que su marido, en un arranque de ira contra su paciencia y serenidad, apuñaló en la garganta y en el pecho hasta causarle la muerte.

Beata Margarita de Lovaina (2 de septiembre): muchacha de vida virtuosa que trabajaba en una posada de esta ciudad, fue apuñalada mientras se resistía al intento de violación de un grupo de bandidos.

Santa Teresa Zhang-He: madre de familia en la China de la rebelión boxer, que por no querer adorar a los ídolos, fue apuñalada hasta la muerte con sus dos hijos.

Santa Rosa Fan-Hui: maestra de catequesis en la China de la rebelión boxer, fue víctima de una violencia brutal, siendo apuñalada en la cara y en el cuerpo con espadas y cuchillos.

Santa Lang-Yang: joven madre catecúmena en la China de la rebelión boxer, fue atacada en su propia casa y atada a un árbol, donde la atravesaron repetidamente con una lanza, como aún respirara después de esto la quemaron viva con su hijo de siete años, Pablo Lang-Fu.

Rasalama: mártir protestante de Madagascar, que fue alanceada hasta la muerte durante la persecución de la reina Ranavalona I.

El atributo más característico de la mártir María Goretti es el chal con el que suelen cubrirle las heridas por puñal del pecho, vientre y espalda. Lienzo de la Santa en el santuario de Loreto, Italia.

Santa María Goretti: uno de los casos más brutales que se conocen fue el de esta niña campesina italiana, mártir de la pureza, que por rechazar el trato sexual con un joven que vivía en su casa, fue apuñalada un total de 14 veces en pecho, vientre y espalda con un punzón de hierro afilado. Los piadosos relatos que hablan de ella suelen obviar (o desconocen) el hecho de que la destripó por completo, aun así, no murió hasta pasadas 24 horas del horrible suceso, después de sufrir una intervención quirúrgica sin anestesia.

Beata Karolina Kozkówna: mártir de la pureza, por resistirse a una agresión sexual por parte de un soldado ruso en la Polonia de la II Guerra Mundial, fue apuñalada repetidamente en cabeza, piernas, manos, costado y cuello con una bayoneta; y luego abandonada a la muerte por desangramiento.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

9 pensamientos en “Martyrium: apuñalamiento

  1. La verdad es que impresionan estos relatos de martirio, me gustan mucho estas series que nos acercan a la forma de martirizar a nuestros Santos. La verdad es que no conocía cosas mínimas como en el caso de Santa María Goretti que había sido destripada, osea, nada más llegaba hasta las 14 puñaladas y allí quedaba; y tampoco que Santa Lucía fuera apuñalada en la garganta porque siempre he tenido entendido que fue degollada o sino decapitada (dos maneras que se oyen por allá y por acá y que son diferentes).

    • En realidad, Allan, lo más probable es que todas estas mártires de la Antigüedad muriesen decapitadas. El arte es más libre y por eso las ves a unas apuñaladas en la garganta, a otras degolladas, a otras directamente decapitadas… siguen el texto de las passio cuando no el libre albedrío del artista, pero ya sabemos que estas directrices siguen más la devoción que la realidad histórica.

  2. Gracias, Ana Maria, por este nuevo artículo de la serie “Martyrium”.
    Como ya no se qué decir acerca de estas monstruosidades, me escudaré loando la belleza de los lienzos y del relieve en bronce. Ante todo esto, parece que el fusilamiento es “una obra de misericordia”

  3. Queria preguntarte una cosa relacionada con lo que has comentado de Santa Maria Goretti,la pregunta es algo “brutal”,pero es para tenerlo claro.
    Dices que los piadosos relatos obvian que se la destripo por completo.
    Entiendo esto como que de las puñaladas en el vientre se le veian las entrañas,no?
    De la Beata Martir Karolina desearia que algun dia nos hablaras mas extensamente sobre su breve vida y proceso que la condujo a los altares.

    • Creo que no recuerdas que ya entré en detalles cuando le dediqué el artículo a María Goretti el año pasado. Allí ya especifiqué que Assunta se la encontró con los intestinos asomando a través de los labios de las heridas. Esto lo omiten quienes se empeñan en convertir a las mártires en ñoñas princesitas de cuentos de hadas, lo que no son.

      Y sí, espero escribir también sobre la Beata Karolina, pero no te podría decir cuándo.

  4. Ana pues solo felicitarte una vez más por estos detallados articulos sobre los diversos casso de martirio que existen, son muy esclarecedor porque la mayoría siemrpe nos hemos guiado por la iconografía habitual que muchas veces esta mal como en el caso de Santa Lucía o de otras santas, quiza comparado con otros martirio este pareciera menos “brutal” pero la verdad es que ser degollado por la garganta o ser atravesado por una espada debe ser un dolor espantoso y ni que decir el caso de Santa María Goretti que realmente es tan escalofriante como los casos de las mártires romanas

    • Exacto, debemos entender que una cosa es el arte, las passio y los relatos y leyendas piadosos, y otras la realidad histórica. Personalmente el apuñalamiento no es mejor que otros géneros de muerte y sí es bastante brutal, pero bueno, no vamos a ponernos a debatir sobre estas frivolidades. Simplemente tener en cuenta que la mayoría de veces, la pena aplicada era la decapitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*