San Gaspar del Bufalo: sacerdote y apóstol de la Preciosísima Sangre de Jesús

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa devocional del Santo. Ilustración contemporánea de O. Scarpelli.

Introducción
Hace unos cincuenta años fue distribuido entre casi todas las familias italianas una especie de revista pequeña titulada “Primavera Misionera”. A través de este simple instrumento de comunicación, San Gaspar, antes casi desconocido, entró en los corazones de una gran multitud de devotos, tanto en Italia como fuera de ella. A él recurrieron con fe y devoción, las personas enfermas y los carentes de toda ayuda. El respondió con amorosa intercesión, por lo que las gracias que se obtuvieron por su celestial intervención fueron muchísimas. Todo el mundo puede estar seguro de esto, tanto mediante su publicación en la revista a la que hemos hecho referencia, como visitando su santuario en Albano Laziale.

A través de “Primavera Misionera”, la santidad de San Gaspar entró en mi familia y posteriormente, en mi vida, antes como niño y ahora como sacerdote. Es un santo fascinante, enérgico, sorprendente, que ha dejado las huellas de su espiritualidad en mi vida, especialmente, la devoción a la Preciosísima Sangre de Jesús.
Una coincidencia entre la vida de San Gaspar y la mía se dió el 13 de junio: para el Santo es el día de su fidelidad a la Iglesia y al Santo Padre, con el rechazo al juramento de Napoleón y para mí, es el día de mi ordenación sacerdotal. Que el santo interceda por mi fidelidad a la Iglesia y a Cristo.

¿Quién es San Gaspar?
Con la bula “Quod hoc ineunte speculo”, el Papa León XII (1823-1829) el 24 de mayo de 1824, convocó a lo que pasaría a la historia como el único Jubileo del siglo XIX. El obispo de Gaeta, Mons. Francesco Saverio Buonuomo (1818 – 1827), invitó a Gaeta al más notable misionero apostólico del momento: Gaspar del Bufalo. Las reuniones de evangelización y preparación del Jubileo comenzaron el 5 de junio de 1824 cuando San Gaspar y el grupo de predicadores que le acompañaban, fueron recibidos por el obispo de Gaeta y por las hermandades laicas del distrito de Porto Salvo. Las predicaciones se realizaron en las parroquias de los Santos Cosme y Damián, Santiago y en la Catedral. Por algunos documentos se deduce que algunas intervenciones tuvieron que realizarse en las plazas ya que las iglesias eran muy pequeñas y no podían contener a todos los fieles que acudían con tal motivo.

El santo de Roma fundó en Gaeta la Confraternidad de la Preciosísima Sangre, con sede en la iglesia del Rosario y a ella regaló el crucifijo que utilizó para la misión: esta escultura, está hoy expuesta en la iglesia de la vía Aragonese en el altar lateral izquierdo. La misión evangelizadora en la ciudad de Gaeta duró varios días y prosiguíó posteriormente en el territorio de la diócesis: Itri y la Civita, Vallecorsa y Ponza. En el curso de esta misión gaetana, Gaspar del Búfalo intervino con éxito contra los carbonarios: tradicionalmente, los carbonarios en Gaeta tenían una “venta” en la vía Annunziata en la trastienda de la farmacia Porcellani y en el Archivo de la archidiócesis resultó que existian algunos documentos de algunos sacerdotes carbonarios.

Imagen y relicario del Santo venerados en la iglesia de San Marco d'Alunzio, Italia. Fotografía: Damiano Grenci.

En otras ocasiones, también el obispo Luigi Maria Parisio (1827-1854), llamó a Gaspar para otras misiones en Gaeta. En el mes de junio de 1829, el sacerdote y sus compañeros retornaron a la ciudad donde realizaron algunas celebraciones religiosas en diversos barrios de Gaeta; en el diario del Venerable Giovanni Merlini se recuerda la grandiosa celebración oficiada en la iglesia de la Santissima Annunziata y en la actual plaza.

De la misión de Gaeta en el 1829 queda el testimonio de la cruz utilizada por la misión con la inscripción que recuerda aquel evento. A esta cruz de madera, conservada en la iglesia del olivo o de la Natividad, se le ha añadido posteriormente una reliquia del santo: un pequeño trozo de la tela del hábito de San Gaspar del Bufalo con una descripción (1855).

San Gaspar nació en Roma el 6 de enero de 1786, siendo sus padres Antonio y Annunziata Quartieroni, y desde sus primeros años destacó por una vida dedicada a la oración y a la penitencia. Completados sus estudios en el Colegio Romano, en el 1798, se puso la sotana y se dedicó a organizar obras de asistencia espiritual y material a favor de los necesitados. A él se debe el nacimiento de la Obra de Santa Galla, de la cual fue elegido director en el año 1806. Ordenado sacerdote el 31 de julio de 1808, intensificó su apostolado entre las clases populares fundando el primer oratorio en Santa Maria in Pincis y especializándose en la evangelización de los “barozzari”, camioneros y campesinos de la campaña romana, que tenían sus reservas de heno en el Foro Romano, que era llamado “Campo Vaccino” (campo vacuno).

Mientras tanto, para la Iglesia corrían tiempos muy duros: en la noche del 5 al 6 de julio de 1809, el Papa Pío VII fue hecho prisionero y deportado. El 13 de junio de 1810, Gaspar se negó a realizar el juramento de fidelidad a Napoleón y fue condenado al exislio y posteriormente, a la cárcel, lo que sobrellevó serenamente durante cuatro años. Vuelto a Roma, en los primeros meses del 1814, después de la caída de Napoleón, puso sus fuerzas y su vida al servicio del Papa. Pío VII le ordenó que se dedicara a las misiones populares a fin de conseguir la restauración religiosa y moral. Como un medio eficaz para promover la conversión de los pecadores, para erradicar el espíritu de impiedad y de falta de religiosidad, promovió la devoción a la Preciosísima Sangre de Jesús, convirtiéndose en un ardiente apóstol.

En 15 de agosto del 1815 fundó la Congregación de los Misioneros de la Preciosísima Sangre, a la cual se inscribieron hombres de gran santidad como el Venerable Siervo de Dios Juan Merlini o Juan Mastai Ferretti, el futuro Pío IX. Asimismo, en el 1834 fundó el Instituto de las Hermanas Adoratrices de la Preciosísima Sangre, ayudado por la Beata María De Mattias, a la cual él mismo había llamado para llevar a cabo tal misión. Sostuvo con extraordinario coraje la amarga lucha que se movía tras las sociedades secretas, especialmente, la masonería. Pero a pesar de las amenazas y atentados contra su vida, nunca dejó de predicar abiertamente contra estas sectas, que eran los focos de rabia del secularismo ateo; combatió en su conjunto a las logias masónicas y nunca se cansó de advertir a la gente contra su propaganda satánica. Pero otra plaga atacaba al Estado Pontificio como al resto de las otras regiones: los robos.

Lienzo de la "Reina de la Preciosísima Sangre", advocación mariana de los Misioneros de la Preciosísima Sangre. Lienzo de la devoción de San Gaspar del Bufalo, venerado en la iglesia de Santa Maria in Trivio, Roma (Italia).

León XII, con el asesoramiento del cardenal Belisario Cristaldi, envió entre ellos a Gaspar, que con las armas de la cruz y de la misericordia evangélica, fue capaz de reducir la terrible plaga en los entornos de Roma, trayendo la paz y la seguridad entre los pueblos. Murió en Roma, el 28 de diciembre del 1837. Fue beatificado por San Pío X el 18 de diciembre del año 1904 y canonizado por el Venerable Pío XII, el 12 de junio de 1954 en la plaza de San Pedro.

En la iglesia de la Congregación en Albano Laziale, la primera capilla a la izquierda, está dedicada a San Gaspar del Bufalo. En este lugar, tras la balaustrada y el altar fue sepultado el santo después de su muerte, como ya he dicho, ocurrida en Roma el 28 de diciembre de 1837. Bajo el altar, detrás de una artística reja, está colocada la urna que contiene parte del cuerpo del santo. La capilla fue decorada por Cisterna con ocasión de la beatificación. Sobre el altar se encuentra la figura luminosa del santo, pintada por Giovanni Gagliardi. Los dos ángeles de bronce, que se encuentran a cada lado del altar, son obras del escultor G. Roscili. Otra parte de las reliquias del santo se encuentran en Roma en la iglesia de Santa Maria in Trivio, en la zona de la Fontana de Trevi.

San Gaspar es el patrón de la ciudad de Sonnino (Latina), casa de los bandidos, que Gaspar salvó de la completa destrucción. En la bella ciudad de San Marco D’Alunzio (Messina), a causa de una gracia de conversión y un extendido culto popular, desde hace unos años se celebra la novena al santo y la misa con procesión el día 21 de octubre.
Al santo están dedicadas en Italia dos parroquias, una en Roma y la otra en Ancona:
– Parrocchia S. Gaspare del Bufalo, Via Brecce Bianche, 60131 Ancona (AN)
– Parrocchia S. Gaspare del Bufalo, Via Borgo Velino, 1, 00179 Roma

Una curiosa coincidencia en la vida de San Gaspar: nació el día de la Epifanía y murió el día de los Santos Inocentes, dos fechas que están relacionadas con la vida evangelica.

Concluyo con un pensamiento del papa San Juan Pablo II sobre el santo: “Cuando San Gaspar del Búfalo fundó vuestra Congregación en el año 1815, mi predecesor Pío VII, le pidió ir a donde ningún otro podría ir… por ejemplo, le pidió que enviara misioneros a evangelizar a los bandidos que en aquel tiempo tanto arrasaban las zonas de Roma y Nápoles. Confiado en que la solicitud del Papa era una orden de Cristo, vuestro fundador, no dudó en obedecer, aunque el resultado fue que muchos lo acusaron de ser demasiado innovador. Lanzó las redes en las aguas profundas y peligrosas e hizo una pesca sorprendente”.

Vista de la imagen yacente en bronce que recubre la tumba del Santo. Iglesia de Santa Maria in Trivio, Roma (Italia).

Oración a San Gaspar
San Gaspar, tú que has amado a la Iglesia perseguida y en el nombre de Jesús aceptaste el exilio y el oprobio; te pedimos intercedas hoy por la Iglesia: ayúdanos a discernir como vivir y promover el mensaje del Evangelio. Haz que estemos unidos a ti, para que nuestros corazones tengan verdaderamente compasión por los pobres y por los abandonados. Aumenta en nosotros el amor por la Sangre de Cristo hasta el punto de que estemos dispuestos a renunciar a nuestra propia vida. Damos gracias a Dios por tus buenas obras y por tu ejemplo. Fortalece nuestra unión contigo para que no solo no nos debilitemos sino que nos fortalezcamos cada vez más en nuestra vocación para gloria de Dios y la salvación de nuestros hermanos. Amén.

Damiano Grenci

Bibliografía y sitios:
– AA. VV. – Biblioteca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi) – Voll. 1-12 e I-II apendice – Ed. Città Nuova
– C.E.I. – Martirologio Romano – Libreria Editrice Vaticana – 2007 – pp. 1142
– Grenci Damiano Marco – Archivo privado iconografico y hagiografico: 1977 – 2011
– Sitio Web cpps-joomla.it
– Sitio Web golfotv.info
– Sitio Web open-site.org
– Sitio Web wikipedia.org
– Sitio Web preghiereagesuemaria.it

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “San Gaspar del Bufalo: sacerdote y apóstol de la Preciosísima Sangre de Jesús

  1. Bendiciones para usted, Padre Damiano -si puedo llamarlo Damiano a secas, qué mejor 🙂 – que San Gaspar del Búfalo y todos los santos sacerdotes intercedan por usted y por todos los ordenados.

    A lo que voy. Este es un santo que también desconocía hasta ahora y en lo “sencillo” se destacó. Me asombró que fuera contemporáneo del Emperador Napoleón y del Papa Pio VII, personajes que cambiaron el rumbo de la Historia, y si bien Napoleón tuvo lo suyo en pro y en contra, del papa fue sin duda el rescate de la Compañía de Jesús, aunque lamentablemente no apoyó la Independencia de las colonias americanas de los reinos europeos -sin duda, política e intereses de por medio-. Otra observación que va a pregunta: ¿ser masón es incompatible con ser católico? Conozco al menos un médico que pertenece a ambas organizaciones. Tampoco es que crea que los masones están detrás de las supuestas “conspiraciones mundiales”, pero dudo mucho que por ser masón estés en contra de la iglesia o de la fe. En fin, muchas gracias por el aporte y bendiciones.

  2. Alejandro, meteré la cuchara.

    La masonería y ser Cristiano no pueden ir de la mano juntas, son varios los pontífices que han escrito sobre ello.

    El papa Pío IX, en una carta dirigida al Obispo de Recife, Brasil, el 24 de mayo de 1873, escribía un texto que no permite duda alguna sobre la excomunión a la que se expone todo católico que se afilie o adhiera a la masonería. Ese texto explica lo siguiente “Después de la orden expresa de la Iglesia, tantas veces repetida y acompañada de severas sanciones, después de la divulgación de los actos de la impía secta que ponen en descubierto sus verdaderos designios, después de las perturbaciones, las calamidades y las innumerables ruinas provocadas por ella y de las cuales no se avergüenzan de gloriarse insolentemente en públicos escritos, no existe más excusa alguna para aquellos que en ella se inscriben”.

    – Benedicto XIV, en su encíclica Apostólici Próvidas, del 18 de mayo de 1751, estableció la excomunión y condenó el materialismo, el carácter secreto, el juramento y las tendencias revolucionarias de la masonería.

    Pío VIII, en su encíclica Tráditi, del 24 de mayo de 1829, dice que los masones, “por los maestros que introducen en los colegios y liceos, forman una juventud a la que se aplican las palabras del papa San León Magno: ; que, “rompiendo el freno de la verdadera fe, abren el camino a todos los crímenes”.

    – León XII, en su constitución apostólica Quo graviora, del 13 de marzo de 1825, afirma que la masonería, “enemiga capital de la Iglesia Católica, ataca con audacia sin límites los dogmas y los preceptos más sagrados de la Iglesia”. Señala los estragos causados por la masonería “en los centros de estudios, donde introduce maestros de perdición”; suplica a los gobernantes que combatan a tales conspiradores, que “no son menos enemigos del Estado que de la Iglesia”; y recomienda a los fieles el huir de tales hombres que “como hijos primogénitos del demonio son las tinieblas de la luz y la luz de las tinieblas” y señala que “son diferentes sociedades que, aún aun llevando distintos nombres, están aliadas entre sí por el lazo criminal de sus proyectos infames”.

    – San Pío X, en el consistorio del 20 de noviembre de 1911, al referirse a la Revolución de Portugal, condenó a la masonería al afirmar que “tiene por objeto el oprimir al catolicismo”, y en su primera encíclica, E suprermi apostolatus, del 4 de octubre de 1903, afirmó que con la extensión de la masonería “bien podemos prever que sea el comienzo de los males anunciados para el Fin de los tiempos y que el Hijo de Perdición (es decir, el Anticristo) -del cual nos habla el Apóstol- está ya sobre la tierra”. También estableció que “nada hay más detestable, ante Dios y frente al orden cristiano, que esta secta malvada” y afirmó: “Estoy convencido de que cuanto se ha publicado con respecto a esta asociación infernal no ha revelado toda la verdad”.

    – Pío XI, en su encíclica Charitate Christi Compulsi, del 8 de mayo de 1932, previene contra las insidias de la masonería: “Las sociedades secretas que están siempre prontas para apoyar la lucha contra Dios y contra la Iglesia, de cualquier parte que venga, conducirán ciertamente a todas las naciones a la ruina. Esta nueva forma de ateísmo, mientras desencadena los más violentos instintos del hombre, proclama con cínico descaro que no podrá haber paz ni bienestar sobre la tierra mientras no se haya desarraigado hasta el último vestigio de religión y no se haya suprimido a su último representante”.

    Y e internet podrás encontrar mucho más información acerca de la postura de la Iglesia en contra de la Masonería.

    Daminao, en cuanto a San Gaspar escuché hablar de él cuando estuve en el Seminario que por cierto lleva el nombre de “La Preciosísima Sangre de Cristo” y es ahí donde escuchamos hablar de san Gaspar. ¿Algunas gracias que te acuerde por intercesión de San Gaspar que nos puedas hacer el favor de relatar?

  3. Estoy con Alejandro. Personalmente no comparto esa visión negativa y peyorativa de la masonería y desde luego, calificarlos de satánicos no es sólo totalmente excesivo, sino alejado de la realidad. Los masones eran algunos ateos, otros gnósticos, la mayoría anticlericales, pero… Satánicos? Vaya calumnia más incongruente.

    La mayoría fueron y siguen siendo personas cultas y librepensadoras que optan por agruparse para reflexionar y debatir sobre la realidad por su cuenta. Ése es todo el problema que los Papas, la Iglesia y los dictadores y opresores políticos han tenido y siguen teniendo con ellos: que son librepensadores a los que no se puede dominar.

    Por cierto, Emmanuel, teóricamente un masón puede ser creyente, pero no puede llevar sus creencias a la logia. Así es como funcionan, digan lo que digan los Papas. De ahí que no tenga sentido llamarlos satánicos: ningún culto particular es admitido en la logia.

    Desde aquí mis saludos y respetos a todos los masones, y entre ellos, al gran escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez.

    • Ana Maria sabes perfectamente que los masones no creen en Dios y que desprecian y no respetan a los creyentes.
      Solo se basan en el raciocinio (lo que se puede demostrar) y en la ciencia.
      Del tema de ser satanicos lo dudo,eso ya es novelesco,pero desde luego han hecho mucho mal a lo largo de la historia.
      Tampoco creo que hayas hecho bien en dar tus saludos y respetos a todos los masones..realmente no se a que venia.

      • Y, qué mal han hecho, si puede saberse? Yo todo lo que he oído de malo sobre ellos son bulos y calumnias alentados por aquellos que se dedicaron a perseguirlos porque no podían controlarlos ideológicamente, como con el resto de la sociedad.

        Como comprenderás, yo, como historiadora, no puedo prestar oídos a bulos y calumnias.

  4. Pues yo nunca los he llamado satánicos y eso que se me hace exagerada la expresión. Yo solo expresé lo que han expresado algunos sumos Pontífices acerca de la masonería.

  5. Que tal a todos:
    Pues vaya polémica que ha desatado la Masonería en este articulo de nuestro San Gaspar, yo pienso que puede haber buenos y malos masones como bueno y malos cristianos, en ambas organizaciones hay fanáticos, radicales y también gente que busca el bien común. Creo que tal vez por su carácter un tanto oculto de las logias ha dado pie a tanta especulación.
    En fin solo Dios tiene la última palabra…. en cuanto a nuestro Gaspar confieso que no sabia nada de el y mucho menos de la Familia Religiosa que el fundó, aunque en México, durante mi adolecencia conocí un sacerdote que se decía Misionero de la Preciosa Sangre, y del que guardo inapreciables recuerdos!
    Saludos a todos….

  6. La Carboneria è stata una società segreta rivoluzionaria italiana, nata nell’allora Regno di Napoli durante i primi anni dell’Ottocento su valori patriottici e liberali. Alcune volete i carbonari erano anche massoni.

    La Chiesa cattolica ha sempre criticato la concezione mistica propria della massoneria, dichiarandola incompatibile con la propria dottrina,[19] anche perché la massoneria, in Italia e in altri paesi, si è storicamente associata a personalità e movimenti anticlericali.

    La Dichiarazione sulla massoneria della Congregazione per la Dottrina della Fede approvata dal beato Giovanni Paolo II il 26 novembre 1983. Essa ribadisce la condanna e la diffida relativa all’appartenenza, venendo così a costituire interpretazione autentica del canone 1374.

    Il Codice di Diritto Canonico, promulgato dal Beato Giovanni Paolo II nel 1983, nel quale tuttavia non appare più la parola massoneria; nel canone 1374 si stabilisce che «chi aderisce ad una associazione che complotta contro la Chiesa sia punito con una giusta pena; chi poi tale associazione promuove o dirige sia punito con l’interdetto»

  7. Damino, yo al igual que Abel también tengo curiosidad por saber quienes fueron o son los carbonarios.
    De venerado San Gaspar de Bufalo si que sabia algo, yo personalmente lo comparo con San Felipe Neri por ser ambos reevangelizadores de la Roma de aquellos tiempos tan difíciles.
    De este Santo puedo decir que he contribuido mucho a extender su devoción por el gran numero de estampas que he propagado, y en mi ultima visita a Roma visite la Iglesia de Santa Maria in Trivio donde están parte de sus reliquias, es una Iglesia bastante pequeña pero a la vez preciosa por toda la ornamentación y también por el entorno privilegiado donde se encuentra.

  8. Le sacre spoglie del Santo apostolo del Preziosissimo Sangue sono a Roma e ad Albano Laziale.

    La Diocesi di Roma ha nel suo proprio diocesano la memoria del Santo il 21 ottobre.

    Certo San Gaspare fu un grande evagelizzatore del popolo romano, ma anche di molte località del Lazio.

    All’inizio operò con altri sacerdoti romani sensibili alla questione del popolo, poi nacque la congregazione.

    Tra i suoi discepoli c’è il Venerabile Giovanni Merlini.

    Se qualcuno è interessato i Missionari vendono una statuetta del Santo

    http://www.cppsita.it/cpps/components/com_virtuemart/shop_image/product/Statua_di_S._Gas_4c5725b36ac60.jpg

  9. Preghiera al Venerabile Don Giovanni Merlini
    O Santissima Trinità , con tutte le potenze dell’anima mia adoro la vostra maestà infinita e ringrazio la vostra bontà per i doni e i privilegi concessi al vostro servo Don Giovanni Merlini , ardente di zelo per la salute delle anime e apostolo indefesso del Sangue Prezioso .
    Vi prego di volerlo glorificare anche qui in terra , e per questo vi supplico di donarmi ,per sua intercessione , la grazia che umilmente chiedo .
    Amen.

    Tre Gloria Patri.

    (Roma , 3 Febbraio 1964 – Nihil obstat Nicolaus Ferraro , S.R.C. Ads. Fidei Sub Promotor Gen.)

  10. Damiano, muchas gracias por el artículo sobre este santo, a quien conocia por nombre pero no sabía nada de su vida e intensa predicación es un gusto conocer la vida de tan gran santo. Por otro lado sobre los masones yo tengo una conocida que es de la masonería y sinceramente es una mujer muy católica, a cada rato hace rosarios en su casa etc etc, yo siempre me eh preguntado como pueden compaginar ambas cosas, pero parece que no le causa ningún problema. Aun así es interesante todos aquellos puntos de vista de los Papas al respecto.

  11. Hola me recomendaron a San Gaspar, para que realizara el día 28 de diciembre (osea Hoy), una oración que la verdad no he podido encontrar, tengo la bendición de tener un hijo que aun no habla, apenas tiene 2 años y medio y apenas esta en la edad que empiezan a hablar, sin embargo sera que nuestro hijo mayor hablo al año 8 meses y ni quien lo pare.

    me habían dicho que hacer la oración a San Gaspar hoy y simular con una llave la apertura de la boca simbólicamente para que hable, si alguien sabe al respecto agradezco su colaboración y le agradezco a Dios que todos sean bendecidos aun más.

    Excelente año 2014

  12. ¿Cuán de cierto son las lecturas y oraciones del Rosario a la Preciosísima Sangre de de Nuestro Señor Jesucristo entregado por Nwoye?
    ¿Está aprobado por la Santa Sede todos estos mensajes que Nwoye recibe o ha recibido según él; de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra Santa Madre María?
    Hoy en día es muy importante ser prudente y cuidadoso en todos estos menesteres; debido a que el maligno muy mañosamente y astutamente nos confunde; porque es conocedor de nuestras flaquezas y miserias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*