Beato José Sánchez del Río

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Dibujo del Beato muy próximo a su fisonomía real.

A raíz de la película “Cristiada”, que en este 2012 vio la luz en las pantallas del cine, la figura del Beato José Sánchez del Río ha traspasado las fronteras mexicanas. Con este breve escrito se pretende dar a conocer el testimonio de su vida y aclarar algunos puntos que su creciente popularidad ha creado en torno a su fama de santidad.

El beato nace el 28 de marzo de 1913, en Sahuayo, Michoacán, en pleno caos de la Revolución Mexicana iniciada en 1910 y que derrocó al presidente Porfirio Díaz quien llevaba 30 años al frente de la nación. Aunque Díaz era liberal no aplicó la saña anticatólica en el “porfiriato”, como se le llamo a su mandato. Con la Revolución triunfó también la miseria, el anticlericalismo acervado y la lucha de poderes. Este es el contexto donde se desarrolló la infancia de nuestro beato.

A pesar de la inestabilidad política y social de la nación es necesario destacar que las familias mexicanas se mantenían fieles a la fe católica y que las asociaciones para seglares prosperaban en toda la nación, floreciendo también el apostolado en todos los estratos de la sociedad mexicana. En los hogares verdaderamente cristianos se rezaba el rosario y se formaba en la fe con el catecismo y los libros de piedad. José Sánchez tuvo el privilegio de vivir en una familia con hondas raíces cristianas por lo que no es de dudar que en el seno del hogar se forjo el temple de futuro soldado de Cristo. Sus padres Don Macario Sánchez y Doña María del Río lo educaron cristianamente junto con sus dos hermanos mayores, Macario y Miguel, y su hermana menor María Luisa.

En 1917 entra en vigor una nueva Constitución política redactada por un grupo minoritario y excluyendo el sentir general de la nación; leyendo la nueva carta magna se veía venir una intolerancia extrema hacia la Iglesia Católica mexicana. En los años siguientes los abusos hacia la libertad religiosa de los mexicanos se recrudecerían con actos esporádicos pero sin una persecución oficial.

Por la inestabilidad política, la familia Sánchez del Rio emigro a Guadalajara, donde Joselito, como cariñosamente se le decía, recibió la primera comunión y continuo su educación. Se destaco por su devoción mariana, indiscutible prenda de salvación. José perteneció a las vanguardias de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana (ACJM), grupo apostólico importante en la resistencia contra la persecución religiosa.

Antiguo sepulcro del mártir. Se diseñó como el de las catacumbas con una placa estilo paleocristiano. Se cubrió con la imagen yaciente de Santa Cecilia. La inscripción en latín dice: José Sánchez del Rio, pequeño e inocente como Tarsicio, pero con la fuerza de Sebastián. Se sometió a la muerte por Cristo.

En 1926 el Presidente Plutarco Elías Calles, conocido masón y anticatólico, procuró aplicar las leyes persecutorias hacia la Iglesia legislando en favor de ideas anticlericales y dando su plácet para una persecución tacita en toda la nación. La Iglesia ante la imposibilidad de ejercer el ministerio cierra los templos con aprobación del Papa Pío XI. En poco tiempo los levantamientos contra el gobierno suceden en el territorio nacional, pero de manera especial en los estados del centro del país.

Al estallar la revuelta por la libertad religiosa los fieles se sintieron con el deber de defender la realeza de Cristo en México. Su arenga fue ¡Viva Cristo Rey!, por lo que fueron conocidos como cristorreyeros y luego como cristeros. Macario y Miguel, los hermanos mayores de José engrosaron las filas del ejército libertador con la venia de sus padres bajo las órdenes del Gral. Ignacio Sánchez Ramírez, líder de la resistencia local. Por su corta edad a José no le fue permitido entrar en la guerra a pesar de su insistencia por ser un soldado de Cristo.

En Guadalajara tuvo oportunidad de conocer el testimonio del martirio del Beato Anacleto González Flores y frente a su tumba pidió la gracia del martirio. Su madre al fin cedió dejarlo marchar hacia las filas cristeras por las palabras que el futuro mártir le dijo: “Nunca ha sido tan fácil ganarse el cielo como ahora”.En 1927 José se alineó en las huestes cristeras bajo las órdenes del Gral. Prudencio Mendoza integrándose al grupo liderado por el Gral. Rubén Guízar Morfín cercano a Cotija, Michoacán. El trabajo de José era el servicio a la tropa y posteriormente debido a su disciplina, su edificante piedad y fidelidad a la causa cristera se le concedió ser el abanderado del regimiento.

Lugar del martirio y sepultura en el panteón de Sahuayo. Se construyo un memorial en torno al lugar de la ejecución. Los fieles dejan exvotos, juguetes, peticiones, fotografías, veladoras y estatuas de gallos.

El 6 de febrero de 1928 se dio una batalla y el caballo del Gral. Guízar murió al ser alcanzado por un proyectil. Joselito cedió el suyo diciéndole: “Mi general, aquí está mi caballo. Usted hace más falta a la causa que yo”. El general acepto titubeante y José continuo disparando al enemigo hasta que la carga de balas se terminó. Fue hecho prisionero y llevado a Cotija donde se destaco por su valentía y firmeza frente a las amenazas y promesas de libertad de parte de los federales, lo que nos recuerda los testimonios de los mártires de la Iglesia primitiva. Con él fue aprendido otro joven llamado Lorenzo, de origen indígena.

El 7 de febrero los dos jóvenes son conducidos a Sahuayo y puestos a disposición del Diputado Federal Rafael Picazo con la orden de pasarlo por armas. Picazo era padrino de José y muy cercano a la familia Sánchez, dos de sus hermanas eran religiosas adoratrices. El diputado pidió por la libertad de su ahijado una gruesa cantidad de dinero que la familia del mártir estaba dispuesta a pagar pero que José rechazó debido a que ya había ofrecido su vida a Cristo. La gota que colmo el vaso de sus verdugos fue la matanza de gallos en la parroquia por parte del beato, ya que Rafael había importado desde Canadá gallos finos de pelea los cuales deambulaban en el templo profanado. Joselito indignado por esta falta de respeto a la casa de Dios ahorco los gallos y los colgó en el comulgatorio. Esto bastó para enfurecer más a los soldados.

El 8 de Febrero los dos jóvenes son llevados muy de mañana a la plaza principal. Lázaro es colgado y José presencia todo. El cuerpo de Lázaro es entregado al encargado del panteón que se da cuenta que el joven no ha muerto. Lo esconde en su casa y a los pocos días el joven regresa con los cristeros. José continuo encerrado en el baptisterio parroquial. Quienes lo visitaban le veían tranquilo, aceptando la muerte y de continuo rezando el rosario y cantando alabanzas. En estos días recibió la Eucaristía escondida entre los alimentos que le llevaban, era el viatico para el viaje definitivo.

Parroquia de Santiago, Sahuayo. Altar lateral con la urna de las reliquias del Beato.

El 10 de febrero le fue anunciada la sentencia de muerte. Escribe a su tía María Sánchez su última carta en la que describe con alegría el deseo del martirio. Ya avanzada la noche los verdugos le desollaron las plantas de los pies con afiladas navajas. La gracia del Espíritu Santo con su fortaleza obraba en este mártir para edificación de los fieles y asombro de los enemigos de la cruz. Es conducido descalzo por las calles de Sahuayo hasta el panteón municipal, durante este viacrucis el joven iba llorando y rezando, se podían escuchar su gritos de vivas a Cristo Rey y a la Virgen de Guadalupe.

Una vez llegando al cementerio le señalaron su tumba y los soldados apuñalearon con saña al joven. A cada golpe respondía con un fuerte “¡Viva Cristo Rey!”. Ya agonizante se le pregunta con sarcasmo: “¿Qué quieres que le digamos a tus padres?”. El mártir solo logro decir: “¡Que nos veremos en el cielo! ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Santa María de Guadalupe!”. Un disparo termino con su vida y allí mismo fue sepultado.

En la mente de los fieles José Sánchez fue mártir, la gracia obraba en el e independientemente del hecho de su martirio su vida era la de un autentico discípulo de Cristo. Sus restos reposan hoy en la parroquia de Santiago Apóstol en Sahuayo, en el mismo lugar donde estuvo preso.

El 20 de Noviembre de 2005, curiosamente aniversario 95 de la Revolución Mexicana, José Sánchez fue beatificado con otros 11 mártires mexicanos en Guadalajara, Jalisco.
Los atributos iconográficos del nuevo beato son: Palma, ropa típica de la época, descalzo con los pies desollados y un gallo (en alusión a los que ahorco).
Aunque su nombre es José, se le llama José Luis ya que durante su estancia con los cristeros adopto un segundo nombre para dar seguridad a su familia.

La película “Cristiada” ha hecho más conocido a nuestro beato pero de una manera distorsionada. Primeramente en el contexto histórico que aparece en el film y las situaciones que no vivió. Lo que mas choca al espíritu cristiano es el presentar al mártir como irrespetuoso frente a un sacerdote y en otro episodio como ladrón y mentiroso. En esto no hay consonancia con la vida de piedad y de virtud de Joselito que se atestigua por quienes en vida lo conocieron.

Aparte hay un error lamentable que circula entre el internet. Se presenta la fotografía de un adolescente con traje militar como si fuera la verdadera foto de José. Esta foto no es del beato, corresponde a un militar.

Urna con imagen yaciente del beato y una de sus reliquias. Expuesta en la capilla donde celebró el Santo Padre Benedicto XVI en León, Guanajuato. Acompañan al Sumo Pontífice el nuncio apostólico en México y el arzobispo local.

Como siempre hay voces que se levantaron para condenar su glorificación. Alegaron que tomo las armas, que era cristero. Voces que no expresan ni el sentir del pueblo ni la tradición constante de que sufrió con heroísmo sobrenatural la tortura y el martirio. En Sahuayo se le dice “Niño Mártir”, “Joselito”. En su honor se han compuesto himnos, corridos (especie de coplas con rima y música propias del folclor mexicano) y homilías. Es presentado a la juventud como modelo de entrega a Cristo frente a las adversidades. Se encuentra a la espera de un milagro para acceder a la canonización.

Poncho

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

63 pensamientos en “Beato José Sánchez del Río

  1. Parece ser que es el beato con mayor resonancia en el extranjero que los demás beatos, cuya beatificación fue el 20 de noviembre de 2005 en Guadalajara.

    Tengo entendido Poncho que lo que más le dio coraje a nuestro Beato es que hicieron pelear a los gallos sobre el altar, de ahí que los matara por la noche José Sanchez.

  2. Había oído hablar sobre él y algo también he leído. A Dios el juicio, así que no voy a poner en cuestión donde pueda estar el chico ahora, ni tampoco el sentido de sus actos de piedad. Pero me pasa algo con su historia y la de muchos cristeros, asi como la de muchos ‘santos’ guerreros. Sí, estaban dispuestos a morir por Cristo, pero también a matar por Cristo, y eso me resulta indefendible, injustificable, y para nada cristiano (¿dónde dejaron la amonestacion de Cristo a Pedro cuando hirio al criado). La cristiada fue un episodio terrible, de vergüenza para las autoridades civiles y religiosas, porque ambas llevaron culpa. La historia de este muchacho me llena de tristeza, porque si bien sus actos de piedad pueden parecer ejemplares, su ansia de ir a la bola, su manejo de las armas en batalla para defender a un militar, su gesto violento con los pobres gallos, me hacen pensar que de haber tenido la oportunidad, no habría dudado en ponerle una bala en el cuerpo a sus captores a quienes veia no como hermanos sino como enemigos. Y estamos de acuerdo en que eso no es en nada cristiano. Pobrecillo, hijo de sus circunstancias, que explican más no justifican. Ojalá llegue el día en que los cristianos dejemos de ver como enemigos a quienes a veces nos ponen a prueba, para que sea el amor y no las armas la única vía válida para resolver cristianamente las circunstancias de la vida y la historia; para no calificar a nadie como ‘enemigo de la cruz’, sino como hermano, de cuya cruz hacernos cirineos.

  3. Lamentablemente siempre me tachan de insensible y acido en mis comentarios, pero tengo que poner sazon al caldo. Nuestro beato Joselito es junto con el P. Pro de los mas conocidos en el extranjero pero ha sido por la publicidad. Respecto a lo de matar por Cristo es una visión un poco inexacta. En nuestro ambiente católico contemporaneo de flores y chocolates, el tomar las armas por la causa de la fe es una locura. Lamentablemente vivimos en un pacifismo cobarde y sin pizca de heroismo. Los cristeros, los guerreros de Cristo tomaron las armas como ultima medida frente a los abusos del gobierno. Fueron necesarias las armas no solo para defender la libertad religiosa con los derechos sociales de Cristo, sino tambien para salvaguardad la integridad de la familia, la soberania, la libertad básica yen légitima defensa. Si se ve en esta visión se puede ver un justificante que roza en el heroismo.

    • Que fueron necesarias las armas? Lo dudo mucho, para defender a Cristo solo queda el amor, pacifismo cobarde? Concuerdo con Ana María el pacifismo nunca es cobarde, entonces dirías cobarde a San Cristóbal Magallanes, que incluso no esta de acuerdo con esta forma de “defender”, que ganaron con las armas, y los obispos se quedaron en silencio

  4. Pacifismo cobarde? El pacifismo nunca es cobarde, es lo más valeroso y difícil de conseguir de este mundo. Lo que sí es fácil, cobarde a mansalva y la prueba es que se hace más, es coger el arma y matar, y encima tener la cara de decir que lo haces por Cristo, como los cruzados medievales.

    Lo siento, Poncho, pero no estoy nada de acuerdo con lo que dices y la beatificación de este chaval guerrillero, asesino de personas y animales, me parece una barbaridad indefendible. Éste es el tipo de equivocaciones con los que la Iglesia está justamente perdiendo su credibilidad en el s. XXI.

    Y el Papa que tanto habla de “construir la justicia, la reconciliación y la PAZ” bien podría sentarse a reflexionar antes de proceder a este tipo de beatificaciones o de dejarse fotografiar junto a sus efigies o reliquias.

    “Venid a mí, que soy manso y humilde de corazón.”

    “Padre, perdónales, que no saben lo que hacen.”

    “Bendecid a vuestros enemigos, y no los maldigáis.”

    “Os dejo mi paz.”

    Quien no cumple con esto no es digno de Aquel que lo pronunció.

    • Estoy completamente de acuerdo contigo, Ana María. La fe no necesita ni armas ni soldados que vayan al frente de batalla a defenderla, basta con nuestras convicciones y la actitud que tomemos ante los así llamados “enemigos” de la fe, que en realidad no saben lo hacen.

      El caso de este niño no es el único, como bien puedes intuir y sabes. La guerra cristera en México es un episodio tan punzante y sin embargo, se le ha equiparado a una cruzada medieval en los ambientes más conservadores del catolicismo mexicano, cuando se sabe que la mayoría de los obispos de aquella época no autorizaron la lucha armada -aunque hubo sus dos excepciones- y ni digamos que hubo sacerdotes en la leva, con el rosario en la mano, la cruz al cuello y el fusil en la otra. Y los cristeros no fueron los atletas de Cristo que se pintan y este película lo retrató muy parcialmente -¿Qué se esperaba de un estudio de filmación pro-católico?- en la escena de la quema del vagón del tren lleno de pasajeros -ordenada por un cura General-, omitiendo que también mutilaron las orejas de los profesores rurales “socialistas” -sí, el gran “enemigo” del cristianismo- y violaron mujeres y niños en sus escaramuzas. Ya en la misma época los obispos condenaron la búsqueda voluntaria y la provocación del martirio y mejor optaron por el silencio y las negociaciones.

      Podría decir lo mismo del Pbro. Miguel Agustín Pro, del que se tiene sospechas de su participación o al menos conocimiento en el atentado con coche bomba contra el presidente electo Álvaro Obregón -que también es un personaje muy controvertido y que tiene lo suyo-, vehículo, por cierto, propiedad de su hermano, que prestó “sin saber” para lo que sería usado; y también fue fusilado el mismo día -¡Sorpresa! No es oficialmente mártir aunque murió por la misma causa-.

      Releí el artículo y me pareció muy raro que no hicieran mención del postulador de la causa de este niño. ¿Adivinan quién? ¡Marcial Maciel! -¿más credibilidad restada quieren?-

      En fin, dejo a la Iglesia hacerse bolas y me quedo con el mensaje de Jesús -pacifista y pacífico no cobarde-. Saludos.

      • De las muchas inexactitudes sin fundamento de tus comentarios retomo esto:
        – Los cristeros, en general, tenian una moral intachable. Las excepciones de esto solo confirman la ley.
        – Cietamente la fe verdadera no necesita armas… pero la defensa de mis derechos, de mi libertad para profesar la fe verdadera y salvaguardar mi integridad puede necesitar armas en legitimo derecho.
        – Fueron mas de 2 las mitras que apoyaron a los cristeros.
        – No hubo sacerdotes de leva. Hubo algunos sacerdotes que si tomaron las armas, pero se cuentan con una mano. Entre ellos P. Jose Reyes Vega llamado el Pancho Villa con sotana.
        – La preguntas que formulas y que la manejas muy tendenciosamente se puede contestar de otra manera y no a tu criterio. Yo contestaría… Que lo que se debe esperar de un film católico no es solo una apología de hechos sino ante todo ayudar a la vivencia de la fe por medio del cine como lo recuerda el inmortal Pio XII.
        – Las cortadas de lengua y ´martirio`de profesores (no maestros) socialistas fue posterior a la cristiada y los mismos padres de familia lo hacian. Debes situarte en el contexto historico y no desde los umbrales del siglo XXI para emitir juicios tan señalados.
        – Hubo cristeros que si violaron mujeres… eran pasados por las armas… lee la cristiada de Jean Meyer.
        – En varios años de investigación no tengo datos de que los cristeros violaban niños como tu dices… pasame los datos para anexarlo a mis archivos… o tal vez la moda de atacar a los catolicos con casos de violación permeo en la historia.
        – ´Podría decir lo mismo del P. Pro….¨ ¿Qué…? mataba, violaba niños…. al parecer no comenzó bien el parrafo y el conector linguistico da mucho para interpretar.
        -Está mas que provado que el P. Pro no se metió en el atentado contra Obregón.
        – Se canoniza a quien tiene fama de santo, no a improvisados. Aunque ahora despues de medio siglo de dictadura polaca la Iglesia esta volteada y sin abogado del diablo.
        – Aunque fuera Macial Maciel, Sara García, Tongolelé o incluso yo o tu el postulador de una causa eso no tiene nada que ver con el personaje en cuestión.
        -Ciertmaente el fundador de los legionarios estuvo interesado y al pendiente de la causa, los mismos legionarios apoyaron la causa pero no recayó exclusivamente la postulación y vicepostulación en el famoso Maciel.

        Las palabras con firmeza, fundamento, argumento y sustento… datos y referencias… No solo verba, PAX

  5. Yo a ese niño lo veo muy bien situado en la cultura del Antiguo Testamento, en el “ojo por ojo” o en “el que a hierro mata a hierro muere”, pero su actuación no la veo para nada inmersa en el “amad a vuestros enemigos, a los que os persiguen o calumnian”.
    Que un niño que toma voluntariamente las armas, que está dispuesto a matar, que de hecho masacra a animales inocentes, se nos ponga como modelo de vida, me parece el colmo del despropósito vaticano, un verdadero insulto a nuestras inteligencias.

    Nos horrorizamos cuando vemos imágenes de niños soldados en algunos países del Tercer Mundo y subimos a los altares a uno que hizo prácticamente lo mismo. Ni ponerse en su contexto histórico ni cuentos de camino, ni en defensa de la familia, de la fe, de la Iglesia, ni puñetas que valga. Es una tergiversación total del mensaje de amor del evangelio y, para colmo de despropósito, se nos pone como modelo de vida.

    Yo quiero a un niño como Domingo Savio, Laura Vicuña, Tarsicio y muchos otros niños santos que de verdad han vivido la cultura cristiana del amor, pero no a quienes para “salvar esa cultura” hacen exactamente lo contrario.

    Para mi no es modelo de nada, no es ningún ejemplo a imitar, es un auténtico sarcasmo compararlo con San Tarsicio y, aunque no se donde estará – solo Dios lo sabe como dice Moisés – seguro que si se acerca a Francisco de Asís, éste sale corriendo.

    Nuestro verdadero modelo “fue como cordero llevado al matadero”, “oprimido y afligido, no abrió la boca” y si la abrió fue para decir “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Lo martirizan y disculpa a quienes lo hacen “porque no saben lo que hacen”. Ese es mi modelo, a ese quiero parecerme. Este niño, por muy beato que sea, cuanto más lejos, mejor.

    • Antonio, también estoy completamente de acuerdo contigo. Y tu analogía con el Antiguo Testamento me parece muy correcta. Sospecho que el cristianismo aún tiene que liberarse de esa carga que el propio Pablo de Tarso combatió con sólidos argumentos. Y sí, también imaginé a los niños de África vestidos a medias de soldados, con su camuflaje y sus AK-47 al hombro, enceguecidos por una ideología trastornada y de nada valen las justificaciones del contexto histórico: el mandato de Jesús es de ayer para hoy y siempre, aunque los cristianos hemos hecho cada cosa.

      Sin duda santos como Francisco de Asís, Ignacio de Loyola y tantos que participaron en las guerras tienen lo suyo, ¿habríamos de hacer lo mismo que con este muchacho? Siendo justo…

      En fin, en México la exaltación de los “mártires de Cristo Rey” está pasando y sólo pesan en los ambientes más conservadores y tradicionalistas, en otros pasa completamente desapercibido y no reciben mayor culto.

      Inteligentes tus apreciaciones. Saludos.

      • Solo reciben culto donde aun se conserva la fe católica. México ya no es católico como otrora fue. Bien dice un amigo: Mexico es guadalupano, pero no católico. Admiro a quienes honran y propagan la devoción de los santos y mártires mexicanos.

  6. Bueno, tod vemos las cosas desde nuestra optica y nuestro angulo. Durante la persecución religiosa en México se cometieron atrocidades y la via pacifica (no la pacifista) no funcionó. No hay que imaginarnos a José Sánchez como un fanático o un asesino, sino como lo que realmente era, un cristiano convencido. Es en este contexto en que vivio su estancia con los cristeros. Sirviendo a Dios en las trincheras. Tomar las armas por una causa justa no es contrario al Evangelio. Si así fuera creo que nadie recordaría a San Sebastían y a otros santos militares. La vivencia del Evangelio es diferente en cada cultura sin contraponerse a valores cristianos necesarios. El pacifismo cobarde al que me refiero es el anteponer una paz a costa de cualquier cosa incluso de la justicia. Diferente es el que busca la PAZ, que es, como dice San Agustín, la tranquilidad en el orden. En el México otrora católico el hecho de tomar las armas por una causa justa y noble no era contemplado como una opción contraria a la fe. Ciertamente frente al perseguidor se puede doblar el cuello y ofrecerse a la muerte como lo hicieron el anciano Eleazar y los 7 hermanos, pero también esta el levantarse como Matatías y los Macabeos. Ambas opciones son heroicas desde su propia razón, la primera por la de una configuracion de aceptación de la muerte a semejanza del Cordero de Dios. Pero la segunda tambien es loable ya que se reclama por el sentido común de supervivencia y por la justicia. En ambas hay caridad y la expongo en este ejemplo muy sencillo. Si estoy delante de una persona que me va a asesinar y las opciones son unicamente dos o matarlo o que me mate… ¿cómo actuaría un cristiano? La primera opción, la mas heroica sin duda, es dejarse matar. Pedir perdon a Dios por las propias culpas y dejarse matar antes que matar a alguien de quien se sabe vive en pecado y que con su muerte es casi segura su condenacion. La otra opción es la legitima defensa, que aunque hay una muerte no se considera asesinato. Respecto a los gallos que Joselito mató, situemonos en contexto del coraje que sentía el beato, recordemos tambien las gallinas que mató San Francisco de Sales en su coraje por no hacer nada al ver que en su casa había de visita unos protestantes. Bueno sería situarnos en el contexto, en esa realidad y hacer el juicio de hechos in situ. Hoy se les tira la bola desde los umbrales del sigo XXI y se les juszga muy fácil. En lo personal como católico no le llego a los talones a los cristeros que matenían una ferrea disciplina y una moral inachable en sus campamentos y que no eran asesinos. Que daban la oportunidad de los sacramentos, de la amnistía, del perdón, pero tambien seguian reglas marciales justas. Olvidar esto y quedarnos en las flores y el chocolate no es justo para aquellos hermanos en la fe que murieron por Cristo y que gracias a ellos aún somos cristianos en México. Totamente en desacuerdo con el comentario que dice que la epopeya cristera es un episodio vergonzoso. Si no se esta en esa circunstancia es dificil desde afuera emitir un juicio. Conocí a varios veteranos cristeros en USA y puedo decirles que su corazón no los movia al odio y al asesinato, una fe sencilla, pero mas firme que la de un teologo moderno, les impulsaba a defender lo unico que tenian: Dios, Patria, Familia y libertad. Que en todo sea Dios glorificado.

    • Me temo, Poncho, que los ejemplos de San Sebastián y los santos militares de la Antigüedad no sirven para justificar el matar por Cristo en los siglos contemporáneos, como tampoco en la Edad Media.

      Esos Santos, en todo caso, eran militares sirviendo al Imperio, pero no decían matar en nombre de Cristo ni para defender la causa de Cristo. Murieron por Él, pero no mataron por Él.

      En cuanto al Antiguo Testamento, mejor ni lo citemos porque muchas cosas que en él se leen pertenecen más a la idiosincrasia de la cultura hebrea que de la cristiana, algunas directamente en contradicción con el mensaje de Cristo.

      Sin embargo, sí que me quedo con uno: quinto mandamiento de la ley de Dios: “No matarás”.

      • Aclaré puntualmete que una cosa es matar y otra es defenderse. Si la légitima defensa es contraria al evangelio, nuestra fe es falta de sentido común. Los cristeros no mataban solo por Cristo, fueron orillados a tomar las armas como último recurso para defender no solo su fe cristiana, sino tambien sus tierras, su familia, su libertad. Estupido el que no tomará las armas ante tal situación. Habrá que vivir en una ranchería en Mexico para comprobar que no eran asesinos, sino padres, hermanos, hijos, esposos, que amaban a sus familias y no eran una horda de matones. Orgulloso de la gesta cristera, no por el dolor y la muerte, sino por los nobles sentimientos de mi patria.

        • ¿estupido el que no tomará las armas dices?, entonces llamas estupidos a mártires cristeros que se negaron a tomar las armas como San Cristóbal Magallanes o Santo Toribio Romo?, dejame decirte Poncho que la facción armada de la cristiada aunque muy respetable y tenían sus razones nunca fue del todo aceptada por la Iglesia, tanto así que al llegar a los acuerdos con el gobierno la iglesia se desentendio por completo de los generales y demás. Creo que asi como muchos decidieron tomar las armas, muchos decidieron seguir las enseñanzas de “dar la otra mejilla” como varios de los santos mártires y eso no los hace estupidos.

          • Aclaré tambien que el tomar las armas no era para todos. Ese de que es estupido no tomar las armas lo es por el hecho de que hay familia que defender, independientemente de la libertad religiosa. Deberia saber que el gobierno federal traia a campesinos con promesa de tierra y ellos eran los que arrebataban los campos a los fieles. Loco el que no es capaz, en sus posibilidades, de hacer lo que pueda por defender a su familia. Espero este bien aclarado esto. Explique que no todos eran para martires abnegados y no todos para empuñar las armas. Sobre la jerarquía mexicana de la época lameto decir que no estuvieron a la altura de la situación que la Providencia presentaba. Algunos obispos eran amigos cercanos a los perseguidores de la Iglesia, habia generales que mataban cristianos pero que los domingos tenian misa en sus casa. Aun así creo que en el día del Juicio, Nuestro Señor nos mostrará con amplitud toda la gesta cristera. Se necesita tener famila para comprender lo que dije sobre tomar las armas para defenderla.

          • Si Poncho, pero una cosa es hablar de padres de familia que estuvieron en la cristiada y no hablar de santos mártires como el beato José, que aunque tuviera madre, padre etc, no tenía una familia de esposa e hijos “que defender”, el que se metiera en la facción armada “por querer ganar el cielo” lo siento algo forzado porque vamos los mártires que no tomaron las armas también se ganaron el cielo y no tuvieron que estar apoyando a la facción armada, desgraciadamente en esa época se pensaba que si morias por la cristiada aun peleando te ganabas el cielo, si asi sucedio o no , solo Dios lo sabe, pero el que muchos de ellos fueran con esa idea no quiere decir que los ejercitos cristeros estuvieran llenos de “santos heroicos” , de hombres muy valiente no me queda duda, pero de santos lo pienso dos veces.

  7. Cité dos ejemplos veterotestamentarios con los Macabeos, ahora menciono los dos del nuevo. Tenemos nuestro modelo de vida mas excelente en Cristo. Le podemos ver como el cordero llevado al matadero, pero no le olvidemos con el látigo expulsando a divinos golpes a los mercaderes del templo. No cuestionaría sobre la caridad a aquel que es el amor mismo. PAX.

    • Y también dijo, “No he venido a traer paz sino espada”; lo que no justifica el matar en su nombre. Aparte de esos dos episodios aislados en los que seguramente Nuestro Señor perdió la paciencia con la dureza de la gente a la que predicaba, su mensaje general y global nada tiene que ver con esto y me parece injustificable el coger esto con pinzas para excusar al que mata en nombre de Dios. No hay excusas.

      • Nadie justifica matar en nombre de Cristo. Se justifica unicamente el hecho de que no es contrario a la vivencia del evangelio matar en légitima defensa. SI Nuestro redentor usó los golpes para expulsar a los mercaderes y se ofreció con sencillez al matadero ambas acciones divinas son admirables. Se tiene que ser inteligente en la imitación. La comparación de los Macabeos en lo referente a dos opciones ante una injusticia no es propia de la mentalidad hebrea y contraria a la cristiana. Es natural ante convicciones profundas (martirio de Eleazar) y como último recurso (Matatías y sus hijos). Dios no llama a todos a ser martires y no todos son capaces de actuar en defensa. José Sánchez ejempilifica las dos acciones. Una cosa mas… cuando estaba en la cárcel acepto con resignación la muerte… y no acepto las condiciones de libertad. Dice alqguien que comento por aqui que si hubiera tenido oportunidad habría matado a un guardia… yo haría lo mismo.

        • Matar en legítima defensa es aún cometer asesinato, para mí no es un cristiano convencido, es un fanático, quien lucha con las armas aunque sea para defender la fe, es un fanático, en legítima defensa, jajaja, defensa de qué, del Evangelio, o de los intereses del clero, la Cristiada es un episodio controvertido en el que se conetieron atrocidades poe ambos bandos, ya no hablemos del padre Vega, sino de El Catorce, de Gorostieta, o acaso no recuerdan el famoso asalto del tren devla Barca, en el que murieron no solo militares sino civiles que no tenían nada que ver, nuestro beato, por mas que piadoso sea no lo veo ni lo veré jamás como modelo de conducta, Cristo reconoce a sus soldados cuando luchan con el amor, con la paz y con el ejemplo, no con rifles ni espadas, eso me suena sinarquista, anti cristiano, e ilegítimo

  8. Poncho excelente tu articulo.
    Conocia un poco por encima la vida de este joven,martir cristero.
    Yo no opino como la mayoria de mis compañeros,aunque algun que otro punto comparto.
    Como si no hubieran habido santos que en momentos de su vida “ya convertidos” no hubieran realizado algun gesto o acto que pudiera parecer o ser despreciable.
    Esto viene por el hecho de que matara a los gallos,cosa que me espanat,pues soy un gran amante de los animales,aunque entiendo lo que pensaba el joven al verlos por alli en la iglesia y que lso tuvieran para peleas de gallos,cosa que deseo que algun dia desaparezca del todo.
    Le han llamado guerrillero asesino de personas,creo que eso es algo bastante grave,y ademas no hay nada demostrado.
    Con la de santos que hay que en sus vidas mataron directamente o enviaron a la muerte a otras personas…y son santos de los mas conocidos,no quiero dar nombres para no armar un escandalo.
    Creo en las virtudes de este joven martir y deseo que llegue a ser canonizado.
    Por cierto Poncho,el otro joven,Lorenzo¿sobrevivio tras su regreso con los cristeros o murio?

    • ¿Te espanta que matase gallos, y no te espanta que matase personas? En el artículo se dice claramente que disparó al enemigo hasta quedarse sin munición. Al texto me remito.

      Desde luego, llamarlo “pequeño e inocente como Tarsicio” como se lee en ese sucedáneo de epitafio catacumbal, no sólo es de mal gusto sino hipócrita hasta la médula. Desde luego, la comparación es injusta para el pobre Tarsicio…

        • O sea que, según tú, si tiras a matar pero no matas, el pecado de intentar matar se desvanece porque no has matado. Madre mía, madre mía.

          Hay algo que se llama tentativa de homicidio, es una figura legal jurídica; y significa que aunque no hayas matado, el intento ya te hace culpable.

          Si yo intento darte un puñetazo pero fallo, tú no te ofenderás, ¿no? Como sólo lo he intentado…

          • ¡Que no disparara a matar queria decir Ana Maria!
            Nadie querria tener a un asesino como santo,aunque hubiera matado en el transcurso de un conflicto y demas historias.
            ¿Sabemos si San Francisco o San Ignacio de Loyola mataron a alguien durante las batallas o guerras en que participaron?
            Que conste que no dudo de su santidad,pero de todo ha habido en la viña del Señor.

  9. Hola. En gustos se rompen géneros. En mi tierra son muy populares las peleas de gallos. Sobre Lorenzo, llamado Lázaro, no tengo datos exactos de su vida después de la cristiada o si murió en batalla. Interesante saber que paso con él. Si a José Sánchez se le ha beatificado no es por haber sido cristero, sino a pesar de ello.

  10. Por los Clavos de Jesucristo !!!!!!

    Pero qué cosas leo jejeje!!! Hace falta más conocer esos acontecimientos de los años 30s en México y como bien dice Alfonso fueron cuestiones que se arrastraron desde la Revolución Mexicana y que perduraron casi hasta los años 80s con gobiernos anticlericales.

    Alguien planteó la cuestión de “Defenderte (¿Matar al otro?) o dejarte morir” si alguien te agrede???? En lo personal YO ME VOY A DEFENDER. No creo que tirando a matar al otro pero si no queda más remedio probablemente lo haga. Yo nunca he estado en estas circunstancias; no se si alguno de los que han comentado lo hayan estado. Pero en lo personal yo me defenderé pues mi vida vale más que la del otro si está en peligro por culpa del otro por quererme agredir. (Esto yo creo). Ni que fuera boca abierta para quedarme así como así cruzado de brazos. El instinto de sobrevivir ¿Quién lo puede negar? ¿Ignorar?

    Matar en el nombre de Dios!!!!! seguimos en las mismas cosas. Aún existen problemas entre Cristianos con Protestantes (solo por mencionar) y de naciones ni hablemos donde se dan estas cosas. Pero a la vez creo que cada quien ve de diferente forma el Evangelio. ¿Acaso lo ve igual Juana la Cotona que el Teólogo? ¿Qué el místico? ¿Qué el filosofo? ¿Qué un hombre lleno de caridad? ¿Otro de fe? ¿o un extremista? Lo más importante es que el Evangelio se encarne en nuestro ser; de ahí la importancia de la oración, del estudio de nuestra fe, de ejercer la caridad.

    Pero como un dato curioso en mi diócesis cuando los cristeros peleaban en las faldas del volcán de Colima, los heridos por balas inclusive heridas en pulmones y otros órganos y estando en condiciones precarias recobraban demasiado pronto la salud que inclusive en un mes ya estaban de pie!!!!!!!! hay varios testigos de esto que por lógica ya no viven pero fueron documentadas ¿Por qué sucedería esto? Ellos defendieron su fe como creyeron que era correcto. Ahora bien una cosa es ser cristero (aquellos que tomaron armas) y otra cosa son los mártires que no tomaron las armas o voluntarios que servían a los cristeros y que no tomaron las armas, se supone que ha esta última mención (tenía entendido que era el Beato José). En mi diócesis tenemos por lo menos las reliquias de 25 mártires en las criptas de catedral, y solo uno está canonizado San Miguel de la Mora (artículo publicado el 7 de agosto) por nuestro compañero Antonio. Entre ellos hay un sacerdote que llevaba escolta cuando fue aprendido y otro que llevaba un arma cuando lo hicieron preso, motivos por los cuales no tuvieron proceso de canonización. Además ¿Acaso Sn Francisco de Asís no fue a la guerra? ¿San Ignacio de Loyola? (Sin Comentarios). ¿Y los veneramos? y ambos como grandes Padres de dos Ordenes Religiosas.

      • No mataban por Cristo, sino en legitima defensa. En lo personal me gustaria tener las agallas de este joven tanto en la fe como en la valentía. José Sánchez es mártir a pesar de su participación activa en la guerra cristera. Admiro su heroismo y su fe, sobrenatural por supuesto. Si somos serios y sin dejar a un lado la piedad debemos recordar que los santos se forjan y que a pesar de la acción de la gracia en su vida continuan teniendo elementos propios de su caracter o defectos. Volviendo a San Francisco de Sales, al exumar su cuerpo el higado estaba destrozado, fue amable pero conservo su ma genio hasta el último día de vida. Si matar gallos por celo, tal vez indiscreto. Los santos no son personas de otro mundo, son de carne y hueso.

      • Abel o que tal las calenturas de nuestro Padre San Agustín???

        Y a mi me encanta leer a San Agustin, lo quiero y aprecio mucho como uno de mis santos predilectos.

  11. Para quienes lo hayan hecho:
    Comparar a San Francisco y San Ignacio con este beato es confundir la velocidad con el tocino.
    No se si alguno de los tres llegó a matar o no, pero cuando Francisco e Ignacio fueron a la guerra fue mucho antes de su conversión. Cuando siguieron a Cristo, cambiaron radicalmente, se dieron la vuelta como se le puede dar la vuelta a un calcetín.
    Este niño beato, estuvo en la guerra – que posiblemente creyó justa – , participó en ella y precisamente por esto, lo cogieron y mataron. Lo cogieron “in fraganti” y pagó las consecuencias, cosa que yo, desde luego, no justifico en absoluto.
    Desde que Francisco e Ignacio dejaron las armas hasta que murieron pasaron muchos años de oración, penitencia, realización de milagros, etc. No son casos ni remotamente parecidos.
    Y sobre la Cristiada me callo porque no conozco el tema suficientemente, pero seguro que hubo de todo como en botica, igual que en la guerra del 1936 en España.

    Una última cosa: creo que está bien generar este debate y te doy la bienvenida, Poncho.

    • Muy acertado comentario. No se puede meter todo en una misma bolsa. En tiempos de caos como lo es una guerra hay de todo. Lamentable los que tachan de fanaticos a los cristeros, lamentable los que los idealizan en general como soldados de Cristo, lamentable los que quieren hacer un medio sin justicia. Los juicios sobre la historia son siempre debatibles y mas cuando se implican cuestiones de canonización. He cumplido con hacer el artículo donde no se esconden esos detalles meramente humanos cuestionables. El debate sigue y es muy enriquecedor.

  12. Esos Santos que mencionais, Ignacio de Loyola, Francisco de Asís, matarian antes de su conversión, no después de ella. Por qué no tomar de ejemplos a San Juan de Dios, que toda la vida se dolió de las vidas que había quitado?

    Y cómo podéis decir que era en legítima defensa? En legítima defensa de qué? Yo tampoco me dejaría matar sin defenderme pero de ahí a ser una guerrillera va un trecho, o no?

    No sé, pero me parece que tratais de justificar lo injustificable. Toda vida es sagrada y para un cristiano más debe serlo.

    Una observación final: que en el pasado sé haya venerado o canonizado a santos con episodios dudosos no significa que actualmente eso siga valiendo. Las mentalidades cambian a lo largo de la Historia y lo que valía para entonces no vale para ahora. La Iglesia y el Papa actuales dicen ser adalides de justicia y paz y como tal deberían comportarse.

    • Vale vale

      Si esto se pone caliente. Para empezar no comparo a ningún santo con el beato. Y si hablamos de conversión. Si mal no recuerdo está aquel soldado que se arrojó al agua cuando vio regresarse a un Ángel al cielo y murió mártir. Me refiero al hecho de los 40 mártires de Sebaste. ¿Acaso esa no es una conversión en el último instante? Y vaya que sus demás compañeros llevaban días sumergidos en aguas heladas. Y no lo digo yo. Así me lo se.

  13. Poncho te doy la bienvenida al blog y pues el beato José la verdad me era bastante desconocido aunque eh leído una que otra biografía suya, yo estoy de acuerdo en gran parte con lo que dicen Antonio y Ana, eso si no le quito el merito de su vida piadosapero eso no justifica el que fuera guerrillero, por otro lado lo de los gallos no me sorprende, quizas seria bueno revisar los archivos sobre su canonización y ver que dicen respecto a su periodo en la fácción armada de la cristiada supongo que alguna razón debe haber para haberlo beatifico y quiero creer que no simplemente por “que´México tenga un beato más”

    • Gracias por tu comentario. Primero, Joselito no era un guerrillero y a el no le movio interés patriotico, sino el deseo de irse al cielo. No tomo las armas, era el encargado del servicio a los cristeros en el campamento. Luego era el abanderado (porta estandarte). Todos en tiempo de guerra llevan pistola, es de ley. Sobre los procesos de canonización despues de las reformas hay mucho que desear. Anteriormente una canonización o beatificación revestía un caracter excepcional. En la actualidad es cosa de dos veces al año y algunas con graves interrogantes.

      • Pues si todo eso es como dices lo hubieras explicado mejor en el artículo, porque en el artículo dices claramente que el estuvo disparando y eso quiere decir que fue con intención de matar a alguien, pero si dices que el nunca uso tales armas creo que debes dejarlo bien en claro.

        • Hola. Las fuentes dicen que estuvo disparando, descargo toda su arma. Al parecer fue el unico momento en que la uso. Porque recordaras que solo sirvio a los cristeros como ayudante y luego como abanderado. Respecto a eso de `desgraciadamente en esa epoca se creia…` lamento decir que la lucha armada se justifica, incluso en la defensa de la libertad de culto, cuando es la última opción, en el caso de México si fue la última opción. Muchos iban a la cristiada sin armas, solo iban para que los mataran, decian: `pumm… y el cielo¡¡¡`. La idea de José Sánchez era la misma, ´ Ahora esta barato el cielo…´ un balazo y listo. Se debe considerar no solo su estancia en la cristiada sino tambien su proceso espiritual anterior, asi como su desempeño al servicio de los cristeros a los que edificaba con su piedad y ejemplo. No han parado a considerar el hecho de que acepto la muerte con resignacion y no acepto las ofertas para recibir su libertad. Quien dice que si hubiera tenido la oportunidad de escapar y matar para huir lo hubiera hecho, no hace mas que supuestos. Tuvo oportunidad de huir, tuvo oportunidad de aceptar una amnistia, tuvo oportunidad de ser libre con el dinero que cobraban, no lo hizo, se preparo a bien morir y entrego admirablemente su vida. Quienes hablan de conversion de otros santos militares, no podia esto aplicarse a Joselito en su estancia como prisionero de los federales? olvidar que fue cristero y tomar como punto de partida su ofrecimiento de la muerte en la prision? eso es tamiben un supuesto. Pax¡

          • Disculpame Poncho que no tome en cuenta lo de su encarcelamiento etc, pero es que la situación es parecida a la de Miguel Hidalgo, quien también tuvo oprtunidad de aceptar amnistia muchas veces etc etc y no lo hizo y acepto con reginación la muerte y no por eso lo vamos a canonizar, yo por eso no me interese tanto por lo de su martirio, si es admirable su enteresa, su espiritualidad como lo dije. Mira que la lucha armada se justifica quizas desde el punto de cvista social e historico si, pero te repito estamos habland de un beato que se venera en los altares, por lo cual entonces pasa a verse desde el punto de vista biblico, teologico, espiritual etc. Yo nunca he dicho que la facción armada no tuviera razones suficientes para levantarse en armas, pero si se me hace extraño la situación de este beato desde el punto de vista espiritual catolico.

  14. Te agradezco Poncho que nos hayas presentado la vida de este Beato Mexicano, yo no la conocía, así como tampoco conozco todo este conflicto velico de la Cristiada, por esa razón no puedo mostrar mi opinión al respecto, pero si modestamente opino que el Beato se movió mas por intereses patrióticos que por religiosos ( a Dios no se le defiende disparando y gastando toda la munición, desde mi punto de vista).
    En todo caso también tengo que decir que admiro su valentía a la hora de soportar el encarcelamiento, las amenazas y las torturas, etc y como Andre supongo que alguna razón habrá para que sea Beato ¿ se habrá dado un milagro entre sus devotos?.

    • Aclaro que no fue movido por patriotismo, venganza o por interes para alinearse con los cristeros. Su motivo fue irse al cielo. Hay que ver el proceso completo para ver los testimonios sobre su vida. Sobre los milagros no he encontrado algo fundamentado para justificar la beatificación, la cual fue promovida por la diocesis de Zamora. Los Legionarios de Cristo fueron muy activos en su promoción. Ante tantas preguntas habría que reflexionar en la conveniencia de volver a tener un Promotor de la Fe (Abogado del Diablo) en los procesos.

  15. Hablar sobe el tema de la Cristiada es muy dificil, tanto como hablar de la Guerra Civil de 1936 en España. Sin embargo, aunque tarde, quisiera comentar que una cosa son los cristeros y otra nuestros santos y beatos ártires mexicanos. El 27 de enero próximo se me ha permitido exponer el tema de la Sierva de Dios María de la Luz Camacho. En la intoducción hago un explicación de por qué se dio esta guerra y aclarando muchos puntos que ustedes hoy han discutido. Lástima que la biografía de este Beato haya salido antes. Quiero decirles que yo temía este tipo de discución puesto que fuera de México no se conocen lo suficiente estos hermanos nuestros y mucho menos se entiende nuestra historia, ni nosotros los mexicanos la conocemos y nos preucupamos por que se diga la verdad. Si bien el niño Luis estuvo en un grupo cristero, no tomo las armas, era trompeta. Y si disgusta el hecho de que mató unos gallos por el coraje de la profanación del altar, no menos habría que decir que una vez san Juan Bosco salio de caza una vez y luego de haber matado a la presa, arrepentido nunca volvio a hacerlo. LA iglesia propone ejemplos a seguir en las vidas de los santos, pero no puede impedir al santificarlos sus errores. Vaya, San Pedro negó a Cristo, santa Margarita de Cortona vivía en unión libre, San Pío X golpeó a su hermana…
    Creo como católico y mexicano, independientemente de la lucha cristera, que los santos y beatos víctimas en estos turbulentos hechos, son santos porque murieron dando testimono de su fe. Estoy convencido que gracias a esa sangre y ese valor por proclamar a Cristo Rey y a nuestra señora de Guadalupe, la fe cristiana, la religión católica tiene la libertad para profesarse en este pais. Si la sangre de Cristo nos ha obtenido el ser hijos de Dios, esta sangre, como dice Tertuliano, es semillade nuevos cristianos. Lástima que nosotros no estemos a la altura de producir por lo menos un tanto porciento de frutos de vida eterna. La historia nos demuestra que lamentablemente es en tiempos de guerra y no paz, cuando los creyentes reaccionan y se esfuerzan por demostrar y vivir su fe. Y lo digo por las persecusiones romanas, las de los vándalos, enlas guerras del religión de la reforma y contrareforma, en Europa, Japón, Corea, Vietnam, México, España, Polonia, los paises del este, en todos estos casos se hallarán casos particulares, tal vez incomprenciones, pero en todos ellos, la Iglesia se ha cerciorado de que quien ha sido elevado al honor de los altares ha muerto coo Cristo, víctima del odio y perdonando, con la seguridad de que su muerte nos alienta a reafirmar la fe y a vivirla bien.
    Quiero aclarar que los mártires mexicanos no tienen un culto local y apagado. esta creciendo y se está fortaleciendo. No creo que sea diferente de otros santos y más de la antigüedad. Poco a poco, de ser cultos locales, se hicieron “internacionales”. Asi pasa con ellos, de que nos falta conocerlos, es cierto, pero ellos solos se hacen propaganda. Como santo Toribio Romo, de quien hace pocos días se hizo la traslación de sus restos hacia su nuevo santuario, acompañado por varios miles de fieles. Que el ejemplo de nuestros santos y beatos mexicanos, y la de tantos y tantos hermanso nuestros, incluso de otras iglesias cristianas, nos ayuden a imitar a Cristo. El estudio de la hagiografía, si no nos hace como Cristo Jesús, es estéril.

    • Humberto, te comento que ya existe un artículo sobre las cusas y hechos que originaron la guerra cristera el cual fue escrito por mi el año pasado, y que seria bueno pusieran un pingback desd eeste artículo para queines tengan dudas al respecto lo releean. Por otro lado sobre el culto a los santos de la cristiada, pues hablaras por ti y por la región en la que vivas que no se cual será, pero aca en el sureste mexicano, estos santos de la cristiada son completamente desconocidos pero ni San David Uribe que fue parroco en mi ciudad es recordado ni con una placa si quiera y ni que decir todos los demás mártires que fuera de una que ptr aparroquia que tengan sus estampas no son recordados para nada y jamás eh escuchado de nadie que les sea devoto, ni conozco capilla o templo dedicado a ellos en esta zona, quiza en Jalisco, Michoacán y esos estados del centro donde fue la gran mayoría de ellos si se este incrementando el culto y de ser así que gran gusto pero no en todo el país es el caso.

      • Lo que dices de San David Uribe es cierto, yo visite hace años su tumba y es casi desapercibida. No es cuestion de que sean taquilleros como San Judas o San Charbel, sino que sean propuestos a la veneración. Lamento informarte que si hay devotos de San David en otras partes de Mexico. Conoci a un sacerdote pariente del mártir y difunde la devoción. En algunos altares supe que sus reliquias fueron colocadas en el ara y su imagen puesta a un lado junto con los otros martires sepultados en el altar para saber quienes son los que estan alli.

        • Poncho ¿porque lamentas informarme? como si me causara malestar el que San David sea venerado jajajaja , todo lo contrario, pero osea yo estoy sguro que debe tener devoción pero yo hice alusión especificamente a mi diócesis y mi ciudad de Villahermosa, de donde el fue parroco unos años y donde no se le recuerda ni venera en lo absoluto, lo que deja ver que la iglesia al menos aqui tiene poco o nulo interés en proponer a la veneración a nuestros santos propios.

  16. Poncho por cierto,que se me habia pasado por alto darte la bienvenida como colaborador al blog.
    Con un articulo que por cierto,es de los que mas comentarios ha tenido por el debate que hemos tenido.
    Yo les diria a los que no estan de acuerdo con la beatificacion de este joven…¿alguien duda de que la Congregacion para la Causa de los Santos hubiera beatificado a alguien que hubiera matado a alguien de la forma que fuese?
    Estoy completamente seguro de que el caso fue estudiado como es debido y el mismo Poncho nos ha aclarado que era el portaestandarte.
    No era ningun asesino de personas.

    Esto me recuerda el caso del joven Siervo de Dios Ismael de Tomelloso,en proceso de beatificacion,que por el hecho de ser “obligado” al estar en territorio de dominacion roja a coger las armas se dijo que seguro que habria matado a alguien..
    Y como yo explique eso no fue asi,su caso esta bien estudiado y por eso va viento en popa,deseo que pronto tenga la ocasion de anunciaros su beatificacion 8si Antonio no se me adelanta,jejeje).

    • Ciertamente Joselito llevaba la bandera y era el de la trompeta. Hay quienes dicen no estar de acuerdo con su glorificación porque deducen que si le dieran un mauser lo usaría como cualquier cristero. El hecho es que esto no paso y no se juzga por supuestos un proceso sino por hechos concretos. Trataré de investigar mas al respecto para despejar dudas sobre el proceso de canonización.
      En lo personal no apoyo el actual modo de canonizaciónes lo que me hace dudar de algunas causas y el hecho de meter gente buena, piadosa pero no heroica en lista de espera. Si aun existiera el Promotor de la Fe (abogado del Diablo) no habría tantas canonizaciones y beatificaciones anualmente.

  17. yo solo les pido leer la vida de san Pablo, acaso ya tenemos derecho de juzgar como hubiésemos actuado en el momento de estar presente, y que hacemos por las injusticias yo creo que ni siquiera una oración para pedir por nuestros hermanos necesitados. y así nos creemos con derecho de juzgar.

  18. Estoy completamente de acuerdo con Poncho, debemos ponernos en el contexto histórico de este pequeño mártir, pues no solo defendían su fe sino también su patria, quizás muchos no lo entiendan pero aquí en Paraguay que vivimos la Gran Guerra de la Triple alianza en que nuestros tres países vecinos se unieron para exterminarnos territorial y culturalmente, a la falta de hombres guerreros que casi en su totalidad murieron durante esa guerra defendiendo nuestra soberanía y de mujeres también, los niños y ancianos tomaron las armas. Y a consecuencia de esto tenemos en nuestra triste historia a los a los héroes niños mártires de Acosta Ñu que dieron la vida por defender al Paraguay. También lo comprendemos pues tenemos en nuestra historia reciente un largo régimen dictatorial en el cual se han violado innumerables derechos humanos que causo un sin de crímenes, ejecuciones y hasta hoy desaparecidos, aún en la actualidad tenemos víctimas de esta tirana dictadura que si no fueran por las armas aun hoy la tendríamos.

  19. Poncho:

    El desarrollo de tu tema es exquisito. Te agradezco que hayas publicado este relato sobre el Beato. He leído los comentarios, y muchos tienen un sentido de la historia bastante diferentes y deficientes, y se debe en gran medida al tipo de educación que hemos recibido en este país. Ánimo, sigue escribiendo. Dios te bendiga.

    [email editado por razones de seguridad]

  20. Que barbaridad… PONCHO repites una y otra vez que esos actos fueron en legitima defensa! Entonces cualquier delito pudiera pasar por una buena obra: ejemplo, si alguien no tiene para comer y roba esta bien?. Lo unico que siempre debemos tener presente en nuestras vidas son los mandamientos que DIOS nos dejo y por ningun motivo (llamese defensa o como se llame) debemos faltar a ellos !!!!

  21. Creo que el juzgar solo le corresponde a Dios…. y en el caso del Valiente Beato Jose Sanchez del Rio, Gloria a Dios porque aun siendo practicamente un niño tuvo el corage, la valentia, de defender su fe, su familia, lo que el queria y sobretodo nunca renegar de su fe en Cristo Rey y Ntra Madre Santisima, corage que a muchos nos falta, y que en su lugar muy seguramente cobardemente hubiesemos renegado d ntra fe.

    y no debemos dejar pasar por alto que a la Iglesia no es guiada por hombres sino que contamos con la permanente asistencia del Espiritu santo. Por tanto el Papa tiene toda la autoridad conferida por Cristo para elevar o no a los altares a este Valiente Niño….. Ya si muchos no aceptan este poder conferido a ntra Iglesia, ay de ellos, que no confian en las promesas y en el poder de Dios…

  22. No Se como puede ver jente tan mal agradecida, estos hombres y ninos dieron su vida por nuestra relijion, Si el govierno de ese tiempo consigiera lo que queria Vieran acavado con Los Catholicos y tu fueras un testigo de jiova o de otra relijion aver Si un dia algien te viola o te Mata a tus padres o hermanos y tu Los perdonas y vas a su corte y dices que Los liberen por que lo que paso era el plan de dios!?! Como ay Angeles ay diablos y Si Los Angeles Se dejan Se Los tragan vivos. So ay que castigar a Los que Se lo meresen. Yo no soy nadien pa jusgar a las personas pero Si a sus akciones.

    • Lo que dices es una completa contradiccion. “Hay que castigar a los que se lo merecen”, ¿y quién se lo merece? ¿Quién decide quién se lo merece y cómo hay que castigarle y por qué se lo merece? Luego dices que no hay que juzgar a las personas. No tiene ningún sentido.

  23. Paz paz pero a veces no te dejan otra opción más que la guerra y ese fue el caso de la guerra de la Cristiada en 1926. Mis parientes participaron activamente en esta guerra y créanme ellos no querían la guerra pero no les quedó de otra. Plutarco Elías Calles no dejó ninguna opción al diálogo y la diplomacia. Esta guerra fue inevitable.

  24. Estuve leyendo, aunque un poco tarde todos los comentarios sobre este Santo, y me quedé ingratamente sorprendida e indignada.
    Tengo entendido que él nunca participó en la guerra matando a nadie, y no creo que ninguno de nosotros puede juzgar a otro por situaciones que gracias a Dios no nos han tocado vivir.

    Leer su biografía en otro lugar me hizo llorar, y creo que solo Dios le dio la fuerza para a pesar de todo lo que sufrió no renegar de su fe.
    Debajo el milagro que permitió su reciente canonización
    https://www.aciprensa.com/noticias/conozca-el-milagro-que-permitira-canonizacion-de-nino-cristero-de-mexico-87720/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*