Comentario a la leyenda de Santa Filomena (VII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Ejecución de la Santa. Fresco neoclásico en la cúpula de la Basílica de San Jean-Marie Vianney, Ars (Francia).

“A la vista de este nuevo milagro, muchos se convirtieron, y la gente empezó a cambiar de vida y tomar el camino de la Fe en Jesucristo. Temiendo serias consecuencias, el tirano ordenó que fuera decapitada sin más demora. Es así como mi alma voló triunfante y gloriosa al Cielo, para recibir de mi Esposo Jesús la corona de la virginidad que para preservarla me había costado sufrir varios martirios.
Esto ocurrió el 10 de Agosto, era un viernes a las tres y media de la tarde. Por lo tanto, como ya te lo he contado, el Altísimo quiso que mi traslado a Mugnano se realizara en este día, con tantas señales de la ayuda del cielo, que Él quería que fueran conocidas de ahora en adelante”
.

Hasta aquí es donde llega el texto de las supuestas revelaciones de la mártir a Sor María Luisa de Jesús. Por fin se acaban los tormentos y llega la muerte por decapitación, que era el fin más probable y frecuente de todos los mártires. En alguna otra versión de la leyenda –no lo olvidemos, no hay un texto unitario y “oficial”, de modo que eso le resta aún más credibilidad – se especifica que Filomena fue decapitada con un hacha, lo cual está muy bien indicarlo, ya que pocos saben que las espadas con las que suelen aparecer los mártires son espadas cristianas medievales, en nada parecidas a las espadas romanas, que no servían para decapitar, por lo cual siempre se empleaba un hacha. Este pasaje es el que más se aproxima a la realidad, puesto que Filomena es mártir y como tal es muy probable que muriese así, por la presencia del vaso de sangre junto a sus restos.

Más detalles: es hermoso hablar de corona de virginidad preservada, pero la dura realidad es que en Roma las vírgenes no podían ser ejecutadas ni torturadas, por lo que se ponía fin a esta virginidad antes de comenzar el proceso. Ya hemos hablado otras veces de esto, no insistiré más en ello.
Por otra parte, la precisión de la fecha, día, mes y hora, es risible; ya que el calendario que actualmente usamos ha sufrido diversos desfases y alteraciones desde época antigua, por lo tanto, las fechas no coincidirían respecto el cómputo de aquella época. Además, hacer coincidir precisamente el día del martirio, con el del traslado de sus reliquias, es un tejemaneje habitual a última hora que hemos visto en muchos otros casos. Este tipo de efemérides también se ven alteradas con el transcurrir de los siglos y el cambio del cómputo del calendario. Digamos, simplemente, que escogieron colocar el día del martirio el mismo que el de la traslación de las reliquias, a falta de datación en la lápida.
Y además, no olvidemos que el día y la hora es puramente simbólica: viernes, tres y media de la tarde, apenas media hora después de la tradicional hora de la muerte de Jesucristo en la cruz.

Ejecución de la Santa. Lienzo de su capilla en la iglesia de Nôtre-Dame de Plurin-les-Morlaix, Bretaña (Francia).

En general, podemos concluir que:
1. La leyenda de Santa Filomena es una construcción del siglo XIX y no procede en modo alguno de “revelaciones” auténticas y privadas, como se ha pretendido mostrar. No quiero decir con esto que Sor María Luisa de Jesús, o quien esté detrás de esta construcción, tuviera malas intenciones o pretendiera el engaño cuando lo redactó: no cabe duda de que sus intenciones eran buenas y debió creer justificado promover el culto y la piedad de la Santa elaborando una leyenda para la misma, para la cual se sirvió de dos fuentes básicas:
a) Los símbolos de la lápida de Santa Filomena, interpretados según convenía para la sucesión de supuestos tormentos.
b) Los tradicionales relatos legendarios de las vírgenes y mártires, presentes en la hagiografía cristiana desde la edad tardoantigua, y de gran éxito durante la Edad Media.

2. La leyenda de Santa Filomena recibió el imprimatur de la Santa Sede única y exclusivamente porque no contenía nada contrario a la fe, pero en modo alguno obligaba a ningún creyente a creer en ella, ni aventuraba que fuese en algo verosímil a nivel histórico. Dicho relato responde a deseos piadosos y de lectura puramente devocional, pero no es un relato válido como fuente histórica ni es un elemento indispensable creer en él para tener devoción a la Santa. Por tanto, quienes dicen que hay que creer en las revelaciones para creer en Santa Filomena, se equivocan. Y aún se equivoca más quien pretende augurar castigos divinos por no creer en algo que ni la Iglesia te obliga a creer.

3. La leyenda de Santa Filomena ha difundo numerosos errores históricos, etimológicos e iconográficos de una gravedad vergonzosa para el siglo en que se elaboró, y para nuestro presente siglo, en el que se sigue difundiendo. Ni el nombre de la Santa es lo que dicen que es, ni los símbolos de la lápida representan necesariamente todas esas torturas, ni por tanto, deberían representarse como instrumentos de martirio en la iconografía de la Santa.

4. Por último, y si todo esto no fuera suficiente para desacreditar la veracidad histórica de este relato y demostrar la no necesidad de los devotos de Santa Filomena de seguir atándose a semejante “cuento de Calleja”; decir que las recientes investigaciones sobre los restos de la Santa, realizadas en 2005, atestiguan que el martirio se puede datar en el año 202 d.C. es decir, más de cien años antes de la datación tradicional, y mucho antes de que el mismo Diocleciano llegase al poder; sin que esto altere para nada las consideraciones históricas de las provincias romanas que ya he indicado. Los interesados pueden dirigirse a Monseñor Braschi, rector del Santuario de Santa Filomena, pues ha sido él mismo quien ha divulgado este nuevo dato.

Síntesis de los padecimientos de la Santa según la malinterpretación de los símbolos de la lápida. Lienzo decimonónico de ámbito toscano, Italia.

Finalmente, sólo recordar que desde este blog y por parte de sus autores jamás se ha dicho que Santa Filomena sea una santa inexistente. En absoluto. Reconocemos la existencia y veracidad histórica de Santa Filomena, virgen y mártir de las catacumbas, cuyo cuerpo fue hallado con todos los indicios de un martirio. Nadie, absolutamente nadie, está obligado a creer nada más que esto, pues es lo único que puede demostrarse. Y por tanto, no nos va a venir ningún castigo divino por no creer en unos datos que –con perdón- son un insulto a todos los historiadores, arqueólogos, paleógrafos, filólogos clásicos e iconógrafos que han invertido su talento y sus vidas enteras en que tengamos un legado cultural decente sobre la Antigüedad cristiana que transmitir a nuestros hijos.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

10 pensamientos en “Comentario a la leyenda de Santa Filomena (VII)

  1. Ana Maria, muchas gracias por este nuevo artículo sobre Santa Filomena.
    Conforme lo he ido leyendo intuyo que esta serie está a punto de acabar y he leido de nuevo todos los artículos anteriores – aconsejo que se haga – para retomar el hilo de toda esta historia y leyenda.
    Estoy completamente de acuerdo contigo en las conclusiones que sacas al final, resumidas en que estamos hablando de una santa real, pero que pocas cosas de las que se cuentan sobre ella son históricamente ciertas.

    • Éste es, en efecto, el último de los capítulos dedicados a analizar críticamente la leyenda de Santa Filomena -aprovecho para disculparme por su intolerable longitud- y con esto cierro este apartado; aunque no el ciclo de artículos dedicados a la Santa, ya que aún nos restan dos: una nueva reflexión sobre su lápida en diciembre, y las conclusiones definitivas para enero. Con eso sí que cierro ya el ciclo de forma definitiva; a menos que surja alguna consulta más de algún lector que no pueda explicarse con la retahíla de artículos ya publicados.

      Me disculpo de nuevo por haberme enrollado tanto, pero esta Santa me es muy querida por razones personales y me cuesta digerir la cantidad de tonterías y las ignorantes supersticiones que se difunden en torno a ella.

      Por cierto, aprovecho para compartir con alegría que, una vez más, había rogado a la Santa durante meses que me concediera un bien para un familiar muy querido, y ayer ese bien le fue concedido. Para ser justos, se lo había pedido conjuntamente con otra Santa que ha llegado a mi vida de forma especial, la también niña mártir María Goretti.

      Gracias, Señor, porque a través de tus Santos nos escuchas cuando te clamamos.

  2. Hola… Agradezco mucho que tomen en cuenta a la querida Santa Filomena: ¨Celestial patrona de http://www.preguntasantoral.es¨, ya que es de las santas con mas artículos en el blog. Personalmente le tengo devoción pero esta es independiente de la leyenda a la cual no le creo absolutamente nada. He tenido oportunidad de hablar con Mons. Braschi, rector del Santuario de Mugnano, el cual promueve la devoción y ciertamente la leyenda tiene huecos que no hay apologia posible. No hay duda de que la santa cuyo cuerpo esta en Mugnano y se venera como Santa Filomena ha hecho milagros y es venerada por grandes hombres de Iglesia e incluso santos y Papas. Por otro lado están los extremos que desprecian el culto. Habría que hacer un articulo donde se exponga (después de las reflexiones en torno al status actual de la santa y su creciente culto en el orbe cristiano) la correcta devoción sin las supercherias y los sentimentalismos basados en leyendas infundadas. Aqui en México ayudo a los promotores de la devoción mediante la exposición de las reliquias de la Santa y conferencias sobre su culto y la falsedad de la leyenda. Muchos se enojan, pero la verdad duele y da mas claridad a una verdadera devoción cristiana, las falasias no tienen sustento. Por otro lado hay gente que exalta a la santa como prototipo de todas las virtudes, aunque yo quisiera que asi fuera tenemos que reconocer que Santa Filomena es una testigo silenciosa. Que ella interceda por nosotros y por este blog que promueve su devoción…

    • Gracias, Poncho. En enero está previsto que el artículo final de esta serie reflexione en torno a eso que planteas del culto y la devoción a la Santa sin supercherías.

      Yo te comprendo porque también he padecido la incomprensión de algunos devotos a causa de esta serie de artículos que he escrito, algunos han llegado a amenazarme con la ira de la Santa y un castigo procedente de ella. En fin, sin comentarios.

      Concuerdo en que es una testigo silenciosa y que realmente nada podremos saber nunca de su vida y martirio; tan sólo que fue niña y que murió por su fe. Y que cuando la invocas, ella responde. De eso sí que puedo dar fe.

  3. Bueno,si no fuera por este relato no estariamos hablando de esta Santa.
    Seria una mas de las que comentamos brevemente su articulo y que ya nadie recuerda.
    Asi que aplaudo el resurgir de esta santa gracias a la supuesta revelacion a Sor Maria Luisa.

    • No, Abel. No se puede aplaudir el culto de una Santa basado en historia ficticias y supercherías. Lo que se podía tolerar en la Edad Media, hoy en día ya no se puede tolerar. Somos seres racionales e inteligentes y no podemos basar el culto de una Santa en mentiras y en errores históricos, etimológicos e iconográficos. Es una vergüenza y un insulto a la propia Santa.

      Y gracias a Dios, la Santa no ha resurgido por este montón de trocherías sin ton ni son; porque para que algo resurja primero tiene que decaer, y esta Santa nunca ha decaído desde que la encontraron en la catacumba. Así que no necesita cuentos de Calleja para ser venerada como es debido y las “revelaciones” de la monja napolitana no son más que eso, cuentos sin ningún fundamento.

      La prueba es que hay muchos mártires de las catacumbas en muchos lugares del mundo donde no se sabe nada de ellos y sin embargo se le hacen unas fiestas y una veneración que hacen palidecer el culto a santa Filomena y a San Expedito -por citar dos ejemplos de Santos sobre los que se inventan mentiras- lo revela cuán inútiles son los cuentecillos mal escritos de última hora.

      Que Santa Filomena ruegue por nosotros y perdone la gran cantidad de tonterías que la gente se ha inventado sobre ella.

      Ah, y una pequeña aclaración: yo no “comento brevemente un artículo” y me olvido del Santo en cuestión. Tengo muy metidos en la memoria todos los Santos de los que se habla en este blog. Es mi caso, no sé si será el tuyo, pero ya que lo has insinuado, te lo aclaro: no necesito historietas tontas para acordarme de un Santo. Quien las necesite, va muy mal encaminado, con todo respeto.

      • Ana Maria pues habre estado vistando otros blogs,pero que yo sepa y me afirmo en ello,es que siempre he leido (si no en tus comentarios en otros) que el culto de Santa Filomena habia decaido,vamos,que no era para nada comparable a lo que es hoy en dia,gracias a la dichosa supuesta revelacion a Sor Maria Luisa.
        Y lo de comentar brevemente un articulo no iba por ti,era algo general hija mia…¡¡que pronto saltais hay que ver!! jejeje 😉

        • No he saltado, ya sabía que no lo decías por mí, pero he querido aclararte mi postura porque personalmente, no me sentía identificada con eso de “leer, comentar y olvidar” el artículo de un Santo.

  4. Muchas gracias Ana Marìa, ciertamente no son tolerables las falacias sobre Santa Filo y basar la devocion en visiones fraudulentas. Se pueden aceptar, muuuuuy remotamente como una adaptación a modo de novela, pero nunca como leyenda (en el sentido de leggenda, historia, transmisiòn). Nuestra devoción a la santa de Mugnano esta basada en el amor que se le tiene a los martires del silencio de la cual ella, de alguna manera es portavoz. También nos basamos en los decretos papales y el testimonio de santos contemporaneos que le han tenido devociòn.

  5. Tus comentarios son magníficos. Que no creas en la posibilidad de revelaciones, es otra cosa. La mayoría de quienes te dejan comentarios, se averguenzan de aceptar las revelaciones. Porqué? Por pena, simplemente. Quieren aparentar mayor conocimiento y profundidad y exhibirse. La Santa es muy milagrosa; el milagro más grande en este momento, es que tú, estás dedicada a escribir sobre ella. Qué bonito que aceptaras esa información recibida, como revelación, que es otro milagro más. Feliz Año 2013. Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*