Martyrium: violencia de género

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Las Santas romanas Rufina y Segunda fueron denunciadas a las autoridades romanas por sus pretendientes después de haber sido rechazados. Grabado español del siglo XIX.

Tanto te quiero, que te asesino.
Alguno se extrañará de esto, pero la violencia de género no es un invento del siglo XX, aunque el término para definirla sí lo sea. También entre las Santas y Beatas hay mujeres que padecieron esta situación o murieron por culpa de ella, y son honradas como mártires. Dejaremos aparte el caso de Santa Rita por no ser ella mártir, pero que sí fue una mujer maltratada por su marido, y pasaremos a las que perdieron la vida a causa de estos malos tratos, o por la intervención de su prometido o marido contra ellas.

En primer lugar, las que fueron denunciadas a las autoridades. Aquí se parte de la base de no permitir a una mujer que disponga libremente de su vida, en la Antigüedad, los relatos nos hablan de vírgenes cristianas cuyo ideal era consagrarse a una vida contemplativa –antes de la aparición del monacato, por cierto- y que fueron denunciadas por las autoridades, o directamente castigadas por sus pretendientes. Otras veces, aunque no pretendieran consagrarse, lo que no querían era desposarse con un pagano, porque no iba a permitirles ejercer su religión ni criar a sus hijos en ella. Entregarlas a las autoridades era la vía más rápida de vengarse de ellas por su negativa, ya que las ponía en el compromiso de faltar a su fe o someterse a la tortura y la muerte. Son las Santas Lucía, Victoria y Anatolia, Rufina y Segunda, Calíope, Flavia Domitila, Inés, Tárbula de Persia y María de Persia.

El caso de Santa Juliana de Nicomedia es particular, al existir versiones que defienden que fue casada por la fuerza con un prefecto, y no queriendo tener contacto carnal con él hasta que se convirtiera, él se vengó iniciando contra ella un proceso judicial en el que él mismo fue su juez. Otras versiones la equiparan a las anteriores mártires, yo suelo preferir la primera por ser más verosímil y no parecer copiada del resto de las actas.

El caso también de Santa Hripsime, donde el rey de Armenia es a la vez el rechazado y el juez de la mártir, junto con todas sus compañeras.

Santa Sushanik (Susana) de Armenia, esposa de un gobernador, decidió abandonar el domicilio conyugal cuando su marido se convirtió a la religión persa. Él, para vengarse, la persiguió, capturó, y encerró en una celda, donde permanecería seis años padeciendo hambre, sed y la tortura, y sin poder ver a sus hijos. Murió a inicios del séptimo año sin haber podido salir de allí.

Santa Maxellendis, asesinada por un pretendiente despechado. Detalle de una vidriera decimonónica en Cambrai, Francia.

Santa Sara de Antioquía, casada y madre de dos hijos, fue denunciada por su propio marido, el senador Sócrates, a las autoridades, que la hicieron quemar viva a ella y a los dos niños.

Santa Anastasia estuvo casada y su marido la maltrataba encerrándola en habitaciones cerradas, privándola de alimento y bebida y ordenando a los esclavos que la golpearan frecuentemente. Hubiera muerto de no ser por el fallecimiento repentino de éste y su consecuente liberación. Las causas de su martirio no tienen que ver con esto, pero sí fue una mujer maltratada.

De Santa Tecla también hay otras dos versiones, una que ya estaba casada, y otra que tan sólo estaba prometida, en ambos casos, al decidir abandonar la casa conyugal para ir en pos de San Pablo, fue denunciada a las autoridades, aunque no por su marido, sino por su propia madre.

En segundo lugar, las que eran directamente asesinadas por sus pretendientes. Los casos de mujeres que rechazaban el matrimonio en pro de una vida contemplativa y que lo pagaban con su vida se multiplicaron sobreotodo en la Edad Media, pero también antes y después. Pero esta vez ya no eran llevadas a los tribunales, pues no existía ninguna causa que las pudiese inculpar, sino que eran directamente asesinadas por pretendientes rechazados. Este caso es muy triste porque, por contrapartida, a muchas mujeres las enviaron al convento en contra de su voluntad, donde languidecieron toda la vida, mientras que a otras que sí querían les imponían matrimonios desagradables o finales trágicos. Es el caso de las Santas Maxellendis, Winifred (también llamada Santa Ginebra), Valeria de Limoges, Zlata de Maglene (Neomártir Crisa) e Irene de Portugal: único caso en que el pretendiente respetó la voluntad de ella de entrar en un convento, pero luego, habiendo oído calumnia de que ella mantenía relaciones deshonestas con otros hombres desde el convento, sin más la encontró y la mató.

También las Santas Úrsula (según la tradición, hubiera salvado la vida de haber aceptado ser la concubina del caudillo huno, al rechazarlo, éste la mató de un flechazo); Engracia de Badajoz y Dimpna (rechazó el matrimonio con su propio padre, aceptado por la cultura celta, pero considerado en la cristiana como incesto).

Finalmente, las esposas que fueron asesinadas por sus maridos, por rivalidades familiares y desavenencias con la vida piadosa de ellas: Santa Godeleva y la Beata Camilla Gentili de Rovellone.

Santa Godeleva estrangulada por orden de su marido. Relieve medieval en Nuremberg, Alemania.

Hay que tener en cuenta que existen muchas vírgenes mártires de las cuales se dice que sufrieron el martirio porque rechazaron los amores de este prefecto, de aquel emperador, de aquel otro… pero no todos los casos valen. La mayoría de veces son simples leyendas piadosas que se repiten simplemente por edificación. Por tanto, NO fueron víctimas de ningún hombre despechado Santas como Águeda, Dorotea, Ágape, Quione e Irene, o Filomena, de la que también se ha dicho, sin el menor fundamento, entre otras. (Todos aquellos casos en los que se ha querido calumniar a prefectos y emperadores merecerían un artículo aparte).

Dejamos aparte todos los casos de santas que rechazaron el trato sexual, las conocidas como “mártires de la pureza”, y todas las que lo fueron de facto antes de que apareciera este término, porque también merecerían un artículo aparte, siendo también víctimas de esta violencia de género.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

8 pensamientos en “Martyrium: violencia de género

  1. Muchísimas gracias, Ana Maria, por este magnífico artículo sobre las santas y beatas martirizadas por las diferentes clases de violencia de género. Verdaderamente, nunca había leído un artículo como este porque casi todos pensamos que para ser mártir forzosamente tiene que ser por defender la fe o la pureza. Se que ese tema lo trataste en un artículo anterior.

    Hoy, en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) será beatificada la Venerable Maria Crescencia Pérez.

    • Lo cierto es que el artículo en sí, es flojo y no demasiado brillante, pero es muy antiguo y en el momento en que lo redacté no me exigía tanto como ahora me exijo a la hora de redactar un artículo. Digamos que es básicamente útil para ver que no todas las mujeres que consideramos mártires, al menos a nivel de passio, histórica o no, son llevadas ante los tribunales únicamente por el hecho de ser cristianas.

  2. Saludos.

    De todas las formas conocidas de martirio, esta es que se vive en muchísimos lugares del planeta en la actualidad, a veces con muchísima cercanía y hoy sería muchísimas mujeres que serían mártires actuales de la violencia por parte de su familia, de su sociedad y de su marido. Dios nos perdone, conozco tantos casos que me estrujan el corazón y me hacen escupir bilis; y más cuando se hace uso de la Biblia para justificar el sometimiento de la mujer -todos conocemos lo que Pablo dice en su supuesta carta a Timoteo y que repite en anteriores escritos, otras más disimuladas que en unas-. En fin, benditas estas mujeres que se sacrificaron y perdieron la vida en manos de personas sin alma. Rueguen por nosotros.

    • Siempre he dicho que la mujer es la primera víctima de la humanidad, aun formando parte de ella. Ni la naturaleza, ni los animales han sufrido tanto a manos de la humanidad sin escrúpulos como han sufrido las mujeres, por las causas que sean.

      Existen tantos casos en la Historia, de mujeres conocidas y desconocidas que sufrieron la injusticia de las sociedades de su época -recuerdo la opresión de las mujeres griegas y la caza de brujas medieval y moderna- que sería imposible abarcarlas todas en poco tiempo. En el caso de las mártires de hoy, está claro que si no hubieran sido directamente agredidas o denunciadas por aquellos que decían amarlas, seguramente no hubiesen sufrido violencia alguna. Insisto: a nivel de passio.

  3. Ana muchas gracias, tanto en la antiguedad como actualmente la violencia de genéro es sin duda una de las cosas más horribles que practica la sociedad, y lo peor es que no s da solo en mujeres también en hombres y ni que decir que los homosexuales y lesbianas, pero logicamente en su mayoría son las mujeres las que son blanco de esto principalmente. Así que en parte aunque no es que sea de alegrar este tipo de martirio si lo es la santificación de estas mujeres que nos enseñan hasta que extremos puede llegar el hombre y la sociedad al querer obligar a alguien a seguri patrones de conducta establecidos que no siempore satisfacen a todos y como ya dije lo peor es que esto aun sigue repitiendose que no es algo que ahay quedado solo en las passios de las santas.

    • La violencia contra gays y lesbianas no es violencia de género sino homofobia; y además no conocemos ni podemos citar ningún ejemplo de Santos que respondan a este perfil; así que, lógicamente, no he entrado en ese tema. Pero totalmente de acuerdo contigo en que todo tipo de violencia es deplorable y más que, lejos de extinguirse, cada vez vemos más casos en nuestra sociedad.

  4. Ana Maria gracias por este nuevo articulo de la preciosa y a la vez terrible “serie martyrium”.
    Hay bastantes casos que desconocia sobre las vidas de estas santas mujeres,tratare de averiguar un poco mas sobre algunas de ellas.

    • Mi intención es ir, poco a poco y con el tiempo, escribiendo de todas ellas, así que en este blog por lo menos no será la última vez que se hable del tema. Y las que están enlazadas en azul es porque lógicamente, ya se han tratado sus casos aparte y anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*