San Peregrino Laziosi

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Gloria del Santo. Lienzo de Francesco Trevisani en la Basílica del Santo en Forlì, Italia.

Pregunta: ¿Podrían hablar de san Peregrino Laziosi, patrón de los enfermos de cáncer y si es cierto que su cuerpo está incorrupto?

Respuesta: Con mucho gusto hablaremos hoy de este santo servita y ya de antemano te decimos que, efectivamente, su cuerpo está incorrupto. Aunque existe una “leyenda sobre el beato Peregrino” escrita por un fraile servita en la segunda mitad del siglo XIV, el principal documento escrito sobre nuestro santo data del 1484, es obra de Niccolò Borghese y se llama “Vita beati Peregrini Foroliviensis”. Este autor fue un notable político y humanista de Siena que redactó esta obra en latín clásico. También existen otros documentos dignos de crédito, pero no entraremos en ellos.

San Peregrino nació en Forlì alrededor del año 1265 siendo hijo único y descendiente por línea paterna de la estirpe de la familia Laziosi. Sus padres se llamaban Berengario Laziosi y Flora degli Aspini. El episodio que dio origen a su vocación se inscribe dentro de los tumultos ocurridos en su ciudad natal en tiempos del Papa Martín IV. El prior general de los Servitas, San Felipe Benizi que estaba de visita en el convento que la Orden tenía en la ciudad, fue perseguido e incluso expulsado de Forlì cuando exhortaba a sus habitantes a tornar a la obediencia al Papa. Peregrino tenía unos diecisiete años de edad y formaba parte de aquellos exaltados. Ese episodio – que lo “olvida” la primera leyenda escrita por el fraile servita – fue realmente un episodio indecoroso pues el joven Peregrino llegó a abofetear a San Felipe (ver artículo del 27 de noviembre del 2010).

Para evitar hablar de este hecho sacrílego, algunos autores lo que hicieron fue atrasar la fecha de su nacimiento al año 1322 y su muerte, al 1402, pero la realidad es que aquel acto fue real y de hecho existe alguna pintura que los representa juntos e incluso Fray Miguel Poccianti lo recuerda en su “Chronicon” del 1567. Los “Annales” de la Orden de 1618 lo confirman y actualmente, todos los biógrafos del santo recuerdan aquel episodio como cierto. Así, desde principios del siglo XVI se da por cierta la fecha del nacimiento en 1265 y muerte, en 1345.

El Santo rezando ante un cuadro de la Virgen. Lienzo de Girolamo Reggiani, Basílica del Santo en Forlì, Italia.

Cuando tenía unos treinta años de edad, o sea, entre el 1290-1295, arrepentido, entró en la Orden pero no con la intención de ordenarse como sacerdote. No se sabe con certeza qué pasó en el tiempo transcurrido desde el episodio de Forlì hasta que entró en la Orden. Hay quienes dicen que siguió como penitente a San Felipe e incluso que fue este quién le indujo a tomar el hábito. Estas hipótesis pueden ser ciertas, pero seguridad absoluta no existe. También es posible que las medidas adoptadas por el Segundo Concilio de Lyon referentes a los Órdenes mendicantes, atrasaran el año de ingreso de San Peregrino en la Orden de los Siervos de Maria.

Contrariamente a lo prescrito por las constituciones antiguas de la Orden, Peregrino fue admitido como novicio no en el convento de su lugar de origen – Forlì – sino en Siena. Esto pudo hacerse con la intención de obviar lo allí sucedido. En el convento de Siena, estuvo solo el año de noviciado y allí conoció a los beatos Joaquín y Francisco de Siena. Con treinta y un años de edad fue enviado a su ciudad natal y allí permaneció hasta el día de su muerte.

Se distinguió por la observancia de todas las normas y costumbres monásticas, por sus oraciones en el coro, sus ayunos, vigilias, lectura de la Biblia y por sus frecuentes confesiones. Era extremadamente caritativo con los pobres y sobre todo, rigurosísimo consigo mismo; se dice que durante treinta años jamás se sentó. Esta penitencia le pasó factura y cuando tenía unos sesenta años de edad le salió una llaga en su pierna derecha a causa de las varices y esto pudo comprobarse en el reconocimiento canónico realizado a su cuerpo incorrupto, el 16 de abril del año 1958.

Esta llaga adquirió tales dimensiones que el médico Paolo di Salaghis determinó que era inevitable amputarle la pierna, pero la noche anterior a la operación quirúrgica, San Peregrino, agarrándose como pudo, se arrastró ante una imagen de Cristo Crucificado implorándole que le curara. Dolorido, se durmió y en sueños vio como Cristo descendía de la Cruz para librarlo de la enfermedad. Despertó y dando gracias a Dios volvió a su celda. A la mañana siguiente cuando el médico llegó para cortarle la pierna, sólo pudo confirmar la curación milagrosa y como es lógico, la noticia se corrió como la pólvora por toda la ciudad.

Milagro de la curación del Santo. Lienzo de Simone Cantarini, justo encima del sepulcro del Santo. Basílica del Santo en Forlì, Italia.

San Peregrino murió consumido por la fiebre, siendo octogenario, alrededor del año 1345. Su cuerpo fue puesto en el coro del convento y por allí pasaron todos los habitantes de Forlì para darles su último adiós. Sucedieron algunos milagros y se habla de la curación de un ciego al cual bendijo el santo incorporándose del féretro, así como la liberación de una endemoniada (!!!).

El autor de la primera leyenda de San Peregrino (el servita que la escribió en la segunda mitad del siglo XIV) no se limita exclusivamente a narrar la vida del santo, sino que hace hincapié en la espiritualidad del mismo, dice de él que era un místico e incluso llega a ponerlo como modelo a seguir por todos los frailes de la Orden. Dice que el centro de su vida era su inmenso amor a la Virgen por ser la Madre de Cristo y de todos los hombres y porque la reconocía como medianera de todas las gracias. Dice que la Virgen estaba en los inicios de la vocación del santo y fue precisamente por eso por lo que entró en la Orden de los Servitas en vez de entrar en otra Orden mendicante. María es quien le propone entrar en su Orden y le dice que le ayudará a encontrar a su Hijo y el joven Peregrino le responde con prontitud dispuesto a seguirla en todo aquello que ella le encomiende.

Tanto San Peregrino Laziosi como San Felipe Benizi son los dos santos que han gozado de más veneración dentro de la Orden. El primer testimonio de culto fue que no se le enterró en el suelo sino en un hueco hecho a propósito en la pared de la capilla de la Virgen Coronada en la propia iglesia.

La difusión de su culto fue pareja con la expansión geográfica de la Orden. No existía ninguna nueva fundación en la región de la Emilia Romagna, en la que de una forma u otra, San Peregrino no estuviese presente: Rimini, Cesena, Forlimpopoli, Faenza, Imola, Bologna, Sassuolo, Ferrara, etc. En Forlimpopoli, los habitantes se empeñaron en tener una reliquia suya y hasta que no la consiguieron el 30 de julio de 1636, no pararon.

Vista de la urna que contiene el cuerpo incorrupto del Santo. Basílica del Santo en Forlì, Italia.

Otro tanto ocurría en otras regiones italianas y así, su culto se propagó rápidamente por Siena, Mantova, Bergamo, Venecia, Turín, Génova y otras muchas ciudades. En esto, ayudó mucho la labor realizada por el padre Carlos Antonio Tassinari, que era originario de Forlì y confesor de Santa Verónica Giuliani, la cual era también muy devota de San Peregrino, ya que también ella había sido curada de una infección en una pierna que estuvo a punto de convertírsele en una pura llaga. Su culto saltó de Italia al resto de Europa, extendiéndose especialmente en Alemania, Austria y España.

El primer proceso diocesano sobre “cultu ab inmemorabili” se inició el día 30 de julio de 1608 con el reconocimiento canónico de sus reliquias. De allí pasó a la Congregación de Ritos encargándose de su estudio el santo cardenal Roberto Bellarmino, que el 21 de marzo de 1609 dio su respuesta favorable. Así, el 15 de abril siguiente, el Papa Paulo V concedió inscribirlo en el Martirologio junto con el beato Joaquín de Siena. Eso equivalió a la beatificación. Entretanto se decidió transferir el cuerpo del santo a una nueva capilla más suntuosa, al lado derecho de la iglesia. El traslado se hizo el 16 de mayo del 1639.

Las primeras instancias para que se canonizara solemnemente fueron presentadas al Papa Urbano VIII en el año 1644, pero aunque estas instancias estaban apoyadas por la República de Venecia y el ducado de Mantova, la Causa estuvo latente hasta que el Papa Inocencio XII, en el año 1696 autorizó la apertura de un segundo proceso diocesano que concluyó el mismo año y que fue aprobado por la Congregación de Ritos el 26 de agosto de 1702. Junto con San Juan de la Cruz y San Francisco Solano, fue solemnemente canonizado el 27 de diciembre del año 1726.

Detalle de los pies incorruptos del Santo. Basílica del Santo en Forlì, Italia.

El Papa León XIII lo declaró oficialmente patrono principal de la ciudad de Forlí. Su fiesta litúrgica se celebraba el día 1 de mayo porque desde siempre se ha creído que ese fue el día de su muerte, aunque en el calendario se la Orden figuraba el día 2. Con la reforma del 14 de febrero del 1961, su festividad se ha pasado al día 3 de mayo.
Es patrono de los enfermos que tienen cáncer y de los que padecen de SIDA.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

30 pensamientos en “San Peregrino Laziosi

  1. Gracias, Antonio, por hablarnos de este santo tan célebre que conocí a través de estampitas de poca monta; gracias a Dios que hay hermosas obras de arte que lo representan, como se ve en el presente artículo.

    Personalmente no acabo de entender por qué este Santo es patrón de los enfermos de cáncer y VIH. A mí me gustaría saber qué tendrán que ver el cáncer y el SIDA con una llaga en la pierna… estoy segura de que los enfermos de las dos primeras enfermedades mencionadas cambiarían con mucho gusto sus dolencias por una llaga en la pierna.

    Por otra parte, me creo que debido a sus esfuerzos, penitencias y cansancios, sus varices acabaran derivando en una grave llaga en la pierna; pero lo que no me creeré nunca es que estuviese treinta años sin sentarse, lo cual es humanamente imposible. Se hubiese desmayado constantemente y muerto de agotamiento en menos de un mes, por no hablar de deformaciones en las piernas y lesiones en la cadera mucho más terribles que una llaga gangrenada. Es como el tema de los estilitas: realmente no es algo que se pueda tomar en serio, porque nadie puede estar sin comer, sin dormir, sin descansar, sin adoptar posturas de descanso para la tensión del cuerpo.

    Pero claro, me dirás, ¿y de cuántos otros Santos se cuentan tonterías puras y duras? ¿Y cuántos otros Santos no presentan relación alguna entre su vida y su patronazgo, como la mártir Lucía de Siracusa y la vista, cuya memoria hemos celebrado ayer? Pues sí, es verdad, en todas partes cuecen habas.

    • En primer lugar quiero decirte, Ana Maria, que aunque se considera a San Peregrino como santo protector de los enfermos de cáncer y de sida, en realidad este patronazgo nunca ha sido proclamado por la Iglesia.

      Como digo en el artículo, según la tradición se llevó tantos años de pie que le salieron varices en las piernas que degeneraron en llagas y, algunos dicen que en un cáncer en un pie. Yo no soy médico y por lo tanto no se que relación pueda tener una cosa con la otra y es más, ni siquiera se si en un pie puede salir un cáncer salvo que sea de piel o de hueso, pero bueno, eso se dice. ¿Se sabría entonces siquiera lo que era un cáncer?
      Un santo reciente que si que está comprobado que murió de cáncer es San Ezequiel Moreno, obispo agustino y este si que tiene motivos más que suficientes para ser el santo patrono de quienes padecen esta enfermedad y de hecho, lo es. Si Dios quiere, algún día escribiremos sobre él.

      Y en cuanto al sida pues ya si que es rizar el rizo, porque en aquella época esta era una enfermedad inexistente. Quién le habrá colgado este mochuelo a San Peregrino, no lo se, pero lo que si se es qué aconsejaría este santo a quienes a él recurran por este motivo: que tomen medidas de prevención porque esta enfermedad puede prevenirse y si ya se tiene, hay fármacos para hacerla por lo menos soportable, más llegadera, convivir con ella. Y todos los que nos consideramos cristianos echémosle una mano al santo para hacerle tambien más llevadera esta enfermedad a quienes la sufran.

      Y en lo referente a que vivió tantos años en pie y sin sentarse…. ¿qué quieres que te diga? Si yo hubiese escrito su biografía, ¿tu crees que hubiera puesto eso? Pero en fin, “eso dicen las crónicas”. ¡Cómo tantas otras cosas!

      • ¿Y que tiene que ver San Luis Gonzaga con el SIDA? Y que no me salgan con la extrema pureza del santo.

        En lo personal a mi no me parece eso de hacer patronos a los santos, creo que es mejor imitarlos y recurrir a ellos como mediadores de nosotros ante Cristo.

        Veo que a San Peregrino se le conservan muy bien los pies, que bueno que tengamos sus reliquias para la veneración de un hombre que ejerció la caridad con los pobres.

        • Pues por supuesto que San Luis no tuvo nada que ver con el SIDA. ¡Si ni siquiera existía la enfermedad!
          Yo puedo entender que quienes tienen problemas se agarren a un clavo ardiendo buscando ayuda y también entiendo que la Iglesia ponga como modelos a determinados santos en determinadas profesiones, como por ejemplo, Santo Tomás Moro patrono de los políticos católicos.
          También comprendo que se pongan a determinados santos como intercesores nuestros ante determinadas enfermedades, sobre todo si ellos la sufrieron. Pero vamos, sobre el gusto no hay nada escrito.

          Los restos de San Peregrino se conservan perfectamente. Yo tengo fotos muy buenas pero no son digitales.

      • Hola, llegó a mis manos la oración a San Peregrino, la estoy orando todos los días por mi mamá quien fue diagnosticada con cáncer de mama y hasta ahora todo va muy bien con su tratamiento, y quisiera dar testimonio de ello, ¿cómo puedo acercarme al lugar indicado?

        • En primer lugar, Rosa Elvira, me alegra el que su mamá mejore y se cure de esa enfermedad. Para dar gracias a Dios no hace falta ir a ningún sitio porque a Dios lo llevamos en el corazón y si de todos modos deseas acceder a algún lugar, el mejor será el sagrario que esté en el templo más cercano a tu casa. Delante de Jesús Sacramentado, abre tu corazón y darle las gracias.

  2. Este Santo en verdad tuvo una vida de admirar, pero me sorprendio el hecho de que abofeteara a uno de sus futuros hermanos d Comunidad, en verdad me gusta que en la vida de los Santos se cuenten tambien las anecdotas no tan santas de estas personas, pues las hace ver mas reales y humanas que otras biografias que solo mencionan cosas bellas y devotoas y hacen pensar al lector que la Santidad verdaderamente es una cumbre inalcanzable.
    me hace recoradar cuando en ”Historia de un Alma” Santa Teresita cuenta que ella aveces se dormia en medio del Rosario y tambien sobre las tentaciones que vinieron sobre ella durante su enfermedad, uno llegaria a pensar que personas tan llenas de Dios no caeria en cosas tales, pero al fin y al cabo hasta San Pedro nego al Señor Tres veces. Felicitaciones por este interesante Articulo.

    • Quienes miran a los santos como seres ñoños que siempre están levitando dos cuartas por encima del suelo, desde mi punto de vista, no tienen ni idea de lo que es la santidad.
      Los santos fueron y son personas como nosotros, con sus aciertos y con sus debilidades. Está claro que se propusieron la santificación siguiendo a Jesús como modelo, pero pudieron tener recaidas y volver a levantarse. Yo creo que esa humanidad es la que puede acercarnos más a ellos y por supuesto, ver y entender sus virtudes para que nos sirvan de modelo, que de eso se trata.
      Ellos ya se salvaron y ahora nos toca salvarnos mutuamente a nosotros.

  3. Antonio me alegra que hayas hablado en el articulo de hoy de este Santo,que fue el segundo iconograficamente en el que vi que tambien tenia una llaga o herida en la pierna como San Roque,lo cual hizo en su dia que me interesara y buscara informacion del santo,de esto ya hace bastantes años.

    • En el año 2001, estuve en unas jornadas en Ancona (Italia) y aproveché el tiempo para hacer numerosas visitas y sacar fotos sobre todo en Ancona y su provincia. Fue entonces cuando visité el Santuario de Loreto, que como bien sabes está en la provincia de Ancona.
      Desde Ancona fuimos en coche a Florencia, pasando por Rimini, Forlì y Bolonia y fue entonces cuando vi el cuerpo de San Peregrino en Forlí y le hice las fotos que tengo en mi colección. También estuvimos en la República de San Marino que, con todos mis respetos, “ná y eso es lo mismo”.
      Moraleja: Lo he visto personalmente y está completamente incorrupto.

  4. Muchas gracias Antonio por traernos en esta ocasión la vida de San Peregrín Lazioso, que era como le conocía. Tuve la oportunidad de indagar algo sobre la vida de este santo pues en Valencia existió un convento servita llamado del Pie de la Cruz muy cerca del antiguo Palacio de los Condes de Parcent. Hoy nos queda recuerdo de aquel lugar, afectado por la desamortización de Mendizábal, por la Calle del Pie de la Cruz que se halla entre la Avenida del Oeste y la de Guillem de Castro en Valencia. Cuando esto sucedió, las monjas tuvieron que trasladarse a un cenobio en Mislata. Adjunto los gozos a este santo de aquel angosto y pequeño convento http://gogistesvalencians.blogspot.com.es/2011/11/loores-san-peregrin-confesor-de-la.html

  5. Antonio he podido leer tu articulo y te doy las gracias por contarnos la vida de este Santo Peregrino Laziosi, yo al igual que Ana Maria lo conocí por las estampas, pero no conocía nada de El y tampoco de la orden a la que pertenecio.
    Veo muchas virtudes caritativas y también un exceso en penitencias ( siempre que fuese cierto su penitencia de no sentarse),
    El año pasado pase por Forlì pero con la mala suerte de no poder visitar la Basilica donde se encuentra que dicen que es muy bonita.

    PD: Hoy los Cardenales y miembros de la comisión para la causa de los Santos, ha aprobado y firmado declarar Venerable al Papa Pablo VI ( seguramente el Papa firmara el decreto el dia 20 de este mes)

    • Tu bien sabes que cada vez cobra más fuerza el “rumor” de que el Papa beatifique, en este Año de la Fe, a sus predecesores Pablo VI y Juan Pablo I, de quienes están ya prácticamente aprobados los milagros para la beatificación. Quizás no esté tan claro el tema con Pío XII. Bueno, ya lo veremos conforme vayan saliendo los decretos firmados por el Papa, que como bien sabes también, salen en viernes, cuatro o cinco veces al año y, el viernes 21 “toca”, a no ser que esta vez lo adelanten al jueves.

  6. a San Peregrino lo conozco desde hace bastante tiempo en especial porque en una canal catolico mexicano hace algunos años había un programa que era conducido por los Servitas y siempre hablaban de la gran devoción que le tenían a San Peregrino y constantemente invitaban a personas que habían sido favorecidas con milagros por el santo en especial enfermos de cancer, lo que me llamo la atención también poderosamente por que siendo un santo tan antigua y patrón de los enfermos del cancer es cosa rara, a pesar de no estar claro porque su patronazgo quizas simplemente se lo hayan puesto al igual que el del SIDA para propagar más su devoción pero debo admitir que a varias personas enfermas de cáncer a los que eh conocido les eh obsequiado estampas o novenas de este Santo, sea como sea es un intercesor teniendo motivos o no en su vida para ser patrón del cáncer. Te agradezco mucho esta lectura y desconocía por completo que estuviera incorrupto.

    • Sin lugar a dudas, San Peregrino Laziosi es uno de los santos servitas más conocidos y yo diría que aun más venerados, más incluso que los Siete Santos Fundadores de la Orden.
      El y Santa Juliana de Falconieri posiblemente sean los más populares, al menos en Italia. Yo he tenido el honor de venerar sus cuerpos, uno en Forlì y el otro en Florencia y realmente, ante ellos, sentí algo muy especial.
      Venga de donde le venga su patronazgo contra las enfermedades del cáncer y del SIDA – ya hemos dicho algo en otro comentario anterior – la realidad es que quienes por desgracia tengan alguna de esas enfermedades, en él tienen a un gran intercesor.

  7. Gracias por explicar en tan hermosa forma la vida de San Peregrino, estoy escribiendo sobre él, ya que en mi comunidad en Caborca, Sonora México existe un centro para ayuda a enfermos de cáncer y apoyo con Arte terapia, se llama San Peregrino Luz de esperanza, se está por terminar un libro de mi autoría sobre los testimonios de los sobrevivientes, con la finalidad de dar una luz de esperanza a los que están padeciendo la enfermedad y a sus familiares, me sirvió mucho la explicación y me gustaría visitar la iglesia donde se encuentra su cuerpo es algo extraordinario

  8. Yo no sabia de este santo, hasta que desgraciadamente me detectaron esta enfermedad tan temida : cancer. La verdad,creo que si ha sido beatificado y se le conoce como patrono de los enfermos de cancer, es por su curacion milagrosa a una enfermedad en ese tiempo incurable. Las personas que conocemos en carne propia dicha enfermedad,somos los unicos capaces de entenderla y soportarla. Desde que me diagnosticaron y posteriormente me operaron le he rezado y me he encomendado a el para que interceda por mi. Mi fe ha crecido y me he visto rodeada de cosas buenas a partir del cancer. Nadie queremos padecerlo pero al final de cuentas, la enfermedad nos trae tambien muchas cosas buenas , pero en su momento no las comprendemos…. sigan rezando y creyendo… San Peregrino a mi me ha fortalecido…..

  9. Sao Peregrino, eu quero lhe agradeçer, por minha saude, aonde eu estava desesperado, mas lendo a sua historia de vida e de sofrimento, aonde, voce
    com sua Fé, em Deus e Jesus, conseguiu seu objetivo na qual foi a cura, com muita Fé, eu Pedro estava com minha Fe, muito abalada, nao acreditava mais em nada, devida a gravidade da minha situação, eu fiquei desesperado, mas agora mais calmo, e rezando e pedindo a voce, Sao Peregrino, estou confiante na minha recuperação. Senhor Deus Pai, me proteja, juntamente com Sao Peregrino, para que eu possa com a minha cura, fazer um trabalho de ajuda as pessoas nas quais estao passando por essa situação de dor e sofrimento. Que Deus nos ILUMINE, hoje e sempre. Salve Sao Peregrino

  10. He estado indagando mas sobre San Peregrini de Forli, porque ayer en la Iglesia una hermana en cristo me dio su novena para que la hiciera en favor de mi hijo de 36 anos que le han descubierto un carcinoma, y en este momento se estan haciendo los estudios necesarios para indentificarlo con exactitud y proceder a los tratamientos pertinenetes al tema de cancer….Hoy he comenzado la novena a San Peregrini para pedirle su intercesion por mi hijo y con la esperanza de que sea curado….
    Gracias por tanta informacion dada en este site la cual me ha parecido de mucha ayuda para conocer mas a este Santo tan querido por los que padecen cancer…siempre he dicho que con Dios y la intercesion de la Madre Maria somos invencibles y hoy digo tambien con la intercesion de San Peregrini…que asi sea y tengan piedad de mi hijo….gracias

  11. Un cordial saludo desde México.
    Me da mucho gusto leer este bello artículo escrito con detalles históricos y carismáticos. En efecto no tiene mucho que conocí sobre San Peregrino a través de una búsqueda sobre devociones y patronazgos en la red. Puedo comentar lo siguiente: soy médico especialista en Medicina Regenerativa y un fuerte de dicha área es la atención de pacientes con Diabetes Mellitus, una de sus complicaciones a largo plazo es la vasculopatía diabética (cierta deficiencia en llegar adecuado aporte sanguíneo a las partes más alejadas del corazón como las manos y sobre todo los pies), esto conlleva al riesgo del desarrollo de úlceras y el tan temido Pie diabético. En mi práctica profesional lo veo con frecuencia, y disfruto mucho el servicio al curar cada herida, al aplicar nuevos y mejores tratamientos, y ver excelentes resultados. Convencido que sólo Dios sana las heridas del alma y el cuerpo.
    Como dato histórico puedo comentar que el cáncer se conoce desde Hipocrátes, el padre de la medicina. El vocablo (traducido a cangrejo, Karkinos, de ahí su ícono) además se relaciona con el acto de caminar, avanzar, por la extensión que tiene la enfermedad. Galeno lo menciona igual por dichas características. Sin embargo el desarrollo de úlceras varicosas o venosas, a juzgar por los antecedentes de San Peregrino ése sería el diagnóstico para su caso, puede llevar en algunos casos a un tipo de cáncer llamado Ulcera de Majorlin, ocasionado por ulceraciones de repetición y constantes, la inducción al ciclo celular producto de estas lesiones crónicas puede desarrollar cambios celulares importantes (displasia) y posteriormente el cáncer (neoplasia). No lo sé, podría haber sido ése su caso.
    En México se encuentra, en la ciudad de Xalapa, Veracruz, el cuerpo incorrupto de San Rafael Guízar y Valencia, obispo del siglo XX. Él padecía de Diabetes y de tromboflebitis. Lo menciono como orientación de devoción para pacientes con Diabetes y sus complicaciones.
    Es un gusto saludarles, reciban un cordial abrazo.
    Paz y Bien!

    • Estimado amigo,
      Muchisimas gracias por tu comentario y por la información que nos facilitas. Esperamos que sigas visitando nuestro blog y comentes cuando lo estimes oportuno.

  12. Me acercaré a Dios en esta etapa de diagnóstico, para recobrar la fe que tuve en juventud, para que acompañe a mi familia en el buen camino y para que la unión y el amor esté con ellos.

    Si El lo quiere así, partiré víctima de esta enfermedad, y si no, y una cura es posible, acompañaré a los míos por todo el tiempo que sea necesario, para guiar, aconsejar y crecer en espíritu juntos.

    Que así sea. Amén.

    • Amén, Martín. Quiera Dios que te recuperes completamente. Que San Peregrino Laziosi te acompañe a ti y a tus familiares.

    • Rita,
      Lamentamos esto que nos cuentas y pedimos a Dios por Alejandro y su familia. Pensemos que ante todo, Dios es Padre bondadoso y seguro que no los abandonará.
      Te aseguramos nuestras oraciones. Un abrazo.

  13. Hola, mi nombre es Hugo, vivo en Ciudad de México. Yo padezco desde hace muchos años la enfermedad de insuficiencia venosa crónica. Por ende padezco de úlceras varicosas en los pies. Cómo toda enfermedad es difícil, cansada, dolorosa y todo lo que se quiera agregar. Sólo Jesús nos consuela y nos sana. Sin embargo de un tiempo acá, me he dado a la tarea de investigar personas o personajes que hayan padecido está enfermedad. He encontrado el ejemplo de filoctetes en la tragedia griega del mismo nombre. Se también que San Junípero serra tuvo una enfermedad similar, y ahora encuentro a San Peregrino laziozi. No soy médico, ni tampoco tengo elementos para determinar si lo que tuvieron estas personas era la misma enfermedad que la mía y la de tanta gente. Sin embargo leyendo la biografía de San Peregrino y ver su imagen me siento identificado. Creo mejor que otras enfermedades verlo como intercesor de los enfermos de úlceras varicosas, quiénes padecen esto estarán de acuerdo conmigo que no es nada fácil. La imagen de San Peregrino con su vendaje igual que los nuestros en las piernas, al menos a mi me consuela. San Peregrino laziozi, intercede por mi y por todos los enfermos de úlceras varicosas ante Dios todo poderoso, para sanar y aliviar nuestro dolor y encontrar sentido a nuestro padecimiento. Intercede también por todos los médicos y enfermeras que cuidan de personas con heridas crónicas. Que nuestro Señor Jesús nos dé la salud. Amén. Saludos desde México y creo mejor intercesor y patrono de los enfermos de insuficiencia venosa a San Peregrino laziozi que para las otras enfermedades arriba citadas. Si bien no son patronazgo reconocido por la iglesia los enfermos buscamos quien comprenda nuestro dolor, creo que San Peregrino si sabe de lo que le hablo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*