El Santo Niño Cautivo

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen del Santo Niño Cautivo, venerado en la capilla de Santa María la Antigua en la catedral de la ciudad de México, abogado de los secuestrados y contra los secuestros, foto tomada de la revista Centro: guía para caminante, No.18.

En la Santa Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, en la capilla de Santa María la Antigua se venera una pequeña y hermosa imagen del Niño Jesús del siglo XVI, atribuida al escultor sevillano Juan Martínez Montañés, cuya curiosa historia ha dado origen a su peculiar nombre de “Cautivo”.

Según se relata al calce de la imagen, está perteneció al doctor Francisco Sandoval de Zapata, racionero de la Catedral de México, quien después de embarcarse en 1622 de España con dirección a Nueva España su barco fue detenido por los piratas en el Mediterráneo y don Francisco Sandoval quedó cautivo en Argel por un periodo de siete años, en la compañía tan sólo de la pequeña imagen del Niño Jesús que llevaba en una caja.

En México al enterarse de la desafortunada ventura de don Francisco Sandoval se reunió la cantidad de dos mil pesos para pagar su liberación, pero desgraciadamente en 1629 cuando el dinero del rescate se pudo juntar y ser enviado, ya don Francisco Sandoval había fallecido. En su lugar fueron enviados a la catedral los restos que quedaban del occiso y en una caja la pequeña imagen del Niño Jesús que le acompañó en su penoso cautiverio. Los restos de don Francisco fueron sepultados en el templo de San Agustín y la imagen del Santo Niño quedó en la catedral Metropolitana, pues tal parece que desde un principio estaba destinado a esta. Primero estuvo en el altar de los Reyes, posteriormente en la capilla de San José para después pasar a donde se encuentra actualmente, que como se dijo, es la capilla de Santa María la Antigua, curiosamente una advocación proveniente también de Sevilla.

En memoria del cautiverio que la imagen del Niño Jesús sufrió junto a don Francisco se le comenzó a llamar “el Santo Niño Cautivo” y en una de sus manos se le puso un par de esposas en recuerdo de toda la peripecia que pasó antes de llegar a la Catedral. En su peana está escrito: “Este Santo Niño estuvo cautivo en Argel, año de 1622 con el Dr. D. Francisco Sandoval y Zapata, electo racionero, quien murió allí y los traía a esta Santa Iglesia, la que dio dos mil pesos por su rescate y se hizo también de sus huesos, que enterró el cabildo en San Agustín a catorce de febrero de 1629”.

Al Santo Niño Cautivo se le invoca como abogado de las víctimas del secuestro y contra los secuestros, también para que los niños impedidos del habla puedan hablar, patrón de los presos que estaban injustamente en cautiverio en las cárceles, de los que se encuentran en cautiverio del alcohol y las drogas y para encontrar a alguna persona extraviada; los últimos años la devoción al Santo Niño Cautivo ha aumentado, desgraciadamente debido a que también el índice de secuestros en México ha ido en aumento. Algo que es curioso de la imagen del Niño Cautivo es que siempre es vestido como un niño de la época colonial novohispana lo que lo distingue de otras advocaciones.

Óleo/lámina, retablo popular del siglo XIX dedicado al Santo Niño Cautivo.

Oración al Santo Niño Cautivo
Señor nuestro Jesucristo, que encarnándote en el seno virginal de María, nos brindaste la libertad del pecado y de la muerte. Tú que viviste la infancia protegido por la Santísima Virgen María y San José, y que dijiste “Dejad que los niños vengan a mí”, te pedimos que liberes de todo mal a los niños que son presa de la enfermedad, del miedo, de la violencia, del odio y de todo mal; que liberes la lengua de quienes tienen dificultad para hablar, para que su voz se convierta en alabanza; que libres del alcohol y de la droga a quienes se han hecho prisioneros de ella y nos libres, a todos los que en ti creemos, de todo mal, de toda deuda, de toda tentación, de toda insidia del enemigo y de hacernos esclavos del mal.

Tú que con tu muerte y resurrección rompiste nuestras cadenas de esclavitud y nos diste la libertad ruega por nosotros ante el Padre Celestial y concédenos tu Santo Espíritu. Amén.

André Efrén


O clavis David
Et sceptrum domus Israel,
Qui áperis, et nemo claudit;
Claudis et nemo áperit:
Veni
Et educ vinctum de domo cárceris,
Sedéntem in ténebris et umbra mortis.
Oh llave de David
Y cetro de la casa de Israel,
Que abres y nadie puede cerrar,
Cierras y nadie puede abrir,
Ven
Y libra a los cautivos,
Que viven en tinieblas y sombras de muerte.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “El Santo Niño Cautivo

  1. Muchas gracias André. LA historia que relatas me era totalmente desconocida y sin duda me ha recordado los artículos que realicé sobre santos mercedarios que, junto con los trinitarios, eran las órdenes que se encargaban de lso rescates de cautivos. La del Cristo del Rescate es otra historia con flecos similares a la que aquí has planteado.

    • Pues sería interesante conocer la historia del Señor del Rescate, o no se si ya has hablado de ella me parece recordarla o quizas la lei en otro sitio… la historia de este Santo Niño si es muy similar a la de los santos de estas ordenes, aunqu aqui en Nueva España, trinitarios nunca hubó, mercedarios si pero pocos.

  2. Muchas gracias, André, por hablarnos de una imagen de Jesús Niño, en este mes en el que celebramos su nacimiento. Me ha parecido de lo más oportuno, independientemente de que su advocación fuera esta u otra.
    Me ha encantado la foto del óleo del siglo XIX.

    • Si por eso mismo quice guardar escribir sobre él en este mes tan cercano a la Navidad y más con una imagen tan bella como esta que debo admitir es de mis preferidas entre las advoaciones mexicanas de Jesús Niño.

  3. Es una preciosidad de figura, y si no es de Martínez Montañés, poco le falta. Mis dudas tengo al respecto, porque no reconozco el estilo del escultor sevillano en este Niño (pongo un ejemplo de un Niño que sí es claramente suyo):

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/86/Ni%C3%B1o_jes%C3%BAs_martinez_monta%C3%B1es_2.jpg

    Pero lo sea o no, es una bellísima pieza y sois afortunados de tenerlo. Eso sí, llamar a una imagen “cautiva” como ocurre con el Jesús de Medinaceli, el Santo Cristo del Rescate… a mi entender, aunque piadoso, es un poco raro. Cautivas están las personas, no los objetos. Como mucho se rescatan si están desaparecidos o robados, pero cautivos… en fin. Extravagancias devotas.

    Celebro que lo vistan con ropas novohispanas ya que así está elegante y digno, porque no siempre se acerta a la hora de vestir imágenes y, con perdón, en México y Filipinas he visto auténticos espantos…

    • excelente la historia la del Niño cautivo que se venera en la Catedral de México, D.F. Sobre las ropas elegantes que viste la imagen he oído que a muchas personas no les parece que el niño traiga “pantalones”. Lamentablemente en México heredó la costumbre española de vestir imágenes pero no el buen gusto. Incluso a las imágenes que no necesitan ropa se les fuerza. Estatuas guadalupanas, del Divino Baby de Colombia, el Sr. de la Misericordia, etc… la devociòn puede sobrepasar el mal gusto, pero así es la vivencia de la fe en el México actual. En Filipinas llegue a ver una hermosa talla de San José que perdió todo su encanto con una espantosa peluca con bucles parecidos a los de Candy – Candy. Creo que la imagen del Niño Cautivo después de lo que sufrió en Argel se salvo de caer en manos de la devoción popular. Felicidades por el artículo. Me gustaría escribieran sobre el Niño Cieguito.

      • Muchas gracias Poncho concuerdo contigo en que en México no se tiene siemrpe el buen gusto para vestir las imágenes, por otro lado comentarte que si se me permite pues el proximo año se puede publicar algo sobre la devoción a mi parecer más extraña, extravagante y gore del devocionario popular mexicano, el Santo Niño Cieguito, el cual me es bien conocido.

    • Si Ana tienes razón que es un poco diferente el estilo, por eso las fuentes solo dicen que se los “atribuyen” aunque muy posiblemente no sea de él por lo visto. Y pues si tienes razón es raro eso de “Cautivo” pero como bien dices extravagancias d la devoción popular jejejeje y a mi también me agrada mucho su forma de vestir muy elegante.

  4. Gracias Andre,no conocia esta preciosa advocacion del Santo Niño Cautivo.
    Es triste que el pobre doctor Francisco Sandoval de Zapata no pudiese llegar a su lugar de destino,seguramente fallecio debido a la manera en que tenian y trataban esas gentes a los cristianos cautivos.

    • Si Abel es una muy bonita historia la del Niño Cautivo y pues si seguramente el doctor Sandoval fallecio por las malas condiciones en que lo tenían.

  5. Pues aunque sabia algo del la imagen…. confienso que me dejas con mas ???? ya sabes no dejo de hacerme preguntas que desquician: que paso cuando llego la imagen se han reportado prodigios a traves de la imagen, leyendas tec! Saludos

  6. GRACIAS NIÑITO ERMOSO POR TODO LOS FAVORES RECIBIDOS Y POR PERMITIRNOS TENER UNA IMAGEN TUYA Y SOBRE TODO POR LA GRAN FE ACIA TI

  7. Gracias! La historia es muy bello e interesante. La oracion es muy hemosa. Me voy a buscar donde puedo copiar la oracion para rezarla para los niños, etc. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*