Nuestra Señora de Guadalupe: reina de México y emperatriz de América (IV)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

“Epifanía guadalupana”, Jesús Pérez Busta, óleo/tela.

Controversias Guadalupanas: Las dos Guadalupes
Desde el siglo XVI en que comenzó el culto a la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac han existido diversas controversias respecto a la leyenda aparicionista, el ayate de Juan Diego, la milagrosa estampación y el nombre de la imagen. Este en especial, el del nombre Guadalupe, es muy debatido tanto por aparicionistas como por antiaparicionistas, pues muchos ven en este nombre que la Virgen mexicana no es más que una continuación de Nuestra Señora de Guadalupe de Extremadura con algunos cambios iconográficos.

Uno de los primeros documentos que entra en esta polémica es uno de Bernal Díaz del Castillo, compañero de Hernán Cortés quien habla que sobre el cerro del Tepeyac se construyó un templo a la Virgen de Guadalupe de Extremadura. Cabe destacar que aunque este es uno de los principales puntos de apoyo de los que hablan sobre que la Guadalupe mexicana es solo una copia de la española, se debe decir que cuando Bernal Díaz escribe respecto a esto, él estaba en Guatemala y habla sobre este Santuario por noticias que le llegaron más el nunca había estado en el Tepeyac y por lo tanto lo más lógico es que al decirle que había un templo a la Virgen de Guadalupe este la relacionara con la única que conocía, la de Extremadura.

Posteriormente y por lo visto enterados todos de estas confusiones en 1743 al ser creada por la Corona española, la Real Congregación de Nuestra Señora de Guadalupe de México, cuyo primer firmante fue Felipe V de España, entre las promesas que hacían los miembros de esta congregación estaba la de “explicar las diferencias entre las dos Guadalupes, la mexicana y la extremeña”.

Pero sin duda alguna la referencia más directa a esta confusión es el nombre de Guadalupe y la piel morena en ambas imágenes más en este caso las dos Guadalupes no son las únicas advocaciones con ese peculiar color de piel; en el caso del nombre Guadalupe, tal parece que viene el árabe wadil-lubb, que significa “corral de lobos” o “río de lobos”, pero como ya se mencionó en artículos anteriores varios estudiosos del tema nos hablan de que el nombre original de la Virgen de Guadalupe mexicana era en náhuatl y que se cambiara por los españoles ante la imposibilidad de estos de pronunciar el nombre y posiblemente fuera Cuauhtlapcupeuh, que significa “la que surge de la región de la luz como el águila de fuego” o el nombre Coatlaxopeuh, que significa “la que aplasta con el pie a la serpiente”.

Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe de Extremadura venerada en la catedral de Sucre, Bolivia.

Los detractores de la Guadalupe mexicana dicen que esto no es más que un intento de deslindar ambas advocaciones, y que no existen documentos que prueben que el nombre de la advocación en un principio fuera otra, más aunque no existe documento, si existen muchos casos similares donde se prueba que los españoles cambiaban los nombres indígenas por lo más parecida ante la imposibilidad de poder pronunciarlos, y para ejemplo bastan varios: uno de los principales es el que narra el cronista fray Diego de Landa, de que al llegar Francisco Hernández de Córdoba a tierras mexicanas pregunto a unos indígenas el nombre de aquel sitio a lo que los naturales le contestaron “ciuthan” y Hernández de Córdoba lo entendió como Yucatán, otro también es cuando al llegar a otra provincia y preguntar el nombre le dijeron que era “Tabscoob” y los españoles lo entendieron como Tabasco, también sucede lo mismo con el emperador azteca Motecuhzoma que fue entendido por los españoles como Moctezuma, y ejemplos como estos existen varios, cosa la cual apoya en gran medida la idea de que el nombre de la Virgen mexicana no fuera en un principio realmente el de Guadalupe.

Cabe destacar que el caso de la Virgen de Guadalupe de México no es el único de una advocación americana que trata de ser asimilada como continuación del culto a una advocación española, lo mismo sucede con Nuestra Señora de la Caridad del Cobre patrona de Cuba, que muchas veces se ha tratado de decir que no es más que la Virgen de la Caridad de Ciudad Real o la de Illescas en España, por el simple hecho de tener el mismo nombre y llevar un niño en sus brazos.

Otro punto importante es el de la celebración de la Virgen pues a la mexicana en un principio antes de ser aprobado su culto y liturgia se le festejaba el 8 de septiembre como a la de Extremadura, pero esto no hace mucho eco pues es bien sabido que muchas advocaciones marianas españolas son celebradas en esta fecha y por lo mismo lo más normal era que a la Guadalupe mexicana antes de tener su propia liturgia se le celebrara en esta fecha, además existen pruebas de que no era la única a la también el 8 de diciembre se le festejaba.

Portada de la polémica revista “Proceso” con la imagen de la Virgen de Guadalupe del coro.

En el año 2003 esta polémica entre las dos Guadalupes tomó un nuevo auge debido a que la revista mexicana “Proceso” publicó un número especial dedicado a esta controversia con una entrevista a los guardianes del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de Extremadura. Les dejo el link a una página donde pueden leer dicha entrevista. Cabe decir que la mayoría de páginas que reproducen esta entrevista son de iglesias protestantes, ateos o pseudocientíficas que en más de una ocasión me ha tocado leer que preguntan “¿dejaras de creer en la iglesia porque la Virgen de Guadalupe es mentira?” o quien lo publica dice: “dejé de ser católico cuando leí esto”, cuando no es más que una excusa, puesto que un católico bien sabe que la fe de los cristianos no se basa en una aparición o en una advocación local sino en Cristo.

Debido a esta entrevista se abrió como ya se dijo nuevamente la polémica esta vez puesto que se dice que la Virgen de Guadalupe de México es copia de la imagen del coro del Santuario de Extremadura debido a coincidencias como el manto estrellada, los rayos del sol en la espalda y el ángel a sus pies, aunque cabe decir que la Virgen española no es la única que se ha representado con tales características pues bien se sabe que son símbolos iconográficos propios de la Inmaculada Concepción.

Por otro lado en esta misma entrevista los frailes hablan de que la imagen del coro fue la que se reprodujo porque los frailes jerónimos que en aquella época resguardaban el Santuario en España eran muy celosos y no permitían que la original fuera reproducida. Realmente me parece una excusa algo ilógica, debido a que existen varios grabados de la época que reproducen no a la Guadalupe del coro sino a la original; del mismo modo dicen que los grabados de la Guadalupe del coro fue la que llegó a América, cosa falsa debido a que en muchos países de América latina se veneran imágenes de la Virgen de Guadalupe de Extremadura tal como se ve a la original venerada en Las Villuercas. Tal es el caso de la pintura que se venera en la catedral de Bolivia, que se ha convertido en patrona del país y de quien también se cuenta una milagrosa aparición como en el caso de la de México, pues de esta se dice que el óleo bajó del cielo traída por unos ángeles montados en el caballo de Santiago apóstol, y la imagen, aunque en pintura es igual a la original de Extremadura sin rayos de sol ni estrellas en el manto, sin ningún cambio.

Nuestra Señora de Guadalupe de México, escultura de San Pedro Cholula, Puebla, cortesía de Tacho de Santa María.

Entonces ¿por qué en el caso de México los misioneros tendrían que hacer cambios tan drásticos como quitar al niño Jesús? Según la misma entrevista es porque los naturales mexicanos no estaban capacitados para entender la concepción virginal de Cristo, cosa que nuevamente deja ver un desconocimiento total de la historia de México y de la evangelización en Nueva España, pues precisamente los aztecas creían en las concepciones virginales que desde siempre estaba en su mitología. Tal es el caso de la diosa Coatlicue que quedó embarazada de su hijo Huitxilopochtli por una pluma que cayó sobre su vientre, por lo tanto la concepción de este antiguo dios también era virginal y este término y tipo de concepción no era ajena a la cosmovisión mesoamericana, cosa que llevó a que los mismos indígenas posteriormente llamaran a la Virgen María, Tonantzín que era el apelativo que usaban antiguamente para Coatilicue y que significa “nuestra madrecita”.

Además que si esto fuera cierto no existirían otras devociones contemporáneas a Guadalupe como el caso de la Virgen de los Remedios que es una Virgen con niño. Lo más curioso es que en México no existen templos reconocidas que hayan estado dedicados a la Guadalupe española y las iglesias que tienen imágenes suyas coloniales son muy escasas siendo una advocación casi desconocida, aunque en la época colonial si tuvo cierta devoción por los españoles venidos de Extremadura pero tal parece que esta devoción era más particular y en algunas capillas que se celebraba únicamente.

Sobre el caso de las leyendas que se narran sobre ambas advocaciones recomiendo leer el primer artículo de la serie de la Guadalupe de México y el artículo dedicado a la Virgen de Guadalupe de las Villuercas, ambas leyendas tienen grandes similitudes aunque esto no es de sorprender; es bien conocido que en España hay una gran tradición de imágenes que son encontradas milagrosamente y en la mayoría de los casos sus leyendas son casi iguales y en el caso de la Guadalupe de México no dudaría que el autor de la leyenda estuviera influenciado por estas mismas narraciones y se basara en ellas para agregar aspectos a los que ya eran conocidos y se transmitían de generación en generación sobre la imagen. Cabe decir que en el caso de la leyenda de la Guadalupe mexicana no se ha determinado su autor ni la fecha exacta en que se escribió aunque se supone fue entre el siglo XVI y el XVII.

Único óleo de la Virgen de Guadalupe española que he podido encontrar que se conserva en un templo mexicano en Cholula, Puebla, cortesía de Tacho.

A mi muy particular punto de vista pienso que entre ambas Guadalupes las únicas coincidencias son el nombre y el color de la piel, y lo demás no ha sido más que un intento por tratar de españolizar a una advocación americana.

André Efrén

BIBLIOGRAFÍA
– Camacho de la Torre, María Cristina, “Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe”, México, CONCACULTA, primera edición,2001.
– De Landa, fray Diego, “Relación de las cosas de Yucatán”, México, Cien de México, primera reimpresión, 2003.
– Gisbert, Teresa y de Mesa, José, “La Virgen María en Bolivia la dialéctica barroca en la representación de María”, Bolivia, s/e, s/a.
– Nebel, Richar, “Santa María Tonantzin Virgen de Guadalupe”, México, FCE, tercera rempresión, 2005.
– Valle, Rafael Heliodoro, “Santiago en América”, México, Gobierno del Estados de Querétaro, primera reimpresión, 1996.
– Zarebska, Carla, “Guadalupe”, México, Debolsillo, primera edición, 2005.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “Nuestra Señora de Guadalupe: reina de México y emperatriz de América (IV)

  1. Efren:
    Sin meterme en la polemica que si es leyenda los relatos de Antonio Valeriano que si fue o no la aparicion y la estampacion de la imagen milagrosa de la imagen, ya de por si el milagro de la Virgen fue el mismo culto que suscito en la tierras sobre todo entre los mas humildes. Por cierto la pintura de la Guadalupana española se encuentra en la Capilla del Sagrario, de la Parroquia de San Bernardino Tlaxcalancingo, del Municipio de San Andrés Cholula, Y la escultura es de la Mayordomía del Circular de Guadalupe de la Capilla Real de los Naturales, en San Pedro Cholula, Pue. Saludos!

    • amigo Tacho gracias por tu comentario ya sabes que como ya bien lo dije en un artículo anterior yo concuerdo con la idea de que “el verdadero milagro de la guadalupana es la unión del pueblo mexicano en torno a su imagen”, sin importar si quiera si realmente se aparecio, si existio o no san Juan Diego y si lo que narra Valeriano es veridico, esa unión en torno a su imagen es el milagro más grande, gracias por los datos sobre las imagenes si los tenía en cuenta pero para no hacer tan largo el pie de foto no los agregue.

  2. ¡Ya tenía ganas de leer otra entrega de esta estupenda serie dedicada a la Virgen de Guadalupe de México! Aprovecho para felicitar a todos los mexicanos en el día de su patrona, que los siga protegiendo y bendiciendo todos los días.

    Sobre la controversia que presentas, a mi parecer el punto más interesante de todo el tema guadalupano, decir que estoy completamente de acuerdo contigo en que no hay relación entre la Guadalupe mexicana y la extremeña, salvo que ambas representan a María, Madre de Dios. ¿Más claro? Imposible.

    Desde luego que existen parecidos entre la Virgen del coro y la de la tilma de Juan Diego, pero es que si nos ponemos así de escrupulosos, resulta que no pocas Vírgenes alemanas reproducen exactamente esta iconografía de la Mujer vestida de sol, con el Niño en brazos. Así pues, ¿también todas éstas son copia de la Virgen del coro extremeña? Eso no tendría ningún sentido, por lo que no cabe más que concluir, como tú dices, que simplemente lo que estamos viendo es la reproducción de la iconografía más propia de la Inmaculada a partir de la descripción del Apocalipsis.

    Además, yo veo más que evidente que si la mexicana se llama también Guadalupe, es porque los españoles se empeñaron en llamarla así, porque no entendieron el nombre que les decía Juan Diego o el obispo local o quien fuese, o porque simplemente, les daba la santa gana ponerle ese nombre. Lo que no me parece justo es que, después que se puso un nombre “español” (árabe, en realidad) a una Virgen mexicana, se empeñen ahora en que la advocación sea una simple copia de la extremeña. No sólo injusto, sino además despectivo, eurocentrista, colonialista, como se le quiera llamar.

    Los pueblos tienen derecho a su autodeterminación y ya bastante sufrieron con que se les impusiera la fe, la cultura, el ser español; o inglés, o francés, o lo que fuere. Ahora ha llegado su turno y tienen derecho a ostentar con orgullo sus propias advocaciones marianas, lengua, tradiciones… sin tener que conformarse con lo “importado”, aunque también lo quieran, por supuesto. (Esto me llama mucho la atención en Filipinas, donde casi no tienen advocaciones marianas propias, son casi todas un refrito de las españolas, lo cual me parece triste, aunque ellos, me figuro, bien contentos estarán).

    No me enrollo más, sólo darte un breve consejo de amiga, André: con lo bien que te expresas y lo interesante que llegas a hacer tus artículos, es una pena que no revises un poco más su puntuación antes de enviarlos. En particular, eres muy parco en comas y son necesarias para hacer una lectura comprensiva. Por favor, considéralo para tus próximas publicaciones, así disfrutaremos mucho más todo lo bueno que tienes por enseñarnos. 🙂

    • Ana tienes mucha razón ahora que volvi a leer el artículo me di cuenta de varios errores que tengo y pido una enorme disclpa a todos por eso se que no hay justifiscación pero desgraciadamente por los reiterados problemas que estoy teniendo con mi ordenador hice muy rapido ese atículo y no lo revise dos veces por lo cual tengo más errores de lo normal que se que los tengo, te agradezco tu consejo y pondre más empeño y cuidado en eso. Por otro lado agradecerte la felicitación porque realmente hoy es una gran fiesta aqui en México y yo concuerdo totalmente en tus puntos de vista, yo no puedo asegurar que la Guadalupe mexicana realmente se haya aparecido en el Tepeyac, pero si estoy seguro que es una advocación netamente autoctona con un nombre de una Virgen española por diversas razones, lo peor del caso como ya digo es quwe según esta revista sean los mismos guardianes del Santuario de Extremadura quienes tienen estas ideas y que además no sólo con la Virgen de Guadalupe sucede lo mismo sino con muchas más, en el caso de Filipinas estoy contigo es curioso y además hay que felicitarlos también hoy porque la Virgen de Guadalupe también es su patrona.

  3. ” EPIFANIA GUADALUPANA” ahora si lo he visto todo XDXDXDXD, pero poniendonos serios, quiero felicitar a todos los Mexicanos por el Dia de la Morenita del Tepeyac, ojala aqui en Colombia tuvieramos una devocion tan grande por Maria como la tienen ustedes, Felicidades!!!

  4. Muchas gracias, André, por este nuevo artículo de la serie dedicada a la Virgen de Guadalupe y más hoy que celebramos su festividad, especialmente en tu patria.

    Yo también estoy de acuerdo con vosotros en que la coincidencia en el nombre no tiene por qué significar que una es anterior o “copia” de la otra, ni siquiera en la veneración. Para no ir más lejos, te diré que en mi provincia hay varias imágenes de la Virgen que, por ejemplo, tienen el título del “Valle” (Virgen del Valle) y, salvo que representan a la misma Madre de Dios, en el resto no se parecen en nada y a nadie se le ocurre decir que una sea anterior o copia de la otra.

    Dejo este tema que tu explicas perfectamente y solo quiero añadir mis felicitaciones a todos cuantos celebrais de manera muy especial la festividad de hoy.

  5. Muchas gracias André por esta nueva entrega sobre vuestra gran patrona. Precisamente apareció en todos los medios de comunicación los festejos que la comunidad mexicana de Valencia realizó en nuestra Catedral y que llenaron de colorido el día. Estas celebraciones se van consolidando año tras año en la Seo. Además, hace bien poco tuve la ocasión ed ayudar a un investigador catalán que había recibido el encargo de estudiar la devoción guadalupana en España y pude mandarle el gozo que se cantaba en el antiguo Convento de Belén de nuestra ciudad y la información de que hay un pueblo en plena Via Augusta a su paso por la provincia de Castellón llamado Salzadella que la festeja por mor de los indianos que regresaron tras haber hecho fortuna en vuestras tierras.

    • Vaya pues que interesante todo lo que me narras sobre la devoción a la Virgen de Guadalupe en España y en Valencia, y esa investigación de la que hablas debe haber estado muy interesante, gracias.

  6. Andre ha sido realmente muy fascinante leer este articulo sobre la controversia de si la Guadalupe Mexicana es una copia de la Extremeña.
    Has aportado datos muy interesantes,gracias.

  7. Para mi el milagro es la fe que se pone , pero no hay milagro mayor que el nacer y el llorar , signo de lo sensible , aunque a algunos les repugne ya esta sensibilidad de expresarse , lo que llega del alma , y lo primitivo que es el amarse mutuo y no corresponderse en intereses

    • Estimada Patricia,
      nuestros contenidos pertenecen a sus autores y no pueden ser extraídos del blog sin su consentimiento. Sí que puedes enviar por correo el enlace a este artículo.
      Cordiales saludos.

  8. Dicen que Juan Diego fue a ver al obispo para darle el mensaje de la virgen.
    El obispo era Fray Juan de Zumarraga?.
    Le fue a dar el mensaje a Fray Juan de Zumarraga.?
    El testigo de la aparicion fué Fray Juan de Zumarraga?
    Dicen que Fray Juan de zumarraga escribio mucho acerca de los Mexicanos.
    No he estudiado a Fray Juan de Zumarraga.
    Pero si es así, porque no escribió algo acerca de semejante milagro ?
    No pretendo ofender a nadie. respeto la Fe y las creencias. Solo quiero saber mas.

  9. Hola es muy interesante el tema. Tienes rason, quien se podria mantener oculto tan grande maravilla. Y no publicarlo de tal manera. Sobretodo es importante saver la rason por todo. Es el instinto humano desde niños el preguntar y saver de donde proviene todo y el porque. Es lo mas bonito que nos lleva a escudriniar la historia de todo y llegar a lo mas verdadero. Es muy natural el no confiar y no creer todo lo que se nos dise. Seria muy inosente e ignorante de nuestra parte. El si no fuera asi. Me gustaria que se llevara acavo una entrevista en vivo en un 12 de Diciembre Todo sobre la virgen desde sus raises y la historia detras de su aparicion con lujo de detalles. En la iglesia catolica con el Papa Francisco. Pienso yo, que les corresponde publicar esta historia siendo la iglesia catolica quien la introduse y reconose a la virgen de guadalupe. Yo tengo una pregunta se publica que las medidas de la virgen en la aparicion del manto de Juan Diego son de una mujer embarasada de tres meses. No seria esto imposible? Siendo Jesus Cristo nuestro Salvador ya crusificado y resusitado y asendido al cielo al lugar santuario. Como es que la virgen de guadalupe se aparece embarasada de tres meses a Juan Diego con un moño negro y un crusifico en su cuello? Que se dise que es por luto a Jesus Cristo. Expliquen me eso porfavor. Gracias por su tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*