La Iglesia Católica Siro-Malabar y Santa Alfonsa Muttathupadathu

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Cristianos siro-malabares venerando una figura yacente del apóstol Santo Tomás en Kerala, India.

La Iglesia Católica Siro-Malabar
La comunidad católica de rito Siro-Malabar residente en la India, descendientes de los llamados “cristianos tomistas”, antes de que los portugueses llegasen a aquel país en el año 1498, estaban en plena comunión con la Iglesia Asiria, dependiendo del patriarcado de Babilonia. Después de mantener durante años contactos con los portugueses, se unieron a la Iglesia Católica ya que ellos, aun después de muchos siglos de aislamiento, seguían reconociendo la primacía de Roma. Los europeos, no aceptando la legitimidad de sus ritos locales, los forzaron a asistir al sínodo de Diamper en el 1599, convirtiéndola en la práctica en una rama de la iglesia latina –bajo el “Padroado” de Goa- imponiéndoles determinados cambios en la liturgia eucarística, ornamentos, exigencia del celibato, etc.

Esto provocó un descontento generalizado, que culminó con la ruptura con Roma de parte de los malabares en el año 1653. En el año 1656, el Papa Alejandro VII envió como intermediarios a algunos carmelitas italianos y aceptando Roma parte de sus ritos y otorgándoles una jurisdicción dual (Padroado y Propaganda Fide), la mayoría volvieron a la comunión con Roma en el año 1662. En el 1787, los representantes de ochenta y cuatro iglesias locales se reunieron en Angamaly y elaboraron un documento demandando a Roma la elección de obispos nativos. Roma suprimió el Padroado y todos formaron parte del Vicariato Apostólico del Malabar, con residencia en Verapoly, bajo la jurisdicción de “Propaganda Fide”. Jurisdiccionalmente, fueron separados los católicos de rito latino de los de rito siro-malabar.

Su Beatitud Mar George Alencherry, arzobispo mayor de la Iglesia Siro-Malabar.

Hasta el año 1896, los obispos siro-malabares fueron frailes carmelitas, pero en ese año, con el Breve “Sacrae Quae rei” del Papa León XIII, la Santa Sede estableció los vicariatos apostólicos de Trichur, Ernakulam y Changanacherry al frente de los cuales fueron puestos obispos siro-malabares hindúes. El vicariato de Kottayam se erigió en el año 1911 y el Papa Pío XI, en el año 1923, estableció de hecho y de derecho una auténtica jerarquía católica siro-malabar. La Iglesia Siro-Malabar cuenta en la actualidad con unos cinco millones de fieles en la India.

En el año 1934 y basándose en las fuentes originales sirias, este mismo Papa inició un proceso de restauración de la liturgia malabar, proceso que culminó en el año 1962 cuando se restableció totalmente aunque en cierta forma la liturgia malabar quedó más o menos latinizada. Esto provocó ciertas disputas que fueron resueltas en el año 1988 cuando el papaSan Juan Pablo II dio plena autoridad en materia litúrgica a los obispos siro-malabares.

El 16 de diciembre de 1992, el Papa Juan Pablo II, con la Constitución Apostólica “Maiori Quae”, elevó al rango de Arzobispado Mayor a la Iglesia Siro-Malabar, pero no le concedió el rango de Patriarcado. Actualmente el arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly es Su Beatitud Mar George Alencherry, quien también fue nombrado cardenal en el Consistorio del 18 de febrero del año pasado. El Sínodo de los obispos siro-malabares celebrado en Ernakulam el 20 de mayo de 1993 solicitó a la Santa Sede se le otorgara a su Iglesia la condición patriarcal. Roma aún no se ha pronunciado.

Los santos y beatos propios de Rito Siro-Malabar, son: Santa Alfonsa de la Inmaculada Concepción Muttathupadathu, San Ciríaco (Kuriakose) Elías Chavara, Beata Mariam Teressia Chiramel Mankidiyan, Beato Thevarparampil Kunjachan y Santa Eufrasia Eluvathingal.

Estos tres vídeos son de la Santa Misa en Rito Siro-Malabar. Aconsejo verlos porque nos muestra la belleza del rito y la armonía de sus cantos:




Fotografía de la Santa en su hábito de clarisa.

Santa Alfonsa de la Inmaculada Concepción Muttathupadathu
Nació en Kudamalur, diócesis de Changanacherry, en el Estado de Kerala en la India, el día 19 de agosto del año 1910, perteneciendo a la noble familia de los Muttathupadathu. Nació de manera prematura, octomesina, como consecuencia de un susto que recibió su madre, Maria Puthukari, quien mientras dormía soñó que una serpiente se enroscaba en su cintura. A los ocho días después de nacer, fue bautizada según el rito siro-malabar, recibiendo el nombre de Annakutty (Ana).

A los tres meses del parto murió su madre, por lo que ella fue criada y educada cristianamente por sus abuelos en Elumparambil. Era piadosa, alegre, muy caritativa y ya con cinco años dirigía la oración que todas las tardes tenían por costumbre rezar en familia. Con siete años de edad, hizo su primera comunión el día 11 de noviembre del año 1917 y muchos años más tarde, en 1943, le decía por carta a su director espiritual: “Ya desde la edad de siete años, yo no era mía. Estaba dedicada totalmente a mi divino esposo y usted lo sabe muy bien”. Con esa edad comenzó a asistir a la escuela en Thonnankuzhy, terminando el primer ciclo tres años más tarde; entonces, con diez años de edad, se marchó a la casa de su tía Anna Murickal, en Muttuchira, la cual sería quién definitivamente la educara como su “madre adoptiva”.

Su tía, debido a su carácter severo y a hasta violento, se portó a veces más como una madrastra que como una madre, pero sin embargo era muy religiosa visitando asiduamente el convento de las madres carmelitas que estaba cercano a su casa. La niña, que siempre acompañaba a su tía, pasaba allí largos ratos de oración, empezando a surgir en su interior la vocación religiosa. Pero los pensamientos de su tía iban por otro camino pues pensaba casarla con una persona adinerada. Ella, aunque era muy obediente con su tía, sin embargo se resistía a este matrimonio, llegando hasta el punto de lesionarse voluntariamente, causándose una quemadura en un pie al pisar unas brasas ardientes. Más tarde escribiría: “Arreglaron mi matrimonio cuando yo sólo tenía trece años de edad y ¿qué podía hacer yo para evitarlo? Tomé la decisión de desfigurar mi cuerpo para que nadie me quisiera. He sufrido mucho, pero me sirvió”.

Fotografía de la Santa recién fallecida, de cuerpo presente en su funeral.

Su confesor, el padre James Muricken, fue quien la puso en contacto con las Pobres Clarisas Franciscanas de Annakutty. Ingresó en el colegio de Bharananganam el día 24 de mayo del 1927 y al año siguiente comenzó su postulantado asumiendo el nombre de Alfonsa de la Inmaculada Concepción, en honor de San Alfonso Maria de Ligori, pues era el día de su festividad: 2 de agosto. Inició el noviciado el 19 de mayo de 1930, tomando los hábitos de manos del obispo James Kalacherry.

En el noviciado empeoró, pero decidió hacer una novena al hoy Beato Ciriaco Elias Chavara – también siro-malabar – y quedó milagrosamente curada. Durante el noviciado escribió: “No quiero actuar conforme me dicta la razón, porque quiero seguir haciendo penitencia; no quiero rechazar a nadie sino solo decirles a todos palabras dulces. Quiero controlar mi mirada y pedirle perdón a Jesús por mis faltas que expiaré haciendo penitencia. No me importa mis sufrimientos físicos, nunca me quejaré y siempre me someteré a cualquier humillación que se me presente, buscando refugio en el Bendito Corazón de Jesús. En el año 1931 hizo los votos temporales.

Desde el año 1930 al 1935 sufrió una grave enfermedad quedando su salud muy debilitada, sangraba abundantemente por la nariz, tenía grandes ojeras debido a su debilidad y le salieron numerosas llagas en las piernas; además a esto se unió lo que han sentido muchos santos: una aridez espiritual que le producía un gran sufrimiento moral. Aún así, enseñó en la escuela de Vakakkad en el año 1932, pero posteriormente, debido a su salud solo podía trabajar como profesora auxiliar y como catequista en la parroquia. Como tenía una caligrafía muy bonita se le encargaba la escritura de todas las cartas oficiales.

Vista exterior de la capilla que contiene el sepulcro de la Santa. Barananghanam, India.

El día de Santa Clara del año 1936 hizo su profesión perpetua, lo que le supuso una inmensa felicidad, pero aun le quedaba por pasar por muchos sufrimientos. “Hice mi profesión el día 12 de agosto y dos días más tarde me vine a Bharanganam y a partir de entonces tuve que cargar con una parte de la cruz de Jesús. Sufría muchísimo, pero lo hacía con alegría ya que ese era el deseo de mi querido esposo”. Tuvo una doble pulmonía, se infectó de fiebres tifoideas, sufrió un susto grandísimo al toparse con un ladrón que robaba en el convento de noche y todo esto, la debilitó aun mucho más por lo que llegó a no tener fuerzas ni para escribir.

Aun así, siempre cumplía con las normas del convento y era especialmente cariñosa con todas las religiosas. Su estado de salud se agravó en 1945, pues le salió un tumor maligno que se le extendió por todo el cuerpo, por lo que el último año de su vida fue una auténtica agonía: le fallaron los intestinos, el hígado y el estómago, tenía continuos vómitos, le daban violentas convulsiones y apenas podía comer o beber. “Siento que mi esposo me ha destinado a que sea una víctima del sufrimiento por lo que cuando me encuentro algo mejor, parece que estoy perdiendo el tiempo”.

Gravemente dolorida, pero muy feliz, murió en el convento de clarisas de Bharananganam el día 28 de julio de 1946, con solo treinta y seis años de edad. Inmediatamente se extendió su fama de santidad y se contaban por cientos de miles las personas que anualmente iban a visitar su tumba, entre ellos, no solo católicos, sino también musulmanes e hinduistas. Pronto se verificaron la realización de varios milagros por lo que adquirió fama de taumaturga.

Vista de la capilla con el sepulcro de la Santa, recubierto con flores por los fieles. Baranangana, India.

Como crecía su fama de santidad, el obispo de Palai instruyó el proceso informativo ordinario “super vita et fama sanctitatis” el día 11 de febrero de 1955, proceso que concluyó en el 1962. Posteriormente se inició el proceso apostólico “super virtutibus” y el 9 de noviembre de 1984 fue declarada venerable. El Papa San Juan Pablo II, en su visita a la India en el año 1986 la beatificó en Kottayam el día 8 de febrero.

Finalmente, fue canonizada por el Papa Benedicto XVI, el día 12 de octubre del año 2008. En la homilía de la Misa de Canonización, haciendo referencia a las palabras del profeta “El Señor eliminará la muerte para siempre. El Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros” (Isaías, 25, 8), el Papa dijo: “Estas palabras del profeta Isaías contienen la promesa que sostuvo a Alfonsa en su vida de extremo sufrimiento físico y espiritual. Esta mujer excepcional, que hoy se ofrece al pueblo de la India como su primera santa canonizada, estaba convencida de que su cruz era el verdadero medio para llegar al banquete que el Padre había preparado para ella. Aceptando la invitación para la fiesta de la boda y adornándose con el vestido de la gracia de Dios por medio de la oración y del sufrimiento, conformó su vida a la de Cristo y ahora goza del “banquete de manjares suculentos y vinos generosos” del Reino de los cielos (Isaías, 25, 6). Ella dijo que un día sin sufrimiento era un día perdido; imitémosla llevando nuestras propias cruces para poder gozar juntamente con ella en el paraíso”.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “La Iglesia Católica Siro-Malabar y Santa Alfonsa Muttathupadathu

  1. Antonio

    Me da mucho gusto el conocer poco a poco los diferentes ritos de los cristianos alrededor del mundo. Pero me llaman la atención algunas cuestiones.

    ¿Existe algun impedmeto para que o sea elevada al rango de Patriarcado esta Iglesia?

    ¿Este arzobispo Mar Georg hoy cardenal es aquel que en el sínodo de oriente medio propuso que las Iglesias orientales o mejor dicho, las iglesias en comunión con Roma pero de diefente rito pudiesen entrar al cónclave para poder elegir al nuevo Obispo de Roma sin ser necesariamente cardenaes?

    Mencionas el hecho de que existen la Iglesia en comnión con Roma y otra vertiente que no lo está en comunión. Ésta que no está en comunión con Roma forma parte de alguna Iglesia digamos la de Constantinopla, Rusa no se como expresarlo no se me entiendas)

    • Emmanuel, planteas varios temas de interés y voy a darte mi opinión.

      En primer lugar quiero decirte que si las Iglesias Siro-Malabar y Siro-Malancar no tienen el rango de Patriarcado es sencillamente, porque Roma no quiere. A la primera, la considera “una variante india” de la Iglesia Caldea y a la segunda, una variante de la Iglesia Siria. Ambas, Caldea y Siria, si son Patriarcado.

      En segundo lugar no puedo asegurarte si fue este arzobispo malabar o su homónimo malancar quién propuso en el Sínodo de Oriente Medio el que las Iglesias Orientales en comunión con Roma participasen en el cónclave, pero yo quiero plantear el siguiente tema:
      El Papa es obispo de Roma (por lo que es sucesor de Pedro y, por lo tanto, decimos que Vicario de Cristo), es además el cabeza de todos los obispos de la provincia eclesiástica de Roma (arzobispo), es Primado de Italia (o sea, de todos los obispos italianos), es Patriarca de Occidente (o sea, de todas las iglesias latinas), es Papa de la Iglesia Universal (o sea, de todos los católicos sean del rito que sean) y es Siervo de los siervos de Dios (o sea, padre de todos los católicos). Además, civilmente, es el Soberano de un Estado.

      ¿Cómo debiera elegirse? En mi opinión como obispo de Roma y en ese sentido solo deberían participar los romanos, pero está establecido que, como Pastor de la Iglesia Universal, sea el cónclave formalmente constituido quién lo elija, pero desde luego, en ese cónclave, en mi opinión, deberían estar representadas las Iglesias de todos los ritos católicos, absolutamente de todos.

      Y en tercer lugar, decirte que la Iglesia Siro-Malabar en su conjunto está actualmente en comunión plena con Roma.

      • Estimado Antonio, gracias por este magnífico artículo sobre el rito malabar. Respecto a lo que comentas de la elección del Obispo de Roma, que formalmente es el prelado de la iglesia universal, creo que no sólo debieran participar las iglesias de todos los ritos católicos sino también las mujeres, pues el anacronismo que se produce en la Iglesia ya se me antoja inaceptable. Respecto a lo que comentas de que Santa Alfonsa desfiguró su pié para huir de un matrimonio pactado me parece un ardid muy ingenioso. No en todas las civilizaciones y culturas el rostro ha sido el elemento corporal más “valorado estéticamente” y por eos nos causa extrañeza que la desfiguración de un pié causara que la santa tuviera “menos merecimientos”.

        • Salvador,
          Las altas esferas eclesiásticas están dominadas por una élite que no consiente que accedan a ellas a quienes no están en total sintonía con su forma de proceder. Esto es así, pero es que además, si los seglares varones pintamos poco, menos pintan aun las mujeres, así que ¿cómo quieres tu que las mujeres participen en la elección del Papa? Sería pedirle peras al olmo.
          Si ya ellas tienen incluso prohibido el acceso a las órdenes sagradas, ¿van a tener algo que decir en un cónclave?

          Aquellos tiempos en los que el pueblo elegía a sus obispos e incluso al obispo de Roma, están ya muy lejanos y la Iglesia oficial no tiene ningún interés en volver a ellos. Se manejan mejor las cosas desde arriba, ¿o no lo crees?

  2. Me encantan los artículos sobre otros ritos cristianos porque nos ayudan a ver la riqueza y diversidad de las Iglesias cristianas, las interpretaciones de la liturgia que se hacen en diferentes zonas del mundo, y nos ayudan a salir un poco de nuestro egocentrismo católico romano. Todavía hay muchos que creen que ser católico romano es la única vía posible, correcta y auténtica de ser cristiano, poniéndose en contradicción con la misma Iglesia de Roma que sí comulga con algunos de estos ritos, como vemos.

    Además, el cristianismo en la India sigue siendo una religión minoritaria en comparación con la hindú, la budista y la musulmana, que la superan considerablemente; lo que tiene mucho mérito. No quisiera tampoco olvidarme de los cristianos perseguidos, especialmente en el país vecino, Pakistán. Roguemos por el indulto y liberación de Asia Bibi, por citar un ejemplo.

    En cuanto a Santa Alfonsa, la conocía por una estampa que me llegó de Italia y que he enviado a un amigo filipino. La anécdota de que pisó unas brasas para dañarse el pie y así tener una tara que disuadiera a su futuro marido del matrimonio me parece llamativa pero me revela incluso cierta astucia por parte de la Santa, ya que la reacción más habitual sería desfigurarse el rostro; lo que aporte mayores probabilidades de éxito en que te rechacen como esposa, pero también es más horrendo y con peores consecuencias. En ese caso, la Santa tuvo suerte, podrían haberse conformado con un pie quemado.

    • Pues todavía queda por hablar de algún que otro rito, tanto oriental como occidental. Entre ellos, el más suntuoso y, para mi, el más sublime: el bizantino, al que habrá que dedicarle varios artículos.
      ¡Y cómo tu dices, nos creemos el ombligo del mundo!

      En cuanto a la desfiguración del pie de Santa Alfonsa, lo hizo porque quería ser virgen, pero no quería ser tonta.

  3. Gracias Antonio por este bellisimo articulo (dos en uno) sobre la iglesia catolica de rito siro-malabar y sobre Santa Alfonsa de la Inmaculada.

    Recuerdo viendo la urna con una figura yacente de Santo Tomas Apostol,como hace mas de seis o siete años la vi en una pagina web o blog y decian que era el cuerpo incorrupto del propio apostol,me eche las manos a la cabeza porque se aprecia claramente lo que es,una figura.
    Sobre Santa Alfonsa no me ha quedado muy claro como eludio el matrimonio..¿tan solo quemandose la planta del pie o debio ceder finalmente su tia?
    Es que la rechazen por tener el pie quemado….

    • Tres cosas, Abel,
      1.- Cuando tengas tiempo, te recomiendo que al menos veas completo uno de los tres vídeos. El último es una primera comunión.
      2.- Yo también he visto en internet eso que tu comentas sobre la figura de Santo Tomás. El cuerpo del santo está en Ortona (Italia), pero bien es verdad que yo al menos, tengo fotos de relicarios de cuatro cráneos completos atribuidos al santo!!!! – casi ná – y, en el estado de Kerala, en la India, si que hay reliquias suyas.
      3.- Ella se quemó el pie para conseguir el no casarse, pero qué duda cabe de que su familia, ante esto, debió ceder de mejor o peor ganas.

  4. Antonio, me ha gusto mucho leer este articulo sobre todo la parte de la iglesia Siro-Malabar que como bien dices es un rito en plena comunión con Roma, que si no me equivoco tiene su numero de fieles en ascenso, tiene 500 seminaristas, aunque es minoritario por la gran población que tiene este País.
    El pasado 24 de Noviembre el Santo Padre Benedicto XVI proclamo 5 nuevos cardenales de diferentes ritos de distintos paises, entre ellos paso a formar parte del colegio cardenalicio el Cardenal Baselios Cleemis Thottunkal es un gran teólogo y como dato curioso es el cardenal mas joven del todo el colegio cardenalicio.

    perdon, creo que me he equivocado y este cardenal que anteriormente he mencionado es de otro rito el Siro-Malakar, corregirme si no estoy en lo cierto.

    • Si, David; el Cardenal Baselios Cleemis, es el Arzobispo Mayor de Trivandrum, de los Siro-Malankares desde en año 2007. No es de rito Siro-Malabar.

  5. Vaya Antonio pues un artículo sumamente informativo acerca del rito siro-malabar que para mi pues es muy desconocido ya en estos días vere los videos para reforzar el conocimiento, una duda Antonio ¿a que se debe que en la India musulmanes, hinduistas y cristianos veneren practicamente por igual a los santos? porque esto que narras de Santa Alfonsa también lo he escuchado en el caso de San Francisco Javier. La vida de Santa Alfonsa pues no hay mucho que decir una gran mujer y un gran ejemplo da pena que santos de estos ritos sean tan desconocidos en occidente y vaya nombre del beato Thevarparampil, tuve que intener varias veces para poder pronunciarlo…

    • No es exacto que en la India, cristianos, musulmanes e hinduistas veneren por igual a nuestros santos; lo que pasa es que en algunos lugares y condiciones, algunos de ellos son venerados localmente por todo el pueblo sin distinción, ya que ven a ellos a unas personas a las que recurrir en un país donde existen tantas y tan graves privaciones entre los más desfavorecidos. No veo yo a un bramán recurrir a Santa Alfonsa, pero si que veo que lo haga un paria.

      Y dices que te ha costado trabajo pronunciar el nombre del beato Thevarparampil….., pues espera a pronunciar el del beato hindú del que publicaremos pasado mañana: Devasahayam.

  6. El arzobispo mayor de la Iglesia Siro-Malabar y el arzobispo mayor de la iglesia Siro-Malankar son cardenales y se participaron en el ultimo cónclave de Roma para elegir a nuestro Papa Francisco.

  7. Sobre la devoción de los Santos nuestros por parte de la gente de otra religión de la India yo quiero destacar una cosa. Los musalmanes no pueden venerarlos los Santos que no se permiten por la religión. Muy pocos vecinos musalmanes vienen al patio de nuestras Iglesias cuando hay una fiesta o una procesión. Pero el caso de los hinduistas es distincto. Para ellos todo el poder sobre ellos (que sean persona, evento celestial …) son divinos y naturalmente respectarlo y venerarlo. Por eso ellos consideran nuestros santos como personas divinas y vienen a nuestra Iglesias cuando hay fiesta y participan en ella muy activamente y también cuando pasa la procesión enfronte de su casa la decora la casa con luces y velas. Son muy acogedores de otra religión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*