Santa María Faustina Kowalska, virgen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía real de la Santa, que le fue realizada en 1938.

Pregunta: Hola, he investigado la vida de Santa Faustina Kowalska, y su doctrina espiritual es impresionante, pero me gustaría saber dónde esta enterrada. Pensé que obviamente estaría en el santuario de la Divina Misericordia en Cracovia, pero solo he visto por fotografías que hay una reliquia expuesta, mas no he visto nada acerca de algún relicario, imagen yacente o cofre que contengan todos sus huesos o restos mortales. Es que ni siquiera sé si esta incorrupta o no, en la web no he encontrado demasiado. Agradecería cualquier información, gracias.

Respuesta: Ya te contestamos en su momento a esto que nos preguntas y que, por supuesto, va incluido en este artículo que hemos querido escribir sobre Santa María Faustina y que publicamos hoy.
Su nombre de pila era Elena Kowalska y nació el 25 de agosto del año 1905, siendo el tercer hijo de los diez que tuvieron el matrimonio formado por Estanislao Kowalski y Mariana Babel, que eran agricultores de Glogowiec. Fue bautizada dos días después de nacer en la iglesia de Swinice Warckie.

Ya desde niña manifestaba que quería ser monja y, con nueve años de edad, hizo la primera comunión en la misma iglesia donde había sido bautizada. Cuando completó sus estudios primarios tuvo que renunciar a seguir estudiando para ayudar a sus hermanos más pequeños.

Con dieciséis años de edad trabajó como sirvienta en casa de Casimiro y Leocadia Bryszewskich en Aleksandrów, cuidando a su hijo. Al poco tiempo, en 1922 fue a Lódz, donde vivió con un primo de su padre y trabajando como empleada doméstica de los Terciarios Franciscanos. Posteriormente marchó a Warszawa con la intención de entrar en un convento, pero por falta de una dote, fue rechazada, lo que le obligó a seguir trabajando como sirvienta en distintas casas hasta el año 1925 para conseguir dicho dinero.

En 1924 fue con su hermana Josefina a una fiesta en Lódz y allí tuvo una visión que la marcó para toda la vida. Mientras ella bailaba, vio que Jesús estaba a su lado, lleno de llagas; y que le dijo: “¿Cuánto tiempo seguirás ignorándome y cuándo vendrás conmigo?”. Se quedó pasmada, se fue de la fiesta y entrando en la catedral, pidió perdón y preguntó ante el sagrario qué tenía que hacer. Una voz interior le dijo que fuera a Warszawa, porque allí entraría en un convento y ella, sin el consentimiento de sus padres, allí se fue; aunque se detuvo en Ostrówek, donde estuvo trabajando en casa de unos amigos del padre James Dabrowski, que era párroco en la capital polaca.

La Santa (en el centro) fotografiada junto a su familia, año 1935.

Nuevamente le negaron la entrada en un convento, porque era pobre y no tenía “lo que las monjas le exigían como dote”; pero se encontró con la Madre Micaela Moraczewska, que le dijo que podría entrar en las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia, si previamente pagaba “aunque fuera una pequeña dote”; y como ella tenía algún dinero ahorrado cuidando a los niños Lipszyc, con eso le fue suficiente.

El día 1 de agosto de 1925 entró en el monasterio y comenzó el postulantado trabajando de cocinera, portera, jardinera; y como la Madre Barkiewez estaba gravemente enferma, se dedicó a cuidarla permaneciendo en su celda siempre que se lo permitían los otros deberes del convento. Durante el postulantado tuvo momentos en los que estuvo a punto de abandonar, pero nuevamente una voz interior le decía que no lo hiciera. El 23 de enero de 1926 la enviaron al noviciado de Lagiewniki, en los suburbios de Warszawa y allí, el 30 de abril tomó los hábitos cambiando su nombre por el de María Faustina del Santísimo Sacramento. El noviciado duró dos años haciendo los votos simples de pobreza, castidad y obediencia el 30 de abril de 1928. A la ceremonia de la profesión religiosa asistieron sus padres.

En el mes de junio del año siguiente estuvo en Vilnius (Lituania); volviendo después otra vez a la capital polaca y posteriormente a Plock, en cuyo monasterio estuvo dos años. El 1 de mayo de 1933 hizo los votos perpetuos en Kraków, presidiendo la ceremonia el obispo Stanislaw Rospond. Inmediatamente volvió a Vilnius y allí estuvo hasta el 21 de marzo de 1936; trabajando principalmente en el jardín del monasterio, que dejaría para estar unas pocas semanas en Derda y finalmente en Kraków, donde llegó el 11 de mayo de 1936 y donde permaneció hasta su muerte.

Imagen original del Cristo de la Divina Misericordia, pintado según instrucciones de la Santa por Eugeniusz Kazimirowski (1934).

A instancias del Beato Miguel Sopocko, a quien conoció en junio de 1933, Sor María Faustina comenzó a escribir un diario en el que redactaba detalladamente lo que le pasaba cada día y sus experiencias: sus sufrimientos (físicos y espirituales), sus adversidades, sus visiones (de Cristo, María, cielo, infierno y purgatorio), sus revelaciones y oraciones, cómo difundir el culto a la Divina Misericordia, sus promesas, sus ruegos. Ya el 22 de febrero del 1931, mientras estaba sola en su celda, había tenido la primera revelación de la Divina Misericordia; ella lo escribió en su diario, diciendo que Jesús le había pedido que pintara una imagen suya y ante esta petición, ella solicitó la ayuda del pintor Eugenio Kazimiroski, que fue pintando lo que ella le iba diciendo. Esta imagen de Cristo fue expuesta en abril de 1935 durante tres días en Ostra Brama y es la primera que se hizo de esta advocación.

En este mismo diario escribió las oraciones de la “Coronilla de la Divina Misericordia”, redactadas por el mismo Cristo entre los días 13 y 14 de 1935 y que le aconsejó que la rezase cada vez que entrase en una iglesia. También escribió que Cristo le había manifestado que quería que su fiesta se celebrarse el primer domingo de Pascua y cómo tenía que fomentarse el “Movimiento Apostólico de la Divina Misericordia”, de naturaleza seglar; y también que recibió el mandato divino de que se fundara una nueva congregación, la “Congregación de las Hermanas de Jesús Misericordioso”, cosa que hizo su director espiritual el Beato Miguel Sopocko. Ella, el 8 de enero de 1936, tuvo una audiencia con el obispo de Vilnius, Monseñor Romualdo Jalbrzykowski y en ella le contó ese mandato divino; fue el obispo el que le dijo que derivara al beato Sopocko la fundación de ese Instituto y que ella permaneciera en la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia. Digamos también que escribió numerosas cartas, de las cuales se conservan cuarenta y cinco y que han sido publicadas en un libro llamado “Cartas de Santa Faustina”.

Antes hemos dicho que Santa Faustina gozó de visiones, de revelaciones, pero también tuvo el don de la bilocación, leía los pensamientos, profetizó acontecimientos e incluso se dice que llevaba unos estigmas ocultos. Pero todos estos carismas no siempre le daban satisfacciones espirituales; también tuvo malas experiencias. En los últimos años de su breve vida aumentaron los sufrimientos interiores, sus angustías y momentos de aridez espiritual y las dolencias corporales. Ella padecía tuberculosis y problemas instestinales, por lo que en septiembre de 1936 tuvo que ser internada en el hospital de Pradnik. El 14 de abril de 1937 se recuperó milagrosamente y aunque seguía en tratamiento, pudo ocuparse de la portería y del jardín del convento, pero en abril de 1938 tuvo que ser internada nuevamente en el hospital.

Vista de la ventana de la celda donde murió la Santa, con la placa conmemorativa.

Murió el día 5 de octubre de 1938, a las once menos cuarto de la noche, con sólo treinta y tres años de edad y trece de vida religiosa. Hasta el último momento mantuvo la conciencia y a su lado estaban sus compañeras Amelia Socha y Eufemia Traczyńska. Su funeral se celebró dos días más tarde, festividad de Nuestra Señora del Rosario, y estuvo presidido por los sacerdotes jesuitas Wladyslaw Wojton y Tadeusz Chabrowski. No estuvo ningún familiar porque ella expresamente dijo que no quería que su familia realizara esos gastos de viaje. Fue sepultada en el cementerio de la comunidad de Lagiewniki. El 25 de noviembre de 1966 sus restos fueron exhumados y trasladados a la capilla del convento y desde entonces su tumba se convirtió en uno de los lugares más visitados de la archidiócesis de Kraków. Actualmente se encuentran dentro de una urna en un altar bajo una imagen de la Divina Misericordia pintada por Adolfo Hyla.

En el mes de marzo del año 1959 la Santa Sede prohibió publicar el diario de Santa Faustina e incluso la difusión del culto a la Divina Misericordia tal y cual ella lo concebía, pero a pesar de esto, seis años más tarde comenzó en Kraków el proceso para su beatificación. Esa prohibición vaticana fue retirada en el año 1978 y su diario fue publicado por primera vez en el año 1981, estando actualmente editado en numerosas lenguas. Se dice que en él se inspiró el papa San Juan Pablo II cuando escribió su encíclica “Dives in Misericordia”.

El cardenal primado de Polonia, en el año 1947, ordenó recopilar toda la información existente sobre Santa Faustina y posteriormente, todos sus recuerdos familiares. Como he dicho antes, el 21 de octubre de 1965 se inició el proceso diocesano en Krakow, completándose dos años más tarde cuando era cardenal de Kraków Karol Wojtyla (futuro Juan Pablo II). El 31 de enero de 1968 pasó a Roma. El 7 de marzo 1992, Juan Pablo II emitió un decreto sobre las virtudes heroicas de María Faustina Kowalska nombrándola Venerable y el 21 de diciembre de 1992, firmó el decreto reconociendo el milagro previo a la beatificación – curación de la señora Maureen Digan, residente en Massachusetts y enferma de un linfedema -, que se llevó a cabo el 18 de abril de 1993. El milagro reconocido para la canonización consistió en la curación del padre Pytel, sacerdote polaco que tenía una enfermedad congénita en el ventrículo izquierdo de su corazón; esa canonización se realizó el 30 de abril del año 2000. Su festividad es celebrada el 5 de octubre, día de su muerte.

Vista de la urna que contiene los restos de la Santa, bajo la pintura del Cristo de la Divina Misericordia, obra de Adolfo Hyla, que ha sido mucho más difundida que la primera versión.

Hace dos años, con ocasión del II Congreso Mundial de la Divina Misericordia, le fue entregada una carta al Papa Benedicto XVI, solicitándole la apertura de un dossier que estudiase la posibilidad de proclamar a Santa María Faustina Kowalska como Doctora de la Iglesia.

Su vida ha sido llevada al cine: en 1994, Jerzy Lukaszewicz realizó el largometraje “Faustina”, basándose principalmente en sus escritos. Mieczyslaw Grąbk realizó en el año 2005 la película “El Profeta de la Misericordia” y alguna otra película más. Sobre ella se han escrito numerosos libros y trimestralmente se edita una revista denominada “Mensaje de la Misericordia”.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

27 pensamientos en “Santa María Faustina Kowalska, virgen

  1. Esta Santa se ha vuelto muy famosa a raíz de la promoción que le hizo el papa Juan Pablo II, polaco como ella. Siguiendo mi propuesta cinematográfica para vidas de Santos, comentar que he visto una película moderna, “Faustyna”, quizás la más reciente dedicada a ella, que dejo aquí para los interesados: http://youtu.be/6-nQ5-9lSNg
    Es muy sencilla, nada espectacular, pero simpática de ver. Creo que es más de escuchar que de observar, y si se pone mucha atención, resulta preciosa.

    Por lo demás, lo único que no me gusta del mensaje de la Divina Misericordia, que es bellísimo, es su faceta pseudoartística; cuya difusión ha supuesto todo un suicidio estético en nuestros templos: como ha pasado con cultos como los de Santa Filomena, el padre Pío, San Expedito o San Judas, ha habido una explosión de pinturas y estatuas de malísima calidad, copias de este Cristo original que la Santa hizo pintar, que han inundado las iglesias, catedrales… a veces retirándose hermosas y valiosas obras de arte para colocar al susodicho Cristo; otras colocándolo directamente encima. Y ahora nos condenamos a la visión de presbiterios góticos, barrocos y neoclásicos con estatuas, cuadritos y a veces ni eso -pósters, carteles- del Cristo de la Divina Misericordia, que le sientan tan bien a esos entornos como un tiro en la boca del estómago. Son toda una oda a la mediocridad y al mal gusto.

    Creo que este mensaje y esta advocación merecen algo mucho mejor, un trabajo más profesional, de mejores artistas, e integrados en espacios que le den un sentido y un contexto de protagonismo. Meterlo sin más en el presbiterio del s.XVI no creo que sea la solución para que sea apreciado.

    • Estoy de acuerdo contigo Ana en lo que a lo artistico te refieres por ejemplo en la catedral de la ciudad de México sucede lo mismo en un retablo neoclasico retiraron ve tu a saber que óleo porque se nota que ahi hubo un cuadro y pusieron un escultura de molde de la Misericordia sin más, también en la capilla barroco de la Virgen de las Angustias sucede lo mismo, y en el templo de San Cosme con un bellisimo retablo barroco en el altar principal quitaron no se si un Cristo o que otra imagen de la época y pusieron una escultura de la Divina Misericordia eso si, para que no desentonaran le pintaron la ropa en dorado!!

      • Pues yo tengo que decir que, aunque la memoria ya me va fallando, entre las iglesias que más frecuentemente visito, no recuerdo ningún caso en el que se haya quitado una imagen interesante (por su historia o arte) y se haya puesto en su lugar, a ninguna pintura de estas modernas

        • Porque en España no se ha dado tanto este fenómeno, gracias a Dios, pero si ves fotografías de iglesias en México, Filipinas, Italia, Francia… te puedes morir de asco. ¡¡Hay un enorme Cristo de la Misericordia tapando el Juicio Final gótico que adorna el presbiterio de la catedral de Albi!! Montse fue testigo. ¿A quién se le ocurre semejante barbaridad?

          PD: Bueno, en España lo que sí ocurre es quitar imágenes antiguas y sustituirlas por modernas, moldes de Olot o iconos ortodoxos de mala calidad, a menudo simples pósters pegados en tablas de madera. Por ejemplo, eso ocurre en gran cantidad de iglesias de Cataluña.

          • Sí jaja recuerdo esa lona en Albi, yo también me quedé pasmada…

    • Comparto contigo la idea de un atentado al arte en las parroquias actuales. Propugno que la formación sacerdotal lleve unas buenas embarradas de arte, estética y sentido común. Son muchas las iglesias que han perdido su belleza externa, reflejo visible de la belleza celestial, todo en aras de devociones.
      Creo que San Judas, San Charbel, el Divino Niño, El Sr. de la Misericordia, San Expedito y la letanía de devociones modernas populares aceptarían mas una devoción solida de oración en vez de que su imagen, generalmente en mala calidad, no entone con el espacio cultual y la arquitectura sacra.
      Santa Faustina no tiene la culpa de lo que se hace con su misión.
      El diario de Sor Faustina debe ser basico para quien se dice devoto de la Divina Misericordia, el mensaje no es otro que e del Evangelio: Jesús es el rostro del Padre. La confianza en la misericordia divina no es mas que arrojarse a los brazos de quien ama y quiere sentirse amado.

  2. Muy bueno el artículo, me gustaría hacer una pregunta: ¿se considera a Santa Faustina como una mística?, esto lo planteo en base a los dones y demás manifestaciones que se puede ver en el artículo…

    • Yo no soy partidario de los compartimentos estancos y no creo que un santo/a sea solo místico o solo activo. En el caso de Santa Faustina, esto es patente: trabajaba manualmente (lo que para ella era oración) y tenía sus larguísimos ratos de oración profunda y experiencias sobrenaturales,…., ahora, que de ahí saquemos como conclusión que era una mística al estilo en el que consideramos a otros célebres santos místicos, …., no se que decirte.

  3. Antonio me llama la atención leer un artículo tuyo con esta faceta tan llena de visiones y mensajes místicos, cosa que no se suele ver en tus artículos. Como bien dicen esta Santa ha tenido un boom espectaculras d eunos años para aca por el impulso que le dio Juan Pablo II antes esta santa y la advocación de la Divina Misericordia en mi ciudad ni eran conocidos y ahora mi parroquia hasta es centro de difusión de esta devoción, así que se nota lo mucho que se le ha dado auge, Aunque como ya dije arriba concuerdo con Ana en lo artistico, por ejemplo aqui hay un templo neoclasico donde recientemente mandaron a enmarcar un poster de la Divina Misericordia y ya, ahi esta colgado reemplazando a una escultura de San Antonio que estuvo antes ahi, no se porque los sacerdotes no tiene más sentido de la estetica. Sin duda alguna Santa Faustina es una mujer de la que mucho se puede aprender, a seguir tus ideales y que siempre lo vas a poder lograr, ella no se rindio en su afán por ser religiosa y apesar del trabajo que le costo, al final lo logró, eso es una gran enseñanza que nos deja esta Santa.

    • O sea, André, que tu normalmente me ves más racional, más con los pies en la tierra que levitando a dos cuartas del suelo, ¿no?, ja,ja.
      Sin duda esta santa fue realmente excepcional y me dio la impresión de que quién hacia la pregunta necesitaba un poco este tipo de contestación, pero sabes que, aunque intento ser objetivo – que nunca se es – a mi me va más el relato simple de los hechos históricos y siempre desde una perspectiva crítica.

      Qué cosas tienes cuando dices que en el anterior pontificado hubo un boon en el santoral polaco. ¡Pero si eso casi no se nota….! En el pontificado de Juan Pablo II se elevaron a los altares a más santos y beatos polacos que en todos los anteriores pontificados juntos. ¿Podríamos decir que eso es “barrer para dentro de casa”? No dudaré de la santidad personal de cada uno de ellos, pero en mi pueblo se diría que “se pasó tres pueblos” y “que el euro quedó devaluado”. ¿Se me entiende?

  4. Estoy de acuerdo con vosotros en que la devoción a Santa Faustina, y al Cristo de la Divina Misericordia tuvo un enorme boom por el Beato Juan Pablo II , que la difundió y extendió mas allá de la fronteras de su Polonia natal.
    Conocía algo sobre esta Santa pero nada referente a que tenia visiones y también de la Virgen Maria ¿ se sabe algo mas de estos hechos ?, y ¿ los estigmas se tiene constancia de que fueron reales o son suposiciones?, respecto al Cristo de la Divina Misericordia yo opino que ” esta de moda” y que también por coincidir con el mismo dia que se Beatifico a Juan Pablo II, en mucha gente despertó curiosidad, que ha derivado en una verdadera devoción sobre todo en Italia ( doy fe de la opinión de Ana Maria, sobre todo en Italia hay muchas imágenes de la Divina Misericordia en gran parte de las antiguas y modernas Iglesias).

    • David,
      Se dice que los estigmas de Santa Faustina eran estigmas ocultos, o sea, que no se veían pero que ella los sentía y es ella misma quién lo escribe:
      “Cuando me llegó por primera vez el dolor, fue de esta manera: al año de hacer los votos, en un momento de oración vi una gran luminosidad y de ella salieron unos rayos que me envolvieron y, de repente, sentí un dolor terrible en las manos, los pies y el costado y me pinchaba la cabeza sin tener una corona de espinas. Sentí el dolor en el momento de la misa del viernes, pero fue un momento muy breve. Desde hace un par de viernes se repite, pero después no he sentido ningún dolor hasta el momento presente, o sea, hasta finales de septiembre de este año”.
      Hay algunos otros textos suyos, pero no se trata de repetirlos.
      Y con respecto a sus visiones marianas, pués también están relatadas en sus escritos.

  5. Antonio yo conoci a esta santa hara cosa de 3 años cuando compre una pequeña biografia sobre su vida y las oraciones a la devocion del Cristo de la Divina Misericordia.
    Lo unico que me sabe mal de su vida es que prohibiera a sus familiares que cuando se muriese fuesen a su funeral.
    No creo que a unos padres se les pueda pedir algo asi (me imagino que sus padres todavia vivian,al morir ella tan joven).
    Gracias por el articulo.

    • Gracias Antonio. En mi ignorancia hagiográfica al menos ya puedo “colocar a Santa Faustina en el mapa”, jeje… respecto a lo que dice Abel, he creído entender de tu escrito que los familiares no fueron a su entierro porque la difunta dejó escrito que no quería que sus familiares tuviesen el gasto de su desplazamiento. En este caso no sé si es más culpable la santa o los propios familiares pues, si ese era el motivo, seguro que hubiesen encontrado medios para despedirla adecuadamente.

      • Salvador ese era el motivo que ella dio,los gastos del viaje,pero no se….quiza Antonio pueda decirnos si años despues de su muerte,sus padres o hermanos llegaron a visitar su sepultura.

    • Abel,
      Yo la entiendo. Si su familia era pobre y lo pasaba mal, ella lo que quiso era ahorrarles problemas económicos y molestias. Eso no significa dejar de querer; quizás, querer demasiado.

  6. Estimado Antonio

    Te asustas con tantos beatos y santos polacos en el pontificado del Beato JPII?!!!! No me imagino a un Pontífice español, “Se inundarían de Beatos, Santos, Reliquias” jajajajaja 🙂 Serían primera potencia en Santos a nivel mundial.

    Ya, hablando de cosas serias. Yo conozco a sacerdotes que no simpatizan con esta devoción, pues ellos mismos se preguntan DIOS TAMBIEN ES JUSTO, y no negamos tambien SU MISERICORDIA. Pero Dios tambien es JUSTO.

    JUSTO Y MISERICORDIOSO que no se nos olvide esto. Misericordioso si nosotros somos misericordiosos tambien (eso creo yo).

    Bueno ¿y por qué prohibieron la difusión del diario?

    • Emmanuel,
      Dios, sobre todo es Padre. Ponle después todas las cualidades habidas y por haber, pero sobre todo, tanto nos ha querido, quiere y querrar que nos entregó a su propio Hijo Unigénito para que nos salvara.

      ¿Por qué en un principio se prohibió difundir sus escritos? Pues habría que preguntárselo al Vaticano, más proclive a prohibir que a permitir. Cuando una cosa no la controlan desde un principio, siempre encuentran algún resquisio para que el Dicasterio correspondiente amordace a quién sea necesario. ¿A cuantos teólogos y exégetas actuales no podríamos hacerle esa pregunta? Tu ahí en América Latina encontrarás a cientos a los cuales podrás hacerle esa pregunta.

        • Las contradicciones de la “Roma” en turno, que no Roma en el sentido de Iglesia de Cristo son patentes en todos los ámbitos. Una incoherencia total en principios y en acciones, no solo en América sino en todo el mundo y mas que amordazar es permisiva en ideas que no atañen al designio propio de la Iglesia. Esta “Roma” a veces tiene la cara de Liberal vestida con pompa tradicional y de Conservadora ataviada de progresismo. Aunque personalmente tenía esperanzas con Benedicto XVI veo que las cosas aunque han mejorado aun no recuperan el punto de equilibrio.
          Los actuales procesos de canonización son mediocres en comparación con una investigación seria y rigurosa. El caso de Juan Pablo II presentó graves inconsistencias que en su tiempo se hicieron ver a la Postulación, la cual se hizo de “la vista gorda”.
          La devoción a la divina Misericordia al menos en Mexico tiende a convertirse solo en rezos y no en el mensaje. Hace unos mese colocaron en mi antigua parroquia una horrorosa imagen de esta advocación, en mastico, mal pintada y de pésima calidad, sobre un altar neo gótico. Al menos en mi parroquia la devoción no es “sanjudesca” y si lleva un compromiso serio de oración y vivencia de la fe.

    • En relación a la justicia Divina, el mismo Jesús le dijo a Sor Faustina: “No puedo castigar aún al pecador más grande si él suplica Mi compasión, sino que lo justifico en Mi insondable e impenetrable misericordia. Escribe: Antes de venir como juez justo abro de par en par la puerta de Mi misericordia. Quien no quiere pasar por la puerta de Mi misericordia, tiene que pasar por la puerta de Mi justicia……”
      Lo que sucede es que se ha propagado la coronilla, pero no muchos indagan todo lo que conlleva, y que como todo si no va acompañado de un verdadero sentimiento pues no es mucho lo que se logre.

      Y sobre la prohibición yo tengo un concepto muy propio: el mal también esta, lamentablemente, dentro de la Iglesia y por tanto coloca todas las trabas posibles para que no salga a la luz, y acojo estas palabras de Sor Faustina “Ahora he comprendido que lo que Satanás odia más es la misericordia; ella es su mayor tormento. Pero la Palabra del Señor no pasará, la Palabra de Dios es viva, las dificultades no aniquilan las obras de Dios, sino que demuestran que son de Dios…..”

      Y por ultimo creo que si la gente no acoge esta devoción como debe ser, no da razón para dejarla a un lado, por el contrario da motivos para enseñar sobre lo que debe ser la verdadera devoción, como muchas otras que han sido profanadas por hacerse sin la intención real del corazón de buscar a Dios y hacer su santa voluntad, que en ultimas es lo que cualquier devoción debe lograr.

  7. Gracias por tu contesta Antonio, la verdad es que estoy deacuerdo con Poncho, sería propicio dar clases de formación o no sé de arte no sólo a sacerdotes sino también a los laicos que tienen que ver mucho, ya que ultimamente, por lo menos por aquí se ve cada desastre…. el año de la beatificación de Juan Pablo II se volvieron locos en los Templos históricos de la ciudad colocando los cuadros seriados de la Divina Misericordia frente a los retablos mayores junto con las imágenes patronales, que no se si es peor que quitarla para poner el cuadro, fijate que la Patrona estaba ubicada en su camarin de marmol y arriba el cuadro del Cristo afeando la belleza del retablo, digo que tampoco es para atentar con la armonia del arte ¿no?, con colocar el cuadro en otro sitio mas visible bastaba.

  8. Aquí en Puebla el altar mayor de la iglesia de la Compañía de Jesés está dedicado al Señor de la Misericordia, no es de gran interés, pero a sus pies se encuentra una reliquia de Santa Faustina. Creo que ese fue mi primer acercamiento con esta santa, que según leo en el artículo, tuvo una vida mística muy interesante ¡No tenía idea!

  9. Muchas Gracias por haber contestado mi pregunta, verdaderamente no me esperaba un Articulo ta Completo para una preguntilla que solo surgio como curiosidad…
    Solo dos cosas:
    1- pienso que aquello de cambiar o suplatar cuadros, frescos, imagenes u otras obras de Arte por el Cuadro de la Divina Misericordia no esta del todo mal, digo, Jesus mismo quiso que esa imagen fuese promovida por el mundo entero y pienso que todas las parroquias del mundo deberia por lo menos tener un cuadro de la divina misericordia espuexto a los fieles, pero no solo por devocion, mas bien como una acaptacion al mensaje de la Misericordia. Creo que no es necesario colocar la imagen sobre otras o ”desbancar” otra por el cuadro ( porque en lo personal pienso que las mejores representaciones de jesus de la Divina Misericordia estan en cuadros, la mayoria de las estatuas no me convencen) mejor seria buscar un lugar privilegiado que no quede de relleno en el Altar. puede ser en una capilla junto con el Santisimo Sacramento o sobre la puerta de la Iglesia para que cuado la gente salga de misa siempre reciban la bendicion del señor de la misericordia.
    2- No se ustedes pero a mi aveces me parece que la Devocion a Santa Faustina es muy opacada por la del señor de la Misericordia. ( Seguro ella asi lo quiere!!!)
    en la mayoria de Iglesias o lugares donde se reza la Coronilla y hay devocion hacia esta Advocacion, la imagen de Santa Faustina aveces queda como de ”relleno”. los sacerdotes la colocan casi por obligacion y hay mucha gente que la ha visto pero ni siquiera sabe quien es. Pero bueo, al fin y al cabo eso siempre pasa con la mayoria de Santos que promueve una devocion: Santa Margarita Maria de Alacoque, Santa Berardette Soubirous, Beatos Fracisco y Jacinta Marto, San Juan Diego….. Aunque creo que como lo dije antes, ellos debe ser mas felices asi, sabiendo que incluso despues de muertos siguen dejando que Dios sea el unico que reciba la gloria en ellos.
    Ah!!! y para Terminar, no se si sera verdad o no, pero eh leido que Santa Faustina es la unica Santa que ha tenido visiones de su Canonizacion.
    ”Me envolvio el Espiritu de Dios y me vi a mi misma en la plaza de San Pedro que estaba engalanada como de fiesta, luego vi al Santo Padre con su jerarquia que con la multitud adoraba a la Divina Misericordia”. es curioso pues el dia de la Canonizacion de Sor Faustia fue promovida al culto de toda la iglesia la fiesta de la Divina Misericordia.

    • A mi me parece bien, Jhonatan, que pongan ese cuadro de Cristo en las iglesias que quieran hacerlo, pero como dicen en mi tierra “no desvistiendo a un santo para vestir a otro”. Me entiendes.

      En cuanto a las devociones a Cristo, pues son todas muy respetables y algunas, hasta entrañables. Pero yo me quedo con el Padrenuestro, que es la principal y mejor oración que jamás se haya podido pronunciar.

      En el diario de Santa Faustina se cuenta, que el Señor le recordaba frecuentemente su deseo que se establezca la Fiesta de la Divina Misericordia. Ella ofreció una novena por esta intención y el 23 de marzo de 1937, martes de Semana Santa, el séptimo día de la novena Santa Faustina tuvo la siguiente visión:

      “De pronto la presencia de Dios me invadió e inmediatamente me vi en Roma, en la capilla del Santo Padre y al mismo tiempo estaba en nuestra capilla…Yo tomé parte en la solemne celebración, simultáneamente aquí y en Roma…Vi al Señor Jesús en nuestra capilla, expuesto en el Sacramento de la Eucaristía en el altar mayor. La capilla estaba adornada como para una fiesta, y ese día todo el que quisiera, podía entrar. La multitud era tan grande que la vista no podía alcanzarla toda. Todos estaban participando en las celebraciones con gran júbilo, y muchos de ellos obtuvieron lo que deseaban. La misma celebración tuvo lugar en Roma, en una hermosa Iglesia, y el Santo Padre, con todo el clero, estaban celebrando esta Fiesta, y entonces súbitamente yo vi a San Pedro, que estaba de pie entre el altar y el Santo Padre…Entonces de repente vi como los dos rayos, como están pintados en la imagen, brotaron de la hostia y se extendieron sobre todo el mundo. Esto duró sólo un momento, pero pareció como si hubiese durado todo el día, y nuestra capilla estuvo repleta todo el día, y todo el día abundó en júbilo. Luego, vi en nuestro altar, al Señor Jesús vivo, tal como luce en la imagen. Luego, en un instante me encontré de pie cerca de Jesús, y me paré en el altar junto al Señor Jesús, y mi espíritu estuvo lleno de una felicidad tan grande…Jesús se inclinó hacia mí y dijo con gran bondad, ¿Cuál es tu deseo Hija mía?Y yo contesté: Deseo que toda adoración y gloria sean dadas a Tu Misericordia. Yo ya estoy recibiendo adoración y gloria por la congregación y la celebración de esta Fiesta: ¿Qué más deseas? Entonces yo miré a la inmensa multitud que adoraba la Divina Misericordia y le dije a Jesús: Jesús, bendice a todos aquellos que están reunidos para darte gloria y venerar Tu infinita misericordia. Jesús hizo la señal de la cruz con su mano y esta bendición fue reflejada en las almas como un rayo de luz”.
      Se interpreta que este texto pudiera ser una visión de su futura canonización!!!

  10. Comencé la devoción a la Divina Misericordia cuando en mi casa, revisando mi biblioteca cerca del sitio en el que reservo para libros católicos, encontré un pequeño cuaderno rojo dedicado a Jesús de la Misericordia. Lo leí y a partir de allí me sentí atraído por la belleza del contenido. Desde esa fecha (no recuerdo el año) no he dejado de rezar la Coronilla y hacer una oración a las 3 de la tarde. Una noche tuve un sueño maravilloso al ver a Jesús de La Misericordia caminando a mi lado y quedé impactado por la proyección de los rayos que salen de su pecho, se sentó conmigo, me sonrió con dulzura y me dijo que no tuviera miedo, permitió que tocara su mano y luego desapareció. Esta experiencia hermosa está por encima de arte, esculturas, pinturas, adornos, etc. sin menoscabo de la importancia que tiene lo artístico para mí, practicar la devoción a Jesús de la Misericordia es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*