Rehabilitando a Santa Filomena: una síntesis recapituladora

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo de la Santa, obra de Giuseppe Bezzuoli (1840). Catedral de Pistoia, Italia.

Al llegar al final de esta larguísima serie de artículos que he dedicado a Santa Filomena, mártir de las catacumbas romanas, es necesario hacer una síntesis que recapitule todo lo dicho acerca de ella y de paso, que contribuya a rehabilitarla, es decir, a salir en su defensa.
No porque en la actualidad sea una Santa desconocida u olvidada, más bien todo lo contrario. Pero ciertas opiniones despectivas y claros ataques contra su culto -más que contra ella misma, todo hay que decirlo- por parte de mentes preclaras y brillantes, muy duchas en el estudio científico de la hagiografía, podría llevar a más de uno a concluir que es una Santa inventada, que no existe.

Louis Réau, preclaro historiador del arte, en su volumen 3 de Iconografía del arte cristiano, dedicado a Iconografía de los Santos: De la A a la F, editado por Serbal, no vacila en decir que Santa Filomena es una “Santa imaginaria que (…) nació de un despropósito iconográfico”, “esta recién llegada a la devoción católica nunca existió”, “la Iglesia se honraría a sí misma aboliendo el culto usurpado por una falsa Santa”, y, en relación de la capilla que se le dedicó en la iglesia de Saint Gervais de París, “sin duda son honores excesivos para una Santa imaginaria”. Más duro es todavía el eminente H. Delehaye, bolandista, quien no vacila en sentenciar: “La pretendida Filomena no tiene derecho alguno al culto que se le profesa”.

Nada más lejos de mi intención en desafiar a estos excelsos estudiosos de la historia, la hagiografía y el arte, que honro, respeto y reverencio. Pero sin duda creo que estos duros planteamientos han sido suscitados por lo explosivo, místico y fervoroso que tiene la expansión del culto a la Santa. Para el historiador del arte, está claro que esa explosión de estatuillas de yeso e imágenes yacentes que generó el culto a la Santa es una oda a la ñoñería, el mal gusto y la fábrica en serie: no cabe duda de que no existen muchas obras dedicadas a Santa Filomena que puedan realmente llamarse obras de arte. Pero con todo, las hay y he intentado ir mostrándolas a lo largo de esta serie, aunque ni de lejos las abarcaría todas.

En el caso del bolandista, entiendo su reticencia: el culto a la Santa viene empañado por toda una sarta de despropósitos devotos y piadosos que han intentado sacar algo de donde no había casi nada; y es que una mártir de las catacumbas no da para mucho, y menos si es descubierta cuando la época del imperio de la fe y la Iglesia ya ha pasado. Inventarse milagros, leyendas y sucesos extraordinarios totalmente indocumentados; además de basar su culto en la espera egoísta de unos beneficios a cambio de vacías devociones domésticas, no ha contribuido mucho a que esta Santa cayese simpática a los auténticos “cerebros” de la hagiografía, mientras que era -¡y es!- fervorosamente alabada y venerada por inmensas masas de católicos sencillos y bienintencionados, pero, en algunas ocasiones, equivocados.

El cuerpo y la sangre de la Santa trasladados a las catacumbas para su sepelio. Fresco neoclásico en el santuario de Ars, Francia.

Santa Filomena existe
Mejor dicho, existió. Es lo primero que debe quedar claro. Lo he intentado demostrar con esta serie: es una mártir real, histórica, y la base de su existencia, la prueba de que ella es real y no un “invento de la Iglesia”, se sustenta en un hecho documentado arqueológicamente: el hallazgo de su cuerpo en las catacumbas de Priscila, año 1802.

El 25 de mayo de 1802, en presencia de Monseñor Jacinto Ponzetti, se abrió la tumba en el cementerio de Priscila. La tumba estaba sellada, tapada, con tres tejas de terracota de dimensiones 1,74 x 0,5 metros. Allí estaba pintada con minio (óxido de plomo rojo) la célebre frase LVMENA PAXTE CVM FI, acompañada con una palma también pintada, tres flechas, un ancla y una flor, que fueron interpretadas como símbolos de martirio y virginidad. El vaso contenía un líquido oscuro y seco, esto es, sangre cuajada y seca que venía a confirmar que la difunta era una mártir.

En su lápida, el epígrafe real, grabado en las losas de terracota del cubículo donde estaban sus restos. Desde el punto de vista arqueológico, estudiadas a fondo, sin discusión alguna; auténticas, a pesar de las controversias generadas por quienes querían tumbar esta única reconstrucción posible del epitafio, y en la que se apoyan todos los “sabios” que se empeñan en negar su existencia. Y es que a pesar de lo que se diga, sólo hay una manera de reconstruir LVMENA PAXTE CVM FI, y es PAX TECVM FILVMENA. No hay vuelta de hoja. El epitafio no puede ser más claro, la llama por su nombre: la paz sea contigo, Filomena. Quienes entienden que el epitafio o la tumba son falsos porque LVMENA PAXTE CVM FI no significa nada caen en la contradicción de no querer admitir que la inscripción sólo tiene sentido como PAX TECVM FILVMENA, y por tanto, es absurdo buscar otra forma de reconstruirla. Y si la paz está con Filomena, es que es Filomena, y no un anónimo, quien ocupa esa tumba.

Imagen de la Santa señalando el camino hacia el santuario de Ars (Francia). A sus pies se lee en latín la inscripción: “Santa Filomena virgen y mártir, queridísima por J.M.B. Vianney”.

Junto a sus restos, el esqueleto de una niña de aproximadamente doce años, la ampolla de sangre, real, no sólo con sangre, sino con fragmentos de hueso roto que han probado que esa chiquilla sufrió una muerte violenta. Eso, unido al epitafio cristiano (“la paz contigo”) y el nombre, identifica perfectamente a una niña mártir de nombre Filomena. ¿Qué más hay que decir? ¿Cómo es posible negar la existencia de una persona que fue hallada al igual que los mártires Sebastián, Inés; y cientos y cientos de mártires de las catacumbas, cuya existencia no se ha cuestionado en absoluto? Sólo el desprecio al misticismo de su culto puede llevar a la ceguera de intentar negar la existencia de la mártir.

Tres años más tarde, en 1805, Francisco De Lucia, deseoso de tener un “cuerpo santo”, fue en junio a Roma acompañado del obispo de Piacenza, Monseñor Bartolomeo De Cesare, consiguiendo de Monseñor Ponzetti (el que tres años antes había abierto el cubículo de la catacumba de Priscila), que le facilitase el cuerpo de Filomena, el cual, después de una breve estancia en Nápoles, fue llevado el día 10 de agosto del mismo año a Mugnano del Cardinale, perteneciente a la diócesis de Nola; y puesta en la Iglesia dedicada a Nuestra Señora de las Gracias. Hasta hoy, como he dicho, todavía se venera allí. El cuerpo de Filomena está allí.

Si es una Santa inventada, ¿cómo es que sus reliquias se siguen venerando a día de hoy en el santuario de Mugnano? Digo yo que un Santo inventado no ofrece garantías si se carece de restos humanos, pruebas documentales… y todo eso lo tenemos en el hallazgo del cubículo en la catacumba de Priscila, perfectamente documentado; y en los documentos oficiales que certifican el traslado de los restos a Mugnano.

Si Inés y Sebastián son mártires auténticos porque sus cuerpos salieron de las catacumbas a sus respectivos templos… ¿por qué no Filomena? Si nadie duda de que los miles de “cuerpos santos” trasladados muy posteriormente (ss.XVI-XIX) a sus respectivos lugares de culto alrededor del mundo, son restos humanos auténticos… ¿por qué Santa Filomena tiene que ser diferente? No lo es. Ella existió y sus restos mortales están claramente localizados, desde su hallazgo en las catacumbas hasta su reposo actual en Mugnano donde se veneran.

A la vista de estos hechos, es lógico que dudar de la existencia de la Santa es tan absurdo como lo es dudar de la existencia de los faraones cuyas momias podemos visitar en el museo de El Cairo o, por citar un ejemplo más cercano, la de cualquier Santo cuyos restos podemos ver ante nuestros ojos.

El célebre “aceite de Santa Filomena”, que arde frente al altar donde se veneran sus reliquias en Mugnano y en otras partes del mundo, se distribuye embotellado entre los fieles por sus presuntas cualidades milagrosas.

Un culto muy desafortunado
Dicho esto, me consta que el único motivo que tienen mentes tan preclaras para dudar de la existencia de la pequeña mártir es lo desafortunada que ha sido la expansión de su culto en cuanto a popularidad, milagrerías, supercherías y leyendas; que han hecho más mal que bien a la pequeña Santita, llevándola a destacar entre otros miles de cuerpos santos hasta el punto de crear antipatía en quienes no veían en ella más que otra de tantos que vinieron de las catacumbas.

Quizá una de los peores aspectos de este culto ha sido la difusión de una absurda leyenda en base a una presunta revelación atribuida a una terciaria dominica (la Venerable María Luisa de Jesús), que vivió en Nápoles desde 1799 a 1875. En una larga serie de artículos he comentado esta leyenda paso a paso y he podido documentar que no es más que la construcción decimonónica de una leyenda de virgen mártir en base a la interpretación literal y totalmente arbitraria de los símbolos de la lápida, que no aluden a instrumentos de tortura sino a alegorías de la vida cristiana. La cantidad de errores históricos, etimológicos e iconográficos que contienen estas presuntas revelaciones es tal, que no cabe dudar de su absoluta falsedad, pues están hechas con una intención puramente devocional. La Iglesia, que se honró a sí misma con su buen juicio, las aprobó por no contener nada en ellas contrario a la fe, pero no mostró una postura ni a favor ni en contra de su autenticidad.

Por desgracia los errores que contenía dicha leyenda se han ido difundiendo ampliamente entre los devotos, quienes han dado más importancia a los beneficios que se podía obtener rezándole a esta “nueva” mártir, que a la admiración o veneración que debería suscitar una niña de corta edad que sufre el martirio, como sí fue el caso de Santa Inés. Tal interés se ve en que la publicidad de la Santa se ha basado más en lo que podía dar a cambio de oraciones que en lo que se podía aprender de su temprano martirio, y así, en lugar de alabanzas a su juventud, pureza y martirio, los epítetos que han dedicado a nuestra Santita han sido haciendo hincapié en sus poderes intercesores: “taumaturga del siglo XIX”, “poderosa con Dios”, “obradora de maravillas”, etc…

Altar dedicado a la Santa en la iglesia de Nôtre-Dame du Port, Les Sables d’Olonne (Francia).

Sobre semejante culto egoísta se han ido acumulado un montón de hechos indocumentados y dudosos, como relatos no contrastados ni comprobados de apariciones, milagros, sudoraciones y llantos de imágenes, espectaculares exorcismos… por no hablar de un auténtico mercadillo de estampitas, estatuillas y trozos de reliquias, de botellas de aceites milagrosos, cordones de pureza y demás “merchandinsing” donde el beneficio más inmediato se lo han llevado antes el Santuario de Mugnano y la Asociación del Rosario Viviente que los propios devotos, consumidores de todos estos productos devocionales. Hablo de un beneficio económico, naturalmente.

Lo que no significa negar los beneficios espirituales ni poner en duda el valimiento de la Santa como intercesora ante Nuestro Señor, que yo misma he podido sentir. Pero es de entender que este circo mediático -que, todo hay que decirlo, no es exclusivo de Santa Filomena, sino también de San Expedito, San Judas Tadeo, San Pío de Pieltrecina, etc.- causara desagrado en quienes buscan algo más racional por una parte, y espiritual por la otra, en el culto a un Santo.

No cabe pensar que San Jean-Marie Vianney -llamado “el santo cura de Ars”- tuviese mala intención cuando divulgó con tanto cariño y entusiasmo el culto a esta mártir en Francia. Cierto que todos sus milagros se los atribuía a ella; pero es lógico pensar que lo hacía por huir de la fama y no por alimentar un culto en base a los beneficios inmediatos. Y, ¿por qué no? Quizá alguno de esos milagros sí se obtuvieron enteramente por la intercesión de la Santa.

Lo mismo cabe decir de la Venerable Pauline Jaricot, fundadora del Rosario Viviente y otra de las grandes difusoras del culto a Santa Filomena, que sí fue curada enteramente por intercesión de la Santa cuando se hallaba moribunda de una afección cardíaca -el llamado “gran milagro de Mugnano”-. Otros grandes Santos y Beatos -entre ellos varios Papas– y muchas otras personas de buena voluntad, han avalado y recomendado el culto a la Santa, y no cabe dudar de sus buenas intenciones al respecto.

Pero no cabe duda de que la antipatía que ha generado la Santa en muchos estudiosos ha sido a causa de los inventos y supercherías generados por el fervor popular, que no cabe extrapolar a la existencia de la Santa misma; ya que al hacerlo, se comete una gran injusticia puesto que ella no es más ni menos Santa, mártir e intercesora, que todos los santos, mártires e intercesores conocidos y por conocer.

Santa Filomena, mártir de las catacumbas. Lienzo de la pintora Feszty Masa (1952), conservado en Budapest, Hungría.

Concluyendo
Santa Filomena, mártir de las catacumbas, es una santa real, verídica, que a partir de su traslado a Mugnano se hace muy popular y cuyo culto se extiende por todo el mundo. Se la llama Filomena de Roma simplemente porque fue encontrada en una catacumba romana, pero ¿donde nació? ¿Cómo y por qué sufrió el martirio? ¿Era libre o esclava? ¿Rica o pobre? ¿Culta o ignorante? Sólo Dios lo sabe… y ella, naturalmente.

Dicho todo esto, concluyo todo lo que quería decir sobre esta Santa mártir tan querida por mí. Sin necesidad de creer en su absurda leyenda inventada, ni de comprar sus cordoncitos, aceites, estatuillas, sin invocarla únicamente pensando en obtener algo a cambio, yo he podido sentir su intercesión.
Por eso animo a todos los devotos a la Santa a que se queden con lo más importante, que es la autenticidad probada de su existencia histórica y de su martirio, y que se la invoque con cariño como intercesora desde la admiración por su martirio a tan corta edad; y no por egoísmo ni porque han dicho que es más milagrosa que otros. No necesitamos leyendas tontas, cuentos chinos ni mercadillos baratos para ver en ella lo que también se ve en los Santos Inés, Eulalia, Pancracio, Tarsicio, Justo, Pastor… y tantos otros niños mártires de la Antigüedad.

Existió, fue mártir, y nunca sabremos nada más de ella. Con eso basta. Todo lo demás, son historias.

FELIZ AÑO NUEVO A TODOS

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

24 pensamientos en “Rehabilitando a Santa Filomena: una síntesis recapituladora

  1. Ana María…
    Me ha parecido este artículo la perla que remata una corona… la exposición sistemática de hechos involucrados y material en torno a la mártir de Mugnano no admite debate para hacer una apología de supercherías y especialmente de la falsa leyenda.
    Personalmente le tengo devoción a Santa Filomena especialmente por su silencio… no sabemos nada de ella mas que lo necesario: Vivió y murió por Cristo, hoy goza en el cielo con él y su cuerpo esta en Mugnano del Cardenale, Napolés.
    La cuestión de los milagros y su fama de taumaturga no solo ha surgido por la leyenda piadosa sino tambien por el impulso del Cura de Ars y de Paulina Jericot. El primero inició la devoción del cordón.
    En el oratorio que tengo en mi casa conservo reliquias de la santa y su imagen yaciente… me sentí aludido en el artículo pero no por la cuestión mística de hacer a Santa Filomena una supermártir…
    Sobre el hecho de los abusos en la venta de sacramentales tengo que decir dos cosas: Primero, las iglesias y santuarios pueden, deben, ofrecer a los devotos no solo sacramentales sino tambien libros y material para la edificación en la fe, es un apóstolado que encomia San Antonio Ma. Claret, en esto creo que no hay problema.
    Segundo, aquí lo que hay de malo es aprovecharse de la demanda de estos artículos con el fin de hacer negocio… Lamentablemente el santuario de Mugnano tiene costos exorbitantes y he conocido a fieles que hacen verdaderos esfuerzos economicos por obtener una teca ¨con tela tocada a la santa¨ o el aceite bendito de 15 dolares la cucharadita, que ¨unicamente se bendice en este santuario¨.
    Aqui en USA y en Mexico he visto como personas y asociaciones terminan por acaparar y hacer suya, casi como cruzada la devoción a la santa, se sienten enviados por Dios para esta misión y no pocas veces cometen faltas pastorales, liturgicas y no dudo que doctrinales por el hecho de maximizar erroneamente la veneración a la joven.

    Por otro lado en varias ocasiones he prestado uno de los relicarios de la Santa a Iglesias y grupos eclesiales en México, Cuba, Estados Unidos y Centroamérica y puedo asegurar que cuando las cosas se hacen en orden, conforme a una devoción sencilla y no desquiciada, se pueden obtener frutos espirituales y no dudo que por ello Dios pueda otorgar gracias a los fieles.

    Tambien conozco personas que son devotas de Santa Filomena y organizan eventos y celebraciones en torno a ella pero sin mezcla de leyenda y falsedad. Con tal de erradicar la falsa leyenda se han dedicado a cambiar la letra de algunas de sus canciones e himnos, muy bellos pero rodeados de mitos.

    Que Santa Filomena siga apareciendo en este blog y que su ejemplo silencioso pueda ayudar a nuestras almas a ser fieles testigos del Evangelio.

    FELIZ Y AÑO 2013, LLENO DE BENDICIONES¡¡¡

    A los lectores y colaboradores de preguntasantoral.es que Dios les bendiga con las mas finas gracias de su misericordia.

    • Gracias, Poncho. Yo no tengo reliquias de la Santa, pero sí han llegado a mis manos varios cordones y aceites y no me he quedado con ninguno, los he dado a personas que lo querían más y yo simplemente he conservado la coronilla, para rezar, aunque ni eso necesitaría.

      Personalmente el merchandinsing y la propaganda devocionales me parecen manifestaciones espirituales muy pobres. Podría entrar en detalles acerca de deplorables formas de propagar la devoción a la Santa que he podido ver por parte de los grupos mencionados, pero creo que con lo dicho ya es más que suficiente.

  2. Aunque suene algo raro (con la cantidad de articulos publicados sobre Santa Filomena) este es el primer articulo sobre la Santa que leo completito. De Santa Filomena se mas bien poco y se me hizo extraño porque me dije: si esta santa fuera ta popular como dicen, como esque nunca he leido su nombre en el santoral o en mi calendario???. En algunos foros y Blogs que he visitado lo unico que dicen sobre ella esque fue ”excluida” del Santoral por supuestamente ” falta de datos historicos”, pero ahi concuerdo contigo. que mas pruebas quieren!!! ya tienen una tumba con su nombre, con el cuerpo y hasta con la sangre de la martir!! acaso estan e espera de alguna foto de ella o algo asi, porque la verdad yo no le veo sentido, que la hace diferente co respecto a otros santos martires de esa epoca?.
    Me gustaria conocer algo sobre su verdadera Historia, no se cual de todos los articulos me recomendarias. y con respecto a su dia de fiesta, es muy extraño pues segun dicen su fiesta es el 11 de Agosto, y en mi Calendario ese dia aparece como fiesta de Santa Clara de Asis.
    Pero por lo menos ya tengo seguro de que si existio, que fue una martir y que merece Veneracion como cualquier otro Santa Martir de nuestra iglesia, y asi me toque colocar un calcomania que diga Santa Filomena junto a Santa Clara el 11 de agosto, no me parece bien ignorar la memoria de esta Santa ni de ninguna otra, simplemente no me cuadra. Felicitaciones por tan Informativo Articulo.

    • En realidad y sin ánimo de desanimarte 🙂 deberías leerte la totalidad de los artículos para comprender mejor todo el fenómeno. Los artículos enlazados a éste te dan explicaciones sobre temas puntuales, pero para entender el tema de la leyenda hay que leerse todo el comentario a la misma, y para cuestiones de liturgia, devoción y arqueología, conviene leer el informe del Dr. Miravalle. En resumen, toda la serie, desde el principio.

      En cuanto a la cita en el calendario, es lógico que sólo se mencione una Santa y no a otra. Hay muchos Santos celebrados cada día y es imposible reseñarlos todos. Así que se suele indicar sólo el más venerado.

  3. Actiones nostras, quaesumus Dómine, aspirando praeveni et adiuvando proséquere: ut cuncta nostra oratio et operatio a te semper incipiat, et per te coepta finiatur. Per Christum Dóminum nostrum. Amen

    Te rogamos, Señor, que inspires nuestras acciones y las continúes con tu ayuda, a fin de que todo cuanto oremos y obremos proceda siempre de Ti y por Ti lo concluyamos. Por Cristo, nuestro Señor. Amén

    Muchísimas gracias, Ana Maria, por este último artículo, resumen de toda una serie, que a mi no se me ha hecho pesada en absoluto y en los que has ido desmenuzando poco a poco todos los aspectos que en este artículo recopilas.

    Ciertamente, para mi Santa Filomena era una santa real más, de la que tenia leves conocimientos como me pasa con otros muchos cientos de santos, pero gracias a este minucioso trabajo que has realizado y que has tenido la amabilidad de compartir con todos nosotros, ahora me es mucho mejor conocida y podré venerarla con más conocimiento de causa.

    Gracias de nuevo por este gran trabajo que no creo tengan el honor de ver publicado otros muchos blogs de la red y que bien merece que te propusieras publicar en forma de libro.

    Aprovecho esta ocasión para desear un feliz 2013 a todos los colaboradores del blog y a todos los amigos que nos visitan.

    • Gracias, pero me temo que no sería una publicación demasiado buena, teniendo en cuenta que la mitad de la serie es sólo la traducción del informe de otra persona y que la otra mitad son reflexiones y opiniones personales. Lo que quería hacer era proponer una reflexión sobre el tema y divulgar algo diferente sobre la Santa, y creo que ya lo he conseguido.

  4. Gracias Ana MAría. Sólo me queda expresar después de todo lo dicho que has realizado un magnífico homenaje a esta niña santa con tus exhaustivos artículos. Una verdadera apología de la santidad de esta niña que rebate otros argumentos denegatorios. Aprovecho asímismo para felicitar y desear lo mejor para el año nuevo a todos aquellos que se acercan a este blog.

  5. Me encantó la serie completa, porque haces converger un metodo racional con una intención espiritual. Y me quedo con las últimas palabras: “Con eso basta. Todo lo demás son historias”. Ojalá pudieramos pronunciarlas más seguido respecto de muchas devociones a los santos y a ciertas imagenes de Cristo y María, en las cuales las fantasias milagreras y las suposiciones indemostrables ocultan lo esencial, conviertiendo el culto en un marketing interesado o (algo que me parece escandaloso) en un aglutinante identitario nacionalista. Ejemplos sobran alo respecto,me los guardo para no desviarme del tema. Pero me parece que el amor a la verdad y un riguroso metodo de análisis siempre lleva a quitar lo innecesario para que lo central brille con su hermosa simplicidad y sea más provechoso para la vida cristiana. En el caso de Santa Filomena, me permitiste transitar de cierta aversión (como la que me produce por ejemplo el culto superficial e interesado a San Judas) al interés y finalmente, si no a la devoción, al menos a un respeto solido e informado respecto de la memoria de la jóven martir y su silencioso testimonio. Muchas gracias por el esfuerzo que le dedicaste a la serie. Saludos a todos y feliz año 2013.

  6. me parece super bueno el documento la verdad esta muy bueno y todo pero todos los que nos consideramos devotos de ella sabemos que lo de su historia es una vision de una religiosa que no sabemos is es asi ono.. por piadosa se toma o muchas veces la dejamos…. asi como san expedito que ni cuerpo hay y tiene mucha mas devocion aca en chile no le dejmos de pedir su intercesion.. a lo que quiero llegar es que EL ROSARIO VIVIENTE AL CUAL PERTENEZCO Y DISTRIBUYO MISTERIOS Y PROPAGO JAMAS JAMAS ME HAN PEDIDO DINERO NI JAMAS ME HAN VENDIDO UN SACRAMENTAL… ME ENVIAN POR CAJAS ESTAS COSAS GRATIS LAS CUALES SE REPARTEN A LOS INTEGRANTES DEL ROSARIO VIVIENTE.. OBRA QUE CRE PAULINA JARICOT…..si en otras partes los venden.. que pena… el rosario viviente lo que pide es na donacion por un paquete a personas pudientes las cuales se envian a lugares como africa donde no se pagan como yo tampoco las pago… en lo que si concuerdo con usted es que si es una martir pequeña existio… sus restos están, no como otros… y en fin creo que es una gran santa…. saludossss Dios te bendiga

    aps tambien se me olvidaba… aca en chile fue muy linda su epoca de devocion el cual se quizo aplastar con los modernistas…. pero en el recuerdo de las personas esta filomena… he conseguido por algunos lugares hermosas imagenes las cuales he reproducido y no lo encuentro supercheria… ni tampoco las vendo solo las regalo a templos y personas de los tamaños que quieran y no hr visto fanatismo ni nada al contrario una muy buena aceptacion… pero en fin… bueno las letanias que le hizo san juan maria vianey son exageradas entonces? me quedo dudoso jejeje… lo que si debemos recnocer que es una gran santa porque de verdad que su intercesion es rapidisima pero independiente de eso…. yo sin conocerla ni nada su puro nombre y sus estampas me enamosraron de pequeño y hasta hoy… su leyenda poco me interesa de verdad …. saludos desde chile Dios te bendiga!!!!

    • Dios te bendiga a ti también, Hans Daniel. En primer lugar decirte que no me gustaría que me malinterpretaras: yo también he recibido los sacramentales totalmente gratis del Rosario Viviente, y yo los he dado gratis como los he recibido gratis. Nunca he dicho que se me cobrase nada por ello; pero quien quiera más, tiene que pagarlo, y desde luego, lo que está a la venta en el Santuario de Mugnano, está a la venta: si lo quieres, tienes que pagarlo. Nadie regala nada allí. Me parece lógico y más teniendo en cuenta que eso va al sostenimiento del Santuario, pero aún así, vender el aceite que quema en la lamparita frente a las reliquias de la Santa es una cuestión perfectamente opinable; lo que no cabe duda es que se hace negocio con ello y se ha querido monopolizar.

      En segundo lugar, ojalá todos los devotos tuvieran tan claro como tú que la leyenda de Santa Filomena es eso, una leyenda. Por desgracia, la realidad es que la mayoría de gente traga con ella.

      No quiero increpar al Rosario Viviente por su tarea de apostolado en África y Asia, pero creo que, más que repartir sacramentales entre los africanos, lo que debería hacer es dedicarse a la misión de verdad: comida, alojamiento, sanidad, educación.

      En cuanto a las letanías de Vianney, son muy bonitas pero él las compuso basándose en la leyenda (“flagelada como tu Esposo”, “atravesada con una lluvia de flechas”…) y por tanto, para mí no son útiles a la hora de rezar. No voy a invocar a la Santa diciéndole cosas que ella y yo sabemos que son mentira, por lo que prescindo de ellas. Cada cual, que le rece como quiera.

  7. Ana Maria tu ya sabes lo que opino sobre el tema de Santa Filomena.
    Lo que ya me pica es eso de que dices que el aceite que se vende en el Santuario de Mugnano,lo venden …bastante caro,me parece una barbaridad que hagan algo asi….
    Que lo vendan,pues bueno,me parece bien,han de mantener el santuario y ello ayuda (poco o mucho),pero de ahi a que se saquen un paston por esos aceites….
    ¿Quien controla ese tema?(precio de venta etc,)

    • No es ya tanto que lo vendan caro -no recuerdo el precio, me remito al comentario de Poncho sobre el esfuerzo económico de algunos devotos para comprar sacramentales- como que el Santuario de Mugnano haya pretendido monopolizar la venta del aceite. Cuando otros Santuarios dedicados a Santa Filomena en el mundo, por ejemplo, el de Texas, en EEUU, empezó a quemar su propio aceite delante de una pequeña reliquia de la Santa que tienen, a embotellarla y a distribuirla mediante el Rosario Viviente; el Santuario de Mugnano se indignó y emitió un comunicado oficial diciendo que el único aceite “verdadero” y “auténtico” de Santa Filomena era el que se quemaba, embotellaba y vendía en el Santuario de Mugnano, y que todos los demás eran falsos y suplantaciones. Que los devotos no aceptaran imitaciones sino que fueran a Mugnano a por el “auténtico aceite de Santa Filomena”.

      Vamos a ver… ¡¡es aceite de oliva, por el amor de Dios!! Hasta yo puedo ponerme una lamparita de aceite quemando en casa frente a mi reliquia de Santa María Goretti, embotellarlo, ¡y montarme el chiringuito vendiendo aceite de Santa María Goretti! ¿Pero esto qué es, por favor? ¿Cómo es posible que un santuario se rebaje a hacer semejante ridículo?

      Desde entonces hay un pique entre el Rosario Viviente -que es, como bien dijo un amigo hace tiempo, una “sucursal díscola del negocio”- y el Santuario de Mugnano por el tema de quién está vendiendo el “auténtico” aceite de la Santa. ¡Será posible que gente que se llame cristiana se rebaje a este tipo de espectáculos! Y luego dicen que la sociedad moderna es atea y consumista.

      Santa Filomena, perdónales, que no saben lo que hacen.

  8. Ana toda la serie de articulos fue espectacular y da hasta algo de sentimiento pensar que ya termino jeje sin duda alguna he aprendido mucho de santa Filomena, aqui donde yo vivo aunque ultimamente su devoción a comenzado a difundirse es en muy poca medida y por lo mismo sigue siendo una santa muy desconocida, aunque debido a algunas cosas que lei del rosario viviente fue que me dio curiosidad y muchas de mis dudas pude esclarecerlas gracias a tus atinados articulos. Como bien dicen realmente es de lo peor el que un santuario diga que solo ellos venden “el autentico aceite de Santa Filomena” porque vamos ni que fuera marca registrada de Santa Filomena S.A. de C.V. , o como un refresco es un “aceite bendito” y si ya el venderlo deja que pensar peor aun decir que solo ellos venden el original, seria como decir que Santa Filomena o Dios solo pude hacer milagros através de la santa si dicho aceite fue bendecido en tal lugar en especifico lo que sabemos no es cierto, con y sin aceite la intercesión de la Santa es la misma.

  9. Hermana, este artículo es la cereza del pastel de todo lo que se ha escrito y discutido acerca de esta santa. Concuerdo contigo al señalar que ya únicamente con las evidencias arqueológicas estamos hablando de una niña real que vivió y padeció el martirio. Aunque vale más para la gente todo ese culto tan escandaloso y lleno de milagrería, ¡divulgar esta información hace la diferencia!

    Permíteme citarte en mi tesis, sabes que respeto mucho tu trabajo y me encantaría incluir aportes tuyos 🙂

    • Que me cites en tu tesis es un honor que no merezco, queridísima, pero eres libre de hacerlo si así lo quieres. No olvides tampoco que yo me he basado en el trabajo de otros autores, que he citado a lo largo de esta larga serie de artículos, especialmente el artículo del dr. Mark Miravalle sobre el presente estatus eclesial de Sta. Filomena, así como las nociones arqueológicas y los autores que él también cita ahí. ¡Gracias! 😀

      Pues pensé que igual me crucificabas por meterme con Louis Réau jajajaja, aunque sus volúmenes son muy interesantes y sabe mucho de iconografía, no lo sabe todo y sus prejuicios sobre muchos Santos -soltados sin ton ni son en medio de serios análisis iconográficos cual rabieta de crío- arruinan buena parte de su obra, creo yo.

      PD: Por cierto hermana, me meto en cada berenjenal… estos días estoy escribiendo a una capilla en Nimes (Francia) donde tienen una imagen yacente de Santa Filomena. Como la capilla está consagrada a Santa Eugenia, se empeñan en que es Santa Eugenia a pesar de que la imagen sujeta un ancla y unas flechas (!!). Todas las razones iconográficas que les doy parecen no valerles. Veremos si logro hacer algo de bien o es una pérdida de tiempo… a veces, no hay más ciego que el que no quiere ver.

      • Hermana, todos hemos escrito basados en varios autores, pero en lo que a mí respecta si he aprendido sobre mártires es gracias a lo que tú has escrito y no se diga más 🙂

        y pues sobre Louis Reau, le respeto porque con él aprendí mucho de iconografía cuando hacía mis pininos, pero vamos que el señor no es hagiógrafo ni por asomo. Hoy volví a leer lo que escribió sobre santa Catalina de Alejandría, básicamente dice que es inventada y ni se toma la molestia de justificar su argumento, en fin, le reconozco lo que aprendí gracias a él y no más. ¡Noté que hasta escribe de modo sarcástico!

        De la Eugenia de Francia…no hay peor ciego que el que no quiere ver :S

        • Mmmm… creo que fracasé en mi intento por convencerles. Les di una réplica exponiéndoles la iconografía de Santa Filomena y la de Santa Eugenia -que ellos han reconocido que ignoran- y haciéndoles una comparativa para que vean que no puede ser Eugenia. Ya hace varios días y no he recibido respuesta. De paso he consultado a un devoto y especialista en la iconografía de Sta Filomena y me ha confirmado lo que yo creo, pero desde Nimes no responden. Lo dicho… no hay peor ciego…

  10. Hola: Lo único que puedo decir, es que yo soy fiel DEVOTA de Santa Filomena y creo firmemente en su existencia, ya que lo he comprobado, puesto que verdaderamente ha intervenido por mi…En la ciudad de Queretaro, Mexico, existe un muncipio llamado Colon, en donde hay un pequeño pero bello y consistente santuario que venera a esta hermosa Santita, yo actualmente estoy luchando por difundir su devoción, pero me encontrado con que no hay muchos de sus seguidores, porque como lo mencionas, existen muchas leyendas sobre ella, y quizá nunca conoceremos la verdad de su historia, pero a mi solo me conforta saber que SI EXISTE, porque yo misma lo he SENTIDO y ademas ella me lo ha DEMOSTRADO, intercediendo de muchísimas formas por mi…Espero no caer en lo que mencionas en tu articulo, pero si te puedo decir, que CREO EN DIOS, CREO FIRMEMENTE EN JESUCRISTO, EN SUS ÁNGELES, En MARÍA SANTÍSIMA y también creo que SANTA FILOMENA esta en los cielos, a quien le he encomendado no solo a mi familia sino también a lo mas sagrado que tengo que es MI HIJO y en verdad no sabes como me los cuida y protege…Mi Fé es para ella y para el Padre celestial, y me confirmo como su fiel seguidora hasta que Dios me llame a rendir cuentas…AMEN!

  11. Hola! Soy de Venezuela, y te cuento que mimadre se llama Filomena, y la verdad no había leido nada acerca de Santa Filomena y me parece muy interesante y lindo, haber encontrado esta informacion.. Muchas gracias…

    • Hola Mary, estoy encantada de haberte ayudado con esta información. Felicita a tu madre de mi parte con retraso, ya que su festividad fue ayer. Y decirte que existe toda una serie de artículos que he dedicado a esta Santa y que puedes ver haciendo click en la etiqueta “Santa Filomena” al final del artículo, por si te interesa ampliar tu información. Muchas gracias por comentar.

  12. Debo decir que debería por caridad cristiana y justicia corregir su opinión sobre la Asociación del Rosario Viviente. Ellos en ninguna forma hacen negocio con los devociónales de Santa Filomena… Debo decir antes que eso que ellos nos han ayudado gratuitamente a distribuir rosarios, medallas milagrosas y escapularios del Carmen (¿tambien son estas supersticiones para usted?) y buena lectura catolica, doctrinalmente solida (algo que se echa de menos hoy en dia en la Iglesia) a muchísima gente acá en Guatemala y otros países de misión. Jamás nos han pedido dinero, si en algún momento solicitan ayuda es para cubrir los gastos de envío que son onerosos dada la generosidad con que envían estos sacramentales a otros países. Sí, nos obsequian también con devociónales de santa Filomena especialmente el aceite bendito, el cual ha ayudado a muchos enfermos a recuperar la salud espiritual y también en ocasiones la corporal, no entiendo su aversión a estas cosas, igual ha de criticar entonces a los que beben el agua de la Gruta de Lourdes. Por otro lado veo ahora trabajar a La Sra. Patty Melvin directora del Rosario viviente y al rector del santuario de santa Filomena Mons. Braschi junto con otros sacerdotes en una bella cruzada por la pureza en la juventud, no veo el conflicto que usted dice que existe por el copyright del aceite bendito. Es en resumen el Rosario viviente una organización no lucrativa que ejerce un maravilloso apostolado por difundir la oración del Rosario, la devoción a Nuestra Señora y las virtudes católicas por todo el mundo, podrán tener una tienda online, necesitan mantener el apostolado, ¿vamos a satanizarlos por eso? Buscar cosas racionales en los santos es caer muchas veces al racionalismo de origen protestante que tanto daño le ha hecho a la piedad católica, Saludos en Cristo

    • Alberto, si hubieras leído con atención mis comentarios habrías visto que yo no he dicho que la Asociación del Rosario Viviente haga negocio con los sacramentales -aunque de hecho, los vende-, sino que afirmo que, de hecho, a mí los sacramentales me los enviaron gratis y sin ningún compromiso. Soy miembro de la Asociación y, de hecho, afirmo y reconozco lo que tú expones. Ahora bien, su estilo de proselitismo es lo que no me acaba de convencer, pero yo no he dicho que estén robando a nadie. El conflicto del “copyright” -como tú lo llamas- es real y se puede ver a poco que explores la web y otros enlaces del Santuario de Mugnano -donde se repite hasta la saciedad que ellos son “los únicos que producen el auténtico aceite de Santa Filomena”- y debido a conversaciones que he mantenido en privado con personas vinculadas al tema y que me han confirmado que esto es real; aunque naturalmente no voy a exponer a estas personas. En resumen, no he dicho nada que no sea cierto. Odio la calumnia y por tanto, nunca calumniaría a nadie. Entiendo que esto pueda ofender a alguien, pero yo no soy la raíz del problema y, francamente, preferiría dejar este tema y hablar sólo de Santa Filomena, que es el tema real del artículo.

Deja un comentario