Santa Liberata, patrona de las mujeres (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Santa en un fresco contemporáneo italiano. No está claro a qué Santa Liberata representa exactamente el fresco.

INTRODUCCION
En lo escrito por Pomi, en su conclusión, el problema hagiográfico lo deja abierto. De hecho leemos: “El presente documento no pretende haber resuelto nada, debiendo ser estudiado y analizado de manera más específica, confirmando o refutando las diversas hipótesis que se han formulado en el tiempo, pero por lo menos, se dan indicaciones”.
Nosotros, ahora, proponemos una lectura hagiográfica que hunde sus raices en dos lugares de culto Roncitelli di Senigallia (Ancona) y Palazzo Pignano (Cremona).
Estas dos localidades, una en Las Marcas y la otra en Lombardía, no se apartan del análisis iconográfico compuesto por Damiano Pomi, ya que tienen el elemento central, es decir, la representación iconográfica de Santa Liberata como una mujer con dos hijos. Pero estas localidades concentran el culto no tanto sobre la obra pictórica (en Roncitelli está en el origen del culto), sino en la escultura.

Santa Liberata en Palazzo Pignano
Palazzo Pignano es un municipio de cerca de 4.000 habitantes, de la provincia de Cremona, en la Lombardia. La localidad es famosa por unos restos arqueológicos de origen protoromano. Los patronos de Palazzo Pignano son San Martín de Tours, que es festejado el día 11 de noviembre y San Roque, que es festejado el día 16 de agosto.

El culto a Santa Liberata en Palazzo Pignano está en la Pieve de San Martín. La Pieve de Palazzo Pignano, como la vemos hoy en día, es la reconstrucción llevada a cabo sobre una iglesia románica anterior.
La planta de la iglesia es basilical tardía con el espacio dividido en tres naves por dos filas de siete columnas con ocho arcos (un octavo pilar y su noveno arco estaban incrustados en las paredes de las dos sacristías). El techo es una cercha en las tres naves. La serie de columnas de la derecha, de bases cuadradas con esquinas redondeadas, no es la original: han sustituido en la versión antes mencionada del siglo XV a aquellas cilíndricas del siglo XI. Los bellísimos capiteles son originales y lo demuestra su base circular que se adapta mal a la columna. Tienen esculpidos motivos simbólicos en un estilo aun a gusto del alto medioevo. En las superficies internas de los dos primeros pilares han salido a la luz algunos frescos votivos del siglo XV.

Vista de la fachada principal de la Pieve de San Martino, Palazzo Pignano.

El ábside está decorado con frescos del siglo XVI a gusto popular de la escuela de Aurelio Busso (que vivió en la primera mitad del siglo XVI) y está dispuesto en tres niveles. El primero tiene los santos testimonios de la fe: Fermo con la espada, Martín que ofrece su capa a un pobre (es el patrono de Palazzo) y Jorge matando al dragón y que representa a la iglesia militante. En el centro existía una Crucifixión de la primera mitad del siglo XV de la que quedan abundantes fragmentos rotos: formaba parte de un anterior complejo iconográfico absidal, de la cual aun son visibles muchas trazas y que luego fue reemplazado por el actual. En el segundo piso, en el interior de las lunetas, se encuentran los cuatro doctores de la Iglesia Occidental: San Ambrosio, San Gregorio Magno, San Jerónimo y San Agustín, los cuales representan a la Iglesia docente. En el tercero, el triunfo de Cristo resucitado que sube al cielo, flanqueado por ángeles que portan los signos de la pasión: representa a la Iglesia gloriosa.

La nave ha sido liberada del pavimento para destacar los restos de la capilla bautismal del siglo V. Se pueden ver las bases de cuatro de los seis pilares, parte del hemiciclo y el ábside. En la pared interna, a la derecha de la entrada existe un cuadro del Bautismo de Jesús, pintura de autor desconocido del siglo XVIII. Se trata de una fiel reproducción de una pintura homónima de Carlos Maratta (1625-1713) conservada en la iglesia de Santa María de los Ángeles en Roma. El primer tramo del ábside está ocupado por muros de carga en el lado oriental y al norte, la torre iluminada por dos aberturas arqueadas. Sobre la base de esta parte del norte hay un fresco votivo casi ilegible de San Antonio Abad con bastón y campanilla (la antigua pintura dice “Sancti Antonii”). Al fondo se encuentra la capilla de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVII, con bóveda poblada por ángeles, arreglos florales y festones con títulos atribuidos a la Virgen: “Mater Castísima, Stella matutina, Turris davidica, Rosa mystica, Vas spiritualis, Speculum iustitiae”. La escultura de la Madre de Dios con el Niño está en un nicho sobre el altar, el interior es de un alzado barroco en estuco formado por dos ángeles que sostienen dos capiteles y un tímpano semicircular sobre el cual están sentados otros dos angelotes que flanquean el pequeño lienzo de la Virgen con el Niño, entregando el rosario a Santo Domingo y a Santa Catalina de Siena. El frontal del altar está hecho de escayola y es del siglo XVII (imitación en yeso con incrustaciones de mármol), cuya figura central es siempre la Virgen del Rosario. En la pared derecha de la capilla, se abre una gran luneta y en un nicho, esta puesta la estatua de Santa Liberata, protectora de las mujeres embarazadas.

Vista de una de las naves laterales de la Pieve de San Martino, Palazzo Pignano (Italia). Destacan las excavaciones arqueológicas de la antigua basílica romana. Al fondo, el altar de Nuestra Señora del Rosario.

El día dedicado al culto de Santa Liberata es el 18 de enero. Esto nos lleva de nuevo a la santa que vivió en el siglo VI con su hermana en Como, donde fundó un monasterio. En la tradición local se recuerda que entre las muchas intervenciones milagrosas de Santa Liberata, está la liberación a una mujer de su esterilidad y a otra mujer, de las palizas de su marido. Estos dos eventos han hecho de la patrona de las mujeres, la libertadora de los sufrimientos típicamente femeninos.

Santa Liberata en Roncitelli
El pueblo de Roncitelli pertenece al municipio de Senigallia, en la provincia de Ancona en la región italiana de las Marcas. Este pueblo está situado en una colina a la izquierda del río Misa, a siete kilómetros de Senigallia y tiene un origen muy remoto. En el mapa arqueológico de la región, en el lugar donde actualmente se encuentra Roncitelli, está señalizado y documentado un asentamiento de la época romana. En la alta Edad Media encontramos este lugar en muchos documentos, citado con cuatro o cinco nombres.

El pequeño pueblo cuenta con dos lugares de culto, excluyendo las localidades rurales: la parroquia de San Juan Bautista, cuyo origen es del siglo XI (iglesia del siglo XIV), en Borgo San Giovanni y la iglesia de Santa Liberata, edificada en el año 1644 en Borgo Superiore. El lugar de culto de Santa Liberata es esta última iglesia, del siglo XVII, que tiene incorporado un santuario votivo en el cual está representada la santa con los dos niños.

También en Roncitelli, como en Palazzo Pignano, la santa es identificada como la hermana de Santa Faustina, virgen consagrada a Dios en un monasterio de Como.

La tradición local conserva la memoria de la santa y de sus milagros, entre ellos, la curación de una poseída por el demonio y la esterilidad de una mujer de Piacenza, ciudad donde nació antes de trasladarse a Como (según otras versiones, el milagro se produjo en Como). También se recuerda un episodio de liberación de una mujer de los malos tratos de su marido (se dice que la había crucificado; esta historia mencionada por varios autores, hace que nos confundamos la virgen Liberata con la mártir Liberata, que también fue crucificada) y muchos otros milagros, tantos como para ser invocada como especial protectora de los niños de sus insidiosas y penosas enfermedades.

Imagen contemporánea de la Santa venerada en Roncitelli di Senigallia, Ancona (Italia).

La pequeña iglesia, como un santuario, alberga una estatua de madera de la santa que tiene a los dos niños en sus brazos (la obra es del 1967; una escultura anterior está guardada en la iglesia parroquial, pendiente de restauración) y dos reliquias guardadas en un relicario de madera dorada de forma antropomorfa (brazo benedicente).

La santa es conmemorada el segundo domingo de mayo y es venerada como patrona de la parroquia.

Damiano Grenci

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

3 pensamientos en “Santa Liberata, patrona de las mujeres (II)

  1. Si en estos lugares que mencionas, Damiano, tienden a identificar a esta Santa Liberata “nodriza” con la Santa Liberata monja benedictina, puede que sí sean la misma, aunque una exclusivamente aludiendo al patronazgo sobre nodrizas, madres y mujeres embarazadas. Quién sabe. Con quien no veo forma de identificarla es con la mártir, que prácticamente siempre aparece crucificada y no conozco que se le atribuya patronazgo alguno sobre niños y madres. Aunque semejante patronazgo es también muy raro en una mujer que se metió a religiosa y no formó una familia. En fin, cosas de la iconografía y el culto.

  2. Ciao, Anna,
    sto leggendo un bel libro sul culto di S. Liberata Martire in Liguria: devo dirti che è un gran caos. La stessa iconografia e patronato è attribuito alla Martire venerata a Siguenza! Il libro è molto ricco di dettagli – circa la traslazione delle reliquie dalla Francia alla Spagna, è scentifico – ma fin dove sono arrivato ora a leggerlo non si capisce perchè anche la Martire è così raffigurata ed è invocata per lo stesso patrocinio.
    C’è solo un riferimento di riconigrizione straordianria dove partecipò un reale spagnolo che cercava un erede – la consorte morì senza dargli un figlio – che fa intendere che la santa martire era invocata per questo motivo, ma potrebbe essere solo che i reganti si appellaro alla santa martire per devozione…. nulla più! Rimango con un’idea: questa iconografia sia una evangelizzazione riadattata localmente identificande in talluni casi la Monaca in altri la Martire. Mah… In Spagna ci sono raffigurazioni della Martire con i due bambini o prevale la Crocifissa per la sovrapposizione erronea con la Vilgefortis? Il libro menzionato è molto duro su questa questione, dicendo che c’è anche una colpa ecclesiale legata così detto Pseudo-Destro che riporto in luce come vera l’dentificazione con la Vilgefortis; e nel 1961 in cui la S. Congregazione dei Riti, a causa di un vescovo di Siguenza, chiese che il culto fosse fatto finire pian piano 🙁

    • Ya que lo preguntas, Damiano, yo jamás he visto en España a una Santa Librada -aquí la llamamos Librada, no Liberata- con los dos nenes. Aparece el 90% de las veces crucificada y sólo podría mencionar algunos casos en los que aparece como una Santa mártir cualquiera, es decir, con palma, libro y espada. ¡Sí, espada! Porque en la catedral de Sigüenza, donde está su tumba, aparece muriendo decapitada, ¡no crucificada! Y sinceramente no creo que aparezca crucificada como una confusión con la falsa Santa Wilgefortis, porque, hasta donde yo sé, no hay culto a ésta ni en España, ni en Portugal, de donde presuntamente se la hacía oriunda. Es por esto que no comparto las tesis expuestas en el libro que estás leyendo.

      De todos modos, como le voy a dedicar un artículo a esta mártir, ya hablaré en su día de esto con más detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*