Santa Liberata, patrona de las mujeres (III)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Gloria de Santa Liberata, virgen benedictina de Como. Fresco decimonónico en el Palazzo Vecchio, Florencia (Italia).

Santa Liberata, virgen
Después de lo dicho en los dos artículos anteriores, debemos darle una respuesta hagiográfica a esta complicada cuestión iconográfica; ahora tenemos que preguntarnos ¿Entonces quién esta Santa Liberata venerada en Roncitelli y en Palazzo Pignano?

Santa Liberata ha sido muy popular en Brianza en el siglo XIX, siendo considerada como la patrona de las embarazadas con dificultades que la invocan diciendo: Santa Liberata, liberé che la dona ché”. Gottifredo de Bussero, párroco de Rovello y muy conocido por su elenco relativo a los santos venerados en la diócesis de Milán, redactado alrededor del año 1260, escribe que Liberata se hizo monja junto con su hermana Faustina para evitarse ella los dolores del parto y el sufrimiento por la muerte de sus hijos y de su esposo, después de haber visto llorar a una mujer en los funerales de sus seres queridos. Pero más allá de estas fantasías populares, que son muy adecuadas en nuestra discusión, el nuevo Martirologio Romano conmemora el día 19 de enero: “En Como, las santas Faustina y Liberata, hermanas vírgenes, fundadoras del monasterio de Santa Margarita”.

Quitando todo aquello que sea de autores legendarios aparecidos en varias ocasiones en los últimos siglos, nos interesan las dos santas, pudiendo resumirse su historia de la manera siguiente: Nacieron en los primeros decenios del siglo VI en Rocca d’Olgisio, siendo hijas de un cierto Jovannato, que era el propietario de una pequeña fortaleza que tenía una especial importancia estratégica y que estaba situada en las montañas de Val Tidone. Estas dos hijas de padre rico y poderoso, se quedaron sin madre poco después de su nacimiento y de su educación se encargó un religioso llamado Marcelo. Como eran las únicas herederas, sus destinos era el matrimonio a fin de dar prestigio al árbol genealógico.

Las Santas, contemplando la desesperación de dos mujeres que han perdido a un ser querido, deciden consagrarse como religiosas. Fresco gótico del siglo XIV. Museo Cívico de Como, Italia.

Sin embargo, Liberata y Faustina estaban atormentadas pues deseaban hacerse religiosas, más aun si cabe por el contacto que mantenían con su tutor Marcelo; ayudándolas él mismo y con la compañía de una fiel ama de llaves, las dos jovencitas organizaron su fuga refugiándose en Como.

¿Y por qué en Como? Como afirmó Molinari, un estudioso de estas dos santas: “No parece que esto sea un romance, pues dos siglos antes, San Ambrosio había escrito una alabanza a San Savino y también a las vírgenes piacentinas “de longe veniunt”, es decir, venidas desde lejos, porque fueron capaces de realizar viajes de largas distancias a fin de celebrar su casto matrimonio con Dios”.

En Como, las dos hermanas fueron protagonistas de un excepcional episodio prodigioso: un noble de la ciudad, para satisfacer sus demoníacos instintos, había crucificado a su esposa. Justo cuando estaba a punto de morir, intervino Liberata que la salvó sanando sus gravísimas heridas.

Su mismo padre Jovannato, que al principio era contrario a la vocación de sus dos hijas, dio muestras de comprensión paterna dando a sus hijas gran parte de sus riquezas, lo cual permitió la construcción de un monasterio, con un anexo oratorio dedicado a San Juan Bautista y que estaba destinado a dar hospedaje a numerosas jóvenes atraídas por la fe de estas dos piacentinas. El monasterio duró muchísimos años, hasta el 1798. Ellas tomaron el velo monacal de las manos del obispo Agripino, adoptando desde un principio la regla benedictina.

El problema de las fechas de sus muertes ha estado siempre en entredicho por parte de los biógrafos, los cuales han llegado a diferentes consideraciones. Molinari se ha pronunciado a favor del año 593, ya que las crónicas de Como hablan del papel que jugó el monasterio durante la gran hambruna que asoló a la ciudad y, en general, a toda Italia en el siglo VI, precisamente en el 591. La fecha del 580 es aceptada por otros autores y procede del final del episcopado del obispo Agripino de Como, pero en estos últimos años, han aparecido nuevos elementos que hacen posponer en algunos decenios este episcopado, por lo que es aun más problemática esta datación.

Las Santas, acompañadas de San Marcelo, huyen a Como y cruzan en barca el río Po. Fresco gótico del s.XIV. Museo Cívico de Como, Italia.

Cuando murieron, sus cuerpos fueron sepultados en el monasterio cuya seguridad, alrededor del año 1000, se vio en peligro a causa de las invasiones bárbaras; por esto, se decidió trasladar los cuerpos al interior de la ciudad y puestos en la catedral de Santa Maria. El 18 de enero del año 1317 se hizo un reconocimiento canónico de los mismos, que posteriormente fueron puestos bajo el altar mayor. Probablemente se perdió la memoria de aquel sepulcro porque una placa colocada en la catedral de Como en el año 1317 dice: “aquí fueron encontrados los cuerpos de las santas vírgenes Faustina y Liberata”. Desde el 1599 al 1618 se realizaron trabajos de restauración en esta catedral, poniéndose provisionalmente la urna en la sacristía. Cuando fue repuesta bajo el altar mayor en el año 1618, ahora dedicado a ellas, se cogieron algunas reliquias. En esta ocasión fue trasladada a Piacenza una tibia de Santa Liberata que ahora se conserva en la basílica de Santa Eufemia. Campi, un estudioso de la vida eclesiástica piacentina, escribió que el corazón de Santa Liberata fue trasladado a Piacenza y que está colocado en la cripta de la iglesia de Santa Margarita.

Este edificio piacentino, construido en el año 1000, fue reconstruido en época barroca: en su cripta, en los siglos posteriores, hubo muchas ideas confusas. Solo muy recientemente, entre los años 1960 al 1980, se llevaron a cabo investigaciones arqueológicas científicamente enfocadas y se descubrió que ese habitáculo creído durante mucho tiempo como una cripta, en realidad no eran más que los restos de una extraordinaria iglesia cristiana primitiva que quedó bajo el nivel de la calle, que estaba datada en el siglo VI y dedicada a Santa Liberata.

Las dos Santas son recibidas en el monasterio benedictino. Fresco gótico del siglo XIV. Museo Cívico de Como, Italia.

En cuanto a la iconografía de estas santas, junto a las representaciones genéricas que las caracterizan por llevar el hábito de la Orden Benedictina y, solo para Liberata, el lirio, símbolo de la virginidad, que es recordado de manera particular en el ciclo de los frescos de un anónimo discípulo lombardo de Giotto de la primera mitad del siglo XIV, que estaba en el monasterio de Santa Margarita en Como y que actualmente se encuentra en el Museo Cívico de la misma ciudad.

Las cinco escenas son progresivamente: la muerte de un gentilhombre que inducía a las jóvenes princesas a que se dedicasen a la vida religiosa; la fuga de las dos santas de la casa paterna y su viaje por el río Po desde Piacenza, junto con el sacerdote Marcelo; su llegada a Como donde Marcelo las dirige hacia una ermita; la bienvenida por parte de las monjas; una escena no fácilmente identificable en la que se distinguen los rasgos de una arquitectura que tal vez representa el monasterio de Santa Margarita fundado por las santas.

Curiosidad
Uno de los hallazgos de esta investigación es curioso: los frescos, de la mitad del siglo XV, de la iglesia de San Sebastián en Fontanetto Po fueron atribuidos a Domenico Della Marca de Ancona, zona en la que se encuentra Roncitelli y en ambas localidades es un fresco en el que aparece la santa con los dos niños en los brazos.

Relieve de las dos Santas, de escuela rodariana, datados a finales del siglo XV. Catedral de Como, Italia.

Localidades hasta ahora descubiertas, que conservan iconografía dignas a tener en cuenta:
Boccioleto (VC), Oratorio della Madonna delle Giavinelle, fresco.
Bolzano Novarese (NO), Oratorio di San Martino, fresco.
Briona (NO), chiesa della Madonna della Neve, affresco
Castegnate di Castellanza (VA), capilla votiva
Dairago (VA), Iglesia de Santa Maria in Campagna, fresco.
Fontanetto Po (VC), Iglesia de San Sebastián, fresco.
Forno di Valstrona (VB), Parroquia de los santos Pedro y Pablo, fresco.

Massino Visconti (NO), Parroquia.
Moncalvo (AT), Iglesia de San Francesco, cuadro de Sor Orsola Caccia (1637)
Montalto Dora (TO), Capilla del Castillo, fresco del siglo XV.
Mosso (BI), oratorio de los santos Lorenzo y Liberata, fresco del siglo XVII.
Novara, Basilica de San Gaudenzio en Novara
Palazzo Pignano (CR), Pieve de S. Martino, estatua
Paruzzaro (NO), Iglesia de San Marcelo, fresco.
Pila (VC), Iglesia de San Pedro, fresco
Rimella (VC), Loc. S. Antonio, Oratorio, fresco.
Roncitelli di Senigallia (AN), Iglesia de Santa Liberata, estatua (año 1967) y fresco.
Roncitelli di Senigallia (AN), Parroquia de San Juan Bautista, estatua antigua.
Scopello (VC) loc. Chioso, Oratorio de Santa Liberata, fresco.
Sizzano (NO)
Valdisotto (SO), Iglesia de San Bartolomé, fresco.
Vespolate (NO), Parroquia de San Juan Bautista, fresco del siglo XVI.

Detalle de un fresco de las dos Santas entre San Marcelo, que las ayudó a escapar y consagrarse a la vida religiosa. Capo di Ponte, Italia.

En numerosas zonas de Lombardía, Piemonte y Val d’Aosta se conservan imágenes de Santa Liberata en las que aparecen llevando en los brazos a los dos niños y que se remontan hasta el siglo XV. En estas imágenes, los dos niños muestran una aureola en la cabeza y en algunos casos, como por ejemplo en el fresco del Castillo de Montalto Dora, en letras legibles identifican a los dos niños con los santos Gervasio y Protasio, hermanos gemelos hijos de los santos Vidal y Valeria. Por lo tanto, debemos pensar en una superposición del culto de Santa Liberata y de Santa Valeria: la santa es invocada para proteger contra los peligros del parto y de la mortalidad infantil.

Montalto Dora (TO), es un caso curioso que hace comprender cómo la iconografía de la Santa con los dos niños no es cosa simple de interpretar.

Damiano Grenci

BIBLIOGRAFIA Y SITIOS
* AA. VV. – Biblioteca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi) – Voll. 1-12 e I-II apendice – Ed. Città Nuova
* C.E.I. – Martirologio Romano – Libreria Editrice Vaticana – 2007 – pp. 1142
* Grenci Damiano Marco – Archivo privado iconograáfico y hagiografico: 1977 – 2012
* Pomi Damiano – Santa Liberata ed il suo culto in Valsesia in Sacro Monte di Varallo, 2004 (?)
* Sito web di santaliberata.org

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

7 pensamientos en “Santa Liberata, patrona de las mujeres (III)

  1. Muchas gracias, Damiano, por estos tres artículos dedicado a Santa Liberata, aunque no sepamos de cual de ellas estamos hablando porque como tu mismo bien dices, al principio de este tercer artículo, hay que dar una respuesta hagiográfica a esta complicada cuestión iconográfica.

    Mi personal y resumida opinión, después de haber leído y releído los tres artículos, es que esta santa Liberata es un burda, aunque curiosa y bonita iniciativa de un primer artista, que fue copiado por otros, inventándose una Liberata inexistente, atribuyéndosele leyendas milagrosas relacionadas de una forma u otra con el hecho de la gestación o crianza de los bebés. Pero el hecho es que, por mucho que queramos buscar alguna relación y/o semejanza, esta supuesta Liberata nada tiene que ver con ninguna de las santas de ese mismo nombre existentes en el martirologio. Es un tema iconográfico curioso, que a mi entender, no tiene ninguna explicación hagiográfica coherente, pero el pueblo llano cree en esas cosas y ¡qué le vamos a hacer!

    Gracias de nuevo, Damiano.

  2. Buona domenica!
    Questa notte ho finito di leggere il libro su S. Liberata e il suo culto in Liguria 🙂 Molto bello e ricco!

    Anche io come te Antonio,
    mi sono fatto la tua idea, un dipinto inziale che ha generato il tutto, ma perchè dipingere tutti ciò? Un’immagine pagana cristianizzata?

    Dal libro letto ho desunto molte questioni.
    Parla di tradizioni francesi: le madri portavano i bambini in braccio presso il sepolcro della santa Martire, forse da qui l’iconografia?
    Parla di legami commerciali della Liguria con il Piemonte-Lombardia, dove l’iconografia era diffusa, e poi evidenzia una identificazione con “Santa Librada de Sigüenza” ad opera del governatorato spagnolo in queste terre, dove molte famiglie di soldati, ufficiali e altro si stanziarono portando il culto della Martire “spagnola”. Da qui l’identificazione tra l’iconografia e l’agiografia: questo in Liguria, molti i luoghi di culto (santuari) che rileggano il legame. Ma come dice l’autore è un’ipotesi spesso non documentabile. In alcuni casi l’opera venerata localmente è di provenienza spagnola.

    Ma forse si può dire che è una elaborazione del dato. Io sono sempre più propenso con una cristianizzazione di un’immagine pagana a cui poi si diede un’identità locale in base alla storia ecclesiale-civile. Mi piacerebbe però fosse vera la supposizione del libro! 😉

    Infine, in altro testo devozionale del 1906, si arriva a dire, senza però argomentazione storica e antropologica l’iconografia suddetta è della vergine comasca Liberata, sorella di Faustina. Mah…..

    • Buen domingo, Damiano.
      Es muy verosímil tu opinión: puede ser la cristianización local de una imagen pagana, que posteriormente trajo consigo una abundante iconografía, la extensión del culto por las regiones vecinas y la creación de leyendas de supuestos milagros. Esencialmente, los dos coincidimos.

  3. Visto lo visto, yo también comparto que es prácticamente imposible identificar a esta Santa Liberata “nodriza” con la virgen benedictina de Como, con la mártir de Sigüenza y con ninguna otra Santa de este nombre. No hay coincidencias de culto, de patronazgo ni de iconografía. Puede que sí sea una cristianización de un motivo pagano, aunque yo no sea muy amiga de estas teorías. En la antigua Grecia, la diosa de los partos era Ilitía, y en Roma esta diosa que asistía a las mujeres en los alumbramientos era llamada Lucina. Pues bien, estas diosas solían llevar un bebé en los brazos… o dos a veces. 🙂

    Por otra parte, gracias por hablarnos de las Santas Liberata y Faustina. Cuando escribí sobre las mártires de las catacumbas llamadas Faustina que se veneran en Guanajuato (México) y Pasaia (España); revisé muy críticamente la “investigación” de un mexicano que identificaba a ese corposanto con la Faustina benedictina de hoy, inventándose que ella y su hermana Liberata habían sido martirizadas (!!!!). Como si no tuviésemos bastantes cuentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*