Santo Niño Milagroso de Tlaxcala

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la venerada imagen coronada.

Vista de la venerada imagen coronada.

En la población de Tlaxcala, Tlaxcala en México, estado famoso por diversas advocaciones consideradas milagrosas y por los Beatos Niños Mártires de Tlaxcala, es venerada una imagen del Niño Jesús, conocido como “El Niño Milagroso”.

Según narra una piadosa leyenda, a principios del siglo XX una familia pobre de Tlaxcala comenzó a fabricar imágenes religiosas en una tosca madera conocida como ayacahuite, pero debido a que el padre de familia, quien era el escultor no tenía ningún tipo de educación artística, las imágenes tenían muy poca calidad en el acabado, pero era la única forma de mantenerse que tenían en esta familia.

La familia salía todos los días a vender de casa en casa sus imágenes religiosas y por el mes de junio de 1913 pasaron por la casa de la familia Anzures y estos, aunque no necesitaban imágenes religiosas, por ayudar a la pobre familia adquirieron un niño Jesús. Una de las hijas del matrimonio Anzures de nombre Concepción y conocida de cariño como “Conchita” quedó encantada con la imagen y de inmediato la cargó y le demostró gran devoción.

Al llegar el mes de diciembre en la Nochebuena, llegó el momento de colocar la imagen del Niño Jesús en el nacimiento; al año siguiente, el 2 de febrero en la festividad de la Presentación del Señor como es costumbre en México (sobre lo cual recomiendo leer el artículo Día de Reyes y Candelaria en México) de vestir y levantar al niño Jesús del nacimiento, la familia le había confeccionado al niño un hermoso ropón en color azul pálido con gorrito y zapatitos de estambre, pero al levantar la imagen para arrullarlo, Conchita sintió algo extraño, como que la imagen se movía en sus brazos. Ella pensó que posiblemente era su imaginación pero se lo comentó a los presentes invitados a la celebración de la “levantada del nacimiento” y estos sorprendidos observaron la imagen y realmente constataron que la imagen tenía ligeros movimientos. Ante el portento, la familia y los asistentes iniciaron el rezo de triduos y novenarios en honor al Niño Jesús culminando con una misa.

La fama del “Niño Milagroso” como empezó a llamarle la gente, se extendió y cada día llegaban más devotos a pedir y agradecer favores a la imagen, por lo cual, la familia Anzures decidió donar la imagen a la Iglesia para que el “Santo Niño Milagroso” fuera venerado en algún templo. El 26 de febrero de 1914 el Obispo mandó una carta al párroco de la zona, ordenándole que la imagen del Niño Jesús no se moviera y que fuera encerrada en un nicho bajo llave y no debía abrirse de no ser por mandato del Obispo.

Uno de los milagros que se cuentan de la imagen es de una señora gravemente enferma de paperas que pidió al sacerdote que la imagen le tocara su parte inflamada; este accedió y al poco tiempo la mujer sanó de aquella dolencia.

Otra vista de la venerada imagen, sin coronar.

Otra vista de la venerada imagen, sin coronar.

Otro milagro aconteció en 1934. El 28 de febrero de ese año una mujer cayó herida gravemente por un arma de fuego causándole una hemorragia interna: en el sitio donde ella residía no había médicos y sus hijos preocupados comenzaron a invocar al Santo Niño Milagroso y su hijo corrió a Tlaxcala a buscar un medico que la atendiera; al llegar el doctor y revisar a la mujer le dijo a su esposo que no había nada que hacer por ella. La familia, sin perder la fe, siguió invocando al Santo Niño Milagroso de Tlaxcala y al cuarto día la señora estaba completamente restablecida. Al cumplir el mes de su accidente y estar completamente sana, la mujer y su familia se dirigieron a Tlaxcala para agradecer por el milagro al Santo Niño.

La festividad del “Santo Niño Milagroso de Tlaxcala” se celebra el día 14 de febrero con la innumerable visita de sus devotos al templo de San José donde es venerado, que en agradecimiento de sus milagros le llevan juguetes por considerar que al ser a Cristo en su infancia al que veneran y tratarse de la imagen de un niño, le gustarán los juguetes.

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

21 pensamientos en “Santo Niño Milagroso de Tlaxcala

  1. Muchas gracias, André, por traernos otra advocación mexicana, esta vez del Niño Jesús. Tu sabes que yo no creo mucho en estas curiosas historias y/o leyendas y mucho menos, en la milagrería que las acompaña, pero no dejo de comprender que es “riqueza devocional” que hay que respetar y que si ayuda a algunos, ¡bendito sea Dios!
    Por estas tierras también las hay.

    • Si tienes mucha razón Antonio, yo igual a veces dudo de todas estas leyendas, eso si tampoco me pongo a desmentir a la gente que a veces me las cuenta poque si sirve para que tengan más fe en Nuestro Señor pues adelante. Creo que quedaras aun más que sorprendido, ahora en marzo con el artículo sobre Santiago de Halachó del que se cuentan un monton de leyendas. Muchas gracias

  2. Yo, en esto de muñecos que cobran vida y tal, soy como los bancos: no doy crédito. Y si me tomara en serio estos asuntos -que no lo hago- y sintiera una figurita moverse entre mis manos, antes la tiraba al fuego, para purificarla de posibles malos espíritus, que le daba culto, y además siendo tan poca cosa, artísticamente hablando.

    Pero como no creo ni en muñecos vivientes ni en malos espíritus, seguramente ni me molestaría en ello. Sin ganas de ofender, creo que los fieles más deberían centrar su fe en las verdades del Evangelio, que en presuntos Niños animados. Es mi humilde opinión.

    • Ana Maria hija,¡¡Menuda Torquemada!! 😉
      Mira que decir que lo echarias al fuego para purificarlo cual si fuera obra del demonio,jejejeje.

      • Era un decir. Yo no quemaría ni una estatuilla mala de resina comprada en los chinos. La prueba es que casi nunca tiro objetos que ya no me sirven -a menos que estén rotos e inservibles-; sino que busco a quien le pueda interesar. Lo he hecho, por citar un ejemplo, con una Virgen de Fátima que yo tenía y que no me interesaba, y he puesto en manos de un amigo. Por cierto, ésta sí estaba un poco rota y se ha encargado de repararla y adecentarla.

    • Bueno Ana jeje además de causarme un poco de gracia tu comentario, creo que es una buena opción no dudo que haya quien también piense así. Fijate que eso de los Niños Dios que se mueven aqui se ha vuelto un “milagro” recurrente, aunque en las más recientes la Iglesia no les ha dado crédito sino al contrario, en mi ciudad por ejemplo hace como unos 6 años sucedio en una de las colonias marginadas de una familia que en diciembre dijó que el niño Dios del Belén se había movido y se había puesto de pie y así permanecía y que despedía un olor a rosas, el caso es que llego el periodico le tomo fotos, la gente comenzó a llegar, para esto no dejaban tocar la imagen más que con petalos y desde lejos, cosa extraña, además la familia recolectaba limosnas para “construirle una capilla”, claro que todo eso era más que desconfiable, tal parece que al final descubrieron que la señora de la familia quien habia visto “el milagro” fue la que puso de pie la imagen etc. y así se dieron otros casos que no fueron tan famosos. Entonces tampoco puedo negar que no haya sido este el caso del niño de Tlaxcala pero debido a la época principios del siglo XX pues era más dificil de comprobarlo ¿quien nos dice que la imagen no es de esas que viene con brazos y piernas con movimiento para ser vestido más fácil? todo puede ser, pero la gente cree esto.

  3. Gracias André. Las devociones sobre el Niño Jesús siempre le ofrecen a uno una ternura especial aunque estén aderezadas de historias que uno no acabe de creerse completamente. En todo caso, gracias por compartir esta devoción tan entrañable en el blog.

    • En eso tienes mucha rázón Salvador es una historia que no se acaba de creer… pero bueno eso es lo que la gente relata sobre esta devoción, cierto o no. No podemos evitar pensar que a lo mejor y fue una suposición de la niña y que el relato se difundio, se fue haciendo popular, la misma gente lo fue aderezando todo puede ser en estos casos.

  4. André, no conocía esta advocación del Niño Dioso en Tlaxcala. A veces pienso tener una visión general sobre un tema iconografico, cuando de repente aparece una novedad, coo es el caso que expones en este tema. No deja de recordarme el episodio que cuentas sobre la animación de la imagen al que se dice que sucedión en Greccio, cuando San Francisco hizo el primer nacimiento y se cuenta que la imagen del niño Dios se animó.
    Me da gusto que en muchos lugares se tenga una devoción fuerte al misterio de la infancia de nuestro Salvador. Si mal no recuerdo, San Bernardo de una u otra manera alentaba a tener devoción a la santísima humanidad de Cristo, de la cual es parte su Encarnación y Nacimiento.
    Buena información.

    • No había pensado en eso pero tienes mucha razón es muy parecido a ese milagro que se cuenta de la vida de San Francisco. A mi personalmente estas devociones a la infancia de Jesús siempre me han encantado me parecen muy tiernas.

  5. Andre un articulo corto pero precioso.
    Yo si creo en estos milagros,¿que hay de malo que una figura del niño Jesus se moviera?
    ¿que personas sanaran por su intercesion?Pues una maravilla del Señor.

    • Claro Abel ya sabes que si escrino estos artículos aunque cortoes es por que este tipo de leyendas populares me gustan mucho, no tiene nada de malo pero no dejen de ser por de más extrañas y bastante curiosas. Como siempre eh dicho si ayudan a aumentar la fe de las personas y a conseguir curaciones pues que bueno.

  6. A mi me sorprendió más el comentario de Ana María que el mismo artículo. Si se mueve el niño Ana María yo lo hubiera arrojado pero no necesariamente al fuego.

    Andre has oído hablar de un Niño Dios en el Monasterio de las Monjas Dominicas en Mixcoaq Ciudad de México. Lo llaman “El Papacito”.

    • En serio, olvidad ya el puñetero comentario. No era más que una broma, pero está claro que se me ha tomado en serio cuando creía haberme explicado bien. No volveré a hacer apreciaciones de este tipo.

  7. Vale ese Niño ño he visto un monton de veces y hasta lo veo un poco abandonado en la Capilla de la Soledad del referido templo jojojojo pero vale parece que tiene su gracias que padre articulo por cierto ya me vole la fotio jojojo

    • Sii yo igual vi las fotos de su capilla en el grupo de Enrique y me doy cuenta de eso de que realmente como que mucha fama y devoción no tiene, quizas la tuvo pero ahora ya no, igual y quizas sea por lo increible de su historia que en verdad parece muy inverosimil. Y si esta bien ya se que te gusta agarrar las fotos jeje con confianza amigo.

  8. Pues como buen Anzures avalo todo lo comentado por mis Tias a quienes les conto de primera mano La Tia Concha de los paseos que daba con el santo niño¡¡

  9. A mí me pasó algo curioso con dicha imagen, yo iba a orar los domingos a San José, que es el nombre de la parroquia donde está el pequeño, pero como siempre estaba lleno, oraba en la capilla del chiquitín, sin saber realmente que fuera tan milagroso y eso, nunca le presté atención… en ese entonces tenía un problema y oraba por su solución… El problema se resolvió de la mejor manera.
    Yo sabía que era obra de Dios… pero jamás me pasó por la mente que tuviera que ver con el niñito precioso, y hace poco encontré entre mis papeles de hace años una breve reseña de su historia, escrita por el párroco de San José en 1913… Como yo me preparaba para hacer oración, tenía una velita prendida y así empecé a leer la reseña, algo pasó… la llama de la vela se intensificó repentinamente y sin explicación… Y cada vez que una parte del texto me provocaba un sentimiento, el siguiente párrafo describía exactamente lo que yo sentía, por ejemplo, cuando describe el párroco que la imagen se movía sola yo pensaba “qué miedo! eso me daría miedo!” y el siguiente párrafo era: “sentí un miedo terrible, pensando que se tratara de algo no santo…” y así con todos los sentimientos que me surgían… Terminé de leer la reseña y la llama de la vela regresó a la normalidad, y la cera había escurrido por todo el porta vela….
    Me sentí muy conectada a aquella divina imagen, a la cual, sin saber, fui a orar por ayuda y me resolvió mi problema estupendamente.
    Yo era como ustedes, me daban desconfianza esas leyendas, pero creo que hay un milagro esperando para cada uno de nosotros a la mejor en diferentes imágenes, no creen? 🙂

  10. Me pudieras decir para poder embarazarme si es el niño milagroso de tlaxcala o el niño doctor de tepeaca, al cual se le va a barrer y a pedir q me ayude con mi solicitud?

  11. hola me gustaría ir este fin de semana a ver al niño milagroso me pueden recomendar un hotel cerca de la iglesia, bonito y barato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*