La Iglesia Siríaca de Antioquía y el Rito Sirio Antioqueno

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de la Santa Misa (Qurbana) oficiada en rito sirio antioqueno.

Imagen de la Santa Misa (Qurbana) oficiada en rito sirio antioqueno.

La Iglesia Siria remonta sus orígenes a los tiempos apostólicos, a los tiempos en los que los primeros cristianos formaron la comunidad de Antioquía, conforme se menciona en los Hechos de los Apóstoles (Hechos, 11, 26). El apóstol Pedro se estableció en ella en el año 37, siendo sucesores suyos, entre otros, los santos Eudoxio e Ignacio de Antioquía. San Ignacio, en sus escritos, menciona la evolución del orden de los obispos sucesores de los apóstoles en aquella ciudad. El patriarcado de Antioquía fue reconocido por el Concilio Ecuménico de Nicea en el año 325, junto con los de Alejandría y Roma. Como vemos, esta Iglesia que tiene como primer obispo a San Pedro y donde por primera vez los discípulos de Cristo fueron llamados cristianos, se convirtió en uno de los grandes centros de la cristiandad de los primeros siglos, pero el Concilio de Calcedonia y su posición cristológica, celebrado en el año 451, provocó un gran cisma dentro de esta comunidad cristiana. El emperador bizantino Justiniano impuso las enseñanzas conciliares en las ciudades, pero esto originó, que dichas enseñanzas fueran fuertemente rechazadas en las zonas rurales. Consecuentemente, los obispos de ambas tendencias lucharon por la Sede Antioquena e incluso, en el año 518, el obispo San Severo fuera exiliado de Antioquía.

La Iglesia Ortodoxa Siríaca de Antioquía
En el siglo VI, Jacobo Baradai, obispo de Edessa, oponiéndose a las órdenes del emperador, ordenó a nuevos obispos y sacerdotes que rechazaban las tesis conciliares; a esta nueva Iglesia se la denominó “jacobita” y tiene su propia liturgia, conocida como “siríaca occidental o antioquena”, siguiendo sus propias tradiciones, utilizando el siríaco como lengua litúrgica. Se extendió dentro y fuera del Imperio Bizantino, llegando su influencia hasta la antigua Persia. Cuando los persas y los árabes terminaron con la persecución que los bizantinos ejercieron contra ella, la Iglesia Siria creció y se expandió aun más, llegando a tener en la Edad Media un incremento notable intelectual, creándose escuelas de teología, de filosofía y de historia. Fue tal su esplendor, que llegó a tener veinte sedes metropolitanas y más de cien diócesis, extendiéndose hasta Afganistán, Turquestán, etc.

Sacerdote ortodoxo sirio administrando la comunión en una misa.

Sacerdote ortodoxo sirio administrando la comunión en una misa.

Pero la historia de la Iglesia Ortodoxa Siria se ha caracterizado siempre por la adversidad. En los siglos VI y VII sufrió la opresión bizantina; en los siglos XI y XII, los cruzados cometieron atrocidades contra ella; entre los años 1336 al 1405, los mogoles liderados por Tamerlán, destruyeron gran parte de sus templos y monasterios y a partir del siglo XV, el Sultanato Otomano le impuso severas restricciones que incluso llegó a la masacre de veinticinco mil sirios ortodoxos en el año 1895 en el sudeste de Turquía. En el año 1915 se produjo una calamidad aun mayor conocida como el “Año de la Espada”, siendo asesinados noventa mil trescientos catorce sirios ortodoxos – entre ellos ciento cincuenta y cuatro sacerdotes – pertenecientes a más de trece mil familias asentadas en trescientas cuarenta y seis aldeas, lo que representaba alrededor de un tercio de los ortodoxos sirios que poblaban aquella zona. Por si esto fuera poco, en su lucha contra los turcos, los kurdos utilizaron como bases, los monasterios de Mor Malke y Dayro da-Slibo y las iglesias de Basibrin. Todo esto produjo un inmenso sufrimiento y destrucción a partir del año 1895, alterándose la composición de la comunidad ortodoxa siria y originándose masivas migraciones a otras regiones del Medio Oriente, a Europa y a América. Actualmente, la Iglesia Ortodoxa Siria está extendida por Siria, Líbano, Iraq, Turquía, Israel, India y entre los emigrantes en Europa y América.

La Iglesia Ortodoxa Siria tiene una fuerte tradición monástica – de este tema, algo se ha publicado en este blog – aunque, como ha sido tan perseguida a lo largo de los siglos, son pocos los que aun permanecen en Siria, Turquía, Iraq, Israel y Palestina. En Europa tienen también tres monasterios: Holanda, Alemania y Suiza. La Iglesia Siria ha dado a la Iglesia Universal varios santos ilustres, cuyas vidas y obras tuvieron una influencia enorme no solo en la tradición siríaca, sino también en el resto de la cristiandad. A modo de ejemplos, recordemos a San Efrén el Sirio y a San Isaac el Sirio. Asimismo, han sido numerosos los autores ortodoxos sirios, destacando Juan de Edessa, Jacobo de Edessa, el Patriarca Mikhayel Rabo o el Maphryono (Catholicós) Mor Gregorius Bar `Ebroyo (1226-1286) con su “Chronography and Ecclesiastical History”.

Su Santidad Moran Mor Ignatios Zakka I Iwas, Patriarca de Antioquía y Suprema Cabeza de la Iglesia Ortodoxa Siria.

Su Santidad Moran Mor Ignatios Zakka I Iwas, Patriarca de Antioquía y Suprema Cabeza de la Iglesia Ortodoxa Siria.

Hasta el año 1034, los patriarcas ortodoxos sirios residieron en Antioquía; posteriormente, hasta el año 1293, lo hicieron en el monasterio Mar Barsauna. Desde ese año y hasta principios del siglo XX (1924) residieron en Homs (Siria) y actualmente, en Damasco. En el año 2000 y a fin de que no se identificara a esta Iglesia ni con la nacionalidad ni con el estado sirio, el Santo Sínodo cambió el nombre de la Iglesia, denominándose actualmente “Iglesia Ortodoxa Siríaca de Antioquía”. Desde el siglo XVII, existe la Iglesia autónoma india, la Siro-Malankar. Desde el 14 de septiembre de 1980, el Patriarca de Antioquía y Suprema Cabeza de la Iglesia Ortodoxa Siria es Su Santidad Moran Mor Ignatios Zakka I Iwas, que reside en el monasterio Mor Ephrem, en Ma`arat Sayyidnaya, cerca de Damasco (Siria).

La Iglesia Católica Siríaca de Antioquía
Pero el Rito Sirio Antioqueno no solo es seguido por esta Iglesia Ortodoxa de la que acabamos de dar algunas pinceladas. Este rito es también el de la Iglesia Católica Siria. Como ya hemos visto en otros casos – por ejemplo, el copto – existen ortodoxos y católicos que lo celebran de igual modo.

Anteriormente dijimos que durante las Cruzadas se cometieron atrocidades contra los ortodoxos sirios, pero también existieron relaciones muy cordiales entre obispos católicos y sirios ortodoxos y tanto fue así que algunos obispos ortodoxos sirios vieron la posibilidad de unirse plenamente a Roma, aunque en aquellos momentos no se llegaron a concretar estas relaciones. Se hizo un nuevo intento en el siglo XV en el Concilio de Florencia, pero tampoco surtió efecto. Pero en el año 1620, algunos misioneros católicos comenzaron a trabajar en Alepo entre los ortodoxos sirios, consiguiendo dos años más tarde la conversión de algunos, pero al mismo tiempo, la división de la comunidad ortodoxa siria, pues llegaron a ser elegidos como patriarcas de una facción y de la otra, un tío y un sobrino. Cuando murió el patriarca católico en el año 1702, esta línea patriarcal se acabó.

El gobierno turco apoyó a los ortodoxos sirios en contra de los católicos y estos sufrieron persecuciones. Hubo largos períodos sin obispos católicos sirios en funciones y la comunidad fue forzada a la clandestinidad. En el año 1782, la Iglesia Ortodoxa Siria eligió al patriarca Miguel Jarweh y éste, al poco tiempo de ser entronizado, se convirtió al catolicismo y se escapó al Líbano estableciéndose en el monasterio de Nuestra Señora de Sharfeh. Esto lógicamente no “cuajó” y muerto el patriarca, se acabó de nuevo el patriarcado católico, aunque cincuenta años más tarde, en 1829, el gobierno turco reconoció a la Iglesia Católica Siria, eligiéndose un nuevo patriarca que, dos años más tarde, fijó su residencia en Alepo (Siria). De allí pasó a Mardín (Turquia) y finalmente, después de acabada la Primera Guerra Mundial, se estableció en Beirut (Líbano). Actualmente la Iglesia Católica de Rito Sirio Antioqueno está establecida en Siria, Líbano, Jordania, Egipto, Turquia, Iraq y Estados Unidos y su patriarca es Su Beatitud Mar Ignatius Ephrem Joseph III Younan.

Su Beatitud Mar Ignatius Ephrem Joseph III Younan, patriarca de la Iglesia Católica de Rito Sirio Antioqueno.

Su Beatitud Mar Ignatius Ephrem Joseph III Younan, patriarca de la Iglesia Católica de Rito Sirio Antioqueno.

Como he dicho anteriormente, la principal diferencia dogmática entre la Iglesia Jacobita y la Iglesia Católica está en la teología cristológica, no tanto por las formulaciones realmente heterodoxas, sino por diferencias en cuanto a terminología. El problema se suscitó en el Concilio de Calcedonia entre las expresiones “de dos naturalezas” y “en dos naturalezas”. La fórmula monofisita afirmaba decididamente que Cristo era “de dos naturalezas”, pero en realidad esto no cambiaba el contenido de la fe. Para el patriarca Severo estaba claro que Cristo “ha participado de la condición carnal y por nosotros, ha padecido la muerte según la carne”. Ante esto, en el siglo XX, no fue difícil conseguir que el papa San Juan Pablo II y el Patriarca Ortodoxo Sirio, Su Santidad Moran Mor Ignatios Zakka I Iwas, firmaran una declaración común en el año 1984, en la cual se reconoce “que los malentendidos y los cismas que se produjeron tras el Concilio de Nicea… no tocan el contenido de la fe, dado que la dificultad surgió únicamente a causa de las divergencias terminológicas, de las diferencias culturales y de las diversas formulaciones sostenidas por las diferentes escuelas teológicas para expresar una misma realidad”.

El Rito Sirio Antioqueno
En lo referente a la liturgia, este rito tiene muchas reminiscencias jerosolimitanas, aunque con posterioridad ha tenido algunas influencias bizantinas. La Misa (Sagrado Qurbana) se inicia con un largo rito de preparación de las ofrendas, llamado “servicios de Melquisedech y de Aarón”. Posteriormente vienen seis lecturas, tres de las cuales son del Antiguo Testamento. El abrazo de paz que precede al rito de la consagración es espectacular porque se transmite de fiel a fiel, desde el altar hasta la mismísima puerta del templo.

La “anáfora” – canon en el rito latino – está acompañada de gestos cargados de simbolismo; por ejemplo, influenciado por la liturgia bizantina, el velo que cubre las ofrendas es agitado por el celebrante por delante y por detrás del cáliz representando el soplo del Espíritu Santo. Como en la mayor parte de las celebraciones litúrgicas orientales, ocupa un lugar muy importante la “epíclesis” o invocación al Espíritu Santo para que realice la transformación del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Así, las ofertas se convierten en “fuente de vida” capaz de vivificar a los fieles que se acercan a la comunión, la cual está precedida con una complicada fracción del pan, muy característica de la tradición antioquena y, que posteriormente, fue copiada por la liturgia hispano-mozárabe (quién haya participado en una Misa mozárabe sabe con detalle a qué me refiero). La Misa termina con una oración de despedida y con la distribución del pan bendito entre todos los fieles, los cuales se lo llevan a casa.

Despedida final en el Sagrado Qurbana (Santa Misa) en el rito sirio antioqueno.

Despedida final en el Sagrado Qurbana (Santa Misa) en el rito sirio antioqueno.

En cuanto a los sacramentos, el bautismo se realiza por inmersión y es precedido de una profesión de fe y de unos exorcismos contra Satanás. En este rito bautismal ocupa un lugar preeminente la invocación al Espíritu Santo y seguidamente, a la persona bautizada se la unge con el santo crisma (Crismación o Confirmación) y se le pone una corona. El matrimonio consiste esencialmente en la coronación de los dos esposos y no se admite nunca el divorcio, aunque si el repudio en algunos casos excepcionales. En la unción de los enfermos se necesita la presencia de varios sacerdotes; la confesión tiene un rito muy complejo y es utilizada pocas veces. El orden sagrado comprende nueve grados clericales tomados de la jerarquía eclesiástica indicada por el Pseudo-Dionisio el Areopagita, el cual, como es sabido, es el autor del siglo V más identificado con las posiciones monofisitas. Los miembros del clero no monástico pueden estar casados aunque no pueden contraer matrimonio después de haber sido ordenados. Los monjes son célibes y de entre ellos se escogen a los obispos.

Misa (Sagrado Qurbana) oficiada por el Patriarca

Misa (Sagrado Qurbana) en San Francisco, California (USA)

Misa (Sagrado Qurbana) en Ámsterdam (Holanda) celebrada en un templo católico

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

28 pensamientos en “La Iglesia Siríaca de Antioquía y el Rito Sirio Antioqueno

  1. Muchas gracias Antonio. Me ha llamado mucho la atención el hecho de que en este rio los fieles se lleven el pan bendito a su casa y los exorcismos que preceden al Bautismo por inmersión. Respecto al Patriarcado de Antioquía, San Juan de Ribera, Arzobispo y Virrey de Valencia, tuvo entre sus títulos el de Patriarca de Antioquía y por eso en Valencia se le conoce simplemente como “el Patriarca”.

    • Pero has de tener en cuenta que el pan bendito que los fieles se llevan a casa no es el pan consagrado, o sea, el Cuerpo de Cristo, sino un pan que se bendice durante la liturgia para al final ser destribuido. Ocurre también en otros ritos, como por ejemplo, en el bizantino, del que hablaremos más adelante.

  2. Antonio ya sabes que yo de las demas iglesias y sus ritos desconozco practicamente todo.
    Por eso me alegra ver estos articulos que realizas sobre los diferentes ritos,y gracias por los videos,que aunque algunos sean bastante largos,son de agradecer.

    • Abel,
      Intentamos demostrar con estos artículos como la Iglesia de Dios es muy variada en sus costumbres litúrgicas aunque siempre manteniendo lo esencial en cada rito. Este rito concretamente es uno de los más antiguos, aunque con posterioridad haya tenido influencias de otros y es un rito muy similar al siro-malankar, del que ya escribimos en su día.
      Aunque la Santa Misa en estos ritos es mucho más larga que la Misa latina, mi consejo es que, cuando tengas tiempo, veas los vídeos completos con detenimiento. Las lenguas utilizadas es el malanyalam y el siríaco.

        • Abel,
          Hace unos semanas preguntaron en el blog sobre uno de los ornamentos que llevan los obispos en el Rito Siro-Malankar y como son iguales que los de este Rito Sirio, te contesto de manera similar a como lo hice la vez anterior.

          Los sacerdotes usan a modo sotana, una túnica negra. Los Obispos normalmente llevan una túnica blanca o roja, con una faja roja; sin embargo ellos, jamás llevan la túnica roja en presencia del Patriarca, el cual la usa como distintiva de su Dignidad Patriarcal. En el Sagrado Qurbana, el sacerdote se pone los ornamentos litúrgicos durante el llamado Orden de Aaron, en la oración preparatoria que precede a la celebración de la Liturgia. El sacerdote, primero guarda sus prendas diciendo: “Remueve de mí, Oh Señor Dios, la impía prenda con la cual Satán me tiene revestido, por la inmundicia de mis actos malvados, y revísteme con las prendas elegidas, que son las adecuadas para el Servicio de Vuestra Gloria, y para la alabanza de Vuestro Santo Nombre, Oh Nuestro Señor y Nuestro Dios, por siempre”.

          Después el sacerdote se pone el PHIRO, que es un pequeño gorro negro, que debe tener puesto durante todas las oraciones públicas. Este gorro consta de siete secciones, el cual indica el sacerdocio del celebrante. Los obispos, incluyendo al propio Patriarca, lo llevan siempre bajo el ESKIMO. Si el sacerdote es monje, él entonces se pone el ESKIMO, que es una capucha usada siempre por los monjes.

          El sacerdote también se pone el MSONE, que es un calzado ceremonial que se lleva colocado durante la celebración del Santo Qurbono. Desde que los productos animales están prohibidos en el Santuario, estos calzados no se fabrican en cuero. Cuando el sacerdote se calza el pié derecho recita: “Pueda mi pié, Oh Señor, ser calzado con la preparación del Santo Evangelio de la Paz, y pueda pisar bajo de mis pies, serpientes y escorpiones, y todo poder del enemigo, por siempre.” Mientras se calza el pié izquierdo, recita: “Funde y derriba bajo mis pies, Señor Dios, todo engañoso orgullo que es exaltado contra Vuestra Sabiduría, y concédeme, que por medio de Vuestra Ayuda, pueda subordinar la sensualidad de la carne, por siempre”.

          Luego se coloca el KUTINO (equivalente al alba latina). Se trata de un sobrepelliz blanco, cuyo color identifica la pureza sacerdotal. El sacerdote hace la señal de la cruz tres veces sobre el kutino diciendo: “Vísteme, Oh Dios, con la túnica de la incorrupción por medio de la Fuerza de Vuestro Santo Espíritu, y hazme digno de conservar la verdadera Fe, y de entrar en el camino de la Pureza y Rectitud, todos los días de mi vida”. Después el sacerdote se pone el HAMNIKHO, la estola, que simboliza al sacerdote armado con el Temor de Dios. El debe signar la cruz sobre el hamnikho dos veces recitando el Salmo 18, 40: “Me ciñes de valor para el combate, sometes bajo mi pie a mis agresores”.

          Después se coloca el ZENORO (o Faja), el cuál hace referencia al control sacerdotal sobre todo deseo carnal. Hace la señal de la cruz sobre el zenoro mientras recita el Salmo 45, .4: “Ciñe tu espada al costado, valiente, es tu gloria y esplendor”. Luego el sacerdote, se arma con el ZENDE, (o manga), la cual simboliza la disposición sacerdotal a guardar la Ley de Dios, y a trabajar con rectitud. El debe signar la cruz dos veces sobre la manga derecha recitando el Salmo 18, 35 mientras se la coloca: “Adiestra mis manos para la lucha y mis brazos para tensar el arco”, después el signa la cruz una sola vez sobre la manga izquierda y recita el Salmo 18, 36 mientras se la coloca: “Tú me das tu escudo victorioso, tu diestra me sostiene”.

          Si el celebrante es un obispo, se coloca sobre su cabeza el MASNAPHTO (o turbante), el cual simboliza el paño con el cual, a Nuestro Señor, se le cubrió la cabeza durante su entierro. El obispo hace dos veces el signo de la cruz sobre el Masnaphto, y se lo pone recitando el Salmo 4, 7: “ Muchos dicen:¿Quién nos hará ver la dicha?. ¡Haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro!”.

          El sacerdote se coloca después el PHAYNO, que una capa que simboliza la túnica de Aaron y la túnica sin costuras de Nuestro Salvador. El signa la cruz sobre ella tres veces mientras recita el Salmo 132, 9-10: “Tus sacerdotes se vistan de fiesta, griten de alegría tus amigos.” y se lo coloca recitando el v 10: “A causa de David, tu siervo, no rechaces el rostro de tu ungido”.

          Si el celebrante es un obispo, se pone el BATRASHIL (o Palio), el cual es bastante similar al Hamnikho, pero se extiende hacia el frente y la espalda. Esto cumple con la función de recordarle al prelado, la Cruz que Nuestro Salvador cargó sobre si mismo. El obispo lo signa una vez recitando el Salmo 27, 5: “Me dará cobijo en su cabaña el día de la desgracia; me ocultará en lo más oculto de su tienda, me encumbrará en una roca”. El Patriarca lleva puesto el SAKRO (o Escudo) adosado al zenoro, sobre el lado derecho. Es el escudo de la Fe y simboliza su autoridad y su posición como protector de la fe (Efesios 6, 14) “Poneos en pie, ceñida vuestra cintura con la verdad y revestidos de la justicia como coraza”.

          Los obispos también se colocan una cruz y un icono, usualmente de la Virgen alrededor del cuello, mientras se lo colocan recitan el Salmo 34, 5 “Los que lo miran quedarán radiantes, No habrá sonrojo en sus semblantes”. El obispo finalmente toma el BÁCULO en su mano izquierda, el cual simboliza su autoridad episcopal y nos recuerda la vara del pastor. El obispo deberá recitar al tomarlo el Salmo 110, 2 “El cetro de tu poder extenderá Yahvé desde Sión ¡domina entre tus enemigos!”. El obispo también toma una cruz en su mano derecha, desde la cual pende un paño llamado MGABLONITHO (o Velo). Recita el Salmo 44, 5 “por ti hundíamos a nuestro adversarios, en tu nombre pisábamos a nuestros agresores”.

          Después de hacer todo esto el celebrante lava sus manos.

  3. ¿Qué puedo decir que no haya dicho ya? Que si los fieles conocieran la diversidad y riqueza de ritos y costumbres litúrgicas en las iglesias cristianas, no habría tanto “carca” por ahí suelto pensando en que sólo lo católico romano es válido y todo los demás, herejías y desviaciones. A tal efecto, te pido que, en cuanto quieras, nos hables también del rito bizantino y, sobre todo, del mozárabe, que era más “nuestro” y lo tenemos prácticamente olvidado.

    • Mi intención es que el próximo artículo sea sobre el rito bizantino (o quizás más de uno) y que después escribamos sobre los ritos occidentales distintos al latino, como el mozárabe, el ambrosiano, el galicano, el celta…
      La Iglesia, al ser Universal, es necesariamente variopinta y quién no lo entienda, es corto de miras.

  4. Antonio, creo que dificilmente puedo agregar algo diferente que no sea mi admiración por lo exótico que representa para mí tener testimonio gráfico de los ritos que existen dentro de la iglesia para la celebración de la liturgia y la administración de los sacramentos. Sólo tengo conocimiento del rito romano ordinario y el extraordinario, o mejor conocido como misa tridentina, pero ante los ritos más antiguos que se remontan casi hasta la época apostólica son mínimos. Lástima que donde yo vivo no existan comunidades extranjeras que ritos propios, me recuerda al folclore que cada cultura indígena de México tiene para celebrar, por ejemplo, el Día de Muertos o la Semana Santa. Para mí que el pan bendito que se llevan a casa es en recuerdo del agapé original, el que ya pasó al olvido en pro de la consagración eucarística. Y ahora ya sé que el rito de la consagración sin la epíclesis es incompleto pese a las palabras atribuidas a Jesús en la última cena. Cuánto no tendría que adoptar el rito latino para embellecerse, desde el ritual de la paz hasta la consagración misma.

    A ver los videos con calma. Y sí, por aquí sigo.

    • Si, te aconsejo que veas los vídeos con calma, así como los editados en los otros artículos que hemos publicado sobre otros ritos orientales.

      Tu sabes que mientras los católicos mantenemos que la transustanciación se realiza cuando el sacerdote pronuncia las palabras consacratorias dentro del canon (anáfora), pero que las Iglesias Orientales mantienen que esa transustanciación se realiza posteriormente, cuando se recita la epíclesis, o invocación al Espíritu Santo para que convierta esos dones en el Cuerpo y Sangre de Cristo.

    • Alejandro en México está la catedral de San Jorge de los Ortodoxos creo que ligada al patriarcado de Moscú.

      Y como rito Maronita tambien hay en el centro de México y en el Estado de Sonora radica su Obispo. En Guadalajara en mas de una ocasión han invitado a los Maronitas a celebrar la Misa en “María Visión” que aunque el altar y retablo son los que siempre usan y no los propios en cuanto al arte de ese rito por lo menos ves cómo celebran ellos la santa Misa.

  5. Antonio gracias, muchas gracias por acercarnos a ritos como este, que son tan desconocidos para alguno de nosotros.

    No tenia ni idea que esta iglesia fuera tan perseguida desde sus principios, y sus fieles tan perseguidos y masacrados en multitud.

    De este rito puedo decir que me llama mucho la atención la forma de dar la Paz y los bautizos ( que en cierta manera parecen bautizos de la iglesia evangelista), también me parece muy bien el acuerdo al que llegaron el Beato Juan Pablo II y su Beatitud Mar Ignatiut Epherm, por retomar las relaciones entre ambos ritos.

    ¿El cardenal Baselios Thottunkal, pertenece a este rito?, hoy por ejemplo lo hemos podido ver en tv en la misa de inicio de pontificado, y por los ornamentos en las vestiduras es muy parecido a estos sacerdotes de los videos.

    • El cardenal Baselios Thottunkal es el Arzobispo Mayor de Trivandrum (India) y Catholicós de la Iglesia católica siro-malankar.
      Podríamos decir que el rito siro-malankar (del que ya escribimos) es la variante del rito sirio en la India.

  6. Pues excelente artículo que nos permite conocer otras maneras de adorar a Dios. Me llama la atención lo referente a la liturgia. De pequeño tuve la suerte de participar en una misa mozárabe en Sevilla y puedo decir que es un ritual hermoso y lleno de significado. Los católicos, especialmente en América Latina muchas veces tachamos de estrafalario lo que no conocemos pero enriquece mucho saber de éstos ritos. Ojalá un día todos los cristianos alcancemos la unidad.

    • Dios lo quiera, Daniel, pero esa deseada unidad de todos los cristianos es cosa de todos, con nuestro trato y nuestras oraciones. Los teólogos ya están dirimiendo las cuestiones de diferencias dogmáticas y la Iglesia Católica tendrá que tomarse en serio que Roma preside en la caridad, pero que el resto de las demás Iglesias no tienen por qué estar sometidas.
      Yo creo que con este Papa vamos a avanzar bastante.

  7. Antonio siempre es un deleite leer estos artículos sobre los otros ritos y más ver los videos, me quede con dos dudas la primera es ¿a que se debe que el patriarca Ortodoxo lleve tantos medallones? ¿algu simbolismo en especial? y el otro es que haces referencia que el sacramento de la confesión no es común, entonces tampoco es regular la comunión entre los fieles de este rito? o en ese rito pueden comulgar aun sin tener la confesión?. saludos.

    • André,
      Los “medallones” que llevan los obispos y el patriarca son el escolpión o panagion que llevan una imagen de Cristo o de la Virgen (y que pueden llevar uno o dos) y en el centro, la cruz pectoral o stauros.

      En algunos ritos orientales, el sacramento de la penitencia no se efectúa de la misma manera que en el rito latino, como confesión personal en la que, el penitente, relata todas sus culpas. A veces, existen ritos de absolución general o incluso, como en el copto, ritos de incensaciones que sirven para perdonar los pecados. A veces, incluso se hace a nivel individual de manera genérica instantes antes de comulgar. Pero el que no usen el sacramento de la penitencia tal y como lo usamos nosotros, no quiere decir que ellos no acepten este sacramento o que se acerquen a recibir la Eucaristía no estando debidamente preparados. Asimismo, normalmente los fieles no reciben la Eucaristía tan asiduamente como podemos recibirla nosotros.

  8. Gracias Toño por este artículo que nos ofrece la riqueza litúrgica de la Iglesia. Yo, adem´ñas de ser hagiógrafo, me considero liturgista. En 2004 particcipe durante el congreso Eucarístico Internacional en una misa de rito maronita. Corrígeme si no, es este mismo rito antioqueno o por lo menos tiene un tronco común, ¿verdad?.
    Yo fui educado y crecí con la liturgia del vaticano II. Creo que si se ejerciera la liturgia como se debe, la evangelización de nuestra Iglesia sería más profunda. Me disgusta que los sacerdotes y algunos fieles la desconozcan y anden haciendo cada cosa, que creo sería necesario otro blog para tratar el tema. Un ejemplo: en el templo de mi casa, al Pader responsable se le ocurrio en esta Cuaresma poner un mantel morado en la mesa del altar, cuando las rúbricas lo piden blanco.
    En este lado del charco no hay tanta posibilidad como en Europa de ser testigos o partícipes de orto rito. En mi ciudad solo hay el rito maronita y el rito de San Pío V, autorizado para la sociedad de San Pedro Apóstol.
    Qué bueno que ustedes sí tienen la posibilidad de tener lo diferente más a la mano.
    De todos los ritos que se han mencionado en el debate de este artículo, ya lso conocía, a unos más que a otros. Qué bueno que taigas a la memoria esta información.

    • Si, el rito maronita pertenece a la “familia” de los ritos antioquenos. De hecho, el patriarca se denomina Patriarca de Antioquía de los Maronitas. Te recuerdo el artículo del 9 de abril del 2011.

  9. Asi que no les fue nada bien a los Cristianos de rito Sirio ni con otras confesiones ni con los mismos cristianos en cuanto al tiempo de los cruzados.

    ¿Cuanta sangre se ha derramado en el nombre de Dios Antonio? Yo sinceramente creo que no llegará una unificación si no existe un buen diálogo y se quita del medio la idea de que Roma es superior a todo, nada se aprueba sin su consentimiento, y que se quiten las prepotencias de ambas partes tanto la católica como las ortodoxas y otras confesiones cristianas. Aún así se ve lejos el asunto porque en ambas partes existe gente que no quiere que se de esta unión y les irrita saber de estas situaciones.

    Me pregunto Antonio si la visita reciente del Patriarca de Constantinopla por el aniversario del Concilio Vaticao II será puro teatro político o en verdad lo que se dice en esas asambleas, reuniones o como quieras llamarle sean en verdad acciones que brotan del corazón y no una simple cuestión política.

    Por cierto los cristianos de este rito Canonizan?????

    • Empezando por lo último, Emmanuel, la Iglesia Ortodoxa Siria de Antioquia claro que tiene sus santos modernos y canonizan. Si miro mis archivos te puedo dar los nombres de varios, de los cuales tengo fotos de sus sepulcros. Recuerdo que uno está en un monasterio en Holanda y otro en Jerusalén. En la India hay varios.

      Con respecto a las relaciones entre la Santa Sede y el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, mi opinión es que son sinceras totalmente. Son las relaciones más sólidas que tiene la Iglesia Católica con una de las Iglesias bizantinas. Con el Catholicosado Armenio de Etchmiadzin, ocurre exactamente lo mismo.
      Y por supuesto, al igual que en la Iglesia Católica hay personajes intransigentes en el tema del ecumenismo, también los hay en las Iglesias Ortodoxas, sobre todo en la Serbia, Rusa y algunos monasterios del Monte Athos. Uno de los últimos santos serbios canonizados, San Justino Popovich era activista contrario a cualquier relacion ecuménica.

  10. es una gran informacion, pero tambien quisiera saber la descripcion del rito y todo lo que tenga que ver con el rito sirio de antioquia

  11. Buenas tardes,

    Soy estudiante de doctorado y estoy investigando la evolución de la arquitectura religiosa. En estos momentos me encuentro analizando las iglesias de Tur Abdin (Turquía) en donde reside (o residía) el corazón de la iglesia ortodoxa siria.

    Estudiando sus diferentes iglesias (acogiéndome a las images de Gertrude Bell) he podido comprobar que allí se erigieron las primeras iglesias con capillas entre contrafuertes; algo que constructivamente me descoloca. Por lo tanto estoy intentando darle un significado con base en su liturgia. Según he podido leer la liturgia ortodoxa distribuye a los fieles de pie en la zona central de la nave, sin bancos; a diferencia de los católicos. Además, he leído que en los laterales de los muros se reservan unas sillas (stacidia) para los ancianos o gente que no puede permitirse el estar de pie durante toda la celebración.

    Les agradecería muchísimo si pudiesen corroborarme este hecho, es decir, si los fieles permanecen de pie en el centro y en los laterales se ubican las stacidia.

    Muchas gracias por su ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*