San Benedicto o Benigno en Silao Guanajuato, México

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Benedicto en su urna. Parroquia de Santiago Apóstol. Silao Guanajuato, México. Fotografía de Alejandro Valadez.

San Benedicto en su urna. Parroquia de Santiago Apóstol. Silao Guanajuato, México. Fotografía de Alejandro Valadez.

Pregunta: Hola, que tal, te escribo de la ciudad de Silao Guanajuato México. Tengo curiosidad por saber un poco más acerca del corposanto de San Benedicto y/o san Benigno que está en la parroquia de Santiago Apóstol aquí en Silao. Pregunté y pocos saben a ciencia cierta si es San Benedicto Mártir o San Benigno. Al parecer los archivos parroquiales referidos a quién lo trajo, en qué época, etc, se han perdido con el paso del tiempo. La imagen se está deteriorando, desde que recuerdo ha estado olvidado en un rincón. Si hay personas que le veneran, pero si se supiera un poco más sobre quién es, la persona que se encargó de traerlo a Silao, su historia de vida, seguramente le darían un lugar digno en el templo y se festejaría con mayor fervor su festividad. Ojalá pudieran apoyarme con información. México.

Respuesta: Saludos de vuelta al precioso estado de Guanajuato. Qué gusto que tengas la inquietud por saber más sobre los corposantos y hacernos llegar tu pregunta. Intentaré responder tu duda con la información que tengo disponible. Gracias a la amabilidad de un contacto en Guanajuato, pude saber de la existencia de San Benedicto/Benigno en la Parroquia de Santiago Apóstol. No he tenido la oportunidad de visitarlo en vivo, así que lo conozco únicamente por fotografías.

Como bien mencionas, San Benedicto/Benigno se trata de un corposanto. En artículos anteriores comenté las características generales de estos relicarios tan especiales, por lo que te invito a leer este artículo para no detenerme mucho en el tema.

San Benedicto/Benigno se encuentra resguardado en una urna de madera repintada, cerrada por tres vidrios y sin mayor adorno que unas cortinas azules que se han caído con el tiempo, lo que impide observar sus pies. Un letrero moderno nos indica el nombre del corposanto “San Benedicto mártir”. A simple vista podemos observar que se trata de una figura de cera, adornada por una peluca de rizos y que presenta inserto un hueso en el brazo izquierdo, (lamentablemente en las fotografías no se aprecia si posee más reliquias). En el rostro presenta el somno pacis o “sueño de la paz”, añadidos en ojos y dientes para dar mayor realismo, además de la marca del martirio en la frente. El corposanto se encuentra vestido de manera muy sencilla y no tiene más adornos que los cojines y el colchón donde se apoya.

Detalle del rostro de San Benedicto, donde se aprecia la marca del martirio en su frente y los añadidos de ojos y dientes en el rostro. Fotografía de Alejandro Valadez.

Detalle del rostro de San Benedicto, donde se aprecia la marca del martirio en su frente y los añadidos de ojos y dientes en el rostro. Fotografía de Alejandro Valadez.

Así mismo, no posee ninguno de los tres signa martirii establecidos por la Congregación de Indulgencias y Sagradas Reliquias: lápida o esquela con el nombre del mártir, el vas sanguinis o redoma donde se colocaba la sangre, tierra o telas ensangrentadas resultado de su martirio, y finalmente algún elemento que hiciera referencia a su calidad de mártir, como una palma, símbolo del triunfo sobre la muerte.

Lamentablemente, para el caso de San Benigno/ Benedicto no poseemos más información que la que nos proporciona la propia pieza:

1. Carece de cualquiera de los signa martirii, si anteriormente poseyó alguno no podemos saberlo sin hacer una investigación más a profundidad.

2. El nombre, como mencionas, también nos sugiere el caso de muchos corposantos anónimos, a los que por disposición de la Congregación de Indulgencias y Reliquias, se les otorgaba nombres que representaran virtudes cristianas: Benigno “el que actúa con benevolencia” o Benedicto “el bien nombrado” o “el bendito”. Como ves, ambos nombres nos sugieren ideas cristianas, yo sugiero que nos quedemos con “Benedicto” ya que éste es el nombre que aparece colocado en la urna, lo que quiere decir que quizá el santo tuvo alguna vez un letrero, a la manera que hemos visto en otros casos, que muestran cartelas con el nombre colocadas directamente en la urna.

3. Lamentablemente, tampoco tenemos a la mano la auténtica, que es el documento que nos proporcionaría todos los datos acerca de la fecha de llegada, donador y la catacumba de la que provienen las reliquias contenidas en él. El tipo de representación del mártir es similar a corposantos llegados a México en el siglo XIX, y aunque no puedo establecerlo con seguridad por falta de documentos, yo situaría su llegada y donación a Silao en el dicho siglo. Es raro que las auténticas de los corposantos se encuentren a la vista de los fieles, pero con seguridad sí la poseyó, ya que se trata un documento necesario para avalar su autenticidad y que obligatoriamente debía acompañar a toda reliquia proveniente de Roma.

4. Me preguntas sobre la vida de San Benedicto/Benigno, te comento que los corposantos contienen únicamente reliquias extraídas de las catacumbas romanas. Estos restos corresponden a personajes anónimos, que a veces ni siquiera conservan un nombre propio y mucho menos datos sobre su vida. No debemos caer en el típico error de confundirlos con los santos de santoral, los corposantos son cristianos de los primeros tiempos que como es natural, no presentan datos hagiográficos, aunque no por ello deben ser “arrumbados” u olvidados en un rincón.

San Benedicto mártir. Fotografía de Alejandro Valadez.

San Benedicto mártir. Fotografía de Alejandro Valadez.

A modo de conclusión tenemos que San Benedicto/Benigno es un corposanto que posee reliquias extraídas de alguna catacumba romana y enviado a México probablemente durante el siglo XIX. Al no tener acceso a trabajo de archivo, no puedo darte mayor información al respecto, pero te invito a que continúes investigando sobre esta pieza (los historiadores y cronistas antiguos de tu región podrían aportar algunos datos relevantes).

Finalmente te sugiero que te dirijas al encargado de la Parroquia y le manifiestes tu inquietud acerca del estado de la pieza y le propongas que se trate con mayor decoro, ya sea sacudiendo la urna o removiendo los elementos ajenos a ella. A veces lo único que falta es manifestar interés para generar pequeñas acciones de rescate. Los corposantos son piezas vistas como curiosidad por contener reliquias, pero no olvidemos que son parte del patrimonio religioso de nuestro país y que debemos apreciarlos, cuidarlos y promover su conservación.

MontseB

Agradezco a Alejandro Valadez Fernández su amabilidad al facilitarme las fotografías de San Benedicto que he utilizado en este artículo.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “San Benedicto o Benigno en Silao Guanajuato, México

  1. Enhorabuena, hermana, estupendo trabajo. ¿Qué más puedo añadir? Coincido contigo en que si Benedicto parece ser el nombre “original” -que a saber si, ya de entrada, lo era, porque no habiendo lápida… -, se le mantenga y no se le llame “Benigno”, que a mi modo de ver, es una malinterpretación o confusión con “Benito”, que si sería equivalente a Benedicto.

    En segundo lugar, que no teniendo signa martyrii, es difícil establecer si estos restos pertenecen a un mártir o simplemente a un niño -si es que es niño- que estaba allí enterrado, en las catacumbas. Si es que los tienen aparte, debería verse, pero no estando en la urna… quién sabe. Necesitamos que un lugareño lo investigue.

    Y por último, independientemente de quién sea este individuo… siguen siendo restos humanos, que merecen un tratamiento digno y con respeto. Como bien dices, es una lástima el estado en que está esta figura-relicario, en un rincón, sucia, desastrada… por favor, las ropas se lavan, el polvo se debe limpiar, un poco de adorno y decencia… ¿flores, acaso? Si comparo esto con San Hermión que vimos hace unos días, dan ganas de llorar. ¡Y en España nos han quedado pocos!

    • Gracias hermana por tus comentarios. Efectivamente, por ahora no podemos saber más sobre san Benedicto, ojalá que esta persona investigue un poco más y logre encontrar la auténtica.

      A decir verdad, a este pobre corposanto lo tienen hecho una ruina, se ve que ni un trapito le pasan a la urna…pero me dio gusto que alguien se interesara por saber sobre él, como menciono en el texto, una pequeña acción es a veces lo que se necesita.

  2. Estimada Montse, como dejas claro, ya prácticamente existe un manual de estilo instituido en este foro a efectos de la valoración de un corposanto, atendiendo a las auténticas, vasos de sangre y demás. Esta claro que este procedimientha sido comentadoy analiado en multitud de ocasiones por Ana María con lo que, si aún no ha quedado claro, no es por insistencia y claridad.

    • Claro y no intento sonar repetitiva, pero este artículo corresponde a una consulta directa echa al blog. Aunque sea el caso de otros muchos corposantos, siempre es necesario explicarles a las personas que se toman la molestia de escribirnos y no dar por sentado que ya cuentan con la información.

      • Estoy totalmente de acuerdo contigo. En ningún caso reproché la reiteración sino que, al contrario, creo que explicaciones como la tuya asientan todavía más lo que para las que sois expertas en el tema se le debe “preguntar” a un corposanto.

  3. Querida Montse, muy atinadas tus respuestas, no demos por hecho que todos saben lo que hay que saber de los corposantos, aparte mencionar las entradas sobre el tema, hay que dar una breve descripción para así, dar respuesta a todo tipo de público. Un abrazo. Lilia

  4. Montse,
    ¿Y tu estás segura de que dentro de esa figura existen reliquias? A ver si va a ser simplemente una figura y no un cuerpo santo. No sería el primer caso.

    • En la fotografía se puede apreciar un hueso en el brazo, si se hace suficiente zoom se ve. También me lo comentó la persona que me facilitó las fotos, como no puedo visitarlo, por el momento tendré que confiar en la información que tengo.

      • Pero estarás de acuerdo conmigo en que el hecho de tener un hueso incrustado en un brazo no lo convierte en un cuerpo santo, sino en una imagen yacente-relicario. Tu sabes mejor que yo que para que podamos llamarlo “cuerpo santo” ha de contener la mayor parte de las reliquias del mártir, cuando no el cuerpo al completo.

        • Pues eso no lo podemos saber en realidad y creo que por corposanto estamos señalando una tipología especial de relicario, da lo mismo si tiene 1 o 200 huesos. Si no, ¿cómo clasificaríamos a todos aquellos que no podemos saber si tienen o no los huesos completos, pero tienen el mismo tipo de representación? metodológicamente hablando, el corposanto se separa de otros relicarios por su función al intentar recrear el cuerpo de mártir.

          Si nos sujetáramos estrictamente a lo que me dices, sería una complicación tremenda diferenciar entre corposantos o relicarios yacentes ¿no crees? y prácticamente habría que reescribir todos los artículos sobre el tema. Por otro lado, san Benedicto es de cera, lo que me indica que probablemente viene de Roma al igual que otros del mismo material que conservan su auténtica y donde lo especifican. Los que me hacen dudar son los de madera, que a veces solo tienen una urna en el pecho con los huesos, sin mayor orden de distribución.

  5. Montse,
    En absoluto tienes que retocar ninguno de los magníficos artículos que has publicado en este blog sobre los “cuerpos santos” venerados en México, pero está claro que cuando tú hablas de “cuerpo santo” te estás refiriendo más al “continente” y yo me estoy refiriendo más al “contenido”.
    ¿Sería un “cuerpo santo” aquel esqueleto desnudo, o simple mezcla de huesos de un mártir que se encuentran dentro de una urna, sin ninguna figura que los contenga? Para mi, si. Y en el caso de Santa Filomena, ¿el “cuerpo santo” es únicamente el que está en Mugnano o lo son también los cientos de figuras yacentes de la santa que circulan por todo el mundo y que solo tienen una pequeña reliquia en el pecho?
    Para mi, un “cuerpo santo” tiene que tener, si no todo, la mayor parte del cuerpo del mártir y si solo tiene una reliquia, pequeña o grande, es una figura-relicario y no es un “cuerpo santo”. Diferencia de criterios; respetables los dos.

    • Como señalas, creo que manejamos el concepto de diferente forma. Yo como una tipología de relicario y tú por la cuestión de las reliquias. Aunque comparto contigo la cuestión de que debe contener huesos, sino los tiene yo los considero únicamente como “imágenes yacentes”. Creo que todo depende de la perspectiva en que se analicen 🙂

  6. Bueno lo que sabemos en Silao es que son reliquias de San Benedicto Mártir traídas de Roma por el cuarto Obispo de Tulancingo Dn. Maximiano Reynoso del Corral quien era originario de Silao, el hueso en brazo no es el único se puede ver, ya que también se puede apreciar el cráneo a través de la herida en la frente, detrás de la cortina azul se encuentra un vaso de metal con su sangre que obviamente en la imagen no se aprecia, hace unos meses fue sometida a una restauración.

    • Estimado Diego, ¡muchas gracias por la información! ¿se encuentra disponible en interneto nos la podrías hacer llegar? nos encantaría que pudiéramos complementar este artículo con la información que nos proporcionas citándola como corresponde. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*