Martyrium: fusilamiento

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret son fusiladas frente a su tumba. Lienzo contemporáneo.

Las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret son fusiladas frente a su tumba. Lienzo contemporáneo.

Se trata, básicamente, de la aplicación de la pena capital mediante una descarga de disparos, ejecutada por un pelotón de fusileros. Existe esta forma de muerte prácticamente desde que se generalizó el uso de las armas de fuego, a inicios de la Edad Moderna, y es un tipo de ejecución muy asociada al régimen militar y a las guerras. A diferencia de otras formas de ejecución, que fueron abolidas por su crueldad, el fusilamiento se sigue aplicando hoy día en las guerras y conflictos civiles, así como en algunos estados de Norteamérica. También se caracteriza por ser una forma de ejecución sumaria, rápida y expeditiva, que convirtió la muerte en un fenómeno masificado y más de una vez incontrolado.

El fusilamiento se puede aplicar por igual a personas individuales o a grupos. Era frecuente que al menos uno de los fusiles que estaban en manos de los ejecutores estuviese cargado con salvas –es decir, sin munición, sólo con pólvora, por lo cual no es lesivo- para aligerar la responsabilidad individual de cada uno de los ejecutores, que no sabían cuál había sido el arma cargada con salvas y podían consolarse pensando que podían no haber sido ejecutores en aquella ocasión determinada (esto disgusta por su cinismo, ya que realmente quien no tiene consuelo es el que muere, y aquellos que le quieren). Acabada la descarga, se aplica el tiro de gracia, que es un disparo individual en la cabeza, para cerciorarse de la muerte del ajusticiado, o ponerle fin si aún no ha fallecido. No es fusilamiento toda aquella ejecución por arma de fuego que es ejecutada por una sola persona, como el tiro en la nuca o el disparo a bocajarro.

La cantidad de personas que han muerto hasta día de hoy por fusilamiento es innombrable. No hablamos sólo de los ejecutados durante las dos guerras mundiales –especialmente en la segunda, la cifra de muertos se eleva a cantidades estremecedoras- sino también de los ejecutados en los pequeños –y no tan pequeños- conflictos civiles y fronterizos en otras zonas del mundo, en los grandes y pequeños genocidios, en las represiones políticas y las persecuciones religiosas, de cualquier naturaleza o ideología. Todos estos lamentables episodios han sembrado no sólo Europa, sino el mundo entero, de miles de fosas comunes repletas de víctimas que aún a día de hoy no han sido recuperadas ni contadas en su totalidad, y que difícilmente podrán serlo, teniendo en cuenta que sobre los cadáveres viejos, hasta día de hoy van cayendo de nuevos.

De entre todas las víctimas de tantas masacres, los mártires, es decir, aquellos ajusticiados por su vida o ideales religiosos, son también un número inmenso y sería demasiado extenso realizar una lista exhaustiva de todos ellos. Pero por hacer un breve recuento, aquí vienen algunos:

Mártires durante la Guerra Civil Española (1936-1939)
Soy consciente de que esta denominación es un tanto genérica, por lo que resta simplemente a título orientativo. Incluye principalmente a los religiosos, laicos y sacerdotes asesinados en la persecución religiosa que tuvo lugar en este conflicto. En algunos casos, se adelantó a la guerra, iniciándose alguna muerte en 1934.

Beatos Mártires Españoles (498 personas) 6 de noviembre
Beatos Mártires Valencianos (233 personas)
Beatas Carmelitanas de la Caridad (25 religiosas)
Beatas de la Congregación de la Doctrina Cristiana (17 religiosas) 20 de noviembre
Beatas Mártires Escolapias (6 religiosas y 2 laicas)
Beatas Mártires Visitandinas (7 religiosas)
Beatos Mártires Agustinos (65 religiosos)
Beatos Mártires Agustinos Recoletos (8 religiosos)
Beatos Mártires Capuchinos de Valencia (12 frailes y 5 clarisas)
Beatos Mártires Carmelitas Calzados (17 religiosos)
Beatos Mártires Carmelitas Descalzos de Barcelona (14 religiosos) y de Toledo (16 religiosos)
Beatos Mártires Claretianos de Barbastro (51 religiosos)
Beatos Mártires del Clero Diocesano de Toledo (12 sacerdotes)

Vidriera con el martirio de la Beata Sara Salkahazi, Hermana Social eslovaca. Fusilada en Hungría por haber ofrecido refugio a judíos perseguidos por el nazismo.

Vidriera con el martirio de la Beata Sara Salkahazi, Hermana Social eslovaca.

Mártires durante la II Guerra Mundial (1939-1945)
Para esta denominación, mantengo lo dicho en la anterior: es meramente orientativa. En muchos casos las muertes se adelantan a la guerra y se mantienen después de ella. Están incluidas las víctimas de la persecución y de la represión tanto por parte del régimen nacionalsocialista alemán (nazismo) como los del régimen comunista (y dentro de este último también es meramente orientativo y no exclusivo el incluirlos, ya que desde la Revolución Rusa en 1917 hay gente fusilada por sus convicciones religiosas).

Beatos Mártires Polacos (108 personas)
Beatas Hermanas de la Congregación de la Sagrada Familia de Nazaret (11 religiosas)
Beatos Mártires Greco-Católicos de Ucrania (25 personas)
Beata Sara Salkahazi, Hermana Social eslovaca. Fusilada con la catequista Vilma Bernoviczs en Hungría por haber ofrecido refugio a judíos perseguidos por el nazismo.
Neomártires de Rusia: esta categoría define a los mártires de la Iglesia Ortodoxa Rusa que fueron víctimas de la represión bolchevique, no sólo la familia real –aunque en su caso habría que debatir en un aparte los motivos políticos y patrióticos que forzaron su inclusión entre los mártires- sino también la gran infinidad de sacerdotes, religiosos y laicos ajusticiados en esta represión.

Mártires Mexicanos de la Guerra Cristera (1926-1929)
San Cristóbal Magallanes Jara y 24 compañeros, sacerdotes y laicos.
Beatos Anacleto González Flores y 12 compañeros.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es