Los Desposorios Místicos de Santa Catalina de Alejandría

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Matrimonio místico de Santa Catalina mártir. Óleo decimonónico de Joseph Navez.

Matrimonio místico de Santa Catalina mártir. Óleo decimonónico de Joseph Navez.

Pregunta: ¿Santa Catalina de Alejandria tambien fue mística? He visto algunas pinturas sobre desposorios misticos. ¿Hay algo sobre este tema, desposorios misticos? México

Respuesta: No, Santa Catalina de Alejandría, virgen y mártir (25 de noviembre) no fue mística, como sí lo han sido otras santas con el mismo nombre, por ejemplo, la célebre Santa Catalina de Siena (29 de abril). Sobre los desposorios místicos de los que hablas, se trata de un episodio legendario de la vida de la Santa que fue añadido muy tardíamente a sus actas, y con tardíamente me refiero ya a la época medieval –resulta muy significativo que este pasaje todavía no esté presente en la Leyenda Áurea de Iacopo Della Voragine, manual de referencia obligatoria para los fieles de la época-. Es decir, ya de entrada tenemos que saber que el episodio de los desposorios místicos de la mártir de Alejandría es puramente legendario y no tiene nada que ver con la vida real de la Santa –que es desconocida- e incluso me atrevería a decir que tiene bastante influencia sobre otros episodios de matrimonios místicos conocidos en otras vidas de Santos. O, más bien, diría que es al revés: que los episodios de matrimonios místicos de otros Santos han influido sobre éste. De hecho, creo que es más que probable que el matrimonio místico por excelencia, experimentado por Santa Catalina de Siena, pasó a la leyenda de Santa Catalina de Alejandría por “contaminación”, es decir, que se confundió a una Catalina con otra -¡simplemente porque ambas llevan el mismo nombre!- y pasó de la mística a la mártir. Pero voy a describir la leyenda en sí.

La tradición dice que Santa Catalina era hija de una reina siciliana y de un príncipe samaritano, y a sus dieciocho años seguía sin desposar porque se consideraba tan bella y tan inteligente que ningún hombre mortal la merecía. En esto la interpeló el ermitaño Ananías, quien le propuso un esposo superior a todos los hombres de la Tierra. Ella exigió verlo antes de empeñar su palabra, y el ermitaño le indicó entonces que de noche, se encerrara en su aposento, encendiera las antorchas como para recibir a un gran invitado, y pronunciara en voz alta la invocación “Señora, Madre de Dios, mostraos graciosa conmigo permitiéndome ver a vuestro Divino Hijo”. Así lo hizo ella y se le apareció la Virgen con el Niño, quien le ofreció a Jesús en matrimonio. Ella se mostró inmediatamente dispuesta, pero el Niño la rechazó diciendo que era demasiado fea, y la visión desapareció.

Otra versión de la leyenda: el ermitaño Ananías muestra a la Santa un icono de la Virgen con el Niño. Fresco gótico en S. Maria della Roca, Offida (Italia).

Otra versión de la leyenda: el ermitaño Ananías muestra a la Santa un icono de la Virgen con el Niño. Fresco gótico en S. Maria della Roca, Offida (Italia).

Se quedó desconsolada Catalina porque se tenía por la mujer más hermosa de la Tierra, y cuando acudió al ermitaño Ananías para contárselo éste le dijo que su cuerpo era muy bello, pero que su alma era feísima porque estaba manchada de egoísmo, soberbia y paganismo; y que sólo convertida y bautizada sería aceptada por el Divino Esposo. Tras lo cual la instruyó en la fe cristiana, la bautizó, y cuando volvió a invocar a la Virgen y ésta se apareció, el Niño dijo: “Ahora sí que la quiero, pues se ha trocado en doncella purísima y hermosa”. Y se desposó místicamente con ella, intercambiando un anillo de bodas –que es uno de tantos atributos de la Santa-, tras lo cual desapareció la visión de nuevo.

Otras versiones, en lugar de una aparición, hablan de una estatuilla de la Virgen con el Niño que tendría Catalina en su cuarto -algo ridículo si tenemos en cuenta que los cristianos antiguos tendrían tal cosa por idolatría-, y que le daría la espalda hasta su conversión, momento en que se volvería hacia ella, o un icono en el que la Virgen y el Niño se negarían a mirarla hasta que la hubieran visto convertida -igualmente poco probable, al no haber llegado todavía la época de la veneración de iconos-.

Este relato no es más que una ilustración simbólica y devota de cómo la virgen cristiana que se consagra a Dios se desposa místicamente con Cristo (es decir, lo místico es el matrimonio, no la Santa, al menos en este caso). Lo vemos en otros relatos de vidas de Santas, como Santa Catalina de Siena, Santa Teresa de Jesús… pero en el caso de Santa Catalina mártir no es más que una leyenda, leyenda que sin embargo ha creado toda una amplísima corriente de temas iconográficos que han quedado sobretodo reflejados en la pintura. La variedad de versiones de los desposorios de Santa Catalina en el arte es inmensa –inmensa hasta aburrir- y probablemente sea el tema más representado después de los temas marianos.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

23 pensamientos en “Los Desposorios Místicos de Santa Catalina de Alejandría

  1. Curioso lo de las Catalinas y sus ”desposorios” misticos, de la unica que he escuchado algo asi es de Santa Catalina de Siena entre otras Misticas de la Iglesia, bueno las que no son consideradas locas o iluminadas, porque mas de un caso se ha visto. pero muy interesante, Gracias por el Articulo.

    • A veces, Jhonatan, la única diferencia entre una “loca” o “iluminada” y una Santa, es que la Santa cuenta con el beneplácito popular y de la Iglesia, y la “loca” o la “iluminada”, no. Piénsalo. En realidad, también es lo que distingue a los herejes de los creyentes “aprobados”.

      • En esto estoy en contra. Para determinar aprobación o desaprobación hay un criterio. Lo mismo, pero aún mas grave, en lo referente la fe. Por lo que no es tanto le carisma, el beneplácito, aunque en la actualidad, y lamentablemente mismo dentro de la Iglesia, la cuestión de MKT e imagen cuenta mas que los principios sólidos de fe. Concuerdo esto de loco o iluminado pero independiente de la vida de santidad. Vurioso caso en que para expeler al demonio se necesite primero un dictamen psiquiátrico, de modo que si aparece una enfermedad se excluye la posibilidad de posesión…. pareciera que la enfermedad fuera impedimento para el demonio… Saludos.

  2. A decir verdad, jamás hubiera relacionado que este episodio fuera en realidad un a interpolación de un autor muy poco versado y ni digamos en aquellos tiempos de desconocimiento, aunque no general, pero sí enfocándolo desde una limitadísima perspectiva medieval. Sin afán de burlas, he leído que el anillo de bodas que el Niño Jesús ofreció a Catalina -la de Siena- fue su prepucio cortado (¡!) y para evitar el escándalo, el confesor de esta santa lo cambió por un riquísimo anillo incrustado de joyas. Y sobre la salud mental de las santas místicas, es un tema muy delicado, pero debe ser abordado: sin duda alguna los ayunos rigurosos, las penitencias excesivas, los desvelos y las enfermedades algo afectaron su psique, aunque no al grado de la esquizofrenia -que sí llega a ocurrir de no tratarse a tiempo-, pero como psicólogo sé que la mente es capaz de autoinducirse alucinaciones agradables visual y auditivamente y todo en base a las experiencias y conocimientos de quien las padece, así como las represiones en el plano afectivo y sexual. Ejemplos no sólo ambas Catalinas, también Santa Rosa de Lima, Santa María Magdalena de Pazzi y Santa Teresa de Jesús, pero también conozco un caso de matrimonio místico entre Jesús y un hombre, el Venerable Padre Bernardo de Hoyos. Para ya no alargar mi argumento, vi una película española de la década pasada sobre la vida de la santa abulense donde de manera muy erótica y mística se muestra su unión con Cristo en la cámara del rey -el castillo interior-. Aclaro, no todos los “locos” son santos ni todos los santos están locos, y menos los que experimentan visiones.

    • Yo también creo que hay mucho de alteración de la psique en esto de las visiones, los éxtasis místicos y ciertas reacciones somáticas que se han tenido por fenómenos paranormales. Paranormal, si es que ha habido, habrá sido el 0,01% y el resto, un cuerpo y una mente que no se han cuidado como es debido. Y que conste que eso no menoscaba la santidad de estas mujeres, pero que no nos sirve como ejemplo y es mejor imitarlas en otras virtudes.

  3. Pues particularmente es la primera vez que veo representaciones de los desposorios misticos de Santa Catalina quizás sea un tema recurrente en Europa pero aqui en América parece que no ha tenido tanta repercusión quizás, aun asi es bueno enterarse para cuando me tope con alguna imagen de este tipo ya saber que es mera leyenda. Muchas gracias Ana

    • Madre mía, André, pues aquí en Europa pegas una patada y te salen cien mil Desposorios Místicos de Santa Catalina (de Alejandría). Hay tantos y tantos que ya me he agotado de buscarlos, sólo me guardo aquellos que me parecen especiales por algún detalle. Yo diría que es el episodio de la “vida” de un Santo más representado en el arte, sólo superado por los temas bíblicos y marianos.

  4. He oído de los desposorios de Santa Rosa de Lima y Santa Catalina de Siena. A mi me parece que mas que una fábula el relato de los de Santa Catalina de Alejandría tiene un fin didáctico que luego se mezclo con la leggenda de su martirio. No sabía que Santiago de la Voraggine no anoto en su leyenda aurea este episodio.

    • Poncho, una fábula es un relato de ficción con una finalidad didáctica, así que, realmente, los desposorios de Santa Catalina la mártir sí son una fábula, porque son ficticios, y porque como muy bien has dicho, tiene un fin didáctico.

      Santiago de la Vorágine no la anotó en la Leyenda Áurea simplemente porque en su época este pasaje aún no era popular. Él toma nota de todos los chascarrillos y rumores que oyó de cualquier Santo, así que es bastante significativo que éste no esté, ¿verdad?

      • Hoy revisé la leyenda aurea, que personalmente me encanta porque le pone sabor a las vidas de los santos. Me refiero a fábula en lo referente a elementos que de por si se saben que son ficticios (la tortuga y la liebre, por ejemplo), aunque muchos de los relatos como el aqui mencionado no distan mucho. Tenemos el caso de la historia del Abad San Virila o Virilo, del que pronto mandaré un artículo. La Voragine no coloca el episodio en la leyenda aurea, muy significativo, puede ser añadidura posterior o un dato al que no tuvo acceso. A pesar de esto no me parece una contaminación iconografica sino mas bien una adición posterior a una santa tan popular en el medioevo.

  5. Hermana, siempre me ha causado gracia que el niño la “encontrara fea” juajua. Pero igual me quedo con la idea de una bonita leyenda que ilustra de manera poética la entrega de la vida de la santa a Cristo. Y sobre los desposorios de santa Catalina de Siena, concuerdo con el comentario anterior, Raimundo de Capua lo describe de oro con flores y piedras incrustadas, andar trayendo semejante anillo de carne humana era un escándalo a todas luces…

    • Jajaja, la verdad es que es una cursilada de relato, parece el cuento de Blancanieves: “Espejito espejito, ¿quién es la más hermosa del reino?” “Eres hermosa, mi reina, pero cualquier cristiana bautizada te ha pasado por delante” jajajajajaja

      Desde luego, Raimundo de Capua no estuvo muy acertado al cambiar el prepucio de Cristo por un anillo de joyas, ¿hay algo que le quede peor a una Santa consagrada que las joyas y los aderezos? Pero claro, el pobre hombre debió verse en un apuro…

  6. Gracias Ana MAría. Como bien dices, el de los desposorios místicos de Catalina de Alejandría es otro capítulo del “corta y pega” para mayor gloria y abundamiento del personaje sobre el cual se pretende realizar la hagiografía correspondiente. Sirva tu artículo para poner los “puntos sobre la íes” en este tema.

    • Gracias, Salvador. No es un aporte muy profundo el mío de hoy, pero ha servido para resolver esta duda que se me planteaba desde México, donde, para mi sorpresa, parece que este archiconocido episodio brilla por su ausencia, artísticamente hablando.

  7. Ana Maria,
    Ante todo, darte las gracias por este artículo.
    Yo, aunque cuando escribo de algunas santas no tengo más remedio que anotar estos hechos, en mi fuero interno no me los creo. Creo que simplemente pudieron ser vivencias místicas muy íntimas, no visibles, que hayan sentido muchísimos cristianos, estén o no, canonizados o beatificados. Que curioso que quienes más se dedicaron a propagar estas leyendas, más hincapié pusieron en denostar un libro sagrado como el Cantar de los Cantares por considerarlo un libro erótico: la Palabra de Dios, no y las leyendas místicas y célibes, si. ¡Como poco, curioso!

    Como Cristo, humanamente es varón, el espíritu, las almas tienen que ser “femeninas” y claro, solo se pueden desposar con Cristo quienes son vírgenes, porque el matrimonio “forzosamente” tiene que ser de un hombre con una mujer, que debe ir pura al sacramento!!!!!!!
    Los santos/as que más intensamente han vivido la presencia de Dios, que más han estado imbuidos por El, se han sentido siempre suyos, aunque a veces hayan pasado por tiempos de esterilidad espiritual. Y un santo/a que haya estado casado, ¿no ha podido vivir de la misma manera esa vida intensa con Dios? ¿Por qué no se dan “desposorios místicos” con santos/as casados? Tienen que ser célibes. Pues eso para mi, no es más que querer resaltar una vez más que el celibato está por encima del matrimonio, que es algo más sagrado y eso, también para mí, es completamente erróneo.

    Sobre este “misterioso” tema habría mucho que “jalar y cortar” como dicen en mi tierra y estoy convencido de que muchos no compartirán mis ideas, pero cómo el pensamiento es libre y estas no son cuestiones de fe….

    • Yo estoy totalmente de acuerdo contigo; y aun asumiendo que el Cantar de los Cantares sí es un libro con connotaciones más eróticas que espirituales, yo sigo considerándolo una joya de la Biblia y probablemente, el libro más hermoso.

      Todo lo demás lo has explicado mucho mejor que yo: estas cosas de los desposorios místicos son cosas de la idiosincrasia espiritual medieval que, pasada la época, van palideciendo hasta esfumarse, reemplazados por otro tipo de espiritualidad. Al final, es cosa más de estudiarse por la antropología que por la teología, le pese a quien le pese.

  8. Sobre los matrimnios místicos, nadie se ha acordado de Santa Catalina de Ricci, un caso particular con todo y anillo, la dejo de tarea. Por otro lado, en la biografía de San Juan María Vianney, se habla que este santo tuivo un matrimonio místico con Cristo, recibiendo del Señor el correspondiente anillo. Con este ejemplo, puede decirse que el matrimonio místico no es exclusivo de santas mujeres.

    • Cierto Humberto.
      Hay varios santos varones en el tema de desposorios misticos,aunque ahora no sabria asegurarte cuales son al 100%.

      • Es curioso que estos casos de desposorios misticos de varones sean más extraños de escuchar mencionar y hasta de representar, tendra algun trasfondo puritano?

  9. Sinceramente leyendo algunos de los comentarios me parece que aqui os tomais el tema de los desposorios misticos con bastante mofa y tampoco es eso.
    Represiones sexuales,enfermedades mentales,prepucios por anillo,desposorios misticos con santos y santas casados¿?,fenomenos paranormales etc,etc…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*