Reliquias sagradas: legislación actual

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

“El beso de la reliquia”, obra del pintor valenciano Joaquín Sorolla (1893).

“El beso de la reliquia”, obra del pintor valenciano Joaquín Sorolla (1893).

Seguramente los asiduos lectores de preguntasantoral.es encontrarán en los artículos referencias a las reliquias de los Santos en particular. En este artículo trataré de compartir los elementos básicos referentes a las reliquias en general y en especial la legislación eclesiástica actual y una advertencia sobre los grupos e individuos fanáticos que las buscan como objetos de colección o con fines “religiosos” no aprobados para satisfacer una devoción no sana.

¿Qué son las reliquias?
Contrariamente a lo que muchos piensan, las reliquias de los santos no son un elemento esencial en la vivencia de la fe cristiana. Su presencia en la liturgia, la devoción y la piedad es accidental y sólo importante en referencia al fin último de la veneración, es decir honrar a los santos y mártires como testigos de la fe.

Reliquia en el sentido actual es todo resto mortal de los santos y los objetos que tuvieron contacto en vida con el bienaventurado. Desde tiempo inmemorial se le tributó veneración a las reliquias y pronto se las asoció al culto litúrgico de los santos en la Iglesia. De esta veneración litúrgica ha nacido la tradición, hecha luego ley, de sepultar en los altares fijo de las iglesias algunas reliquias de santos.

El Concilio de Trento sancionó la validez de la veneración de reliquias y dictó las normas, aún vigentes para evitar falsificaciones: la reliquias deben estar lacradas y con ellas, un documento de autenticidad ligará la validez a la reputación de un eclesiástico, generalmente un obispo, cardenal o un postulador de Causa de canonización. A pesar de estas pautas, en la actualidad pululan los falsificadores de reliquias, principalmente en Internet. Generalmente los fanáticos y algunas personas de buena voluntad caen en estos embustes.

Procesión con la reliquia de Santa Teresa de Ávila en Ajacuba, México. Octubre 2012.

Procesión con la reliquia de Santa Teresa de Ávila en Ajacuba, México. Octubre 2012.

Las reliquias están ligadas a la liturgia, especialmente en el Santo Sacrificio de la Misa. Todos los altares católicos llevan reliquias en la piedra consagrada. También los relicarios pueden ser expuestos e incensados durante la función sagrada, llevados en procesiones y puestos a la veneración de los fieles en días destinados a este acto piadoso.

Para venerar reliquias, la Iglesia advierte que sólo deben exponerse las que estén selladas y documentadas, nunca fuera de relicarios. En todo caso solo se dan a venerar de manera pública las reliquias de 1ª y 2ª clases. Las de 3ª son únicamente devocionales. Las reliquias de la Santa Cruz nunca deberán exponerse juntamente con el Santísimo Sacramento o las de los santos.

Clasificación de las reliquias
Los manuales de liturgia difieren un poco en la clasificación de las sagradas reliquias. Tradicionalmente se dividen en tres clases, pero hay quienes incorrectamente les han llamado “orden” o “grado” aunque en ningún manual tradicional se les mencione así. Haciendo una recapitulación de los diversos manuales de liturgia exponemos estas clasificaciones de las sagradas reliquias.

Primero hay que aclarar que en el sentido más estricto para la Iglesia es reliquia el cuerpo del santo, las partes más considerables del cuerpo y aquello que ha estado relacionado con la vida de Nuestro Señor Jesucristo, especialmente en su Pasión.

a) Reliquias de 1ª. Clase
Es todo resto físico de un santo, parte de su cuerpo. Para su pública veneración requieren estar debidamente selladas y autentificadas por la autoridad eclesiástica competente. Se subdividen en:

I.- Reliquias insignes
Las reliquias insignes son aquellas que por su tamaño e importancia revisten especial consideración y en general son las que se custodian en los más bellos relicarios. Se considera insigne el cuerpo completo de un santo o una parte considerable del mismo, como lo es por ejemplo la cabeza, un brazo o, en caso de ser mártir, del lugar donde sufrió el martirio con la condición de que no sea muy pequeña esta parte. Este tipo de reliquias solo pueden conservarse en lugar santo: iglesias, oratorios públicos, monasterios, etc. En manos particulares, sea de clérigos o seglares, no se pueden guardar estas reliquias salvo permiso del obispo local. Se consideran también reliquias insignes las de la Pasión del Señor incluso si son fragmentos muy pequeños. En cuanto a estas reliquias no hay prohibición tácita de ser custodiadas por particulares pero se recomienda que estén custodiadas en un oratorio o con piedad en un lugar digno.

Reliquia de San Felipe de Jesús, en la Catedral de México.

Reliquia de San Felipe de Jesús, en la Catedral de México.

II.- Reliquias notables
Aquellas que por su tamaño se distinguen, como son los dedos, la mano, el corazón, etc. Generalmente estas reliquias están en relicarios hechos a su propósito con cristales que permiten verlas.

III.- Reliquias minúsculas, exiguas o no insignes
Son las reliquias de menores dimensiones como son los dientes, cabello, tela con sangre, fragmentos óseos, polvo del cuerpo, ceniza del cuerpo o piel. Normalmente están en tecas lacradas, que son los pequeños relicarios y en ostensorios. Son las que actualmente se utilizan en la consagración de altares (exceptuando las telas con sangre y los cabellos).

b) Reliquias de 2ª. Clase
Todo aquello, especialmente la ropa, tocado o usado por el santo. Para el presente estudio las podemos subdividir en:

I.- Reliquias susceptibles de veneración
Son la ropa o aquello que ha estado en contacto físico con el santo durante su vida. En caso de los mártires los instrumentos de martirio son de 2ª clase. Si están selladas en tecas o relicarios se tolera su uso en la liturgia y en la pública veneración, pero está prohibido que sean colocadas en el ara del altar. Si la tela está en una estampa o una medalla pero sin lacre y autentica, no puede ser públicamente venerada. Pueden ser expuestas en relicarios sobre el altar durante la Misa y ser incensadas. Pero no las de beatos, salvo permiso tácito del obispo.

II. Reliquias sin uso litúrgico
Aunque hay objetos que son reliquia por ser tocados o usados por el santo, pero por su tamaño o por su cualidad no son aptas para ser expuestas a pública veneración en relicarios por lo que se recomienda tenerlos con reverencia en museos o exposiciones sacras. Pueden ser devotamente besados pero no expuestos en relicarios o darse a venerar en acciones litúrgicas. Ejemplos: Vestidos, maletas, sombreros, ornamentos, libros, utensilios, etc.

Reliquia de Santa Margarita Maria de Alacoque.

Reliquia de Santa Margarita Maria de Alacoque.

c) Reliquias de 3ª Clase
Lo que ha sido tocado a reliquias de 1ª o 2ª clase.

I.- Paliolas o Brandeas
Trozos de tela tocada a las reliquias de 1ª o 2ª clase, generalmente adherida a estampas o en medallas. Únicamente son para veneración privada y para satisfacer la devoción. Lamentablemente a veces se les llama ex indumentis (“de la ropa de”) pero en general son únicamente tocadas a los sepulcros o relicarios.

II.- Reliquias de contacto – recuerdo.
Flores, rosarios, estampas… todo aquello que por devoción y recuerdo ha sido tocado a las reliquias de 1ª o 2ª clase son para satisfacer la piedad y devoción privada.

Legislacion actual para la concesión de reliquias
A raíz de este boom por parte de particulares por obtener a toda costa reliquias de santos, incluso desconociendo quienes sean, la jerarquía eclesiástica y los postuladores romanos de las causas de canonización han hecho más rígidas las leyes respecto a la obtención y trámite burocrático en lo referente a las reliquias de santos.

En 2007 el Vicariato de Roma, a través del oficio litúrgico de la diócesis, publicó una serie de normas para la concesión de reliquias, que luego secundaron las postulaciones con leyes al respecto. Los puntos expuestos para la donación de reliquias fueron los siguientes:

Reliquia de Santa Filomena en Coquimbo, Chile. Agosto 2012.

Reliquia de Santa Filomena en Coquimbo, Chile. Agosto 2012.

1. Sólo se otorgan reliquias de santos posteriores al siglo V.
2. Sólo para veneración pública, pidiendo el nombre del lugar sagrado donde se expondrán.
3. Se otorgan sólo por medio del Obispo diocesano.
4. Sólo reliquias de pequeñas dimensiones.
5. En especial para los ritos de la dedicación de altares.
6. Petición directa al Vicariato de Roma.
7. No pueden ser trasladadas a otro lugar y no deben romperse las normas ordinarias de su emisión y veneración (romper sellos, por ejemplo).
8. Se otorgan pocas reliquias.
9. Las reliquias se acompañan de su documento de autenticidad.

Las postulaciones actuaron igualmente con respecto a la concesión de reliquias debido a que las peticiones de todo el mundo generalmente eran fraudulentas, por parte de fanáticos coleccionistas o devotos desequilibrados. Por culpa de tales, las iglesias e instituciones religiosas han tenido que pasar por una burocracia aún más estricta para poder obtener reliquias para los altares o las veneraciones propias del lugar.

La Iglesia no prohíbe que los fieles o los sacerdotes posean reliquias para su devoción. En cambio, como me lo externó un vicepostulador, se condena no sólo su comercio sino el hecho de que hay muchos que las buscan afanosamente como objeto de colección o de apostolados fraudulentos.

Documento llamado auténtica (authenticae) que prueba la autenticidad de la reliquia concedida.

Documento llamado auténtica (authenticae) que prueba la autenticidad de la reliquia concedida.

Debe recordarse que la Iglesia posee algo de mayor valor que los restos mortales de los santos, esto es su espíritu y testimonio de santidad. Las reliquias no son primordiales en la vida de la fe, son elementos importantes en cuanto se relacionan a la veneración de los santos y su imitación como reflejo de la santidad absoluta de Dios.

Pueden echar un vistazo a las redes sociales como Facebook y Flickr para comprobar que hay muchos grupos de fanáticos que ostentan sus reliquias como trofeo y sin la venia de la Iglesia institucional.

Poncho

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

26 pensamientos en “Reliquias sagradas: legislación actual

  1. Recuerdo que en mis años de seminarista vi en una ocasión que me colé a la oficina del rector una cajita lacada y por curiosidad la abrí. No pegué el grito en el cielo pero sí me asombré al ver dos falanges humanas -no me pregunten si medias o proximales, que sospecho eran lo segundo- amarillentas por el tiempo y el químico para preservar el material. La etiqueta decía: “Reliquias óseas del -en aquél entonces- Beato Rafael Guízar y Valencia, obispo de Veracruz”. Y con respeto las volví a dejar donde las tomé. Y en uno de mis viajes a Jalisco pude venerar las reliquias de varios mártires de la guerra cristera. Hoy son anécdotas y en particular sí me llama la atención cuando estas recorren las parroquias, aunque por lo general el pueblo llano tiene poco acceso y sólo los altos dirigientes políticos y religiosos tienen mayor amplitud en estas ostensiones como pude comprobar cuando vino la figura de cera con una ampolleta con la sangre de Juan Pablo II a Tampico -a decir verdad me indigné por el manejo dado al suceso por parte de la diócesis y sus organizadores, haciéndolo ver como si el difunto hubiese venido vivo y vendiendo baratijas y media tanto devocional y profana. Ya entiendo por qué Martín Lutero se indignó al respecto. Pero bueno, mejor no sigo porque no pararé, jejeje. Con reliquias o sin ellas el mensaje de Jesús es claro y no necesitamos evidencia física de aquella época, sino en el presente. Entienda el que pueda y quiera.

  2. Estuvo interesantisimo este Articulo, principalmente porque yo tambien estoy en proceso de conseguir una reliquia de la que sera la primera Santa Colombiana, La Madre Laura Montoya ( no se si ya habra un articulo sobre ella), pues es un regalo de grado que queremos hacer para nuestra parroquia, ya hemos hecho las averiguaciones con las hermanas de la congregacion y lo unico que sabemos hasta ahora esque es un proceso muy largo y con muchos tramites, queriamos ver si podiamos tenerla para antes de la canonizacion, el 12 de mayo, pero eso es imposible, entonces esperamos poder tenerla para su fiesta liturgica el 21 de octubre, ya hablamos tambien con el parroco que resulta ser nuestro rector y el prometio llamar y hablar con la superiora general de la congregacion y hacer los primeros tramites, en verdad deseo que podamos conseguirla, y si no, me contentaria de que por lo menos fuera en peregrinacion a nuestro colegio o nuestra parroquia. Como colombiano Catolico me siento orgulloso de nuestra primera Santa y ya no puedo esperar escuchar de boca de S.S Francisco la formula de la canonizacion. Saludos!!!

    • Alarcon.

      Primera santa elevada a los altares. Pero Colombia tiene varios Beatos religiosos de la Orden de san Juan de Dios que recibieron el martirio en España en los años 30s de ellos ya se han hablado en este espacio.

    • Tuve el honor de asistir a la beatificación de la Madre Laurita en el 2004 y me regalaron allí una reliquia de ella que aun conservo con mucha veneración. Espero este año poder asistir a la canonización de la Madre Lupita, que fue beatificada junto con ella, y revivir de nuevo la emoción al ver como se recorre la cortina de los tapices de la Basílica.

  3. Yo creo Poncho que ni con esta legislación se acabarán los coleccionistas, menos los fanáticos. En mi punto de vista deberían de estar las reliquias en templos y solo deberían de darse para consagrar un altar o donde exista mucha devoción a un Santo en particular. Así quizá se frene más este asunto.

    • Los coleccionistas siguen y seguirán. Realmente es cansado tener que lidiar con este tipo de personas, que en lo personal considero no tienen oficio ni beneficio. Su afan de conseguir relicarios, a pesar de desconocer al santo ya dice mucho, desde una perspectiva mas psicológica considero esta obsesión como un mercadeo o un mecanismo de defensa contra algún trauma.

  4. Doy fe de que, para algunas personas, el tema de las reliquias es algo crucial y extremo, dándole una importancia enfermiza a lo que no lo tiene tanto. Lo digo desde mi experiencia como coleccionista de estampas de santas mártires. Mucha gente ha contactado conmigo al ver mi galería de Flickr, suponiendo que yo tendría mayor facilidad que otros para conseguir sus intereses. ¡Y qué cosas me han pedido! Me han llegado a pedir un hueso del brazo de San Vicente Ferrer y una tela tocada a la Virgen de los Desamparados (por eso de que soy valenciana); un hueso de Santa Cecilia, otro de Santa Leocadia (por eso de que tengo familiaridad con las santas mártires), cabellos de Santa Eulalia (???) y otras cosas por el estilo. No diré nombres, por cortesía y porque tampoco tendría mucho sentido, pero curiosamente las personas que me lo pidieron procedían del mismo país: Filipinas. Creo que allá están algo obsesionados con el tema y da pena cómo a veces hacen el ridículo gastándose dinero en reliquias que son claramente falsas o que no tienen garantía de que sean auténticas (reliquias de Santa Ana, la Virgen, Jesús, San José…) amén de que está prohibido traficar con ellas. Por mi parte les expliqué que no estaba permitido extraer reliquias de Santos anteriores al siglo V; que San Vicente Ferrer no reposa en Valencia y que la Virgen de los Desamparados está tras un cristal y no se puede ir a frotarle la cara con un paño…

    Yo, por mi parte, no tengo especial interés en reliquias. Tengo varias estampas de mártires con el trocito de tela tocado a; pero porque me han llegado y me las he quedado más por el formato de estampa que por la telita. Y conservo una única reliquia ex-corpore de Santa María Goretti (con su correspondiente auténtica), regalo de Felice Stasio que tuvo ese detalle conmigo, pues es a él a quien le mando todas las reliquias que me llegan (que son todas el trocito de tela). No tengo más ni tampoco las busco.

    Creo que ya lo he dicho antes: prefiero a los Santos, cuanto más enteros mejor, y en un único lugar. Gracias, Poncho, por este artículo tan documentado, que espero que muchos lean para informarse debidamente y no obsesionarse con temas que son claramente secundarios.

    • A mi también me han tocado personajes de dicha nación. Y el el fb me han querido agregar, tienen imágenes de sus habitaciones tapizadas de relicarios, tecas donde se pueden ver hasta mas de 150 reliquias ¡Por Dios!

      Ana María te seguirán solicitando reliquias de por vida jejeje:)

      A mi consígueme algo de la Virgen de la Merced 🙂 jajaja ntc pero si me la consigues que bueno. 🙂

          • Pero es que estamos en las mismas. El Santo Cáliz está tras un cristal no doble, sino triple; retranqueado tras un altar y en alto, de modo que es imposible tocarlo (que lo diga Montse, a quien llevé a verlo hará cosa de un año). Creo que en muchos años, sólo lo han tocado el clero de la catedral y el papa Benedicto XVI. Los fieles no pueden tocarlo, y bien que me parece.

            Sinceramente y sin ganas de ofender: mejor olvidarse de pasarle paños a nada. No vale la pena y lo único que sacas es deteriorar la pieza o reliquia. Mejor conservarla para futuras generaciones.

      • Jaja… he descubierto engaños de estas personas asiaticas que con mentiras y diciéndose representantes de un apostolado me han pedido reliquias de mi oratorio. Huelga decir que en Roma están hartos de las peticiones que provienen de Filipinas y que las Iglesias que seriamente hacen peticiones muchas veces no reciben nada debido a los fanáticos coleccionistas. Iguales acciones se han visto recientemente en Brasil y México con personas que son coleccionistas.

  5. Gracias, Poncho por el artículo.
    Bueno, creo que todos conoceis cual es mi posición sobre este tema y es que las reliquias donde tienen que estar es en los templos y no en colecciones particulares. A lo largo de mi vida, me han llegado muchísimas reliquias de primera clase y, con alguna pequeña excepción, todas están en templos o en Cofradias que las veneran.

    • Yo estoy a favor de esta opinión, acomodando la frase sancta sanctis, las cosas santas a los santos, a los lugares santos. Las tecas se han prestado a abusos y a este boom de los coleccionistas. En días pasados cedí en vida a un cenobio benedictino una gran cantidad de relicarios y tecas que por años han llegado a mis manos. Muchos querian que les pasara alguna para sus colecciones pero lo ideal es que se conserve la tradición de que se veneren y conserven en lugares santos y no en cajas de plastico orientales o junto al televisor.

  6. Gracias Poncho por la clasificación de reliquias que nos haces que pone un poco de claridad en todo este galimatías de corazones, uñas, dientes, trocitos de tela y hasta suspiros de Virgen. Lo que no me queda claro es porqué en lalegislación actual sobre concesión de reliquias no se permiten las de santos anteriores al S.V. Excepciones a esto conozco alguna a nivel personal.

    • Salvador, según he aprendido de nuestro amigo Antonio, no se extraen reliquias de Santos anteriores al s.V porque, por su antigüedad, no se puede garantizar la autenticidad de las mismas. Si se hace alguna excepción, como tú bien dices, no se concede la auténtica, a sabiendas de esto, por lo que en el fondo sigue sin existir garantía de autenticidad.

      • Con perdón con la comparación, pero es muy probable que sucediera algo parecido a si embotellas un whisky de garrafa y le pones la etiqueta “Chivas Regal”.

        • La comparación aplica. Pero lo cierto es que muchas reliquias anteriores al siglo V son auténticas. Las mas seguras son las de la bendita Santa Filomena, especial protectora de este blog (porque le han dado mucha difusión).

  7. Poncho un articul muy informativo e interesante, a pesar de que en mi estado Tabasco las reliquias son algo casi desconocido e inexistente hace unos años el anterior obispo don Benjamín Castillo consiguio una reliquia insigne de la Santa Cruz para la parroquia homonima de la ciudad de Villahermosa y que quizas sea la única reliquia expuesta a veneración publica en todo el estado, también hace unas semanas me entere que en una nueva parroquia que se consagró en el altar se pusieron reliquias de san Pedro Maldonado Lucero, pero sobre las reliquias en los altares tengo una duda ¿cual es su uso liturgico? ¿o que simboliza el que pongan estas reliquias en los altares? es más ¿se les puede dar veneración por parte del pueblo a estas?. Yo tampoco nunca eh sido muy fan de tener reliquias aunque tengo dos de segundo grado de esas que vienen en las estampas como dice Ana pero si eh visto a muchos en especial Filipinos que tiene una serei de reliquias casi absurdas y la gente ahi parece obsesionada con ellas y también con las imágenes religiosas. Por otro lado dodne queda ese lujar ¿Ajacuba? nunca anteslo había escuchado. Muchas gracias

    • Bien que mencionas a San Pedro de Jesús, mi paisano. La Iglesia pide al menos sepultar dos reliquias de santos pmartires en los altares consagrados de piedra y sellados de modo que no se puedan sacar ni se puedan ver.
      El uso liturgico merecería un articulo, pero se reduce a la consagracion de altares principalmente, la veneración publica en ciertos días, su exposición en los altares en las ceremonias solemnes y en otros sacramentales como la bendición de aceites o agua.

  8. Gracias Poncho por este articulo, a mas de uno como yo nos has aclarados barias dudas que teníamos sobre este tema.
    Yo soy de la opinión de que el santo o beato permanezca en un lugar fijo, y cuanto menos fraccionado mejor, pero también comparto la opinión, de que se veneren pequeñas reliquias en lugares que tuvieron un vinculo en vida del sant@ o donde los feligreses lo soliciten por un milagro, devoción etc.
    Por ejemplo Santo Tomas de Villanueva tiene una pequeña reliquia en el pueblo donde nació Fuenllana ( C. Real) y la mayoría de sus reliquias se encuentra en la Catedral de Valencia y de allí no salen a ningún otro lugar.

  9. Muy interesante e instructiva la nota, alguien tiene un contacto o una pagina donde iniciar el tramite para conseguir una reliquia para la consagración de una nueva parroquia?
    Muchas gracias

  10. Interesante el articulo, yo en mi casa tengo varias estampitas de Beatos y personas que estan en proceso de llegar a los altares, que he pedido y algunas de ellas vienen con un trocito de tela. Y pienso que el cuerpo del santo deberia mantenerse completo y en un solo lugar.

  11. Poncho muy bueno el artículo. Te pregunto, estoy construyendo un pequeño oratorio, y te pregunto qué debo hacer para obtener de manera legítima Reliquias para el mismo.
    Abrazo
    Alejo de la Torre. CÓRDOBA Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*