Santa Solangia, virgen mártir franca

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vidriera de la Santa. Iglesia de Nôtre-Dame, Mehun-sur-Yevre, Francia. Fotografía: Nhuân DôDuc.

Vidriera de la Santa. Iglesia de Nôtre-Dame, Mehun-sur-Yevre, Francia. Fotografía: Nhuân DôDuc.

En Francia, es recurrente el fenómeno de diversas mártires que comparten, de forma sorprendente, los mismos atributos: el oficio de pastora, el martirio en defensa de su virginidad, y la cefaloforia, es decir, el hecho de que aparezcan representadas portando su cabeza cortada en manos. Hoy, día 10 de mayo, se conmemora la fiesta de una de ellas, Santa Solangia (en francés, Solange) de la cual hablaré brevemente.

Solangia había nacido en Villemont, lugar de Saint Martin du Crot – cerca de Bourges y actualmente llamada, en su honor, Sainte-Solange Cher – donde los lugareños vivían bajo la autoridad del señor feudal, el conde Bernardo de Poitou. Se dice que era una muchacha fuerte, gallarda y devota; que disfrutaba de sentarse a oír relatar las vidas de los Santos durante los largos meses de invierno. La conmovía, sobre todo, la historia de Santa Inés, la niña mártir romana que había afrontado el martirio en defensa de su pureza; y ella misma solía repetirse que también seguiría su ejemplo. Por ello, a los siete años de edad, hizo voto de mantener la virginidad en honor a Dios.

Al hacerse mayor, Solangia pasó a ocuparse del pequeño rebaño de su familia, como era habitual entre las hijas de familias humildes. Se levantaba al alba, pasaba por la pequeña iglesia para ofrendar alguna flor, y luego llevaba a las ovejas al campo, deteniéndose en una pequeña capilla donde se encerraba a orar con fervor. Era muy generosa con los pobres y desheredados, a los que atendía para sanar cualquier herida. Incluso era capaz de sanar enfermos con su mera presencia y exorcizar a los endemoniados.

A los 16 años, edad núbil de las muchachas en aquel entonces, Solangia se había vuelto tan hermosa que llamó la atención del joven Rainulfo, que era nada menos que hijo del conde. Un día que volvía a casa con la idea de visitarla, la halló rezando en su pequeño oratorio y la vio tan absorta, que esperó pacientemente a que se levantara. Cuando reconoció al hijo de su señor, Solangia le dedicó una reverencia como corresponde a una vasalla, pero entonces él le hizo numerosas proposiciones amorosas [1]. Ella permaneció silenciosa a las declaraciones del joven, porque, recordemos, había decidido consagrar su virginidad a Dios. Como él siguiera rogándole y tratando de convencerla, ella acabó por rechazarle abiertamente, diciendo: “Soy esposa de Cristo”. En un primer momento, él pareció resignarse, pero lo cierto es que no abandonó su empeño y siguió acosándola día y noche, ofreciéndole joyas y vestidos para cautivarla.

Secuencia del martirio de la Santa: perseguida a caballo (abajo), decapitada (centro), regresando a casa con la cabeza entre las manos (arriba). Iglesia de Nôtre-Dame la Blanche, Selles-sur-Cher (Francia).

Secuencia del martirio de la Santa: perseguida a caballo (abajo), decapitada (centro), regresando a casa con la cabeza entre las manos (arriba). Iglesia de Nôtre-Dame la Blanche, Selles-sur-Cher (Francia).

Como no había manera de convencer a Solangia para que aceptara sus requerimientos, decidió raptarla y deshonrarla por la fuerza para así, obligarla a cohabitar con él. Cierto día que ella estaba en el campo apacentando a sus ovejas, él apareció montando a caballo y, pasando a su lado, la agarró de la cintura y la subió al caballo, que partió al galope. La pastorcilla, que se resistía a ser violada, se debatió con fuerza para tratar de soltarse, y en el momento en que el caballo saltaba sobre un arroyo, logró liberarse de los brazos de Rainulfo y cayó al suelo; no pasando ni un segundo desde que se puso en pie y arrancó a correr. El joven señor, montando en cólera, desenvainó la espada y se lanzó tras ella; no tardó en llegar a su altura y, de un solo golpe, la decapitó.

La cabeza de Solangia salió despedida y rodó por el suelo; pero al instante los labios de la muerta se animaron y gritaron: “¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús!” Ante la mirada horrorizada de Rainulfo, el cuerpo decapitado de la pastorcilla se levantó del suelo, fue hasta donde gritaba su cabeza, la tomó en sus manos y caminó plácidamente hasta su querido oratorio, donde tanto le gustaba rezar. Allí, se desplomó en el suelo y quedó inmóvil. Entendiendo que había elegido aquel emplazamiento como lugar de reposo, los lugareños la enterraron devotamente.

Aunque el relato en sí sólo es una leyenda y cabe analizarla con cautela, lo cierto es que se sabe que estos hechos ocurrieron bajo el episcopado de Frotario (876-890). Además, el culto a la Santa es muy seguro. En el 1159, según el censo de los bienes de la colegiata de San Pedro en Bourges, la villa de Saint Martin du Crot –que le pertenecía– tenía una pequeña iglesia dedicada a la Santa.

Las crónicas de la ciudad de Bourges informan que a finales de 1789, con ocasión de una grave sequía y de un peligro inminente, sacaron en procesión las reliquias por las calles de la ciudad, tomando como punto de partida la villa de Saint Martin. Esto mismo habían hecho anteriormente, en los años 1635, 1637, 1656, 1672, 1692, 1719 y 1731. Asimismo, los días 10, 11 y 12 de mayo de 1878 conmemoraron de manera solemne la muerte de la Santa, que es la patrona de Bourges y de Berry.

Iconográficamente se la representa como pastorcilla o como cefalófora (es decir, portando su propia cabeza en manos) por lo que es fácilmente confundible con santas vírgenes pastoras como Genoveva de París o Germaine Cousin; y también con santas mártires pastoras, como Saturnina de Arrás, Noyale de Pontivy, Belina de Landreville y otras muchas. Es, por ello, patrona de los pastores, pero también de las doncellas vírgenes y, lógicamente, de las víctimas de abusos y violaciones.

Urna con los huesos de la Santa. Colegiata de San Pedro, Bourges (Francia).

Urna con los huesos de la Santa. Colegiata de San Pedro, Bourges (Francia).

Aunque la vida de la Santa está aureolada en leyenda y hay ciertos detalles que hay que poner “en cuarentena” (el que curara con su presencia, los exorcismos, las cabezas parlantes y los cuerpos descabezados andantes) lo cierto es que el resto del relato es perfectamente verosímil, hay una datación precisa y las reliquias se conservan. Por lo tanto, no cabría dudar de la existencia de la misma. El hecho de considerar martirio su infortunada muerte ya sería harina de otro costal; aunque si hubiese vivido en el siglo XX perfectamente podría ser incluida entre las mártires de la pureza, pues murió defendiendo su virginidad. De hecho, deben haber existido un sinfín de mujeres víctimas de los abusos y violaciones de los señores feudales y de las tropas en movimiento en tiempos de guerra. La violencia feudal es un hecho documentado a lo largo de toda la Edad Media -aunque cabría matizar su frecuencia e intensidad dependiendo de las distintas regiones europeas, y en cualquier caso, siempre fue un fenómeno inmensamente impopular-; tanto, que una de las razones de las prédicas de la Cruzada medieval fueron desviar esa violencia de la Europa feudal cristiana al oriente musulmán, y dar un poco de respiro a los maltrechos vasallos y, sobre todo, a sus hijas y esposas.

Solangia es un caso entre mil y su profunda piedad y defensa de la virginidad la han hecho destacarse entre tantas. Hay algunas más que son veneradas también como Santas y mártires, espero poco a poco poder ir hablando de otras.

Meldelen


[1] La leyenda dice que Rainulfo le propuso matrimonio, pero sabemos que ese tipo de enlaces desiguales no tienen rigor histórico: el hijo de un conde no podía casarse con una vasalla. Sí podía, dependiendo de la legislación feudal local, exigir su virginidad en su noche de bodas (lo que se llama ius primae nocte, o, mal llamado, “derecho de pernada”); pero ella no iba a casarse, por lo que es más probable que Rainulfo le pidiera, simplemente, favores sexuales o una relación de concubinato.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

23 pensamientos en “Santa Solangia, virgen mártir franca

  1. Me gusto mucho el Articulo sobre Santa Solangia, no pude resistir leer tambien el de Santa Genoveva de Paris. Saludos.

    • Aunque en principio una no tiene nada que ver con la otra, iconográficamente se las confunde mucho, especialmente en estatuas. La “pista” para diferenciar a Genoveva es que suele llevar colgada del pecho la medallita con la cruz que le dio San Germán siendo niña; pero incluso he llegado a ver estatuas así, que son claramente de Santa Genoveva, y alguien les ha pintado en la peana, con toda frescura, “Sainte Solange”. ¡Toma ya! Si siempre lo digo: al final, artistas y devotos se pasan la iconografía por el arco del triunfo.

  2. Siempre es un deleite leer tus artículos. Este es un eslabón más.
    Tengo una duda: Yo conozco el nombre de Solange. Conocí varias personas con este nombre. Es una variación? En los santorales que recuerdo, la denominan así: Solange.

    • Fíjate bien, Humberto, lo he dicho al principio del artículo: Solange es la versión francesa del nombre, la autóctona. Pero en latín y en español se escribe Solangia; como puedes ver en la vidriera que encabeza el artículo. Lo he visto también escrito somo Salenge en francés y Solongia en español, pero parece que estas versiones no son correctas.

  3. Cuando lo leí y me imaginé las circunstancias de su vida y muerte, rápido me vino a la memoria el derecho de pernada o de la primera noche por parte del señor feudal con la mujer recién casada. Siguiendo la lógica, el señor feudal “tendría” el derecho por ser esa mujer habitante de sus dominios y por lo tanto, su propiedad inmobiliaria -ya que el campesino no podía irse de las tierras sin consentimiento so pena de muerte-. Y no sólo ella tiene el atributo de la celaforia, también San Daniel de París. Poco más puedo decir, salvo agregar que sin duda la violación por parte del señor feudal representaba una deshonra para la víctima, pero había ciertos beneficios para su familia -económicos-.

    • Eso que has descrito es, en efecto, el ius primae nocte; pero ojo, que no se daba en todos los lugares ni mucho menos. Era una práctica impopular y odiada por el pueblo (¡¡lógico!!) y muchos señores feudales que hubieran querido hacer el marrano con sus vasallas, se quedaron con las ganas por la fuerte resistencia del pueblo o las condenas religiosas del clero local. En realidad, aunque nos espanta, fue un fenómeno mucho menos frecuente de lo que pensamos. Me suena que en algún condado catalán ocurría, pero jamás ha pasado en tierras valencianas por ser conquista cristiana a los musulmanes y quedar éstos y los judíos bajo la protección del rey (lo que se llama “regalía”). Y podría poner ejemplos de toda la Europa feudal.

      Tampoco debe ser llamado “derecho de pernada” porque en muchos lugares esta denominación no coincidía con el ius primae nocte, simplemente era un tributo al señor feudal que se le entregaba en forma de “perna” (una pierna de cerdo, vamos, un jamón), de ahí lo de pernada. Nada que ver con novias violadas. Otras veces, simplemente era un ritual: el señor feudal colocaba la rodilla sobre el lecho matrimonial para indicar que los hijos concebidos y nacidos en ese lecho serían vasallos suyos, pero no le ponía la mano encima a la novia.

      Así que hay que matizar mucho este tema y no exagerarlo con catastrofismos ni pensar que ocurría en todas partes. Eso en cuanto al ius primae nocte, en cambio, las violaciones puras y duras, que fue lo que le ocurrió a la pobre Solongia, se daban como el pan de cada día y aunque el señor tuviera la consideración de compensar a la ultrajada y su familia -¡aunque nada lo obligaba a ello!- tomándola a ella como criada en su castillo o sobornando a los familiares o dando una posición más holgada a su bastardo, al final ella quedaba estigmatizada como ramera toda su vida y el niño o niña, seguía siendo un bastardo.

      Por cierto, Santos cefalóforos hay bastante más que Santa Solongia de Bourges y San Dionisio de París (no Daniel): Santa Quiteria, Santa Tanca, Santa Noyale, Santos Félix, Régula, Exuperancio, San Lamberto, Santa Restituta… mejor no sigo, que no paro.

      • Bueno sobre el derecho de pernada agregare que entonces a diferencia de la época medieval en europa, al menos aqui en México a finales del siglo XIX y princippios del XX si era muy popular entre los hacendados exigir el derecho de pernada de las hijas de sus trabajadores y como por lo general los trabajadores estana en deuda eterna con el hacendado debido a lo poco que les pagaban y al alto costo de los alimentos que se vendian en las tiendas de raya (propiedad del mismo señor feudal) casi siempre se veian obligados a entregarles a sus hijas en la primera noche o simplemente a perder la virginidad con el hacendado, ninguna de estas mujeres es santa o recordada, pero seguro sufrieron igual que santa Solange.

        • Caramba, no conocía ese dato preciso y me ha escandalizado. No niego que episodios de este tipo siempre han ocurrido, pero ¿de forma sistemática y en una época tan avanzada como el entresiglo XIX-XX? Viva la era de la razón y el progreso. Hubo señores medievales con más moral que esos hacendados.

          • Ufff yo también me he quedado sorprendido con este dato que nos das Andre.

          • Ana María, no debe extrañarnos elhecho de la pervivencia de este IUS tan vomitivo pues se cree que incluso el dictador dominicano Trujillo lo practicaba con su “gleba”. Es decir, hace cuatro días…

  4. Muchas gracias, Ana Maria, por traernos otro caso de “supuesta santa gala” mártir de la pureza y digo supuesta porque, con todos los respetos, yo de estos relatos me creo la mitad, de la mitad, de la mitad.
    Posiblemente, a ti en el fondo, te pueda ocurrir lo mismo, pero es que son santas que aparecen, más o menos localizadas, en el santoral y en el Martirologio, pero sabemos que ambos han sido una “cajón de sastre” en el que ha cabido todo lo que se ha querido meter y ¡hala para dentro!
    Pero como realmente tiene un culto local, existen reliquias (para mi también supuestas) y, aunque remotamente, pudiera existir algo de realidad en todo esto, tu haces bien en dárnosla a conocer aunque con la crítica seria que has hecho en el propio artículo.

    • Creo en la existencia de la Santa en la medida en que, como ya he explicado, no es nada extraño que hubiera, no una, sino MIL jovencitas asaltadas por señores feudales y que seguramente pagaran su resistencia con la vida. Ahora, que de eso hagas una Santa y una mártir… pues entonces todas las mujeres, muchachas y niñas violadas del mundo lo son, ¿y por qué no? Pero de ahí a generar un culto y unas reliquias… fundamentalemente mis reparos están en que existen muchas otras de las que se cuenta idénticamente lo mismo, geográficamente muy próximas unas de otras. Aquí hay algo que huele a chamusquina.

      En fin, que si pudo existir una jovencita piadosa que murió asesinada por un señor feudal que la quería violar y ese horror que causó entre sus vecinos generó un culto-memoria a ella; pase… pero que haya como 10 o 20 así, en zonas muy cercanas entre sí, y que todas acaben paseándose con la cabeza entre las manos pues… es bastante más que cuestionable.

  5. Me agrado mucho el artículo siempre se me hacen de lo más curiosas las leyendas de los santos cefaloforos, y como ya mencione arriba aqui en México desgraciadamente a principios del siglo pasado fue muy popular también ese dichoso derecho de pernada por parte de los hacendados.

    • ¿Has leído, André, “Fuenteovejuna”, la obra teatral de Lope de Vega? Si no, te la recomiendo. Describe la rebelión de un pueblo de vasallos contra el comendador local porque exige el derecho de pernada a una de sus vasallas. Por eso lo matan y afrontan un juicio por ello. “¿Quién mató al Comendador? / Fuenteovejuna, señor / ¿Quién es Fuenteovejuna? / Todo el pueblo, señor”. Pues esto es más que una obra de teatro. Esto ocurría a veces.

      En muchos lugares de la Europa feudal imperó el derecho de pernada pero en cuanto podían, los vasallos solicitaban y conseguían su abolición, apelando a la justicia del rey y a la intervención moral de la Iglesia. Y lo conseguían. Luego, más de un listillo intentó restablecerlo, pero, ¡mal le fue! Y es que la Edad Media es un período complejo y cambiante y debemos alejarnos de los clichés de la sociedad convertida en una masa de borregos aplastada bajo la bota de un señor. A veces, los borregos mordían la bota.

  6. Muy buen articulo Ana María, nos muestra una Santa para la mayoría desconocida.
    Me sorprende que a tan corta edad tuviera las cosas tan claras con respecto a entregarse a Cristo y guardar su virginidad.
    Preciosa la urna de sus reliquias, muy característica de Francia.

    • Es que eso no es creíble, David. Es parte de la leyenda para adornar la figura de la joven Santa. Aparece en muchas otras leyendas de Santos.
      La realidad es ésta: una niña de siete años, piensa en jugar y sueña despierta, aun cuando crea en Dios y realice con puntualidad y sinceridad sus prácticas devotas. Eso de entregarse a Cristo y guardar la virginidad simplemente no cuadra con esa edad.

  7. Cuarenta años después de la histórica visita del papa copto Shenuda III al Vaticano, el actual patriarca de la Iglesia Copta Ortodoxa de Egipto, Teodoro II, acudió este viernes a la Tumba de Pedro para reunirse con el papa católico Francisco y ambos abogaron por la unidad de todos los cristianos.

    “Estoy convencido de que bajo la guía del Espíritu Santo, nuestras perseverantes plegarias, el diálogo y la voluntad de construir día a día la comunión en un amor recíproco nos permitirán dar nuevos e importantes pasos hacia la plena unidad de los cristianos”, afirmó Francisco en el discurso que dirigió a Teodoro II y al séquito que le acompaña en su visita a la Santa Sede.

    Francisco añadió que es “consciente” de que el camino hacia la unidad es “tal vez, aún largo”, pero subrayó que “no podemos olvidar el trayecto ya recorrido, que se ha concretado en luminosos momentos de unidad, entre ellos el encuentro en febrero del año 2000 en El Cairo entre Shenuda III y Juan Pablo II, durante su peregrinación durante el Gran Jubileo a los orígenes de nuestra fe”.

    Esta es la segunda vez en la historia que un papa de Alejandría y patriarca de la Sede de San Marcos visita la sede de San Pedro, después de que en 1973 Shenuda III acudiera al Vaticano para reunirse con Pablo VI.

    El papa Francisco, de 76 años, dijo a Teodoro II, de 60, que era para él una “momento de gracia y de gran alegría” acogerlo ante la tumba de San Pedro “con un abrazo de paz y de hermandad, tras siglos de recíproca lejanía”.

    El Obispo de Roma aseguró que la visita “refuerza” las relaciones de amistad y hermandad que unen la Sede de Pedro (el Vaticano) y la Sede de Marcos (la iglesia copta de Egipto, donde el evangelista difundió el cristianismo), “que han dado durante generaciones y generaciones mártires, teólogos, santos monjes y fieles discípulos de Cristo, muchas veces en situaciones de gran dificultad”.

    El papa Bergoglio recordó que Pablo VI y Shenuda III firmaron una Declaración cristológica común y dieron inicio al diálogo ecuménico bilateral entre las dos Iglesias, que en estos 40 años ha dado buenos resultados y allanado el terreno para un mayor diálogo entre la Iglesia Católica y las iglesias ortodoxas orientales.

    Francisco subrayó que en la declaración las dos iglesias reconocen una “única fe en un sólo Dios, Uno y Trino, la divinidad del único Hijo encarnado de Dios, un Dios perfecto respecto a su divinidad y un perfecto hombre respecto a su humanidad”.

    “Seamos felices de poder confirmar lo que declararon solemnemente nuestro predecesores, seamos felices de poder reconocernos unidos en el único bautismos”, agregó Francisco que reiteró el deseo de poder un día celebrar todos juntos la unidad.

    El papa católico consideró que la creación de un Consejo Nacional de Iglesias Cristianas en Egipto, por deseo de Teodoro II, representa un signo de la fuerte voluntad de los cristianos de desarrollar unidos relaciones cada vez más fraternales y participar en la vida de ese país, de mayoría musulmana, donde en los últimos tiempos se han registrado enfrentamientos entre ambas comunidades. Francisco aseguró que si un cristiano sufre, sufre toda la comunidad.

    Teodoro II, que fue elegido papa copto el 18 de noviembre del pasado año tras la muerte de Shenuda III, subrayó que las dos iglesias siempre han trabajado juntas en Oriente Medio y el mundo occidental para que prevalezca la paz.

    El papa de Alejandría afirmó que el objetivo “más importante” para ambas iglesias es la promoción del diálogo ecuménico, “para lograr la meta más deseada: la unidad”.

    Teodoro II invitó a Francisco a visitar Egipto y tras el encuentro, los dos papas rezaron unos minutos juntos.

    La Iglesia Ortodoxa Copta de Egipto tiene alrededor de diez millones de fieles y ese gran número, en una zona donde los musulmanes son mayoría, hace de ella una de las más importantes en el panorama eclesial del Medio Oriente.

    La unidad de los cristianos se rompió por vez primera tras el concilio de Efeso, en el año 431, cuando se separó la Iglesia asiria, o persa. Tras el concilio de Calcedonia, en el año 451, se separaron las iglesias copta, siria, etíope y armenia.

    En el siglo XI, en 1054, se produjo el gran cisma, cuando se separaron las iglesias de Oriente y Occidente. La última gran separación fue en 1517 con la reforma protestante de Lutero.

    • Celebro enormemente el encuentro fraternal entre estos dos grandes jerarcas de la cristiandad y me uno a sus deseos de unión y reconciliación. Quisiera que el papa Francisco hubiese visto este horizonte menos lejano y el camino hasta él menos largo de lo que dice; pero bueno, por algo hay que comenzar y como dice el proverbio latino, incipit dimidium est.

  8. llegue aquí buscando el origen de mi nombre, y me encontré con esta fascinante historia, la verdad que a medida que la leía, era como si estuviera leyendo sobre mi xd jaja espero que no sea tan así, y quedar sin cabeza o algo a si. bueno en fin, muy buen aporte saludos 🙂

    • Me alegro de haberte ayudado a conocer a tu santa patrona, Solange, y felicidades por tu bonito nombre. Eso sí, espero que no tengas ningún problema de acoso sexual como el que tuvo que enfrentar la Santa -o eso me has dado a entender- y si lo tienes, poner remedio de inmediato alejando a quien te molesta o denunciándolo si es preciso. La Santa no tuvo socorro de sus semejantes en su época, por lo que acabó descabezada -o bien podría haber acabado violada, como tantas otras- pero hoy en día, en pleno siglo XXI, las mujeres no debemos ni tenemos por qué tolerar ni un solo caso más de este tipo.

  9. Hola m gustaría saberlas oraciones de santa solange puesto q llevó su nombre y quiero conocerlas y saberla puesto q comparto mucho de su suertes!! Gracias!!!

    • Estimada Solange, yo no conozco ninguna oración en concreto para tu santa patrona pero, desde luego, no la necesitas, ya que la mejor oración que puedes hacer es la que tú quieras dirigirle personalmente. Por otra parte me alarma considerablemente eso que dices de que compartes la suerte de la Santa -¡¡espero que no!!-, y si tienes problemas de esa clase no te quedes sólo en las oraciones, recurre a la ayuda de la gente de tu entorno y de las autoridades si fuese menester. No debería haber ni una sola mujer más con el destino de Santa Solange. Saludos y mucha suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*