Beata Yolanda, princesa de Polonia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Óleo de la Santa con su iconografía más habitual.

Óleo de la Santa con su iconografía más habitual.

Pregunta: Me llamo Yolanda Helena (con H) y mi madre me dice que no es un nombre compuesto, sino que es el nombre de una santa princesa polaca. La verdad es que no se nada de ella y me gustaría saber algo de su vida y si es verdad que debo celebrar mi onomástica el día 15 de junio.

Respuesta: Pues efectivamente, Yolanda Helena es el nombre de una beata polaca que también es conocida con otros nombres, pero te he dicho “Beata”, porque no está canonizada, no es Santa y efectivamente mañana es el día de su festividad.

Su nombre original era Yolanda, pero es conocida también como Helena, Iolantha, Joheleth, Jolanda, Jolanta y Jolenta. Nació cerca de Esztergom (Hungría) en el año 1235 (o 1239) y fue princesa de Polonia, hija del rey Bela IV de Hungría y de Maria Laskarina, que pertenecía a la casa imperial griega. Fue hermana de Santa Cunegunda de Cracovia y de Santa Margarita de Hungría y sobrina, por parte de padre, de Santa Isabel de Hungría.

Con cinco años de edad, fue llevada a la corte de su hermana Cunegunda, en Cracovia, donde, viviendo en un ambiente bastante ascético, fue piadosamente educada, inculcándosele además, una moral muy estricta. De hecho, como hemos visto más arriba, algunos de sus familiares están canonizados. En el 1256, fue desposada en Cracovia con Boleslao el Piadoso, duque polaco de Kalisz y Gniezno, siendo bendecida la unión por el obispo Juan Prandota. Al casarse, adoptó el nombre de Helena (Elena), quizás debido a que a algunos de sus parientes, le parecía extraño el nombre de Yolanda, pero en adelante, ella utilizó ambos nombres al mismo tiempo o de manera intercambiable.

Pintura contemporánea de la Beata, todavía en atuendo de princesa, y rodeada de sus tres hijas.

Pintura contemporánea de la Beata, todavía en atuendo de princesa, y rodeada de sus tres hijas.

Se dedicó principalmente a la educación de sus tres hijas: Isabel (nacida en el 1263), Eduvigis (1266) y Ana (1278) y a muchas actividades benéficas en favor de las iglesias, los monasterios, los hospitales y, especialmente, los pobres, los enfermos y los huérfanos. Durante toda su existencia llevó una intensa vida de oración y de continuas mortificaciones corporales.

Después de la muerte de su marido en el año 1279 – el cual por sus virtudes se había merecido el apelativo de Piadoso como hemos dicho antes – ella repartió sus bienes y retornó a Cracovia junto a su hermana Cunegunda, que por aquel tiempo se había quedado viuda. Ambas hermanas, junto con su hija Ana, se retiraron al monasterio de las clarisas de Stary Sacz, que había sido fundado por Santa Cunegunda.

Cuando murió su hermana Cunegunda en el año 1292, Yolanda Helena se marchó al monasterio de clarisas de Gniezno, que había sido fundado por su esposo. Allí fue nombrada superiora, pero vivía y se comportaba como si fuera la más inferior de todas, practicando intensamente todas las virtudes cristianas, pero especialmente, la humildad, la oración y la meditación en la Pasión de Cristo. La tradición afirma que tuvo varias revelaciones y apariciones de Jesús crucificado y, de hecho, así tiene algunas representaciones iconográficas.

Murió el día 11 de junio del año 1298 y fue sepultada en la capilla del coro del convento. Inmediatamente después de su muerte, comenzó a ser venerada y a recibir culto, convirtiéndose tu tumba en meta de peregrinaciones, donde los fieles obtenían numerosas gracias por su intercesión. En el año 1631 se inició el proceso de beatificación y en el año 1723 se escribió su primera biografía, pero no fue hasta el 26 de septiembre del año 1827, cuando el Papa León XII confirmó su culto, permitiendo a la Orden de los Frailes Menores Conventuales y a las Clarisas el celebrar Oficio y Misa propias el día 15 de junio. En el año 1834, sus restos fueron trasladados a una capilla del convento de Gniezno, donde se conservan dentro de una preciosa urna.

Vista del relicario que contiene los restos de la Beata, en Gnienzo (Polonia).

Vista del relicario que contiene los restos de la Beata, en Gnienzo (Polonia).

Es la patrona de la archidiócesis de Gniezno y de la ciudad de Kalisz. El Papa León XIII extendió su fiesta a todas las diócesis de Polonia. Como te dije antes, su fiesta se celebra mañana, día 15 de junio y como fue muy devota de la Pasión de Cristo y monja clarisa, es representada vestida de clarisa y con una cruz y a veces, arrodillada al lado de su hermana Santa Cunegunda.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

13 pensamientos en “Beata Yolanda, princesa de Polonia

  1. Vaya pues que interesante la verdad que nunca antes había escuchado de esta Santa princesa, creo que entre las princesas polacas más famosas es Santa Eduviges, pero esta Beata no tiene nada que envidiarle fue una gran hija, esposa, madre y religiosa, solo tengo una duda Antonio y no se si sabras responderla porque en la primera imagen que encabeza el artículo ¿el hábito de la Beata es negro y con un parche blanco?

    • André,
      Parece que el hábito sea un marrón muy oscuro o negro. Es curioso que cuando León XII confirmó el culto, le dió oficio propio y misa a los Franciscanos Conventuales y, casualmente, estos frailes menores llevan el hábito negro.
      El trozo de paño blanco que se ve por detrás, yo creo que es la toca blanca inferior, que sobresale (es más larga) que la toca superior.

      Y llevas razón, la santa polaca que más sobresale, que más se conoce, es Santa Eduvigis, de la cual escribiremos algún día si Dios quiere.

  2. Pues considerando que hoy día el nombre de Yolanda es bastante popular entre las mujeres, creo que este artículo va a ser más que útil para muchas tocayas de este nombre. Recuerdo, de paso, que Yolanda es una adaptación del original; en la Edad Media la variante castellanizada es Violante; y como veo, en la pintura que encabeza el artículo la llaman Jolenta.

    • Es cierto lo que dices, Ana Maria: Violante es la variante española de Yolanda y al leer el nombre de Violante, se me ha venido a la cabeza el precioso soneto de Lope de Vega, que no me resisto a reproducir:

      Un soneto me manda hacer Violante,
      que en mi vida me he visto en tal aprieto;
      catorce versos dicen que es soneto:
      burla burlando van los tres delante.

      Yo pensé que no hallara consonante
      y estoy a la mitad de otro cuarteto;
      mas si me veo en el primer terceto
      no hay cosa en los cuartetos que me espante.

      Por el primer terceto voy entrando
      y parece que entré con pie derecho,
      pues fin con este verso le voy dando.

      Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
      que voy los trece versos acabando;
      contad si son catorce, y está hecho.

  3. Toño, pues mi me da gusto leer este artículo en español. Conoc{ia a esta Beata y a su santa hermana Cunegunda por la reciente canonización de esta última hace algunos años y porque tengo la liturgia de las horas del propio de los santos para la familia franciscana. Las pocas noticias del librito y lo poco que entendí al leer y entender en polaco lo has puesto en claro con una buena y precisa información. Me agrada sobre todo las fotos en buen tamaño, las cuales ya conocía pero en tamaño pequeño. La de su sepulcro esa si es una novedad.Muchas gracias.

    • Si, Santa Cunegunda fue canonizada por Juan Pablo II en junio del año 1999.
      La verdad es que de la Beata Yolanda poco más se puede decir porque poco más se sabe. Si te metes en webs serias polacas, pocos o ningún dato más se saca.
      Hay tres obras buenas, pero están en polaco, luego no están a nuestro alcance y en ellas se reafirma lo que decimos, aunque bien es verdad que da algún detalle más, sobre todo familiar. Estas son:
      “Zycie i cuda Slugi Bozej Jolenty” de autor anónimo, publicada en Gniezno en el año 1775.
      “Jolenta Ksiezna i Patronka Wielkopolski”, de Chwaliszewski, M., publicada en Poznan en 1880 y
      “Bl. Kunegunda i jej siostry B. Helena czyli Jolenta i B. Malgorzata”, de Poplawski, A., publicada en Kraków en 1881.

  4. Mientras ayudó a los pobres y no hizo la guerra y, siendo mujer de oración vale aceptarla como mediadora porque parece ser semejante en mucho a sus familiares santas.

    • La verdad, Emmanuel, es que estamos ante una princesa, que realmente no ejerció como tal, sino que estuvo dedicada a los demás – su familia y los necesitados – y que era una mujer piadosa y humilde. ¡Qué diferencia con otros reyes y príncipes, también canonizados porque ayudaban a la Iglesia para reparar sus fechorías! De algunos de ellos se ha escrito, pero si de mi dependiera, haría mesa limpia en el santoral.

  5. Donde puedo obtener mas informacion sobre èsta beata yo le puse por nombre a mi hija Ducise y en un santoral que vi el 15 de Junio se celebra a Yolanda Ducise… pero aqui no menciona ese nombre sin embargo toda la informacion coincide con Ducise quien tambien fué una princesa de hungría y hermana de Santa Cunegunda…me puede sacar de la duda ? gracias!

    • Yo creo que la respuesta es clara: ella era duquesa de Polonia y por ahí vendrá el nombre de Ducise; pero su nombre era Jolenta (Yolanda) Helena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*