Contestando a algunas preguntas breves (VI)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo georgiano de San Juan (Tornike) Mtatsmindeli.

Icono ortodoxo georgiano de San Juan (Tornike) Mtatsmindeli.

Pregunta: Me interesan las vidas de los santos y ese nombre, tan desconocido aquí en Roma, apareció en un periódico llamado “Il Giornale”. Se trata de San Gerulfo de Tronchiennes. ¿Me podríais decir algo sobre él?

Respuesta: De San Gerulfo de Tronchiennes se sabe muy poco; sólo que era un adolescente que fue asesinado por un tío suyo en el año 750 cerca de Drongen, en Flandes, a fin de quitarle su herencia. Se le considera mártir porque murió perdonando a su tío. Su vida es legendaria y fue escrita por Gerardo de Brogne poco después de que las reliquias fueran trasladadas al monasterio de Tronchiennes en el año 932. El relato se basa en una tradición local aun más antigua.

Se dice que sus padres se llamaban Leutgoldo y Ratguera, que eran señores de Merendrée por lo que tenían un buen patrimonio. El día en el que recibió el sacramento de la confirmación por parte del obispo de Noyon, fue cuando su tío lo mató con una espada a fin de quitarle la herencia, como dije antes. Gerardo de Brogne dice de él que era “puer, adolescens vir” por lo que se estima que podría tener unos dieciocho años cuando fue asesinado. En el siglo XVI, los calvinistas destruyeron las reliquias, pero se conserva el cráneo en un precioso relicario, el cual reproducimos en el artículo publicado en este blog el día 20 de marzo del año 2011. Su fiesta es el 21 de septiembre.

Pregunta: Me gustaría saber algo del nombre “Tornike”. Se que es georgiano pero no puedo encontrar muchas cosas de su santo. Muchas gracias.

Respuesta: San Juan (Tornike) Mtatsmindeli  es un santo monje georgiano del siglo X, cuya festividad es el 12 de junio (según el calendario gregoriano) o el 25 de junio (según el calendario juliano). Prácticamente no se conoce nada sobre él, pues ni siquiera aparece en la “Bibliotheca sanctorum orientalium”. Solo se sabe que estuvo en el Monte Athos, siendo hieromonje en la Laura de San Atanasio, que fue consejero de los reyes griegos Basilio y Constantino y que posteriormente se marchó a Georgia. No se conoce ni la fecha de su muerte ni el lugar donde fue sepultado. Te envío la foto de un icono suyo.

Detalle de una pintura que representa a Joakim Hao Kaizhi, San Joaquín Ho.

Detalle de una pintura que representa a Joakim Hao Kaizhi, San Joaquín Ho.

Pregunta: ¿Me podríais decir algo sobre San Joaquín Ho? Muchísimas gracias desde Francia.

Respuesta: San Joaquín Ho fue un catequista seglar chino. Fue bautizado a la edad de veinte años. En la gran persecución de 1814 se lo habían llevado con otros muchos de fieles y sometido a crueles torturas. Enviado al exilio en Tartaria, allí permaneció durante casi veinte años. De regreso a su patria fue nuevamente detenido y se negó a apostatar. A raíz de eso fue condenado a muerte por el emperador, siendo estrangulado el 9 de julio de 1839. Sólo se conocen estos pocos datos sobre su vida.

Pregunta: Saludos. pues leyendo el articulo sobre Santa Matrona Dmitrievna y sobre su historia, me di cuenta de que no hablan de su Beatificación y que solo un año después de ser exhumada fue canonizada; entonces, ¿cómo es el proceso de canonización en la iglesia Ortodoxa? ¿Cuales son sus pautas, es decir, hay títulos de Sierva de Dios o Venerable, o Beata? ¿También es necesario un milagro para la Canonización? y mas importante, ¿Como es la ceremonia de Canonización en la Iglesia Ortodoxa? ¿Es parecida al rito católico romano? o si pueden facilitarme algún video sobre algún rito de Canonización les agradecería mucho. Gracias y perdón por hacer tantas preguntas.

Respuesta: Supongo que cuando preguntas cuales son las normas de canonización en las Iglesias Ortodoxas, te estás refiriendo a las de rito bizantino, pero tengo que recordarte que también están las monofisitas y las nestorianas: coptos, etíopes, armenios, sirios, etc., y que cada cual tiene sus métodos, más que normas.

En general, no hay un procedimiento claro, como en el caso de la Iglesia Católica. Como no hay una cierta coherencia interna sobre este tema en cada iglesia local, no se puede hablar en absoluto de una coherencia interna sobre la canonización en el conjunto de la ortodoxia. La existencia de reliquias o incluso la realización de milagros, es más bien facultativo. El argumento más importante para una canonización es el hecho de que el pueblo fiel considere que alguien era un santo. Si no hay tal popularidad entre la gente de una región, el Sínodo de cada Iglesia puede encargar a alguien, ya sea un obispo o un teólogo para que investigue más sobre esa persona a canonizar, pero no se hace un estudio tan detallado sobre la vida de este santo popular y, eso sería esencial.

Fresco ortodoxo ucraniano representando a Santos jerarcas ortodoxos. Catedral de Volodmyrys, Ucrania,

Fresco ortodoxo ucraniano representando a Santos jerarcas ortodoxos. Catedral de Volodmyrys, Ucrania,

“Y como las normas están para romperse”, hay casos de popularidad que no están de acuerdo con la realidad, como por ejemplo, San Esteban el Grande de Moldavia fue canonizado solo sobre la base de la creencia popular de que él era un santo, pero si lees su vida – que hemos publicado – verás que muchas veces demostró todo lo contrario, pero los argumentos decisivos fueron que cuidaba de la Iglesia, que construyó muchos templos y que ayudó mucho a los jerarcas y a los monjes.

Pero también existen casos en los que la canonización se fundamenta solo por motivos religiosos internos (política histórica o eclesiástica) y este es el caso de San Joaquín de Vicina, que fue el primer metropolita de Valaquia, ya que sobre él no existe casi ninguna información, ni se conoce el lugar de su sepultura, ni nada de nada, pero al ser el primer obispo de una sede metropolitana, con eso bastó. Otro santo canonizado de manera similar hace sólo dos años y que no gozaba de ninguna popularidad es San Andrés Saguna, de quién se dice que podría haber actuado como un masón (no en el sentido peyorativo de la palabra), pero que restableció la Metropolia Ortodoxa de Transilvania, que había desaparecido porque una gran parte de aquella iglesia se había convertido al catolicismo. El hecho de restablecer esta Mitropolia hizo que se le considerase santo y fuera canonizado.

En cuanto a los que podríamos llamar santos contemporáneos, como por ejemplo, monjes célebres o mártires de la época comunista, en algunas iglesias se es más exigente que en otras. Por ejemplo, la Iglesia Rusa ha canonizado a miles de personas masacradas por los bolcheviques y la Iglesia Serbia, a cientos de personas masacradas por los fascistas croatas, mientras que por ejemplo, la Iglesia Rumana se resiste a canonizar a los “mártires” de la prisión de Aiud porque se sospecha que muchos eran como una especie de legionarios, de fascistas rumanos y que fueron masacrados más por eso que por su condición de ortodoxos. En estos casos, es cuando se cuida mucho más la realización de milagros y la tan llamada “efusión de mirra” de la que hemos hablado más de una vez. Digamos que esos santos, están en espera.

Icono ortodoxo serbio de los Neomártires de Jasenovac, Serbia.

Icono ortodoxo serbio de los Neomártires de Jasenovac, Serbia.

Un caso muy llamativo es el del último patriarca serbio fallecido: el Patriarca Pavel; era muy intransigente con la Iglesia Católica, pero muy serbio y por eso, muy popular entre los serbios, que ya tienen iconos suyos en casi todas las iglesias y que están promoviendo urgentemente su canonización cuando solo hace que murió dos años. Como puedes ver el procedimiento es un poco caótico y cada Iglesia utiliza sus normas.

Al estilo en el que en la Iglesia Católica consideramos lo que es un proceso de beatificación-canonización, en las Iglesias Ortodoxas, estas normas no existen. Lo más importante es el culto popular ininterrumpido, que continúe incluso cuando ya no viven familiares directos de dichos santos y, por eso, algunas iglesias bizantinas exigen que sea al menos treinta o cuarenta años después de su muerte. Los coptos, sin embargo, exigen cincuenta años como mínimo y la realización de algún milagro.

En las Iglesias Ortodoxas no existen los beatos, ni los venerables o siervos de Dios, porque para ellos, estos conceptos son modernos, inusuales para la ortodoxia clásica. Aun así, llaman “bienaventurados” a algunos a los que nosotros llamamos santos, como por ejemplo, a San Jerónimo o San Agustín, porque ellos no los tienen oficialmente canonizados aunque los consideran santos.

No es tampoco imprescindible, aunque sí deseable, que sus cuerpos estén incorruptos y es muy valorada la “exhalación” de mirra, aceites, aromas… aunque yo en muchas de estas cosas, personalmente, no creo. Y aunque no te lo he dicho antes, cada Iglesia local, canoniza a sus propios santos, que luego pueden ser oficialmente reconocidos o no por las otras iglesias. La decisión última de decidir la canonización la tiene el Santo Sínodo de cada Iglesia.

Aquí tienes algunos vídeos:







Pregunta: ¿Cuándo fue declarado el dogma de la Santísima Trinidad?

Respuesta: Los textos del Nuevo Testamento dejan claro que Dios es Uno en esencia y Trino en personas. El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de nuestra fe, pero este misterio ¿cómo se transformó en dogma?

Siguiendo la tradición apostólica, la Iglesia confesó en el Concilio Ecuménico de Nicea (año 325) que el Hijo es “consustancial” al Padre, es decir, un solo Dios con él y en el Concilio Ecuménico, reunido en Constantinopla en el año 381, conservó esta expresión en su formulación del Credo de Nicea y confesó “al Hijo Único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado no creado, consustancial al Padre”.

"La Santísima Trinidad", óleo barroco de Hendrick Van Balen el Viejo, siglo XVII.

“La Santísima Trinidad”, óleo barroco de Hendrick Van Balen el Viejo, siglo XVII.

La fe relativa al Espíritu Santo fue proclamada por este mismo Concilio Ecuménico en el año 381 en Constantinopla, diciendo: “Creemos en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre”. El origen eterno del Espíritu Santo está en conexión con el del Hijo: “El Espíritu Santo, que es la tercera persona de la Trinidad, es Dios, uno e igual al Padre y al Hijo, de la misma sustancia y también de la misma naturaleza y por eso, no se dice que es sólo el Espíritu del Padre, sino a la vez el espíritu del Padre y del Hijo” (Concilio de Toledo XI, año 675). El Credo del Concilio de Constantinopla (año 381) confiesa: “Con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria”.

Ves que el Concilio de Nicea concentra toda su atención en la relación entre el Padre y el Hijo y no hace ninguna afirmación similar respecto al Espíritu Santo. Es el Concilio de Constantinopla (381) el que dice que el Espíritu Santo es adorado y glorificado junto con el Padre y con el Hijo, diciendo que es consustancial con ellos. Toda esta doctrina trinitaria fue ratificada posteriormente en el Concilio de Calcedonia, celebrado en el año 451. O sea, verás que es un dogma que se va perfilando en los primeros concilios ecuménicos, basándose claro está en los textos del Nuevo Testamento.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

22 pensamientos en “Contestando a algunas preguntas breves (VI)

  1. A decir verdad, las iglesias ortodoxas -sí, se debe hablar de iglesias porque no existe una sola- conservan el estilo previo a la burocratización por parte de la sede de Roma de proclamar beatos y santos mediante decretos papales y ceremonias, que en gran parte fue un acierto debido a que se cometieron abusos como declarar santos a personas poco o nada venerables en vida según el evangelio, aunque la iglesia romana ha canonizado reyes, príncipes e inquisidores de los cuales tenemos suficientes evidencias para descartarlos como modelos de santidad. Las iglesias ortodoxas siguen la antigua tradición de la espontaneidad del pueblo para declarar santo a un individuo, si bien exigen algunas un milagro o el martirio como requisitos para acelerar su subida a los altares; por ello el depósito de la fe original permanece en ellas mejor que en otras.

    Sobre la Trinidad, el primero en mencionarla como tal fue Tertuliano, bien sabemos, y gracias a la disputa arriana y a los pneumatómacos, se armó la de Dios es Cristo y el Espíritu también, si bien el Evangelio de Juan parece dar a entender que el Espíritu Santo procede del Padre por medio del Hijo y no con el Hijo, base también de la disputa Filioque y la actual separación entre iglesias.

    • Yo también estoy de acuerdo contigo, Alejandro, en que las Iglesias Ortodoxas se acercan más que la Católica a la antigua tradición a la hora de canonizar a una persona; el pueblo tenía una parte más activa.
      Aun así, ya he puesto algún ejemplo de lo que, a mi entender, puede ser una canonización más por motivos político-religiosos, que meramente religiosos.
      En la tradición católica, es verdad que digamos que hay más “garantías jurídicas”, más papeleo y tramitación, pero se ha visto que cuando se ha querido pisar fuerte el acelerador, se ha hecho y se ha canonizado o beatificado a personas que han provocado y aun provocan cierto rechazo en buena parte del Pueblo de Dios. Creo que no hacen falta poner ejemplos concretos, pero de ahí viene el dicho de que “San …., no es santo de mi devoción”.

      • A riesgo de echar sal en la herida, Juan Pablo II fue quien pisó el acelerador en cuanto a las canonizaciones y sin duda elevó a santos a esos personajes que bien no mencionas, pero por ahí la Obra anda -al buen entendedor- o señaló como ejemplos para la juventud a quien hoy su propio equipo hizo desaparecer -si es que les creemos-. Si en las canonizaciones hace uso de su infalibilidad(¿?), sin duda ya demostró haber cometido un gravísimo error.

        • Si, yo creo que él se propuso pasar al libro de los guiness, canonizando y beatificando a más personas que todos sus antecesores juntos. La consecuencia es que las devaluó, como cuando vas al mercado a comprar una cosa y ves que hay mucho material y a bajo precio.
          Yo creo que la historia reconocerá que eso fue un gravísimo error, pero lo hecho, hecho está.
          En las beatificaciones no hace uso de su infalibilidad, pero en las canonizaciones, ¡¡¡dicen que si!!!
          Quién soy yo para decidir si una persona se ha salvado o no, pero de ahí como para ponerla por modelo, va mucho trecho. Si una persona ha colaborado estrechamente con los fascistas y luego vienen los marxistas y lo fusilan, ¿muere por la fe o por lo que hizo? Pues ejemplos, los hay.

        • Estoy muy de acuerdo contigo en aquello que se lee entre líneas de tus palabras. Además,bien sabe Antonio que me he significado en reiteradas ocasiones como un enemigo acérrimo de estos grupos proselitistas que interpretan la palabra de Dios de una forma vergonzosa.

          • Dios quiera que esos grupos, que tuvieron total amparo y camparon a sus anchas en los dos pontificados anteriores, con el Papa Francisco lo dejen de tener y volvamos a una Iglesia más evangélica.

        • Alejandro, respeto tu opinión, pero no estoy de acuerdo contigo, si es que te refieres a procesos de canonización del Opus Dei, es recurrente que siempre se ponga de ejemplo la canonización de San Josemaría como una de las mas rápidas.
          Y recuerdo que murió en 1975 y se le canonizo en 2002, hay bastantes mas beatos y santos que han sido beatificados o canonizados antes de cumplir la década de haber muerto.

          • No me refiero a su canonización, sino a quién canonizaron y que no debió hacerlo sido y con eso digo todo al respecto.

  2. Este tipo de articulos son coom golosinas. Pequeños y agradables. Hasta sustanciosos. Me llama la atención los procesos de santificación en las Iglesias Orientales. Algo sumamente interesante.
    De San Gerulfo no sabía su existencia, o por lo menos no lo recordaba. De San Joaquín Ho sí que tengo referencias.
    El dogma de la Trinidad es un misterio de fe. Piedra angular de la misma. Es claro que se fue forjando al paso de los años, una vez que la Teología sober Cristom Verbo-Hombre se definió. Personajes importantes participan con su doctrina para asentar el Dogma Trinitario: San Atanasio de Alejandría, San Basilio Magno, San Hilario de Poitiers entre otros. Es muy interesante leer sus escritos y conocer sus pensamientos. Es una pena que no profundicemos en las Personas del Padre y del Espíritu Santo, a quienes últimamente he escuchado que se les refiere como los Grandes Desconocidos.
    Saludos.

    • Es verdad que todos los que nos confesamos cristianos creemos en Un solo Dios en Tres Personas distintas y además eso lo sabemos porque el mismo Dios, por si mismo (en el Antiguo Testamento) dió muestras de que así era y porque Cristo, que es el Verbo encarnado, nos lo dijo aun más claro cuando estuvo entre nosotros, pero coincido contigo en que conocemos más al Hijo que a las otras dos Divinas Personas.
      Tienes que reconocer que a Cristo lo vemos más cercano, porque digamos que “es uno de los nuestros” y que al Padre y al Espíritu los vemos como más lejos. Y eso no es cierto, porque el Único Dios (o sea, las Tres Divinas Personas), habitan en nosotros, nos han adoptado como hijos, son los que nos aman y nos santifican y a quienes estamos unidos si vivimos en el amor. Que esa doctrina la hemos ido asimilando con el tiempo, es cierto y que en ello contribuyeron numerosos Padres de la Iglesia y alguna que otra definición dogmática, también lo es.

      • Antonio me llama la atención eso que dices sobre que Dios dio muestra de estar constituido por tres divinas personas en el Antiguo Testamento, ¿me podrías citar algunos ejemplos?, porque la verdad que no sabía esto…

        • Alán,
          por ponerte solo algunas citas; lee todas estas y verás que en ellas se habla del Espíritu de Dios (Espíritu Santo): Génesis, 1, 1-2; Isaías, 11, 2; Jueces, 13, 25; 1º Samuel, 10, 10; 1º Samuel, 16, 13; Joel, 3,1; Números, 11, 16-17; Números, 11, 25 y muchas otras, para no cansarte.

          Y con respecto al Hijo, al Ungido, al Mesías, son innumerables las citas. Recuerda además la aparición de los tres ángeles a Abrahán, donde “vió a tres y lo adoró” (vió a tres y adoró a uno). Lee el artículo que ya publicamos sobre Abrahán.

  3. Muy buen articulo Antonio, la verdad es que con estos artículos bautizados como – articulos ensalada- uno aprende mucho.
    Con respecto a estas canonizaciones de los hermanos ortodoxos, tengo que decir que han sorprendido ya que desconocía que el pueblo tomara tanta parte en declarar a una persona modelo de santidad, pienso que si en nuestra Iglesia Católica fuese así habría muchísimos mas santos y beatos de los que ahora mismo hay y habrá, para cada pueblo, Orden, congregación su santo/a seria el mejor, el mas santo y el que primero tendría que ser elevado a los altares, y se entrarían en debates internos que en mi opinión no nos beneficiarían.
    Aunque en la Iglesia Católica tenemos mucha burocracia para un proceso, pienso que debe ser así.

    • David,
      Pero siempre y cuando se traten a todos con el mismo rasero de medir, cosa que como bien sabes, no se hace.
      Y eso de las canonizaciones y beatificaciones masivas….. ¿quién te asegura a ti que no se cuela algún gato? Yo he leido informes de los teólogos de alguna que otra Causa, que ponían pegas muy consistentes a algunos de los incluidos en ellas y que sin embargo, no fueron atendidos.

  4. Magnifico, lo del dogma de la santisima trinidad no lo sabia, pense que como otros dogmas se habia proclamado en un solo concilio, mas ya veo que no.
    y en cuanto a lo de las Canonizaciones Ortodoxas quedo Excelente, y los videos, buenisimos, ya cuando me contestaste en la primera vez habia visto algunos, esta vez (pacientemente gracias a mi internet…) pude verlos todos. El que mas me gusto fue el unico en que parece ser Canonizada una mujer, el tercero, la ceremonia es muy bonita, ojala nuestra iglesia fuera un poco mas como las glesias ortodxas en este aspecto, pues hoy en dia me parece que las ceremonias de Canonizacion son muy simples, lo digo por la ultima pues ese 12 de Mayo que Canonizaron a mi paisana, Santa Laura Montoya Upegui, puse mucha atencion a la celebracion y aunque muy solemne, a mi gusto fue muy simple, y eso que fue una canonizacion de mas de 800 Santos aquel dia…
    Me pregunto donde quedo la gloria de Bernini???…. esas si que eran beatificaciones y Canonizaciones por todo lo alto, esos tapices que representaban al nuevo santo, en la gloria, rodeado de angeles. Creo que algunas veces durante el pontificado de Juan Pablo II, en las Canonizaciones el tapiz con la imagen del santo se elevaba despues de ser recitado el decreto de su santidad. era hermoso, personalmente la parte que mas me gusta de todas las ceremonias de Beatificacion (pues en la canonizacion esto ya no se vio mas) es cuando se devela el tapiz del nuevo beato, es un momento muy hermoso y emocionante, y lo digo yo que tengo 17 años bien cumplidos y nunca vi personalmente ninguna de estas ceremonias, pues he buscado por todas partes algunas imagenes de la Canonizacion de Santa Teresita pero parece, si existen, que estan guardadas muy bien bajo llave, como me gustaria algun dia ver una de estas de nuevo.
    En cuanto a que tan veridicas son las Canonizaciones o no, pienso que no soy nadie para decir si se salvaron o no, y vos ya pudiste leer en el articulo de la Sierva de Dios María de la Luz Camacho mi experiencia con estos ”Santos” Martires del siglo XX. La verdad no se si hoy en dia existe el llamado ”Abogado del Diablo” pues por ahi habia leido que S.S Juan Pablo II habia removido este cargo. si alguien sabe me gustaria saber.
    Ahora soy muy desconfiado a lo que ”Canonizaciones en masa” se refiere, prefiero yo mismo leer sobre ellos y segun lo que la Santa Biblia y la iglesia enseñan sobre la Santidad y la Verdadera fe del Cristiano, escoger si para mi son Santos Creibles o no. pues para mi un Laico, consagrado totalmente a Dios y que por rehusarse a abandonar o blasfemar contra su fe es martirzado no es lo mismo que un soldado que aprovechando que el gobierno con el que tanto discrepaba perseguia su fe se enlisto y tomo las armas para ”luchar por cristo y su iglesia”, mas no tenia espiritualidad alguna o afecto a los sacramentos de ninguna forma. de SANTOS a santos hay por ahi….

    • Has planteado muchas cosas y voy al menos a contestarte a tres de ellas.
      Yo si que he tenido la oportunidad de asistir a más de una beatificación y en una de ellas estuve como miembro de la delegación oficial española. Tu sabes que ahora se realizan en la plaza de San Pedro y no dentro de la basílica, pero la ceremonia es la misma y el exponer el tapiz del santo o beato inmediatamente después del pronunciamiento del Papa, también lo es. Son ceremonias muy sentidas porque asiste una gran muchedumbre al reclamo de las personas que va a ser elevadas a los altares y desde luego, son ceremonias mucho más fastuosas que las que hemos visto de las Iglesias Ortodoxas.

      El segundo tema es el de las beatificaciones o canonizaciones masivas. A mi tampoco me van porque no se estudian a fondo el comportamiento de cada uno de los afectados. La más reciente ha sido la de los mártires de Otranto, de los que publicaremos un artículo muy pronto y que se dicen que eran ochocientos. ¿Quién los contó? Dieron su vida por Cristo – eso no hay duda – pero que fueran ochocientos y no setecientos treinta, ¿quién lo sabe?

      Y en cuanto a las beatificaciones cuyos videos aparecen en el artículo, te las identifico por el orden en el que están:
      Canonización de seis monjes en la Sviatohorsk Lavra de la Santa Dormición en Ucrania.
      Canonización del monje San Mercurio Bryhynskoho en Ucrania
      Canonización de la Igumena Santa Sofia Grinyov en Ucrania
      Canonización de San Juan Maximovich en Estados Unidos.
      Canonización del santo Jerarca Glicerio el Confesor en Rumania
      Canonización del metropolita San Andrés Saguna en Rumania
      Canonización de San Gregorio el Maestro (Dascalu) en Rumania.
      Verás que son canonización muchísimo más sencillas que las que estamos acostumbrados a ver en la plaza del San Pedro del Vaticano. Son canonizaciones que se hacen normalmente, en los lugares donde el santo ha vivido y está sepultado.

  5. Hola, me encanta esta web, creo que es muy interesante y amena, siempre aprendo con ella. Felicidades¡¡¡¡. Quisiera realizar una pregunta relacionada con lo de las canonizaciones en la Iglesia Ortodoxa.

    Hace unos años tuve la oportunidad de visitar varios países del Este de Europa, entre estas naciones que visité se encontraba la bellísima Bulgaria. Allí, visité el santuario más importante y símbolo del país, el Monasterio de Rila. Dicho monasterio está dedicado a un santo eremita muy conocido allí, llamado Ivan Rilski, también conocido como San Juan de Rila, el cuál fue muy conocido en su época (Siglo IX) por su piedad y devoción cristiana. El guía nos dijo que fue canonizado antes de la separación de las Iglesias Católica y Ortodoxa, lo cuál es muy cierto, según me informé después por internet. Ahora bien, hasta donde yo se, eso significa que también es venerado en la Iglesia católica romana. Sin embargo, apenas he encontrado páginas webs católicas que hablen de él, la mayoría de las páginas lo retratan como Santo exclusivamente ortodoxo. Por eso, me gustaría que me pudieses dar más datos sobre la vida de este Santo-ermitaño búlgaro, y saber si de verdad puede ser venerado por un católico.

    También me gustaría que algún día nos hables y nos des más datos de otro Santo, del que yo soy muy devoto y que se hecho es el Santo de mi tierra (soy canario) , me refiero al veneradísimo en Canarias y Guatemala, Santo Hermano Pedro de San José Betancur.

    No te quito más tiempo. Ojalá tengas respuestas a mi preguntas, y puedas crear un post, para responderme. Saludos.

    • Estimado amigo,
      Por supuesto que San Juan de Rila es venerado por la Iglesia Católica.
      Te prometo que en el otoño, escribiremos sobre San Juan (19 de octubre que es su festividad) y sobre San Pedro de San José de Betancur (también escribiremos en octubre). Antes no puede ser porque ya están todos los días cogidos. Estate pendiente para leerlos en su día y, si le place, comentarlos.

  6. Muchísimas gracias por tu comprensión. Por su supuesto que estaré atento al artículo de San Juan de Rila y del Santo Hermano Pedro, y yo encantado.

    Otro tema que podrías tratar (en un futuro claro, no hay prisa), sería el de dos de las canonizaciones más polémicas de los últimos años, bueno una, porque la otra aún no se ha producido, pero ya se ha pedido. Me refiero a la canonización del famoso Zar Nicolás II y su familia en el año 2000. Dicha canonización creó una gran polémica en Rusia, con casi un 50% de la población que no la veían con buenos ojos, debido al poder dictatorial del Zar antes de la revolución de 1917, la Iglesia Rusa Ortodoxa, por su parte, optó por la fórmula de subrayar la «humildad» con que Nicolás II y su familia aceptaron la muerte. ¿Podrías en un futuro tratar esta canonización?.

    La otra “casi” canonización a la que me refiero es la propuesta al famoso Girolamo Savonarola, pedida por los dominicos de Florencia en los años 80, con vistas a que se realizase en el año 2000 (cosa que como todos sabemos, no ocurrió). El problema es que sobre Savonarola pesa una orden de excomunión, decretada por el Papa Borgia, además Savonarola ha sido considerado (incluso en el propio seno de la Iglesia) como cualquier cosa menos un santo. Fue organizador de las célebres hogueras de las vanidades donde los florentinos estaban invitados a arrojar sus objetos de lujo y sus cosméticos, además de libros que él consideraba licenciosos.

    En mi opinión son dos temas también interesantísimos a tratar. Quizás en septiembre u octubre puedan ser tratados.

    • Este blog, como bien sabes, trata fundamentalmente de hagiografía, luego no me parece lógico escribir sobre un personaje que dificilmente (por no decirte imposible) va a ser subido a los altares. Me estoy refiriendo a Girolamo Savonarola y yo al menos, no voy a escribir sobre él, ni creo que lo vaya a hacer ninguno de nuestros colaboradores. Creo que para estas discusiones están otras webs.

      Y sobre la canonización de la Familia Imperial Rusa, si que habría mucho que contar. Por supuesto que no son santos de mi devoción porque no murieron como mártires, sino por lo que hicieron y representaban. Por ejemplo, las hijas, cuando iban a ser arrestadas, estaban más preocupadas de guardar sus joyas que de otra cosa. Y del padre, para qué hablar. No se si de mis críticas se salvaría el zarevich.
      Es verdad que la sociedad rusa está dividida sobre esta canonización y de hecho, el Patriarcado Ruso cuando los canonizó, los metió en un lote de casi ochocientos mártires (no se si sería para camuflarlos). Los que los veneran, tienen iconos suyos hasta en la sopa y los que no, pasan olímpicamente de ellos, cuando no ejercen militancia en contra. Me entiendes.
      A mi entender, fue una canonización política y me explico. Ya habían sido canonizados previamente por la Iglesia Ortodoxa Rusa en la diáspora (USA) y lo que intentó Moscú con esta canonización fue atraerse a los disidentes. Es un tema muy polémico y, desde mi punto de vista, nada edificante y desde luego, no es una de mis prioridades pues yo tengo ya mi cupo cubierto hasta fin de año.
      Tengo muchas fotos de ellos: de su lugar de fusilamento, su tumba conjunta, monumentos hechos sobre ella, sus cadáveres, sus urnas individuales y el mausoleo donde ahora se encuentran todos juntos. Pero eso es una cosa y escribir sobre ellos, es otra. Otra cuestión será si otro colaborador quiere hacerlo, pero sinceramente, a mi no me apetece porque no “son santos de mi devoción”.

      Lo que si te animo es a que participes más en el blog con tus comentarios, porque estoy seguro de que puedes aportar mucho. Y dalo a conocer entre tus allegados. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*