Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, virgen fundadora

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía de la Sierva de Dios leyendo, usada para estampas devocionales.

Fotografía de la Sierva de Dios leyendo, usada para estampas devocionales.

Hay personas que, lejos de quedarse con los brazos cruzados, aceptan el reto de cambiar positivamente la realidad que les toca vivir; una de estas personas fue indudablemente la Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, fundadora junto con el Venerable P. Félix de Jesús Rougier, de la Congregación de las Hijas del Espíritu Santo, rama del gran árbol de las Obras de la Cruz inspiradas por la Venerable Concepción Cabrera de Armida y el Venerable Padre Félix.

Hay sueños que solo quedan en simples ilusiones, sin embargo, hay otros que trascienden y se vuelven realidad. La “Madre Anita” (como es conocida en los Colegios de sus religiosas) soñó con una obra que ayudara a los niños, adolescentes y jóvenes a encontrarse con Cristo Sacerdote y Víctima, una obra que respondiera a la falta de vocaciones sacerdotales y religiosas, sin embargo, este anhelo no se quedó en meras ilusiones sino que se convirtió en una realidad.

Nacimiento y primeros años
La M. Ana María Gómez Campos nació el 5 de julio de 1894 en la Ciudad de México, sus padres fueron Anselmo Gómez Rubio y María Concepción Campos, sin embargo, cuando tenía tan solo 2 años de edad la Cruz se hizo presente en su vida con la muerte prematura de su padre. Anita se vio fuertemente influenciada por su abuela materna Trinidad, quien se ocupó de su formación dejando en ella una religiosidad profunda lo que, más tarde, sería clave en el desarrollo de su vocación religiosa.

Junto con su única hermana Guadalupe, Ana María tuvo una infancia feliz entre juguetes y grandes momentos juntas. Anita era tan inteligente que logró aprender a leer y escribir aún antes de ir al colegio, sin embargo, su capacidad intelectual nunca le impidió ser una niña sencilla que disfrutaba de las nieves que su abuela le compraba así como de su tan querida muñeca que aún hoy conservan sus hijas espirituales.

En tercer año de primaria, por confiarse de su inteligencia, tuvo que repetir curso, lo cual le enseñó a no confiarse de su propia inteligencia, pues solía repetir a sus alumnos y a sus hijas espirituales que “la soberbia siempre entra al corazón por la inteligencia”.

Fotografía de la Sierva de Dios en su juventud, de maestra.

Fotografía de la Sierva de Dios en su juventud, de maestra.

Juventud, estudios y vocación
A los 15 años de edad se sintió llamada para consagrarse totalmente a Dios lo que, de hecho, fue determinante en su historia personal. Ana María fue una mujer que tuvo la oportunidad de casarse, pues llegó a tener un novio que la quería mucho, sin embargo, y aunque para Ana María el matrimonio era una vocación muy válida y santa; ella sentía que su misión se relacionaba con la vida religiosa, por lo cual, siguió firme en su resolución de consagrarse totalmente al Señor. Después de mucho orar, se dio un suceso que ella calificaba de extraordinario. Su pretendiente, un joven médico tapatío, atendiendo a unos enfermos se contagió de ellos y murió al poco tiempo, dejando a Ana María libre para alcanzar su propósito, pero primero debería formase humanamente y pasar numerosas pruebas.

En el año de 1909 inicia sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria, sin embargo, al poco tiempo sufre una terrible enfermedad en los ojos que la obligó a pasar gran parte del tiempo en un cuarto obscuro ya que, según los médicos, le hacía mucho mal el hecho de exponerse a la luz. Sin embargo, ella no perdió la fe, aunque esta situación continuó por un periodo de un año. En 1910 ingresó a la Escuela Normal, recibiéndose como maestra de educación primaria en 1917.

Era inusual que una mujer de esta época tuviera tantos estudios, sin embargo, la realidad es que la joven Ana María fue una de esas mujeres que aprendió a posicionarse a pesar de las dificultades de una sociedad cerrada en este sentido. Ana María obtuvo títulos de postgrado y era consultada por la mismísima Secretaría de Educación Pública por su amplia capacidad como educadora, además de haber sido parte del primer Centro de Psicología Experimental de México mientras era profesora en la Facultad de Altos Estudios (Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM).

Encuentro con el P. Félix
Por orientación del R.P. José Guadalupe Treviño, Misionero del Espíritu Santo, toma como director espiritual al Venerable Siervo de Dios P. Félix de Jesús Rougier quien, al notar los dotes espirituales de Ana María, le propone que sea la fundadora, junto con él, de una Congregación cuya misión sería extender el reinado del Espíritu Santo por medio de colegios y otros espacios que favorecieran el aumento de familias cristianas así como de vocaciones religiosas.

Imagen de María, Madre de la Divina Gracia, patrona de la Congregación de las Hijas del Espíritu Santo, fundada por la Sierva de Dios.

Imagen de María, Madre de la Divina Gracia, patrona de la Congregación de las Hijas del Espíritu Santo, fundada por la Sierva de Dios.

Como es lógico, esta invitación del P. Félix desconcertó a la joven Ana María pues sentía que se trataba de “una empresa superior a sus fuerzas”, sin embargo, tras orar y confiar la nueva obra a María, Madre de la Divina Gracia, se entregó por completo a la fundación y consolidación de la Congregación que el Señor había soñado para su Iglesia.

Ana María padecía una enfermedad crónica en el oído izquierdo que le impedía dedicarse a la fundación del nuevo instituto, sin embargo, el 11 de diciembre de 1922 gracias a la intercesión de la Santísima Virgen de Guadalupe, cuya imagen había comprado como regalo para su hermana, queda totalmente curada.

Fundación de las Hijas del Espíritu Santo
El 12 de enero de 1924, en la ciudad de San Luis Potosí, nace en la Iglesia el Instituto de las Hijas del Espíritu Santo. La M. Ana María escribe que la obra nació “en una escuela pobrísima, en una ciudad desconocida y en una atmósfera hostil por parte de las autoridades escolares”. La primera escuela de la Congregación se llamó “Instituto del Espíritu Santo y de Santa María de Guadalupe”, sin embargo, en la actualidad este colegio (y casi todos los colegios de la congregación) se llama “Motolinía” en recuerdo del humilde fraile franciscano Toribio de Benavente a quien los indígenas llamaban así, pues este vocablo significa “humilde” o “pobre” en lengua náhuatl.

El V.P. Félix de Jesús Rougier formó a la naciente Congregación, desde la Espiritualidad de la Cruz, que Cristo había comunicado a la Venerable Concepción Cabrera de Armida quien es la inspiradora y madre de las Obras de la Cruz. El P. Félix al hablar del espíritu del nuevo instituto les decía a las primeras religiosas: “Vuestro corazón, al desear para la Iglesia santos misioneros y santos sacerdotes es el eco fiel del Corazón de vuestro Jesús, porque Él no desea ninguna cosa con tanto anhelo, con tanta divina vehemencia”.

Félix de Jesús, quien fuera un educador infatigable, vio en la pastoral educativa una vía muy acertada para transmitir a las nuevas generaciones el mensaje de Cristo, por esta razón, las Hijas del Espíritu Santo continúan formando los corazones de centenares de alumnos y alumnas que pasan por las aulas de sus institutos.

Fotografía de la Sierva de Dios con el papa Pío XII y algunas Hermanas de su Congregación.

Fotografía de la Sierva de Dios con el papa Pío XII y algunas Hermanas de su Congregación.

Muerte del P. Félix y expansión de la Congregación
El 10 de enero de 1938 muere el P. Félix, quedando la Ana María con todo el peso de la obra, sin embargo, una vez más esta mujer logró salir adelante gracias a la acción efectiva del Espíritu Santo a quien ella amó de una manera muy especial. Tras el cese de la persecución religiosa, la M. Ana María se dio a la tarea de fundar colegios y nuevas comunidades en varias partes del país, lo cual, permitió que la Congregación creciera y se consolidara. Sobre los retos de la expansión anota lo siguiente: “María, con su maternal sonrisa, nos animaba a continuar con paso firme el camino trazado por Dios. La confianza plena en ella nos hacía vivir como el pequeñito en brazos de su madre. ¿Qué nos podría suceder si estábamos en tan dulce regazo?”

Fundaciones
Desde la primera fundación de San Luis la Madre Anita se lanzó a todas partes de la República a expandir sus colegios. En 1930 abre una nueva casa en la ciudad de Morelia y se funda el colegio Motolonía para varones, actualmente mixto y del que orgullosamente soy ex alumno.

En 1932 el Obispo de San Luís Potosí aprueba la Congregación como Derecho Diocesano. Ese mismo año abre una escuela en la ciudad de San Luis Potosí para niñas, con el nombre de María Luisa Olanier, en honor de la madre del Padre Fundador. En 1933 toman el hábito ella y el primer grupo de Novicias y la Madre es novicia y al mismo tiempo maestra de novicias. Emite sus primeros votos en 1934 en compañía de las 11 religiosas del primer noviciado. En 1938 funda un colegio de niñas en la ciudad de Morelia, actualmente Escuela Normal para educadoras.

Fotografía de la Sierva de Dios, ya anciana, con sus alumnos.

Fotografía de la Sierva de Dios, ya anciana, con sus alumnos.

En 1954 muere su madre, quien fue miembro de la Congregación, desde el año de 1924. Las fundaciones se suceden rápidamente pues en 1934 abre la escuela de Ensenada, Baja California, famosa por ser la última morada de la poetisa moreliana Concha Urquiza. Inaugura la escuela de Tulancingo, Hgo en ese mismo año y funda también en Tijuana, Baja California. Hacia 1944 funda un nuevo Colegio en la Ciudad de México y traslada al D.F. la casa general de la congregación por ser la capital del país el lugar donde residen las oficinas principales de las autoridades escolares.

En 1950 viaja a Roma para tener una audiencia privada con el Papa Pío XII. En ese viaje la Congregación es aceptada con Derecho Pontificio con el nombre que tiene actualmente. En 1957 se produce un hecho trascendental para la Madre, pues su sueño siempre fue la atención de niños pobres. En ese año acepta ayudar en el hogar del Niño con Monseñor Peñalosa, en la ciudad de San Luis, una obra para atender a niños desamparados. Actualmente todos los colegios sostienen gratuitamente escuelas vespertinas para niños de escasos recursos con la misma calidad educativa de los colegios matutinos. En 1961 funda el Colegio Motolinía en el Puerto de Veracruz. En 1963, ante las reformas del Concilio Vaticano II al notar el desgaste físico de muchas de sus religiosas abre la casa de descanso para sus Hijas, en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. Actualmente recibe también a sacerdotes extranjeros que vienen a México a aprender el idioma español.

En 1968, en un gesto que la enaltece, se reúnen en capítulo general y renuncia a tener voz pasiva en las elecciones, es decir deja el timón de la Congregación después de 44 años. Ya siente el desgaste de los años.

Fotografía actual de las Hijas del Espíritu Santo, Congregación fundada por la Sierva de Dios.

Fotografía actual de las Hijas del Espíritu Santo, Congregación fundada por la Sierva de Dios.

Últimos años
Tras su dimisión se dedica a visitar las casas de la república a promover vocaciones y a dar clases de Educación en la Fe (Catecismo) en los colegios del D.F. Sus últimos años los vivió orando y atendiendo a sus hijas, cada vez que le era posible visitaba los colegios de la Congregación sin olvidarse jamás de los sacerdotes a quienes atendía con especial aprecio y ayudaba de diferentes maneras. El 24 de marzo de 1985, tras una vida cargada de frutos, la Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, F.Sp.S. descansó en el Señor. Sus restos mortales descansan en el Panteón Jardín de la Ciudad de México. Desde el 16 de febrero del 2002 se encuentra abierto su proceso de Canonización por la Arquidiócesis Primada de México.

Su legado espiritual
Ana María Gómez fue una mujer eucarística, mariana y sacerdotal. En todos sus colegios se nos inculca el amor y la oración para los sacerdotes (cada jueves se ora especialmente por ellos en lo que se conoce como jueves sacerdotal).

Como religiosa procuraba la misa diariamente y cada viernes primero de mes para sus alumnos y maestros; desde pequeña soñaba con tener un sagrario para ella sola, lo cual en sus últimos años se cumplió. Tenía especial devoción al Señor San José y a los Santos Ángeles Custodios. Hasta la fecha, las casas de sus hijas llevan todas el nombre de Nazaret, pues “fue en esa casa donde se formó el corazón sacerdotal de Jesús bajo la oración maternal de María y la custodia de San José.

Vista del sepulcro de la Sierva de Dios.

Vista del sepulcro de la Sierva de Dios.

A María se le invoca en la congregación como Madre de la Divina Gracia. Su imagen, que nos ofrece su gracia y a la que Jesús ofrece una vida en una margarita, se venera en Morelia y como anécdota sobre esta hermosa escultura, durante su segunda visita a México, el papa San Juan Pablo II recibió un cuadro de la Virgen y al verla exclamó: “Ésta es la Madre de las vocaciones sacerdotales”, título que hasta la fecha conserva la venerada imagen, a quien se conoce simplemente como Mater y a quien dirijen las jaculatorias “Con ella todo lo puedes, sin ella nada podrás” y “Que me ganen en todo Madre mía, pero en amarte no, ¡Virgen María!”.

Por toda esta riqueza espiritual y su vida dedicada a la educación cristiana de la niñez y juventud, se nos propone a Ana María Gómez Campos como modelo de santidad, de maestra consumada al servicio de los demás y de religiosa que supo hacer lema de su vida el fiat de María, pues el lema de la congregación es: “Enséñame, Señor, a hacer tu voluntad”.

Oración que de forma privada puede ofrecerse para pedir su intercesión
Padre Bueno, concédeme por tu bondad y misericordia, las gracias que confiadamente imploro por intercesión de la Madre Ana María Gómez Campos, incansable apóstol tuyo a favor de la causa sacerdotal de Jesús, así como de la promoción vocacional sacerdotal en la Iglesia. Permite, oh Padre, que sea reconocida la audacia de tu hija y su compromiso en esta causa sacerdotal de Jesús, para que por el estímulo de sus ejemplos haya más sacerdotes y bautizados empeñados en vivir y hacer vivir el Evangelio y podamos invocarla como intercesora ante ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
(Cualquier favor, comunicarlo a las Hijas del Espíritu Santo)

Daniel

Bibliografía:
– Ecos de Baja California, Madre Ana María Gómez Campos, Ed. La Cruz, 1947.
– Folleto Causa de Canonización de Ana María Gómez Campos. Hijas del Espíritu Santo de Morelia.
– Manuales de catequesis propios de los Colegios del Espíritu Santo, San Luís Potosí, 1993 – 2003
– RAMÍREZ LÓPEZ, Guadalupe, F.Sp.S.“Enséñame Señor a hacer tu voluntad” La Madre Anita, una vida entregada al Espíritu, Morelia, 1999.
– RAMÍREZ ROMERO, Magdalena, F.Sp.S. Vida de la Madre Ana María Gómez Campos, México, 1992.
– Recopilación de escritos, cuentos y catequesis de la Madre Ana María Gómez Campos, 1946 – 1982. Hijas del Espíritu Santo.

Fuentes Orales:
Madre Guadalupe Ramírez, Madre Sofía Chiú Tamayo, Ana María Loaiza Díaz, Asociación de ex alumnos del Colegio Motolinía, Comunidad de Misioneros del Espíritu Santo de Morelia.

Enlace consultado:
http://autorescatolicos.org/carlosdiazrodriguez.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

32 pensamientos en “Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, virgen fundadora

  1. Hoy serán beatificadas en el Santuario Bozego Milosierdzia de Cracovia (Polonia), las venerables Sofía Czeska-Maciejowska y Margarita Lucia Szewczyk.
    Presidirá la ceremonia el cardenal Angelo Amato.

    Muchas gracias, Daniel, por el artículo de hoy sobre la Sierva de Dios Ana María Gómez Campos, sobre la que creo, vas a escribir otro artículo más.

    • En efecto Toño! Esta mujer es parte de la gran familia de La Cruz, de la que han formado parte muchos hombres y mujeres que están en camino a los altares aunque adelanto que, Dios mediante, el siguiente artículo será sobre su relación con la Santísisma Virgen. Enhora buena, nuevas beatas!

  2. ¡Una tocaya mía! Y precisamente en el día en que se celebra la festividad de otra tocaya mía, la Beata Ana Maria Taigi. Gracias, Daniel.

    Comparto con esta mujer la formación como docente, aunque es verdad que yo soy profesora de Educación Secundaria y no maestra como era ella. Dada la penosa situación laboral de mi país, que todavía no me ha proporcionado trabajo ni consigo encontrarlo a pesar de que ya hace cuatro largos años que me licencié; le ruego a la Sierva de Dios que interceda por mí y que me socorra, a mí y a todos los jóvenes licenciados españoles, que después de años de estudio y esfuerzo nos hemos quedado sin trabajo y sin futuro, y sin esperanzas de poder ejercer el oficio de profesor y maestro, para el cual tanto nos preparamos…

    • Anita: Que bueno que te haya gustado la vida de esta tocaya tuya. Comparto cien por cien ru sentir pues aquí en México la situación educativa está, como dicen en tu tierra, muy chunga por tanta corrupción en el magisterio, el paro y las mafias educativas, que vaya que las hay y que no dejan a los jóvenes que podamos adquirir experiencia en esta misión tan hermosa como lo es la docencia. Igual tengo esa misma situación de estar en paro ya desde hace seis meses y recién licenciado (vaya que admiro tu paciencia tras cuatro años!!) y aún con estudios de máster o doctorado es difícil obtener plazas educativas. Algo que la Madre solía decir y que repiten sus monjas es “Si te consagras al Espíritu Santo y lo invocas constantemente El te marcará el camino y lo allanará”. Mucha oración amiga que es lo único que nos libra del mal y nos consigue lo que necesitamos, eso si, a Dios rogando y con el mazo dando, no hay que desesperar sino confiar, pronto estaremos al frente del aula, en un claustro de profesores 🙂

  3. Gracias Daniel. Es muy resaltable que tras 44 años dirigiendo la orden no tuviese reparo en ceder el timón y no influyera con su voto en su sucesora. Tras tantos años, no hubiese sido extraño que hubiese patrimonializado el cargo y hubiese querido regir de un modo u otro lo que fue verdaderamente el motivo de su vida.

    • En efecto Salvador. Lo vemos en nuestros días ¿Cuantos son los gobernantes que se aferran al poder? muchísimos, no solo en los círculos de gobierno civil sino (peor) en los eclesiásticos, es difícil soltar el poder, se necesita una enorme humildad para no aferrarse a las cosas. Eso es lo que más admiro de la Madre Anita, su humildad y su candidez de maestra de primaria que nunca dejó.

  4. Daniel

    Me sorprende ver que se dediquen a un apostolado activo y lleven semejante hábito como si fueran monjas de clausura.

    Espero que hagan estas religiosas con mucha caridad la educación de la niñez y juventud porque no soy muy dado en aceptar congregaciones que se dediquen a la educación, puesto que la educación en parte genera riquezas en un instituto religioso. Que bueno que se dediquen en aceptar a niños pobres recibiendo la misma educación que aquellos que si tienen para pagar, pero lo inconveniente es que se separan en dos turnos la educación.

    Roguemos a Dios por su pronta Beatificación y que Ana María encuentre trabajo pronto.

    • Emmanuel: Pues por experiencia lo digo, como ex alumno y como ex profesor de un instituto religioso: Es la mayor tentación de las congregaciones, el dinero… Desgraciadamente por ser de vida activa estos institutos pueden caer en ese tipo de tentaciones, muchos de los fundadores de congregaciones educativas se volverían a morir al ver las actitudes de muchos de sus hijos e hijas, pero por fortuna no todos son malos ni todos son ambiciosos. Las Hijas del Espíritu Santo siempre inculcan en sus alumnos y maestros el amor a la Iglesia, a las vocaciones y a los sacerdotes, de estos colegios han salido y siguen saliendo innumerables vocaciones a la vida religiosa y al seminario y si, combinan la acción con la contemplación auqnue sobra decir que ese hábito es el de gala, poseen otro para trabajo diario y uno más para salidas a climas calurosos, lo que no cambia es la medalla que las identifica y el monograma de Jesús con la cruz del apostolado, devoción propia de la Familia de la Cruz. Primeramente Dios llegará a los altares y si, en oración por Anita y por que encuentre curro. 🙂

  5. Ahora sí puedo comentar tu artículo ya leído con detenimiento y paciencia. Así como he dicho que necesitamos santos, hoy también necesitamos educadores que sigan el carisma del amor que vivió la sierva de Dios la madre Ana María. Un verdadero maestro no es aquél que se limita a enseñar las letras, la historia o las matemáticas, sino aquél que deja una enseñanza valiosa en sus alumnos, en aquellos que se acercan y que busca a aquellos que están más alejados, los que suelen tildarseles de “problemáticos” o antisociales. Ser maestro va más allá del título académico, ser maestro es una vocación y una gracia, de lo contrario es un burócrata más que sólo repite por repetir o hace como que hace. Un verdadero maestro es sencillo y jovial, y firme y exigente al mismo tiempo. Creyente o no creyente, el verdadero maestro deja huella. Y la futura santa -eso espero- la dejó. Si bien yo no apoyo los colegios religiosos porque considero la laicidad de la educación, su ejemplo es para todos los maestros y los que siguen sus sueños y hacen realidad sus vocaciones. Su vida fue sencilla, espiritual sin quitar los pies del suelo e itinerante, a modo de Santa Teresa de Jesús. Muy bonito artículo. Felicidades.

    • Gracias Alejandro. Pues que te puedo decir, tu mismo, en efeto eso es lo que debe ser un maestro cristiano o de cualquier creencia, se necesitan educadores con vocación, a veces nos restringen por ayudar a salir adelante a nuestros alumnos. Lo digo por experiencia, me causa más satisfacción el que un ex alumno me diga “me acuerdo tanto de ese consejo que me dió profe” a que me diga “me encantó aquella clase de tal” pues lo que se siembra produce fruto aunque ya no sea uno mismo quien lo recoja. Lo de la educación laica se da en los colegios pero lo que ellas en verdad dejan en los alumnos es más que nada la formación en valores (esos si son universales) y los hábitos de todo tipo. Ojalá que tuviéramos más maestros entregados a su misión y no como tu dices (que por desgracia van en aumento) fríos burócratas o máquinas autómatas tipo almanaque. Dios te oiga amigo, así sea. 🙂

  6. Gracias Daniel por este articulo de la Sierva de Dios Ana Maria Gómez, conocía algo de esta fundación por la Venerable Concepción Cabrera, de la que he propagado mucho su devoción a través de estampas.
    Veo en Madre Ana María una enorme santidad, supo entender el mensaje que le confío Dios y ver las necesidades de los niños mas necesitados del Mexico de aquellos años.
    Me ha gustado mucho la frase que ella pronuncio, y que es una gran verdad — la soberbia siempre entra al corazón por la inteligencia– , dice mucho de la Madre fundadora y de su humildad, también su gesto de ceder el cargo principal de la Congregación cuando se vio cansada.
    Dios quiera que pronto sea reconocida su santidad y elevada a los altares.
    ¡S.D Ana María Gómez ruega por las santas vocaciones sacerdotales y por todos los profesores y alumnos!

    • Primeramente Dios pronto escribiré un artículo sobre la vida de Conchita Cabrera y del Padre Félix, David! Que bueno que conozcas las obras de la Cruz, es una gran familia que está presente ya en los cinco continentes y que tiene una gran hondura mística y ante todo contemplativa. Para mi y para muchos ex alumnos del Motolinía la Madre Anita es una santa, sus hijas la tienen en gran santidad y creo que lo demuestra con los hechos de su vida y sobre todo con sus obras por los niños, los Jóvenes y la Iglesia. Sinceramente esa frase me ha marcado también toda mi vida y ojalá que pronto la podamos venerar públicamente. 🙂

  7. Es interesante que en el mundo educativo existan personas como esta Sierva de Dios. Has de saber que yo trabajo en la Secretaría de Educación del Estado deJalisco, no soy docente, pero por la experiencia y por tener la influencia salesiana en mi vida, entiendo y se lo que quiere decir educar. Lamentablemente el Estado no puede hacer todo y se pierde toda la buena voluntad que pueda haber y la iniciativa privada muchas veces ve la educación como un negocio y no como lo que debiera ser: una vocación de servicio.
    Me llama la atención cómo refieres que su institución sigue dando apoyo a nioñs de escasos recursos. Cuántas instituciones educativas fundadas por grandes santos o santas, para servicio de los pobres han perdido el rumbo y se han convertido en ofertas que solo las gentes pudientes pueden pagar.
    Aunque conozco un poco la Familia de la Cruz, soy sincero en que a esta Sierva de Dios y gran educadora n o la conocía. Su biografía me ha dejado cosas nuevas.

    • Que bueno que te ha gustado su vida Humberto! La verdad yo que la conozco desde kinder (pues estuve en sus colegios) siempre la he tenido como ejemplo de santidad. Al igual que tu yo también soy ex alumno salesiano y atambién docente (desempleado pero docente jaja) y coincido en que muchas congregaciones educativas se han desviado del ideal de sus fundadores, ojalá los hijos e hijas de Don Bosco, Maín, Juan B. de La Salle y tantos santos fueran tan sencillos como sus fundadores. Espero pronto se publiquen el resto de artículos que escribiré sobre miembros de la Gran Famila de la Cruz y un poco de su espiritualidad.

  8. Muy interesante conocia las Obras de la Cruz y las vidas de Concepción Cabrera y el Padre Rougier pero no a esta Sierva de Dios, lo que me ha causado gran gusto, ver una autentica educadora y de tal importancia, aqui en mi estado, en un municipio en el que la única parroquia que hay esta a cargo de los Misioneros del Espíritu Santo existe un colegio privado precisamente de nombre Motolinía y yo siempre tuve la duda acerca de la congregación que lo tenía a su cargo, pero ya con este artículo entiendo todom ojalá y que pronto tanto la madre Ana como el padre Felix y doña Concepción Cabrera sean elevados a los altares porque en verdad tenían una gran llama de santidad en sus corazones, y pues ojalá a mi también me consiga trabajo de maestro la madre Ana porque gran falta me hace.

    • Primeramente Dios si te encomiendas a ella y a Madre de la Divina Gracia te consiguen la chamba André, ídeselos con muccha fe 😉 Que bueno que tengas esa cercanía a los misioneros y si, el colegio debe de ser de ellas aunque no todos sus colegios tienen ese nombre, el de San Luís es María Luisa Olanier, el de Satélite es Ignacio L. Vallarta pero generalmente donde hay misioneros también están las madres.

    • Qué tal. El colegio al que te refieres, imagino que es el Motolinía de Comalcalco; sin embargo, dicha institución no pertenece a las Hijas del Espíritu Santo, sino a las Misioneras de Jesús Sacerdote, fundadas por la M. Dolores Echeverría Esparza y el P. Edmundo Iturbide.

  9. Me alegra que hayan escrito un artículo sobre la M. Ana María Gómez Campos; sin embargo, me parece una falta de respeto que no se haya citado el nombre del autor de la mayoría de los párrafos. Gran parte del artículo está copiado, tomado, del blog Duc in altum! de Carlos J. Díaz Rodríguez. Lo mínimo es poner la fuente. Saludos cordiales.

    • Amigo Carlos: Te agradezo haber leído el artículo, pero si checaste la bibliografía, se consultaron varias fuentes bibliográficas sobre la sierva de Dios provenientes de la misma congregación en donde se mencionan varios de sus escritos personales y además sus cartas de los cuales, leyendo tu artículo enfocado en la pedagogía de la Madre, tu mismo recurriste para tu trabajo. En ningún momento plagié información sobre ella, toda la información fue obtenida de sus biografías oficiales, de sus cartas, su libro, manuales de catequesis y de fuentes orales y del anecdotario de las propias monjas de la congregación. Si así lo deseas puedes con toda confianza ponerte en contacto con un servidor para comentar al respecto escribiendo a los administradores de este espacio. Si en algo ofendí tu sensibilidad o tu trabajo te pido una disculpa. Saludos y que Dios te bendiga.

  10. Por supuesto. La diferencia, es que yo cité las obras que consulté. Te paso el link para que veas de dónde copiaste algunos (no todos) párrafos: http://www.autorescatolicos.org/misc03/carlosdiazrodriguez119.pdf Lo correcto es citar las fuentes electrónicas, poner el nombre de los autores. Muchas de las fotografías también las tomaste de ese mismo medio. El que hayas hablado con las religiosas (acuérdate que el término monjas solamente aplica para aquellas que son de clausura y no de vida apostólica) no quita que hayas copiado párrafos enteros sin citarlos. Es válido recurrir a las fuentes, lo que no se vale es que tomes partes y las pongas como si fueran tuyas.

    Aquí la dejamos. Para la próxima, cita las fuentes electrónicas. El problema no es que hayas tomado frases que pronunció la fundadora, sino que hayas tomado párrafos escritos por mi. Los dos primeros párrafos, son de mi autoría. Qué bueno que difundas a la M. Anita, pero muy mal que tomes lo de otros blogs. Yo -por ejemplo- consulté a varias Hijas del Espíritu Santo y -en ningún momento- lo tomé como justificación para copiar párrafos de otros sin citarlos. Te repido el problema no fue que citaras las obras, las frases o las fechas, sino que hayas tomado una redacción que no es tuya ni de los libros que pusiste. Saludos y que tengas buena noche.

    • Estimados lectores y colaboradores;

      una vez escuchadas a ambas partes, tanto las argumentaciones de nuestro lector Carlos, como las explicaciones de nuestro colaborador Daniel; quien nos asegura que toda la información empleada por él ha sido tomada de libros que tiene en su poder, de fuentes orales de las madres del colegio donde él estudió, de la primera biografía oficial de la Madre y de memorias de los libros de catequesis de donde, al parecer, el mismo Carlos tomó información, nos inclinamos finalmente a pensar que no ha habido plagio alguno. El artículo de Carlos se enfoca en el proyecto pedagógico de la Madre y no coincide con el trabajo hecho por Daniel en este blog, ni en extensión, ni en la mayor parte del contenido, ni en el uso de las fotos, salvo una.

      Nosotros nos fiamos de la profesionalidad de nuestro colaborador y lo apoyamos, especialmente después de haber comparado ambos artículos y llegar a la conclusión de que poco parecido tienen. El uso de las mismas fotografías también es circunstancial y forzoso, al ser de las más conocidas de la Sierva de Dios, pero en este caso tan sólo se ha usado una. Aquí dicho enlace para confirmar la escasa similitud de ambos artículos: http://movil.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=24395&url_accion=

      De todos modos nos hemos puesto en contacto con el autor de ese artículos para mostrarle nuestros respetos, pero finalmente, convenimos en que no ha habido plagio alguno, lo que se desprende nada más comparar ambos artículos.

      Respecto al PDF que adjunta Carlos, es cierto que hay párrafos que son idénticos, pero eso puede deberse a que se ha consultado la misma bibliografía. Es más que fácil que ocurra esto y si nuestro colaborador nos asegura que no se ha basado en ese texto, además citando toda la bibliografía que ha consultado, nosotros no podemos sino darle crédito; tanto más cuanto es sabido que cuando se consulta la misma bibliografía, los trabajos resultantes son más que similares.

      Nosotros no vemos ninguna mala intención en la actitud ni en el trabajo de Daniel. Esperamos que el malentendido se haya aclarado. Cordiales saludos.

      • El artículo del PDF es de mi autoría, no de las fuentes citadas. Cuando puse alguna cita, lo hice entre comillas. En un artículo no todo parte de las fuentes. Hay aspectos, palabras o frases del autor. Es ilógico. Yo no creo que haya mala intención de parte de Daniel, pero reconozcan que el archivo del PDF tiene frases copiadas que no corresponden a las mismas fuentes. En un libro, hay citas pero también aportaciones del autor. Es el caso del PDF. La parte que habla del sueño, la escribió un servidor y resulta independiente a las fuentes. Cuando no se pone entre comillas o indicando paráfrasis, significa que no se ha tomado de ninguna otra parte. Por favor, sean sensatos.

        • Viene usted aquí con acusaciones y pretendiendo que creamos su versión sin dudar. Sea usted sensato y aporte pruebas que demuestren la autoría de ese PDF y la fecha de publicación.
          El tipo de letra que usted menciona, e incluso la fecha del documento, no constituyen una prueba ya que se puede modificar con un editor de texto en 5 segundos.

  11. Además, no solo he escrito sobre la M. Ana María uno sino varios textos y artículos; sin embargo, el del PDF es al que me refiero. Por otro lado, es falso que me hayan escrito ofreciendo sus respetos que -por otra parte- no solicito. Lo que quiero es que se cite el artículo del PDF con su respectivo autor. La fuente es autorescatolicos.org y el autor es Carlos J. Díaz Rodríguez. Siguiendo la lógica expuesta, si hay dos autores sobre un mismo tema, ¿la redacción será igual? Por supuesto que no. Saludos cordiales. Con que citen el origen del PDF me daré por atendido en mi queja. Eso es lo único que pido. Saludos.

    Les pongo un ejemplo para explicar lo que he dicho: Para ella, era muy importante el cuidado del lugar, pues estamos de acuerdo que un colegio sucio y en mal estado, no puede convertirse en un referente de lo que debe ser la calidad al momento de impartir las clases y abrir los espacios extraescolares: “Un ambiente atractivo actúa prodigiosamente,… los psicólogos aseguran con toda verdad la fatal influencia en el espíritu infantil cuando el medio que los rodea es miserable” (Pág. 86, 5). Lo que aparece antes de abrirse las comillas, es de mi autoría. El resto, es de las fuentes. Éstas últimas son idénticas en todos los trabajos que se hagan, pero la introducción a la fuente cambia según el autor. No digo que se haya copiado éste párrafo, lo que se copio fue del PDF, pero me sirve para diferenciar entre fuentes y comentarios del autor.

    • Estimado Carlos;
      no es falso que te hayamos escrito presentándonos nuestros respetos, puesto que sí se ha hecho, y al e-mail que has facilitado como usuario precisamente. Otra cosa es que no lo hayas recibido, pero creo que antes de acusarnos de mentir, podrías haber contemplado esa posibilidad. El e-mail lo tenemos como prueba, pero no vamos aquí a esgrimirlo como si esto se tratara de un juicio, porque nos parece ridículo a estas alturas comportarse así entre adultos. No digas tampoco que no solicitas ningún respeto: es lo que llevas haciendo desde que has llegado aquí pidiendo que se te reconozca como autor, ¿o no?

      Nos pides que se cite tu PDF como fuente bibliográfica. Bueno, no podemos hacerlo porque el PDF no presenta información suficiente para una cita correcta (publicación? año? fecha? editorial?). Apórtalos y podremos hacer algo. Sobretodo debes aportar pruebas que justifiquen sin posibilidad de falsificación la fecha en la que escribiste tu artículo, cosa que no viene en el PDF.

      Por último, comentar que este tema debería haberse tratado en privado, no aquí, es a la dirección del blog -la misma que te ha escrito a ti- a quien deberías haber escrito para solucionar este asunto, y es lo que harás a partir de ahora, si eres tan amable. Absténte, por favor, de más acusaciones en público, o actuaremos en consecuencia. Aquí no queda nada más que decir.

      Por otra parte, que sepas que no está permitido poner un comentario tras otro, tras otro, tras otro, sin esperar a réplicas. Eso está considerado SPAM. Por favor, no lo hagas más: una única réplica en un único párrafo es más que suficiente. No nos obligues a seguir juntando todos tus comentarios en un solo post. Cordiales saludos.

      • ¿Me podrían -por favor- proporcionar un correo para tratar el tema en privado? Estoy de acuerdo con ustedes en hacerlo a través de otra vía. Saludos cordiales.

        • Para ello, estimado Carlos, debes responder al correo que se te envió a la dirección que has proporcionado.

          • A la bandeja de entrada no llegó. ¿Podrían enviármelo de nuevo? Quizá se extravió o pasó a correo no deseado, ya que eso sucede cuando el remitente es desconocido. Gracias por la comprensión. Saludos.

    • “Por la boca muere el pez”, eso dicen.
      Comenta Carlos que los textos que no están entre comillas son de su redacción. Muy bien, probemos a introducir en Google una frase completa que no esté entre comillas del PDF que aporta y… sorpresa! La misma frase extraída de la transcripción de la homilía de una eucaristía. Esto ya es un dato objetivo, y me lleva a pensar, lo siento, que usted no está diciendo toda la verdad.
      Tal vez si nos aportara la fecha en que redactó supuestamente este artículo podríamos investigar un poco más…
      Saludos

  12. Bueno yo lei esta biografia en wikipedia y e esta pagina pero sin embargo no encontre la informacion que yo requiero para mi tarea:

    •vocacion a la que tambien se sentia llamada

    • Profesion que tenia el muchacho que queria casarse con Ana Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*