San Agatón el Taumaturgo, Papa

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Iluminación de San Agatón en el Menologio de Basilio II, s. X. Biblioteca Apostólica Vaticana, Roma (Italia).

Iluminación de San Agatón en el Menologio de Basilio II, s. X. Biblioteca Apostólica Vaticana, Roma (Italia).

San Agatón es considerado el papa más longevo de la historia. Nació en Palermo, Sicilia, de ascendencia griega, hacia el año 577 aproximadamente y en la actualidad se le considera como el santo patrón de la ciudad. Estuvo casado y a la muerte de sus padres repartió su fortuna entre los pobres y entró como religioso en el monasterio benedictino de San Hermes de Palermo. No quiso recibir las Órdenes Sagradas y se caracterizó por su espíritu de penitencia, su bondad y trato afable con los demás; se dice que por años llevó una piedra en la boca para evitar decir palabras ociosas.

Debido a su piedad, elocuencia y capacidad, a pesar de no tener estudios, el papa Dono le permitió recibir el sacerdocio en el 677, es decir, ya centenario. Tras la muerte del Papa Dono, fue elegido Papa en junio 678, a pesar de su avanzada edad. Durante la peste que sobrevino a la ciudad de Roma durante su pontificado se mostró paternalmente caritativo y efectuó gestiones para ayudar a la población afectada, por lo que se le reconoció popularmente por su bondad y diligencia en favor de los necesitados. Se cree que su muerte fue a raíz de la peste que diezmaba la ciudad.

Entre sus gestiones está la importancia que dio a la Iglesia en Inglaterra e Irlanda, enviando clérigos que enseñaran el canto y el uso litúrgico hacia aquellos lugares. También se le reconoce su apoyo a San Wilfrido, arzobispo de York, depuesto injustamente de su sede episcopal por Teodoro de Canterbury, quien apeló a su autoridad apostólica para ser repuesto en su cátedra. El tema fue tratado en el sínodo de Letrán.

Grabado barroco de San Agatón con insignias pontificias y cogulla monástica. Al fondo se aprecia una sesión del III Concilio de Constantinopla.

Grabado barroco de San Agatón con insignias pontificias y cogulla monástica. Al fondo se aprecia una sesión del III Concilio de Constantinopla.

El Papa Agatón consiguió del emperador la eliminación del impuesto que obligaba a los papas a pagar al emperador para ver su elección confirmada; tal impuesto de tres mil escudos databa de años del emperador Justiniano I. Convocó un sínodo en Letrán al que asistieron 120 obispos para contribuir a poner fin a las herejías monotelitas, preparando así el Concilio Ecuménico. Las resoluciones sinodales fueron remitidas a Constantinopla como una “profesión de fe”, las cuales fueron sancionadas por el Sexto Concilio Ecuménico, III de Constantinopla.

El emperador Constantino IV Pogonato había instado al papa Dono a convocar un concilio para resolver los problemas doctrinales; al morir el papa, la invitación recayó en Agatón, quien con el sínodo de Letrán preparó la realización del concilio, que efectivamente se llevó a cabo en Constantinopla entre los años 680 y 681, siendo presidido por el mismo emperador y los tres legados de Agatón; con la participación de 170 obispos del orbe cristiano. La carta que el papa envió al emperador fue aprobada por el Concilio y su contenido declarado como doctrina de fe. El Concilio III de Constantinopla es llamado también Concilio Trullano debido a que sus sesiones fueron celebradas bajo una sala con una gran cúpula (trullus).

En el Concilio se condenaron dogmáticamente las doctrinas del monotelismo; y las posturas doctrinarias que intentaban mediar entre monotelitas y ortodoxos fueron asimismo condenadas como tendenciosas a la herejía. La herejía proclamaba que en Jesús sólo existía una voluntad, la divina a pesar de reconocer la divinidad y la humanidad de Cristo. El Concilio proclamó solemnemente la fe apostólica al aceptar las dos voluntades del Verbo: “Predicamos igualmente en Él dos voluntades naturales o quereres y dos operaciones naturales, sin división, sin conmutación, sin separación, sin confusión, según la enseñanza de los santos Padres; y dos voluntades, no contrarias, sino que su voluntad humana sigue a su voluntad divina y omnipotente, sin oponérsele ni combatirla, antes bien, enteramente sometida a ella”.

Grabado barroco de San Agatón, con las insignias pontificales.

Grabado barroco de San Agatón, con las insignias pontificales.

Los resultados dogmáticos del Concilio ratificaron la profesión de fe del sínodo de Letrán y fueron enviados a Roma para la ratificación del papa, pero llegaron tarde, ya que Agatón falleció el 10 de enero del 681. Hay quienes dicen que murió con 103 años; y otros elevan su edad hasta 107.

Es venerado unánimemente por la Iglesia Católica y la Ortodoxa; teniéndosele en la Antigüedad como “Taumaturgo” debido a los milagros y favores obtenidos por su intercesión.

San Agatón es el papa más viejo de la Iglesia Católica, seguido por León XIII, que murió a los 93 años; los otros papas han fallecido octogenarios, con la excepción de Benedicto XVI, quien ocuparía el quinto lugar en longevidad al haber renunciado a los 85 años de edad al trono de San Pedro.

Poncho

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

7 pensamientos en “San Agatón el Taumaturgo, Papa

  1. Poncho:

    Pues me ha sorprendido gratamente tu presentación sobre San Agatón, del que desconocía el alias “Taumaturgo”. Me ha gustado como desarrollaste su biografía describiendo el entorno histórico de su época, lo que enriquece más la investigación que puede obtenerse en otros libros de batalla o paginas de internet. Conocer la historia de los papas y más en los orígenes del papado es un tema que siempre me ha parecido muy interesante.

    La información que refieres sobre su longevidad es un detalle importante, muchas veces las biografías de personajes famosos dejan de lado o no profundizan datos como el de su perfil: edad, fisonomía, estatura, rasgos, etc. Para conocer a una persona, es importante conocer estos datos.

    Al publicarse en este día tu artículo, de repente pensé que se trataba de otro santo oriental, pues siempre he identificado que este Papa tiene su fiesta en enero.

    Me queda una inquietud: ¿qué se sabe de sus reliquias? Existen, se han dispersado o se han perdido?

    Muchas gracias y saludos.

  2. Gracias Poncho , me ha hecho gracia lo de su intervención para eliminar el impuesto que se cobraba a los Papas para que fuera confirmada su elección. Vaya, un nuevo hecho imponible que desconocía, jeje..si es que te cobran hasta por respirar.

  3. there is nice to know the importance of the Roman popes to the clarification of the dogmatic problems at the first ecumenical councils. St. Agathon is a nice example. So as I see the pope-monk Franciscus is not so singular in the history. Agathon was also a monk, so I believe his lifestyle had influenced the Church during his pontificate.

  4. his celebration feast in the Orthodox Church, is 20 February,
    jointly with Leo, bishop of Catania in the same 7th century,

  5. Gracias Poncho por este artículo desconocía la vida de este santo Papa, y que interesante resulta ser conocer al Papa más longevo de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*