Contestando a algunas preguntas breves (X)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de un fresco ortodoxo griego de San Filónides de Kourion.

Detalle de un fresco ortodoxo griego de San Filónides de Kourion.

Pregunta: Está claro que un suicida no puede ser canonizado, pero yo he oído hablar de que en la antigüedad fue canonizado un santo que se suicidó voluntariamente. ¿Eso es verdad? Estoy muy interesado en este tema tan curioso. Muchas gracias.

Respuesta: No seré yo quien juzgue las razones por las cuales una persona puede decidir suicidarse, ya que sólo Dios y esa misma persona saben, qué puede pasarle por la cabeza a quien toma esa trágica decisión. Pero yendo al meollo de tu pregunta, te diré que sí, que existe un Santo del cual se dice que se suicidó y es San Filónides de Kourion. Te resumiré su vida.

San Filónides nació en Chipre a mediados del siglo III. Muy joven fue ordenado de sacerdote y nombrado primer obispo de Kourion. Cuando se desató la persecución de Diocleciano, el gobernador Máximo lo capturó y encarceló y con él a sus tres compañeros: al sacerdote Aristocles, al diácono Dimitriano y al lector Atanasio, a quienes martirizaron hasta la muerte, de manera terrible, porque no quisieron ofrecer sacrificios a los dioses. Después de esto, los verdugos dijeron a Filónides que si no ofrecía sacrificios, lo desnudarían y abusarían sexualmente de él.

Ante esta amenaza, el obispo se quedó espantado y, después de haber orado durante largo tiempo, llamó a unos cristianos, les contó lo que le iban a hacer y su intención de sacrificarse, pues no quería escandalizar a nadie por la forma vergonzosa en la que lo iban a matar. Huyó por un pasadizo secreto que había en la cárcel hasta llegar a lo alto de un acantilado y, después de cubrirse el rostro y de hacer la señal de la cruz tres veces, se tiró por el precipicio. Dice la tradición que, antes de llegar su cuerpo al suelo, su alma voló a los cielos. Su cuerpo fue arrojado al mar, pero el mar lo devolvió a la orilla y pudo ser enterrado; era el año 305. Poco después de su muerte, se le apareció a unos cristianos con la palma del martirio en la mano y una corona en su cabeza.

Parece que se suicidó, pues se tiró voluntariamente por el acantilado para que su muerte no escandalizara a sus fieles, pero la Iglesia lo venera como santo mártir: el Sinaxario Constantinopolitano lo conmemora el 30 de agosto y el Sinaxario de San Nicodemos el Hagiorita, lo menciona el 17 de junio. Yo, personalmente, en este acto no veo un suicidio, sino un acto de amor a sus fieles.

"Magdalena penitente", óleo de Domenikos Theotokopoulos "El Greco" (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

“Magdalena penitente”, óleo de Domenikos Theotokopoulos “El Greco” (1585-1590). Museo Cau Ferrat, Sitges (España).

Pregunta: Buenos días. Quisiera saber cómo puedo localizar los textos de Hipólito donde nombra a María Magdalena como “Apostola apostolum” y también el himno penitencial de Kassia a María Magdalena. Muchísimas gracias.

Respuesta: Éste es el texto del Tropario de Cassia (Himno penitencial a Maria Magdalena), que se canta el miércoles santo en las Iglesias ortodoxas de Grecia:

“Sintiendo tu divinidad, Señor, una mujer de muchísimos pecados, se convierte a sí misma en una portadora de mirra y con riguroso luto te trae este perfume a tu sepultura gritando: ¡Ay de mí! porque la noche es para mí un antro de lujuria, un eros oscuro y sin luna. Tú que recoges en los océanos, las aguas de las nubes, recibe Señor, la fuente de mis lágrimas. Bendice los dolores de mi corazón, Tú que nos bendices desde los cielos. Por tu anonadamiento inefable voy a besar tus pies inmaculados y secarlos con los mechones de mis cabellos. Esos mismos pies cuyo sonido al andar escuché en la oscuridad y que me hizo temer tu juicio dada la multitud de mis pecados. Oh Salvador de mi alma, tú, cuya misericordia es infinita, no ignores a tu sierva”.

Este texto lo he traducido del griego y creo que está más o menos bien traducido. En cuanto a los escritos de San Hipólito de Roma, los puedes localizar en una librería especializada o al menos, allí se los pueden buscar. Además, te aconsejo que leas los artículos que sobre Santa María Magdalena hemos publicado en este blog.

Pregunta: Soy de Toledo y tengo un blog dedicado a la “olvidada” historia de mi pueblo. Buscando en la red he dado con vuestro blog y me ha llamado mucho la atención que el padre del primer santo mexicano fuese de mi pueblo, cosa que creo ignora casi todo el mundo, pues es la primera referencia que tengo de esto. Quisiera que me aseguraseis que es de Illescas, pues en mi blog quiero hablar de este Santo y me gustaría tener más información. Muchas gracias.

Respuesta: Pues sí, San Felipe de Jesús nació en México pero de padres españoles como bien se explica en el artículo del día 5 de febrero del año pasado publicado sobre él, que es al que tú haces referencia.

Sobre los santos mártires del Japón existe mucha información publicada y sería larga la lista de bibliografía que podríamos facilitarte, aunque te advierto que poca está en castellano. Puedes dar por buenos los datos de nuestro artículo e, indagando en la historia de tu pueblo, verás como llegas hasta Don Alonso de Las Casas, quien nació en Illescas en el año 1547 y que era el padre de San Felipe.

Ejemplo de una auténtica.

Ejemplo de una auténtica.

Pregunta: Quisiera haceros algunas preguntas sobre los cuerpos santos: cuál fue la “auténtica” más antigua, qué pasa si se pierde una “autentica”, si todas las figuras yacentes de mártires son cuerpos santos y tienen “autentica”, qué datos se ponen en la “autentica”, qué es una lipsanoteca y si sabe por qué se roban algunas reliquias. Gracias.

Respuesta: ¿Cuál es la fecha más antigua de una “autentica” o certificación de autenticidad de una reliquia? Como comprenderás esa pregunta solo te la pueden contestar en el Vaticano. Yo, genéricamente, te diría siglo XII o XIII, pero comprenderás que la fecha exacta de la primera que se hizo, sólo la sabrán ellos.

Es verdad que debido a robos, incendios, guerras y otras catástrofes se han perdido muchas “autenticas”. Desde ese momento, al Santo en cuestión no se le puede dar culto público porque no existe su certificado de autenticidad. Si está en un altar, hay que quitarlo y reservarlo en un lugar digno pero donde no reciba culto. Desde ese momento, aunque estén justificadas, existen dudas y hay que ser consecuente.

Algunas veces no se veneran los restos reales del santo mártir y me explico. Hay muchas iglesias que tienen simples figuras yacentes de madera o cera con una minúscula parte del cuerpo del santo puesta en un pequeño relicario, por ejemplo, en el pecho. Como comprenderás esa figura no es el cuerpo del Santo. Casos de esos, hay cientos y esas figuras nunca tendrán una “autentica” como tal figura, sino que la “autentica” hará referencia sólo a la pequeña reliquia que porta.

En la “auténtica” consta el nombre del Santo, en qué condiciones se encuentra el cuerpo o reliquia, de donde se ha sacado, cómo se presenta en la urna y cómo es esa misma urna… (un ejemplo: “San Marcelo mártir extraído de las catacumbas de Calixto el día 1 de enero de 1740, cuyas reliquias están dentro de un cuerpo de cera, que aparece revestido de ropaje de lino rojo con una palma en la mano y que está acompañado por un vaso de vidrio que contiene su sangre y que se pone en una urna de madera dorada con cristales de vidrio, herméticamente cerrada y sellada…”), o sea, se dan todo tipo de detalles. Asimismo, se identifica al que lo certifica con su nombre completo y cargo eclesiástico que ostente, quién además tiene que firmar personalmente el documento y lacrarlo con su sello personal, indicando concretamente la fecha en que lo hace. Generalmente, el sello es en relieve para que no pueda falsificarse. Tiene además que decir si se permite o no poner la reliquia a la veneración pública, donde, a quién se le entrega, etc.

Una lipsanoteca es un recipiente que contiene una reliquia, pero si hablamos de la Lipsanoteca Vaticana, nos estamos refiriendo al Organismo Vaticano que se encarga de la custodia, control y reparto de las reliquias de los santos y beatos. Cada reliquia allí depositada, y son miles, tiene su “auténtica” correspondiente. Si una se entrega a alguien o a algún organismo eclesiástico, a la reliquia o cuerpo del Santo entregado (si es que está completo) tiene que acompañarle su “auténtica” correspondiente. Si no, no sirve.

Reliquias robadas en Grecia.

Reliquias robadas en Grecia.

¿Por qué se roban las reliquias? Pues eso lo sabrán quienes las roban, no yo. Puede ser para quedársela, para venderla, para regalarla, para profanarla… a saber… no te puedo ser más concreto. Recientemente, a un diácono ortodoxo griego le cogieron cientos de relicarios incluso de cráneos de Santos; los había robado para venderlos. El cráneo de San Francisco Solano lo robaron para hacer magia con él. Los restos de Santo Toribio de Mogrovejo se fueron quedando a trozos por cada localidad por donde pasaba desde el sitio en el que murió hasta donde finalmente se puso, llegando solo pequeños huesos y el cráneo, etc. Hay miles de casos.

En fin, termino diciéndote que sobre cuerpos santos hemos escrito muchos artículos en el blog y que sería bueno que los leyeras poco a poco.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “Contestando a algunas preguntas breves (X)

  1. Me llama mas la atención el primer caso. Un santo suicida o si bien, los suicidas pueden ser santos.Aunque no soy psicólogo solo Dios sabe que tan confundida tiene la mente un suicida, por ahí he leído que un suicida busca ante todo la paz o dejar de sufrir, así que en sí no es el hecho de quitarse la vida lo que quieren ellos es dejar de sufrir.

    Pues pos siglos se sabe que prohibido tenían los suicidas de que se les celebrara la Eucaristía y de ser enterrados en cementerios ya que se les consideraba condenados. Gracias a Dios ya bajó la postura de la Iglesia respecto a esto, creo que fue en los años 80s pero no estoy seguro.

    Pero Antonio ¿Que podemos pensar de aquellas santas mujeres que se lanzaron a las llamas para morir? ¿También es suicidio? Se me viene a la mente Santa Apolonia, más sin embargo el propio San Agustín explica por que razón anticipó su muerte. El santo supone que obró por una dirección particular del Espíritu Santo, porque de otra manera no sería lícito hacerlo; nadie puede apresurar su propio fin.

    Creo que más que suicidio, el pecado grave de falta de caridad y de omisión por parte de la sociedad hacia aquellos que necesitan ayuda. Creo que el pecado sería mas bien el nuestro.

    • Emmanuel,
      ¿Quiénes somos nosotros para juzgar si un suicida se salva o no? No hay nada más precioso que la vida y toda aquella persona que “voluntariamente” se la quita, muy probablemente, en ese momento, no tenga en plenitud toda su capacidad volitiva. Eso solo lo sabe Dios. ¿Cuántas presiones puede estar sufriendo quien toma esa determinación? “No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados”.

      En otras ocasiones hemos hablado de aquellos mártires que buscaron voluntariamente la muerte. ¿Recuerdas a los santos mozárabes? ¿Eran suicidas? Pues los veneramos como santos, porque lo que ellos tenían fijada en sus mentes era la idea de dar testimonio de su fe. San Eulogio, que los impulsaba al martirio, ¿estaba propiciando los suicidios? Pues también lo veneramos como santo, porque esa no era su intención ni se le pasaba siquiera por la cabeza. Y eso no quiere decir, ni mucho menos, que a mi me parezca acertada esta actitud, pero no me atrevo a juzgarla.

  2. Emmanuel, para que un pecado sea considerado como tal, debe cumplir estos requisitos: conciencia, voluntad y libertad para hacerlo. Si algunas de estas condiciones faltara, no estaríamos hablando propiamente de un pecado. Cuántos actos se han realizado por presión, inconciencia, o falta de libertad. Tal vez en esos casos no estamos hablando de un pecado.
    En el caso concreto del suicidio, sabemos que el suicida muchas veces no es consciente de sus actos o se ve obligado por presión para actuar así, con su psique alterada. No podemos determinar que sea un pecado.
    Ahora bien, dado el mandamiento de no matarás, porque solo Dios tiene el derecho de dar y quitar la vida, el asesinato es un pecado mortal, por eso el suicidio se considera como tal. Y por esta razón se negaba los funerales eclesiásticos y su entierro en el camposanto. Sin embargo, desde el Concilio Vaticano II se ha venido analizando todo esto que te he dicho y se llega a la conclusión de que solo a Dios toca juzgar el acto del suicida. Quien en el último momento de su existencia puede arrepentirse. Teniendo en cuenta de que luego de la muerte clínica el alma tarda un rato en desprenderse del cuerpo, más rápido en tiempo de frio y mas despacio en tiempo de calor. Por ello, muchas veces se da la absolución bajo condición: Si vives, yo te absuelvo en …, esto vale para un suicida.
    Hoy en día, los funerales para un suicida tienen razones pastorales como dar consuelo a los deudos, y como te decía, para pedir a Dios por su eterno descanso si es que alcanzó a arrepentirse. De ahí que se pueda decir con seguridad que el suicidio es pecado, pero no todos los que se suicidan es un hecho que se van al infierno. Hace unos días, en otra ensalada, Toño hablaba sobre la muerte de Judas Iscariote. Yo coincido con él, y pese a que Dante lo pone en el infierno, que pudo haberse arrepentido. Y no comulgo con cierta opinión de que Cristo le encomendó la tarea de venderlo. Eso sería digno de la Leyenda Dorada de Vorágine.
    Las fechas que refieres de los años 80 son probables, aunque yo me atrevería a ponerlas mucho antes.

    • Haro

      Qué te diré?????? que me sorprende sobre todo eso del desprendimiento del alma que cuando hace frío y que cuando hace calor. Jamás había oído hablar algo semejante.

      Y lo que dices respecto a las tres condiciones, pues esas desde el catecismo las sabía. Yo le tiraba más bien a la cuestión de la conciencia de la sociedad por ayudar a estas personas que al propio suicida.

      Mi estado es el que tiene el mayor índice de suicidios, es algo alarmante, y bien el DIF no hace nada, la sociedad tampoco y menos la Iglesia que bien conozco al clero de aquí. Si bien hasta se de casos en que los familiares acudían al sacerdote para que fuese a hablar con personas con tendencias suicidas y ni sus luces de éstos, pero bueno qué sabemos tu y yo de los sacerdotes si tanto trabajo han de tener como para no poder asistir a estas personas, y no juzgo a los sacerdotes, simplemente les hago desde aquí una invitación para que asistan y ayuden a estos hermanos nuestros. Solo con decirte que yo he conocido a muchos que se han quitado la vida, tanto así que me faltarían dedos para incluirlos.

      • Jerzain:
        Lo que te digo, lo he escuchado a sacerdotes muy metidos en la pastoral. Igual, no se si sepas que el último sentido en morir es el oido.
        Y difiero un poco de ti en dejarle todo a los sacerdotes, los laicos evangerlizados podemos y tenemos que hacer estas tareas que tu sugieres. Eso se lo he apdrendido a mis sdb.
        Saludos

        • Humberto,
          La verdad es que yo también es la primera vez que oigo cuando se produce la muerte y si la temperatura corporal influye en el abandono del alma. Supongo que por abandono del alma te refieres a la muerte clínica, al electroencefalograma plano. Soy un ignorante en estas cosas, lo reconozco.

          A mi si que me parece acertado que el Concilio cambiara la actitud de la Iglesia frente al tratamiento de los suicidas. Y no solo por caridad cristiana, sino por la misma idea que el Santo Padre expuso en su vuelo de regreso a Roma desde Rio de Janeiro: “¿Quién soy yo para juzgar a esa persona?”

  3. Toño, bienvenida esta ensalada, hoy he conocido de este nuevo santo, del que ya me había advertido y que ciertamente no recuerdo haber oído o leído sobre él. ¿Este santo, esta incluido en los calendarios y santorales católicos? Ya Emmanuel recordó a Santa Apolonia y como se ha querido ver en su autoinmolación una moción del Espíritu Santo, que es el caso que yo conocía de un suicidio.
    Pero ahora pongo yo otras trabas: ¿realmente paso esto con san Filónides y Santa Apolonia?¿ No serán leyendas? Ana María nos ha relatado como muchas vírgenes que veneramos como tal, murieron desfloraras porque la ley romana prohibía ejecutar vírgenes. Ahora, que un hombre escape de una humillación tal, me parece poco probable. Creo que no le quitaría santidad. Yo tengo entendido que por pudor se ha leído entre líneas las violaciones femeninas, pero pienso que en tal línea iban los ultrajes contra los varones. No se si Ana María pueda agregar algo al asunto.
    Por otro lado, me viene a la mente el episodio del robo de las reliquias de Santo Domingo Savio y Santa Lucía hace unas décadas, no se si lo recuerdes. Los robos piadosos como la dama que se robó de una mordida unos dedos del pie de San Isidro Labrador, cuando se inclinó a besar su pie y que finalmente tuvo que reponer. Robos hubo y sigue habiendo, simplemente San Marcos en Venecia y otros santos traídos a occidente a resultas de las cruzadas. Pareciera que este delito es deporte nacional.
    Aquí en Guadalajara, del relicario itinerante de los santos mártires mexicanos, se que en varios casos se ha tenido que reponer la reliquia por el piadoso hurto, caso semejante pasó con un relicario de la Beata María Vicenta Chávez, que estaba en la Capilla del hospital de la Santísima Trinidad, que se tuvo que guardar en el museo a ella dedicada para evitar nuevas sustracciones.
    Por último y para que veas que todo se puede, te diré que en mi templo hay una reliquia ex carnis de Don Bosco, que se venera cada martes y durante sus fiestas. Así como de pulvis ex corporis de San Luis Gonzaga, que no tienen auténtica y sí reciben veneración pública. No lo justifico, entiendo las normas que tu has dicho siempre, pero de que las hay, las hay.

    • Humberto,
      Si. San Filónides está incluido en el santoral y su fiesta se celebra el 17 de junio. Otra cosa es si fue un santo real o uno de tantos que han sido “inventados”, que sea un santo legendario. Desde luego, la propia Bibliotheca sanctorum dice de sus compañeros, que “no son fácilmente identificables”. Este relato muy probablemente sea de fábula, pero ahí está él y ahí está su relato.

      Con respecto al robo de reliquias, ha habido y aun hay de todo. Que yo sepa, los robos más recientes han sido el cráneo de Santa Anastasia de Roma y del brazo derecho de San Policarpo de Esmirna. A mi me parece que cuando un relicario es valioso desde el punto de vista artístico o económico, se roba buscando un interés monetario, pero muchas otras veces es por la reliquia en sí, porque hay muchos pirados por el mundo que coleccionan reliquias como quien colecciona vitolas de puros o monedas antiguas. De todos modos, es la Iglesia quién debe poner las cautelas necesarias para que estos actos no se den.
      ¿Y que hay reliquias sin “auténticas” puestas a la veneración? Pues claro que las hay, pero está expresamente prohibido.

  4. Toño amigo, qué puedo agregar. El caso del primer santo me puso los pelos de punta. No sería raro que la violencia sexual se usara para lograr de la víctima que claudique ya que el trauma es inimaginable, pues se le crea una culpa tal que se siente más criminal que ofendido en su integridad. Tal vez no sería raro el suicidio por la pureza o razones de fe en un cristiano varón del siglo III. Hay testimonios en las crónicas escritas por Eusebio de Cesarea, aunque refiere mujeres.

    Sobre las reliquias, para mí sería mejor que los restos de las personas que dieron testimonio evangélico permanecieran bajo tierra, como debe ser, para cuidar que sucesos así ocurra. No me sorprende que se usen reliquias con fines mágicos, necrolátricos y profanos, que la Iglesia debe seguir denunciando y condenando, y ayudar al pueblo a comprender el verdadero significado de estas. Aquí entiendo a los hermanos protestantes cuando denuncian que el culto a las reliquias suele caer en atracción supersticiosa, cuando no idolátrica.

    • Alejandro,
      Claro que ha habido casos de santos varones violados o amenazados de violación, pero por desgracia, como ese tema parece tabú, es más fácil hablar de santas violadas. Es cierto que en el tema sexual la mujer es peor tratada que el hombre, pero, como dicen los gallegos: “haberlos, haylos”. Yo estoy de acuerdo contigo en que muchas veces, las víctimas puedan tener un cierto sentimiento de culpabilidad y desde luego, de vergüenza que prefieren tapar y que no se sepa. Esto dificulta muchas veces el que el verdugo pueda ser identificado.

      Y con respecto a las reliquias: yo estoy de acuerdo en que sean veneradas, pero no apruebo todas las formas de hacerlo ni de presentarlas. ¡Si vieras, por ejemplo, como se exponen en Alemania o en Austria la mayor parte de los cuerpos santos de las catacumbas! Tétrico.

  5. La verdad es que, como bien habéis dicho, no sólo San Filónides es un caso de suicidio en el santoral. Aparte de la célebre Santa Apolonia, de quien yo creo que se arrojó a las llamas porque ya no resistía más el dolor o porque tenía miedo de flaquear en el último momento, hay muchos casos más: Santa Pelagia de Antioquía se arrojó desde el tejado de su casa para escapar de los soldados que la iban a violar; lo mismo hizo Santa Domnina con sus hijas Verónica y Proscudia, sólo que se arrojaron a un río, y aunque sólo sea una leyenda, una de las pretendidas nueve hermanas de Santa Quiteria se tiró a un precipio, huyendo también de hombres que iban a por ella. Y muchos casos más que ahora no recuerdo. Pero como bien decís, no es sólo un asunto de mujeres el hecho de que la violación fuera el motivo que impulsaba al suicidio.

    Nadie ha cuestionado nunca la santidad ni el martirio de estas personas y muchas otras, así que… bueno, como bien dice Antonio, dejemos a Aquel que es más sabio juzgar el tema de los suicidas. Sólo por compasión ante un sufrimiento tan intenso que hace desear la muerte, nosotros ya no tenemos ningún derecho a juzgar.

    Sobre las reliquias robadas, me parece tan repugnante como el excesivo afán de poseer reliquias, una cosa ligada a otra. Desde que estoy en el coleccionismo de estampas me han contactado una infinidad de personas -la inmensa mayoría pertenecientes a una única nacionalidad- pidiéndome las reliquias más extravagantes y más raras que se pueda imaginar. Por supuesto, no estaba en mi mano conseguírselas y aunque lo hubiese podido hacer, no lo hubiese hecho, pero les reprendí por pedir semejantes cosas a un particular -todas las papeletas para que los timen- y les envié a Roma, a contactar a quienes seguramente tampoco les darán nada, pero quienes tienen la última palabra en esto.

      • Creo entender muy bien a lo que te refieres con las reliquias yo eh visto galerías de Flickr de personas de esa nacionalidad que ciertamente tienes reliquias tan extravagantes que muchas de ellas es de lo más dudoso que sean autenticas.

        • Mira, André, para que te rias un poco. Yo he visto en una Colegiata española un relicario ¡con el omoplato de Abrahán!, otro ¡con una pluma del ala derecha de San Miguel arcángel!, con ¡parte del prepucio que le cortaron a Nuestro Señor cuando lo circuncidaron! y alguna trochería más.
          Está claro que las reliquias son más falsas que un billete de un euro, pero los relicarios eran una maravilla. Cuando le dije al cura que me permitiera sacarle fotos, casi me pega porque me dijo que ya tenía él bastante con aguantar esas trocherias como para que yo colgara esas fotos en la red y todo el mundo se burlara de su pueblo.

  6. Este tema de Santos suicidas pues no es nuevo aunque si es del primer varón que lo escucho, me parece que el caso de Santa Pelagia es algo similar, seguro ustedes lo sabran mejor que yo.

    • Amigo André,
      Si lees el comentario de Ana Maria verás que habla de Santa Pelagia, que se arrojó desde el tejado de su casa para escapar de los soldados que la iban a violar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*