San Pedro de San José de Betancur (el Hermano Pedro)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura del santo en Vilaflor, su pueblo natal.

Escultura del santo en Vilaflor, su pueblo natal.

“Más vale un gordo humilde y obediente, que un flaco triste y soberbio” (San Pedro de San José de Betancur).

Hace unos meses, en un comentario, alguien pidió que escribiésemos un artículo sobre San Pedro de San José de Betancur. Enseguida recogí el guante porque tengo que reconocer que desde que conocí casualmente a los hermanos fundados por él, quedé cautivado quizás, porque era un recuerdo que me traía desde Guatemala un familiar muy querido que allí estuvo trabajando. Con posterioridad, y a través de un proyecto social llevado a cabo por un ayuntamiento onubense en aquellas tierras guatemaltecas, tuve la oportunidad de conocer más a fondo a algún religioso, que me facilitó lo que para mí fue un tesoro: fotos del esqueleto del santo, que guardo como oro en paño.

Hecho este preámbulo a modo de justificación, digamos que Pedro nació en Chasna, provincia de Tenerife, en las Islas Canarias el día 16 de mayo de 1619, aunque bien es verdad que otras fuentes afirman que su lugar de nacimiento fue el pueblito de Vilaflor, en la misma isla y su fecha de nacimiento, el 21 de marzo de 1626. Fuera como fuese, lo cierto es que parece que, de alguna forma, por su apellido, su familia descendía del conquistador normando Juan IV de Béthencourt, que no es el descubridor de las Islas Canarias como algunos erróneamente sostienen, aunque si que es verdad que inició su conquista en el año 1401. El apellido eso da a entender, pero no son pocos los historiadores que afirman que sus padres, que se dedicaban a las labores agrícolas y ganaderas, eran descendientes de los guanches, que como todos sabemos, son los oriundos de las Islas Canarias. Descendiente quizás, de familia ilustre, pero con recursos económicos normales, si no escasos.

Sus padres eran cristianos, profundamente piadosos y esa fue la educación que dieron a sus cinco hijos, que de niños, tuvieron que ayudar en las labores del campo y de la casa. Pedro, de niño, fue un sencillo pastor que vivía en una zona tranquila, en continuo contacto con la naturaleza y con Dios. Se dice y supongo que algo de verdad debe de haber, que era muy dado a la oración incluso cuando estaba cuidando de las ovejas; ovejas que precisamente perdió su padre por no poder pagar un dinero prestado a un alto porcentaje, teniendo incluso que trabajarle el niño al usurero que arruinó definitivamente a su padre. Poco más sabemos de su niñez y adolescencia.

El Hermano Pedro.

El Hermano Pedro.

Como en América se podía hacer fortuna, su hermano Mateo emigró a Ecuador. Su hermano Pablo se fue a trabajar al fértil valle de la Orotava, su hermana mayor se casó y la pequeña, entró en un convento. Pedro, en el año 1649, también marchó al Nuevo Mundo. ¿Con qué intención? ¿Buscándose la vida? Quizás, pero lo cierto es que la encontró de una forma distinta a como cabía esperar. Llegó primero a La Habana, en Cuba y poco después marchó a Guatemala, donde se estableció. Allí enfermó gravemente, tuvo que sufrir las mismas penalidades que los pobres y los enfermos y, habiéndose recuperado de manera prodigiosa, decidió dedicarse a los más necesitados, llevando una vida entregada a las obras de caridad y viviendo de manera muy austera.

Como no pudo realizar los estudios eclesiásticos, quiso seguir los pasos del Maestro, profesando tres años más tarde (1652) en la Tercera Orden de San Francisco en la ciudad de Guatemala. Ayudaba al convento de San Francisco custodiando la ermita del Santo Calvario y esa espiritualidad franciscana lo llevó a fundar el hospital de Nuestra Señora de Belén, culminación de su obra y que tenía anexa una escuela para niños pobres. Para llegar hasta aquí, previamente se había entrenado trabajando en hospitales, hospicios y cárceles y contactando con todo tipo de personas que necesitaran de él, no haciendo distinción ni de razas ni de religión ni de sexo.

Se dice que fue el primer español que enseñó a leer a los emigrantes, a los vagabundos y a los jóvenes que no tenían ningún porvenir en sus vidas. Fundó un oratorio, una escuela, un dispensario sanitario e incluso, un hospicio para sacerdotes y estudiantes sin recursos económicos. Todo esto lo fue preparando para fundar, como he dicho anteriormente, la “Orden de los hermanos betlemitas”, que en un principio, estaba constituida por un grupo de hombres, terciarios franciscanos como él, que decidieron vivir en comunidad bajo la Regla de la Tercera Orden Franciscana. Él escribió una especie de reglamento o normas de conducta, que sirvieron tanto para los hombres como para las mujeres que les ayudaban cuidando a los niños y que fueron el germen de la rama femenina de la Orden.

Fue un hombre adelantado a su tiempo, no sólo en los métodos que utilizaba a la hora de enseñar a los analfabetos, sino en el trato dado a los enfermos en sus hospitales. Era un enamorado de la Virgen y uno de sus principales deseos era volver a su tierra para venerar a su Virgen de la Candelaria, deseo que no pudo satisfacer porque murió de forma imprevista. Ese amor a María hizo que firmara un juramente, que renovaba año tras año sellándolo con su sangre y en el que se comprometía a defender la Inmaculada Concepción, muchos años antes de que incluso se pudiese plantear como futuro dogma: “Juro por esta Cruz y por los Santos Evangelios defender que Nuestra Señora, la Virgen María, fue concebida sin mancha de pecado original y perder la vida, si fuese necesario, por defender su Santísima Concepción. Y por ser verdad todo lo dicho, lo firmo con mi propia sangre. Yo, Pedro de Betancur, el pecador. Martes, 8 de diciembre de 1654. Yo, Pedro de Betancur, lo digo. Cada año me afirmo en lo dicho y manifiesto que perderé mil vidas por defender la Concepción Inmaculada de María, mi Madre y Señora y cada año, en este día, lo firmaré con mi propia sangre”.

Hospital del Hermano Pedro, Antigua Guatemala.

Hospital del Hermano Pedro, Antigua Guatemala.

El hermano Pedro, como así era conocido, murió en la ciudad vieja de Guatemala, con solo cuarenta años de edad, el 25 de abril del año 1667, pocos días antes de que llegara a la ciudad la Real Cédula de Doña Mariana de Austria, autorizando oficialmente la fundación del Hospital de Belén, lo que equivalía a la aprobación de su obra. El sucesor de Pedro, el hermano Antonio de la Cruz, transformó este Instituto en una familia religiosa, con votos solemnes, bajo la Regla de San Agustín, siendo aprobada oficialmente por el Beato papa Inocencio XI, el día 26 de marzo del año 1687.

Aunque su proceso de canonización se inició treinta años después de su muerte, el proceso fue largo ya que hasta el 25 de julio del 1771 no fue declarado Venerable por parte del Papa Clemente XIV. Como en todo proceso, la falta de alguien que lo estimulara y de dinero que “engrasara la maquinaria oficial”, fue algo determinante, algo que intenta justificarse con el hecho de que la Orden por él fundada fuera suprimida en el año 1820.

En el año 1974 se solicitó su beatificación al Beato Papa Pablo VI, quien reabrió el proceso por el procedimiento de “fama miraculorum” y así, el 22 de junio de 1980 fue beatificado por el Papa San Juan Pablo II. Junto con él fue beatificado otro célebre misionero canario en el Brasil, San José de Anchieta. Finalmente, el Hermano Pedro fue canonizado en la Ciudad de Guatemala, por el Papa San Juan Pablo II, el día 30 de julio del año 2002. A raíz de esa canonización quedaron hermanadas las ciudades de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias, España) y la Ciudad de Guatemala (Guatemala).

Tumba de San Pedro de San José de Betancur.

Tumba de San Pedro de San José de Betancur.

San Pedro de San José de Betancur está sepultado en la iglesia de San Francisco el Grande en la Antigua Guatemala. Es el único santo canario y su festividad es el 24 de abril.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– CHIEROTTI, L., “Bibliotheca sanctorum”, tomo III, Città N. Editrice, Roma, 1990.
– FRAY JOSÉ DE LA MADRE DE DIOS, “Historia de la vida, virtud, dones y gracias del Venerable Siervo de Dios Pedro de San José”, Roma, 1739.

Enlace consultado (15/09/2013):
http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_de_San_José_Betancur

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

35 pensamientos en “San Pedro de San José de Betancur (el Hermano Pedro)

  1. Toño:

    Con grato gusto he leido la biografía de este santo, connacional tuyo y hecho americano debido a su apostolado en estas tierras. De hecho, un tiempo fue mexicano, dado que Guatemala fue parte de la Nueva España y de México.
    Cuando leí sobre su vida, supe que el fundó la Orden Betlemita, dedicada a la atención de enfermos y a la educación, que como refieres ha sido suprimida, pero sobrevive la rama de mujeres, inspirada en el él por la Beata Encarnación Rosal.
    Cuando tuve la oportunidad de leer sobre su vida y de ver una película sobre él (a propósito de películas de santos), me di cuenta del tamaño de su obra y de la importancia de su figura. Un santo de la talla de San Martín de Porres, y un digno hijo del Pobrecillo de Asís.
    Al buscar en internet los textos litúrgicos para él, de la misa y la liturgia de las horas, he dado con la Diócesis de las Canarias, de donde he obtenido dichos textos. Menos mal que sus paisanos lo han hecho, porque de Guatemala no he logrado obtener nada.
    Qué bueno que luego de tanto tiempo y a pesar de los pesares su causa ha llegado a buen fin. Recuerdo con emoción como vi la ceremonia de su canonización cuando Juan Pablo II vino a México a Canonizar a San Juan Diego.
    Considero oportuno comentarte que has pasado de largo un detalle de su iconografía: la campana que portaba para convocar a los fieles para conducirlos a los eventos religiosos.
    Gracias Toño por habernos platicado hoy sobre este santo.

    • Gracias, Humberto, por tu comentario.
      Es normal que en Canarias hayas encontrado información sobre él, ya que tienes que tener en cuenta que es el primer santo canario, aparte del beato José de Anchieta, misionero en Brasil, de quién también escribiremos algún día, si Dios quiere. Me consta que los canarios se sienten especialmente orgullosos de él y que le tienen especial devoción.
      A mi también, San Pedro Betancur es un santo que “me cae muy bien” y no solo por su obra en vida, sino por su legado apostólico después de su muerte, llevado a cabo por sus hijos. Como ya dije antes, he tenido la ocasión de conocerlos, de saber la labor que realizan y eso si que es comprometerse con los más necesitados.
      Y con respecto al fallo iconográfico de no ponerlo ni nombrarlo con la campana, pues bueno, solo me resta pedirte que me disculpes porque tu sabes que la iconografía no es lo mío.

  2. Yo conocí al hermano Pedro poco antes de su canonización. Pero mi pregunta es ¿por qué suprimieron la orden fundada por él?

    • Es verdad que la orden fue suprimida en 1820 cuando, solo en la Nueva España, contaba con más de 20 hospitales y una decena de escuelas. ¿El por qué fue suprimida? Pues en realidad no lo se; posiblemente porque el jerarca de turno no estuviese muy de acuerdo con la labor social que los betlemitas realizaban. Pero en el año 1984, el beato Papa Juan Pablo II la autorizó de nuevo, o sea, que hoy existe nuevamente y, como digo en el artículo, he tenido contacto con ellos y con la labor social que realizan.

  3. Muy buen artículo Antonio algo conocía ya de este Santo que siempre me ha parecido muy simpático, algo que si no tenía idea era que su orden había sido suprimida. Por otro lado destacar que San Pedro tenía muchas devociones en especial a la Virgen María, pero tora gran devoción era a la Natividad del Señor, es más muchos de los templos betlemitas fundados en la Nueva España están dedicados a ese misterio por la gran devoción que San Pedro le tenía, por cierto muchos de estos hospitales fundados por él en persona pues su fama era bien conocida en toda la Nueva España de la que formaba parte Guatemala en aquella época y en ocasiones se le requirió para enviar religiosos al interior del territorio. Otra devoción que San Pedro tenía era a la pasión del Señor y muchos biógrafos narran que era común verle por las calles cargando una pesada cruz y descalzo rezando el Vía crucis. Por otro lado comentar que uno de los colaboradores del blog fray Marcelino colaboro en la última etapa de la causa de canonización del hermano Pedro.

    • El mismo nombre de su Orden (betlemita) da a entender su devoción a la Natividad en Belén y como le he comentado antes a Emmanuel, esta orden fue nuevamente instaurada por Juan Pablo II, luego, gracias a Dios, otra vez está en marcha su legado.
      Lo que no sabía es que tenía la costumbre de realizar el via crucis por las calles cargado con una cruz. Una de las cosas por las cuales buscamos la participación comentando en el blog, es porque siempre se aportan datos que se desconocen aun por quienes realizan los artículos, como es mi caso.
      Y otra cosa que no sabía, era lo de la participación de Eddy en la última parte de su proceso. Seguro que él hubiese hecho un artículo mejor que este, pero donde él está, aprendiendo a ser perfecto hijo de nuestro padre San Francisco, está mejor que aquí. Ojala, cuando termine el noviciado, pueda de nuevo participar activamente en el blog.

      • Y se me paso mencionar Antonio, que cuando fue canonizado el hermano Pedro, me comento Eddy que se le obsequio una escultura de San Pedro con reliquia a los franciscanos de México, por la labor que el hermano Pedro hizo en Nueva España, pero que hasta hoy nadie sabe donde terminó esa imagen.

        • Yo quisiera hacerle llegar a Eddy este artículo, pero mucho me temo que en el noviciado él no tenga acceso a internet, aunque bien es verdad que alguna vez si que ha comentado. Si tu contactas con él, díselo, por favor.

  4. Me siento completamente en sintonía con su frase que parece contradictoria. Cuando tienes lo que en verdad necesitas, eres tú mismo, eres feliz y das felicidad. Si en cambio careces, pues no das, no quieres dar y eres infeliz y te enoja la felicidad de otros. Dios nos libre de santos amargados. Dios nos bendiga y multiplique con santos hombres y mujeres llenos de gracia, humanos, con visión clara y alegres.

    Como el hermano Pedro necesitamos más santos que no teman ir a las periferias de las grandes ciudades y a los campos donde más falta hace la asistencia y la entrega desinteresada, la ayuda sí, y también la protesta y la justicia por los más oprimidos. El santo siguió el Evangelio como lo hizo Jesús Nuestro Señor en primer lugar, y más tarde, San Francisco de Asís, San Juan de Dios, etc. y todos aquellos que encontraron a Dios en los marginados por la sociedad. Más que santos intercesores, necesitamos santos que nos interpelen y no tengan miedo en denunciar y hacer algo para remediar el daño y evitarlo.

    Algo que me molesta de los procesos a los altares es que son trámites burocráticos, donde pesa mucho la influencia de un padrino y movilizan los cheques y jugosas donaciones que se hagan a los cardenales encargados. Que el papa polaco flexibilizara el proceso benefició el reconocimiento oficial, aunque el del pueblo ya lo tenía; qué irónico, ¿no? No hay mal que por bien no venga. Lástima que eso también catapultó a los altares a alguien que no debería estarlo.

    • Nadie puede dar lo que no tiene, eso está claro, Alejandro. No sabemos que será peor, si un santo triste o un triste santo. Quién rezuma alegría “contamina” con ella todo lo que toca y eso se nota a la legua, no solo por quienes tienen trato con él directamente, sino también por los que le conocen desde lejos.

      De acuerdo contigo en que necesitamos santos: seglares, clérigos y consagrados, que trabajen en las perisferias de este mundo, pastores y apóstoles seglares que huelan a oveja como dice el Papa Francisco. Como no entendamos que el cristianismo es entregarse a los demás y, sobre todo, a quienes más lo necesitan, “no sabemos de la misa ni la media” y somos necios, porque para no ser un cristiano consecuente, mejor es no serlo y vivir tan ancho y pancho. San Pedro es un gran ejemplo en el que debemos mirarnos.

  5. Gracias, Antonio. Aunque conocía de oídos la orden de los Betlemitas, nada sabía de su fundador. Creo que este tipo de Santos son los que debemos tomar como ejemplo, tan radicalmente opuestos a las vivencias de algunos que cuentan con mucha más popularidad y fervor devocional. Además, es bueno saber de un santo canario; y todo eso me ayuda a confirmar, con su ejemplo y el de tantos otros que hemos visto en este blog, que los españoles hicimos algo más que rapiña y maldad en el Nuevo Mundo, lo que es un consuelo.

    Por cierto, como ya dije, creo, en el artículo de sor Juana Inés de la Cruz, me parece de lo más extravagente jurar servir y seguir el dogma de la Inmaculada Concepción rubricándolo con la propia sangre; cuando desde hacía siglos, ortodoxos, coptos y hasta musulmanes lo daban por hecho. Censurable no, pero sí extravagante, hasta el ridículo… otra confirmación de que los católicos hemos vivido aislados, mirando nuestro ombligo y pensándonos los pioneros en todo…

    • Ana Maria,
      Yo se que en América, los españoles “nos pasamos…., tela”: cometimos tremendos errores, desvalijamos y masacramos a pueblos enteros, pero también llevamos una cultura, una lengua y una fe que también dieron sus frutos. Canallas españoles en tierras americanas los hubo a miles, pero santos y hombres entregados a los demás, también los hubo en cantidad y San Pedro es uno de ellos.
      Yo no se si marchó a “las Américas buscando fortuna” – me entiendes – , pero desde luego la encontró porque no hay mayor fortuna que hacerte santo entregándote a los más necesitados.

      Y el tema de rubricar con su sangre un voto en defensa de la Inmaculada Concepción, aparte de anecdótico, lo que da a entender es su profundo amor a la Santísima Virgen, extravagancias aparte.

      • indeed, extravagant, but not to forget the times when he wrote that. It was quite usually during that age to swear like that. And if thousands of in-loved young men wrote that they will protect with their own blood the honour of their beloved, why not a monk, who want to protect the honour of the beloved Mother?

        • Es muy interesante tu observación: si en aquella época muchos escribieron que protegerían con su propia sangre el amor de su amada y su amada era Maria Santísima, ¿por qué no habría de hacer él lo mismo? Mirándolo así, más que una extravagancia, es un acto de amor.

          • Que conste que también me parece extravagante que alguien se corte la mano o lance un escupitajo para jurar por su sangre o su saliva. Es el acto en sí lo queme parece pintoresco, no su motivación.

  6. Gracias Antonio por este exelente artículo. !Felicidades¡. Como bien dices, los canarios católicos sentimos un gran cariño por nuestro Hermanito Pedro, es un honor para nosotros que un hombre de nuestra tierra sea un ejemplo de entrega, vida humilde y caridad, siendo recordado en toda América central.

    Yo puedo aportar algunos detalles que quizás no sepan sobre él:

    * Es considerado uno de los introductores del Belenismo en América.

    * Es llamado el “Apóstol de Guatemala” y el “San Francisco de Asís de América”.

    * Iba de casa en casa de ricos españoles asentados en La Antigua Guatemala pidiendo por sus pobres.

    * Una de sus frases célebres: !Acordaos hermanos que un alma tenemos, y si la perdemos nunca más la recobramos¡.

    * Realizó una labor social de ayuda a los más pobres de desamparados comparable a la que realizó la Madre Teresa en Calcuta siglos después.

    * En Tenerife hay una cueva en su honor muy famosa que es un santuario de peregrinación, debido a que era el lugar en donde se refugiaba en invierno con el rebaño de su padre.

    * Se decia que dejaba su rebaño pastando mientras él acudía a misa en el Santuario de su venerada Virgen de Candelaria (quién es de hecho la Patrona de las Islas Canarias), distante más de 20 kilómetros. Lo curioso es que, cuándo regresaba el rebaño estaba en el mismo lugar en donde lo había dejado, sin que ninguna cabra se escapase.

    * Sentía una especial predilección por los índigenas (descendiente de los mayas) y se ocupaba de muchos de los que habían sido explotados por alfunos terratenientes castellanos. Esto se debe a que como bien dice el artículo, el Hermano Pedro era descendiente de los aborígenes de las Islas Canarias (los cuáles, paradójicamente también sufrienron lo suyo cuándo llegaron los castellanos). Por esta razón también se lo conoce como el “Santo Guanche”.

    * Fue canonizado un día antes que San Juan Diego, vidente de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en México.

    * En Guatemala también se lo conoce como el “Primer Santo Guatemalteco y Centroaméricano”.

    * Por cierto no deja de ser curioso que una tierra recién cristianizada como Canarias, haya dado a la Iglesia misioneros notables, entre ellos el citado, Padre José de Achieta, en épocas poco después de la conquista.

    * En el exterior de los lateras y la trasera de la Basílica de San Pedro del Vaticano hay grandes estatuas de mármol de grandes santos fundadores de congregaciones. He oído que el último que se va a poner es San Marón fundador de la Iglesia maronita. Es una pena que no haya una estatua del Santo Hermano Pedro, fundador de los Betlemitas.

    Ya para terminar, me gustaría decir que creo que parte de las reliquias del Santo Hermano Pedro deberían estar en Canarias, su tierra natal. No me refiero a que se traslade todo el cuerpo, como por cierto ya pretendió en su día Albania y Macedonia reclamándole a la India el cuerpo entero de la citada Madre Teresa de Calcuta. No, me refiero a una parte de las reliquias, aunque sea su cráneo, una tibia o una costilla. Creo que Canarias nunca ha hecho una petición formal a Guatemala de parte de sus reliquias y creo que ya va siendo hora. En cualquier caso, las reliquias son propiedad de la Iglesia y no de un país en concreto ¿no?.

    Por otro lado Antonio algún día puedes hacer también un artículo de otra gran mujer canaria, Sor María de Jesús de León Bello y Delgado, religiosa dominica a la que se le atribuyen una gran cantidad de milagros y con una biografía fascinante. Su cuerpo permanece incorrupto y se expone cada 15 de febrero para que los fieles puedan venerarlo.

    Bueno me despido ya, lo dicho gran artículo y muchas gracias.

    • Fernando,
      ¿Qué quieres que te diga después de este maravilloso comentario en el que has aportado cantidad de datos que yo no he puesto en el artículo? Solo te diré dos cosas:
      Muchísimas gracias por tu amabilidad.
      Y que se confirma una vez más que muchos amigos que nos leen pueden aportarnos mucho con sus comentarios. Por eso animamos a que nos comenten los artículos y tu, por favor, sigue haciéndolo.
      Gracias de nuevo y que San Pedro nos bendiga.

  7. reading this pious biography i cannot stop my thoughts to think to St. Basil the Great. Is it a destiny of these men, dedicated to the service of the others- and especially to the poor, oppressed, illiterate- to die young? Or maybe the life is like a candle – which in their case burned incandescently and finished quicker? Or maybe God loved them so much, so that He wanted to have them quicker near Him in His Kingdom?
    in any case, San Pedro has followed, counsciently or not, the verse of the psalm 84:10 “Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, Que habitar en las moradas de maldad”.

    • Es verdad, Mitrut, que no sabemos “ni el día ni la hora” (Mateo, 25, 13), pero, humanamente, es una gran pérdida que una persona entregada a los demás se marche tan pronto.
      Gracias por la comparación con San Basilio Magno, aunque uno sea un Padre de la Iglesia y el otro un sencillo religioso misionero. Ante los ojos de Dios, quién sabe cual será el más grande.

      En el Canto de Peregrinación o Canto de Sión, el salmista añora la casa de Yahvé, el templo del Señor y por eso dice: “vale más un día en tus atrios que mil días en mi casa; prefiero el umbral de la casa de Dios a vivir con los malvados”. Anhela la presencia de Dios en el templo, la devoción que todo buen israelita sentía hacia la Casa de Yahvé, la nostalgia que sentían cuando se encontraban lejos y ¡claro!, si esa felicidad se experimenta aquí, ante un templo dedicado a Dios pero hecho por las manos de los hombres, qué no se experimentará cuando te estás refiriendo a la morada eterna junto al Señor. Dios quiera, que al llegarnos nuestra hora estemos preparados para presentarnos ante El y poder gozar de su presencia por los siglos de los siglos, como lo están disfrutando ya Pedro y Basilio

  8. Amigo Antonio, una vez mas te estoy muy agradecido por el artículo que nos presentas.
    Es cierto que algo conocía de San Pedro de San José de Betancur, pero nada conocía de esta comunidad que Él fundo gracias a sus desvelos, trabajo y oraciones. Me alegra saber que sus hijos espirituales estén haciendo tan buena labor con los mas necesitados.
    Opino lo que Fernando, las Islas Canarias deberían solicitar una reliquia para ser venerada permanentemente en allí.
    Hace unos meses, cuando preparaba el articulo del Beato Cristobal de Santa Catalina, casi pongo por equivocación una foto de San Pedro Betancur, y es que ahora me doy cuenta que a estos dos Santos hombres les unían dos cosas principalmente; la espiritualidad de San Francisco de Asís y la devoción a María Inmaculada Concepción.

    • Yo lo tengo muy claro: si Canarias no dispone de una reliquia insigne de San Pedro de Betancur es porque nadie se lo ha propuesto. Yo estoy seguro de que si su diócesis lo quisiera, esta reliquia estaría en suelo canario.
      No debe hacer mucho tiempo (no se la fecha exacta) que se hizo un reconocimiento de las reliquias, de hecho yo tengo fotos de las mismas. Ese hubiera sido un buen momento para conseguirla sin necesidad de tener que abrir nuevamente el sepulcro. Pero claro, si se quiere, se puede y si no se tiene interés……

      • Yo tengo entendido que existen pequeñas reliquias del Santo en Tenerife, pero éstas son pequeños trozos de su hábito, objetos personales y creo que algún que otro minúsculo huesesillo. Pero vamos, nada del otro mundo.

    • En Tenerife, en el Santuario del Santo Hermano Pedro en Vilaflor (lugar de su nacimiento) se encuentra una vértebra del Santo en un relicario de plata y piedras preciosas que es muy venerado por la comunidad católica local. También en este Santuario se conserva la campana original que él utilizaba para convocar a los fieles. Por otro lado en la Catedral de San Cristóbal de La Laguna (la catedral de la Diócesis de Tenerife) también hay reliquias del Hermano Pedro y en alguna otra iglesia de la isla también. Si bien, hay que tener en cuenta que estas reliquias suelen ser pequeños fragmentos de huesos, trozos de su hábito y otros objetos personales de pequeño formato. Yo también creo que a parte de éstas, debería existir en su isla natal otra reliquia más grande e insigne como por ejemplo, el cráneo.

  9. David Garrido, pues he estado leyendo sobre el beato Cristóbal de Santa Catalina y en verdad se parecen, ya no sólo por sus obras sino incluso físicamente, curioso.

    Por cierto se me ovidó decir antes que creo el motivo más probable por el que el Santo Hermano Pedro se embarcara hacia América era simplemente por ser misionero. Pues yo he leído que cuándo era joven como pastor, era visitado frecuentemente por un frailecillo que había sido misionero y le contaba las hazañas de estos santos hombres y el exotismo de las Indias. Aparentemente Pedro quedó fascinado por esas historias y quizo ser algún día misionero en tierras americanas, por lo tanto no parece que haiga ido a hacer fortuna.

    Curiosamente, el Hermano Pedro salió de Tenerife, con apenas 23 años y no le dijo nada a su familia, sino les escribió una nota (me imagino la angustia de esos padres), pero aún así fue una decisión muy valiente y que a la larga fue beneficioso para quizás toda América central (las vueltas que da la vida). Al igual que ocurre con otros santos, como Santa Brígida de Suecia o San Nicolás de Tolentino, el Santo Hermano Pedro también recibía visitas de las ánimas del purgatorio, las cuáles (como siempre) pedían oraciones.

    Por cierto que dices que el Santo nació en Chasna o bien en Vilaflor. En realidad los dos pueblos son los mismos, me explico: Chasna es el nombre aborigen (guanche) de Vilaflor, a su vez Vilaflor es el nombre reciente proveniente de la contracción de “vi la flor”, que se cuenta se debe a la exclamación de un castellano ante la aparición de una bella nativa: “Vi la flor de Chasna”. Por eso el pueblo hoy se sigue llamando “Vilaflor de Chasna”, aunque es abreviado como “Vilaflor”.

    • Las escanearé porque no son fotos digitalizadas y te las enviaré personalmente. Ya la administración del blog me facilitará tu e-mail personal.
      Gracias por los nuevos datos que has aportado en el comentario anterior.

  10. Un Santo que por demás me cae muy bien….. En México antes Nueva España, se le conocía ampliamente y sobre todo en los lugares donde habían Hospitales Betlemitas, Puebla, México Guadalajara, Oaxaca, etc. En lo personal su obra fue muy bien acogida en las tierras novohispanas pues aunque aun no estaba aprobada por el Papa o aun no llegaban las Bulas retenidas en España por la envidia que suscitaba en algunos círculos religiosos que la Orden fuera 100 % americana, se esparcieron cuando don Payo de Rivera que era obispo de Guatemala fue elegido como Arzobispo de Metropolitano de México, dado que el le dio la primera aprobación diocesana. Me ha tocado ver pinturas del Hno. Pedro en Guadalajara, en el Templo del Hospital de Belen con Cristo Crucificado y san Agustin y un retrato en el Museo de Arte Religioso de Sta. Monica en la Cdad. de Puebla. Tras la restauración de la Constitución de 1812 en 1820 en España por la Cortes de Cadíz, los gobiernos liberales del Trienio Liberal, legisló en relación con los bienes del clero regular, quedando sus muebles e inmuebles como bienes nacionales. y decretando con ello la supresión de ordenes religiosas el 1 de octubre de 1820, entre los afectados serian grandemente la Ordenes Hospitalarias, pues sus edificios eran para el servicio público. En Mexico y el resto de las posesiones hispana de America, sufrieron las Ordenes de San Juan de Dios, Los Hermanos de la Caridad de San Hipolito y La Orden de Hospitalaria de Ntra. Sra. de Belen para convalecientes fundados por nuestro Santo.

  11. De hecho tengo entendido que los Betlemitas fue la primera orden religiosa nacida en el Continente Americano. Actualmete está radicada sobre todo en Guatemala, América central y las Islas Canarias. Betlemitas, orden americana de padre canario, dos tierras: Canarias y Guatemala unidas siempre por la devoción a un hombre, San Pedro de San José Betancur. Quién fue el gran evangelizador de las Indias Occidentales, del mismo modo que San Francisco Javier lo fue de las Indias Orientales, dos de los grandes misioneros españoles.

  12. Apenas me estoy poniendo al día , pues estuve recluido, aunque no en un noviciado como Eddy. Me fuí de pinta una semana.
    Como siempre Antonio, nos presentas un trabajo minucioso. Yo recuerdo que en ocasión de la canonización intenré informarme sobre el santo que me era desconocido, pero había poca información sobre él.
    Me llama la atención que como Angela Merici, Pedro era terciario franciscano al momento de fundar su propia familia religiosa. Ahora, tengo una duda: en este tipo de circunstancia, ¿el fundador permanece terciario franciscano a la vez que forma parte de la nueva orden religiosa?
    A principios de 2014 espero viajar a Guatemala, ciudad de retiro de una persona muy querida. Sin duda Pedro de Betancour será parte del itinerario.
    Saludos.

    • Amgo Moisés,
      Es bueno pasar algunos días de asueto de vez en cuando. También se da gloria a Dios cuando uno se divierte sanamente.
      Por supuesto; si una persona pertenece a la Tercera Orden de San Francisco, sigue perteneciendo a ella cuando funda una Congregación salvo que renuncie expresamente, cosa que no hizo San Pedro de Betancur. Y espero que pases unos días preciosos en Guatemala y visites los muchos monumentos antiguos existentes en aquel país y ciudad.
      Saludos.

  13. hola tocayo antonio y todos los q aqui exponen , soy venezolano y hace ya 4 anos , fui objeto de un intento de robo y recibi un tiro de costado mortal , en el momento del disparo cai al piso , en cuestion de nada surgio la figura una voz algo que me dijo levantate no te quedes hay , y aun no me explico como levante segui y los ladrones huian sin averme quitado nada , luego de 3 horas mas o menos en una clinica dond me operaron de emergencia , nadie se explica como aun y para esas horas me encontraba integro y de pie , el doctor recomendo adelantar servicios funerarios porq decia que la bala me habia destrozado varios organos el intestino el estomago parte del pulmon …el hecho es que 3 semanas despues estaba en pie caminando …..en agradesimiento le lleve una bonita y singular placa de agradesimeinto que reposa en la cuenva dond solia pasar sus tardes en tenerife ….cada vez que puedo me he dedicado a llevar por mis viajes imagenes del santo de unos 10 o 15 cms. y dejarlos en iglesias sitios representativos tratando de que los demas sepan de su obra y en agradesimiento por haberme salvado la vida…..gracias por sus publicaciones siempre me interezo por saber mas del santo hermano pedro

  14. Gracias por este artículo sobre el Hermanito Pedro, como le llamamos aqui en Guatemala, y yo especialmente que le tengo un especial cariño y devoción. Hoy precisamente son 12 años desde que el Santo Padre Juan Pablo II nos regalara su canonización en su Tercera Visita al país.
    Me emociona aun más encontrarme con este artículo por la primera foto, del monumento al Hermano Pedro, que realizara el escultor guatemalteco Ramiro Valladares Velasquez, mi tío abuelo, que ya descansa en los brazos del Señor.
    También quiero comentarles que la rama masculina de la Orden Betlemita se suprime en 1820 porque en el convento de los Betlemitas se hicieron juntas secretas para derrocar el gobierno de la Capitania General de Centroamérica y proclamar la independencia, en la llamada Conjura de Belén, sin embargo este plan fue descubierto, y por este motivo se dió la supresión de la orden.
    Saludos!!

    • En 1984 el Papa Juan Pablo II autoriza la puesta en marcha de la rama masculina.
      El 16 de enero de 1984, la rama masculina de la Orden es restaurada por Decreto de la Santa Sede, nombrándose en el mismo decreto como Superior-Delegado para la restauración a Monseñor Luis Álvarez García (1917-2002, Fray Luis de la Cruz). El 25 de abril de 1986, con la profesión de los primeros religiosos betlemitas, queda restaurada, de hecho y de derecho, con sede en San Cristóbal de La Laguna, en la isla de Tenerife (España), donde se encuentra actualmente la Casa de Gobierno y de Formación. También se han creado casas de formación en Guatemala.
      A TU TUMBA
      buriema meridiana

      Al Santo Hno. Pedro
      de Guatemala

      I
      Él que siempre se culpa. Nomás un alma siente
      tiene su vida prestada
      dice: más vale un ¡toma! Soberbio y penitente
      no la tenía soñada
      .
      Huele a tierra mojada sin temor el valiente
      antes que venga la muerte
      .
      Hace su oración nocturna
      y dios pague deuda diurna,
      piedad que en nosotros vierte.
      .
      .

      II
      Los muchos testimonios, detalles milagrosos
      como el árbol de esquisúchil
      a Vilaflor tu cuna envíos numerosos
      con contemplaciones mil.
      .
      Son de tosco sayal, hábitos religiosos
      que visten los franciscanos
      .
      Él que imploraba limosna
      solo ruega por almosna
      morir entre sus hermanos
      .
      .
      III
      En ti nace el espíritu rebelde contra el mundo
      amas la Santa pureza
      sabes que tienes alma, dueña de amor profundo
      y que sin saberlo reza
      .
      Un llamado secreto te muda en vagamundo
      allí tu ardor se derrumba.
      .
      Hoy en paraíso brilla
      con musical campanilla
      “Una flor sobre tu tumba”
      .
      .
      .
      Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano, OFS
      “Hombre de Maíz, 2009
      Guatemala, C. A.

      Beatificación 22 de junio de 1980, por Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro en El Vaticano.

      Canonización 30 de julio de 2002, por Juan Pablo II en la Ciudad de Guatemala

      En esta novena-estrofa de mi autoría ”Buriema meridiana” (Burilando las expresiones del poema con amor en una, novena estrofa, ENEAGÉSIMA) está integrada por
      –Un cuarteto de verso quebrado 1º. Y 3º. Verso alejandrino; 2º. Y 4º. Octosílabos.
      –UN dístico quebrado: Verso 5º. Alejandrino y 6º. Octosílabo
      –Y un terceto octosílabo.- La Rima es : AbAb Ac ddc

      • Precioso himno guatemalteco al Hermano Pedro. Aquí en Canarias tenemos otro himno:

        “¡Oh, Pedro de Vilaflor,
        Primer Santo de Canarias!
        Dios hizo tu corazón
        canario de Guatemala.

        Llevaste pan a los pobres
        en tu mano solidaria
        y fue antorcha en tu camino
        la Virgen de Candelaria.
        Así hiciste universal
        tu cuna de bruma y lava
        y has llevado al santoral
        olor de alisio y retama.

        En la tierra peregrino
        de Fe, de Amor y Esperanza.
        Consuelo de desvalidos,
        Apóstol de Guatemala.

        Tu sueño, tu Fundación;
        tu Patria, la Patria hermana;
        dos orillas y una voz,
        Hermano Pedro, te aclaman.

        Excelso por ser humilde,
        por ser pastor de las almas.
        Comparten tu misma historia
        dos tierras que a ti te cantan.
        Tu entrega a los marginados
        y tu vida consagrada,
        han pintado los altares
        con bandera azul y blanca.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*