Beata Marie de Jésus Deluil-Martiny, fundadora mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía de la Beata, revestida con el hábito del Instituto fundado por ella.

Fotografía de la Beata, revestida con el hábito del Instituto fundado por ella.

Pregunta: Ante todo un gran y cordial saludo a los que conforman esta hermosa pagina web de preguntas al santoral, dedicado a la información de santos y beatos conocidos y poco conocidos, me gustaría que hablaran sobre la Beata María de Jesús Deluil-Martiny una religiosa francesa que fundo una orden religiosa y también fue mártir porque fue asesinada?, por causa de la fe? me gustaría saber mas información sobre su vida, su obra y su martirio y milagros muchas gracias y saludos desde Venezuela.

Respuesta: Tu consulta ha resultado ser providencial para mí, porque no sabía que esta religiosa fundadora fuera mártir. Tal lapsus -imperdonable para mí- se desprende de que jamás he visto la referencia “mártir” asociada a esta fundadora ni en las imágenes o informaciones que he encontrado, ni en las estampas que de ella he recibido. Tras recibir tu pregunta y documentarme, en efecto, descubrí que esta religiosa fue asesinada y que por ello, se la puede considerar mártir. Vamos a dar más datos sobre ella.

Nació en Marsella el 28 de mayo de 1841, siendo hija de un notable abogado llamado Paul y de Anaïs Marie Françoise De Solliers. Fue educada cristianamente -de hecho, por parte de madre, estaba emparentada con la Venerable Anne Madeleine Remuzat- y desde pequeña tuvo momentos de especial fervor, sobre todo con ocasión de la primera comunión, que realizó el 22 de diciembre de 1853, momento en que se emocionó al ver elevarse el cáliz y pensar en cuántas veces este gesto se repetía a lo largo y ancho del mundo; y cuando fue confirmada, el 29 de enero del año siguiente. Se dice que desde ese momento sintió que estaba llamada a la vida religiosa. Realizó sus estudios en el monasterio de la Visitación de Marsella y en el Sagrado Corazón de la Ferandière en Lyon, completándolos con gran éxito, pues era una joven muy inteligente.

Ella fue, desde muy pronto, una apóstol del Sagrado Corazón de Jesús. A los 17 años ya había escrito en su diario personal: “… para mí, oh Dios mío, vuestro Corazón, vuestro Corazón…”. Su vocación y apostolado se forjó en un camino de sufrimiento: primero marcha a Ars para consultar al Santo Cura (San Jean-Marie Vianney) sobre su vocación y rezando ambos por ella ante el altar de Santa Filomena; y posteriormente guiada por el padre jesuita Calage. Pero después, en poco tiempo, su hermano y sus tres hermanas mueren -lloró especialmente a su hermana Clémence (fallecida en 1859), que sólo tenía 10 años, y de la que dijo: “Ella era la mitad de mi alma”-, y, posteriormente, sus dos abuelas, dejándola sola con sus padres ancianos y enfermos, y empobrecidos por añadidura debido a los avatares de la fortuna. Para ella esto será un símbolo de que Jesús había aceptado su ofrenda: “Estas cruces mías son consecuencia del acto de oblación que Nuestro Señor ha exigido de mí…”. Se resignó a esperar, pues, mientras reemplazaba a su madre en todas las buenas obras: “Cuando no amé al Señor lo suficiente, gasté todas mis fuerzas en que fuese amado y conocido por otros”.

Estampa de la Beata, revestida en el hábito de su Instituto.

Estampa de la Beata, revestida en el hábito de su Instituto.

Cuando tenía 23 años, fue invitada por la fundadora de la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús – sor María del Sagrado Corazón Bernaud – al monasterio de la Visitación de Bourg-en-Bresse, se convirtió en propagandista de esta obra, que había nacido en el año 1863 y erigida como archicofradía, el 26 de noviembre de 1878. Será una etapa importante de su vida: incluso monseñor Comboni (San Daniel Comboni) le predijo que tenía una misión que cumplir, y ser celadora de la Guardia de Honor no era más que el comienzo: “Será la adoración de la Santísima Trinidad a través del Corazón Eucarístico de Jesús, el único y verdadero Adorador… serán almas amparándose en adoraciones… de este Sagrado Corazón…”. Y añade ella: “Nuestro Señor parece que ha erigido un altar en mi alma, donde Él se ofrece incesantemente a su Padre… Él quiere que ella celebre su presencia… en adoración incesante… y que se una a las acciones divinas que Él realiza…” Esta profundidad de su amor por Jesús Eucaristía le hizo comprender la relevancia del papel de los sacerdotes, de ahí que desease sacrificarse para ofrecer “gracias de perfección” a los sacerdotes, de modo que “los hagan brillar como diamantes sin mácula sobre el vestido admirable de la Iglesia…”. Es por esto que las profanaciones de la Eucaristía y la persecución de las Órdenes religiosas le producían un gran dolor.

El 27 de febrero de 1868, aconsejada por su padre espiritual, el jesuita Calage, empezó a esbozar los primeros aspectos de su futuro Instituto, queriendo cumplir con él los requerimientos que Nuestro Señor le había hecho a Santa Margarita María de Alacoque: un modelo de vida reparadora y eucarística basada en la vida terrena de la Virgen María después de la Ascensión de Cristo. Esto era basarse en que María, en el Calvario, había ofrecido y se había unido al sacrificio de su Hijo. Después de la Resurrección, Ella habría repetido este sacrificio de manos de San Juan, ayudando a la Iglesia y a los apóstoles mediante oraciones y una inmolación oculta y silenciosa.

El primer viernes del mes de noviembre de 1868 se consagró definitivamente y se hizo llamar a partir de ese momento Marie de Jésus, Hija del Corazón de Jesús. En septiembre de 1872, marchó a Bélgica para encontrarse con el cardenal Dechamps, que era el arzobispo de Malines y que deseaba y apoyaba la obra reparadora. Después de una primera entrevista con ella, el cardenal escribió, impresionado: “Acabo de conocer a la Teresa de nuestro siglo”. Será Bélgica, por tanto, el primer lugar que acoja el Instituto. El 19 de junio de 1873, monseñor Van der Berghe, que era su nuevo director espiritual y que apoyaba la fundación, ya le había impuesto el velo junto con otras compañeras en una casa modesta de la calle de la Vieja Justicia (hoy calle del Merole), en Amberes (Bélgica). El Instituto fue oficialmente fundado al día siguiente y dio comienzo el servicio de adoración.

Estampa de la Beata en adoración ante el Sagrario.

Estampa de la Beata en adoración ante el Sagrario.

Con la intención de unir a sus hijas en la oración por la expiación de los pecados de la Iglesia, dispuso que se turnasen durante media hora en aquella casa delante del Santísimo que allí tenían expuesto, uniéndose en espíritu al sacrificio de la Misa que en todo instante se estaba celebrando en cualquier lugar del mundo. A este espíritu de reparación que imprimió a ese grupo de compañeras, le unió también el de sacrificio, insistiendo en las mortificaciones corporales y en la renuncia a sí misma mediante la obediencia. Adoptó la Regla de San Ignacio, aunque adaptándola a la vida contemplativa y claustral. Redactó unas Constituciones que fueron aprobadas por el cardenal Dechamps el día 2 de febrero de 1876. Así nacía la Sociedad de las Hijas del Corazón de Jesús, que el 15 de junio de 1877 abría una segunda casa en Aix.

El 17 de agosto de 1878 fue consagrada en Amberes la Basílica-santuario del Corazón de Jesús, que fue confiada al Instituto fundado por ella, abandonando entonces las religiosas la capillita de sus primeros días y quedándose en la Basílica de modo permanente. El 22 de julio de ese mismo año, Marie de Jésus emitía sus votos perpetuos, diciendo: “Ya lo he dado todo, sólo Él me ha quedado…”. También escribió al papa León XIII, pidiéndole poder ofrecerse como víctima por sus intenciones.

El 24 de junio de 1879, abrió una tercera casa en una propiedad que su padre tenía en Servianne, localidad cercana a Marsella, donde fundó el noviciado. Y fue allí, el Miércoles de Ceniza del año 1884, donde fue asesinada a tiros de revólver por un tal Louis Chave, que era el jardinero del convento y que había cogido odio a las religiosas a través de la lectura de unos panfletos anarquistas, ¡a pesar de que había sido ella quien le había acogido y dado empleo! Mientras moría, a Marie se le oyó exclamar: “Lo perdono… por la obra, por la obra”. Fueron sus últimas palabras. Estaba por cumplir los 43 años de edad.

Preguntabas al principio por qué había sido asesinada y si es posible que lo fuese por odio a la fe (in odium fidei). En efecto, así fue. La ideología anarquista se caracteriza por su anticlericalismo y no cabe duda de que Marie fue asesinada por ser religiosa y en odio a la fe cristiana y a su vocación. Su vida había estado “oculta en Cristo” y “Cristo fue toda su vida”, algo difícilmente soportable para una mentalidad puramente anarquista.

Vista del sepulcro de la Beata. Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Amberes (Bélgica).

Vista del sepulcro de la Beata. Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Amberes (Bélgica).

Sus restos fueron sepultados en una tumba familiar en el cementerio de San Pedro, desde donde fueron transferidos el 11 de noviembre de 1899 al cementerio propio de las Hijas del Corazón de Jesús y, posteriormente, el 21 de octubre de 1906 fueron llevados a Bélgica, donde reposan en una cripta bajo la Basílica del Sagrado Corazón. Cabe decir que, en el reconocimiento, su cuerpo fue hallado “conservado”.

Fecundado por el sacrificio de su fundadora, el Instituto se extendió por diversos países de Europa, habiendo realizado con su muerte el programa trazado para sus hijas, que resumía todas sus aspiraciones: “Cada latido de nuestros corazones debe ser un acto de ofrenda a Jesús y de unión a su sacrificio perpetuo por la gloria del Padre”. Es por ello que el Instituto fue definitivamente aprobado en el año 1896. Posteriormente, la Causa de beatificación de su fundadora fue introducida el 25 de mayo de 1921. La Iglesia reconoció sus virtudes heroicas el 23 de octubre de 1978 y fue finalmente beatificada el 22 de octubre de 1989 por parte del Papa Juan Pablo II.

A los peregrinos que allí estuvieron, el Papa les dijo: “La figura de Marie de Jésus merece ser honrada y desearía que meditarais el mensaje de sus notas espirituales y la fundación de su Instituto religioso. La unión de Marie de Jésus con la Eucaristía es ejemplar; ella comprendió profundamente la ofrenda que Cristo hizo de Sí mismo al Padre por la salvación del mundo”.

Vista de la figura de cera que guarda el cuerpo de la Beata. Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Amberes (Bélgica).

Vista de la figura de cera que guarda el cuerpo de la Beata. Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Amberes (Bélgica).

Precisamente, una colección bastante amplia de escritos personales de la Beata -naturalmente, en su lengua materna, o sea el francés- pueden ser leídos y consultados en este interesante blog, de modo que se pueda conocer más a fondo su rica espiritualidad, cosa que yo no alcanzo a hacer, ni de lejos, en un artículo para este blog. Estas notas espirituales nos hablan de su riqueza interior de tal modo que, incluso si no hubiera padecido el martirio, es más que probable que esta inspirada mujer hubiese sido igualmente elevada a los altares.

Meldelen

Bibliografía:
– VVAA, Bibliotheca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi), Ed. Città Nuova, Roma 1988.

Enlaces consultados (04/01/2014):
http://www.dochtersheilighart.net/Frans/fr_pagina_02.htm
http://marie-de-jesus-deluil-martiny.blogspot.com.es/
http://www.marypages.com/MaryofJesus.htm
http://www.santiebeati.it/Detailed/91928.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

22 pensamientos en “Beata Marie de Jésus Deluil-Martiny, fundadora mártir

  1. Ana María, con todo respeto, voy a aplicarte un dicho muy popular en México: ¡Machetazo a caballo de espadas!
    Lo digo porque refieres que ignorabas que esta beata es mártir.
    En dado caso, ya somos compañeros del mismo dolor, porque aunque yo si la conocía de referencia por nombre y apellido, por religiosa y fundadora, también es un dato que pasaba desapercibido para mi sobre su muerte violenta.
    Su caso de martirio ¿es algo semejante a Santa Agustina Pietrantoni?
    En lo que nos has compartido sobre su espiritualidad, he sintonizado mucho con ella, yo también tengo una piedad eucarística profunda y siento mucho cariño por el Sagrado Corazón de Jesús.
    Te comento únicamente que los sacrilegios eucarísticos no son cosa del pasado, los hay de manera violenta, en esta arquidiócesis hace como un año se sucedieron dos ultrajes graves al Señor Sacramentado, el robo de una custodia con el Señor incluido mientras se adoraba publicamebnte en la parroquia de Analco y la violación de un sagrario en Cocula. Tal vez casos como estos sucedan esporádicamente en otras partes del mundo.
    Y me he dado cuenta de personas que se acercan a comulgar sin estar en estado de gracia o haber hecho hecho una mala confesión. A ellos no los condeno, total, es un asunto entre Cristo y ellos, pero lo que si, me apena la manera como se agravia a Nuestro Señor. En este sentido, me uno a esta intención de la Beata de pedir a Dios perdón por estas faltas.
    Saludos desde la tierra de la birria, el tejuino, las tortas ahogadas, el pozole, el tequila y el mariachi. (se nota que ando con hambre jejeje).

    • Pues, ¿cómo íbamos a saberlo, Humberto, si no se la menciona como mártir, si no lleva ningún atributo de martirio, si no existen escenas del mismo? Sólo una pequeña mención al final de su biografía sobre su asesinato que, si no te la leías entera, no te dabas cuenta de ello. Me ha pasado con otras pero al final lo he acabado descubriendo; con ésta, de no ser por la amable intervención del consultante, ni eso. Y pensar que me he desprendido generosamente de todas las estampas de esta Beata porque no veía que fuera mártir por ningún lado me pone enferma. Estoy intentando que me envíen alguna de nuevo, hasta ahora sin éxito.

      En principio no me parecía que su caso fuese similar al de Santa Agostina Pietrantoni, religiosa que también consta únicamente como virgen aunque fue asesinada por el paciente que ella cuidaba, pero podría ser. Eso lo solventaré dedicándole un artículo a ella más adelante.

      Y, francamente, respecto a profanaciones eucarísticas, malas confesiones y comuniones sin confesión, son temas de los que prefiero no hablar en absoluto.

    • Humberto, al leer tu comentario no he podido evitar entrar y decirte, que precisamente la semana pasada en una parroquia de la diócesis de Ciudad Real, unos ladrones entraron y se llevaron las joyas de la patrona del pueblo ( de poco valor económico) y no contentos con esto, robaron el sagrario conteniendo este el Santísimo Sacramento. A día de hoy están investigando lo sucedido, pero sin éxito.

  2. Fue algo muy “chocante” lo del martirio de la Beata, es decir, al leer como se dio el transcurso de su vida y como desde muy joven habia forjado su espiritualidad me es dificil digerir la forma como fue asesinada, sin advertencias, sin amenazas, sin señales, nada y ademas dentro de su convento por alguien a quien ella misma habia dado trabajo!!!
    con una vida tan admirable y dedicada al servicio de Dios debió fallecer como cualquier otra religiosa, en su ancianidad, dispuesta a pronto encontrarse con el esposo divino. Tal vez Dios lo quiso así para dar mas gloria a su hija.
    cuanto mal puede hacer el odio a las personas.

    • La verdad es que muchas otras personas tuvieron una vida admirable y dedicada a Dios y murieron como perros, o peor, como ratas; mientras que otros con vidas que son una vergüenza mueren apaciblemente… al final uno no recibe lo que merece, sino lo que le toca por azar del destino; porque me niego a pensar que esos horrores los envíe Dios para gloria suya o de nadie.

      Pero tienes mucha razón cuando dices que el martirio de la Beata es como un shock, no fue prevenida, ni pudo prepararse, fue tan súbito que me da la impresión que sus mismos biógrafos no le dan mucha relevacia al hecho, ni quienes la llevaron a los altares, porque si no no me explico cómo no se ha hecho más hincapié en su martirio, que pasa casi desapercibido en medio de la biografía. Pero no es poca cosa. La mataron por odio a la fe, la mató alguien a quien ella había beneficiado, y murió perdonando a su asesino. ¿Es martirio o no es martirio? Creo que está bien claro.

  3. Gracias por este artículo Ana María.

    Yo no conocía a la Beata Marie de Jesús. Dedicada a las obras espirituales y al bien, recibió la muerte de uno a quien acogió y dio trabajo y sustento. Pero se me viene algo a la mente, una duda de hace ya varios años, al final de tu artículo mencionas que aunque no hubiese recibido el martirio de igual forma estaría elevada en los altares; la mayoría de las y los fundadores de ordenes, congregaciones e institutos ¿Están elevados a los altares? ¿Existen algunos casos en que de plano no se pueda elevar a un candidato a los altares por razones oscuras en su vida?

    • Les dejo de tarea a León Dehon, que iba a ser beatificado pero su causa se suspendió porque se refiere que tenía algo de antisemita.

    • Personalmente, Emmanuel, no sé si la mayoría de los fundadores están elevados a los altares, lo que sé es que hay demasiados fundadores y demasiadas fundaciones, muchas de las cuales vienen sobrando. Y no es un desprecio a esas personas ni al trabajo de toda su vida, sino que creo que debería optimizarse más el tema de las fundaciones y en lugar de que haya mil iguales, una sola basta. Como decía un compañero hace tiempo -no sé si eras tú- a cualquiera le daba por fundar, y parece que sólo por fundar ya tuvieran que estar en los altares. Bueno, pues eso no es lo que yo he dicho. Yo he dicho que la Beata Marie de Jésus hubiese estado en los altares igualmente, aun sin recibir el martirio, sólo por su rica espiritualidad casi mística, no por el mero hecho de haber fundado. Aunque me parece que la beatificaron más por eso y por fundadora, que por su martirio.

      Humberto nos pone un ejemplo; Antonio nos podría poner muchos más. Creo haber leído hace tiempo que a cierta religiosa fundadora en España se la quiso haber beatificado hace tiempo pero la Causa no avanza porque era una mujer de reconocido mal genio y que trataba bastante mal a sus allegados. Y es que cuando la cosa no cuela, no cuela… aunque he de admitir que en el caso de ciertos personajes, ¡vaya con lo que se coló, Dios mío!

      • Y no hay que ir tan lejos Ana, el caso más reciente del fundador Marcial Maciel que sin duda no será beatificado ni en los sueños más remotos de los Legionarios de Cristo.

        • Si lo que se ha dicho sobre esa persona es cierto, entonces, espero que así sea. Ya hay bastantes personajes polémicos y personas inmerecidas en el santoral para mi gusto, mientras que otros más dignos permanecerán perpetuamente olvidados.

  4. Gracias, Ana Maria, por este artículo sobre la beata Maria de Jesús Deluil-Martiny.
    Es normal que su martirio haya pasado desapercibido y todos hayamos pensado siempre en ella como virgen fundadora, ya que como tal fue beatificada en el año 1989. De hecho, en la homilia de la ceremonia de beatificación y en la homilia a los peregrinos en el aula Pablo VI, el Papa en ningún momento hizo mención al martirio. De hecho, su Causa fue tramitada como virgen, no como mártir, por lo que fue declarada Venerable.
    Pero sin embargo, en el Martirologio Romano consta así: “En Marsella de Francia, la Beata Maria de Jesús Deluil Martiny, virgen, que fundó la Congregación de las Hijas del Corazón de Jesús y, que herida de muerte por un hombre violento, concluyó con el derramamiento de su sangre, una vida intimamente unida a la Pasión de Cristo”.

    • Pues entonces es el mismo caso que Santa Agostina Pietrantoni: martirio por la fe o por la caridad, pero beatificación sólo en base a su virginidad, su vida religiosa o su cualidad de fundadora. No sé por qué se resaltan unas virtudes que son secundarias en comparación con el gran sacrificio del martirio. Simplemente porque a Marie de Jésus le llegara la muerte súbitamente no quita valor al hecho de que su asesinato sea martirio, porque fue asesinada por odio a la fe. Y a Agostina Pietrantoni sí que se la había amenazado muchas veces con la muerte y pudo haber huido. A veces no entiendo los criterios de los poderosos…

      • Porque eso depende de quien abra la Causa y cómo la abra.
        Su Causa se inició el 25 de mayo de 1921 bajo la “modalidad” de virtudes heroicas, no como martirio, por lo que fue declarada Venerable el 23 de octubre de 1987 y necesitó un milagro para ser beatificada, cosa que no se le exige a los mártires.
        Este milagro fue aprobado por decreto del 7 de septiembre de 1989 y su beatificación, el 22 de octubre siguiente.
        Resumiendo: fue beatificada como virgen fundadora, no como mártir y la culpa no la tiene la Santa Sede sino el organismo o diócesis que abrió la Causa. No estimarían que era martirio, digo yo.

        • Con “poderosos” no me refería a la Santa Sede en particular, sino a todos los que tuvieron capacidad de decisión en el tema en general. Por eso digo, que no comprendo por qué descartaron el martirio. Por mucho menos se ha canonizado a otros muchos mártires que, asesinados in odium fidei, también perdonaron a sus asesinos estando en agonía.

          • Grazie del ricordo della Beata Maria di Gesù Deluil-Martiny, di cui sono devoto e di cui possiedo molto materiale e anche una sua s. reliquia, da tempo immemorabile.

            Per quanto riguarda il martirio, nei libro che avevo letto non c’era nessun riferiemento a tutto ciò. Il Martiriologio Romano nella frase “concluse con l’effusione del sangue una vita intimamente unita alla Passione di Cristo” pone un questione di cui era già si è parlato sul blog. Esempi simili sono: Agostina Pietrantoni e Panacea da Ghemme (nel mondo orientale lo sono i Romanov). In cui la morte violenta non entra nel concetto “in odium fidei, uti fertur”. Vero che la beata Panacea è detta martire, ma in in odium fidei? Non molto. Entra nella categoria orientale: patì una passione che la unisce a quella di Cristo, un pò come si afferma nel M.R. per la beata Maria di Gesù: “concluse con l’effusione del sangue una vita intimamente unita alla Passione di Cristo”. Per la Pietrantoni questa definzione non è presente nel M.R. ma più semplicemente: “morì accoltellata da un malato preso da furore omicida”. Per la Beata Panacea invece il M.R. afferma: “mentre pregava in chiesa, fu uccisa dalla sua matrigna, dalla quale aveva sempre subito vessazioni”. Panacea venne riconosciuta come vergine martire nel 1867, con conferma di culto, già presente dal 1400. Invece la Pietrantoni e la Deuil sono “sante” per le loro virtù eroiche non per la morte violenta in odium fidei. Ma Panacea fu uccisa in odium fidei? Dubito. Fu solo un raptus omicida della matrigna. Come lo fu per le altre due. Ma sono epoche diverse e soprattutto sono stati applicati criteri nuovi per iniziare la causa: forse la via del martirio non avrebbe retto per mostrare la santità di costoro. Anche per la serva di Dio Concetta Lombardo si pensò all’inizio una causa sulle virtù eroiche e non sul martirio, nel momento in cui la moglie dell’assassino di Concetta aveva inizialmente testimoniato contro, ma poi ammise le colpe e la beltà dell’anima di Concetta, e quindi si intrapese la via “in defensum castitatis, uti fertur”.

          • Gracias, Damiano, por tu reflexión. Comparto tu punto de vista respecto a la Beata Panacea, pero en cuanto a Santa Agostina y la Beata Marie de Jésus, no lo veo tan claro. Supongo que al final lo mejor será dejar abierto el campo de la interpretación y que cada cual saque sus conclusiones.

  5. Ya te imagino Ana cuando te diste cuenta de que esta Santa si era mártir tratando de recuperar todas las estampas suyas que desechaste jeje, yo no la conocía aunque eh visto el hábito de su instituto pero no tenía ni idea del nombre del mismo, es una vida impresionante y como bien dicen su martirio fue muy inesperado. Por otro lado no se si tu o Antonio podrán responder a mi duda pero en algunas ocasiones me parece haber visto a San Damián de Veuster con un hábito muy similar al de este Instituto ¿tiene algo que ver este Santo con esta congregación o es otra?.

    • Jajajaja te puedes imaginar, ¡se me llevaban todos los demonios! Pero claro, si a todo el mundo le ha importado un pito su muerte violenta -¡tal parece!- ¿cómo iba a saber yo de su martirio sin leer su biografía? ¡Hubiera tenido que ser adivina!

      En cambio, de otros que simplemente padecieron enfermedad toda su vida o se murieron fortuitamente tras un ofrecimiento de vida a Dios los llaman mártires. Para mí, esto es un caos y cada vez se sabe menos lo que es un martirio.

      Lo que preguntas respecto al hábito del Instituto, eso te lo podría responder Antonio, o Harold, si aún anduviera por estos lares. Yo no tengo ni idea.

  6. Como vimos hace unas semanas en el articulo de los Beatos mártires Trinitarios, estamos ante otro caso de personas amigas, conocidas, alumnos etc, que vuelcan todo su odio contra los mismos que en su día les dieron trabajo, les tendieron la mano o les enseñaron a leer. Y todo por el mero hecho de representar a la Iglesia.
    Para mi si es un martirio el de la Bta Marie de Jésus, le sobrevino sin previo aviso, pero Ella de una forma u otra estaría preparada ya que esteba en la gracia de Dios, incluso se ofreció como victima de la Iglesia. El gesto que tuvo perdonando a su verdugo, cuando apenas le quedaba vida la convierte en una verdadera mártir, ya que de esta manera mueren la mayoría de los mártires.
    Respecto al carisma que adopto esta Congración, lo veo muy necesario en aquella época de grandes agitaciones, donde la Iglesia muchas veces no ayudaba con sus decisiones.
    Espero leer sus anotaciones espirituales y ver si como decía el Cardenal Dechamps, estamos ante otra Sta Teresa de Jesús.
    El sepulcro e imagen-relicario de la Beata me parecen muy bonitos, la sencillez del conjunto transmite mucha paz y devoción.

    Gracias Ana María!

    • Para mí también claramente es una mártir y sólo me explico que se haya dado tan poca importancia a este hecho que el que quienes abrieron la Causa buscaran su reconocimiento como fundadora y ya está, en lugar de aprovechar la circunstancia de su martirio para más coronarla. En fin, cada cual hace lo que le viene en gana. A mi siempre me impresionará más un mártir que un fundador, sin que por ello menosprecie el trabajo del segundo, claro.

      Ni siquiera en su sepulcro o en sus imágenes se ve ningún atributo de martirio. Casi parece que lo hubiesen querido ocultar. ¡En fin! Espero que disfrutes leyendo sus notas espirituales. Son de una gran dulzura.

  7. Este dato es muy importante, lo consegui por internet en esta pagina, http://www.clairval.com/lettres/es/2008/02/22/4200208.htm donde hay tambien una biografía de La Beata

    “En noviembre de 1883, la madre María de Jesús contrata a un ayudante de jardinero de veintiún años, Luis Chave, para sacarle de la miseria. Muy pronto, sin embargo, éste se muestra perezoso, maleducado y exigente, relacionándose además con los anarquistas. El 27 de febrero de 1884, Miércoles de Ceniza, organiza una emboscada en el parque de «La Servianne», por donde pasarán las religiosas durante su recreo. Cuando se da a conocer, y mientras la superiora le dirige unas palabras amables, él la agarra de la cabeza y le dispara dos veces a bocajarro con un revólver. Herida en la carótida, la madre María de Jesús se desploma murmurando: «¡Le perdono« por la Obra!». Muere poco después.

    Resumen, La Beata contrata al muchacho en Noviembre de 1883, para ayudarlo a el y a su pobre familia de la miseria, (pero este muchacho fue llenandose de resentemiento contra el catolicismo, por influencia de los anarquistas) y tres meses después en el 27 de Febrero de 1884 (miércoles de ceniza) el verdugo la sorprendió con el revolver a la beata y a las otras monjas indefensas, ella trato de calmarlo de que recapacitara, pero le disparó sin piedad de un tiro en la carótida, y mientras ella moría desangrada perdono a su verdugo por su obra, mientras estaba con sus hijas hermanas de su congregación en el recreo en el parque cercano al monasterio. fue una emboscada planeada friamente por el asesino, el ya tenia planeado asesinarla.

    • Te agradezco muchísimo el dato, Juan, que me confirma realmente que fue martirio y que apenas tuvo unos instantes para ser consciente de que iba a morir y lo hizo perdonándolo. Un tiro a bocajarro en la carótida es terrible, y de muy mala solución…

      Conozco los envíos de la abadía de San José de Claraval, que me llegan a casa periódicamente, y sin embargo este texto aún no lo he recibido. Espero me lo envíen pronto. Gracias de nuevo, Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*