Festividad de la Teofanía

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Bautismo de Cristo. Iluminación de Menologio de Basilio II (s. X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Bautismo de Cristo. Iluminación de Menologio de Basilio II (s. X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Hoy, día 6 de enero, la Iglesia Latina celebra la Epifanía de Jesús o la llamada festividad de los Reyes Magos. De estos temas hemos escrito ya en años anteriores y por eso, hoy queremos hacerlo sobre una de las grandes fiestas de las Iglesias Ortodoxas, o sea, la festividad de la Teofanía, que es la fiesta en la que se revela a los hombres la Santísima Trinidad en el momento del Bautismo de Cristo, como nos lo narran los evangelistas Mateo, Marcos y Lucas.

La palabra Teofanía deriva del griego θεοφάνεια y significa “aparición de Dios”. Si leemos el texto de cualquiera de los tres evangelistas, veremos como se revelan en ese momento las Tres Divinas Personas: “Todo el pueblo se hacía bautizar y también fue bautizado Jesús. Y mientras estaba orando, se abrió el cielo y el Espíritu Santo descendió sobre Él en forma corporal, como una paloma. Entonces se oyó una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección” (Lucas, 3, 21-22). Este mismo episodio es narrado por Mateo (3, 13-17) y por Marcos (1, 9-11). El Hijo está presente, de pie en el río Jordán, el Espíritu aparece en forma de paloma y del Padre se escucha su voz.

Con este motivo, las Iglesias Ortodoxas celebran la “Gran bendición del Agua”, utilizándose la misma para bendecir a los fieles y a sus casas. La ocasión es también aprovechada para organizar grandes fiestas al aire libre, alrededor del mar, ríos y lagos, muchos de los cuales, en esta época del año, se encuentran helados. Tanto la festividad de la Epifanía occidental como de la Teofanía oriental (a veces también llamada Epifanía), lo que conmemora es la manifestación de Dios a los hombres. En estas fechas navideñas hemos conmemorado muchos acontecimientos históricos: la Natividad, la Circuncisión, la Adoración de los Magos y el Bautismo de Cristo y aún nos queda la conmemoración del 2 de febrero: la Presentación en el Templo, pero es en el momento del Bautismo cuando realmente Dios se manifiesta en su Trinidad.

Celebración de la Teofanía en Georgia.

Celebración de la Teofanía en Georgia.

Pero centrémonos ya en esta fiesta y cómo se celebra. Para ello he utilizado una información que me ha sido facilitada por un sacerdote ortodoxo, español pero perteneciente a la Iglesia Serbia y que ya ha sido comentarista en más de un artículo.

La Gran Bendición de las Aguas se celebra dos veces en esta festividad: después de la Liturgia de la víspera (es decir el 5 de enero) y después de la Liturgia de la fiesta misma (el 6 de enero) Se comienza con los himnos (idiomelos) de la fiesta y la incensación de la pila de agua colocada en el centro de la iglesia, que está rodeada de cirios encendidos y de flores. A veces se celebra la bendición de las aguas cerca de un lago o de un río.

Terminada la Divina Liturgia, todos los concelebrantes se trasladan al lugar donde se celebrará la bendición, mientras el coro canta: “La voz del Señor sobre las aguas clama, diciendo: Venid todos y recibid al Espíritu de sabiduría, al Espíritu de inteligencia, al Espíritu del temor de Dios, del Cristo que se ha manifestado”, “Hoy es santificada la naturaleza de las aguas y el Jordán es partido, deteniendo las corrientes de sus aguas al ver lavarse en ellas al Dueño de todo”, Cristo Rey, has venido al río como hombre, y en tu bondad te apresuras a recibir el bautismo propio de un siervo de manos del Precursor, por causa de nuestros pecados, Amante de los hombres” y “Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. A la voz del que clamaba en el desierto, ‘Preparad el camino del Señor,’ has acudido, Señor, tomando la forma de siervo, y tú que no conoces pecado pides ser bautizado. Viéndote las aguas temieron; el Precursor temblando exclamó: ¿Cómo podrá el candil iluminar la Luz? ¿Cómo podrá tocar el siervo al Dueño? Salvador, que quitas los pecados del mundo, santifícame a mí junto con las aguas”. Luego se leen tres lecturas de las profecías de Isaías (35, 1-10), (55, 1-13) y (12, 3-6).

Celebración de la Teofanía en la isla Sviyazhsk en Tatarstan.

Celebración de la Teofanía en la isla Sviyazhsk en Tatarstan.

A continuación, se canta un proquimeno y se lee el texto de la Primera Carta a los Corintios, 10, 1-4, después el aleluya y a continuación el Evangelio (Marcos, 1, 9-11). Después vienen unas letanías cantadas o rezadas por el diácono mientras el sacerdote recita en voz baja la siguiente oración: “Señor Jesucristo, Hijo unigénito que permaneces en el seno del Padre, Dios verdadero, Fuente de vida e inmortalidad, Luz de Luz, que viniste al mundo a iluminarlo, ilumina nuestras mentes con tu Espíritu Santo, y recíbenos al ofrecerte gloria y gratitud por todas tus grandes obras maravillosas, que son por siglos de siglos, y por tu salvadora dispensación en estos últimos días, en la que te has revestido de nuestra naturaleza pobre y débil, condescendiendo hasta tomar la forma de siervo, Tú que eres Rey de todo, y te dignaste ser bautizado en el Jordán por la mano de un siervo, para que, habiendo santificado la naturaleza del agua, Tú que eres impecable, nos indicarás un nuevo nacimiento por el agua y el Espíritu, y nos restaurarás a nuestra prístina libertad. Celebrando la memoria de este misterio divino, te suplicamos, Señor que amas a los hombres, que nos rocíes, a tus siervos indignos, de acuerdo con tu promesa divina, del agua purificadora, el don de tu entrañable misericordia; y que te agraden las súplicas de nosotros pecadores sobre esta agua en tu bondad, y que por ella sea concedida tu bendición a nosotros y a todo tu pueblo fiel, para la gloria de tu santo y adorable nombre. Porque a ti pertenecen toda gloria, honor y adoración, con tu Padre que es sin origen, y con tu santísimo Espíritu bueno y vivificador, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.”

Al terminar el diácono las letanías, el sacerdote dice en voz alta por tres veces: “Grande eres, Señor, y maravillosas tus obras, y ninguna palabra es suficiente para cantar tus maravillas” y continúa con una oración en la que hace referencia a la creación de todo lo visible y lo invisible y a la actuación de Cristo en su venida a la tierra. A continuación, hace la señal de la cruz tres veces sobre el agua diciendo cada vez: “Por tanto, Rey que amas a los hombres, estás presente ahora, por el descenso de tu Espíritu Santo y santifica esta agua” y continúa recitando otra oración, haciendo referencia al agua y a su relación con la historia de la salvación. Asimismo, solicita las bendiciones de Dios para todo el pueblo fiel y para la jerarquía de la Iglesia. Finalmente, el pueblo contesta con un Amén.

Celebración de la Teofanía en Kuskovo, Rusia.

Celebración de la Teofanía en Kuskovo, Rusia.

El sacerdote da la paz y el pueblo le contesta, recita una oración y luego bendice el agua trazando la señal de la cruz con la propia cruz que el sacerdote lleva en sus manos, la cual sumerge en el agua y la levanta; y mientras la mantiene levantada con las dos manos, canta el troparion: “En el Jordán, al ser bautizado, Señor, se manifestó la adoración de la Trinidad; pues la voz del Padre dio testimonio de ti, nombrándote su Hijo amado. Y el Espíritu, en forma de paloma, confirmó la verdad de su palabra. Cristo Dios nuestro, que te manifestaste e iluminaste el mundo, gloria a ti”. El coro lo repite. El sacerdote realiza esta última ceremonia dos veces más, cantando el troparion y el coro lo repite de nuevo. A continuación, echa un poco de agua en un aguamanil y se pone de cara a occidente; y teniendo la cruz en la mano izquierda y el asperges en la derecha, todos se acercan, besan la cruz y el sacerdote los bendice, rociándolos con el agua bendita.

Al final se canta un himno de alabanza y se dice tres veces: “Bendito sea el nombre del Señor desde ahora y para siempre” y se canta o reza el salmo 33. Finalmente, el sacerdote despide al pueblo diciéndole: “El que en el Jordán se dignó ser bautizado por Juan por nuestra salvación, Cristo, verdadero Dios nuestro, por la intercesión de su inmaculada Madre, y de todos los Santos, tenga piedad de nosotros y nos salve, porque es bueno y ama a los hombres”.

Celebración de la Teofanía en Hong Kong.

Celebración de la Teofanía en Hong Kong.

Algunas iglesias ortodoxas consideran a este rito como un sacramento, pero otras no. Es tradicional que el sacerdote visite las casas de los fieles para rociarlas con esta agua bendecida en este servicio de la Teofanía y que el pueblo continúa con la fiesta, existiendo diversas tradiciones según el país en el que se celebre esta conmemoración.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “Festividad de la Teofanía

  1. Gracias Antonio. Como una imagen vale más que mil palabras, fantásticas las imágenes de la cruz de hielo en Tatarstan y de la celebración “acuática” de la Teofanía en Georgia ¡¡¡

    • Como ya digo en el artículo, es una de las fiestas más celebradas en las Iglesias Ortodoxas.
      Te habrás dado cuenta de que todos los que están metidos en el mar en Georgia, son sacerdotes, casi todos ellos con el epitrakheljon puesto.

  2. Toño, gracias por este articulo tan interesante que nos presenta la celebración de estas fiestas en otras partes del cristianismo. Son muy elocuentes y hablan más que mil palabras las fotos con que ilustraste el artículo.
    Yo en lo particular, aunque sabía la historia y la importancia de estas fiestas en las Igleisias Ortodoxas, realmente ha sido una sorpresa ver las expersiones acuáticas en esos climas tan frios. He de decirte que yo sabía de este tipo de celebraciones de meterse a dar chapuzones en aguas gélidas para celebrar a los Cuarenta Mártires de Sebaste.
    Gracias por tu trabajo.
    Saludos.

    • Pues esas zambullidas son muy típicas en el día de la Teofanía, aunque se da mucho más en los países que celebran esta fiesta según el calendario juliano.
      Hoy celebran esta fiesta nuestros hermanos ortodoxos que celebraron la Navidad el 25 de diciembre según el calendario gregoriano: rumanos, búlgaros, griegos, chipriotas…, pero quienes se rigen por el calendario juliano (serbios, rusos, georgianos, etc), precisamente esta noche celebran la Nochebuena (Navidad es el 7 de enero), luego la Teofanía la celebrarán la tarde del 18 y el día 19 de enero. Aún así, yo he preferido escoger esta fecha de hoy (según el gregoriano) para publicar el artículo.

      En cuanto al frío que deben sentir quienes aparecen en las fotos, sienten más el frío al salir del agua que al entrar en ella. ¿Sabes por qué?

      • Dear Antonio,
        I am pleasantly surprised how good you are commenting the ritual of the so-called “Great consecration of the water”! It is indeed a special celebration, which the priests can make only a few days at the beginning of the water.
        This “great holy water” is given as a spiritual medicine for the ones having troubles in their daily life, but also to those who cannot take the Holy Communion because of serious impediments – so it may be seen sometimes as a “consolation”. I observe with not so much joy that many Orthodox believers put the accent on the holy water, the exorcisms of St. Basil or the sacrament of the Myrrh unction, almost forgetting that Christ offers Himself – and the communion has no comparison with any of the consecrated elements.
        In any case it is a great joy to celebrate this “great holy water”. Because of too many people present to the feast, we celebrated today for extra two more times the ceremony – the big barrels of water were twice empty 😀
        It is to mention that we celebrate tomorrow the feast of St. John the Baptist – always after a great feast, the very next day is dedicated to the persons who participate at the great event.

        • Amigo Mitrut,
          En la Iglesia latina también se bendice el agua en numerosas ocasiones, agua que luego es usada para bendecir a los fieles, casas, animales, etc. Además, en la entrada de casi todos los tempos, existen pilas con agua bendita para que los fieles mojen los dedos y se santigüen.
          El agua es signo de pureza y por algo es usada en el sacramento del bautismo, pero está claro que, aunque mediante cualquier sacramento podemos recibir la gracia de Dios, el Sacramento por excelencia es la Eucaristía y absolutamente nada lo puede sustituir.
          Nosotros consideramos el agua bendita como un sacramental, pero nunca como un sacramento.

          Es curioso eso que dices de que, después de una festividad, al día siguiente se hace conmemoración de los personajes que intervinieron en ella.

      • Será porque el por la circulación sanguínea se acelera en el agua y por ello se aclimatan, no sucediendo lo mismo al salir a la interperie, cuando la circulación tiende a proteger el corazón. Si no es por esto, me doy, jeje.

        • Humberto,
          Si fuera está todo helado y sin embargo el agua está líquida, quiere decir que el ambiente exterior está bajo cero, mientras que el agua, aunque solo esté a 1 o 2º C, está sobre cero, luego al entrar, se siente calor (vas de más frio a menos frio) y al salir, es al revés, ¿no? El agua está menos fría.

  3. Estas fotos de gente metida en agua gélida por Año Nuevo siempre me han parecido de lo más simpáticas, aunque ni loca los imitaba yo, a la temperatura que estará eso. Además es curioso que sólo vea hombres haciendo eso, no sé si a las mujeres se les permitirá. En cualquier caso es una manifestación cultural bella y muy solemne en cuanto al ritual de las aguas.

    • Yo tampoco he visto a ninguna mujer en ninguna de esas fotos. A veces, el sacerdote tira una cruz al agua y, sobre todo los jóvenes, se lanzan a ella para buscar la cruz. Es un honor ser el primero que la coja.
      A mi también me da frío al ver esas fotos, sobre todo porque por mi tierra, practicamente nunca, estamos bajo cero. Por ejemplo te digo que en mi ciudad hace más de sesenta años que no nieva.

  4. Pues el artículo muy interesante algo había escuchado ya de la importancia de esta fecha en la iglesia ortodoxa pero no sabía bien en que consistía, la Cruz de hielo me pareció muy hermosa y demuestra además el frío intenso que debe hacer durante estas celebraciones lo que las vuelven por demás curiosas, gracias por presentarnos estas tradiciones de nuestros hermanos ortodoxos.

    • Bueno, tu sabes, Andrés, que los católicos también celebramos la festividad del Bautismo de Cristo, pero no le damos la trascendencia que le dan nuestros hermanos ortodoxos, porque bien es verdad que en aquel momento, la Divinidad se manifestó con las Tres Divinas Personas. Desde el punto de vista teológico, se trata de la primera revelación de Jesús como Hijo de Dios y de la revelación de la Santísima Trinidad.

      El lugar del bautismo se situa en Qasr el-Yahud a orillas del río Jordán, al este de Jericó. En Tierra Santa, prácticamente todas las Iglesias Ortodoxas celebran la festividad según el calendario juliano, por lo que la mañana del día 18, una procesión de sacerdotes y peregrinos descenderá hacia la ribera del río Jordán y allí celebrarán la ceremonia del bautismo con los catecúmenos que vayan a recibir el sacramento.
      El Patriarca de Jerusalén sumergerá una cruz en el río para purificar y bendecir el agua, con la que más tarde se rocían a los fieles.
      Por la tarde del día 18, la Iglesia Ortodoxa Etíope celebra el bautismo en el mismo sitio y en la mañana del día 19, la Iglesia Ortodoxa Copta y la Iglesia Ortodoxa Siria celebran el bautismo también en el mismo lugar.

  5. Antonio, el articulo de hoy me parece de lo mas completo e interesante. Desde hace mucho tiempo quería saber algo mas sobre estas fiestas que celebran nuestro hermanos ortodoxos para conmemorar el bautismo de Jesús y con ello la manifestación de las tres personas Padre ,Hijo y Espíritu Santo.
    Llevo muchos años viendo en Tv, estas costumbres, sobre todo la de la cruz cuando es arrojada al mar. Son tradiciones muy bonitas que enriquecen a la Iglesia Ortodoxa.
    Feliz día de la Teofanía para todos los ortodoxos!

    • La ceremonia de arrojar la cruz al mar o a un rio y tirarse todos los jóvenes a cogerla, es realmente emocionante, aunque yo no lo haría: soy muy friolero y no se nadar. Asi es la vida, ¡y eso que vivo junto al Atlántico!

  6. Yo en esta fiesta siempre me centraba en la idea de “el Dios hecho hombre que se revela al hombre” y ni por la frente me pasó lo que evidentemente mencionan los textos “la Trinidad” tambien se revela como bien lo expresas.

    Pues se ve que es de suma importancia el agua para los cristianos ortodoxos todo se ve que gira en el agua. Pero en el agua no solo está como símbolo, sino tambien la cruz.

    Si mi padre me quitó mas de una reliquia para sepultarla y pedir así a parte de oraciones y misas que lloviera en el año pasado ya que nos al vimos negras pues resulta que si llovió muy tarde pero aun sigue lloviendo. Así que aunque no me parecía del todo lo que hizo dio resultados “A Dios rogando y con el mazo dando” lo bueno que veo que el sacerdote en este ritual arroja una cruz al agua y muy dichoso es aquel el que la toma primero.

    Gracias por este artículo Antonio

    • Emmanuel,
      ¿De donde sacas la idea de que para los cristianos ortodoxos todo gira alrededor del agua? Esa es una afirmación gratuita que en nada se asemeja a la realidad. Está claro que el agua tiene un simbolismo muy grande en el cristianismo y prueba de ello es que es la materia del sacramento del bautismo, porque simboliza la regeneración a la vida espiritual y porque es el principio de la vida natural. Indica purificación y vida nueva. Eso es así.
      Pero la vida de la Iglesia, la del Este y la del Oeste, gira en torno a Cristo, porque Él es la cabeza de todo ese cuerpo, es su fundador, es Dios hecho hombre para salvarnos y que lo hace a través de su Iglesia. Ni siquiera lo es la cruz, aunque sea el símbolo más sagrado del cristianismo. El centro de todo es Cristo: es el centro de la vida de la Iglesia, es el centro de la historia, es el centro de la humanidad, es el centro del universo. Ante Él toda rodilla se dobla, en el cielo y en la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*