Sierva de Dios Madre Patrocinio O.I.C

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Verdadero retrato de sor Patrocinio a la edad de 46 años.

Verdadero retrato de sor Patrocinio a la edad de 46 años.

Tal día como hoy, hace 123 años, moría santamente en la iglesia-convento del Carmen (Guadalajara), sor Patrocinio O.I.C, conocida como la Monja de las Llagas. Una de las personas más relevantes en el siglo XIX español. El día 27 de abril de 1811 nacía en una finca agrícola llamada Venta del Pinar, perteneciente al término municipal de San Clemente (provincia de Cuenca), la niña María de los Dolores Josefa Anastasia Quiroga y Capopardo. Sus padres eran don Diego Quiroga y Varcárcel y doña Dolores Capopardo del Castillo, ambos de ilustres familias venidas a menos. Recibió el bautismo el 5 de mayo.

Los primeros años de su infancia fueron agitados por causa de la Guerra de la Independencia que sufría España, también fueron agitados por causas más cercanas, y es que su madre Dolores y una de sus hermanas, Ramona, llegaron a tomarle un odio tan extremo que continuamente le hacían sufrir. Cuentan que, en una ocasión, su hermana Ramona, en presencia de ella, agarró de malas maneras unas muñequitas vestidas de monja que tenía María de los Dolores y con una cuerda las ahorcaba. diciendo con burla y sarcasmo “Mira, Dolores, mira tus monjitas”, hecho que apenaba a la niña. Pero aún más grave fue lo que sucedió por parte de la maldad de su madre, y es que quería cometer un gran delito: un día, queriendo deshacerse de ella, le quiso dar para comer una tortilla envenenada, con la gran suerte que la sirvienta, consciente de sus malas intenciones, se la dio a comer a un gato doméstico, que pocas horas después murió.

Al fallecer su padre, don Diego, la Venerable marchó a Madrid con su familia y allí, en la capital, realizó varios estudios que la llevaron a ingresar como educadora de niñas en la Casa de las Comendadoras de Santiago en Madrid. Por tres años permaneció allí y su parienta, la marquesa de Santa Coloma, como también las Señoras Comendadoras, quisieron retenerla allí, apreciando su gran labor, sabiduría y virtudes. Estas virtudes, además de su gran belleza, tampoco pasaron desapercibidas para el joven Salustiano Olózaga, que por aquel entonces era un novato abogado (y futuro líder del partido progresista), quien la pretendió como esposa, a lo que ella se negó, viendo clara su vocación en la Orden de la Inmaculada Concepción. Años más tarde, la Providencia los volvió a reunir.

Pañito que se conserva, y que llevaba en su llaga del costado.

Pañito que se conserva, y que llevaba en su llaga del costado.

El día 20 de enero de 1830 profesó como monja en el Convento de Caballero de Gracia de Madrid, perteneciente a las Concepcionistas Franciscanas, orden fundada por Santa Beatriz de Silva. Tomó el nombre en religión de Sor María de los Dolores de San Rafael, mientras que el definitivo de Sor Patrocinio vendría después por voluntad en la Virgen durante un éxtasis (según las crónicas de Padre Gomis). Asistieron a la profesión notables autoridades de la época que también hicieron de padrinos suyos, como fue el caso de la marquesa de Santa Cruz.

Las llagas en Sor Patrocinio
Siendo el día 30 de junio de 1829, festividad de San Abdón y San Senén, aún estando de novicia la Sierva de Dios sor Patrocinio y a la edad de 19 años, recibió el primer estigma, que fue en el costado, semejante a la del mismo Redentor. Transcurridos unos meses, en las vísperas de fiestas importantes, recibió los estigmas de las manos y pies, recibiendo por último el de la cabeza, que podemos interpretar como la corona de espinas. A lo largo de su vida la acompañaron y fue sobrecogedor ver la gran efusión de sangre que brotaba de todas ellas. Fueron testigos oculares de estos hechos extraordinarios la madre abadesa y el Ministro General de la Orden Franciscana, entre otros muchos eclesiásticos y religiosas que dejaron constancia escrita de la veracidad de estos hechos (por esta razón, pasó a conocerse como la Monja de las Llagas). En un breve período de tiempo se le apareció el Cristo de la Palabra, bonito lienzo que tenían olvidado debajo de una escalera las Hnas de Caballero de Gracia, y le dijo: “Esposa mía, cuídame tú, porque mis esposas me han abandonado”. Y en el artículo de mañana veremos la aparición de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias, advocación mariana que siempre acompañó a la Vble sor Patrocinio.

La madre Patrocinio y la reina Isabel II, en una de sus visitas.

La madre Patrocinio y la reina Isabel II, en una de sus visitas.

Aparte de los estigmas y apariciones de Jesús y María, también recibió las tentaciones y tribulaciones del diablo: golpes, visiones fantasmagóricas, tormentos, etc; a fin de que resplandeciera su virtud. En una ocasión, tuvo una lucha demoníaca de tal magnitud que, en un arrebato, fue arrastrada hasta el mismo tejado del convento de Caballero de Gracia.

Persecución y destierros
De este suceso acontecido pronto se hicieron eco los enemigos de la fe, que malintencionadamente enredaron lo sucedido; y esto le costó un proceso judicial por “una impostura artificiosa y fanática y una tentativa de subvenir el Estado y favorecer la causa del Príncipe rebelde”. Fue enjuiciada con mucho alboroto de jueces, médicos, autoridades eclesiásticas, etc; todo por pensar que la “fama” de sus llagas y visiones eran perjudiciales a la corona reinante. De tal manera se sucedieron los hechos, que fue condenada por orden judicial y civil a salir del convento y entrar en la casa de arrepentidas de Sta María Magdalena, en Madrid. Siendo condenada finalmente el 25 de noviembre de 1836 “a que sea trasladada, con la decencia, seguridad y recato debidos a su estado, a otro convento que se halle al menos a distancia de 40 leguas de esta Corte”. De ahora en adelante, la Sierva de Dios Sor Patrocinio empieza un éxodo de convento en convento que socavó su salud: Talavera de la Reina (Toledo), Torrelaguna (Madrid), Madrid, etc. En Madrid finalmente se establece en dos de los conventos de la Orden, allí recibe la visita de la Reina Regente y su hija doña Isabel II, amistad que se fue acrecentando con el tiempo y se hizo estrecha, pero nunca, como se ha dicho, tuvo que ver en la política de la época. La propia monarca la describe así: «Dicha santa madre (Madre Patrocinio) jamás quiso mezclarse en política; y yo declaro que los que hayan querido decir o hayan dicho que había intervenido en asuntos políticos son unos viles y calumniadores». Y es que la Vble Patrocinio fue sólo consejera en lo espiritual de la Reina y de su marido don Francisco de Asís. Durante esta estancia en la capital es elegida maestra de novicias y en el año 1849 es víctima de un atentado.

Firma y fotografía de la Sierva de Dios a los 76 años.

Firma y fotografía de la Sierva de Dios a los 76 años.

Pero aquí no acaba su padecimiento. En 1849, el presidente Ramón Mª Narváez dio orden de desterrarla de Madrid, también se la intentó implicar en el atentado del Cura Merino contra la reina Isabel II. Es en 1852, por las presiones del político y jurista Juan Bravo Murillo al Nuncio de Su Santidad en España, que la Vble Sor Patrocinio tiene que marchar a Roma con el pretexto de que allí se pronunciarían con mayor acierto sobre su santidad, no llegando al destino, ya que enfermó en Francia y allí permaneció. En octubre de 1853 vuelve a España y se instala en Madrid. Aquí lleva a cabo sus fundaciones y reformas de monasterios, inaugurando escuelas gratuitas para la educación de niñas pobres en muchos de estos conventos y propagando la adoración perpetua al Santísimo, innovando de esta manera en la Orden de las Concepcionistas Franciscanas.

Fundaciones
La reina Isabel II, sabedora de la buena formación que se le daba a las niñas, le propone la fundación de más conventos y escuelas, fundando la Sierva de Dios en los Reales Sitios de La Granja, Lozoya, El Escorial, El Pardo y Loyola. Reformando también varios de ellos, sumando un total de 20, incluido el convento del Carmen, donde pasó su vejez y donde le llegó la muerte. Con las autorizaciones de los obispos franceses inició la fundación de una nueva Orden de la Inmaculada, con votos simples solamente y adaptada a las costumbres francesas, pero finalmente no la pudo llevar a cabo.

Extraditación
Pasados estos años tranquilos, la Sierva de Dios, que también gozaba de don de profecía, mientras rezaba vio cómo la corona de la Virgen caía y se quedaba enganchada en el vestidito del Niño Jesús, en este hecho vio la abdicación de la reina y el estallido de la revolución. Por expreso deseo del cardenal Cirila (arzobispo de Toledo) es conducida a Francia nuevamente, con el fin de salvar su vida, a pesar de que la madre estaba preparada para el martirio. Una vez en Francia, consiguió licencia para fundar conventos allí, cosa significativa ya que poco tiempo antes, la Virgen se apareció a Santa Bernardette diciéndole: “Soy la Inmaculada Concepción. En España, mientras tanto, muchos religiosos/as sufren persecución y varios de ellos/as alcanzan la palma del martirio, como la Sierva de Dios les profetizó años antes.

No acabando aquí las pruebas que le mandaba la Providencia, se ve sorprendida por la guerra francoprusiana que comenzó en 1871. Huyendo de este conflicto bélico, se encontró con el embajador de España en París, que a la sazón era Salustiano Olózaga, antiguo pretendiente y causante de difamaciones contra la Sierva de Dios. Él le ayudó a salir en tren hasta Bayona, en Guethary (Francia), visitó al nuncio de SS. Pío IX en París, quien en su nombre renovó sus facultades para fundar y reformar conventos tanto en Francia como en España. En 1877 volvió a España por decisión de rey Alfonso XII, tras permanecer 6 años en el país vecino. Ya establecida en el convento del Carmen, prosiguió con la tarea de fundar y reformar en Almonacid de Zurita, Madrid, Puebla de Alcócer, Cabeza de Buey, etc.

Tumba y capilla de la Sierva de Dios.

Tumba y capilla de la Sierva de Dios.

Muerte y proceso de canonización
A principios de la década de los años 90 del siglo XIX, se agravó su enfermedad de corazón e hígado yle produjo grandes fatigas y ahogos. Viéndose a las puertas de la muerte, pidió la bendición apostólica de SS. León XIII, siendo recibida un día después. También dejó a sus hijas consejos como éste: “La verdadera vida espiritual no consiste en hacer muchas cosas, sino que las que se hagan sean sólo por Dios, por su amor, caridad y obediencia a Jesús”, y pidió recibir la muerte en el suelo y no en cama, donde permanecía durante la enfermedad. El 27 de enero de 1891, en el convento del Carmen de Guadalajara, “sin mayor agonía”, en torno a las 4 de la tarde, a los ochenta años de edad, sesenta y dos de vida religiosa concepcionista y cuarenta y dos de abadesa en distintas comunidades; moría santamente, mirando fijamente a la Virgen del Olvido, la Madre de los Pobres, como se la conocía en Guadalajara.

Después de una vida llena de dones de Dios y de la Santísima Virgen del Olvido, pero también de dificultades, incomprensiones, destierros y calumnias, que incluso después de su muerte acompañaron a su persona, el proceso ordinario de beatificación y canonización se abrió en 1907, en 1930 se aprobaron los decretos de sus escritos y en 1995 se reconoció el valor jurídico de proceso informativo. En la actualidad, la causa permanece sin novedad y se espera un definitivo milagro para la beatificación, que quiera Dios que se obre pronto.

David Garrido

Bibliografía:
– GOMIS, fray Juan Bautista, OFM, La Sierva de Dios Venerable Sor Patrocinio, Gráficas Pontón, Guadalajara, 1987.
– RUIZ-ALBERDI, Cristina Mª, Breve resumen de la vida de Sor María de los Dolores y Patrocinio, Asociación Virgen del Olvido.

Enlaces consultados (07/01/2014):
http://www.franciscanos.org/
http://www.sorpatrocinio.org/
www.ssantabenavente.com

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “Sierva de Dios Madre Patrocinio O.I.C

  1. Gracias David por este artículo sobre esta Sierva de Dios, la que yo en conocía en referencias sobre la biografía de Isabel II y en la vida de San Antonio María Claret.
    Me has dado un panorama de alguien que realmente no conocía y que por lo que describes, con una vida espiritual y apostólica muy intensa. Era totalmente desconocido para mi el detalle de sus estigmas.
    Me queda una duda: ¿cuál era la razón del encono de su madre y su hermana en contra de ella? Esos odios no son gratuitos.
    Gracias y saludos.

    • Gracias a ti Humberto, en todas las biografías de la Reina Isabel II aparece una breve reseña de la Sierva de Dios Madre Patrocinio y también de San Antonio María Claret. Ambos estuvieron unidos a la Reina, uno como confesor y la otra como consejera espiritual.
      Por lo que he podido leer nunca se conocieron en persona, aunque si que intercambiaron algunas cartas.
      El motivo por el cual la madre y la hermana la odiaban no te lo puedo decir con exactitud, pero desde el mismo instante de dar a luz ya la despreciaba. Cuando le comunico su vocación religiosa, también la desprecio y la hizo sentir muy mal. Y al final de su vida cuando se acercaba el momento de la muerte, se arrepintió y pidió perdón a su hija por todo el mal que le hizo.

  2. Te agradezco mucho, David, que hayas hablado de la célebre sor Patrocinio, “la Monja de las Llagas”. Aunque creo que es exagerado decir que es una de las personas más relevantes del siglo XIX español, sí es cierto que fue bastante famosa y lo fue más por la polémica del tema de sus llagas que por otra cosa. En todos los manuales de Historia cuando yo estudiaba la ESO y el Bachillerato siempre se la mencionaba como una persona con gran influencia sobre la reina Isabel II -la foto que está con ella nunca faltaba en esos manuales- y me temo que es por eso, y no por otra cosa, por lo que ha pasado a la Historia.

    Los manuales, bastante neutrales, no decían más de ella. Las fuentes en las que se basa tu artículo, como es de esperar, son benignas con ella. Pero también he leído textos bastante críticos con esta mujer, de donde se desprende que de los numerosos exámenes médicos a los que fue sometida, no se pudo concluir que las llagas tuviesen origen sobrenatural. Muchas fuentes la consideran una gran farsante. Otras insinúan que pudo haber estado manipulada, en su inocencia y subjetividad, por otras personas sin escrúpulos con intereses muy particulares. Yo no quitaré ni pondré rey, no la voy a juzgar, no sé lo suficiente. Pero creo, personalmente, que fueran sobrenaturales o reales sus llagas o no, ella tenía buenas intenciones. No la veo cruel o ambiciosa porque en esa época no hacía falta tanto subterfugio místico para tomar lo que uno deseara, especialmente desde la Iglesia. Si quería manipular a la reina en una perspectiva meramente política, como se ha afirmado, lo cierto es que no necesitaba llagas para eso, como no las necesitó ningún inquisidor ni gran jerarca.

    Creo que, al igual que San Antonio María Claret, el papel que jugó sor Patrocinio en la corte isabelina fue el de alimentar y satisfacer las necesidades devotas de una reina que era muy piadosa en sus prácticas cristianas y que seguramente sufría de remordimiemtos por su vida promiscua, algo por lo que, considerando el marido con el que a la fuerza la casaron, francamente no puedo culparla. Además, la misma reina, que era muy franca y de la que no se puede decir que andaba con rodeos a la hora de hablar, decía: “Lo único que le interesa a sor Patrocinio es arreglar mi matrimonio”, algo francamente imposible, dado que el príncipe consorte Francisco de Asís era homosexual declarado.

    Santa o no, auténtica “stigmata” o mera farsante, creo que sor Patrocinio es todo un personaje que vale la pena conocer, por lo que te agradezco el artículo y espero con afecto e interés el de mañana sobre la Virgen del Olvido. Recomiendo encarecidamente ver también el pequeño documental que has adjuntado, previo a la misa que todos los domingos retransmite La 2 en algún lugar de España. ¡Gracias!

    • Gracias a ti Ana María, como bien dices la foto de la Sierva de Dios y la Reina Isabel II es muy famosa y aparece siempre en los libros que hacen referencia al reinado de Isabel II.
      Es cierto que la describen como un personaje clave del siglo XIX, y esta fama yo creo que la recibe por su amistad con la Reina, que a tantos comentarios dio pie.
      Muchas veces se olvida el verdadero motivo por el cual debería recibir la fama, que son sus casi 20 fundaciones y innovación dentro de la Orden de la Inmaculada Concepción.
      Con respecto a sus llagas, yo también he leído que eran una farsa que Ella misma se las producía con el cristal de una reliquia que Fray Fermín de Alcaraz (Obispo de Cuenca) le regalo. Pero sobre este tema hay muchas discusión, como digo en el artículo muchas autoridades eclesiásticas y médicos laicos, no supieron determinar con exactitud el origen.
      Lo si que afirman muchos testigos oculares, es que le acompañaron hasta su vejez.

  3. Muchas gracias, David, por este artículo sobre la Madre Patrocinio.
    Ciertamente, yo no había leído nada sobre ella y nunca había escuchado que fuera una monja estigmatizada. Yo, en estos temas soy bastante escéptico, o sea, me creo la mitad, de la mitad, de la mitad…..; pienso que la mayoría de las veces son simples fantasías, ilusiones e incluso falsedades. ¿Quiero decir con esto que este caso así lo sea? Ni mucho menos, ya que al desconocerlo no debo hacer juicios de valor, pero si que es verdad que en siglos anteriores se han querido ver muchos milagros, estigmas, éxtasis, cuando lo que había era mucha ignorancia, hambre que hace ver visiones y cosas por el estilo.

    Leyendo lo que más arriba ha escrito Ana María, que es historiadora y que conoce más a esta Sierva de Dios que yo, solo puedo decir que si la Madre Patrocinio, fue una santa o una impostora, solo Dios y ella lo saben. Yo espero que sea lo primero, por mucho malo que haya podido escribirse sobre ella y que yo desconozco. Por eso tengo que agradecerte más este artículo, porque si que es verdad que es la primera vez que leo sobre ella.

    Pero si tengo que decir una cosa, aunque con todos los respetos: la frase “Esposa mía, cuídame tu, porque mis esposas me han abandonado”, la veo de una cursilería pasmosa y digna de visionarios más que de místicos.

    • Jajaja, lo cierto es que más parecen las palabras del amo de un serrallo turco que de Nuestro Salvador. Y bueno, la anécdota de la tortilla envenenada también se las trae, ¿no podía la criada haber tirado la tortilla sin más? ¡Pobre gato!

      • Supongo que la sirvienta se la dio a comer al gato, para que el padre de la Sierva de Dios viera con sus propios ojos las malas intenciones que quería llevar a cabo su propia esposa, para envenenar a su propia hija.

    • Gracias Antonio, me alegra saber que con este artículo has conocido mas a fondo la vida y obra de la S.D Madre Patrocinio.
      Es cierto que en siglos anteriores se querían ver milagros por todas partes, los sacaban hasta de debajo de las piedras. Y personalmente creo que por eso mismo tuvo tanta persecución la Sierva de Dios, ya que a los diferentes gobiernos de la época que traían aires de modernidad, no les interesaba estos casos de milagros y misticismos. Por esa razón los estigmas y las visiones de la Sierva de Dios, en el caso de que verdaderamente fueran ciertos, siempre estuvieron sometidos a duda y a debate. Yo al igual que tu pienso que es una Santa y no una impostora, Ella nunca utilizo sus estigmas y visiones para darse fama, ni las utilizo en su propio beneficio, es más nunca hacía referencia a ellas ni tan siquiera a las hermanas mas cercanas.
      Sobre la visión que tuvo del Cristo de la Palabra, poco te puedo decir. Pero fue la primera visión de Cristo que tuvo y según su primer biógrafo, le dijo estas palabras tal y como aparecen escritas.

  4. Me parece muy poco lo que se dijo de la Madre Patrocinio, la Monja de las llagas, que tanta influencia tuvo en la España del siglo XIX. Podría abordarse mas en varios articulos y en lo referente a la Virgen del Olvido.

    • Ricardo, dispongo de muchas información de la Sierva de Dios M. Patrocinio, daría para escribir muchos artículos. Pero para no extender mucho el artículo y hacer pesada su lectura, he querido resumir su vida y hacer mención de los acontecimientos mas destacados.
      Como es su infancia, vocación, estigmas, destierros y muerte.
      En el articulo de mañana abordaremos todo lo referente a la visión y devoción de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias.
      Espero que puedas leerlo.

  5. Se trata de un artículo muy bien elaborado y documentado sobre la gran desconocida del siglo XX, En efecto, ha sido muy criticada y cuestionada la figura de sor Patrocinio, algunas personas solamente habrán leído sus críticas y las habrán creído sin profundizar en la verdadera vida de la monja de las llagas. Sin embargo, ella misma lo profetizó, seré perseguida en vida y después de muerta, dijo en cierta ocasión, y esto se ha cumplido al pie de la letra. No podemos detenernos en la crítica fácil y demoledora, debemos investigar a fondo la vida prodigiosa de ésta monja que fué perseguida, humillada y desterrada. Durante muchos años se ha pretendido olvidar a sor Patrocinio, pero la verdad acaba triunfando y a los albores del siglo XXI está floreciendo su devoción. Artículos veraces cómo éste harán que por fin se sepa la verdad sobre sor Patrocinio. Muchas gracias David.

  6. Muchas gracias David por este interesante artículo sobre una Venerable que desconocía por completo y que vaya por lo visto es muy polémica en España, su vida es muy bella aunque el odio de su madre y su hermana si que enfada de ver las cosas que le hacían a la pobre. Por otro lado creo que entiendo a sus pretendientes realmente fue una mujer muy bella la madre Patrocinio. Muchas gracias

    • Gracias Andre, nunca se entiende el odio extremo de una persona a otra, pero menos comprensible es el odio de una madre a su hija.
      Por desgracia no fue el único odio que despertó la Sierva de Dios, ya que por parte de otros muchos (incluido su pretendiente), sufrió mucho. Y esos sufrimientos por parte de las calumnias y persecuciones que sufrió, hacen que incluso hoy en día levante polémicas.

  7. David: en verdad exelente articulo una figura muy polémica para la Espana del ssigloXIX, con tu articulo ya en verdad me cayeron mal su mama y la hermana jojojojo. Monjas consejeras de gobernantes españoles no son raras; la Madre Agreda y Felipe II, Ramona Limargas y Franco….. vaya que padre articulo desconocida datos de ellas ambos nos llamamos igual jajajja pero sobre todo me encanto y asombro su actividad de reformadora y fundadora … nos vemos pronto ojalas me dejaras tu fb

  8. Puedo dar novedades sobre su causa de canonización, ya la CCS en Roma ha puesto relator para el estudio de la positivo, y creo que hay ya algún milagro que avanzaría en el proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*