San Mamés o Mamante de Cesarea de Capadocia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estatua del Santo venerado en Lizzano, Belvedere (Italia).

Estatua del Santo venerado en Lizzano, Belvedere (Italia).

Cuando un automovilista deja la metrópolis milanesa en dirección a las montañas, se dirige más allá de los pre-Alpes de Lecco, Como o de Bérgamo. La provincia de Bérgamo es famosa por sus valles: el Valle Brembana, el Valle Seriana, el Valle de Scalve y el Valle Imagna. Existe un fascinante valle llamado Valle Cavallina que se encuentra cerca del lago de Endine, un lago de pequeñas dimensiones pero de importante interés naturalístico y ambiental. El Valle Imagna dista de Milán un poco más de 50 km. En el territorio situado en la entrada del Valle Imagna, cerca de la confluencia del torrente Imagna y del río Brembo, que es una especie de cuello de botella necesario para la viabilidad del valle, aparece la ciudad de Strozza. Aquí hay restos de época romana, destacando las ruinas del acueducto. En la localidad de Ca Campo se encuentra la pequeña iglesia-oratorio dedicada a los Santos Pantaleón y Brígida. En ésta está presente el culto a San Mamés.

San Mamés es el famoso mártir de Cesarea de Capadocia conocido como San Mamante o Mamete, cuyo culto está presente en esta localidad por la presencia de legiones romanas de origen oriental que estaban cerca del monte Castra en el valle de Imagna.

La vida
El santo mártir Mamante había nacido en Paflagonia de padres píos e ilustres, los cristianos Teódoto y Rufina. Debido a su abierta confesión de la fe, los padres del Santo fueron arrestados por los paganos y encarcelados en Cesarea de Capadocia. Conociendo su propia debilidad, Teódoto rogó al Señor que se lo llevase antes de que lo martirizaran. El Señor oyó su súplica y Teódoto murió en la cárcel. También Santa Rufina murió después de que hubiese dado a luz a un niño prematuro, que encomendó al Señor, pidiendo que fuese protector y defensor de los niños huérfanos.

Dios oyó la oración en el lecho de muerte de Santa Rufina: una rica viuda cristiana de nombre Amea, después de haber enterrado piadosamente los cuerpos de los Santos Teódoto y Rufina, acogió al niño en su casa y cuidó amorosamente de él. San Mamante creció en la fe cristiana. Para el resto de su biografía, ver el artículo publicado en este mismo blog el 17 de agosto de 2011: “San Mamés, niño mártir”. También pueden consultarse sendos artículos para su iconografía y una breve consulta sobre el mismo Santo.

Relieve del Santo atendiendo a los pobres. Iglesia de la Inmaculada, Vergo Zoccorino (Italia).

Relieve del Santo atendiendo a los pobres. Iglesia de la Inmaculada, Vergo Zoccorino (Italia).

El culto
El primer centro de culto de San Mamete fue Cesarea, donde sobre la tumba del Santo se erigió un santuario y posteriormente una basílica. Recientes excavaciones han logrado identificar la tumba y la basílica.

El culto del Santo se difundió primero en toda Capadocia, hasta llegar a Constantinopla, y también aquí le fue construida una basílica, en torno a 475, y después una segunda cerca del hipódromo de San Mamés, y finalmente una tercera en la aldea de Aymama (de Mamés). En Constantinopla tenía también dedicado un monasterio, de donde, en 1204, fueron robadas numerosas reliquias, entre ellas la cabeza del Santo, que ha terminado en Langres.

El culto de San Mamante tuvo en Occidente un centro en la misma catedral de Langres, en la Provenza, donde a finales del siglo VIII fueron trasladadas algunas reliquias, la cabeza del Santo fue llevada en 1205. En Italia es particularmente venerado en Emilia Romaña, en Toscana, en Bellunese, en el norte de Lombardía y en el vecino Canton Ticino suizo; también en España, en Chipre, en Portugal, donde son muchos los lugares que llevan el nombre de Mamante, y son sobre todo centros de vocaciones agrícolas y ganaderas, similares a las características propias del Santo, que es invocado como protector de la mies, hasta el punto de serle ofrendadas gavillas de espigas en el momento de la cosecha.

Un lugar singular del culto de San Mamante es Cavaglio d’Agogna, a quien está dedicada la iglesia parroquial (s.XII). En ésta, a finales del Ottocento y a inicios del Novecento surgió la idea de dedicar a San Mamante la primera cripta, construida en 1739, y, cuando ya no fue usada para los mártires Antonino y Plácida, quedó reducida a trastero. El arcipreste Del Boca obtuvo una reliquia de San Mamante, que fue colocada en una imagen yacente del Santo dentro de una urna de bronce plateado.

La cripta abandonada fue restaurada por el pintor Rodolfo Gambini de Legnano con cuatro frescos inspirados en la vida de San Mamante: San Mamante salvado de las aguas; nacimiento de San Mamante, San Mamante respetado por los leones, San Mamante lleva leche a los pobres de Cesarea.

Cripta de San Mamés en Cavaglio d'Agnona (Italia).

Cripta de San Mamés en Cavaglio d’Agnona (Italia).

Sitios italianos de culto a San Mamante:
* Affori, distrito de Milán, capilla a San Mamete.
* Appiano Gentile (CO), altar a San Mamete en la iglesia de San Juan.
* Bollate (MI), iglesia de San Mamete
* Bolonia – Iglesia de San Próculo, lienzo de Filippo Pedrini (1763 – 1856)
* Brivio (LC) – estatua de San Mamete cerca del Oratorio de San Leonardo
* Cavaglio d’Agogna (NO) – Iglesia parroquial de San Mamante y cripta de San Mamante
* Cislago (VA) – estatua
* Claino con Osteno, (CO), altar a San Mamete en la iglesia de San Vicente
* Crescenzago, distrito de Milán, oratorio a San Mamete
* Empoli (FI), iglesia de San Mamante a Empolivecchio
* Granarolo dell’Emilia (BO) – Iglesia parroquial de San Mamante
* Liano di Castel San Pietro Terme (BO) – patrón
* Lizzano in Belvedere, (BO), iglesia parroquial de San Mamante
* Medicina, (BO) iglesia parroquial de San Mamante
* Oltrona di San Mamette, (CO), santuario de San Mamete
* Origgio (VA) – estatua
* Plesio, (CO), oratorio montañés de San Mamés
* San Mama di Subbiano (AR) – iglesia parroquial de San Mamante
* San Mamante – Case Lenzuola en Faenza (RA)
* San Mamete de Valsolda, (CO)
* Vergo Zoccorino de Besana en Brianza (MB) – iglesia de San Mamante o Immaculada
* Villa de Sassonero de Monterenzio (BO)

Otros lugares de culto:
* Grândola (Portugal), iglesia de San Mamete
* Langres, catedral de San Mamés
* Lumino (Canton Ticino, Suiza), iglesia parroquial de San Mamete
* Mezzovico-Vira (Canton Ticino, Suiza), santuario de San Mamete (s. XI)
* Zaragoza (España) – iglesia parroquial de San Mamés, urna relicario de la sagrada cabeza (proveniente de Roma, con auténtica del 23 abril de 1695: probablemente se trate de un corpo santo)

Imagen del Santo venerada en Strozza (Italia).

Imagen del Santo venerada en Strozza (Italia).

El nombre
¿Por qué este nombre tan particular? Según la tradición, el pequeño Mamante llamaba “mamá” a la viuda Amea, palabra derivada del griego “mamma”, es decir, “madre”, pero también “seno, pecho”. De ahí el que haya tantas variantes con las que es conocido y venerado el Santo: Mamante, Mamas, Mommè, Mamolo, Mamede, Mamete, Mamma, Momà, Mammete, Mamette, Amaa, todas aludiendo a la maternidad, a la lactancia, de modo que en Occidente es venerado e invocando por las parturientas para tener leche suficiente para su hijo, mientras que en Oriente es reconocido como protector del ganado.

La iconografía
Según la iconografía más común, Mamante aparece como un joven con túnica y manto, con un león sentado a sus pies o rodeado de bestias salvajes, siempre con la palma como símbolo del martirio. En otros casos (por ejemplo en Origgio, Cislago y en Vergo Zoccorino, en Lombardía) aparece con un cubo de leche, y en una bella estatua de la iglesia de Pecol di Zoldo (BL) lleva un pequeño tubo en torno a la cintura, una “mùsola” que también alude al pastoreo, pues era el pasatiempo de los niños que se ocupaban de los rebaños.

En un ámbito iconográfico muy singular está la estatua del mártir venerada en Strozza (BG), en la localidad de Ca Campo: aquí el Santo aparece con un pecho femenino, en alusión al significado ya mencionado. De hecho, es aquí donde es invocado por las parturientas y nodrizas para que tengan leche suficiente que dar a sus hijos.

El Santo, como mártir, es también representado como un soldado –miles Christi-, revestido de coraza y con armas, como aparece en el lienzo del altar mayor de la iglesia de Lizzano en Belvedere (BO), donde aparece junto a San Marcos, que es copatrón.

En Oriente, el Santo aparece representado con cayado de pastor y montando un león. A veces aparece con una cierva, que lo alimenta con su leche.

Damiano

Bibliografía y sitios:
* AA. VV. – Biblioteca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi) – Voll. 1-12 e I-II-III appendice – Ed. Città Nuova
* C.E.I. – Martirologio Romano – Libreria Editrice Vaticana – 2007 – pp. 1142
* Grenci Damiano Marco – Archivio privato iconografico e agiografico: 1977 – 2014
* Sitio web insiemetraparrocchie.it
* Sitio web museovaldimagnino.it
* Sitio web sanmamante.org
* Sitio web wikipedia.org

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

6 pensamientos en “San Mamés o Mamante de Cesarea de Capadocia

  1. Pues me he quedado de piedra con la iconografía del Santo con la teta en la mano. Pensaba que sólo Santa Águeda tenía un atributo así. Claro que ella lo tiene por los males del pecho y él por el tema de la lactancia. Y además representado como un adulto barbudo cuando en teoría era un niño. Muy curioso, realmente curioso.

  2. De San Mamés habla el Padre Roque Faci en 1750: “…En los niños ha hecho San Mamés soberanos favores… Y de los quebrados (huesos rotos) es singular patrón… libra a sus ganados de las viruelas… El prodigio singular…en la ermita de San Mamés en Murero (Zaragoza), es, no permitir el Santo, que entren en ella las avispas…” Parece ser que se coló una avispa durante la consagración de la eucaristía y rogó el sacerdote a San Mamés que no volviera a suceder. Y así es.

  3. Muchas gracias, Damiano, por este artículo sobre el culto a San Mamés en Italia.
    Permíteme una pequeña corrección: el supuesto cráneo de San Mamés venerado en Zaragoza, está en la parroquia de Santa Maria Magdalena. Yo estoy de acuerdo contigo en que es una reliquia de un cuerpo santo y no del mártir de Capadocia.

  4. He visto algunas representaciones en piedra de Sansón desquijarando el león que, debido al desgaste, podrían confundirse con representaciones de san Mamés… pero no creo que durante el Románico se realizaran en piedra muchas imágenes de este santo.

  5. También se considera a San Mamés abogado de los enfermos del vientre y especialmente de los herniados pues según la leyenda, entre otros martirios, le rasgaron el vientre y el mismo se sujetaba las visceras. Así aparece en la Iglesia de La Magdalena de Zaragoza en una urna con la imagen yacente y en otra imagen erguido, ambas como “pastor” con cayado pero con las visceras fuera de la tripa, sujetas por una mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*