La Virgen de la Salud de Xirivella

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de la Virgen de la Salud venerada en Xirivella, Valencia (España).

Imagen de la Virgen de la Salud venerada en Xirivella, Valencia (España).

Varias localidades de la diócesis de Valencia presumen, coincidiendo con la festividad litúrgica de la Natividad de Nuestra Señora, de sus “Mare de Déu trobades” o imágenes de la Virgen que fueron encontradas casualmente hace siglos y de cuyo hallazgo no se conoce la fecha exacta. Entre ellas, las celebran con misas y procesiones: en la provincia de Alicante, la localidad de Agres y; en la de Valencia, los municipios de Sueca, Oliva, Torres-Torres, Utiel, Alaquàs, Algemesí, Corbera, Alfafar, l´Alcúdia, l’Olleria, Puçol, Xirivella, Chiva, Llosa de Ranes, Benaguasil o El Puig.

Una tradición popular recoge que la imagen de la Virgen de la Salud de Xirivella fue hallada bajo una campana enterrada en un olivar, caso idéntico al de otras imágenes del territorio valenciano. Este tipo de hallazgos eran explicados diciendo que estas imágenes fueron escondidas durante las invasiones islámicas para salvarlas de la ira de los musulmanes y que, después de la conquista cristiana del Reino de Valencia de 1238, fueron encontradas en circunstancias singulares, ocultas en cuevas, junto a fuentes, o enterradas, como es este caso. Pero la realidad nos dice que casi ninguna de ellas es anterior al siglo XIII, por lo que es imposible que fuesen ocultadas antes de esa época.

En el caso de la Virgen de la Salud es muy probable que se produjera su descubrimiento a finales del siglo XVI o principios del XVII. Y es que en el año 1604 se erigió una ermita para señalar el lugar donde se produjo su hallazgo y aún conserva en su subsuelo la cavidad de la cual, según la leyenda, se extrajo la imagen. Además, la escultura de la Virgen se encuentra incompleta y aparece cortada a la altura de las rodillas, reduciendo así su tamaño y, por ello, estas circunstancias abundarían en la creencia popular de un posible ocultamiento bajo una campana. La hipótesis que explicaría su enterramiento podría estribar en proteger la imagen de ante alguna revuelta político-social acaecida en la localidad en aquellos tiempos. Por otro lado, si la imagen se encontraba deteriorada, resultaría coherente enterrarla en vez de destruirla, ya que se trata de una escultura de la Virgen y, por lo tanto, de una imagen sagrada.

Cerámica votiva que representa la leyenda del hallazgo de la patrona de Xirivella. Font de la Penya, Olocau, Valencia (España).

Cerámica votiva que representa la leyenda del hallazgo de la patrona de Xirivella. Font de la Penya, Olocau, Valencia (España).

Respecto al objeto, diremos que la terracota es el material empleado en la realización de la imagen de Nuestra Señora de la Salud de Xirivella. Y es que tenemos la circunstancia de que la facilidad para encontrar arcilla y su fácil modelado propició que el barro cocido se emplease históricamente en un gran número de culturas para modelar objetos útiles o pequeñas estatuillas. Con similares características en la Comunidad Valenciana hay catalogadas al menos cuatro esculturas de terracota datadas en el siglo XV, como son las de Nuestra Señora de Vallivana en Morella (Castellón), Nuestra Señora de la Fuente en Castellfort (Castellón), Nuestra Señora de la Murta en Alzira (Valencia) y el presente de Nuestra Señora de la Salud en Xirivella.

De pequeño tamaño, pues mide aproximadamente unos 80 centímetros, aún así es superior a otras imágenes de la época también realizadas en terracota y que no miden más de 30 centímetros como son las de la Virgen de Vallivana en Morella o la Virgen de la Fuente en Castellfort. Se trata de una imagen que lleva en la mano derecha una azucena y en la izquierda al Niño, quien a su vez, bendice con la mano derecha mientras coge con la izquierda el ala de un ave. Tanto María como el Niño tienen una postura hierática y miran frontalmente al espectador. Las facciones de ambos son morenas, lo que pudo deberse a alguna alteración química de las pinturas, la humedad o que se quedó al descubierto el material original de la imagen, el barro cocido. Ambos visten túnica y manto, y en la cabeza tienen puesta corona imperial.

Por su tamaño es posible que estuviera presidiendo un altar, un retablo o incluso una portada que pudieron ser los del antiguo templo parroquial de Xirivella; ya que la primitiva iglesia estaba dedicada durante el siglo XV a la Virgen María. Esta advocación pudo arrancar desde la fundación del templo en el siglo XIII por la Orden de Santa María de Calatrava, que antecedió en el siglo XVI a la titularidad del Santísimo Sacramento, hasta la construcción de la nueva iglesia parroquial en 1680. Por ello la escultura de Nuestra Señora de la Salud pudiera corresponderse a la imagen titular del antiguo templo parroquial de Xirivella durante el siglo XV. Desde su descubrimiento fue conocida como la Mare de Déu de Xirivella, añadiéndose posteriormente el título de Mare de Déu de la Salut a raíz de la protección ofrecida por la Virgen al pueblo de Xirivella durante las epidemias de peste bubónica del siglo XVII y las del cólera morbo del XIX.

Fotografía antigua de la Virgen de la Salud de Xirivella, sin los adornos de plata.

Fotografía antigua de la Virgen de la Salud de Xirivella, sin los adornos de plata.

Parece que se trata de una escultura plenamente flamenca, en el que su vestido se corresponde con los típicos trajes propios de las cortes palaciegas de los Países Bajos de la primera mitad del siglo XV. El Niño aparece con el torso desnudo y responde a un modelo iconográfico empleado en Europa desde el siglo XIV. Los rasgos de las dos figuras parecen tener unas facciones individualizadas tomadas del natural, aunque conservando un cierto idealismo propio del Gótico Internacional. Respecto al simbolismo de la azucena que porta la Virgen en su mano derecha denota pureza y virginidad desde la antigüedad ya que la azucena suele acompañar a las imágenes de la Virgen y por ello es conocida como la flor de María. El ave que porta el Niño fue un motivo iconográfico muy extendido en el período comprendido entre finales de la Edad Media y el siglo XVII. La representación de un pájaro en el regazo o en las manos del Niño Jesús respondía a un hecho cotidiano, ya que en la Edad Media era normal que los niños tuviesen en casa pájaros de pequeño tamaño con los que jugaban.

Respecto a su datación, puede aventurarse que fue el segundo cuarto del siglo XV, exactamente entre 1425 y 1450, teniendo en cuenta factores como los ropajes de la imagen, sus características típicamente flamencas y una visita pastoral que se realizó a la parroquia en el año 1426. El alto talle de la túnica de la Virgen, así como el cuello recto agrandado lateralmente se usó entre las mujeres europeas desde finales del siglo XIV hasta los años 30 del siglo XV. El autor de la imagen de la Virgen de la Salud pudo ser un escultor extranjero, flamenco o alemán, ya que, como hemos dicho, sus características flamencas están muy marcadas tanto en el realismo presente en la escultura, las facciones de los rostros, el atuendo y su peinado. Ésta debió ser encargada en Valencia, que por entonces era la ciudad más poblada de la península y foco indudable de florecimiento cultural y artístico, lugar donde se contrataban obras artísticas destinadas a poblaciones cercanas como Xirivella.

Imagen de la Virgen saliendo en procesión por las calles de Xirivella.

Imagen de la Virgen saliendo en procesión por las calles de Xirivella.

En los sucesos bélicos de 1936, concretamente el día 7 de octubre de 1936, un grupo de treinta personas arrojaron la imagen de Nuestra Señora de la Salud a una hoguera desde el balcón de la Casa Consistorial, quedando en el suelo de una de las dependencias la cabeza de la Virgen un tanto mutilada, la del Niño intacta y la mano derecha de la Virgen con dos dedos rotos. Finalmente, el 11 de septiembre de 1983 se celebró en Xirivella la coronación canónica de Nuestra Señora de la Salud.

Salvador

Enlace consultado (20/01/2014):
http://www.virgenlasalud.com/artSalud.aspx

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

6 pensamientos en “La Virgen de la Salud de Xirivella

  1. Muchas gracias, Salvador, por este artículo de la Virgen de la Salud de Xirivella. Aunque bien aclaras que este no es el caso pues la imagen es posterior a aquellas fechas, el argumento de que algunas imágenes pudieron enterrarse dentro de una gran campana a fin de evitar las profanaciones de los musulmanes, ese argumento, digo, parece bastante verosímil, pues está comprobado que algunas reliquias e imágenes se trasladaron de lugar o escondieron para evitar estos dislates. Tú sabes que también se hizo en el año 1936.
    Y me ha llamado la atención una cosa curiosa: que yo recuerde es la primera imagen que veo cortada por las rodillas. Curioso, si que es.

    • Antonio , yo tampoco tengo conocimiento de imagen alguna que comparta con esta la característica de haber sido cortada a la altura de las rodillas. Por más que me he esforzado en tener otra similar no la he encontrado así que si alguien puede aportar algún dato distinto será bienvenido.

  2. Yo tuve una compañera en la carrera que era de Xirivella y que, al oírme hablar de la patrona de mi pueblo, la Mare de Déu de la Salut, saltó y me dijo que la suya también se llamaba así. Ahora que la veo es curioso constatar que ambas imágenes eran muy morenas aunque, en lo demás, sustancialmente distintas.

    Personalmente, no comparto que estas imágenes fueran escondidas antes de la conquista cristiana para evitar la profanación musulmana, simplemente porque aquí no había prácticamente población cristiana antes de la conquista… como no fuesen unos pocos esclavos. Balansiya era una taifa, como lo era Dénia, y por tanto, siendo un reino musulmán, dudo que hubiese una manufactura de imágenes cristianas que saliera a la luz cuando el rey conquistador viniera a estas tierras… Valentia había sido una zona bastante romanizada pero después de siglos de Islam, poco cristiano quedaría aquí, aparte del brillante ejemplo de los mártires de Alzira, que ya sabemos el fin que tuvieron por abrazar la fe cristiana.

    Las imágenes románicas o tardorrománicas claramente son posteriores a la conquista y no antes; ya que la tipología escultórica previa al año 711 -cuando la entrada del Islam en la península- nada tiene que ver con estas encantadoras patronas valencianas. En cuanto a los relatos de hallazgos, son puro folclore, y que conste que para nada menosprecio el folclore. Seguramente eran estatuillas de culto doméstico que vinieron con los repobladores y poco más; sin que eso menoscabe para nada su valor patrimonial y artístico. Y he de decir que me sorprende mucho también que esté cortada a la altura de las rodillas, pero que la imagen actual presenta una bella policromía y me reafirmo, como en otras ocasiones, en que le sobran mantos, pelucas y joyas.

    • No puedo añadir mucho más a la fenomenal exposición de la datación de las imágenes patronales que se postulan como escondidas en época islámica. Sus rasgos estilísticos son claramente posteriores a la época de la conquista a partir del segundo cuarto del S.XIII y los relatos de sus hallazgos, calcados unos de otros, rezuman religiosidad y leyenda popular.

  3. Desde que vi la foto de la imagen de la Virgen que encabeza el artículo pensé que parecía como que le faltaba la mitad y ya veo que así es y hasta forma parte de su leyenda ese faltante. Algo que me llama la atención es que se ve una imagen de un mayor tamaño comparada con otras imágenes d ela zona que nos has presentado y creo que yo particularmente difiero con ustedes puesto que en este caso si me gusta verla con manto, peluca y corona .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*