Contestando a algunas breves preguntas (XV)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura del Venerable Mateo Talbot en Dublín (Irlanda).

Escultura del Venerable Mateo Talbot en Dublín (Irlanda).

Pregunta: Leí hace un tiempo un artículo sobre la vida de un Santo cuyo nombre no recuerdo y me gustaría recordarla y releerla nuevamente. Lo único que se me viene a la memoria era que, por desgracia, bebía mucho y padeció de alcoholismo y que gracias a su fe y oraciones, se curó y llegó a ser un gran Santo. Tengo un amigo con un problema parecido y me gustaría saber de qué Santo se trata para encomendarle su curación y que cambie de vida. Muchas gracias.

Respuesta: Te estás refiriendo al Venerable Mateo Talbot, seglar irlandés que murió en el 1925, que era alcohólico, que llegó a vender los bienes de su madre para conseguir alcohol, pero que cuando tenía 24 años de edad, lo dejó bruscamente y se dedicó a llevar una vida ascética. Murió con 69 años. Un día le dedicaremos un artículo.

Pero también tenemos a San Marcos Ji Tianxiang, un laico chino que fue asesinado en 1900, junto con docenas de otros católicos en su aldea, en la feroz persecución contra los cristianos durante la rebelión de los Boxer. San Marcos no era alcohólico, pero sí era un adicto al opio, por lo que se le prohibió recibir los sacramentos en los últimos 30 años de su vida. No podía recibir la comunión porque su adicción era considerada un pecado, pero él oraba para liberarse de este vicio, aunque no lo conseguía. Sin embargo, seguía siendo un católico creyente. Cuando los boxers lo apresaron, se le dio la oportunidad de renunciar a su fe, pero él se negó y cantando las letanías a la Santísima Virgen fue conducido al martirio. Tenía 66 años de edad.

Pregunta: En la abadía Downside de Inglaterra se veneran a varios santos y beatos mártires ingleses. ¿Me podrían decir cuáles son y darme algunos breves datos de ellos?

Respuesta: Efectivamente, en esa abadía son venerados los siguientes Santos y Beatos mártires benedictinos, de los que brevemente te daré algunas reseñas biográficas, dejando para otro momento el escribir más extensamente sobre ellos:

San Juan Roberts
Monje benedictino galés, que fue ordenado de sacerdote en Santiago de Compostela en el año 1602 y que cuando regresó a su país fue arrestado, encarcelado y desterrado en cuatro ocasiones. Finalmente fue capturado en Londres después de celebrar la Santa Misa y el 10 de diciembre del año 1610 fue llevado a Tyburn, donde fue ahorcado y descuartizado por no haber querido prestar juramento en contra de la autoridad del Papa.

Abadía de Downside, en Inglaterra.

Abadía de Downside, en Inglaterra.

San Ambrosio Barlow
Había nacido en Lancaster, pero estudió en el seminario de Valladolid, en España. Posteriormente marchó a Holanda e ingresó en la comunidad benedictina de Douai, donde fue ordenado de sacerdote en el año 1617. Fue destinado a Inglaterra, donde también fue detenido en cuatro ocasiones por el crimen de ser sacerdote católico. Fue ahorcado y descuartizado en Lancaster el día 10 de septiembre del año 1641.

Beato Jorge Gervase
Era natural de Sussex y con treinta años de edad se hizo católico. Fue ordenado en Douai en el año 1603 y un año más tarde fue enviado a Inglaterra como misionero. Allí fue detenido y devuelto a Holanda, donde ingresó como novicio benedictino en el monasterio de San Gregorio de Douai. Fue destinado nuevamente a Inglaterra y allí, condenado a muerte por su negativa a jurar fidelidad al rey de Inglaterra como cabeza de la Iglesia. El 11 de abril del 1608, con treinta y nueve años de edad, fue martirizado brutalmente.

Beato Felipe Powell
Galés, que estudió en Londres y que ingresó como novicio en el monasterio benedictino de Douai, donde fue ordenado de sacerdote. Regresó a Inglaterra, siendo el capellán de la familia Poyntz en Somerset. Fue arrestado y llevado a Londres donde reconoció que era monje benedictino y sacerdote. El 30 de junio del año 1646, fue ahorcado en Tyburn y luego descuartizado.

Reliquias de los Santos mártires Ambrosio Barlow y Juan Roberts en la abadía de Downside; Inglaterra.

Reliquias de los Santos mártires Ambrosio Barlow y Juan Roberts en la abadía de Downside; Inglaterra.

Beato Mauro Scott
Sus padres eran protestantes, pero él conoció a San Juan Roberts y se hizo católico, entrando en un monasterio benedictino español, donde se ordenó de sacerdote en el año 1610. Luego, pasando por Douai, marchó a Inglaterra, donde llegó a tiempo de presenciar el martirio de quien le había iniciado en el catolicismo. Allí fue arrestado y encarcelado durante un año antes de ser desterrado a Francia. Al cabo de varios meses, volvió a Inglaterra, siendo detenido. El 25 de mayo de 1612 fue juzgado por el Old Bailey y condenado a muerte por ser sacerdote católico. Lo llevaron a Tyburn donde fue ahorcado.

Beato Tomás Pickering
Con cuarenta y un años de edad entró como hermano lego en el monasterio benedictino de San Gregorio en Douai. Cinco años más tarde, en 1665 fue enviado a Londres para ser el prioste de los monjes benedictinos que eran capellanes de la esposa católica del rey Carlos II. Fue arrestado en el 1678 bajo la acusación de intentar matar al rey, pero como se demostró que la acusación era falsa, el rey lo indultó. Quienes lo acusaron falsamente siguieron insistiendo ante el rey, por lo que el 9 de mayo del 1679 fue llevado a Tyburn, donde fue ahorcado y descuartizado.

Asimismo, en esta abadía benedictina están parte de las reliquias de San Oliverio Plunkett, arzobispo mártir de Armagh, a quién le dedicaremos un artículo en exclusiva.

Foto del Beato Marcel Callo.

Foto del Beato Marcel Callo.

Pregunta: Me gustaría que me hablaseis del Beato francés Marcel Callo, que murió en un campo de concentración nazi y cuya fiesta se celebra el 19 de marzo.

Respuesta: Pues sí, hoy se celebra la fiesta de este joven mártir francés. Era el más joven de una familia de nueve hermanos y se crió en un ambiente profundamente cristiano. Con doce años de edad era aprendiz de tipografía en Rennes y, mientras uno de sus hermanos ingresó en el seminario, él se unió a la Cruzada Eucarística. Posteriormente entró en la Juventudes Obreras Católicas, donde se planteó santificarse en el mundo del trabajo, llegando a ser presidente de una de las secciones de las JOC. Sin embargo, era de fuerte carácter, algo terco y pretendiendo llevar siempre la razón. En las JOC se hizo novio de una de las muchachas afiliadas a ese movimiento.

Cuando los alemanes invadieron Francia, las JOC se vieron obligadas a entrar en la clandestinidad, ya que sus actividades fueron oficialmente prohibidas. Tras el bombardeo de Rennes el día 8 de marzo de 1943, donde murió una de sus hermanas, se vio obligado a realizar trabajos forzados en el campo alemán de Zelha-Melhis, bajo la amenaza de que si se negaba tomarían represalias contra su familia. Sin embargo, como buen jocista manifestó: “Yo no voy como trabajador, sino como misionero entre mis compañeros”. Allí, aunque pasó momentos de angustia y de desaliento, hizo realidad lo que había dicho de trabajar como misionero y por eso, el 19 de abril del 1944 lo arrestaron bajo la acusación de ser “demasiado católico”, enviándolo a la prisión de Gotha, donde permaneció durante cinco meses. El 4 de octubre de 1944 fue internado en el campo de concentración de Mauthausen.

Allí, tanto él como los demás detenidos, sufrieron de manera terrible hambre y sed, torturas y frío, pero él siguió con su labor evangelizadora, instruyendo a los prisioneros y encabezando las oraciones de los mismos. Fue obligado a realizar trabajos forzados y finalmente sólo les daban patatas podridas para comer y agua sucia para beber, por lo que los últimos seis meses de su vida su estado de salud era tan débil que dejaron que se quedara en la cama, acompañado de los cadáveres de los compañeros que iban muriendo. Padeciendo de fortísimos dolores de estómago, con algo más de veintitrés años de edad, murió de agotamiento y de disentería el 19 de marzo del año 1945. Uno de los carceleros, el coronel Tibod, que había presenciado la muerte de miles de prisioneros, llegó a decir emocionado que “Marcel, al morir, tenía el aspecto de un Santo”. Fue beatificado por el Papa San Juan Pablo II, el día 4 de octubre del 1987.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “Contestando a algunas breves preguntas (XV)

  1. Toño, las personas de Matt Talbot y de San Marcos Ji, tan llenos de lastres en su momento, nos llenan de esperanza de que todos podemos ser santos si nos lo proponemos. El primero tuvo tiempo para rectificar, el segundo, no se desesperó con su condición. Ambos supieron responder desde sus posibilidades a Cristo y Él hizo el resto. El alcoholismo y la drogadicción son dos problemas muy fuertes que enfrentamos actualmente en nuestra sociedad. Causan pobreza, desunión familiar, muerte, y un sin número de enfermedades y problemas legales y jurídicos.
    Quiera Dios que pronto pueda superarse este flagelo, que no solo es responsabilidad de las autoridades, sino de toda la sociedad.
    Me ha gustado por otro lado conocer la Abadìa de Downside y saber que allí reciben culto este grupo de mártires ingleses. Ha sido una verdadera sorpresa saber que existen algunas reliquias de ellos. Yo pensé que de casi todos los mártires ingleses no quedaba nada o casi nada. ¿Puedes explicarme un poco sobre como es que se han conservado estas?
    El edificio de esta Abadía ¿data desde el antes de la Reforma o es nuevo con diseño del mismo estilo?
    Buen punto por hablar de Beato Marcelo Callo. Sobre todo en su fiesta. los jóvenes como él, que padecieron directamente los efectos de la guerra a causa de su fe, son un testimonio invaluable, que deben ser puestos muy en alto, para iluminar a los de la casa, especialmente ahora que nuestros muchachos tiene muchas ofertas que dan felicidad, pero todas ellas con resultados funestos.
    Saludos y Feliz día de San José.

    • Humberto,
      Se conservan reliquias de varios santos y beatos mártires ingleses tanto en Gran Bretaña como fuera de ella. Aquí, por ejemplo, en Gondomar (Galicia), están las reliquias de San Juan Almond y de los beatos Tomás Maxfield y Juan Forest y allí también de muchos de ellos, la más famosa: el cuerpo incorrupto de San Juan Southworth. Aunque los protestantes se encargaron de hacer desaparecer todas las que pudieron, algunas se salvaron gracias al tesón de algunos fieles católicos que ya veían en sus mártires a testigos de la fe que merecían toda veneración.

      En cuanto a la Abadía de Downside, te diré que fue fundada en el año 1605, por San Juan Roberts y que aunque fue clausurada durante la persecución a los católicos, pronto recuperó su actividad monacal, aunque bien es verdad que durante la Revolución Francesa, la comunidad fue expulsada, restableciéndose en 1795. El monasterio fue terminado en 1879 y la iglesia de la Abadía en el 1925. Esta iglesia tiene el rango de Basílica Menor desde los tiempos del Papa Pío XI.

      Estoy contigo en que las drogas – todas – son una lacra, que no se acaba con ellas porque en el fondo no les interesa a los respectivos gobiernos (por ejemplo en España, el alcohol y el tabaco) y que el venerable Mateo Talbot nos demuestra que cuando se quiere, se puede.

  2. Antonio

    Cuando te preguntan sobre los santos y beatos de la abadía ya mencionada, la confundí con otra abadía donde aparece Monseñor Romero entre otros. Entonces esta abadía de la cual nos hablas de beatos y santos de la orden de san Benito ¿es una abadía actual de monjes benedictinos, o en su defecto es un templo anglicano?

    Lo mas absurdo que se me hace dentro de la Iglesia es en cierta forma algo contradictorio el hecho de venerar mártires siendo éstos martirizados por otras confesiones cristianas, en este caso era por el juramento del rey, pero aún así tenemos hechos de mártires por protestantes, en inclusive por mismos católicos como el caso del Papa San Celestino V, simplemente absurdo y contradictorio.

    • La Abadía de Downside es en la actualidad una abadía benedictina; no es un templo anglicano.
      Y yo no entiendo cómo ves absurdo el que se veneren a santos y beatos mártires que dieron su vida por defender su fe, independientemente de quienes fueran sus verdugos.

      • El ecumenismo y el respeto y cariño tanto interconfesional como intraconfesional no son absurdos, Emmanuel, son todo lo contrario. Falta mucho de eso en el mundo cristiano actual y es lamentable ver cómo tantos colectivos, dándoselas de puristas, siguen poniendo piedrecillas en ese camino (o auténticos roquedos, depende de cómo se vea). Como yo no puedo entender eso, por eso mismo he escrito en este blog sobre algunas mártires protestantes y anglicanas, y más que escribiré. Para mí no existen distinciones: una mártir de Cristo es una mártir de Cristo. Independientemente de quién la matase o en qué creyese, mientras fuese cristiana. Y que conste que conozco bien mártires de otras religiones y perfectamente podría escribir sobre ellas, lógicamente no lo hago aquí porque no son cristianas.

        Todos sabemos quién ejecutó a Juana de Arco, ¿no? Y aún así, la veneramos como Santa, ¿no? Dile a los franceses católicos que tal veneración es absurda. ¡Se te comen vivo! 🙂

  3. Negarle a una persona los sacramentos porque no puede abandonar su adicción… qué triste, qué lamentable. No me parece moral aunque me salgan con teologías eucarísticas y demás. Así no se hace apostolado. Pues si el alcóholico o el drogadicto ven que la Iglesia les da la espalda, ellos darán la espalda a la Iglesia y así no se logra nada. Y me consta que los homosexuales, las mujeres, y todos aquellos de los que se olvida la Iglesia, tienen el mismo derecho a darles la misma espalda. En fin, que así no se va a ningún sitio.

    No es que sea indulgente con las adicciones, pero caer en ellas es pasmosamente fácil y salir de ellas, pasmosamente difícil, aunque no imposible. Y el opio no es precisamente una adicción de pacotilla. ¡Me consta que los sacerdotes son bastante más indulgentes con adicciones como la del tabaco, que hace el mismo daño o más, incluidas las personas que rodean al adicto! Mejor lo dejo aquí.

    • Yo estoy de acuerdo contigo. Cuando una persona es adicta a una droga y pone de su parte para salir de ella, aunque no lo consiga, lo que hay que hacer es ayudarle y no abandonarlo a su suerte. Con su ejemplo, nos lo está diciendo San Marcos Ji Tianxiang.
      El adicto necesita ayuda y es al que induce a la adicción, al narcotraficante, al que hay que perseguir. ¿Por qué actuaron así contra San Marcos? Yo no lo se, pero no lo comparto.

  4. Gracias por contestar mi pregunta de Marcelo Callo. La vida de este antiguo scout y militante de la J.O.C. era “normal” y terminó muriendo con 23 años por ser “demasiado católico” el día de San José Obrero.
    «Sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a nuestros hermanos… En esto hemos conocido lo que es el amor: en que Él ha dado la vida por nosotros. También nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos… No amemos de palabra ni con la boca, sino con hechos y de verdad» (1 Jn. 3, 14.16.18).

    • Ramón,
      Ha sido un placer poder haberte sido de utilidad. Sabes que cuentas con nosotros y esperamos que nos sigas visitando y nos des a conocer entre tus allegados.
      Un cordial saludo,

  5. Gracias Antonio, como siempre estos artículos ensalada me enseñan mucho.
    La vida del Venerable Mateo Talbot es muy conmovedora, cuando más perdido estaba dentro de esta enfermedad-adicción, de repente encontró a Dios y dejo todo para ayudar a los demás a salir de estas enfermedades.
    Por desgracia hoy en día se ven mucho estas enfermedades-adiciones, y estoy de acuerdo contigo en que no se les puede abandonar a su suerte, sino ayudarles desde el cariño y no juzgándoles.
    La vida de el Vble Mateo Talbot nos enseña y sobre todo les puede enseñar a estas personas enfermas, que nunca esta todo perdido y con la ayuda de Dios y la voluntad de uno mismo de todo se puede salir.
    Sobre estos Santos y Beatos ingleses veo como muchos tienen un vinculo con España, algunos de ellos permanecieron aquí muchos años estudiando. ¿sabes si se les veneró en España o se les sigue venerando en alguna de estas ciudades donde estuvieron?
    Por ultimo, vemos como otra persona católica, joven y llena de vida, gasto sus fuerzas, esperanzas e ilusiones en un campo de concentración Nazi ( un infierno en la tierra) hasta dar la vida por lo creía y ayudando a los demás entre estas penosas condiciones.
    i Que el Beato Marcel ruegue por todos nosotros, y en especial por todos los jóvenes cristianos perseguidos!

    • Yo creo David, que los santos y beatos mártires ingleses, muchos de los cuales, especialmente los benedictinos, pasaron antes por España, aquí reciben poca o nula veneración salvo en los cenobios de esa Orden.
      Esto no es de extrañar porque tampoco nos destacamos por venerar a nuestros propios santos, salvo local o provincialmente. De los más famosos si que nos acordamos, pero del resto, ni caso.
      Espero que tus problemas informáticos se hayan resueltos y podamos leerte más a menudo. Un abrazo,

      • Tienes razón, son muchos los santos que son olvidados en nuestro país. Como dices, hasta los mismos santos/as que han tenido mucha veneración y tradición en determinado lugar son relevados por otros mas conocidos y cuyas celebraciones se festejen en días de verano o coincidiendo con algún puente ( en la zona donde yo vivo por desgracia pasa).
        Y si, gracias a Dios ( y a mi paciencia con el técnico) ya tengo ni pc como nuevo, listo para seguir escribiendo y comentando jaj.

  6. Antonio me sorprende enormemente conocer el caso de San Marcos Ji realmente me parece algo muy fuera de lo común en un santo y no dudo que quizás esto haya podido entorpecer su proceso, pero el que muriera mártir nos da a entender que Dios engrandece a los humildes para confundir a los poderosos, porque aun tratándose de un adicto fue un hombre de tan profunda fe que no dudo en dar su vida por Cristo, creo que en esta época en la que en todos los países tan común es la adicción a las drogas bien seria dar a conocer la vida de San Marcos Ji y ponerle como abogado de los adictos para que por su intercesión todos ellos logren salir de este tan terrible estado.

  7. André,
    Subscribo al completo todo lo que dices. San Marcos nos da un ejemplo admirable, por mucho que quiso no pudo quitarse la adicción al opio y por mucho que la Iglesia lo intentó apartar de los sacramentos, no perdió su fe.
    Su fe fue una adicción aun mayor que el opio, su fe en Cristo fue lo más grande para él, hasta el punto de que aunque deliberadamente lo apartaron de la vida eclesial, no fue rencoroso, no perdió su fe en Dios, derramó su sangre como lo había hecho su Maestro y ahora goza de su presencia por toda la eternidad.
    San Marcos Ji Tianxiang, ruega por todos nosotros y especialmente, por aquellos hermanos nuestros que son adictos a las drogas, para que puedan conseguir desengancharse, llevar una vida digna y crecer como seres humanos. Y a nosotros, danos comprensión con el enfermo y coraje para luchar contra los narcotraficantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*