¿Se han descubierto nuevas reliquias de San Juan Bautista?

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista del actual relicario donde se han colocado las reliquias halladas en Sozopol (Bulgaria).

Vista del actual relicario donde se han colocado las reliquias halladas en Sozopol (Bulgaria).

En más de una ocasión hemos hablado aquí sobre la abundancia de reliquias de San Juan Bautista –al menos se conocen nueve cráneos y más de veinte manos– y nos hemos pronunciado sobre ellas, diciendo que no cabe la menor duda de que la mayoría de ellas, si no todas, son reliquias falsas. También en algún artículo anterior explicamos las peripecias que, a lo largo de los siglos, han sufrido estas presuntas reliquias y cómo cada uno dice que la que él tiene es la verdadera. Bueno, pues como había pocas, se han encontrado unos huesos más que se han dado por auténticos y que son venerados como tales. Yo, aunque soy escéptico en todo esto, expondré lo más objetivamente posible el caso que hoy nos ocupa, y que cada cual saque sus conclusiones.

El 28 de julio del año 2010, durante las excavaciones del ábside del monasterio paleocristiano de San Juan Bautista, en la isla Sveti Ivan, cerca de Sozopol (Bulgaria), a algo más de medio metro de profundidad por debajo del pavimento del altar, se encontró un pequeño sarcófago de alabastro. De acuerdo con su entorno, los arqueólogos lo dataron como perteneciente al siglo IV. En la tapa había una inscripción que indicaba que en su interior había reliquias de San Juan Bautista. El relicario estaba perfectamente conservado y sellado con mortero de color rojo.

El día 29 se descubrió otra pequeña cajita de arenisca de color amarillo pálido –semejante a una caja de cerillas- , con una inscripción en griego antiguo por un lado que decía: “Señor, ayuda a tu siervo Tomás” y en el lado opuesto, otra que decía: “San Juan”. Dentro había unas piedrecitas pequeñas. El catedrático Kazimir Popkonstantinov, jefe de las excavaciones, defendió la tesis de que el tal Tomás sería quien llevó las reliquias desde Constantinopla hasta Sozopol. Esa pequeña cajita fue datada como del siglo V. Cuatro días más tarde, en presencia de una comisión de expertos, parlamentarios y periodistas, se abrió el relicario descubierto el día 28 y se encontraron algunos huesos de una mano, pequeños huesos faciales y dos dientes.

Lugar de las excavaciones en Sveti Ivan, Sozopol (Bulgaria).

Lugar de las excavaciones en Sveti Ivan, Sozopol (Bulgaria).

La noticia del descubrimiento, gracias a los medios de comunicación, corrió como la pólvora, no sólo por Bulgaria sino fuera de sus fronteras y, claro está, se inició un debate sobre si los huesos hallados eran o no eran del Precursor. Muchos eruditos expresaron sus dudas ya que en Oriente, antes del siglo X, no era ésa la práctica de exhibir las reliquias dentro de una iglesia. Las reliquias –auténticas o falsas– se exhibían, no se escondían, a fin de que aquel templo que las tuviese se beneficiase de las peregrinaciones que dichas reliquias pudieran originar. A mi entender, ésa es una de las explicaciones por la que existen tantas reliquias del Bautista extendidas por toda Europa: las reliquias atraían el dinero y daban prosperidad a la ciudad que pretendía poseerlas. Así que dichos eruditos defendían que, antes de echar las campanas al vuelo, había que analizar seriamente el descubrimiento de Sozopol.

Si damos por ciertas las informaciones más antiguas, podríamos decir que hasta la IV Cruzada, las reliquias del Bautista estuvieron en Constantinopla y sabemos que esta cruzada duró del 1202 al 1204, o sea, inicios del siglo XIII. El monasterio de San Juan en Sozopol está datado como de finales del siglo IV-principios del siglo V y, en aquellos tiempos, bien es verdad que no abundaban los monasterios y que cuando uno se erigía se procuraba que tuviera reliquias del santo o santa a quien estuviese dedicado, las cuales se colocaban bajo el altar. El sarcófago relicario de Sozopol estaba “sepultado” debajo del lugar ocupado por el altar principal de aquella iglesia, o sea, se había puesto en los cimientos de la misma y no estaba destinado a ser objeto de peregrinaciones. Por lo tanto, ése podría ser un punto a favor de la autenticidad de las reliquias. También es cierto que la falsificación de reliquias empezó bastante después del siglo V.

Inscripción que afirma que las reliquias son del Bautista.

Inscripción que afirma que las reliquias son del Bautista.

Como la iglesia del monasterio estaba dedicada a San Juan Bautista, por ley, tendría que tener reliquias del mismo. Según los arqueólogos, este monasterio bizantino en su momento fue muy importante, porque era una de las mayores iglesias de la baja Edad Media en lo que hoy es Bulgaria y, por lo tanto, es de suponer que tendría un cierto estatus imperial. Como el apóstol Andrés evangelizó las costas del Mar Negro, hubo quienes llegaron a afirmar que fue este Santo apóstol el que lo fundaría (!!). Pero lo que sí es cierto es que la historia nos dice que algunos de sus abades llegaron a ser patriarcas de Constantinopla. Alguno de estos patriarcas pudo haber hecho la donación de las reliquias al monasterio.

Quien haya visitado Constantinopla –hoy Estambul– sabe que en el Museo Topkapi puede verse un precioso relicario de un brazo del santo Precursor y otro de su cráneo. Desde este punto de vista, pequeños huesos pudieron ser enviados desde Constantinopla a Sozopol y, de hecho, un historiador de la Universidad Christopher Ramsey encontró en unos estudios sobre unas crónicas históricas datos que afirman que algunas reliquias de San Juan fueron enviadas a un monasterio de la isla Sveti Ivan a finales del siglo V.

El profesor Kazimir Popkonstatinov abre el relicario.

El profesor Kazimir Popkonstatinov abre el relicario.

Hasta aquí he expuesto algunos puntos a favor y otros en contra acerca de la posible autenticidad de estas reliquias. Algunos de los científicos propusieron que se hiciera un análisis de ADN, pero ¿con qué se comparaba? Aun así, se hizo un análisis de ADN mitocondrial completo para poder determinar que todos los huesos pertenecían a una misma persona. También se realizaron análisis anatómico-forenses e isotópicos -del radiocarbono 14-, que se hicieron en la Universidad de Oxford y que dieron como resultado que los huesos pertenecían a un hombre que había vivido en Palestina en el siglo I de nuestra era, que podría tener entre treinta y cuarenta años de edad y que era vegetariano.

Por supuesto que, desde un punto de vista estrictamente científico, esto no es suficiente para identificar a una persona concreta, pero fue suficiente para que importantes personalidades académicas, civiles y eclesiásticas se decantaran a favor de la autenticidad de las reliquias y que la Iglesia Ortodoxa Búlgara las diera por auténticas. Fueron expuestas a la veneración en la iglesia de San Jorge de Sozopol, ciudad situada en la costa del Mar Negro y, por lo tanto, fuente de desarrollo turístico y progreso. Como la iglesia de San Jorge es de pequeñas dimensiones, las reliquias, puestas en un precioso relicario de plata, fueron trasladadas a la iglesia de los Santos Cirilo y Metodio.

Lo que había dentro del relicario.

Lo que había dentro del relicario.

Hay que decir a favor de todo esto que, al menos que yo sepa, son las únicas supuestas reliquias de San Juan Bautista que hayan sido objeto de análisis de ADN y del Carbono-14. Quienes dicen poseer reliquias del Bautista, bien pudieran hacer análisis comparativos con estas encontradas en Sozopol.

Antonio Barrero

Enlaces consultados (2012-2013):
– http://archaeologynewsnetwork.blogspot.com.es/2011/12/relics-of-st-john-baptist-examined-by.html
– http://bnr.bg/sites/en/Lifestyle/HistoryAndReligion/Pages/0908StJohntheBaptistrelicsfromSozopol.aspx
– http://the-end-time.blogspot.com.es/2010/07/archaeologists-uncover-john-baptist.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “¿Se han descubierto nuevas reliquias de San Juan Bautista?

  1. Este tipo de descubrimientos son muy interesantes, lástima que haya dudas razonables para desconfiar de la autenticidad de las reliquias. Aún los estudios concluyentes no pueden dar un resultado 100 % de seguridad. Opino que hay procedimientos que podrìan conducir a resultados más confiables, pero pienso que han de resultar muy caros para hacerlos. Aún así es necesario que hoy se hagan este tipo de investigaciones para no estar dando veneración a reliquias que no corresponden a quien se dice pertenecer.
    Pienso que es laudable, piadoso y necesario dar culto y honra a los restos de los santos, pero más importante es imitarlos e invocarlos, pues sus almas que están en el cielo, no necesitan de sus restos para darnos su favor.
    Creo que en el día del Juicio Final, los santos tendrán sus cuerpos nuevamente, aunque hayan sido destruidos o alterados, entonces serán glorificados los cuerpos junto con las almas.
    Saludos.

    • Humberto,
      En este tipo de análisis, 100% de seguridad nunca hay. Se puede deducir el sexo, la edad, la forma de alimentación, en qué tiempo y donde vivió y alguna otra cosa, pero identificarlo con una persona en concreto, si no existe ADN con el que comparar, seguridad absoluta no la hay.

      Creemos en la resurrección de los muertos, lo dice el Símbolo de nuestra Fe, pero está claro que esta resurrección es un verdadero milagro, que existirá porque Dios así lo ha querido. El quiere que en el último día, incluso nos parezcamos a Cristo en eso, en tener un cuerpo glorioso. Esos cuerpos o restos que hoy veneramos, ese día serán cuerpos gloriosos, pero ¡ojo!, los nuestros también lo serán si practicamos el amor tal y como nos lo ha dicho Cristo.

  2. Antonio

    Nunca había imaginado que la falsificación de las reliquias fuera a partir mas o menos del siglo V. Yo creía que ese problema había surgido entre los siglos XII en adelante.

    Mas reliquias no nos sorprenderían, si mal no recuerdo los discípulos de Juan le dieron sepultura tras su martirio pero según hasta ahí quedo. No tendría idea de que se conociera el sitio de su sepultura y de ahí hacer la repartidera de reliquias.

    Por lo menos a estas reliquias se le hicieron estudios que de alguna forma muestran datos favorables. En fin la Iglesia ortodoxa los reconoce como auténticas o no Antonio??????????

    • Emmanuel,
      En el artículo no digo que en el siglo V empezó la falsificación de reliquias, sino que digo que esta falsificación apareció mucho tiempo después, varios siglos después.
      Aunque te lo digo “a bote pronto”, creo recordar que en el artículo que en su día publicamos sobre San Juan Bautista, escribimos sobre la historia de sus reliquias, qué pasó con el cuerpo (creo que publicamos una foto de su primitiva tumba en Samaría) y con la cabeza. Luego, a lo largo de los siglos, la cosa se lió y empezaron a multiplicarse como si fueran panes y peces.

      Por último, decirte que la Iglesia Ortodoxa Búlgara las ha dado por auténticas y así se tienen por el resto de Iglesias en general.

  3. Fascinante e interesante hallazgo arqueológico cuyos resultados son bastante concordantes, si bien no definitivamente concluyentes. De todos modos yo no tengo el menor interés de negar la autenticidad de estas reliquias, de hecho, podría aceptarlas como.válidas dados los estudios realizados. Todo bien, todo correcto, y yo que me alegro.

    Ahora bien, como tú bien dices, falta cotejar estos datos con el resto de pretendidas reliquias del Bautista en toda la cristiandad, y ya de paso, por qué no con las reliquias de San Zacarías en Venecia, a ver si son padre e hijo, o con las de su madre si es que se conservan pretendidas reliquias de Santa Isabel?

    Pero no creo que estén muy por la labor porque seguro que la mitad o más se caen como falsas, porque lógicamente, el Precursor no era policefálico ni hecatónquiro… Jajajaja. Viva la ciencia.

    • Ana Maria,
      Existen las presuntas reliquias del padre (Zacarías) y de la madre (Isabel), luego las pruebas podrían completarse al cien por cien, pero ¿a quién le interesa eso? ¿Y si se comparan y no hay coincidencia alguna? Perdón por la expresión, pero dejarían a muchos con el trasero al aire.
      Y, ¿por qué no comparar el resto de presuntas reliquias del Bautista con estas? Por lo menos se sabrían cuales pertenecen a la misma persona. El problema está en que habría que desechar muchas, porque si juntaramos todas nos salen varios cuerpos completos y San Juan, solo fue uno. A muchos se les acabaría el negocio, jaja.
      De todos modos, como tu bien dices, viva la ciencia.

  4. Gracias Antonio, para mí, que soy un amante de la arqueología y más aun si se trata de los primeros cristianos, este artículo me ha parecido muy interesante.
    Como ya pudimos ver, existen supuestas reliquias de San Juan Bautista por todos lados, sobre todo las cabezas.
    En este caso, que tanto se ha estudiado, investigado históricamente y contrastado con pruebas, todo indica que pueden ser reliquias verdaderas. Sobretodo si como nos dices las falsificaciones no se hacían por aquella época.
    En todo caso es un gran logro que hayan encontrado y conservado estas reliquias, independientemente de que las demos por falsas o autenticas. Creo que son un legado de nuestros antepasados que nos precedieron en la Fe.
    Por otro parte, ya que en la actualidad reciben culto estas reliquias. Personalmente creo se deberían venerar con el relicario original y no con el nuevo, ya que el original las ha albergado durante tantos siglos.

    • Eso depende del estado de conservación del relicario original, David. Ahora también es un artefacto de valor histórico y como mejor se va a conservar es detrás de una vitrina, no manoseado por unos y por otros en procesiones y veneraciones. Como persona que ha trabajado en arqueología, considero que han hecho lo correcto al cambiarlo de lugar.

      • Yo conozco varios casos de reliquias conservadas en sus lugares y recipientes de origen. Yo creo que en caso hay que valorar las circunstancias.
        Si el relicario de piedra, después de limpiado, está intacto, en él podría conservarse, pero entiendo que la Iglesia de Bulgaria haya preferido depositarlas en otro relicario más valioso, aunque ese valor no sea desde el punto de vista arqueológico.

  5. Tienes razón Ana María, el relicario es de un indudable valor histórico. Pero yo me refería a que ya que han permanecido tanto tiempo esas reliquias dentro de el relicario. No se deberían separarse. ¿ Que reliquias no se veneran detrás de un cristal o vitrina?. Para cuando se expongan a los fieles, para dar el típico beso o la bendición, si que estaría bien trasladarlas al nuevo relicario. Para que precisamente no se deteriore con el manoseo, besuqueo etc 🙂

  6. Este artículo bastante controversial pero muy interesante sobre todo por el hecho de saber que posiblemente estas reliquias si pudieran ser verdaderas, me agrada leer este tipo de noticias tan novedosas y que pocas veces se pueden leer en otras partes de una forma seria y concreta, gracias.

    • André,
      Ya hemos publicado algún que otro artículo sobre este tipo de temas y próximamente saldrá otro sobre los restos de los santos Crisanto y Daría.

  7. Hola Antonio que feliz noticia ver publicado lo que hace casi un año dije en el posta anterior sobre las reliquias de Juan. Que bueno que pudiste presentar esta información y con las fotos que me dijiste tenias. Hace instantes acabo de ver el documental de el hallazgo de la reliquias de Bulgaria. Realmente muy interesante. Como dije hace un año para mi esos huesos hallados en 2010 son los que mas se acercan al Bautista por todo su historia y el trabajo científico que se ha realizado. Muy pocas veces si tiene tanto acercamiento a lo verídico con respecto a las reliquias. En este caso para mi es 90 % de seguridad. Huesos encontrados en una antigua iglesias mucho antes que se comenzara con las falsificaciones, el relicario enterrado por siglos tiene el nombre de Juan el Bautista, fueron encontrados en una isla que lleva su nombre, los estudios científicos lo acerca a un hombre de galilea de 2000 años, que mas se puede pedir ???

    • Muchas gracias, Juan, por tu comentario y me alegra que el artículo haya sido de tu interés.
      Para mi, todo este tipo de investigaciones sobre las reliquias son siempre muy interesantes y me atrevería a decir que imprescindibles, cuando estamos hablando de reliquias tan antiguas. Que haya podido determinarse que se trata de huesos de un varón vegetariano, de entre treinta y cuarenta años de edad, que vivió en Palestina en el siglo I, ya de por si es mucho, aunque como digo más arriba faltan las últimas pruebas que puedan ponerle nombre concreto a esos huesos.

  8. Un estudio comparativo de ADN entre estos restos y muestras de la preciosísisma sangre de Nuestro Señor Jesucristo obtenidas de la Santa Síndone en Torino y/o del Santo Sudario de Oviedo y/o alguna hostia, tela, etc. que hayan sido objeto de un milagro eucarístico, quizás podrían llegar a establecer relaciones significativas, dado que ambos eran primos segundos, o sea hijos de primas hermanas.

    • Antonio,
      Si decimos que existen y la Iglesia los venera, los restos de Zacarías e Isabel, padres del Bautista, ¿qué mejor comparación de ADN podría realizarse? Sería la perfecta, siempre y cuando, claro está, esas reliquias fueran auténticas, cosa que no puede asegurarse totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*