Las Iglesias Bizantinas y el Rito Bizantino (V)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Sacerdote portando los Dones Presantificados al altar.

Sacerdote portando los Dones Presantificados al altar.

La Liturgia de los Dones Presantificados
Se trata de la Liturgia celebrada por las Iglesias Ortodoxas Bizantinas en las ferias de la Gran Cuaresma, excepto los sábados y domingos. Por tener la Divina Liturgia un carácter pascual y festivo, es incompatible con el carácter penitencial que la Iglesia vive en el período de la Gran Cuaresma. El canon 29 del sínodo de Laodicea, celebrado en el año 363, dictaminó que durante el período de la Gran Cuaresma no se ofrece el pan, excepto los sábados y los domingos; y el canon 51 de ese mismo sínodo, también prohibía la celebración de la conmemoración de los mártires en los días de ayuno de la Gran Cuaresma, obligando a trasladarlos al sábado o al domingo.

Según San Basilio Magno, los cristianos recibían la comunión de manera regular: los sábados, domingos, miércoles, viernes y cuantas veces era celebrada la Divina Liturgia, pero una parte del Cuerpo de Cristo, mezclado con su preciosa Sangre, se mantenía aparte para poderlo recibir los días en los que no se celebraba la Divina Liturgia. Eso mismo hacían los eremitas, quienes, alejados de sus comunidades monásticas, no estaban en condiciones de participar en las celebraciones eucarísticas celebradas durante la semana. Entonces, para recibir la Eucaristía debidamente preparados, crearon un servicio litúrgico que es el origen de la Liturgia de los Dones Presantificados. Este servicio se desarrolla dentro del servicio de las vísperas e incluye algunos textos de la Divina Liturgia; y las oraciones de antes y después de recibir la Comunión.

Los primeros testimonios de este tipo de liturgia los encontramos en el “Chronicon Paschale” del siglo VII y en el Concilio Ecuménico celebrado en Constantinopla en el año 692: “Cada día de ayuno de la Gran Cuaresma, excepto los sábados, domingos y el día de la Anunciación, se celebra la Sagrada Liturgia de los Presantificados”. En distintos lugares se organizaron diferentes tipos de este servicio, uno atribuido a Santiago el hermano del Señor (Códice del Sinaí 1040), el “alejandrino”, atribuido a San Marcos el evangelista, el de San Basilio el Grande, San Epifanio de Chipre y otros. Según el “Sacramentario Gelasiano”, ya en Occidente se realizaba en el siglo VII y, actualmente, la Iglesia Latina sólo lo celebra el Viernes Santo.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en la catedral de Mayfield, Kentucky, EEUU.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en la catedral de Mayfield, Kentucky, EEUU.

Aunque este servicio litúrgico puede celebrarse cualquier día laborable de la Gran Cuaresma, sólo es preceptiva su celebración todos los miércoles y los viernes, el jueves de la Quinta Semana – cuando se utiliza el Gran Canon de San Andrés – y el lunes, martes y miércoles de la Semana Santa, pero como he dicho, eso es lo prescrito; la práctica de realizarlo todos los días se conserva sobre todo en las catedrales y en los monasterios.

Durante la Gran Cuaresma, sobre todo en los monasterios, se guarda el ayuno durante todo el día, rompiéndose con la Sagrada Comunión de este servicio que, normalmente, se celebra por la tarde, aunque en las parroquias suele trasladarse a la mañana o alrededor de las tres de la tarde. La liturgia consiste en el canto del servicio de Vísperas del día en cuestión, las lecturas correspondientes, unas oraciones y la comunión de los Dones consagrados en la Divina Liturgia del domingo anterior, (los Corderos se empapan con la Santa Sangre antes de la comunión del sacerdote, mientras recita unas oraciones especiales) y que son guardados en el Artoforio, que es una caja especial, normalmente de plata con forma de sepulcro. El celebrante debe consumir las Sagradas Especies no distribuidas al final del servicio.

Esta Liturgia de los Dones Presantificados va precedida de la lectura de los salmos 102 (103) y 145 (146) y la bendición de apertura de la Divina Liturgia. A continuación se entona la Gran Letanía y el coro canta: “Señor, a ti te suplico…”, que es el salmo llamado del lucernario, con las estíqueras tomadas del día del Libro del Triodo que contiene los textos cuaresmales. El sacerdote hace la entrada con el incensario y, si en ese día se celebra una festividad, la entrada la hace con el Libro de los Evangelios, cantándose la perícopa correspondiente a ese día.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en la catedral de Nis (Serbia).

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en la catedral de Nis (Serbia).

El coro canta “¡Oh Luz gozosa!” (ΦωςΙλαρόν) –que es el primer himno cristiano conocido– y se hace la primera lectura, tomada del libro del Génesis o del Éxodo, precedida de un “prokeimenon”. Posteriormente el sacerdote entona: Sabiduría, estemos atentos: la Luz de Cristo ilumina a todos los hombres”, y todos los asistentes rezan arrodillados. La segunda lectura es del libro de los Proverbios o del libro de Job, que nos recuerda la paciencia de Cristo en la Pasión.

En la segunda parte del servicio litúrgico, el coro canta “Suba mi oración como incienso en tu presencia” mientras el sacerdote inciensa cada uno de los lados del altar y a los fieles, después de la cual se canta la oración de San Efrén (Εὐχή τοῦ Ὁσίου Ἐφραίμ), y después de unas letanías, el coro canta “Ahora los poderes del cielo con nosotros, invisiblemente, hacen la adoración”, y los Dones Presantificados se llevan en procesión al altar a la manera en la que se hace la Gran Entrada en la Divina Liturgia. Como ahora son los dones consagrados los que pasan por en medio de los fieles, éstos hacen la gran postración a su paso, tocando con la frente el suelo. No se canta la “anáfora” (canon) porque los dones ya están consagrados.

Se repite la oración de San Efrén y la Letanía preparatoria. El coro canta el Padrenuestro, después del cual el sacerdote entona “Las Cosas Santas son para los santos”. El sacramento se saca por la puerta central del iconostasio y se reparte la Sagrada Comunión. Después de la Letanía de acción de gracias y de la oración final, los fieles veneran la Santa Cruz.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en Rumanía.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en Rumanía.

Si el día de la Anunciación cae en día laborable dentro de la Gran Cuaresma –que es lo más común–, la Divina Liturgia se celebra la noche anterior, después del canto de las Vísperas. En la Divina Liturgia del día de la Anunciación se utiliza la anáfora de San Juan Crisóstomo. Los Dones Consagrados en esa Liturgia se utilizan en los días laborales siguientes de esa semana, hasta el sábado.

A diferencia del Oficio de Vísperas –que es el inicio del día litúrgico– la Liturgia de los Dones Presantificados tiene lugar al final de ese día. Si la Liturgia de los Presantificados se celebra el miércoles, el “sticheron” (himno principal de las Vísperas o de los Maitines) de ese miércoles se canta en las vísperas de ese día, o sea, la noche del martes. Cuando la Liturgia de los Dones Presantificados se celebra en la festividad de un gran Santo, el “sticheron” del Santo se canta la noche anterior.

Normalmente, el tránsito a un nuevo día litúrgico se completa con la lectura de la oración de la tarde: “Dígnate Señor…”, pero dado que esa oración no se lee en el curso de la Liturgia de los Dones Presantificados, la transición a un nuevo día litúrgico no es completa hasta la conclusión de este servicio. Por esta razón, los Presantificados o las Vísperas con la Divina Liturgia son consideradas del día que termina y no del día que está comenzando. Así, si se recibe la Sagrada Comunión el viernes en la Liturgia de los Dones Presantificados y de nuevo en la Divina Liturgia de la mañana del sábado, se ha comulgado en dos días litúrgicos distintos y no se ha violado el principio de que sólo hay que comulgar una vez al día. Esto es debido a que el día en la Iglesia Ortodoxa, durante la Cuaresma comienza con el oficio de la Media Noche.

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en el monasterio de San Ticón de Zadonsk en Waymart, PA (EEUU).

Liturgia de los Dones Presantificados celebrada en el monasterio de San Ticón de Zadonsk en Waymart, PA (EEUU).

Los fieles aprecian mucho este servicio divino, pues en medio de los trabajos ascéticos y los severos ayunos cuaresmales, reciben el Cuerpo y la Sangre de Cristo como consuelo y verdadero alimento, que da fuerzas para seguir caminando hasta la Pascua.


Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “Las Iglesias Bizantinas y el Rito Bizantino (V)

  1. Dear Antonio,
    thank you for this article. The liturgy of the presanctified gifts is indeed a very mystical service, with a big emotional charge. In fact, this liturgy, attributed to Pope Gregory the Great, is a mixture of Vesper of the next day and the ritual of an usual liturgy, from which is missing the chapter of the sanctification. So it is a strange combination of today/tomorrow, typical for the great lent. Thank you for popularize this ritual, though not very familiar in the west.

    • Muchísimas gracias, mi querido amigo.
      En Occidente, como digo en el artículo, solo se celebra algo parecido el Viernes Santo. Viernes y Sábado Santos son los dos únicos días en los que la Iglesia Latina no celebra la Eucaristía.
      Yo estoy de acuerdo contigo en que este servicio litúrgico es un servicio muy místico y para que se pueda comprobar, la dirección del blog ha puesto dos vídeos de esta Liturgia. Yo tengo que reconocerte, que de todas las liturgias existentes en la Santa Iglesia, la bizantina es la que más me transporta a Dios.

      • Lo mismo digo yo Antonio el rito bizantino es hermoso. Hay quienes insisten y son tercos en el rito tridentino pero la verdad ni así siento ese misticismo que se percibe en el bizantino y eso que conste que nunca he estado en semejante rito solo por vídeos.

        Antonio ¿qué no se consagra por la noche del sábado en la vigilia pascual el pan y el vino?

        • Yo no he dicho que en la Santa Misa que sigue a la Vigilia Pascual no haya consagración. Solo digo que, en el rito latino, no se consagra ni el Viernes ni el Sábado Santo, pero el día de Pascua, ¡claro que si! y el día de Pascua se inicia con la Vigilia Pascual.

  2. Antonio me ha resultado muy interesante conocer este rito de los dones presantificados no había escuchado de él y como sucede en muchos de estos ritos orientales son muy ricos en significados, tengo una duda ¿los colores litúrgicos para los orientales son los mismos que aquí? por que veo que en la mayoría de las imágenes usan el color negro, color que en occidente no es común de ver en las celebraciones litúrgicas.

    • El ´negro se utiliza sólo en los días de entre semana en la Gran Cuaresma, el Lunes, Martes y Miércoles santos, el Jueves Santo para el ofiicio de los Doce Evangelios y el Viernes Santo para el servicio de la Apokathelosis. Los domingos de la Gran Cuaresma e puede usar o el morado con dorado o el dorado simple que es el usado todos los domingos del año. El morado sólo se usa estos domingos. El color de los servicios de difuntos salvo los de cuaresma se hacen con color blanco en memoria de la Resurrección del color.

      En cuanto a los colores litúrgicos prácticamente no hay nada establecido salvo el negro en Cuaresma y el blanco en Pascua. En Grecia, Serbia y Bulgaria se suelen usar ornamentos blancos con cruces rojas o azules casi siempre.

      Si se puede hablar de un uso de los colores podría ser este

      Domingo y fiestas del Señor y Santos Jerarcas: dorado, salvo Teofanía y Pascua que es blanco radiante (se llama radiante porque es blanco, blanco con adornos sólo en plata). Navidad rojo y la Liturgia de la vigilia pascual rojo.

      Fiestas de la Madre de Dios: Azul. Se incluyen las fiestas del 2 de febrero y 25 de marzo como fiestas de la Madre de Dios.

      Domingo de Ramos, Pentecostés y las fiestas de la cruz del 1 de agosto y 14 de septiembre y las de los santos monjes y monjas: Verde.

      Santos Apóstoles y Mártires: rojo

      Santas Mártires: azul.

      No hay un color especial para el ayuno de Navidad. En algunos lugares se usa el azul. Este color también se suele usar en el mes de agosto.

      Aun con todo, no hay nada regulado sobre los colores.

      • Amigo André,
        Te recomiendo que veas con detenimiento estos dos vídeos que hemos puesto sobre este sagrado servicio litúrgico.

        Padre Nicolás,
        Muchísimas gracias por su aportación, no solo ahora explicándonos perfectamente lo de los colores litúrgicos, sino por la ayuda que nos ha prestado en otras ocasiones.

      • Padre le doy muchas gracias por toda su explicación tan interesante me ha servido de mucho para entender mucho más estos oficios litúrgicos.

  3. Nadie como tú, amigo Antonio, para darnos a conocer todos los detalles de las demás Iglesias y ritos cristianos, que tanto ignoramos los que no tenemos la suerte de convivir con otras confesiones -al menos en una proporción mayoritaria-. Todavía recuerdo cómo hace años me enviabas correos con fotos de liturgias y me explicabas ritos y atuendos. Es excelente que eso se haya transformado en esta serie de artículos para compartir conocimiento con todos.

    • Ana Maria,
      A mi, la liturgia siempre me ha fascinado y no solo su práctica, sino el estudio de su historia. De la Liturgia Latina, añoro el canto gregoriano, de las otras Liturgias occidentales, lamento su pérdida aunque queden residuos de la Hispano-mozárabe y Ambrosiana. Y de las orientales, qué puedo decirte. He participado en prácticamente todas y tengo abundante información de todas: videos, fotos e incluso libros litúrgicos en lenguas que, por supuesto, no entiendo.
      Si viviera en un lugar donde tuviese acceso a la Liturgia Bizantina, te aseguro que mi participación sería muchísimo más asidua que a la Liturgia Latina, salvo que esta última fuese cantado en gregoriano, pero en gregoriano del bueno, ¿eh?, o sea, en una abadía o monasterio. Como he dicho anteriormente, la Liturgia Bizantina transporta al cielo.

      • Lo mismo digo Antonio

        Los cantos populares que hoy se cantan por ejemplo de donde soy en las celebraciones Eucarísticas no se comparan con la belleza del canto gregoriano.

        Se me viene a la cabeza decenas de cantos populares que aún así cantan mal los fieles invierten sentidos recuerdo un himno a la Virgen de las Mercedes que va así: “Eres la más pura y la más amable de los pecadores cariñosa madre” ¡¡¡¡¡¡ Hasta dónde hemos llegado !!!!!!!

        Con este rito o con canto gregoriano no dudaría en poder asistir a misa frecuentemente.

        • Vaya por delante que yo defiendo la renovación litúrgica que hizo la Iglesia en tiempos de Pablo VI, pero eso no quita que a mi me encante una Misa en gregoriano, sea la tridentina o la actual. Yo no asisto a ninguna Misa tridentina, pero si en alguna ocasión pudiera hacerlo, con gusto lo haría porque a mi me encanta la liturgia.
          Lo que tengo claro es que la Misa tridentina no es accesible al pueblo llano y en ese sentido, está desfasada, pero comprendo a quienes, entendiendo de liturgia y de ritos, la prefieran. Otra cosa es utilizarla como arma en contra de la renovación litúrgica emanada del Vaticano II. Con esta intención, no estoy de acuerdo.

  4. Toño.
    Siempre es un gusto conoce estas información sobre la liturgia en oriente, tan llena de espiritualidad y de misticismo. Com bien se ha comentado, la liturgia del Viernes Santo, llamada Paraliturgia, es el único día que se comulga con panes consagrados del día anterior. El Sábado Santo es un día aliturgico. Esto es lo que más conocía como liturgia de los panes presantificados, que ahora me has jecho conocer en esta situación que se da con mayor frecuencia entre nuestros hermanos orientales (digo orientales, poque no creo que solamente los ortodoxos lo hagan, sino los católicos de rito oriental también).
    Gracias por este tema.

    • Pues no te creas que los católicos uniatas van de la mano con los ortodoxos en todas las celebraciones litúrgicas, incluso, ni en el calendario. En algunos paises utilizan el calendario gregoriano mientras que en otros, utilizan el juliano.
      En Ucrania, por ejemplo, utilizan el calendario juliano y los ritos de la Liturgia de los Dones Presantificados son iguales, pero por ejemplo, el segundo domingo de la Gran Cuaresma que está dedicado a San Gregorio Palamas, no lo celebran. O sea, en Oriente no todos van de la mano a nivel litúrgico.

  5. Toño:
    Me queda claro que la celebraciòn en oriente entre catòlicos uniatas y ortodoxos no està totalmente sincronizada. Me llama la atenciòn que en un Domingo de Cuaresma se celebre a un santo. En la liturgia latina la conmemoraciòn de los santos se ve reducida o transferida por el sentido penitencial de la Cuaresma, esto dentro de la semana; del domingo ni que hablar, es dìa del Señor, solamente en casos muy especiales se podría celebrar su fiesta en el primer dìa de la Semana tal vez en una parroquia el santo patrono. Ni San José o la Anunciaciòn tienen este provilegio pues se trasladan al lunes siguiente. ¿Cómo es que esto si sucede en la liturgia oriental?

    • Verás, Humberto, que Mitrut publica un artículo dentro de unos días, en el que trata como se estructura la Gran Cuaresma Bizantina según la tradición, explicando todas estas cosas. Yo, en este artículo, no he pretendido explicar esa estructura de la Gran Cuaresma, sino tratar acerca de la gran Liturgia que en esos días celebran las Iglesias Ortodoxas.
      ¿Por qué los católicos uniatas no celebran ese segundo domingo recordando a San Gregorio Palamas? Lo hacen por razones obvias: este santo ortodoxo – del que ya hemos escrito en este blog – condenó el papismo como una herejía, luego es normal que los católicos no lo conmemoren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*