Santa Gertrudis de Nivelles

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vidriera de la Santa en la catedral de Limburg, Bélgica. Fotografía: G. Freihalter.

Vidriera de la Santa en la catedral de Limburg, Bélgica. Fotografía: G. Freihalter.

Iconografía
La iconografía es una asignatura que va muy unida a la hagiografía, pues su estudio se dedica a investigar la representación de un santo conforme a su vida, sus atributos o su patronato. La imaginación artística y la piedad muchas veces dicen más de lo que pudiera una biografía; la pintura o escultura de un santo o una santa continúa todavía con su finalidad pedagógica dentro de la Iglesia, pues anima a los fieles a recordar e imitar a quien se tiene la seguridad de que está en la presencia de Dios.

En el caso particular de Santa Gertrudis de Nivelles, las pinturas, esculturas y estampas la representan en actitud de orar ensimismada y distraída de lo que sucede alrededor. Junto a ella aparece su báculo de abadesa por el cual se desliza un ratón. ¿Esto significa que es una santa que no se distrae con nada o que tiene una especial misión contra los roedores, que en la Edad Media eran agentes de enfermedades y muerte?

Su celebración se conmemora el 17 de marzo, día de su nacimiento al cielo, y que ocurre unos días anteriores al equinoccio de primavera, cuando la vida emerge de nuevo luego del invierno y la vida del campo y su ecosistema renuevan la cadena alimenticia. Tal vez por esta razón se le invoca contra la infestación de roedores y como en la cadena alimenticia son los gatos quienes ordinariamente son los depredadores de los ratones, es sobre estos felinos que recae su protección y patronazgo.

Biografía
La vida de esta Santa no ofrece muchos datos históricos y los pocos que tiene deben revisarse con cuidado para separar lo cierto de la fantasía, lo histórico de lo legendario.

Nació hacia los años 626-627 en Landen, actual Limburgo belga; fue la segunda hija de Pipino I el Viejo, mayordomo de Austrasia, y de Santa Iduberga. Con ello tiene la categoría de santa noble, típicamente merovigia (los merovingios fueron una dinastía noble cuyo fundador fue Meroveo y que gobernaron muchas casas reales en Europa durante la Edad Media).Fueron sus hermanos Santa Bega, que contrajo matrimonio con Ansegiso, hijo de San Arnulfo; y Grimoaldo, que sucedió a su padre cuando éste murió.

Imagen de la Santa en su colegiata de Nivelles, Bélgica. Fotografía: Lala.

Imagen de la Santa en su colegiata de Nivelles, Bélgica. Fotografía: Lala.

Si hemos de aceptar lo que su biografía dice, a la edad de 10 años rechazó un matrimonio propuesto por el Rey Dagoberto I, porque ella quería como esposo a Jesucristo. Aconsejada por su madre, tomó el velo de las vírgenes consagradas en un monasterio auspiciado por ella a instancias de San Amando, en la aldea de Nivelles, en Brabante, siendo este el monasterio más antiguo fundado en los Países Bajos. Este monasterio, de carácter familiar, tuvo oposición para fundarse por el plano político, porque la nobleza austrásica quería evitar el dominio de la Iglesia en lugares estratégicos y también porque no quería que el prestigio de los Pipinos creciera con esta fundación. Para evitar que Gertrudis fuera raptada y casada a la fuerza, Santa Iduberga cortó la cabellera de su hija, para mostrar la decisión de la misma renunciar al matrimonio y entrar en vida religiosa.

Sin embargo, Santa Gertrudis, al ser nombrada abadesa del lugar, se distinguió por su sabiduría, religiosidad, pobreza, amor a los necesitados y atención a los peregrinos. Dotó al monasterio de enseres litúrgicos, valiosas reliquias y códices provenientes de Roma y de Irlanda, donde estableció relaciones con los misioneros irlandeses. Así el prestigio religioso y cultural de Nivelles ascendió. Bajo su protección, los Santos Filán y Ultano, hermanos de San Furseo, establecieron un monasterio luego de haber sido echados del suyo por el rey de Mercia.

En el año 652 murió su madre, que ya había ingresado al monasterio y se había sujetado bajo su autoridad. Entonces tomó una determinación: para el gobierno del monasterio, en los asuntos externos, se haría aconsejar por los monjes; y para atender las cuestiones internas, se auxiliaría de las hermanas. Así tendría mayor tiempo para dedicarlo al estudio de las Sagradas Escrituras, de las que tenía una sed insaciable, a la contemplación y la penitencia. Con 30 años cumplidos, consumida por las prácticas ascéticas, Gertudis confío la dirección del monasterio a su sobrina Santa Wulfretudis y vivió tres años como simple monja, dedicada a la oración y el sacrificio. Murió el 17 de marzo del año 659.

Antiguo relicario de la Santa, que fue destruido.

Antiguo relicario de la Santa, que fue destruido.

Culto
Fue sepultada en la iglesia abacial de San Pedro, donde se narra que pronto comenzó a obrar milagros, haciendo curaciones para los enfermos, resucitando un niño ahogado y apagando un incendio en esta iglesia ya mencionada. Por esta razón el nombre de la iglesia se cambió por el de Santa Gertrudis. Su fama fue muy difundida en la Edad Media, y los Martirologios de Usuardo y de San Beda el Venerable ya la incluyen en su elenco. Al ser considerada antepasada de los nobles carolingios, gozó de gran fama en las familias que presumían de contarla entre sus antepasados.

Se le tuvo como patrona de los que viajan por el mar, de los peregrinos y de los enfermos hospitalizados. Hacia el año 1350 se le invoca para obtener una buena muerte. En el s.XVI se comienza a invocarla contra las ratas, ratones y roedores, debido a la cercanía de su fiesta con el comienzo de las actividades agrícolas. Se la representa como abadesa, a veces con hábitos erales y una corona, con gatos y con un ratón cercano, casi siempre en su báculo.

La urna que contenía sus restos, una belleza artística, fue destruida en 1940 durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial. Existen réplicas de la misma gracias a fotografías tomadas.

Relicario actual que contiene las reliquias de la Santa. Colegiata de la Santa en Nivelles, Bélgica. Fotografía: Jean-Paul Grandmont.

Relicario actual que contiene las reliquias de la Santa. Colegiata de la Santa en Nivelles, Bélgica. Fotografía: Jean-Paul Grandmont.

Conclusiones
¿Cuál es el mensaje de esta Santa para nosotros, que vivimos en la segunda década de s.XXI? Sin duda son varias las pautas que podemos seguir:

– Su amor a Jesucristo, que la hizo renunciar a comodidades y riquezas para seguir fiel a su vocación consagrada. Como abadesa nos enseña a ser responsable de nuestras obligaciones, buscando el decoro de la casa de Dios sin olvidarse de los hombres, sobre todo los pobres, porque en ellos también se encuentra el Señor. Su gusto por conocer, leer y estudiar la Biblia, la Palabra de Dios, se hizo presente siempre en su vida.

– Supo trabajar en equipo, colaborando con ella monjes y monjas, no se cerró a su opinión personal, hizo vida en comunidad. Reconociendo sus límites, supo ceder la autoridad a quien podría dirigir mejor que ella, no se aferró al poder.

Colegiata de Santa Gertrudis en Nivelles, Bélgica.

Colegiata de Santa Gertrudis en Nivelles, Bélgica.

– Sin duda lo que mejor podemos aprender de ella es su atención al orar. Como su iconografía la representa, un ratoncillo la podía distraer de su diálogo con Dios, pero ella no le puso atención y puso mayor dedicación a la meditación. A veces nos cuesta orar por tanto ruido interno y externo. Las distracciones son comunes y nuestra oración se vuelve intermitente. Que, como ella, sepamos silenciar todo aquello que pretende callar la voz de Dios que nos habla al corazón.

Humberto

Bibliografía:
– LEONARDI C., RICCARDI A., ZARRI G. Diccionario de los Santos, Volumen I, Centro Iberoamericano de Editores Paulinos. España, 2000, pp. 647-649.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

12 pensamientos en “Santa Gertrudis de Nivelles

  1. A esta Santa la conocí hace unos pocos años gracias a un amigo, yo sólo conocía a la mística apodada “la Magna” -qué pocas mujeres han sido llamadas así!!- y de hecho, creía que eran la misma. No había caído en el encantador detalle de los ratoncitos subiéndose por su báculo y reclinatorio. Su patronazgo es interesante, ya que aunque los ratones nos parecen animales monísimos -las ratas no tanto- lo cierto es que destruían cosechas y eso suponía a diferencia entre la supervivencia y el hambre, para tantas generaciones… Creo que lo de los gatos ha venido después, porque aunque son depredadores natos de los roedores hasta hace poco se los tenía por bichos del demonio… Pobrecillos…

    Santa Gertrudis de Brabante siga protegiendo gatos, ratones y demás animales del maltrato y negligencia que sufren a manos de los humanos por capricho, descuido o mera crueldad, por sus amos y por las cosechas de todo el mundo. No soy de las que anteponen un animal a un ser humano, pero ellos también son criaturas de Dios, sus obras maestras particulares, de los que tanto podemos aprender, si queremos.

    • Ana, a esta santa yo la conocí primero por una estampa suya sin saber quien era. La obtuve para mi colección y luego me puse a investigar para conocer su identidad. Buscando aquí y allá lo logré.
      Me parece que el estudio de la iconografía es muy importante para distinguir a cada santo, a veces hay cada confusión que se confunde Corpus con San Juan.
      Lo que comentas sobre los animales es correcto, lástima que haya ciertas corrientes, algo apasionadas, que por defender a los animalitos olvidan la dignidad de la persona humana.
      Saludos.

  2. Muchísimas gracias, Humberto, por este precioso artículo sobre Santa Gertrudis de Nivelles.
    Me ha gustado mucho la introducción al mismo, la explicación que has dado acerca de la relación entre iconografía y hagiografía y más concretamente entre la santa, la primavera, los alimentos y quienes los atacan y defienden. Ha sido un bonito comienzo.
    Perteneció a una familia de santos merovingios y de ellos heredó la vida de piedad, la organización y el saber confiar en los demás. Es de destacar cómo, siendo la abadesa del monasterio, se dejaba ayudar por las demás religiosas en las tareas propiamente organizativas, a fin de atender mejor a las necesidades de su espíritu. Esto no es algo muy común, no abundan quienes tienen plena confianza en sus subordinados y cuando delegan en otros, lo hacen con todas las consecuencias. De eso y de su piedad, tenemos mucho que aprender.
    Con respecto a la urna antigua que conservaba sus restos, se conservan fotos de la misma, que son las que han servido para hacer las réplicas y la nueva, ¿no me dirás que no es sencilla y bonita?

    • Es ante todo curiosa, porque parece que esté hecha con los restos de la urna destruida. No sé si será así o simplemente es un diseño moderno, pero si lo es, desde luego es una idea artística e ingeniosa.

    • Toño, gracias por leer este artículo.
      Cuando lo pensé escribir, suponía que había mucha tela de donde cortar para elaborar el artículo. No suponía que la información fuera tan breve. Por ello, recordando mi experiencia de identificar su estampa, pensé que era bueno traer a colación algo de iconografía y su relación con la hagiografía.
      La urna que se perdió en la guerra es una verdadera obra maestra de orfebrería, lástima que se haya destruido. Sin embargo, su nueva urna es muy interesante. Algun principo de estética dice que entre más sencillo es más elegante. Creo que esto sucede con el nuevo relicario. Algo que tiene que ver también con nuestro mucno presente y su cultura.
      Saludos

  3. ¡Hay una mezcla de imágenes entre una y otra¡, a ver si me aclaro:
    aparte del báculo,
    -si tiene algún gato o ratón es Santa Gertrudis de Nivelles o Brabante;
    -si tiene el corazón brillante, a veces con el niño Jesús, es Santa Gertrudis Magna, la Grande o de Helfta
    No querría liarlo más pero ¿quien es Santa Gertrudis de Hamay? La nombráis junto a las anteriores en el artículo “El ejército de Santos benedictinos”

    • Así es, es una forma fácil y rápida de distinguir iconográficamente a las dos Gertrudis -de la tercera no sé nada-, aún así, siempre hay gente que precisa la ayuda de Santa Lucía -por eso de la vista- y no acaba de ver bien los ratones o el corazón, porque las mezcla constantemente…

      Santa Gertrudis la Magna también puede llevar una pluma o un libro o pergamino, parece que escribió algunas obras.

    • Miriam, estás aprendiendo muy rápido. Eso es bueno.
      Es un arte descifrar imágenes, pinturas, estampas de santos poco comunes si no tienen su nombre grabado.
      Los atributos siempre son muy útiles. Alguna vez identifiqué a San Buenaventura en una pintura muy antigua que nadie podía descifrar. Era un cardenal con hpabito franciscano. Asunto resuelto.
      Saludos.

  4. Gracias Humberto, hace algunos años conocí a una Santa Gertrudis ( ahora he llegado a la conclusión que es la Magna), esta tenía visiones de las almas del purgatorio, y dejo muchas oraciones para rogar por la salvación de ellas.
    A esta Santa Gertrudis no la conocía, y su vida e iconografía me son muy llamativas. Estaba ligada a una gran familia de nobles ( y también de Sant@s) y renuncio a todas las comodidades de la época, para ingresar en un convento con las privaciones y renuncias típicas. Allí encontró a Dios, estrecho su amistad con Él y se entrego a todos, siendo ella la que gozaba del cargo con mayor responsabilidad.
    Muy simpático el ratón y mas aún el mensaje que nos da.

  5. Gracias David por leer este artículo.
    Al igual que a ti, el ratoncillo se me hizo muy interesante, gracias a ello, pude identificar quien era esta santa.
    Dices bien que en su familia hay santos. yo me pregunto, ¿Qué hace falta para que en nuestra familia haya santos y que nosotros mismos lo seamos? estopy convencido que los santos se dan en racimo. Ejemplos de ello hay bastantes y sería largo y prolijo ennumerarlos ahora.
    Que bueno que hayas conocido a esta Santa y puedas diferenciarla de la otra Santa Gertrudis, conocida como la magna.
    Saludos.

  6. Vaya pues yo tampoco conocía a esta Santa solo conocía a la Santa Gertrudis más famosa, tiene una iconografía muy interesante con el ratón y el gato, y ni que decir de la imagen de su basílica, bellísima. Muchas gracias don Humberto

    • Bueno, pues ya has conocido y apendido algo nuevo hoy. Realmente, luego de las urnas que han contenido sus restos, su iconografía es atractiva. Supongo que ya lo has hecho. Si no, hazlo, encontrarás unas ilustraciones muy interesantes.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*