Contestando a algunas breves preguntas (XIX)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Antiguo pergamino del Libro de Enoc.

Antiguo pergamino del Libro de Enoc.

Pregunta: Las distintas Iglesias y Ritos Cristianos ¿compartimos la misma Biblia?, ¿son iguales todos los libros que contiene?

Respuesta: La Biblia de las Iglesias Ortodoxas tiene ocho libros más en el Antiguo Testamento. Son éstos:

– Tercer Libro de los Reyes
– Cuarto Libro de los Reyes
– Canción de los Tres Niños (nosotros la tenemos como parte del Libro de Daniel)
– Tercer Libro de Esdras
– Historia de Susana (nosotros la tenemos como parte del Libro de Daniel)
– Bel y el dragón (nosotros lo tenemos como parte del Libro de Daniel)
– Tercer Libro de los Macabeos
– Oraciones de Manasés

Las Iglesias Coptas y Etiópicas admiten además otros dos libros:

– Libro de Enoc
– Libro de los Jubileos

Pregunta: Si se leen los evangelios se sabe que los dos ladrones que fueron crucificados con Cristo, lo insultaban. Si es así, ¿por qué a uno lo tenemos como santo?.

Respuesta: En primer lugar quiero decirte que sobre San Dimas ya escribimos un artículo hace cuatro años.

"Cristo y el Buen Ladrón", óleo de Tiziano Vecellio.

“Cristo y el Buen Ladrón”, óleo de Tiziano Vecellio.

Es verdad que los evangelistas Mateo y Marcos dicen que ambos bandidos crucificados con Él, lo insultaban (Mateo, 27, 44) y (Marcos, 15, 32), pero el evangelista Lucas hace una salvedad: “Uno de los malhechores colgados le insultaba: ¿No eres tu el Cristo? ¡Pues sálvate a ti y a nosotros! Pero el otro le respondió diciendo: ¿Es que no temes a Dios, tú que sufres la misma condena?… Y decía: Jesús, acuérdate de mi cuando estés en tu Reino. Y Jesús le respondió: Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso” (Lucas, 23, 39-43), o sea, que uno de ellos se arrepintió y este detalle nos parece que hay una cierta contradicción entre los tres evangelistas.

No hay una contradicción, ya que según Orígenes, San Cirilo de Alejandría, San Juan Crisóstomo y otros, al principio ambos lo insultaban, pero en el transcurso del tiempo en el que estuvieron crucificados, uno cambió de opinión y esta es la diferencia que establece Lucas sobre los otros dos evangelistas. Ante la inminencia de su muerte y viendo la mansedumbre de Cristo, uno de ellos fue tocado en su interior y por temor o por amor, la realidad es que se arrepintió y fue perdonado, siendo canonizado por el mismísimo Hijo de Dios. Es verdad que cuando fue crucificado, Dimas estaba enemistado con Dios, pero en algún momento cambió y se arrepintió. Este pasaje nos demuestra el valor del arrepentimiento y la misericordia de Dios.

Pregunta: A lo largo de estos años de existencia del blog habéis escrito muchos artículos sobre los mártires españoles del siglo pasado, pero en ningún caso habéis comentado que algunos de ellos fueron asesinados por ahogamiento. ¿Es que esta clase de martirio no se practicó con ninguno de ellos?

Sepulcro de los beatos  Enrique Izquierdo y Eleuterio Marne. Convento de Las Caldas.

Sepulcro de los beatos Enrique Izquierdo y Eleuterio Marne. Convento de Las Caldas.

Respuesta: Pues la verdad es que si ocurrió porque, a “bote pronto” se me vienen a la cabeza los nueve dominicos que fueron ahogados en Cantabria y sobre los cuales tendremos que escribir un artículo mucho más extenso. Pero contestando brevemente a tu pregunta, te diré que el 23 de diciembre de 1936, todos los dominicos del convento de Las Caldas, fueron detenidos y tras pasar por la cárcel, fueron ahogados en el Mar Cantábrico, frente a Santander.

Estos son los beatos: José María García Tabar, Pedro Luís Luís, Miguel Rodríguez González, Eleuterio Marne Mansilla, Bernardino Irurzun Otermín, Manuel Gutiérrez Ceballos, Enrique Izquierdo Palacios, Eliseo Miguel Largo y Enrique Cañal Gómez. El mar se mostró “generoso” y aunque los mártires llevaban colgados pesos para que se hundieran, devolvió los cuerpos de algunos de ellos a la orilla. Lo dicho, escribiremos más adelante un artículo completo sobre estos beatos mártires. Y es posible que algún otro “se me haya quedado en el tintero”.

Pregunta: Como sacerdote católico romano que soy, ¿puedo conocer los trámites, protocolos o pasos para ver la posibilidad de cambiar de rito al vuestro? Desde ya, muchísimas gracias.

Respuesta: Bueno, en primer lugar tengo que decirte que salvo Mitrut y Dragoljub (que son de rito bizantino), el resto de los colaboradores del blog pertenecemos al rito latino o romano. Dicho esto, queremos decirte que lo que tienes que hacer es plantearle este tema a tu obispo y si obtienes su consentimiento, buscar a otro obispo de rito distinto – el que tu deseas – y que te admita bajo su jurisdicción. Si consigues ambas cosas, seguro que ellos tramitarán lo que tengan que tramitar. Asimismo quiero decirte que yo tengo a dos sacerdotes amigos que son bi-rituales: uno celebra tanto en rito latino como en rito bizantino y el otro celebra en rito latino y en rito armenio.

Pregunta: ¿Podíais indicarme el texto del Rorate Coeli?

Respuesta: Pues ahí lo llevas:

Rorate coeli desuper,
et nubes pluant iustum.
Ne irascaris Domine,
ne ultra memineris iniquitatis:
ecce civitas Sancti facta est deserta:
Sion deserta facta est:
Ierusalem desolata est:
domus sanctificationis tuæ et gloriæ tuæ,
ubi laudaverunt te patres nostri.
Rorate coeli desuper,
et nubes pluant iustum.
Peccavimus, et facti sumus tamquam immundus nos,
et cecidimus quasi folium universi:
et iniquitates nostræ quasi ventus abstulerunt nos:
abscondisti faciem tuam a nobis,
et allisisti nos in manu iniquitatis nostræ.
Rorate coeli desuper,
et nubes pluant iustum.
Víde Domine afflictionem populi tui,
et mitte quem missurus es:
emitte Agnum dominatorem terræ,
de Petra deserti ad montem filiæ Sion:
ut auferat ipse iugum captivitatis nostræ.
Rorate coeli desuper,
et nubes pluant iustum.
Consolamini, consolamini, popule meus:
cito veniet salus tua:
quare mærore consumeris,
quia innovavit te dolor?
Salvabo te, noli timere,
ego enim sum Dominus Deus tuus,
Sanctus Israël, Redemptor tuus.

También te adjuntamos un vídeo:

Pregunta: Sé que muchos patriarcas de Constantinopla son reconocidos como santos, bien por la Iglesia Universal o por las Iglesias Ortodoxas y se que algunos de ellos murieron como mártires a manos de los turcos. ¿Podríais decirme quienes fueron?

Respuesta: Es cierto eso que dices: muchos patriarcas constantinopolitamos son venerados como santos, pero haciendo referencia concreta a tu pregunta te diré que no todos los martirizados por los turcos a partir del siglo XVII están canonizados. Estos son:

Icono ortodoxo griego de San Cirilo Loukaris.

Icono ortodoxo griego de San Cirilo Loukaris.

San Cirilo Loukaris, estrangulado el 27 de junio de 1638. Su cuerpo fue arrojado al Bósforo. Su festividad se celebra ese día.
Cirilo II Kontaris, ahorcado en el año 1639.
Partenio I, envenenado en 1644.
Partenio II, estrangulado en 1651.
San Partenio III, ahorcado el 24 de marzo de 1657. Su fiesta se celebra el día de su martirio.
San Gabriel II, ahorcado el 3 de diciembre de 1659. Su fiesta se celebra el día de su martirio.
Melecio II, torturado y asesinado en el año 1769.
San Gregorio V, ahorcado durante la Pascua del 1821 y del que ya hemos escrito en este blog.
San Cirilo VI, estrangulado también en el mismo año.
Eugenio II, torturado, muriendo a consecuencia de las lesiones el día 22 de julio de 1822.

A los que no les pongo el “san” por delante es porque no estoy seguro de que hayan sido canonizados.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

10 pensamientos en “Contestando a algunas breves preguntas (XIX)

  1. La verdad es que nunca había caído en esa contradicción de que un evangelista dice que ambos ladrones lo insultaban y otro, que sólo uno de ellos lo hacía y que el otro buscó el auxilio de Jesús. No me lo planteo porque es cierto que las Sagradas Escrituras están llenas de contradicciones de cabo a rabo y eso se explica lógicamente porque han sido redactadas por personas distintas, en lugares distintos y tiempos distintos. Así que se puede explicar esta contradicción fusionando ambos pasajes y suponiendo que el hombre al que llamamos Dimas primero lo insultó y luego se arrepintió, pero también es posible que el evangelista que dice que ambos lo insultaban simplemente no estuvo al tanto del detalle de un “buen ladrón”. Con todo respetos a esos sabios exégetas, la existencia de una contradicción natural en los textos no quita la inspiración divina de las Escrituras, así que su justificamiento me parece un poco forzado e innecesario actualmente, cuando ya sabemos más sobre la cronología y los diversos autores de las Escrituras.

    • Aceptando como normal las explicaciones que tu das con respecto a como interpretar la Biblia, tampoco es ilógico pensar que en un principio, los dos ladrones insultaran a Cristo y que antes de morir, San Dimas se arrepintiese y le pidiese perdón. Yo, esta explicación, la veo normal y razonable.

    • Marian,
      No creo que los libros de la Biblia sean el problema más insalvable en el caso de que el ecumenismo nos llevase a la Unidad de la Iglesia; peor veo el caso del “Filioque” (en el que hemos sido nosotros quienes hemos incumplido lo acordado por el Concilio de Calcedonia) y, sobre todo, el dichoso e inoportuno dogma de la Infalibilidad.

      El Rorate Coeli es un canto del oficio de Adviento, inspirado en el Libro de Isaías (45, 8).

  2. Puestos a pensar, yo tampoco había caído en estas contradicciones ( si se les puede llamar así) de los Evangelistas con respecto a San Dimas, el buen ladrón.
    Como bien dices Antonio, el mismo Jesús clavado en la Cruz, vio el arrepentimiento sincero de este pobre ladrón a pocos minutos de perder su vida. No solo lo canonizo de inmediato, yo me atrevería a decir que también hizo la primera confesión de la historia. i Que misericordioso fue Jesús hasta en el mismo momento de su muerte!
    Por otra parte, ya sabes que el tema de los mártires del S. XX me interesa mucho. Este breve relato del martirio de los Beatos Dominicos de Caldas, no lo conocía. Espero poder leer pronto el articulo que le dediquéis, creo que es interesante su lectura, además de conocer a los Beatos mártires, conoceremos también una practica poco común del martirio que se acostumbraba hacer en aquellos crueles años del conflicto.

    • David,
      Te aconsejo leer los dos tomos de la Obra de Fray Felipe Maria Castro: “Ofrenda martirial de los dominicos de Cantabria en la persecución religiosa de 1936”. El primer tomo está dedicado al monasterio de Las Caldas y el segundo, al de Montesclaros.

  3. Alguna vez leí como el libro de Samuel y los de los Reyes eran un sólo libro y que luego se dividieron como actualmente los conocemos. Tal vez sea por esto que hay diferencia en estos libros. Son los mismos pero con otras subdivisiones.
    Sobre el caso del Buen Ladrón, comento que cada Evangelista pone énfasis en un aspecto de Cristo y que el panorama se abre con el paso del tiempo. Así no es lo mismo cronológicamente hablando el Evangelio de Marcos que de Juan. Comparto también un punto de vista quee leona un autor: si la sombra de Pedro curaba a los enfermos, tal vez la Sombra de Cristo crucificado pudo sanar el alma de San Dimas.
    Saludos.

    • Me ha llamado la atención lo que dices de que la sombra de Cristo pudo perdonar los pecados del Buen Ladrón. Desde luego, Él se lo confirmó de palabra.
      Recuerdo asimismo el milagro de la curación de la hemorroisa: ella le tocó la orla del vestido y Él sintió que había salido de Él una fuerza que la había curado.

  4. Spbre los patriarcas martirizados se que Cirilo Loukaris hizo una profesión calvinista, pero porqué lo venerarán comp santo, si otros santos teólogos le rebatieron, como San Pedro Movila, y se qur fue un complot de parte de la Iglesia Ortodoxa y la Católica, para eliminarlo, obviamente los turcos hicieron el trabajo sucio, una pregunta, cuántos patriarcas se veneran como santos (claro de constantinopla, no de Serbia, Rusia, Armenia, u otro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*