El Señor Milagroso de Magdalena, Jalisco

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista completa de la venerada imagen. Programa de las festividades de 2014.

Vista completa de la venerada imagen. Programa de las festividades de 2014.

Introducción
El pueblo cristiano de México tiene un grande amor a Jesucristo y una de las manifestaciones más claras de ese amor lo encontramos en las múltiples imágenes del Señor Crucificado. Desde la primera evangelización, los misioneros establecieron la devoción a Cristo en la Cruz. Esta representación caló hondamente en el pueblo creyente y se multiplicaron las efigies del Redentor clavado en el madero por toda la patria mexicana. Estas imágenes no son tan famosas como las de la Santísima Virgen María, pero su culto a nivel local tiene vigencia, fervos y muchos seguidores.

Simplemente por recordar, se pueden mencionar las advocaciones más sobresalientes: El Señor de Chalma, en el estado de México, que sin duda es el más famoso, pero también está el Señor de los Milagros en San Juan Nuevo Parangaricutiro en Michoacán, el Señor de la Piedad, en el municipio homónimo del mencionado estado, el Cristo de Plateros, en Plateros, Zacatecas, el Señor de Mapimí, en Chihuahua y el Señor del Veneno, en la Catedral Primada de México, D.F.

En Jalisco, podemos mencionar al Señor de la Penitencia, del Barrio de Mexicaltzingo en Guadalajara, el Señor de la Misericordia de Ocotlán; curiosamente encontraremos bajo el mismo nombre aunque en diferente escultura. Esta advocación en Tepatitlán de Morelos y La Unión de Tula. Está el Señor Grande de Ameca, el Señor de los Rayos de Temastián, el Señor del Encino en Yahualica de González Gallo, el Señor de Teponahuaxco en Cuquío, el Señor del altar en Ahualulco de Mercado, el Señor de la Salud en Tototlán y yaciente, aunque antes estuvo crucificado, el Señor del Sacromonte, en la Basílica de Nuestra Señora de Zapopan.

En Cristo Crucificado, Varón de dolores, el pueblo ve y entiende como Jesús comparte totalmente la naturaleza humana al probar el dolor, el sufrimiento, la pena, la angustia y la muerte del hombre. Por ello, en sus necesidades y congojas acude al pie de la cruz para invocar su protección e implorar su ayuda en todas las dificultades de la vida. Así, en Cristo Crucificado, el pueblo católico entiende esas palabras de San Pablo apóstol: “En cuanto a mí ¡Dios me libre gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo es para mí un crucificado y yo un crucificado para el mundo!” (Gal 6, 14). Valga este artículo como un homenaje al Señor Jesús, que desde el trono de la Cruz, reina ejerciendo misericordia.

Detalle del rostro de la imagen.

Detalle del rostro de la imagen.

Magdalena, Jalisco
Magdalena es un municipio que se encuentra el noroeste del estado de Jalisco, limita al norte con el municipio de Hostotipaquillo; al sur con Etzatlán y Antonio Escobedo; al este con Tequila y al oeste con el estado de Nayarit. Anteriormete se llamaba Xochitepec “Monte Florido”, pero con la evangelización del lugar, la hija del Cacique Goaxicir se bautizó, recibió el nombre de Magdalena y el lugar tomó su nombre también. Dentro de las actividades socioeconómicas, destaca además de las agropecuarias, la explotación del ópalo, actividad con auge, desarrollo y una buena proyección. Entre los nacidos en este lugar conviene recordar a los Beatos Ezequiel y Salvador Huerta Jiménez, martirizados durante la persecución religiosa de 1926. En este lugar se venera la imagen del Señor Crucificado, que es el imán de los lugareños y que por la historia que a continuación se relata, recibe el nombre de Señor Milagroso y cuya historia se conserva en el archivo de la parroquia.

Historia
En la parroquia de Magdalena se encontraba una imagen del Señor en la Cruz ubicada entre el púlpito y la sacristía. El 29 de septiembre de 1671 se dieron cuenta los padres franciscanos a cargo de la iglesia que dicha imagen estaba sudando. Dichos padres eran Fray Juan Bañuelos y Fray Francisco Ponce. Por este motivo lo hicieron bajar con la ayuda de algunos naturales y al mirar la profusión de sudor, lo llevaron a colocar en la mesa del altar. Luego hicieron venir a Juan López Aguilar, Teniente Capitán y Alcalde Mayor de la Provincia de Issatlán para testificar el evento. Allí, en el altar, el sudor se transformó en una efusión de sangre que fue multiplicándose por todo el cuerpo, desde la frente en el rostro hasta los pies. Se limpió la imagen con algodones y la imagen volvió a sudar sangre a la vista de los testigos y de todo el pueblo que se había congregado para observar el prodigio. Fray Francisco Ponce pidió entonces a Juna López de Aguilar que hiciera las diligencias para revisar la imagen y tratar de buscar algún truco que estuviera causando el sangrado y así comprobar si era un fraude o no. Se le desmontó la corona de espinas y las potencias y se le paró de cabeza, se revisaron todos lo agujeros de la cabeza, pies y manos y también las fisuras para ver si había rastros de agua o estaban húmedos. El alcalde revisó cuidadosamente sin encontrar rastros de humedad o de engaño alguno. Luego se hizo una referencia por escrito del hecho, al que el pueblo presente, indígenas y españoles llamaron milagro, misma que fue firmada por varios testigos que eran vecinos del lugar.

Detalle del busto de la venerada imagen.

Detalle del busto de la venerada imagen.

Se tiene referencia de que esta imagen ya se veneraba en 1598 en el primer templo que hubo en el lugar. Hacia 1604 hay noticias de su presencia en la iglesia y en 1616 los indígenas nativos prometieron a los frailes y al Señor que no participarían en revueltas contra los españoles conquistadores. El título de Milagroso se le dio en el S. XVIII según refiere Fray Juan de Ornelas.

Culto
Santa María Magdalena es la titular del municipio y patrona de la Parroquia, peo su culto se vino de lado por esta advocación de Nuestro Señor Jesucristo, cuya imagen fue puesta en el centro del altar mayor. Su fiesta se celebra el 29 de septiembre, aniversario del fenómeno y va precedida de un lucido novenario al que asiste con devoción el vecindario y gente de pueblos vecinos. Entre los eventos que se realizan vale la pena mencionar que el día dedicado a los hijos ausentes, en el atrio del templo se sirve de comer con vastedad y gratuitamente a todos los visitantes. Actualmente esta parroquia es la más antigua de la Arquidiócesis de Guadalajara, erigida como tal en 1592, luego de la del Sagrario Metropolitano.

Del 14 al 28 de octubre de 2007, con motivo de las bodas de oro sacerdotales del ahora Arzobispo emérito y Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, esta imagen y otras de Cristo Crucificado, hechas de pasta de caña de maíz y que se veneran dentro de la Diócesis, estuvieron de visita en la Catedral Tapatía; este evento congregó a muchos devotos de donde provenían las imágenes, tocando el culto especial al Señor Milagroso el 15 de octubre. Tiene dedicada una parroquia en Lomas del Vergel, Tlaquepaque, Jalisco.

Descripción
La imagen es originaria de los talleres de Luis y Matías de la Cerda en Pátzcuaro, Michoacán; data del s.XVI y según una entrevista dada al Semanario Arquidiocesano por Monseñor José Ordaz Briseño, párroco de Magdalena, no es de pasta de caña de maíz, sino labrada en madera. Es de tamaño natural y representa a Cristo muerto en la cruz. Su cabeza está reclinada a la derecha y mirando para abajo, su rostro está lleno de paz y transmite mucha serenidad a quien lo mira.

Detalle del busto.

Detalle del busto.

Tiene profusión de su divina Sangre en los hombros y el pecho, donde está la llaga del costado causada por la lanza, los brazos y las piernas también tienen mucha sangre derramada. Porta peluca postiza y lleva corona de espinas aurea con sus tres potencias. Su cuerpo es cubierto por un cendal de tela fina con bordados primorosos. Como seña particular de su iconografía es de mencionarse la ráfaga de rayos que le circunda, porque es protector contra estos fenómenos naturales.

Para elaborar este artículo se ha consultado la hoja con la noticia del prodigio del Señor Milagroso ocurrido en Magdalena que se conserva en los archivos parroquiales.

Humberto

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

12 pensamientos en “El Señor Milagroso de Magdalena, Jalisco

  1. He observado que en México, como en España, la mayoría de imágenes de Cristo que suscitan culto o devoción particulares tienen que ver o con su infancia o con su pasión y muerte. La única excepción que veo es el Cristo de la Paz del Cubilete y el Sagrado Corazón en general. ¿Por casualidad no habrá otro tipo de imagen que suscite ese interés? ¿Un Resucitado, por ejemplo?

    Los Cristos crucificados mexicanos me recuerdan lejanamente a los románicos europeos en su rigidez y estiramiento. Partircularmente no me suscitan agrado ni devoción, aunque el caso de hoy tiene un rostro muy sereno. Eso sí, deberían quitarle esa horrenda peluca, no le hace ningún bien a la imagen y encima la melena esculpida se ve por debajo.

    • Ana, antes que nada déjame platicarte que ayer estuve por primera vez en mi vida en anta la imagen del Señor Milagroso. Le he pedido por todos los que colaboramos en el blog y por el buen resultado de este apostolado.
      Opino que desde siempre la imagen del Crucificado, que es el signo del amor de Dios, se ha promovido tanto en el viejo como en el nuevo continente desde la evangelización primera que se dio en cada lugar. Al ser tan remotos sus orígenes y tan bien hecha su propagación, NS ha dejado lugar para otras advocaciones. Aunque sí, en México se tiene la devoción fuerte al Santo Niño de Atocha de Plateros y el Santo Niño de las Palomitas, en Zacatecas.
      En la arquidiócesis hay tres parroquias dedicadas a Dulce Nombre de Jesús, a Jesús Maestro y Jesucristo Obrero. Pero su devoción es del ámbito parroquial únicamente.
      Sobre la peluca tengo mis reservas, la imagen del Señor de la Misericordia es calva, totalmente, me da la pauta para creer que otras imágenes pudieran ser del mismo modo.
      Saludos.

      • Lógicamente, si la imagen es calva, es que está hecha para llevar peluca. Pero si no, como es el presente caso ya que se ve que este Cristo tiene pelo esculpido, entonces sobra, afea y estropea la imagen.

    • Ana metiendo mi cuchara y respondiéndote un poco de lo que preguntas, mira lo que sucede aquí en México es que la mayoría de devociones a imágenes de Cristo son de la época barroca, no se si en el caso del barroco europea será igual pero en el barroco novohispano se enfocaron mucho en la pasión del Señor, en Cristo sangrantes y dolorosos para que el fiel se conmoviera ante el sufrimiento de Cristo, por lo tanto la gran mayoría de imágenes que se fabricaron en esa época fueron de Cristo en la cruz, Nazarenos, Señor de la Columna y demás, aunque si existen Cristo resucitados, transfigurados y demás son los menos, y como también en la época barroca es cuando se comienzan los grandes milagros de imágenes, apariciones y hallazgos milagrosos, la mayoría fueron de Cristo en su pasión o en su infancia ya que los franciscanos promovieron mucho la infancia de Cristo, en esa época los religiosos pensaban que movía más a la devoción y arrepentimiento un Cristo muerto o crucificado o un Niño Jesús que un Cristo resucitado, a pesar de esto si existe devoción por imágenes de Cristo no sufriente tal es el caso del Justo Juez de San Cristóbal que tiene muchísima devoción: https://www.flickr.com/photos/47135722@N07/7412005916/in/photolist-chYt8s-cEhB11-chYsCW-chfDoq-8w1eJC-chfxE1-e69pwX te dejo el enlace a una foto del Justo Juez en mi galería de flickr donde puedes apreciar que es un Cristo en gloria. Otro caso aunque esa devoción es del siglo XX es la del Cristo negro o Divino Redentor de la Catedral de Mérida Yucatán, que fue un obsequio que en 1915 se hizo a la catedral y que ha suscitado cierta devoción en el pueblo: https://www.flickr.com/photos/47135722@N07/8374624759/in/photostream esta es la foto de una de las réplicas del Divino Redentor venerada en una parroquia en otro estado por que su devoción a traspasado las fronteras de Yucatán. Espero con esto responder a tu pregunta Ana.

  2. Como en todos los templos del mundo, la existencia de una imagen de Cristo crucificado es también preceptiva en España, pero en mi pais, la imagen del Crucificado es especialmente prolija en tanto en cuanto es objeto de gran devoción por todo el pueblo cristiano y especialmente, por los hermanos/as de todas las procesiones de Semana Santa.

    A mi, la imagen de Jesús en la Cruz me produce especial cariño, devoción y admiración y no solo por lo que significa esta imagen en si misma, sino también por la riqueza artística que muchas de ellas acumula. Me acuerdo por ejemplo del “Cachorro” de Sevilla o del Cristo de la Expiración de Huelva. O sea, para mi el Crucificado es algo especial al que me aferro muchas veces.

    Pero dicho esto, de ahí a que me crea que una imagen suda o sangra, va un trecho muy grande. Por Europa también hay más de una Virgen que llora o sangra y cosas por el estilo. Sin querer ofender a nadie, para mi son patrañas que solo sirven para engañar a crédulos y muchas veces, aprovecharse de ellos.

    Que se venere a esta imagen del Señor Milagroso de la Magdalena me parece loable, útil, razonable, deseable y muchos adjetivos más, pero que haya que creerse lo del sudor…. allá cada cual con su ingenuidad. Y no es que Dios no pueda hacer prodigios, que los hace a diario porque la vida misma es un prodigio que sale de sus manos, sino que creo yo que “no se entretiene en esas cosas”.

    Me llama la atención la forma de la corona de espinas. Desde luego más alejada de la realidad no puede estar.

  3. Comparto tu opinión en todo lo que representa la figura del Crucificado, tanto en la liturgia, la devoción y el arte. Definitivamente como San Pablo, me quedo con Cristo Crucificado.
    ¿Qué es lo que sucedió realmente con esa imagen? No creo que sea un hecho sin fundamento, yo si le doy valor a estos testimonios por escrito para que perdurara la realidad luego del paso del tiempo.
    En lo particular este tipo de milagros me resultan algo contraproducente e ilógicos, todos los milagros tienen cierta lógica si los ves desde la mirada de Dios, en lo particular las imágenes sangrantes así como los iconos que exhudan aceité me resultan ilógicos, pues de dónde proviene el líquido…
    Ahora al hablar de sangre olvida lo sagrado, sino lo biológico para producirla.
    Hasta dónde tengo conocimiento no hay un pronunciamiento oficial por parte de la Iglesia sobre sí el suceso es milagroso o no, es la devoción del pueblo la que mantiene el cariño, la devoción y el cuidado por esta imagen del Señor, bajo cuya imagen han nacido y crecido los lugareños.
    Creo que esto es realmente lo que importa.
    Ya te pondré a parir chayotes para cuando hablemos del Señor de la Misericordia de Ocotlán, cuyo culto viene a raíz de una visión de centenares de personas o de una psicosis colectiva como lo podrían decir los estudiosos de la psicología.
    Saludos.

  4. Humberto,siempre me es un placer descubrir las advocaciones que teneis los mexicanos en vuestras tierras.
    Al contrario que Antonio yo si creo que la imagen pudiera sudar.
    Comenta que Dios “no se entretiene en esas cosas”.
    Cosas que no creo que nosotros vayamos a saber en que se entretiene.

    La imagen es preciosa y yo,hasta donde aprecio en las fotografias creo que solo lleva la barba esculpida hasta poco mas arriba de las orejas (donde deberian estar,que no se ven me imagino que ocultas por la peluca,que a mi gusto le queda bien,o porque el artista que la realizo opino que se verian ocultas por la barba esculpida).
    Aqui en España tenemos casos de imagenes con pelucas que si son realmente como para darse un susto,no creo que esta imagen sea el caso,ni muchisimo menos.

  5. Abel, gracias por tu participación.
    Yo también tengo casi la seguridad de que la imagen es calva y que la barba está figurada hasta las patillas. Pero como no me consta no lo aseguro. Es muy probable que lo sea, pero hasta no verificarlo, no emito una sentencia.
    Sobre la posibilidad de que haya sudado sangre o un líquido rojo no te puedo decir que si o no. Respeto la fe de los devotos.
    Para mi es más grande el milagro de la transubstanciación cuando el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre del Señor.
    Te invito a que estés pendiente sobre los artículos sobre imágenes del Señor Crucificado que pronto haber de compartir con el favor de Dios. Uno en este mes de octubre.
    Saludos.

  6. En alguna ocasión gracias al canal de Mariavisión había escuchado ya de este Señor Milagroso o de los Milagros, pero no conocía su historia, me parece muy interesante y me recuerda un tanto a lo que se narra de Nuestra Señora del Pueblito que sudó en varias ocasiones teniendo varios testigos presentes, muchas gracias don Humberto por dárnoslo a conocer más profundamente.

  7. Gracias André por leer y comentar este artículo, tus aportaciones siempre son bien recibidas y apreciadas como referencia.
    Únicamente te preciso que la advocación de este Cristo es el de Señor Milagroso, porque si dices Señor de los Milagros, sin lugar a dudas se trata del Crucifijo de San Juan Nuevo Parangaricutiro, en Michoacán, que curiosamente tiene un homónimo en Lima, Perú, cuya fiesta se celebra el 28 de octubre.

    • Muy bien gracias por la aclaración don Humberto y si conozco a su homónimo peruano, es más yo escribí un articulo sobre el hace unos años y tiene a otro homónimo más en Salta, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*