San Juan Southworth, sacerdote mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono del Santo.

Icono del Santo.

San Juan Southworth es uno de los cuarenta mártires ingleses y galeses canonizados por el Beato Papa Pablo VI en el año 1970. Había nacido en Lancashire, alrededor del año 1592 y pertenecía a una antigua y noble familia inglesa, que siempre se había mantenido fiel a su fe católica a pesar de los sufrimientos morales y daños económicos a los que se vieron sometidos durante la persecución contra la Iglesia Católica.

Bajo el nombre ficticio de Juan Lee entró el 14 de julio del año 1613 en el Colegio inglés de Douai (Francia), recibiendo la ordenación sacerdotal el 14 de abril de 1618. A fin de completar su propia instrucción eclesiástica, estuvo un año más en el seminario, el cual abandonó el 28 de junio de 1619 para marcharse a una abadía benedictina con la intención de convertirse en monje benedictino. En “The Douay College diaries third, fourth 1598-1654”, dice que lo hizo “ut monasticam vitam secundum regulam Sancti Benedicti capesseret”. Pero una vez allí y comprobando cómo era la vida comunitaria, no sintiéndose preparado para llevar ese tipo de vida, el 13 de diciembre salió con la intención de misionar en su tierra natal: Inglaterra.

No se sabe absolutamente nada en concreto acerca de cómo fue su labor evangelizadora, salvo que fue en Londres y sus alrededores y que empezó inmediatamente después de abandonar el monasterio. El 24 de marzo de 1624 fue de nuevo al colegio de Douai, donde estuvo hasta el 29 de julio cuando se fue a Bruselas “ubi non ita post in monasterio monialium Sancti Benedicti confesarii munus explevit”, como sigue diciendo el diario antes mencionado. De vueltas a Inglaterra, intentó establecerse en Lancashire, donde en el año 1627 cayó en manos de los protestantes. Aunque fue procesado y condenado a muerte por ser sacerdote católico, se salvó aunque lo recluyeron en el castillo de Lancaster, donde permaneció tres años, hasta que fue enviado a la prisión de Clink, siendo poco después liberado: concretamente, el 11 de abril de 1630, junto con otros quinces sacerdotes, a instancias de la reina Enriqueta María.

Cabeza embalsamada del Santo.

Cabeza embalsamada del Santo.

Desterrado de Inglaterra, no abandonó su patria y siguió ejerciendo su ministerio sacerdotal, siendo nuevamente capturado en el año 1632. Encerrado de nuevo en Clink, a pesar de la oposición del perseguidor Juan Gray, tenía cierta libertad de movimiento al igual que todos los sacerdotes católicos que estaban allí semidetenidos. Aprovechándose de esta libertad se fue a Clerkenwell, donde se dedicó a asistir a los enfermos afectados por la epidemia de peste que arrasó Londres en 1636, haciéndolo con total despreocupación ante el peligro de contagio y con un espíritu de sacrificio que llamaba la atención de cuantos protestantes contactaban con él. Aunque con absoluta entrega estaba dedicado a esta labor humanitaria, fue nuevamente encarcelado debido a la denuncia del vicario protestante de Santa Margarita en Westmister, Roberto White, quién escribió una carta al arzobispo protestante de Canterbury, acusándole de que se aprovechaba de la atención a los enfermos de peste hablándoles de la religión católica e induciéndoles a reconciliarse con la Iglesia. Es cierto que llegó a convertir a muchos enfermos.

Después del 16 de junio de 1640, fecha de su última excarcelación, se le pierde el rastro hasta el año 1654, cuando fue nuevamente denunciado por un tal Jefferies y definitivamente arrestado de madrugada por el coronel Worsley. Fue llevado ante la corte de Old Bailey y juzgado. Ante el tribunal confesó abiertamente que jamás había abandonado su actividad apostólica como sacerdote de la Iglesia Católica Romana, y como fue acusado de alta traición, declaró que de ningún modo se sentía culpable de ningún tipo de traición, porque su deber era propagar el mensaje de Cristo. Pese a la intervención en su favor por parte de los embajadores de Francia y de Portugal, fue condenado a muerte por ser sacerdote católico, muriendo ahorcado y posteriormente descuartizado, en Tyburn (Londres) el día 28 de junio de 1654.

Cadáver del Santo.

Cadáver del Santo.

El embajador español, Don Flento de Cárdenas, consiguió que le facilitaran el cuerpo, el cual recompuso y embalsamó, llevándoselo al Colegio inglés de Douai donde permaneció hasta el año 1793, cuando por culpa de la Revolución Francesa, dicho Colegio fue clausurado. A fin de salvarlo de la profanación, enterraron el cuerpo dentro de un ataúd de plomo, en una fosa anónima muy profunda en el interior del mismo Colegio, permaneciendo allí ciento treinta y cuatro años, hasta que el ataúd con los restos del mártir fue encontrado el 15 de julio de 1927, durante unas excavaciones que se realizaron en el lugar.

Fue identificado y devuelto a Inglaterra, donde lo depositaron en la capilla del Colegio de San Edmundo de Ware, Colegio que desde el mismo año 1793, continuó con la labor docente y apostólica del antiguo Colegio de Douai. El día de su beatificación, el cuerpo fue llevado a la capilla de los mártires ingleses en la catedral de Westminster, donde aun es venerado.

Urna con el cuerpo del Santo en la catedral de Westminster, Londres (Reino Unido).

Urna con el cuerpo del Santo en la catedral de Westminster, Londres (Reino Unido).

Fue beatificado por el Papa Pío XI, el 15 de diciembre de 1929 y canonizado, como dije al principio del artículo, por el Beato Papa Pablo VI, el día 25 de octubre de 1970. Su fiesta se celebra el 28 de junio.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– PURDIE, B., “The life of blessed John Southworth, priest and martyr”, Londres, 1930.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctorum, tomo XI”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

25 pensamientos en “San Juan Southworth, sacerdote mártir

  1. Toño, gracias por este articulo sobre este santo al que conocí en una revista de National Geografic en un articulo sobre la catedral de Westminster. Me sorprendiò entonces que sus reliquias se hayan conservado y más tras tantas peripercias. Supongo conocerás fotos de su traslado a Inglaterra con una solemnidad litúrgica muy fuerte.
    Gracias a que investigué más sobre este santo y sobre todo por esta bella estampa que ilustra el comienzo de articulo, fue como conocí las fotos de sus restos sin recubrimiento.
    A propósito de que creo que con este santo se abre el elenco de los Cuarenta Mártires de Inglaterra y Gales, quiero preguntarte algo que estaba reservando para otra ocasión que ahora has hecho propicia:
    ¿Cómo fue que se seleccionó dicho elenco, porque a decir, se les quedaron por ahí unos mártires importantes cuyos nombres mejor omito ahora?
    Según leí, estos santos cumplieron con el requisito de dos milagros para su canonización, pero esto me deja algo inquieto porque siento que todo se hizo muy rápido y entre fechas, procesos, ceremonias y demás hay algo que no me cuadra, no dudo del resultado, pero administrativamente algo me queda en el aire.
    Aprovecho la ocasión para pedirle a Ana que nos presente por favor un trabajo sobre la Beata Margarita Plantagenet de Pole.
    Gracias.

    • Amigo Humberto,
      Haces preguntas difíciles de contestar. Aun así, quiero decirte algo.
      Si no me equivoco, de los mártires ingleses y galeses hay cinco Causas distintas, todas ellas iniciadas en Westminster:
      La primera es la de los Santos Juan Fisher y Tomás Moro, cuyo culto se confirmó el 29 de diciembre de 1886 (no hubo beatificación) y que fueron canonizados el 29 de diciembre de 1935.

      La segunda es la encabezada por San Cutberto Mayne y que está compuesta por un total de 40 mártires (del 1535 al 1679), cuyo culto también se confirmó el 29 de diciembre de 1886, pero que si fueron beatificados el 15 de diciembre de 1929 y canonizados el 25 de octubre de 1970.

      La tercera es la encabezada por la Beata Margarita Pole y 39 compañeros mártires (del 1535 al 1583) cuyo culto se confirmó también el 29 de diciembre de 1886, luego solo son beatos, aunque no ha habido ceremonia de beatificación.

      La cuarta es la encabezada por el Beato Hugo Faringdon y 8 compañeros mártires (del 1539 al 1572), cuyo culto fue confirmado el 13 de mayo de 1895, luego solo son beatos, también sin ceremonia de beatificación.

      La quinta es la encabezada por el Beato Tomás Hemerford y 106 compañeros mártires (del 1541 al 1680), que si fueron beatificados el 15 de diciembre de 1929 junto con Cutberto Mayne y compañeros, pero que no han sido aun canonizados, mientras que los otros si lo fueron.

      Y por último hay una sexta Causa, en la que se incluyeron algunos mártires escoceses, (antes eran solo ingleses y galeses) encabezada por el Beato Jorge Haydock y 84 compañeros mártires (del 1584 al 1679), que fueron beatificados el 22 de noviembre de 1987.

      Todas fueron abiertas en Westminster y ¿por qué han seguido distintos caminos? ¿Por qué algunos beatos lo son solo por confirmación de culto, sin ceremonia de beatificación? ¿Por qué se beatifican en un mismo día a los componentes de dos Causas distintas y luego solo los de una de ella han sido ya canonizados? Este es un tema muy complejo, del que yo no sabría decirte por qué cada Causa ha seguido caminos distintos.
      Además, hay otra cosa que me extraña: se que en aquella época hubo muchos mártires más, pero ni siquiera se les ha abierto Causas, ¿por qué? No lo se. ¿Habrá influido en todo esto los vaivenes de la política de relaciones entre las Iglesias Católica y Anglicana? ¡Vete tú a saber!

      • Toño, conozco las causas que refieres, pero alguna vez no fueron así. Excluyo la de Jorge Haydock porque esta es la más reciente. Pero hasta donde tengo entendido en estas causas que refieres estaban incluidos nuestros santos. De estas listas fueron seleccionados algunos de estos santos para ser canonizados. Sólo porque no tengo la certeza, pero San Cutberto Maine encabezaba una lista de beatos, no se sí la que ahora encabeza Margarita Pole o Tomas Hemereford y al ser canonizado, el siguiente inmediato es quien encabeza la causa. La lista de Hemereford también sería más larga y se redujo al ser sustraídos algunos integrantes para ser canonizados. Te la dejo de tarea amigo.
        Por otro lado, pienso que la relación entre la Comunión Anglicana con la Iglesia Católica si pudo influir en estos procesos para acelerarlos o retrasarlos e incluso obviarlos. El camino decla reconciliación es difícil y a veces la prudencia es lo más importante para lograr ese fin. Luego de que la Comunión Anglicana decidiera ordenar mujeres como sacerdotisas y obispas, y que los homosexuales accedieran a estos ministerios, el proceso se ha empantanado y yo vislumbro un duro camino por recorrer. Quiera Dios que estos santos mártires intercedan ante Él para lograr la unidad perdida.

        • Humberto,
          Aparte de San Juan Fisher y Santo Tomás Moro, los únicos mártires canonizados son los 40 de la Causa encabezada por Cutberto Maine. Esta es una Causa completamente distinta a las otras, en la que no ha entrado ni salido ningún mártir NUNCA, lo que pasa es que la beatificación coincidió con los miembros de otra Causa encabezada por Tomás Hemerford y compañeros. Estamos hablando de cinco Causas distintas, cada una de las cuales ha seguido su camino, pero sin transvases de mártires entre ellas. Es así de simple. Yo supongo que tu tienes la lista de esos cuarenta santos.

          En cuanto a las dificultades existentes para la Unión entre las Iglesias Católica y Anglicana, es verdad que por ahora es un obstáculo la ordenación de mujeres, pero ¿la ordenación de homosexuales? ¡Pues anda que no hay homosexuales dentro del clero católico!!!!!!
          Hombre, Humberto, que no nos hemos caido de un guindo.

          • No se que sea más difícil: vivir ocultando esta circunstancia o publicarlo a los cuatro vientos. Es una situación realmente compleja,

          • Lógicamente, lo primero. Las personas tenemos derecho a vivir nuestra identidad y todo lo que lleva conlleva -raza, sexo, religión, orientación sexual, ideología política- sin tener que avergonzarnos de ello ni padecer el estigma social. No son los homosexuales los que tienen un problema: lo tiene la sociedad.

    • Una aclaración, Humberto: no se da inicio ahora a la serie de los cuarenta mártires de Gales, sino que ya se había hecho con anterioridad. Yo he dedicado dos artículos a Santa Margaret Clitherow y uno a Santa Anne Line, que forman parte de este grupo junto con Santa Margaret Ward, de la que también tengo previsto hablar. Recojo la invitación a hablar de la Beata Margaret Pole aunque creo que no pertenece a este grupo.

      También te recomiendo que leas, si no lo has hecho, el artículo dedicado a la poetisa y predicadora Anne Askew, mártir protestante bajo gobierno de Enrique VIII.

      • Errare humanum est…
        Ana, ciertamente Margarita Plantagenet no integra este grupo pero pienso que debió estarlo. Su muerte tiene trasfondo político también, como dirías sobre Santa Ludmila. Pero yo pienso que un ser humano no puede separar su vocación de creyente de su entorno físico o social. En todas partes eres cristiano aunque tengas una vida política, o social o artística muy intensa.
        Siempre me ha llamado la atención la vida de esta mujer y veo que la información sobre ella no es suficiente, aprovechando que tienes el salero para dar sabor a vidas de mujeres mártires y aprovechando esta coyuntura de hablar sobre mártires ingleses aproveché el momento para pedirte este artículo.
        Saludo.

  2. Gracias, Antonio, por hablarnos de este Santo de hoy, que como le decía a Humberto es el tercero que referimos de los llamados 40 mártires de Inglaterra y Gales. Deduzco que sufrió la misma pena brutal que sufriera Oliver Plunkett y tantos otros. No deja de sorprenderme que de los varones tengamos tantos restos y tan bien conservados, y de Margaret Clitherow sólo nos quede una mano, porque el resto no se ha hallado.

    • No te crea, Ana Maria, que quedan muchos restos de los mártires ingleses, galeses y escoceses varones. Cuerpos completos no llegan a una docena, de la mayoria solo quedan restos aislados como los de Santa Margarita Clitherow y de muchos, absolutamente nada. Fíjate, el primer canonizado – junto con Santo Tomás Moro del que se te olvidas que también hemos escrito -, o sea, de San Juan Fisher, creo que no queda absolutamente nada; al menos, yo nunca he visto un relicario suyo.

      • Toño, alguna vez ya te lo comenté, bajo el subsuelo de la capilla de San Pedro Ad Vincula están sepultados muchos beatos y santos mártires ingleses. Yo soy de la opinión que también allí están Santo Tomás Moro y San Juan Fisher así como la Beata Margarita Plantagenet. San Felipe Howard estuvo sepultado en este lugar y varios años después fue exhumado. Dado que se ha reconocido el esqueleto de Ana Bolena, creo que si es posible que las reliquias estén allí, aunque no se que tan fácil sea reconocerlas.

        • Yo, sinceramente, de este tema no tengo ni la menor idea. Si se que hay mártires (un santo y dos beatos), sepultados en Galicia (España), pero ¿en Roma? No lo sabía y te aseguro que intentaré informarme.

          • No Toño, es en la capilla de la Torre de Londres, homónima de la Basílica Romana. Tal vez exageré al decir muchos, aclaro que sólo los que murieron en la Torre de Londres.

          • ¡Ah!, si. Es que al decir San Pedro ad Vincula, inmediatamente pensé en Roma.

  3. Antonio me alegra que vayan saliendo a la luz poco a poco (sin prisa pero sin pausa,je) los articulos referentes a los martires ingleses.
    Yo es que cuando leo que eran acusados de alta traicion,por estar en la iglesia de Roma y propagar la fe de Cristo alucino,que mentalidades aquellas.
    No se si tu o Ana Maria sabriais decirme en que año finalizo por completo la persecucion de los cristianos “romanos” y cuando hubo libertad de culto.
    Me ha impresionado el rostro momificado del santo,eso si,no tanto con el de San Oliverio.
    Precioso como han vestido y recubierto al santo martir,dentro de su urna actual.

    • Abel,
      En la contestación que le doy a Humberto pongo las fechas de martirio de cada una de las Causas y salvo que esté equivocado, la última fecha es el año 1680. Es posible que hubiese algún martir con posterioridad, pero eso lo desconozco. Lo que si que se es que la persecución no fue igualmente cruel con todos los reyes que se sucedieron en el trono de Inglaterra. Sobre eso podría decirnos algo más Ana María que es la historiadora.

      Es cierto que el cadáver de San Juan se recompuso – ten en cuenta que fue descuertizado – y que completo está en esa urna, revestido de sacerdote y con el rostro y manos recubiertos con mascarillas de plata. Así, queda mucho más estético y puede que a muchos fieles, así, les inspire más devoción. Si quieres otras fotos de esta urna, te las puedo enviar por e-mail.

      • Pues si te agradeceria esas fotos del cuerpo del santo en esta urna Antonio.
        Por cierto que se me habia escapado comentar que haber si puedes traducir al castellano los varios comentarios que hay en el articulo en latin,no todos somos maestros de esta lengua.
        Ya en algun que otro articulo tambien me he encontrado con frases en latin que no estaban traducidas,y seguro que decian cosas interesantes.

        • No te preocupes que por e-mail te envio otras fotos de detalle, no solo del cadáver sino de la urna.

          Llevas razón: yo cuando escribo un artículo pongo muchas veces entrecomilladas, frases latinas que me parecen interesantes incluir en el texto y muchas veces se me olvida traducirlas, aunque bien es verdad, que otras veces lo hago.

          En este artículo aparecen dos:
          “ut monasticam vitam secundum regulam Sancti Benedicti capesseret”, que significa “para seguir la vida monástica según la Regla de San Benito”.

          Y la segunda es: “ubi non ita post in monasterio monialium Sancti Benedicti confesarii munus explevit”, que significa: “Donde no mucho después ejerció el cargo de confesor en un monasterio de monjas benedictinas”.
          Perdona.

  4. Toño, para no alargar mi anterior comentario, quiero consultarte lo siguiente.
    Ya hemos platicado como los grupos de mártires españoles y sus celebraciones en el calendario.
    Me quedé ayer con una duda sobre los cuarenta mártires ingleses, algunas fuentes refieren que su celebración litúrgica es el 25 de octubre, aniversario de su canonización, ( igual es el caso de nuestros santos mártires mexicanos) pero ayer revisando el calendario de Inglaterra y Gales vi que el 4 de mayo se celebran los santos y beatos mártires ingleses y dispersos entre el año, algunos de estos santos se celebran por separado. La pregunta es: una causa que se ha concluido, en este caso de varias personas, ¿se puede luego desintegrar para celebrar por separado a cada santo en lo particular? Entiendo que en el lugar donde se conservan sus reliquias es obvio, pudiendo desplazar a otro santo que tiene celebración litúrgica, pero en un calendario litúrgico nacional me hace ruido. ¿Qué opinas?

    • Humberto,
      Cuando muchos mártires van en una Causa, tu sabes que son beatificados en bloque y canonizados, también. De hecho, para la canonización no es necesario un milagro por cada santo, sino uno solo para todo el bloque.

      En cuanto a las fechas de las celebraciones litúrgicas hay de todo “como en botica”. Por ejemplo: hace un año fueron beatificados en España más de 500 mártires en una magna celebración que agrupaba a 33 Causas. No todos se celebran en la misma fecha. En algunos casos, ni siquiera los que iban en una misma Causa son celebrados juntos.
      Por ejemplo, en la Causa de Tarragona, iba un obispo, un seminarista y ciento cuarenta y tres más, entre ellos, sacerdotes diocesanos (en cada localidad se celebra el suyo y no tienen por qué coincidir las fechas), carmelitas descalzos, benedictinos de Montserrat, capuchinos, claretianos, lasalianos y carmelitas terciarios. Seguro que, aunque todos iban en una única Causa, cada Congregación celebra a los suyos en la fecha en la que se haya determinado por la propia Congregación.
      En el caso de los mártires ingleses, no se si pasa lo mismo o se celebran todos juntos. Los dos sabemos que de calendarios, tu sabes más que yo.

  5. Me gusta conocer la vida de estos mártires, sobre todo de los Ingleses, que en su propia tierra natal fueron perseguidos como si de misioneros en un país lejano se tratasen.
    Siempre me han llamado la atención los santos que a lo largo de sus vidas, han cambiado de vocación o carisma a medida que avanzaba en la Fe. En algunos casos se les veía como apestados y eran motivo de burlas por tener una vida sin guión, y es que pareciese como si fuera de determinada regla o congregación en la que un día eligieron entran, ya no serían nadie.
    San Juan Southworth vio que la vida monástica no era los suyo, y la cambio por la de misionero. Aquí, Dios tenía destinado el martirio para él, pero estoy seguro que murió feliz y conforme con la necesaria labor que desempeño , que a la postre era su propia tierra.

    Volviendo al tema que ayer mismo comentábamos, vemos como la reliquia de su cabeza, recompuesta con el resto del cuerpo y recubierta con una mascarilla de plata, bien parece otra cosa distinta y entiendo que de esta forma despierte mas devoción para los fieles. A pesar de que para mi las reliquias tal cual se conservan siempre serán más ” “autenticas” “.

    Gracias Antonio.

    PD: Si puede ser, yo también deseo que me envíes las fotos de las que hablas.

    • Ya te he enviado las fotos, David.
      Es verdad que San Juan Southworth fue misionero en su tierra, cumplió su misión y fue premiado con la gloria del martirio. Hoy es nuestro intercesor ante el Padre.
      Pero no nos olvidemos que todos tenemos que ser misioneros ya que tenemos el mandato de dar a conocer el evangelio y eso, no solo se hace en tierras de misión entregándose totalmente al pueblo al que te confías, sino que también se hace aquí, entre los que nos rodean, a los cuales, con nuestro ejemplo, tenemos que estar predicándoles a Cristo. Esto también es misión y a esto estamos obligados todos los que nos consideramos cristianos.

  6. Pues yo no se qué pensar de Santos Mártires perseguidos por hombres que comparten la misma fe Cristiana con sus ideas y conceptos distintos. Creo que más que esto son cuestiones políticas las que causaron semejantes persecuciones. Valoro su deseo de evangelizar y su labor con enfermos así como su postura ante su creencia que lo llevaron a recibir el martirio.

    Roguemos a Dios para que estos sucesos no vuelvan a pasar y que no se use el nombre de Dios para semejantes actos.

    • Emmanuel,
      Tu conoces perfectamente cual fue la raíz de la ruptura entre la Iglesia de Inglaterra y la Iglesia Católica. Tu sabes que, fundamentalmente, fueron razones personales entre los intereses de un rey y la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio. ¡Claro que se mezclaron las cuestiones políticas con las religiosas! Desde ese momento, todo lo que oliera a fidelidad a Roma, era considerado delito de Estado y es por eso, por lo que multitud de católicos derramaron su sangre a manos de otros que también se denominaban cristianos. La historia es más compleja, pero en el fondo es así.
      San Juan Southworth se mantuvo fiel a su fe y lo pagó con su vida. Por eso lo veneramos como santo y nos ponemos bajo su protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*