Virgen de Monserrate, patrona de Orihuela

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle del busto de la venerada imagen, Orihuela (España).

Detalle del busto de la venerada imagen, Orihuela (España).

Aunque la ciudad de Orihuela, en la provincia de Alicante (España), tiene como patronas canónicas a las Santas Justa y Rufina, desde el año 1633 se unió en calidad de co-patrona la sagrada y venerada imagen de María Santísima de Monserrate. Para hablar de su origen, el historiador oriolano Ernesto Gisbert y Ballesteros, afirma que los datos son más legendarios que reales.

Cuenta la leyenda que la imagen de la que sería patrona de Orihuela, antiguamente conocida como Virgen de la Puerta, era venerada en la también legendaria iglesia de San Julián, siendo traída a Orihuela por San Trifón, discípulo del apóstol Santiago el Mayor, en época visigoda. Tras la invasión de los árabes en el año 711, se cumplió la firma del pacto de Teodomiro, mediante el cual se respetaría el culto cristiano en la ciudad, que entonces era conocida como Aurariola. Una vez, dejó de cumplirse el mencionado tratado y, por temor a que la imagen venerada fuese pasto de las manos musulmanas, se decidió por parte de los cristianos del lugar guardarla bajo una campana en la peña oriolana. Una vez finalizado el período de dominación musulmana, apareció en el año 1306 la imagen, tras el toque continuo de una campana durante tres días, en lo que se conoce como Cueva del Hallazgo.

La descripción de la imagen en el momento de su aparición fue la siguiente: “La imagen de la Virgen es de olivo incorruptible, de alzada 42 centímetros y está sentada en una silla, teniendo al ser encontrada un niño en su mano que tenía un pájaro entre sus dedos…”. Como en otros casos, cuando se sorteó su nombre salió el de Montserrat, entre los del Pilar y el Oreto, pues se la disputaban repobladores catalanes, aragoneses y valencianos respectivamente. Esto fue impugnado por los monjes benedictinos catalanes, que no querían duplicidades, y el Papa Sixto IV, en 1483, añadió una “e” al nombre de la Virgen catalana; además de suprimir la T intercalada que es propia de la nomenclatura original catalana, quedando en Monserrate. Entonces se hizo tradicional arrojar desde el puente un ramo que llevaba la Virgen a las aguas del río, como remedio contra las inundaciones que anegaban las huertas. Ya en el año 1483, según cuenta el historiador José Montesinos, S. S. Sixto IV erigió la Muy Ilustre Cofradía de la Virgen de Monserrate. En el año 1886 se la eligió Patrona del Regimiento de cazadores Nº 26 de caballería de Mallorca; y en el año 1920 fue coronada canónicamente.

Reproducción de la antigua imagen original, quemada en la Guerra Civil, sin vestiduras ni adornos. Orihuela (España).

Reproducción de la antigua imagen original, quemada en la Guerra Civil, sin vestiduras ni adornos. Orihuela (España).

Durante el periplo de la Guerra Civil, la imagen desapareció, según cuentan las crónicas, en una hoguera, aunque se conservan diversos enseres del ajuar de la Virgen. Tras la guerra, se mandó realizar una imagen al escultor oriolano José María Sánchez Lozano, quien utilizó la mascarilla, manos y Niño de una imagen antigua del siglo XVIII. La imagen fue de nuevo coronada en el año 1959 por el que fue obispo de la diócesis de Orihuela, D. Pablo Barrachina y Esteban, para sustituir a la desaparecida en el año 1936.

La representación antigua de la que hablamos se trata de una imagen de talla completa de pequeñas dimensiones. Al resultar una copia de la antigua patrona, perdida en el conflicto del año 36, la imagen es una Virgen sedente y coronada, siguiendo la herencia escultórica románica. Pero se trata de una imagen de transición al gótico y esto se advierte iconográficamente en la posición de los protagonistas. En ella el Niño es sujetado por la Madre con su brazo izquierdo y se sienta en su rodilla izquierda, presentando, por tanto, a una María muy cercana. En el brazo derecho lleva un ramo de plata, con el que se hace alusión al símbolo mariano por excelencia, la flor. Sin embargo, en este caso María no mira a su Hijo, como sí hacen otras imágenes góticas, ya que la Virgen de Monserrate, con rostro inexpresivo, mira al frente, en contraste con la cara infantil de su Hijo, quien esboza una sencilla sonrisa. Jesús está en actitud de bendecir a su pueblo con la mano derecha, y en la izquierda lleva el fruto de la Vida, que Cristo ofrece a su pueblo.

El culto a María de Monserrate estuvo siempre muy presente en la vida de la ciudad. De hecho, al inicio de las calles por las que se entraba a la ciudad existían pórticos o pequeños adoses arquitectónicos a modo de vitrina, en cuyo interior se hallaban pequeñas capillas con una imagen de la Virgen de esta advocación. Durante el mes de mayo se celebran misas marianas (de forma extraordinaria), en las que las homilías versan especialmente sobre la figura de María en la Iglesia.

Estandarte de la patrona de Orihuela (España), mayo 2011.

Estandarte de la patrona de Orihuela (España), mayo 2011.

Pero la fiesta de la Virgen de Monserrate por excelencia se celebra entre los días 6 de septiembre al domingo más próximo al 20 de ese mes. El primer día citado, se realiza el traslado de la imagen desde su santuario hasta la catedral, donde presidirá durante su estancia la capilla mayor del templo. En estas dos semanas se celebra un novenario, un besa-manto y el día 8 la procesión, tras la misa mayor de la Virgen, celebrada por el obispo de la diócesis.

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS

Enlace consultado (13/10/2014):
– www.cofradiavirgendemonserrate.es

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

8 pensamientos en “Virgen de Monserrate, patrona de Orihuela

  1. Es curioso que en este caso, la Virgen sea la copatrona y no las santas mártires. Por estas tierras la Madre de Dios siempre ocupa en cuanto patronazgos el primer lugar.
    Y los santos un patronazgo secundario, que en realidad son más bien raros.
    Me llama la atención el cambio ortográfico de la advocación de esta imagen, los celos y los intereses económicos son capaces de poner una h intermedia donde no lo hay, jeje. Habría que ver si en Cataluña saben que ortográficamente, Montserrat, en México, se escribe de muchas formas.

    • Una corrección, Humberto, como catalanoparlante: Montserrat se escribe de una única forma: Montserrat. Es un topónimo catalán y no hay más. Todo lo que se diferencie de eso -quitando localismos en la documentación medieval, antes de la fijación normativa de la lengua- son modificaciones realizadas por una mala pronunciación y un desconocimiento de la ortografía catalana: “mont serrat” significa eso: monte serrado. No hay vuelta de hoja.

      No entiendo por qué en Valencia hemos desvirtuado ese topónimo y lo hemos escrito “Monserrat” o “Monserrate”. Me duelen los ojos cuando lo leo. Por más que esté aceptado u oficializado en la documentación, siguen siendo adaptaciones, localismos, modificaciones que no vienen a cuento ni tienen sentido lingüísticamente, pues en valenciano monte se sigue escribiendo y pronunciando “mont” y serrado se sigue diciendo y escribiendo “serrat”, no “mon” ni “serrate”. En fin… una vez que se lee o se escribe mal y se difunde, ya tenemos nuevas versiones y no hay mucho que hacer. Me consta que en México y Colombia también tenéis estas versiones.

      Si bien me choca la modificación del topónimo catalán original; también me choca que una Virgen autóctona, la Virgen de la Puerta, que parecía ser una advocación local valenciana románica, se haya asimilado a la advocación románica catalana de la Mare de Déu de Montserrat hasta hacerla parecer un sucedáneo de la misma. Dicho sin desprecio. Claramente evidencia un vínculo con los repobladores catalanes tras la conquista cristiana y ese respeto al pasado medieval se troca en esta riqueza local.

      Por último, y también se lo digo a Humberto: hasta donde yo sé, las Santas Justa y Rufina llegaron primero, y son patronas de Orihuela desde antiguo, mientras que la Virgen llegó después al patrocinio, en la tardía fecha de 1633 como bien dice Salvador. Aquí no se trata de jerarquía sino de antigüedad, que yo sepa.

  2. Ana, he de decirlo con vergüenza, la ortografía en México anda muy mal, ni se diga lo que ha afectado para esta disciplina las redes sociales con los chats y el whatsap. Hemos llegado a un punto en que tal vez sea posible hacerle caso a Gabriel Garcia Márquez en su célebre discurso que pedía la abolición de las normas ortográficas.
    Lamentablemente un mexicano no lee ni dos libros al año, por ello, la cultura gramatical está en crisis. Por ello, cuando te digo que Montserrat lo escriben de todas las maneras habidas y por haber lo afirmo por que en las oficinas del registro civil cada quien escribe como puede. Entre las actividades que realizo en mi trabajo es el cotejo de actas de nacimiento y el nombre de Montserrat, muy popular en México, lo he visto escrito de mil maneras, sólo falta que lleve una h intermedia.
    Por otro lado, no se me hace raro lo que dices sobre el culto de Santas Justa y Rufina, no he dicho que de a ser la Madre de Dios primero ( ¿dónde quedaría San Francisco de Asís como Patrono de Italia?) sino que haya sido agregada con posterioridad. Aquí en México casi en toda partes, igual sucede en gran parte de América Latina, nuestra Señora ocupa más del 90% de patronazgos en la geografía. Te puedo poner el ejemplo de Santo Santiago, Patrono original de la Arquidiócesis de Guadalajara, luego fue sustituido por Nuestra Señora de San Juan de los Lagos y finalmente por razones que tu ya habrás leído, Nuestra Señora de Zapopan. Como se dice por aquí coloquialmente: nomás sus chicharrones truenan. Jaja.
    Saludos.

    • El culto a la Virgen siempre ha sido importantísimo, pero en la Edad Media el culto a los santos patronos de oficios concretos fue muy rico y muy floreciente en Europa, siendo las más destacadas Santa Bárbara y Santa Catalina como patronas de una gran cantidad de oficios artesanos. Por ello, es natural que en muchas ciudades predominase el culto a un santo patrón que a una Virgen local. La Virgen era venerada como Madre de Dios, a nivel global, pero el santo patrón era también muy destacado. Y las Santas Justa y Rufina son patronas de los alfareros.

      Sea como fuere, parece que este culto a los santos patrones no ha sido tan relevante en América. Quizá porque su evangelización tiene lugar en fechas más tardías y a partir de la Reforma católica -mal llamada Contrarreforma- el culto a la Virgen, especialmente como Inmaculada Concepción, experimenta un auge tal como para eclipsar el culto a los santos patronos en muchas ciudades.

      • Bueno metiéndome un poco ya que de este tema eh leído algo, en América lo que sucede con los santos patrones y las reliquias de los mismos es que la gente jamás los sintió como propios totalmente, resultaba que mientras en Europa decían es que tal santo vivío por aquí, aquí camino, aquí hizo esto aunque fuera leyenda, aquí en América era un completo desconocido venido de Europa y que fuera de los santos que por sustitución de los antiguos dioses se quedaron en la devoción popular, por lo general en América fue siempre mucho más popular y venerados Cristo y María con sus múltiples advocaciones, porque entonces ahí si la gente decía aquello de, es que aquí se apareció la Virgen o es que aquí se quiso aparecer tal Cristo, así que aquí en América las múltiples advocaciones de Jesús y María hicieron el mismo papel que los santos patronos en Europa de la formación de conciencia nacional o regional, quizá la única excepción sea Santa Rosa de Lima que al ser la primera santa americana y muy temprana si ayudó a esta creación de la conciencia nacionalista en su país posteriormente, pero en el caso de México por ejemplo salvo santos como el apóstol Santiago que también tuvo sus múltiples apariciones y uno que otro santo difundido por las ordenes todos los demás tuvieron poca popularidad.

        • Gracias por la interesante información, André, aunque si es por eso, tampoco la Virgen María ni Jesús pisaron nunca el Nuevo Mundo y han estado tan presentes allí como cualquier santo europeo; porque ya sabes lo que opino de las apariciones. Saludos.

          • Si claro se lo que opinas de las apariciones, pero estamos hablando del siglo XVI y XVII que como bien sabes en esa época las apariciones eran cosa casi cotidiana y que se creían casi como dogma.

  3. Muchas gracias Salvador por este artículo me ha parecido una Virgen muy bella y bueno no sabía que existía otra imagen con la advocación de Monserrate a parte de la de Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*