San Babilés, obispo mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo.

Icono ortodoxo griego del Santo.

Pregunta: El mes pasado ví una noticia relacionada con San Babilés obispo, patrón de la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Según pude leer se han iniciado unas excavaciones en esa localidad para encontrar sus reliquias entre los restos arqueológicos de una basílica visigoda. ¿Nos podrías hablar de este santo que, al parecer, es natural de nuestro país? Gracias. España

Respuesta: Posiblemente mi respuesta no le guste a los vecinos de Boadilla del Monte, pero San Babilés tal y como allí lo veneran es un santo ficticio. Babilés es un nombre derivado de Babil o Babilas y santos reales con ese nombre solo hay tres: Babilas obispo mártir de Antioquía, Babilas de Antioquía mártir en Sicilia y Babilas mártir en Ossirinco, pero ya que en Bohadilla del Monte dicen que su patrón era obispo y que fue martirizado junto a unos niños, está claro que estamos hablando de San Babilas obispo mártir de Antioquia.

En los Martirologios Jeronimiano y Romano, así como en el Breviario Siríaco, es conmemorado el 24 de enero junto con tres niños llamados Urbano, Prilidiano y Epolonio, a los cuales él habría instruido en la fe. En el Breviario Siriaco, en realidad, se le conmemora con treinta niños, pero está claro que esto es un error. Los griegos lo conmemoran el 4 de septiembre.

Eusebio de Cesarea – del que tantas veces hemos hablado -, dice que Babilas murió en la cárcel de Antioquía, mientras que San Juan Crisóstomo, siguiendo una tradición menos autorizada, dice que murió decapitado. El mismo San Juan Crisóstomo da a entender que el santo estuvo anteriormente en la cárcel ya que dice que fue sepultado encadenado y que estas fueron instrumentos de su martirio. Eusebio dice que el emperador Felipe el Árabe (244-249) – ¡considerado como cristiano! -, en un viaje hacia Roma, al pasar por Antioquia el día de la Vigilia de Pascua y queriendo participar en la ceremonia religiosa, al presentarse ante el obispo, este se enfrentó a él y le impuso una penosa penitencia porque había asesinado a su predecesor, Gordiano III. Este dato es más que dudoso ya que en aquella época los emperadores no eran cristianos.

Martirio del Santo. Menologio de Basilio II (s.X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Martirio del Santo. Menologio de Basilio II (s.X). Biblioteca Apostolica Vaticana, Roma (Italia).

Es posible, como asegura San Juan Crisóstomo, que el obispo de aquella ciudad (Antioquia) se llamara Babilas, pero el San Babilas del que estamos hablando murió en el año 250 en tiempos del emperador Decio, siendo sepultado en el cementerio cristiano de Antioquia “extra portam Daphniticam”, o sea, en la vía que conducía a famoso suburbio de Dafne.

En la Chronographia de Juan Malalas se dice que Babilas fue ejecutado en tiempos de Numeriano, que yendo hacia terreno persa a fin de combatirlos, quiso entrar en una iglesia cristiana para ver cuales eran sus ritos y que el obispo se lo impidió. Si esta versión fuera cierta, el martirio habría que atrasarlo unos treinta años.

En el siglo IV sus reliquias fueron trasladadas muchas veces de un lugar a otro. En el 351, el emperador Gallo las transfirió a una nueva iglesia que hizo construir en el suburbio Dafne, con la intención de suprimir el culto del dios Apolo, que estaba muy difundido en aquel barrio. Esta es la primera translación recordada de las reliquias de un mártir en toda la hagiografía. Algunos años después, Julián el Apóstata dio órdenes para que los restos de Babilas fueran transportados a otro lugar a fin de restaurar el culto a Apolo. En esta ocasión, todos los cristianos de Antioquia fueron a Dafne a fin de hacerle cortejo al traslado; las reliquias fueron puestas sobre un carro y cantando los salmos las llevaron de nuevo al cementerio. Otra translación tuvo lugar en tiempos del obispo Melecio en el año 381, después de haberle dedicado una basílica junto al río Oronte. El mismo Melecio quiso ser sepultado junto a San Babilas en esta basílica, siendo san Juan Crisóstomo quién pronunció el panegírico fúnebre en su funeral. En la actualidad, la ciudad italiana de Cremona dice poseer sus reliquias llevadas allí en tiempos de los cruzados.

Reliquia del Santo. Museo de Arte de Filadelfia, EEUU.

Reliquia del Santo. Museo de Arte de Filadelfia, EEUU.

En el Martirologio de Rabban Sliba es recordado el 23 de enero junto con tres niños: Urbano (de siete años), Barbado (de doce años) y Apolonio (de nueve). Vemos como en este Martirologio se cambia el nombre de dos de los niños. San Gregorio de Tours, anota también los nombres de los tres diciendo: Babilas episcopus Anthyocinus cum tribus parvulis id est Urbani, Prilidan et Epolon”. Recordemos cómo el Martirologio Romano los nombra bajo la forma de “Prilidiano y Epolonio”.

La representación más antigua de San Babilas es la que aparece en una miniatura del siglo XI en el Menologio de Basilio. En esta miniatura el santo aparece sufriendo el martirio en presencia de los tres niños que después corrieron la misma suerte. Este esquema iconográfico es el que se ha adoptado en la mayoría de las representaciones posteriores. Es más rara la escena en la que el santo aparece con Felipe el Árabe (miniatura del siglo XIV en el Breviario de Carlos V que se encuentra en la Biblioteca Nacional de Paris) y aun es más compleja la escena del “Pasionario” de la Biblioteca Ambrosiana de Milán, donde se representa la flagelación de San Babilas y de los tres niños, sus decapitaciones y finalmente, un obispo bendiciendo su tumba.

Esto es lo que podemos decir con respecto a este santo. Con posterioridad, la ciudad de Pamplona se ha otorgado la presencia de un San Babilas obispo pamplonica, muerto en tiempos de Decio, y para rematarlo aun más, Tamayo de Salazar lo hace obispo nacido en Pamplona, pero muerto por los musulmanes en el siglo VIII. Es este autor el que se inventa la historia de que Babilas se asentó en los alrededores de Toledo, siéndole confiada la educación de un gran número de niños cristianos y que, en el año 715, fue masacrado con ochenta de sus alumnos.

San Babilas, hecho o no hecho santo local, llamado así o llamado Babilés, es venerado en muchas ciudades europeas y concretamente en España, lo es en muchas localidades navarras y aragonesas. Pero tú haces referencia a Boadilla del Monte, donde es venerado como Babilés. Aquí es conmemorado en la versión fantasiosa de Tamayo de Salazar y es cierto que están siendo buscados sus restos dentro del término municipal, ya que la tradición les dice que allí fue martirizado.

Imagen del Santo y excavaciones en marzo de 2014. Boadilla del Monte, España.

Imagen del Santo y excavaciones en marzo de 2014. Boadilla del Monte, España.

En ese lugar se están realizando unas excavaciones arqueológicas y se han encontrado algunos enterramientos, uno de ellos con una gran tapa de granito, bajo la cual estaba una estela romana como si fuera la cabecera de la tumba. En esta tumba había un esqueleto humano junto a una botella de cerámica que según los arqueólogos puede datarse entre los siglos VI-VII. El que una estela romana se encuentre en una tumba visigoda da a entender que fue reutilizada porque la persona allí sepultada era una persona relevante. Esta tumba está situada dentro de los restos de una antigua basílica visigoda, que está alineada con dos necrópolis en las que se han identificado cuarenta tumbas.

Está claro que estamos hablando de las excavaciones de un lugar sagrado y de culto, de época visigoda, sobre la que existen restos de siglos posteriores que pueden demostrar la continuidad de un culto a una persona santa, pero de ahí que allí puedan encontrarse los restos de nuestro San Babilas (Babilés) va un largo trecho, porque este santo en concreto, hispano de nacimiento y martirizado por los musulmanes en el siglo VIII; no existe; es un invento de Tamayo de Salazar.

Antonio Barrero

Bibliografía:
“Anallecta Bollandista XLVIII”, 1930.
– CARAFFA, F., “Bibliotheca sanctórum, tomo II”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.
– CRISÓSTOMO, J. “De S. Babyla”.
– DE CESAREA, Eusebio, “Historia Ecclesiastica, VI cap.”

Enlaces consultados (09/10/2014):
– es.wikipedia.org/wiki/San_Babil
– www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=37717

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

13 pensamientos en “San Babilés, obispo mártir

  1. Toño, alguna vez mande una pregunta al blog antes de colaborar activamente en él, preguntando varios asuntos, entre ellos, este de Babilas de Antioquia y de Pamplona. Bueno pues me da gusto que hayas presentado este artículo que me ha orientado plenamente.
    Me queda claro que hay un sólo Babilas, el de Antioquia, que bien puede ser este de Boabdilla y Pamplona con desdoblamiento o confusión tergiversada.
    Pero lo que me choca hoy es la liturgia mozárabe, la cual he consultado y por lo que he revisado confiere al santo de Pamplona historicidad y culto que no se debiera. ¿Estas situaciones no fueron contempladas cuando se autorizó el nuevo misal del rito mozárabe hace unos años ya? La liturgia católica tuvo su buena purga en el santoral que a ti te ha parecido corta. En este caso es un sólo santo y mira, le pasa como decimos aquí: “lo que el viento a Juárez”
    Saludos.

    • Humberto,
      En la liturgia mozárabe no se conmemora a San Babilas o Babilés de Pamplona. En el Calendario Litúrgico del Rito Mozárabe, el 24 de enero se hace memoria de San Babilas y los tres niños y no de San Babilés de Pamplona.
      Aunque este es un santo venerado en diversas localidades de España – incluso en Villaviciosa se dice que están sus reliquias -, es un santo ficticio, un caso más de desdoblamiento, de los cuales nuestra compañera Ana Maria nos ha escrito en muchas ocasiones aunque ella siempre se refiere a Santas mártires.
      En el calendario mozárabe hay también una buena purga y de hecho solo se veneran a los santos hispanos fehacientemente contactados y, claro está, a otros santos de la Iglesia Universal.

  2. Por lo visto, este Tamayo Salazar es famoso por “hispanizar” Santos que no son hispanos en absoluto, que nunca lo fueron y que nacieron y murieron incluso bien lejos de Hispania. Ya vimos que hispanizó a la esclava mártir Santa Agatoclia, de la cual hablamos hace un tiempo, y de la que no se sabe donde nació pero por su nombre o por algunas otras fuentes, podría deducirse que era griega, u oriunda de Siracusa, pero no hispana desde luego, ¡y él la hizo oriunda de Mequinenza, localidad fronteriza entre Cataluña y Aragón! Pues lo mismo cogió a Babilas, obispo mártir de Antioquía en la Antigüedad, y lo hizo oriundo de Boadilla del Campo y encima, en época de Al-Andalus. ¡Toma ya!

    Pero es que sabiendo como se saben estas cosas ya por el estudio avanzado de la hagiografía científica, que se hagan excavaciones arqueológicas en Boadilla del Campo y se siga esperando encontrar los restos de un Santo que nunca estuvo allí, que nunca pudo estar allí ni por geografía ni por cronología, me parece de órdago. ¿Cómo es esto posible? Aquí está pasando lo mismo que pasa con los Santos Bonoso y Maximiano de Arjona, que no están ni estuvieron nunca allí por más que se empeñen, porque también son mártires de Antioquía.

    En fin, no negaré que los restos arqueológicos de época visigoda que se puedan hallar en Boadilla del Campo son de un gran valor patrimonial, pero lo que tenemos ahí serán restos de algún notable, ya sea civil o eclesiástico, visigodo, cuya tumba fue distinguida. San Babilés, ni en broma, vamos. Es crucial valorizar nuestro patrimonio de forma realista, asumiendo y valorando lo que tenemos, no persiguiendo fantasmas que no tenemos.

    • Yo coincido completamente contigo.
      Apoyo que se investigue el patrimonio arqueológico y seguro que en esa necrópolis encuentran los restos de alguna persona notable, que bien pudiera ser un eclesiástico martirizado en época musulmana, pero del que no existe constancia alguna y que ni por asomo es el San Babilas histórico del que hablamos en este artículo.
      Tamayo de Salazar pudo haber recopilado historias y leyendas antiguas, añadió lo que pudo de su inventiva y se inventó santos a troche y moche. Ahora, convence tu a los habitantes de ese pueblo que creen tener allí a su santo enterrado, de que eso no es posible, por muchos esqueletos que allí aparezcan. Incluso, ante los ojos de Dios pueden ser santos, pero no el santo en concreto del que estamos hablando, ya que está demostrado que es un desdoblamiento del santo antioqueno.

      • Eso, ya queda a cuenta de cada uno. He conocido a gallegos que aceptan con naturalidad y sin problemas que su patrona Santa Marina es una mártir de Antioquía y no de Orense; y otros que con sólo mencionarle el tema se ponen como si les mentaras a la madre. Aquí no se pretende ofender a nadie, sino ofrecer información fiable, buena y válida. Lo que uno elige hacer con esa información es ya asunto suyo. Todos somos libres de creer lo que queramos y a las personas no las podemos cambiar. Eso sí, lo que tampoco se puede hacer es ir contra uno, ya sea por hacerle creer la verdad, como por hacerle creer una mentira.

    • Ana, has tomado otro punto de referencia muy interesante. Bonoso y Maximiliano. ¿Qué puedes decirme respecto a sus reluquias? Porqué entreveo que sabes algo. ¿O le pasamos la estafeta a a Toño? El origen lo entiendo perfectamente, lo que me brinca es que la página de Arjona alude, así como algún texto, que hay dos personas en el relicario que ostentan y por lo que yo observo apenas puede hacerse un esqueleto. Vaya que sólo se ve un cráneo.
      Saludos.

  3. Antonio…¡¡¿ahora nos metemos con el santo de los vecinos de Boadilla del Monte??!! 😉 jejeje
    Ya en serio y habiendo leido la informacion que aportais,solo puedo preguntarme que santo intentan encontrar en las excavaciones,ojala hubiera un santo entre los restos que encuentren,pero desgraciadamente eso seria algo dificil de probar,excepto si hubiera una señal divina.
    Todo se remonta a la hispanizacion que hizo el tal Tamayo del santo???
    Si es asi,mal asunto….

    • Tu sabes, Abel, que cuando hace algo más de cuatro años nos propusimos crear este blog, nos empeñamos en hacer un trabajo hagiográfico serio y, en la medida de nuestras posibilidades, aclarar las preguntas que se nos hicieran. Esto es lo que hemos hecho en este artículo.

      La tradición dice que en Bohadilla del Monte hay un personaje sepultado que fue masacrado por los musulmanes junto con sus discípulos y los trabajos arqueológicos y forenses dirán que hay de cierto en esto, pero de ahí a decir que es San Babilés va un trecho grande por la sencilla razón de que el tal Babilés no existe tal y como nos lo representa Tamayo de Salazar. El San Babilés real es el que hemos descrito: obispo mártir de Antioquía.

  4. Muchas gracias Antonio, quiero felicitarte por este detallado trabajo que has echo para contestar a mi pregunta. Sabía que algo no cuadraba con respecto a San Babilés -sin llegar a saberlo con certeza- no me lo imaginaba natural de nuestro país y como sospechaba se trata de un caso de desdoblamiento.

    Vemos como San Babilas de Antioquia era un cristiano piadoso de otras tierras muy distantes a las nuestras. Su vida fue ejemplo para muchos y como vemos hasta los mismos obispos que le sucedieron quisieron sepultarse junto a él. Me imagino que los primeros reconocimientos y cultos no pasaría del ámbito local o provincial.
    Por esa razón, es muy difícil que ahora se diga que este Santo era de aquí y que aquí aun permanece en un lugar de Boadilla del Monte. No se que conclusiones sacaría el Señor Salazar para asegurarlo, pero se que es un desdoblamiento ( por esta razón me gusta que se deje claro quien es quien en estos casos).

    En todo caso, los habitantes de Boadilla no tienen porque enfadarse, al revés, yo si fuera de allí estaría orgulloso de conocer la verdadera historia del Santo que se venera en mi localidad.
    Y dicho sea de paso, que yo como amante de la arqueología, también animo a los arqueólogos que allí trabajan a que sigan investigando, seguramente darán luz a muchas que no conocemos y quien sabe sin no encuentran otro Santo Obispo que tal vez si que sea de allí.

    Si estas reliquias suyas de Cremona en verdad son las verdaderas, me alegro mucho de que hayan perdurado hasta hoy. Pero ya sabemos que en el tiempo de la cruzadas, a más de uno de daban gato por liebre.

    Gracias nuevamente Antonio, son muchas las pregunta de este tiempo que te iré haciendo poco a poco. Todas relacionadas con Santos Obispos cuyas vidas son muy confusas como esta. Espero que no me mandes al … 🙂 🙂

    • Gracias a ti, David.
      Ana María, con su trabajo minucioso sobre las santas mártires nos ha demostrado que existen casos de desdoblamiento. Si alguien se creía que los desdoblamientos solo se daban en ese grupo de santos, está equivocado, porque como demostramos en este artículo, entre los santos varones también se dan e incluso, entre grupos numerosos de santos mártires.
      Conforme nos preguntes o vayan surgiendo, iremos tratando otros casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*