San Kuriakose (Ciríaco) Elías Chavara, sacerdote de rito malabar

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa devocional del Santo.

Estampa devocional del Santo.

Hoy, el Papa Francisco canoniza en la Plaza de San Pedro del Vaticano a seis beatos, dos de rito malabar y cuatro de rito romano. A partir de hoy vamos a escribir sobre cada uno de estos seis nuevos santos y hoy lo hacemos sobre San Kuriakose Chavara, sacerdote de rito malabar.

San Kuriakose Elías Chavara es el cofundador de los Carmelitas de María Inmaculada; nació el día 8 de febrero del año 1805, en Kainakari, estado de Kerala (India), en el seno de una familia católica de Rito Siro-malabar, formada por Iko Chavara y Mariam Chothirakkunel. En el bautismo, celebrado nueve días más tarde en la parroquia de Alappuzha, se le impuso el nombre de Kuriakose, o sea, Ciríaco; y después de realizar sus estudios primarios en su localidad natal, inició los estudios eclesiásticos en Pallipuram, bajo la guía del sacerdote Tomás Palackal, que era el rector del seminario, poniendo especial empeño en el estudio de la liturgia, del latín y de las lenguas habladas en la India y distinguiéndose entre sus compañeros por su espíritu de piedad y de caridad.

Fue ordenado sacerdote en Arthunkal el 29 de noviembre de 1829, celebrando su primer Divino Qurbana en la parroquia de Chennamkary. El 11 de mayo de 1831 empezó a colaborar con el padre Palackal y con el padre Tomás Porukara en la fundación de los Siervos de María Inmaculada, con la intención de dedicarse a llevar una vida monástica, pero abierta a un apostolado ejercido fuera del convento. El primer monasterio lo fundaron en Mannanam en el año 1831. Muertos los padres Palackal en el 1841 y Porukara en el año 1849, la Congregación quedó exclusivamente bajo su responsabilidad, lo que hizo que el 8 de diciembre de 1855 la convirtiera en la Congregación de los Siervos de María Inmaculada del Carmelo (Carmelitas de María Inmaculada), emitiendo los votos de la Tercera Orden de los Carmelitas Descalzos, tomando el nuevo nombre de Kuriakose Elías de la Sagrada Familia.

Posteriormente, él mismo recibiría la profesión de otros diez sacerdotes, llegando a ser el primer prior de la Congregación, que en el año 1861 se agregaba a la Orden de los Carmelitas Descalzos, formando la Congregación de los Terciarios Carmelitas Descalzos de Rito Siro-malabar. Durante su etapa de prior de la nueva Congregación demostró tener unas extraordinarias dotes de formador y enseñante religioso, una espiritualidad fundamentada en un amor intenso a la Sagrada Eucaristía, una devoción filial a la Santísima Virgen, un acatamiento total y absoluto a la Iglesia Católica – recordemos que todos los malabares son católicos -, un gran espíritu de oración y de sacrificio y una sensibilidad muy particular hacia los nuevos métodos de evangelización en la India.

Monasterio de Mannanam, Kerala (India).

Monasterio de Mannanam, Kerala (India).

Puso especial empeño en la predicación de ejercicios y retiros espirituales, en la dirección espiritual de los fieles, imprimiendo estos sentimientos a los miembros de su Instituto, quienes ayudaban al Vicario Apostólico de Verapoly y a los misioneros europeos carmelitas que evangelizaban el estado de Kerala. Hay que destacar la labor del padre Leopoldo Beccaro, que desde el año 1864 fue su director y confesor, así como maestro de los nuevos novicios y con el cual, en el año 1866 fundaba en Konammavu en primer convento femenino de la Orden Tercera Carmelitana, del cual en el año 1887 – cuando fue reorganizada la jerarquía de Rito Siro-malabar -, surgieron dos Congregaciones, una malabar y otra latina. La de Rito Malabar se difundió de manera autónoma por muchas diócesis malabares, aunque en el siglo XX se reunificó en un único Instituto denominado “Instituto de la Madre del Carmelo”, mientras que la latina formó a las Carmelitas Teresianas de Verapoly, ciudad en la que establecieron su Casa-Madre.

Fue muy importante la actividad desarrollada por San Kuriakose durante los desórdenes causados por el intruso pseudo-metropolita caldeo Tomás Rochos, el cual se las arregló para atraerse a una parte de las parroquias de Rito Malabar, originando un cisma dentro de la Iglesia. En esa coyuntura, en el año 1861, el Vicario Apostólico Baccinelli, le impuso por obediencia la responsabilidad de ser el Vicario General de los católicos de Rito Malabar. En esta responsabilidad, trabajó intensamente a fin de recomponer la unidad, sufriendo, rogando, empeñándose, predicando y actuando con muchísima prudencia para eliminar las consecuencias del cisma.

Cuando el metropolita caldeo se marchó en el año 1863, su antiguo secretario se fue de Bagdad (Iraq) a la India con la intención de seguir la senda del primer metropolita intruso. Kuriakose intentó convencerlo de que aquella intromisión era perjudicial para la Iglesia, pues aunque las Iglesias Caldea y Malabar tienen el mismo origen litúrgico y son dos Iglesias católicas, sin embargo son independientes y autónomas. A pesar de esta intensa actividad, siempre tenía tiempo para componer algunas obras de carácter espiritual, tanto en prosa como en verso, en lengua malayalam, obras que fueron editadas poco después de su muerte, a excepción de algunos escritos pastorales y litúrgicos que él mismo, en vida, trató de publicar.

Pintura de la muerte del Santo.

Pintura de la muerte del Santo.

Siempre se preocupó de manera muy especial por la formación de las personas de las castas más bajas de la India, abriendo una escuela gratuita en el año 1846 en Mannanam, creando un original sistema de enseñanza denominado “a la escuela y a la iglesia”. Este sistema tuvo gran éxito en las llamadas “pallikudam” (escuelas) del estado de Kerala. Estaba convencido de que la educación de los niños, sin distinción de sexo, era fundamental para conseguir elevar el nivel social de los más desfavorecidos. A él se debe la fundación de la primera imprenta católica en la India y de ella salió el primer periódico escrito en lengua malayalam.

Era un sacerdote que irradiaba y practicaba una intensa caridad fraterna, especialmente, con las castas más bajas de la India; en definitiva, era un hombre de Dios. Esa caridad y esa atracción que ejercía hicieron que su Congregación floreciera hasta el punto de que atravesara las fronteras de su propio país. Hoy los Carmelitas de María Inmaculada están asentados en la India y en algunos países limítrofes.

Después de una breve enfermedad, murió en Konammavu el día 3 de enero del año 1871, con sesenta y seis años de edad, rodeado de sus hijos, del vicario general de la diócesis y del padre Leopoldo Beccaro. En el año 1889, sus restos fueron trasladados a la nueva Casa central de la Congregación en Mannanam, donde su sepultura es muy visitada tanto por los cristianos malabares, malankares y latinos, como por personas de otros credos religiosos.

El mismo padre Beccaro previendo su proceso de beatificación, escribió su biografía en lengua malayalam inmediatamente después de su muerte. El proceso informativo fue iniciado por el arzobispo de Changanacherry, Mar Mateo Kayukattu el 3 de enero de 1958 y en el año 1971 fue enviada toda la documentación a la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos. La Causa fue introducida oficialmente en Roma el 15 de mayo de 1980, mientras que el decreto de reconocimiento de sus escritos ya había sido firmado el 12 de octubre del 1973. Fue declarado venerable el día 7 de abril de 1984 y solemnemente beatificado por San Juan Pablo II, el día 8 de febrero del 1986, en Kottayam (India) durante la celebración del Divino Qurbana (Santa Misa), en Rito Siro-malabar. En un artículo publicado el día 23 del mes pasado de octubre reprodujimos una foto de dicha ceremonia. El pasado 3 de abril el Papa Francisco promulgó el decreto de reconocimiento del milagro requerido para su canonización.

Sepulcro actual del Santo.

Sepulcro actual del Santo.

Repito que hoy, festividad de Cristo Rey, será canonizado por el Papa Francisco, junto a los beatos Eufrasia Eluvathingal, Juan Antonio Farina, Ludovico Palmieri de Casoria, Amato Ronconi y Nicolás Saggio de Longobardi, sobre los cuales seguiremos escribiendo a partir de mañana.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– BECCARO, L., “Ciriaco Elía Chavara” (traducción al italiano), Roma, 1974
– MACCA, V. G., “Bibliotheca sanctórum, Primer Apéndice”, Città Nuova Editrice, Roma, 1987

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

11 pensamientos en “San Kuriakose (Ciríaco) Elías Chavara, sacerdote de rito malabar

  1. Enhorabuena por estos nuevos Santos de la Iglesia Católica. Es bueno ver que entre los recién canonizados tenemos a una mujer y a dos personas de rito siro-malabar. Pese al empeño de ciertos sectores recalcitrantes que aún hoy quieren verlo todo centralizado en el rito romano, yo creo que esta riqueza y diversidad de ritos es lo que da más belleza y cultura a la cristiandad.

    Espero con interés los demás artículos sobre los nuevos Santos.

    • Es una pena que la ceremonia no haya sido retransmitida por televisión porque estoy seguro de que en la misma se habrán utilizado los dos ritos.
      Algo parecido ocurre en las solemnidades más importantes, en las que, por ejemplo, el evangelio se canta según los ritos latino y bizantino griego.

  2. Antonio me alegran estas canonizaciones que incluyen a santos de otros ritos catolicos,pues aunque obviamente son minorias (en comparacion con los cristianos catolicos de rito latino) esta claro que la santidad brilla en todos los lugares.
    Me ha hecho gracia el nombre con el que denominaron al sistema de enseñana que creo; “a la escuela y a la iglesia”.
    Por curiosidad,¿dentro de este grupo canonizado hay algun martir?

    • Está claro, Abel, que la santidad brilla en todos los tiempos y lugares, en ambos sexos y en todas las profesiones, entre los religiosos y entre los laicos…
      Si miras un rato el vídeo de la canonización verás la cantidad de sacerdotes, religiosas y laicos malabares que asistieron a la ceremonia.
      Y ninguno de los seis fue mártir. Ya leerás sus vidas en los proxímos días, de manera correlativa.

  3. Hoy tenemos seis Santos más que interceden por nosotros ante Dios, i que dicha para la Iglesia universal!.
    San Kuriakose fue un verdadero sacerdote y fundador, supo continuar la obra que le dejaron y como verdadero santo lucho para sostenerla y propagarla para el bien de sus hijos espirituales y la iglesia.
    Destaco de él sus ganas de luchar por las castas mas desfavorecidas de la India,como diría la Beata Teresa de Calcuta – los mas pobres de entre los pobres- ,por el bien de ellos emprendió tantas cosas buenas, que hoy este país y esta iglesia de rito malabar estarán gozosos por verse hoy reconocida su santidad.

    Cambiando de tema, me ha dado mucha alegría ver la primera foto que abre el articulo. Me he fijado que al lado de San Kuriakose hay un cuadro de la sagrada familia, pues bien, ese mismo cuadro lo tengo yo en mi casa y es una pintura preciosa.

    Gracias Antonio, pondre mucha atención a los próximos artículos para conocer a los nuevos santos.

    • Gracias a ti, David, por tu comentario.
      Ya sabes que él agregó a su nombre de religión la coletilla de la “Sagrada Familia”, por lo que es normal que aparezca representado al lado de un cuadro de la misma. Celebro que coincida con el que tienes tu en tu casa.
      El y Santa Eufrasia Eluvathingal, de la que hablaremos mañana, rueguen por la Santa Iglesia Siro-Malabar, por todos los cristianos y por todos los habitantes de ese inmenso país, India, para que desaparezcan las desigualdades sociales y para que florezcan allí muchas Teresas de Calcuta y muchos Vicentes Ferrer, trabajando por las personas más humildes y necesitadas.

  4. Conocí a este Santo cuando fue beatificado, supe entonces de su pertenencia a la familia carmelita. He leído muy poco sobre su biografía, así es que con la referencia que ofreces tengo un mejor panorama.
    Me da gusto que la India tenga nuevos santos. Sobre todo de un rito no latino. Esto habla de la gran riqueza de expresiones que tenemos y por cuya variedad se forja la unidad.
    Saludos.

    • Gracias, Humberto por tu comentario.
      Yo también lo conocí cuando San Juan Pablo II lo beatificó en la India. Aunque existe algún otro beato de rito siro-malabar, estos son los dos primeros santos de ese rito oriental, por lo que ayer se veía la fiesta malabar en la plaza de San Pedro y hoy en la audiencia que les ha concedido el Papa Francisco.
      Si ves tranquilamente el vídeo que he puesto de la canonización, comprobarás la cantidad de sacerdotes malabares revestidos con los ornamentos sagrados y que participaron en la gran concelebración. Recuerda que en una de las ensaladas últimas expliqué cuales eran estos ornamentos.

  5. Hoy en misa acabo de informar a varios miembros (ocd, cm y cmt = frailes ocd [carmelitas descalzos], hermanas cm [carmelitas misioneras] y cmt [carmelitas misioneras teresianas], fundadas ambas por el beato Fco. Palau) de lo del domingo pasado, porque me he enterado de casualidad leyendo el último o penúltimo “Alfa y Omega”… Yo estaba estudiando la teología en Roma, en nuestra facultad del “Teresianum” (ocd) en los años del Jubileo (1998-2001), y tuve el gozo y la dicha de participar en el Jubileo de la Iglesia Siro-Malabar, con toda la crème de la crème jeje de esa Iglesia, llegada a Roma para tal magna celebración, gozando yo del privilegio de tener a mi derecha a un fraile ocd indio de rito siro-malabar de la Provincia OCD de Malabar, fundada a partir de los Carmelitas de María Inmaculada -creados por el nuevo S. Kuriakose- (este fraile era compañero de estudios un año posterior al mío y vecino mío de habitación) y a mi izquierda a otro fraile ocd indio de rito latino romano (por su padre) pero que su madre era de rito siro-malabar (o sea, él era de dos ritos y los entendía y vivía gozosa y plenamente) y me iban explicando cada cosa que yo veía con mis ojitos (este fraile era compañero mío de estudios, de mi mismo año, vivimos 3 años juntos en Roma y luego él anduvo por India y luego creo que fue prior en un convento indio en Múnich, Alemania)… Bueno, todo esto para decir -perdón por alargarme jeje- que me gustaría reproducir esta entrada suya/tuya en mi blog (anotado arriba), si le/te parece bien, para dar más publicidad a la cosa, y que pueda conocerlo la gente (tanto la relacionada con el Carmelo Descalzo, que consulta mi blog -es muy modestito mi blog, vaya-, como otros de acá y acullá, que caen por casualidad en él y pueden aprender algo nuevo). Gracias de todos modos. No es la primera vez que entro por estos andurriales blogueros tan interesantes, felicitaciones 🙂 Un saludo muy cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*