Iglesia de San Jerónimo de la Caridad

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fachada del templo.

Fachada del templo.

Iglesia de San Jerónimo de la Caridad
Calle de Monserrato, 62A
Roma

Esta iglesia se encuentra en la calle Monserrato, a dos pasos de la plaza Farnesio. Aquí vivió San Felipe Neri de 1551 a 1583 y fundó el Oratorio. Todavía pueden verse sus habitaciones distribuidas en dos pisos en el convento anexo.

La iglesia fue edificada, según la tradición, sobre la casa de Santa Paula, que habría hospedado a San Jerónimo en 382 cuando fue llamado a Roma por el papa San Dámaso. Originalmente tenía una planta basilical de tres naves, y fue sede, en 524, de la Archiconfraternidad de la Caridad, que entre 1654 y 1660 la hizo reconstruir por Domenico Castelli. La fachada se atribuye a Carlo Rainaldi.

En el interior hay una única nave con techo de madera a casetones, a la izquierda del altar mayor, dedicada a San Felipe Neri, la capilla Antamoro, enriquecida con estucos y la única obra cierta en Roma del arquitecto Filippo Juvara, datada en 1708.

Pero el tesoro más bello conservado en esta iglesia poco destacada y aparentemente colocada en una posición aislada es la capilla Spada, obra originalísima y estupefaciente de Francesco Borromini. La familia Spada, llamada así por contar entre sus miembros al padre Virgilio Spada, importante exponente de la Congregación de San Felipe Neri y consejero artístico del papa, encargó en 1660 al genio de Bissone los trabajos de una capilla gentilicia para que se realizaran con ocasión de la restauración de la iglesia de San Jerónimo. El padre Virgilio Spada, hombre de gran cultura abierto a las ideas más novedosas y exaltantes de su siglo, fue toda su vida un gran amigo, admirador incondicional y apoyo de Francesco Borromini, al cual siempre financió sus obras.

El gran maestro del barroco romano estaba, en la época de la realización de la capilla, en la plenitud de su experiencia humana y creativa, siendo ya un arquitecto famoso y apreciado, y sólo siete breves años lo separaban de la trágica conclusión de una vida intensa aunque extremadamente difícil.

Altar mayor del templo.

Altar mayor del templo.

El espacio casi miniaturizado, que constituyó otro banco de pruebas para el artista, parece rico y articulado con maestría, con tipologías fuera de los códigos habituales y una novedosa demostración de la gran actitud del genial arquitecto para tornar a su favor las dificultades, por lo que son una fuente de inéditas creaciones.

Dedicada a algunos miembros de la familia Spada muertos en los tres siglos anteriores, la capilla servía para celebrar también la devoción particular de la familia al Santo de Asís y su orden; y de hecho a los lados del altar, en dos óvalos simétricos, están representados los Santos Francisco y Buenaventura.

La singularidad de este espacio sagrado es resultado del talento del autor que, dedicado a resolver problemas utilizando la aparente falta de formas arquitectónicas, ofrece soluciones únicas tanto estructurales como decorativas.

La eliminación total de una barandilla en su concepción común -separación clara entre la capilla y el resto de la iglesia- se puede interpretar de los dos ángeles-asiento esculpidos en los límites de la vía de paso, que ofrendan a aquellos que se acercan un apoyo, extensión visible de un paño suave (un jaspe veteado de venas imita la textura de la tela), símbolo de bienvenida total.

El único pasillo, amplio y contundente, que se inicia desde el compartimiento del piso interior, suavemente sobresale hasta el espacio de la nave central. Entonces aparece al observador algo extraordinario, como elemento fundamental de este trabajo: la decoración de incrustaciones de mármol. Una sorprendente lluvia de rosas parece estar cayendo del cielo en un terciopelo gris telón de fondo. La inusual combinación de colores – el gris del mármol y la rosa, símbolo de la fugacidad de la vida – lo hacen efectivamente una sofisticaciónde este embutido peculiar y fascinante. Sube, sube, se extiende hasta cubrir por completo la superficie entera de la capilla, hasta que toma la apariencia de un lecho de preciosa y rara concha y muestra el interior de perla luminiscente.

Capilla de San Jerónimo.

Capilla de San Jerónimo.

La carátula está en todas partes, sin fisuras, unificando visualmente el diseño del sistema para la disposición formal de la decoración, en un conjunto que recuerda la idea de la tapicería o un edredón de tela de manera uniforme y relajado para jugar un ambiente íntimo y acogedor.

La iconografía simbólica y alegórica entra constantemente para ser una parte integral de la labor realizada, como un bordado es la sustancia que forma un tapiz. Los vórtices de volutas de acanto de tiempo en blanco y negro, los emblemas de la familia (lirios, estrellas y espadas) enmarcados por un espeso follaje, son los elementos necesarios de un todo detallado perfectamente concluido en sí mismo, que los personajes antiguos representados en sus astas en sus palcos sepulcrales aprueban satisfechos.

Felice Stasio

Fuente: http://www.turismoreligioso.eu/chiese_roma_san_girolamo_carita.htm

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

4 pensamientos en “Iglesia de San Jerónimo de la Caridad

  1. En este artículo se habla de la capilla Spada de Borromini en esta iglesia romana de San Girolamo della Carità, pero lo cierto es que las fotografías no coinciden con la descripción del texto y el lector puede sentirse perdido. He buscado algunas fotos en el Google de esta capilla en concreto para que podamos ver a qué se refiere exactamente el artículo:

    Panorámica de la capilla: https://farm9.staticflickr.com/8477/8175909812_9d12dd2727_o.jpg

    Detalle de los ángeles con el paño que hacen de balaustrada para la capilla:
    https://farm9.staticflickr.com/8205/8175876371_32d16df84b_o.jpg

    El resto de fotos de esta iglesia se pueden ver en esta galería. Todas las fotos son de Alvaro de Alvariis: https://www.flickr.com/photos/dealvariis/sets/72157620071481862

  2. Pues me alegra la noticia de saber que esta iglesia se haya construido, como se dice, sobre la casa de Santa Paula y que San Jerónimo haya sido hospedado allí.
    Alguna vez leí en un libro que en Roma, muchos templos o están relacionados con el sepulcro de los santos o fueron viviendas de ellos.
    Gracias Ana por la puntualización que has hecho, ya he visto las fotos que propones.

  3. Gracias Felice.

    i Que causalidad!antes de ayer estuve leyendo sobre esta Iglesia y la anote en una especie de mapa que tengo, para visitarla cuando visite Roma la próxima vez.
    El día nueve de Diciembre, osea antes de ayer, murió el Cardenal angentino Jorge Mejía. Pues bien, este Cardenal tenia el titulo de cardenal presbítero de esta singular Iglesia romana. Por esta razón me interese por conocer esta Iglesia, y hoy con tu articulo Felice la he terminado de conocer.
    No pensaba que San Felipe Neri ( santo al que yo admiro y del que soy devoto) iniciara aquí la fundación del oratorio. Aunque en una película que vi hace poco, citan muchas veces que efectivamente esta iglesia se llama San Jerónimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*