Iglesia de los Santos Claudio y Andrés de los Borgoñones

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fachada del templo.

Fachada del templo.

Iglesia de los Santos Claudio y Andrés de los Borgoñones
Plaza de San Silvestre
Roma

Es una de las numerosas iglesias que en Roma testimonian la presencia francesa, en particular, la presencia de la “nación” borgoñona, como de hecho se puede leer en su dedicatoria.

La iglesia puede resultar invisible, o casi, por exceso de visibilidad, encontrándose en la plaza homónima, que en realidad no es una plaza, habiéndose convertido simplemente en una suerte de espacio de retiro entre la calle del Tritón y la plaza de San Silvestre, un lugar donde cada día pasan millares de personas atareadas que quizás ni se acuerdan de su existencia.

La iglesia fue construida en el lugar de un oratorio y de un hospicio de la nación borgoñona, cuyos representantes, por otra parte, debían estar concentrados en una parte amplia de esta zona, como deja intuir la presencia de la no lejana calle Borgoñona. La arquitectura del nuevo edificio fue obra de Antoine Derizet, que trabajó aquí en 1728-29.

El interior es un espacio de planta de cruz griega con cúpula, un espacio agradable del setecientos con bellas decoraciones en estuco, entre las cuales, destacan ángeles adoradores de inspiración berniniana. La iglesia está siempre abierta por la adoración perpetua del Santísimo Sacramento.

La plaza de San Claudio fue, hasta 1941, separada por un bloque de casas de la vecina plaza de San Silvestre, donde el edificio de la derecha, terminado en 1956, es una de las últimas intervenciones edilicias efectuadas en el centro histórico de Roma.

Vista del interior del templo.

Vista del interior del templo.

Recorriendo la calle San Claudio se tiene a mano derecha, en ángulo con la calle del Corso, el palazo de la Rinascente, nacido como Grandes Almacenes de los Hermanos Bocconi “a las ciudades de Italia”, después llamado con su nombre actual tras un incendio y posterior restauración, por consejo de Gabriele d’Annunzio. El palacio, construido en 1885-87 por Giulio de Angelis, fue el primer gran almacén de modelo parisino, en estructura metálica e interior balconado, y por primera vez en Roma fueron introducidas las escaleras mecánicas.

En esta iglesia se encuentra una figura yacente de San Pedro Julián Aymar – fundador de la Congregación de los Padres Sacramentinos y de las Esclavas del Santísimo Sacramento -, que contiene parte del cráneo del santo.

Aunque seguro que a este santo se le dedicará un artículo en el blog, digamos al menos que fue un sacerdote francés, muy devoto de la Eucaristía desde que era niño, que se ordenó de sacerdote y que fundó dos congregaciones religiosas, una masculina y otra femenina, dedicadas a honrar al Santísimo Sacramento.

Figura yacente que contiene una reliquia del cráneo de San Pedro Julián Aymar. Iglesia de los Santos Claudio y Andrés de los Borgoñones. Roma, Italia.

Figura yacente que contiene una reliquia del cráneo de San Pedro Julián Aymar. Iglesia de los Santos Claudio y Andrés de los Borgoñones. Roma, Italia.

Fue un ferviente apóstol de la comunión frecuente y un buen predicador. Murió en La Mure d’Isère (Francia) en el año 1868, estando actualmente sepultado en París. Fue canonizado por San Juan XXIII en el año 1962.

Felice Stasio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

3 pensamientos en “Iglesia de los Santos Claudio y Andrés de los Borgoñones

  1. Pues mira que hace unos meses me pegue la confundida del siglo al ver que habia dos figuras yacentes de san Pedro Julian Aymar, una en París y otra en Roma, personalmente me parece mas bonito el relicario de Roma pues el de Francia aunque esta en urna digna, que en algun tiempo guardo el cuerpo de San Juan Maria Vianney, esta con los ojos abiertos y es algo incomodo verlo. Pero solo un poco.

    Y no se, tal vez sea porque aqui en Colombia es algo muy raro de ver, pero realixar toda una figura yacente para solo albergar un trozo de craneo!!!……. con un relicario pequeño y bien hecho hubiera bastado. Y si una reliquia insigne de este santo se venera allí es porque o debe tener presencia de su congregación o es la misma quien la custodia, aunque casi no he podido encontrar nada al respecto de ellos en la red.

    Me ha gustado mucho el altar de este templo, realmente debe ser algo muy reconfortante hacer una adoración eucaristica allí.

    Muchas Gracias por el articulo, Felice.

  2. Gracias, Felice. Me ha impactado la frase de que esta iglesia puede pasar fácilmente desapercibida precisamente gracias a su perfecta visibilidad. A mí ninguna iglesia o bello edificio me pasa jamás desapercibido, ni siquiera cuando lo tengo visto de sobras. Lástima que tantas iglesias sólo se abren para las misas, al acabar te echan y no te dejan ni un ratito para recogerte o para sacar fotos, darte un paseo o admirar su arte y arquitectura. En ese sentido, es excelente saber que esta iglesia romana esté abierta todo el día, aunque sea sólo por tema de adoración eucarística. Los templos deberían estar mucho más tiempo disponibles para los fieles, no con un horario restringido, como una tienda. ¡Qué digo! He visto más respeto al cliente en una tienda que en muchas iglesias a un fiel. ¡Qué pena!

  3. Buenas noches en realidad su nombre es San Pedro Julian Eymard (Pierre-Julien Eymard) (no Aymard, es Eymard) (1811-1868) presbitero y fundador de los padres sacramentinos su festividad se conmememora el 2 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*