San Quirino de Roma, mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vidriera en la iglesia de San Remaclo en Uersfeld (Alemania).

Vidriera en la iglesia de San Remaclo en Uersfeld (Alemania).

Según la “passio” de los santos Alejandro, Evencio y Teódulo, que tiene escasísimo valor histórico y que no es anterior al siglo VII, Quirino sería el tribuno ante el que llevaron a estos tres santos mártires una vez que fueron arrestados por orden del emperador Trajano. Según este texto, el tribuno Quirino quedó admirado por los prodigios realizados por los mártires, se convirtió y junto con su hija Balbina, se hizo bautizar, por lo que fue condenado a morir decapitado, cosa que ocurrió un 30 de marzo. Su cuerpo fue sepultado en el cementerio de Pretextato. Y esto es todo lo que se sabe de él, ni más ni menos.

Sin embargo, hay que decir que es cierto que un mártir con este nombre consta entre los mártires sepultados en esta catacumba, en una “spelunca magna” (cueva grande), de la que se hace mención en los Itinerarios del siglo VII y también es cierto que este nombre aparece en un epígrafe del siglo V, allí mismo encontrado. El texto del epígrafe es el siguiente: “MRV IANUARI. FEL ET COFF QUIRINI. MAIO(RIS)”.

El Martirologio Jeronimiano dice el 30 de abril: “Romae in cimitero Praetextati via Appia depositio Quirini episcopi”. Según el bolandista Delehaye, este elogio se refiere al mártir mencionado en los Itinerarios y que sólo por error se dice que es un obispo. Sería el redactor del texto el que lo confundió con el homónimo obispo de Siscia, recordado el 4 de junio, aunque bien es verdad que este último no estuvo sepultado en Pretextato, sino en las catacumbas de San Sebastián en la vía Apia.

Adón recoge a Quirino en su martirologio corrigiendo al Martirologio Jeronimiano en base a la “passio” mencionada al inicio del artículo, añadiendo que la conmemoración era el 30 de marzo. La mención de Adón pasó al martirologio de Usuardo y de éste, al Martirologio Romano con este elogio: “Romae in coemeterio Praetextati vian Appiam, sancti Quirini martyris qui tribunus confessionem fidei coronavit martyrio”, respetando siempre la fecha del 30 de marzo.

Escultura de San Quirino de Roma en la Catedral de Neuss (Alemania).

Escultura de San Quirino de Roma en la Catedral de Neuss (Alemania).

Aunque de manera resumida haya expuesto todo este embrollo, lo que si está claro es que Quirino es un auténtico mártir romano, al que desde luego no podemos confundir con el obispo de Siscia.

Según un documento redactado en Colonia en el año 1485, el cuerpo del mártir fue regalado por el Papa San León IX en el año 1050 a una abadesa llamada Gepa (que algunos dicen que era hermana del propio Papa), la cual lo llevó a Neuss, donde aún se encuentra y donde siempre ha sido solemnemente festejado tanto el 30 de marzo como el 30 de abril. A esto se le llama “quedar bien con los dos”.

Desde Neuss, el culto a San Quirino se difundió por otras ciudades alemanas -especialmente en Colonia-, por Bélgica y por Italia, donde es el santo patrono de Correggio. En la región de Renania, su nombre se le da a los pozos, a las fuentes e incluso a algunos paseos o calles. Es invocado contra el mal de gota, contra la viruela y aunque no sé el por qué, es considerado como santo protector de los animales. Según Pompeo Ugonio en su obra “Storia delle Stazioni di Roma”, el cuerpo de San Quirino estuvo en la iglesia de Santa Balbina, pero este dato no se encuentra en ninguna otra fuente.

San Quirino forma parte de los mártires romanos pertenecientes a la milicia, o sea, representados como militares y su culto en regiones realmente alejadas de Roma se debe al regalo de las reliquias a Alemania. Como la leyenda dice que fue un tribuno, se le representa como un guerrero, con coraza de tipo medieval, escudo, lanza y estandarte. A veces, se le incluye la palma del martirio. Su escudo es de nueve puntas, en alusión a las armas de la ciudad de Neuss (Neuss en latín es “Novesia”), ya que como he dicho antes esta ciudad es el centro de su culto.

Con aspecto de joven guerrero está representado entre otros, en un fresco del siglo XV existente en la iglesia de san Goar, donde aparece acompañado por San Vito. También se le representa como mártir, atado a un palo, torturado por clavos y martillos y con las manos rotas, ya que estos tormentos le son atribuidos. Por ejemplo, así aparece en la imagen de las puertas del cuadro del “Juicio Final”, atribuido a Stephan Lochner, del siglo XV, que se encuentra en la Pinacoteca de Mónaco.

Urna de San Quirino de Roma en Neuss (Alemania).

Urna de San Quirino de Roma en Neuss (Alemania).

Como su culto tuvo su máxima difusión después del siglo XI, existe un fresco del siglo XII en la cripta de la iglesia de San Gereón de Colonia, mientras que en la iglesia de San Cuniberto de esta misma ciudad está representado en un cuadro existente en una de las capillas de la misma. Otras representaciones, sobre todo con escenas del martirio, se encuentran en las vidrieras del siglo XV de la Wiesenkirche de Soest, en Westfalia y en una serie de escenas esculpidas sobre la sillería del coro de la iglesia parroquial de Calcar.

Antonio Barrero

Bibliografía:
Analecta bollandista LX, 1942
Analecta bollandista LXXX, 1962
– Celletti, M.C. y Cignitti, B., “Bibliotheca sanctorum, tomo X”, Città N. Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “San Quirino de Roma, mártir

  1. Gracias, Antonio, por hablarnos de este famoso mártir romano que, según una falsa tradición, era padre de Santa Balbina, tradición sustentada únicamente en que ambos estaban enterrados uno al lado del otro en la catacumba romana, error que hemos visto en tantos otros casos, como hacer parientes a Cecilia, Valeriano y Tiburcio, Inés y Emerenciana, etc….

    En este caso, ni eran padre e hija, ni ella parece ser virgen y mártir como se creía sino la matrona fundadora de la catacumba, que se hizo enterrar al lado de San Quirino por veneración al mártir. Tal es la hipótesis, por eso me creo que antes de partir para Alemania, las reliquias de él pudieran haber estado en la iglesia romana dedicada a ella, donde de hecho sigue ella.

    No es por hacerme propaganda pero recomiendo leer mi artículo dedicado a Santa Balbina para ampliar la información sobre estos dos Santos romanos y leer su fabulosa passio, que libremente has decidido no reproducir de nuevo aquí.

    • Ana Maria,
      Como yo se que en este blog los artículos se enlazan unos con otros cuando hay nombres comunes y ya tu habías escrito sobre Santa Balbina, era superfluo reproducir en este artículo los datos que tu aportas en aquel y es por eso, como muy bien dices, por lo que no incido en la “passio”, que además, por ser legendaria, tu sabes que no es algo que me atraiga. Dices bien al manifestar que para comprender más este artículo deba releerse también el otro.

      En la Edad Media, el Imperio Germánico tenía enorme influencia en la Iglesia y por eso no es de extrañar que el cuerpo de San Quirino viajase hasta Neuss, como igualmente sucedió con algún que otro santo. Pero además es que Santa Balbina no “se quedó sola”, ja,ja,ja, porque conoces bien que en su sarcófago la acompañan cuatro mártires, un San Felicísimo y tres de nombres desconocidos. Prueba del poder alemán en la iglesia es la multitud de cuerpos santos extraidos de las catacumbas a partir del siglo XVI y que pueblan casi todos los templos germánicos.

      Y de la urna, ¿no me dices nada? ¡A que es una joya de la orfebrería!

      • Ni falta que hace y además, muy habitual en Centroeuropa, donde hasta los esqueletos de los mártires de las catacumbas que has mencionado los enjoyan hasta lo macabro.

        • Bueno, tan macabro no lo creo, más bien ostentoso, curiosamente a raíz de haber visto una información sobre estos esqueletos, he investigado algo sobre estos casos. Me parece que sus adornos son artísticos, sobre todo entendiéndolos a la luz de los motivos teológicos que motivaron estas características. Ciertamente los esqueletos son macabros pero en esta ocasión la devoción y el arte diluyen esta sensación. Hasta simpáticos se ven con piedras preciosas sobre las cuencas vacías. Lo que si no voy a entender o simpatizar es que a varios de ellos los tengan de pie o sentados. Para el sueño de la muerte no hay como estar acostados. Y vaya que en Alemania no es el único lugar donde tienen estos casos: Santa Catalina de Bolonia es un caso muy particular,
          Saludos.

          • Sí, hay adornos aportados a estos esqueletos que son macabros. Un esqueleto enjoyado sin más no es macabro. Un esqueleto sin nada, tampoco. Pero hay mártires de las catacumbas a los que se les ha rellenado las cuencas de los ojos con ojos de vidrio y se les han colocado máscaras sonrientes y añadido mandíbulas y dientes artificiales simulando amplias sonrisas y miradas muy intensas, para dar sensación que están vivos. El resultado es macabro, y no hay otra palabra. Simpáticos no, para nada. Tengo un par de ellos -ellas son- con las que no te gustaría quedarte a pasar la noche en la iglesia, te lo aseguro.

          • Espero que lo que tengas sean fotos y no esqueletos en vivo y en directo. Entonces no sólo en una iglesia, sino en un hogar, el sueño huiría de mis ojos.

          • Vamos a participar en este diálogo sobre muertos. ¿Os creéis que yo tranquilamente, cuando me acuesto, en muchas ocasiones me quedo dormido pensando en estos cuerpos santos de los que hablais? Yo si pasaría las noches con ellos porque, independientemente de las sortijas y atuendos más o menos apropiados, a mi me producen una gran tranquilidad. Descansan en paz, están en la presencia de Dios y quiero que esa paz me la transmitan.

          • Pues yo también, pero antes les quitaba la máscara con la sonrisa siniestra, y no para dormir yo sino para que duerman ellos, que con esas pintas no parecen estar descansando, jajajaja.

  2. Gracias por el trabajo sobre este santo que es de los que tienen relevancia dentro de los primeros siglos de la Iglesia.
    Su ejemplo sigue siendo un llamado para que nosotros vivamos nuestra fe con empeño y compromiso.
    Junto con él hay santos de cierto renombre que sus reliquias también han terminado en Alemania: Santos Pedro y Marcelino y pues qué te parece si nos puedes dar otros ejemplos. Tengo la idea de que San Cornelio Papa también anda por allá. ¿Es correcto?
    Por último una tarea etimológica: el Evangelio de Lucas nos habla del Gobernador Quirino, algunas versiones lo llaman así y otras Cirino. ¿Qué es lo más apropiado para este nombre?
    Saludos.

    • San Cornelio papa está sepultado en Roma, concretamente en Santa Maria in Trastevere. En el siglo IX algunos restos se llevaron a Compiègne, en Francia.
      Es cierto que en Kornelimünster (Alemania) existe un precioso relicario que contiene parte del cráneo. La otra parte, está en la iglesia romana de los santos Celso y Julián desde la segunda mitad del siglo XVIII.

      Y con respecto a si Cirino y Quirino son el mismo nombre, mi opinión es que no. Yo no soy muy versado en etimología, pero existen santos distintos con los dos nombres. Yo creo que el nombre del santo que hoy nos ocupa es “de todas, todas”: Quirino.

  3. Gracias Antonio por el articulo.
    Conoci a este santo por una cantidad de imagenes que me paso cierta “persona” y ya luego supe mas de el por el articulo de Ana Maria sobre Santa Balbina y hoy por la informacion añadida por tu parte.
    Bellisima obra la urna del santo.

    • Hombre,
      ¡Menos mal que alguien le echa un piropo a la urna ya que Ana María se he negado! La verdad es que a mi me parece bellísima, no siendo la única de este tipo existente en tierras germánicas o austriacas. En posteriores artículos iremos publicando algunas otras aunque ahora no quiero aventurar nombres.
      Gracias, Abel.

      • Ay, que yo no me he negado. Que es tan hermosa que ni falta hacía decirlo. Si quieres le escribo un soneto a la urna de San Quirino, pero soy un desastre para la poesía.

        Cachondeo aparte, yo de orfebrería no entiendo, sólo que es una maravilla y típica del centro de Europa.

  4. Gracias por este artículo Antonio, a este San Quirino lo conocía nada más por la mención en el martirologio que de el se hace el 30 de marzo, asi como en algunos calendarios, pero nunca antes había visto imágenes suyas y mucho menos leído algo sobre él, por lo que fue bastante interesante. Y creo que esta de más decir que su urna es bellísima.

  5. El día 13 de enero del 2015, el Santo Sinodo del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla ha canonizado a Elder Paisios, monje atonita del siglo XX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*