Santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, virgen fundadora

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Estampa devocional de la Santa a partir de un retrato original suyo.

Estampa devocional de la Santa a partir de un retrato original suyo.

Hija de Francisco Jornet y Antonia Ibars, Teresa nació en Aytona (Lleida) el día 9 de enero del año 1843, siendo bautizada al día siguiente de su nacimiento. Recibió el sacramento de la Confirmación cuando tenía seis años de edad. Su infancia y adolescencia las pasó en Aytona y en la ciudad de Lleida en casa de su tía Rosa, cursando posteriormente estudios de magisterio en la ciudad de Fraga. Allí, tutelada por su tío abuelo, el beato carmelita descalzo Francisco Palau y Quer, obtuvo su diploma de maestra y con diecinueve años de edad ya había conseguido aprobar las oposiciones sacadas por el Ministerio de Educación. Su tío tenía in mente la fundación de varios Institutos religiosos dedicados a la enseñanza – cosa que posteriormente hizo -, y pensaba que su sobrina Teresa podría ser su colaboradora, llevando la dirección de los colegios por él fundados aunque no quisiera ligarse con un compromiso de vida religiosa.

Y en efecto, después de estar destinada como maestra durante un breve período de tiempo en la localidad barcelonesa de Argensola, en el año 1862 Teresa se asoció a las terciarias carmelitas que estaban reunidas bajo la dirección de su tío, haciéndose cargo de la dirección de las escuelas. Pero deseosa de conseguir una mayor perfección, en el año 1868 entró en el convento que las monjas Clarisas tenían en la localidad burgalesa de Briviesca, aunque dos años más tarde tuvo que abandonar el convento a causa de su mala salud; aun así, aquella experiencia la marcó para toda su vida. Se fue a Aytona y cuando se repuso volvió junto a su tío, siéndole confiada de nuevo la dirección de las escuelas dependientes del recién nacido Instituto. Esta experiencia hizo darle un cierto componente carmelitano a su espiritualidad, la hizo madurar y, ayudada por su tío, desarrolló su vida espiritual y organizó su vida de oración. Cuando el beato Francisco Palau murió en 20 de marzo del 1872, sumida en un mar de contrariedades, se separó definitivamente de la obra de su tío abuelo y volvió a su localidad natal.

Escultura ante el Asilo de la Comunidad en Valencia, España.

Escultura ante el Asilo de la Comunidad en Valencia, España.

En el mes de junio se fue con su madre al balneario termal de Estadilla, en Huesca y de regreso a casa, se detuvieron en Barbastro donde casualmente se encontró con el sacerdote Pedro Llacera, que admirado por sus cualidades no podía comprender cómo a sus treinta años de edad Teresa aun no había orientado definitivamente su vida y conociendo la idea de un antiguo párroco de Barbastro que tenía in mente una asociación que cuidara de los ancianos más desamparados, la puso en contacto con él. Así en el mes de junio de ese mismo año contactó de manera providencial con el sacerdote Saturnino López Novoa, que entonces era maestro de capilla de la catedral de Huesca y que estaba fundando una Congregación religiosa que se dedicase a la asistencia material y espiritual de los ancianos de ambos sexos. Teresa, iluminada por Dios, comprendió que aquel era su camino, que Dios la llamaba para esa tarea y así, abandonando su casa, el 11 de octubre entró a formar parte de un primer grupo de jóvenes que el padre Saturnino había reunido en Barbastro, recibiendo el hábito junto con sus compañeras. Como destacó desde el primer momento, el 27 de diciembre fue nombrada superiora general. Fue designada por la autoridad eclesiástica y posteriormente reelegida en los Capítulos Generales de la nueva Congregación.

En el mes de mayo del año siguiente, se fue con un grupo de hermanas a Valencia, donde una asociación católica les ofrecía una casa al recién estrenado Instituto. Ese mismo año, el arzobispo Mariano Barrios Fernández, aprobó las Constituciones confirmando a la madre Teresa como superiora de las “Hermanitas de los pobres desamparados”.

En el 1874, cuando Teresa emitió los votos temporales, se abrió una nueva casa en Zaragoza, inmediatamente seguida por otras fundaciones. En doce años llegaron a tener cuarenta y siete casas abiertas en toda España, en las cuales atendían a los ancianos abandonados. En 1876 les era concedido el decreto de alabanza y el 24 de agosto de 1887 fueron aprobadas provisionalmente las Constituciones, consiguiéndose la aprobación definitiva de las mismas, diez años más tarde.

Uno de sus lemas.

Uno de sus lemas.

En el año 1885 Teresa había agregado a su Congregación a las “Hermanitas de los pobres inválidos” de Santiago de Cuba, adonde había enviado a un grupo de religiosas, que fue el primero de otros muchos envíos de hermanas que consiguieron abrir casas de la Congregación en casi todos los países de América Latina, donde aún continúan.

Cuando en el 1877 emitió los votos perpetuos, comenzó una lucha que duraría mucho tiempo. El Instituto francés de las “Pequeñas hermanas de los pobres” inició una campaña en la que pretendía o la fusión con la Congregación española o el cambio de nombre de las “Hermanitas de los pobres desamparados”. Ella, con fortaleza, pero también con caridad hizo valer los derechos de su Congregación de llevar una vida independiente, aunque en el año 1882 llegó a un acuerdo aceptando que sus hermanas tomaran el nuevo nombre de “Hermanitas de los ancianos desamparados”.

Consumida por sus esfuerzos y débil salud, aunque aún era joven, murió en Llíria (Valencia) el 26 de agosto del 1897, con cincuenta y cuatro años de edad. En aquel momento, su Congregación tenía más de mil doscientas hermanas y ciento tres casas-asilos abiertas, en las que eran atendidos los ancianos pobres.

Urna de la santa en Valencia, España.

Urna de la santa en Valencia, España.

Su espiritualidad era eminentemente cristocéntrica y mariana. Cristo era el origen, el centro, el impulso y la meta de su vida espiritual. Era la razón de su existencia y a Él tenía que servir en todo momento tanto en la adoración eucarística como en la atención a los ancianos. Como Cristo pobre, vivió en pobreza absoluta y totalmente abandonada en las manos de la Divina providencia. Asimismo, María era también otro pilar en el que se sostenía, no sólo por su anterior vinculación con la familia carmelitana, sino también porque desde que llegó a Valencia conoció a la Virgen de los Desamparados. De hecho, en el punto 171 de las Constituciones se dice: “Consagración filial de nuestro humilde Instituto a ella, esforzándonos con amorosa fidelidad a hacerla real y actuante en la comunidad y en la intimidad de nuestra vida espiritual”.

Sus restos permanecieron en Llíria hasta el 1 de junio de 1904, cuando fueron exhumados y llevados a la Casa Madre de Valencia, donde aún continúa. Su Causa de beatificación no se iniciaba porque ella, antes de morir, había insistido en que su Instituto dedicara todos sus fondos a la asistencia de los ancianos y no se promoviera ninguna Causa por motivos de santidad de ninguna de sus hermanas. Aun así, como empezaron a aparecer algunas curaciones debido a su intercesión, la autoridad eclesiástica solicitó la apertura de la Causa, que tuvo una duración muy breve.

Urna de la santa en Valencia, España.

Urna de la santa en Valencia, España.

El proceso informativo se inició en la archidiócesis de Valencia el 23 de abril de 1945, concluyéndose el 7 de marzo del año siguiente. El decreto sobre sus escritos fue promulgado el 4 de abril de 1948 y la introducción de la Causa, el 27 de junio de 1952. El decreto de “non cultu” se aprobó el 27 de noviembre de ese mismo año. Fue declarada Venerable el 22 de enero de 1957, beatificada el 27 de abril de 1958 y finalmente canonizada por el Beato Pablo VI, el 27 de enero del 1974. Su fiesta se celebra el día de su muerte, o sea, el 26 de agosto.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Pietromarchi, E., “La beata Teresa de Jesús Jornet e Ibars”, Roma, 1958
– VV.AA. “Bibliotheca sanctórum, tomo VII2, Città Nuova Editrice, Roma, 1988.

Enlace consultado (12/12/2014):
– www.hermanitas.net

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

23 pensamientos en “Santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, virgen fundadora

  1. Si bien he oído su nombre, de pasadita nomás, es cuando hablaban de la congregación (la cual fui yo quien hizo la pregunta) de las mártires del asilo de Requena, las beatas Josefa Ruano y Dolores Puig, por cierto gracias por contestarme mi pregunta. En cuanto a la fundadora de la Congregación, quién podría pensarlo, un alma al servicio entero de los más abandonados, un modelo de caridad, solidaridad, ahorita cuando más la pobreza aumenta, lo podemos ver en cada esquina, (bueno, al menos he visto algo), es cuando deberíamos ser solidarios, ella vió a Cristo en el anciano abandonado, mi mas sincera admiración.

    • Muchas gracias, René, por tu comentario.
      Fíjate que Santa Teresa, después de haber tenido una experiencia como docente y otra como monja de clausura, finalmente se decidió por entregarse al cuidado de los ancianos desamparados. ¿Por qué lo hizo?. Cierto es que le influyó el Venerable Saturnino (de quién se escribirá mañana), pero sobre todo lo hizo porque vio en ese anciano o en esa anciana al mismísimo Cristo y se le quedaron grabadas las palabras de “a quien esto le hacéis, a mi me lo haceis”.
      Yo tengo la suerte de vivir muy cerca de un asilo de ancianos dirigido por estas religiosas y puedo asegurarte que siempre las he sentido y visto muy entregada a quienes allí están residiendo.
      ¿Es esta una Congregación muy extendida en tu país o solo tuviste conocimiento de ella a través de sus dos hijas mártires?

      • Pus fijate que no sabria decirte, solo conoci la congregacion por sus dos hijas martires (soy mexicano pero me inreresan mucho los martires de su pais) aqui en Veracruz no sabria decirte, no es tan frecuente ver religiosas

        • Gracias, René, por tu apreciación sobre mi artículo de sus dos hijas mártires. Un comentario en el mismo no estaría de más, pero en cualquier caso siempre es bueno saber que el esfuerzo de una no cae en saco roto. 🙂

  2. Uno de los problemas más tristes que hay en nuestra sociedad es el rezago en que se tiene a las personas decla tercera edad. Se les tiene arrinconadas y se les considera inútiles o una carga para la sociedad. No creo que muchos casos sean diferentes a cuando Santa Teresa comenzó su obra para los los ancianos. Por ello creo que además de ser la suya una obra verdaderamente cristiana, lo es de gran valor social.
    En el Oratorio donde yo asisto, hay un grupo decla Tercera Edad, muchas de esas personas las conozco desde niño y muchas de ellas han pasado ya a la casa del Padre. De estas personas he aprendido su empeño y dedicación, su jovialidad y su juventud. Es increíble como muchas veces, en las fiestas, ellas le dan el ambiente y la animación. Por ello, he sintonizado muy bien con el espíritu de esta Santa cuando se trata de cuidar y respetar a las personas mayores. En México las personas de la Tercera Edad ya no son vistas con respeto como antes, en lo personal siento tristeza cuando los muchachos tratan con desprecio a sus abuelos u otras personas con canas. Ojalá y todos los cuidáramos y respetáramos como se merecen.
    En el barrio de Zoquipan de Zapopan, hay un asilo atendido por sus hijas. Algunas de ellas españolas. Allí me regalaron algunas estampas suyas, una con reliquia y otra del Padre Saturnino, que le orientó en la fundación de su instituto.
    Debo concluir que Ana María debe sentirse muy orgullosa de vivir en Valencia, tierra de muchos Santos y que también resguardan sus sepulcros.
    Saludos.

    • Es cierto lo que dices, Humberto. Para muchos, muchísimos, los ancianos son una carga independientemente de que antes, a quienes ahora les estorban, hayan vivido a costa de ellos. Si muchos ancianos con hijos y familias son una carga para ellos, qué no decir de tantos millones de ancianos pobres, que por haber vivido toda su vida en pobreza y abandono ahora son doblemente vulnerables.
      Cuanta razón lleva el Santo Padre Francisco cuando insiste una y otra vez en que los niños y los ancianos son quienes más deben ocupar nuestra atención.
      Santa Teresa (y bien es verdad que otras y otros fundadores) han visto especialmente en ellos a Cristo y por eso, por ese amor a Cristo y amor a los propios ancianos, se dedican completamente a cuidarlos, sanarlos, lavarlos, alimentarlos, consolarlos y finalmente, prepararlos para el tránsito final.
      En este mundo cada vez más materialista, que vive cada vez más bajo el poder del dinero, esta labor es fundamental. Pero no es solo una labor que deben realizar estas religiosas, sino que también cada uno de nosotros, en el ámbito donde nos movamos, debemos tener un especial cuidado con ellos. Esos ancianos de hoy han construido el mundo en el que vivimos y los bienes de los que disfrutamos.

  3. Ahora mismo no puedo leer el articulo completo por falta de tiempo y acumulación de trabajo. Pero no puedo dejarlo pasar sin expresar toda la admiración que siento por esta santa y por la congregación que ella ha fundado.

    De entre muchisimas congregaciones y ordenes religiosas que existen y que sirven a Cristo en el mas necesitado, son las hermanitas de los ancianos desamparados quienes siempre logran enternecerme. Realmente, para mi, ver a un anciano completamente solo, necesitado y enfermo es algo que me toca en lo mas profundo del alma, y saber que estos angeles dedican su vida a darle todo el amor y la compañia que les falta, y aveces estamos hablando de abuelitos que tuvieron 5, 6 o mas hijos y que hoy estan completamente solos.

    Muchas veces esta comunidad puede pasar desapercibida por su ausencia en los santorales, con exepción de la fundadora y algunas martires, y porque sirven a los ancianos, aquellos “estorbos” que ya no pueden aportar gran cosa a la sociedad.

    “Que no se gaste dinero y recursos en procesos de Canonización para las hermanas si no que todo sirva para nuestros ancianos” era un pensamiento de Santa Teresa Jornet que nos deja ver como esta mujer se movia integramente por la inspiración del Espiritú Santo y el fuego de la caridad que la consumia.

    Muchas gracias Antonio por presentarnos a esta gigante de la caridad cristiana y que espero pueda leer tu articulo muy pronto. solo me gustaria preguntarte si Santa Teresa Jornet ha sido proclamada oficialmente patrona de la ancianidad?

    • Jhonatan,
      A mi también me impactó su deseo de que “no se gaste ningún dinero en Causas de beatificación y dedíquese ese dinero a atender a los ancianos”. Ese deseo de la santa no solo demuestra que para ella los ancianos eran lo primero, sino que preveía que en su Congregación podría florecer la santidad, ya que esa labor realizada con cariño, santifica a quienes la realizan. De hecho, las Causas en curso no son promovidas por ellas, sino por las diócesis en las que trabajan.

      Y en lo que preguntas a si Santa Teresa es la patrona de la ancianidad, que yo sepa, oficialmente no lo es aunque debería serlo, Se que en Italia, San Juan XXIII, el 26 de mayo de 1961 proclamó como patrona de los ancianos italianos a Nuestra Señora de la Consolación.

      • Toño, en México hace ya más de 15 años, tal vez aún más, San Juan Pablo II proclamo a Santa Teresa de Jesús Journet como Patrona de los ancianos mexicanos, el único pero es que esta noticia no se ha difundido y por tanto, además de que casi no se conoce a la santa, su patronazgo pasa de noche.
        Saludos.

          • Yo, que he enviado una enorme cantidad de estampas de Santa Teresa Jornet, he de decir que en casi todas consta como “Patrona de la Ancianidad”, así tal cual. Otra cosa es que sea algo oficial, universal, o que sea algo que le ha dado por poner al que ha hecho la estampa, que creo que era la Orden de las Hermanitas misma. Yo informo…

  4. Santa Teresa Jornet es tan conocida y la tenemos tan arraigada en tierras valencianas, que yo de niña creía que era una santa valenciana e incluso nacida en Alzira, que es donde yo conocí a las Hermanitas, por la casa-asilo que allí tienen, en la avenida Luis Suñer. Luego me enteré que en realidad era catalana de nacimiento, aunque su vinculación con mi tierra era notable por razones ya descritas en el artículo.

    Humberto dice bien cuando comenta que puedo sentirme orgullosa de la santidad en tierras valencianas, aunque desafortunadamente aún no he tenido ocasión de visitar a esta Santa en la capital, cuyo conocimiento mío en persona se reduce a la imagen que podemos ver de ella en el céntrico templo gótico de Santa Caterina mártir:

    http://fav.me/d47s4f6

    http://meldelen.deviantart.com/art/Santa-Teresa-Jornet-103842462?ga_submit_new=10%253A1422124264&ga_type=edit&ga_changes=1

    Sobre lo que decís de cuidar y amar con respeto a los ancianos, no puedo estar más de acuerdo y es verdad que mucha gente -no sólo los jóvenes- es cruel e injusta con ellos; pero también es verdad que a menudo los ancianos son gente difícil de tratar y me he encontrado con algunos que… en fin, que las Hermanitas llegan a ser unas santas en muchos aspectos, no sólo por la gran labor que hacen, sino porque a veces sus atendidos no serán pacientes fáciles de tratar. Yo las veo muy a menudo por Valencia y por Alzira, con su característico hábito, que no han abandonado tras el Concilio Vaticano II, aunque bien es cierto que cada vez las hay menos españolas y que empiezan a venir las vocaciones de ultramar.

    • Cuidar a los ancianos es un deber moral, sean cascarrabias o no lo sean y yo estoy convencido de que estás de acuerdo conmigo.
      Es cierto que conforme avanzamos en edad, en muchisimas ocasiones, nos volvemos más raros, más maniáticos, más gruñones, pero eso pasa ahora, pasó antes y volverá a pasar a quienes ahora son jóvenes. Conforme se avanza en edad, se avanza en los achaques y esto afecta al ánimo. Así es la realidad y por desgracia, esa es una de las razones por las cuales a muchas familias les estorban los ancianos, son una carga para ellos.
      Pero no podemos olvidar que lo que tenemos se lo debemos a ellos y que nosotros también llegaremos a serlo. Por eso, a todos aquellos que atienden a los ancianos, ya sean sus familias o más aun, a este tipo de religiosas, tenemos que tenerles todo nuestro reconocimiento por la ingente labor social que hacen con parte de la población más desprotegida. Los ancianos y los niños son las personas más vulnerables.

  5. Gracias por presentarnos a esta gran Santa.
    Desde luego que Santa Teresa Jornet hizo una gran labor por los ancianos más necesitados, ella y Dº Saturnino iniciaron un carisma muy necesario en la sociedad española de aquellos años, donde los ancianos que no tenían a nadie a menudo quedaban bagando de un sitio en otro con muchas necesidades. La rápida y extensa expansión que desarrollo la congregación en tan poco tiempo se debió precisamente a esto, a que el carisma era muy necesario en todas las diócesis (recibió numerosas peticiones de obispos para que se instalaran en dichas diócesis).
    Ya existían,como bien has dicho, carismas parecidos en países vecinos, pero Sta Teresa y Dº Saturnino lo adaptaron muy bien a “exigencias” de nuestro país y por eso mismo dejaron de colaborar con la congregación francesa.

    Como ya hemos hablado, en la cripta de la Casa Madre de las Hermanitas de los Ancianos Desaparados ( Valencia), fueron trasladados sus restos mortales y también los del Venerable Saturnino. Allí queda una lapida muy bonita que hoy en día esta bacía.¿Lo que en la actualidad veneremos es su cuerpo incorrupto? ¿ o es una figura yaciente que contiene sus reliquias?.

    .

    • Antonio, se me olvida comentarte que desconocía por completo que Sta Teresa Jornet era sobrina de un gran fundador y beato, Francisco Palau.
      Vemos otro ejemplo de la santidad en la misma familia, y es un caso curioso en esta familia de santos lo que se dio, porque ambos siguieron carisma diferentes y no permanecieron en el mismo. Casos así imagino que se darán poco.

      Aprovechando la ocasión, espero que pronto se escriba sobre el Beato Frascisco Palau (de los mártires de su congregación si que nos hablaste). Es muy interesante su vida y fundación, la que si no me equivoco fue suprimida tiempo después de su muerte.

      • Lo que vemos en la urna, David, es una figura que contiene los restos de la santa. Que yo sepa, su cuerpo no se conserva incorrupto y, estarás de acuerdo conmigo en que esta circunstancia es anecdótica, no quita absolutamente nada a la grandeza de Santa Teresa Jornet.

        Escribiremos sobre el beato Francisco Palay y Quer, si Dios quiere y quiero aclararte que las Congregaciones Femeninas fundadas por él siguen existiendo. Los que desaparecieron fueron los Hermanos Carmelitas Terciarios de la Educación, pues los pocos religiosos que tenían fueron masacrados en la guerra civil y el único superviviente no pudo – o no le dejaron – reiniciar la vida de la Congregación. De esto ya hemos hablado en otra ocasión.

  6. Antonio creo que sere el ultimo en comentar tu magnifico articulo sobre esta santa catalana,pero valenciana de adopcion.
    Parece mentira que conociera tan poco sobre ella,y mira que estan sus restos en Valencia…
    Sobre lo tardio de su vocacion real,hay gente que puede estar varias decadas sin saber cual es el camino que debe seguir y otras lo hacen a muy temprana edad,no deberia haberle extrañado tanto al sacerdote Pedro Llacera ese tema en la futura santa,aunque claro..era otra epoca.
    La labor del cuidado de los ancianos,a la cual me dedico esporadicamente es un trabajo en el que hay que tener aguante,pues te puedes encontrar de todo,pero por achaques de enfermedad u otras cuestiones es normal que sean algo huraños,aunque cambia su forma cuando llevas un tiempo con ellos,no es un trabajo facil,no,pero debemos tener en cuenta que si Dios quiere todos llegaremos a ancianos.
    Gracias por tan buen articulo sobre la santa,Antonio.

    • Gracias a ti, Abel, por tu comentario.
      El Espíritu de Dios sopla en el interior del alma cuando menos te lo espera. Los designios de Dios (nuestra salvación, nuestra vocación) sobre cada uno de nosotros nos llega en todo momento, pero es posible que nosotros no sepamos atinar a la primera.
      Ella tanteó el tema de la enseñanza y vio que no era su camino, tanteó la vida de clausura y tampoco lo fue y Dios hizo que se cruzara en su camino el Ven. Saturnino y en ese momento saltó la chispa y vio ella cual era su vocación. No es el único caso ni lo seguirá siendo. Acordémonos por ejemplo de San Agustin Aurelio.

  7. Un a de las primeras santas que quise investigar cuando era adolescente, en aquel tiempo 1994, no existia la internet, y soñaba con tener una imagen e informacion de ella, hoy en dia 2015 se pueden conseguir por google todas las imagenes de santos y beatos que uno desea conseguir.

    ahora con respecto a la fundacion, entonces en realidad el que fundo el instituto fue el Venerable Saturnino Lopez Novoa y no en realidad en si Santa Teresa Jornet, ella dirigio la congregacion y fue superiora general pero la iglesia la venera como la fundadora principal de la orden, tambien desconocia el conflicto que tenian con las pequeñas hermanas de los pobres, espero no hallan sido las de Santa Juana Jugan, ya que la madre Jugan es un modelo de virtudes cristianas y no creo que tuviera en vida conflictos con ninguna religiosa, murio exactamente un mes y 4 dias antes que su tocaya Santa Teresa del Niño jesus en Lisieux, francia.

    como dato Santa Teresa Jornet es la patrona general de todos los ancianos y ancianas del mundo, incluso todos los 26 de agosto de cada año se celebra el dia del anciano, por lo menos aqui en Venezuela se celebra el dia del anciano (aqui lo llaman del adulto mayor)

    • Otra cosa que me llama poderosamente la atencion es que Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados son de las pocas ordenes que actualemnte conservan el habito original desde que fueron fundadas, he visto las fotos de las hermanas en la actualidad y conservan el habito de origen, no se sujetaron a los cambios impuestos a partir del concilio vaticano II, igual que las hermanas de la compañia de la cruz de Santa Angela de la Cruz que no quisieron cambiar de habito sino conservar el original, ojala existieran mas congregciones ya que el estandarte original les aporta mas respeto mas santidad, y aunque el habito no hace al monje o a la monja, hay que estar claros que hoy en dia hay congregaciones sujetas al cambio postvaticanista en donde ya ha desaparecido en si el habito religioso y visten todas de seglares, se ha secularizado tanto, los curas y hermanos sin distintivos religiosos, las hermanas sin velo, algunas hasta usan pantalon, solo uno sospecha que sean hermanas por la cabellera corta les resto pasan desapercibido como seglares. Muchisimos saludos, un abrazo desde Venezuela, bendiciones para todos ustedes

      • Juan, gracias por tus comentarios.
        La Congregación de las Pequeñas Hermanas de los Pobres es la fundada por San Juana Jugan y el que existieran esas polémicas a cuenta del nombre no hay por qué achacárselas a la santa francesa, sino más bien a sus hijas. Fíjate en el detalle de que esos desencuentros coinciden en el tiempo con la muerte de Santa Juana, que murió en el 1879.

        Y con respecto a si las Ordenes y Congregaciones religiosas deben o no deben seguir con sus hábitos de antaño, es algo discutible. Yo creo que hay casos y casos. No veo a los monjes de vida contemplativa vistiendo pantalones dentro de los monasterios, pero tampoco veo a religiosos/as vestidos con todos sus atavíos en barriadas marginales o en misiones. Todo esto es discutible y desde luego, yo no estoy en contra de las normas dictadas por el Vaticano II.

  8. Cuando el Padre López Novoa estaba en Barbastro en 1855, fue fundada la Casa Amparo para asistir a ancianos y niños; se trataba de un patronato civil, pero enseguida se llamó a las Hijas de la Caridad para que colaborasen. Puede que ese fuese el germen de la creación de esta orden específica de ancianos que la Madre Teresa Jornet supo impulsar. Las Hermanitas siguen presentes ahora que ya hay más residencias públicas y privadas, pero no suficientes. Todos los años por Navidad ponen un gran Belén con luces,movimiento y música (tanto en Huesca como en Zaragoza), atravesamos salas y pasillos, y los residentes y las hermanas nos reciben encantados, más si llevamos críos. Siempre me dan sensación de paciencia, serenidad y paz.

    • Gracias, Marian, por esa información.
      Es bastante normal que en centros de ese tipo se monten los belenes típicos de la Navidad. Para mi, este hecho tiene una doble ventaja: no se pierden las tradiciones y se ayuda a poner en contacto a niños con ancianos que normalmente no conocen, ya que salvo con sus abuelos, los niños no tienen contacto con los ancianos. Poner en contacto a unos con otros creo que es importante para la educación integral del niño, ya que la educación no debe consistir solamente en facilitar unos conocimientos científicos, sino también en propiciar las relaciones sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*