San Teotonio, canónigo de Coimbra

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Tabla del Santo, obra de Nuño Gonçalves, siglo XV. Museo Nacional de Lisboa, Portugal.

Tabla del Santo, obra de Nuño Gonçalves, siglo XV. Museo Nacional de Lisboa, Portugal.

San Teotonio nació alrededor del año 1080, en Tuy (Pontevedra), luego era gallego, español de nacimiento. Existe una tradición portuguesa que lo hace oriundo de Valença. Sus padres –Oveco y Eugenia-, lo educaron religiosamente y lo pusieron bajo la tutela se su tío Cresconio, que era obispo de Coimbra (Portugal), el cual lo educó en las artes literarias (gramática, filosofía y teología) y en el canto, según la costumbre de la época, bajo la guía del archidiácono Tello.

Cuando murió su tío, fue recibido en la diócesis de Viseu, que era sufragánea de Coimbra, y en ella se ordenó de sacerdote, destacándose por sus virtudes y por su celo pastoral. Por este motivo fue elegido prior (deán) de la catedral de Viseu, cargo en el que estuvo poco tiempo, pues renunció a él a fin de realizar una peregrinación a Jerusalén.

Cuando volvió de Tierra Santa, aunque le propusieron nuevamente su puesto, no lo aceptó y ni siquiera aceptó ser elegido obispo de Viseu, cargo que le fue ofrecido de manera insistente por el conde Enrique y la reina Teresa “con el consenso de todo el clero y del pueblo”. Como simple sacerdote, se dedicó de manera intensa a la predicación y al apostolado del confesionario, granjeándose el cariño y la simpatía de todas las clases sociales, por su caridad, pureza de vida y libertad evangélica.

Relicario del cráneo en el monasterio de la Santa Cruz de Coimbra, Portugal.

Relicario del cráneo en el monasterio de la Santa Cruz de Coimbra, Portugal.

Pasado un cierto tiempo, emprendió una nueva peregrinación a Jerusalén, visitando todos los santos lugares de Palestina, contactando con los canónigos regulares de la basílica del Santo Sepulcro, que le propusieron formar parte de aquella comunidad. Sin embargo, no aceptó el ofrecimiento, prometiendo hacerlo cuando realizara a Tierra Santa el tercer viaje que tenía “in mente”. Según la tradición, en uno de estos viajes trabó amistad con San Bernardo de Claraval. En estos tiempos, en los cuales Portugal pretendía independizarse del reino de León, Teotonio se alió con el Infante Don Alfonso Henriques, que llegaría a ser el primer rey portugués y del cual fue su consejero.

De regreso a Portugal, pronto comenzó la preparación del proyecto de este tercer viaje, pero fue disuadido por su antiguo amigo Tello, que junto con otros diez sacerdotes, estaban proyectando la construcción del monasterio de la Santa Cruz en uno de los suburbios de Coimbra. Teotonio se adhirió con entusiasmo a esta iniciativa, formando junto a ellos la primera comunidad de este monasterio, asumiendo las Reglas de los Canónigos Regulares de San Agustín y siendo elegido como su primer prior.

A la cabeza de este nuevo monasterio, dio pruebas más que suficientes de sus cualidades de hombre de gobierno y de sus virtudes, por lo que la fama de su santidad contribuyó al rápido desarrollo de esta nueva fundación. Se le atribuye el don de clarividencia y de milagros. Después de veintiún años de priorato renunció al mismo, pasando los últimos diez años de su vida en la más estricta observancia de la Regla, dedicándose a la oración y a la penitencia. En el 1153, el Papa Adriano IV le ofreció el obispado de Coimbra, pero él se negó de nuevo.

Tumba del santo en el monasterio de la Santa Cruz de Coimbra, Portugal.

Tumba del santo en el monasterio de la Santa Cruz de Coimbra, Portugal.

Teniendo más de ochenta años de edad, murió el 18 de febrero del año 1166, siendo sepultado en la sala capitular del monasterio. Fue canonizado por el Papa Alejandro III un año después de su muerte, convirtiéndose de esta forma en el primer santo portugués oficialmente canonizado. En el año 1630 fueron exhumados sus restos, trasladándose cerca del altar mayor. En aquel momento, un brazo del santo fue regalado al monasterio de San Vicente de Lisboa, y el otro a la catedral de Viseu.

A finales del siglo XVI empezó a ser conmemorado en los martirologios el día 18 de febrero, o sea hoy, celebrándose su fiesta con Oficio propio en las catedrales de Braga, Evora, Coimbra, Leiria y Viseu. Es el santo patrono de la ciudad de Viseu y de su diócesis.

Antonio Barrero

Bibliografía:
Analecta bollandista LX., 1942.
– B. de Gaiffier, “Hispana et Lusitana”, Analecta bollandista, LXXVII, 1954.
– O’Malley, E.A., “Tello and Theotonio, the Twelfth-Century Founders of the Monastery of Coimbra”, Washington, 1954.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctorum, tomo XII”, Città Nuova Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “San Teotonio, canónigo de Coimbra

  1. Pues peregrinar dos veces a Jerusalén y tener intención de ir una tercera, en plena Edad Media, ya lo hicieras a pie -una auténtica locura- o en barco -más lógico, aunque también muy peligroso- no es moco de pavo. Había gente que vivía y moría en el camino de peregrinación, a veces sin llegar nunca a su destino, o no llegaba a regresar jamás a su hogar, por mil circunstancias que le podían acontecer en el camino. Era una heroicidad que poco tiene que ver con las rutas de peregrinación actuales, donde si te salen ampollas en el pie, coges la bici, el coche, un autobús o te dejas de moñadas y tomas el avión… y santas pascuas. Pero decir lo que hizo este Santo de hoy en vida se dice muy rápido y se piensa realmente poco lo que debió suponer. ¡Casi nada!

    • Eso que dices es cierto. Hoy, nos montamos en un avión y en cinco o seis horas hemos cruzado el atlántico, mientras Colón tardó más de dos meses.
      Peregrinar a pie o en burro, en la Edad Media e incluso ahora, es un suplicio y más si el peregrinaje es de Portugal a Tierra Santa y por partida doble, aunque no debió cansarse mucho cuando tenía in mente hacerlo por tercera vez. O era un peregrino nato o tenía algo de masoca.(sin querer faltarle al respeto).
      Hizo bien en quedarse en Coimbra y realizar la labor que hizo, al menos fue más productiva.

  2. Te voy a platicar una anécdota sobre este Santo. Yo lo conocía sólo por nombre y en una ocasión, en una librería vendían la vida de los santos en dos tomos, edición rústica, y daba la casualidad que sólo tenían el primer tomo. Lo hojee y me di cuenta que venía la vida de este Santo (que por cierto tenía algunas incongruencias en mis registros) y decidí comprar el tomo, imagina la calidad del mismo pues era con forro de plástico. Había biografías de otros santos que me daba referencia útil. Pues resulta que el libro traía una mala impresión, con páginas repetidas y también faltantes. Era un sábado y me desesperé, volví el lunes a la librería para cambiar el ejemplar y los pocos que quedaban estaban en las mismas condiciones. Así que no me quedé con el libro y me dio pena este suceso. Sin embargo, aproveché el fin de semana para transcribir los datos que me eran útiles. Este es el recuerdo que tengo unido a este santo.
    Por cierto, la foto que encabeza el artículo lo representa como abad. Yo solamente lo tengo referido como fundador del Monasterio de la Santa Cruz de Coimbra. ¿Es también eso?
    Y para terminar: ¿ese Monasterio de la Santa Cruz es donde vivió San Antonio de Padua antes de ser franciscano?

    • No, abad no fue. Fue prior del monasterio de la Santa Cruz en Coimbra, aunque yo desconozco si en aquella época los priores llevaban báculo y mitra.
      En ese monasterio es donde vivió y estudió San Antonio de Padua y allí es donde se encuentran las reliquias de los protomártires franciscanos de Marruecos. Yo lo he visitado (está a algo más de 500 kilómetros de mi ciudad) y es una maravilla, aunque a decir verdad, toda la ciudad lo es.

  3. Le leido este texto y no me resisto a transcribirlo:
    Los nombres de los 21 mártires coptos.
    El asesinato de los 21 cristianos coptos a manos del Estado Islámico fue un martirio en toda regla. Conocemos más detalles en la Agencia Fides gracias al obispo copto católico de Giuzeh, Anba Antonios Aziz Mina: “El video de las ejecuciones se ha realizado como si se tratara de una terrible representación cinematográfica, con el objetivo de sembrar el terror. Sin embargo, en ese producto diabólico del horror sanguinario, se ve que algunos mártires, en el momento de su tremenda ejecución, repiten ‘Señor Jesucristo’”. “El nombre de Jesús fue la última palabra que pronunciaron sus labios. Como en la pasión de los primeros mártires, se confiaron a aquel que poco después les acogería. Así celebraron su victoria, la victoria que ningún carnicero les podrá quitar. Ese nombre susurrado en el último instante fue como el sello de su martirio”.

    Son palabras que uno no puede leer sin emoción. Decapitados, como ha declarado el Papa, “solamente por el hecho de ser cristianos”, las puertas del cielo se han abierto para ellos. Uno no puede dejar de pensar en los mártires de los primeros siglos, que les precedieron, y en cómo las comunidades cristianas mantenían su recuerdo. Lo primero, saber más de ellos. Por eso me parece importante saber quiénes eran, de dónde venían, cómo eran sus vidas. Sabemos ya que procedían de los alrededores de Minya, en Egipto y que 13 de ellos eran del pueblo de Al-Our.

    Nos llegan las primeras declaraciones de sus familiares. Shenouda Nagaty Anis, hermano del mártir Lucas Nagaty Anis, ha declarado: «Cuando lo hemos sabido, mi madre ha venido a casa y se ha deshecho en lágrimas. Pero estamos orgullosos de ellos porque han mantenido la fe hasta el último momento». Y Beshir Astafanous Kamel, que ha perdido a dos hermanos, decía: «No consigo aún hacerme a la idea de que no los volveré a ver. Los han matado sólo porque eran cristianos… pero el nombre de Jesucristo estaba en sus labios cuando los mataron». Impresiona la fe de esta gente.

    Vamos también sabiendo los nombres de los mártires, según ha hecho público la iglesia copta de Egipto (falta por identificar uno de ellos). Porque no son un número, porque tienen nombre propio, rostro propio, familias propias. Aquí está la lista:

    1. Milad Makeen Zaky
    2. Abanub Ayad Atiya
    3. Maged Solaiman Shehata
    4. Yusuf Shukry Yunan
    5. Kirollos Shokry Fawzy
    6. Bishoy Astafanus Kamel
    7. Somaily Astafanus Kamel
    8. Malak Ibrahim Sinweet
    9. Tawadros Yusuf Tawadros
    10. Girgis Milad Sinweet
    11. Mina Fayez Aziz
    12. Hany Abdelmesih Salib
    13. Bishoy Adel Khalaf
    14. Samuel Alham Wilson
    15. un trabajador de un pueblo de Awr
    16. Ezat Bishri Naseef
    17. Lucas Nagaty Anis
    18. Gaber Munir Adly
    19. Esam Badir Samir
    20. Malak Farag Abram
    21. Sameh Salah Faruq

    • Que Dios los tenga y que allí descansen en gloria todos ellos, y todos los que mueren cada día victimas de la barbarie.

    • Es un “pequeño” homenaje para este grupo de martires que yo,y seguro que el resto de compañeros y lectores,te agradecemos Antonio.
      Ahora hay un nuevo grupo secuestrado,esto es un sinvivir.

      • Ya lo se, Abel. Estos bárbaros seguirán cometiendo estos crímenes como la Comunidad Internacional no se tome en serio este gravísimo problema que nos amenaza a todos.

        • Ayer me enteraba en las noticias que el estado islámico quemó a 45 personas vivas. No detallaba si fuera por causa de religión, pero independientemente si lo fuera y peor si no lo es, es una verdadera salvajada lo que unos cuantos y sin fundamentos, hacen en nombre de Dios.

    • Paz a los mártires.
      La comunidad internacional ya está tardando en tomar cartas en el asunto, y las pobres medidas o reacciones que he visto no son más que mero racismo e islamofobia, cuando los mismos musulmanes de buena voluntad condenan estas atrocidades.
      Cómo se nota que alguien no está sacando tajada de todo esto. Mete barriles de petróleo en medio y verás como fluye la cosa.

  4. Antonio gracias por el articulo sobre el primer santo canonizado “oficialmente”de portugal (aunque fuera oriundo de Tuy,en Pontevedra).
    Pienso que hubiera pasado si el santo hubiera llegado a realizar la tercera peregrinacion a Tierra Santa…¿Se hubiera quedado alli formando parte de la comunidad de los Canonigos regulares de la Basilica del Santo Sepulcro?
    Son especulaciones,pero esta bien hacerlas,no?jejeje.
    Mencionas casi al principio a una reina Santa Teresa,me imagino que de Leon.
    No se si Ana Maria podria aclararmelo.
    Muy bella el busto relicario que contiene el craneo del santo.

    • Qué hubiera pasado si hubiera hecho el tercer viaje a Tierra Santa, solo Dios lo sabe. Lo real es que se quedó en Coimbra.

      La reina Teresa que menciono al principio del artículo no es Santa Teresa de Portugal, ya que San Teotonio murió en el año 1166 y Santa Teresa de Portugal nació diez años más tarde, o sea, en 1176. Fue infanta de Portugal y reina consorte de León.

  5. Coimbra es una ciudad preciosa que ojala y algún día pueda visitar, si lo hago, no dejaré de visitar este monasterio de la Santa Cruz.

    La vida de San Teotonio es muy interesante. En mi opinión, fue un valiente adelantado a su tiempo, no solo por sus largos y repetidos viajes, sino por su humildad a lo hora de rechazar en repetidas ocasiones un puesto eclesiástico tan importante.
    También renuncio al cargo de prior tras llevar unos cuantos años, se ve aquí también su humildad y despego de la cosas terrenas. Otros habrían cogido el puesto de obispo a la primera y no habrían renunciado al priorato aunque se lo mandara el Papa 🙂 🙂

    ¿Sabes si en Galicia, su tierra natal, hay reliquias suyas?. Lo pregunto por la cercanía geográfica que tienen ambas tierras.

    Gracias Antonio.

    • Es posible que las haya porque desde Compostola se intentó ramplar con todo lo que se pudo, pero yo solo las tengo localizadas en Coimbra, Lisboa y Viseu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*