Santos mártires coptos de Libia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono copto de los 21 mártires, obra de Tony Rezk.

Icono copto de los 21 mártires, obra de Tony Rezk.

El sábado pasado, día 21 de febrero, Su Santidad Tawadros II, Papa de Alejandría y Patriarca de la Iglesia Copta Ortodoxa, anunció que los 21 mártires coptos asesinados en el mes de enero por el IS en Libia serán incluidos en el Synaxarion Copto, conmemorándose su martirio el día 8 del mes Amshir, o sea, el 15 de febrero del calendario gregoriano, día en el que además la Iglesia Ortodoxa Copta conmemora la fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo. Tengamos en cuenta que el calendario litúrgico copto es el juliano que tiene trece días de diferencia con el calendario gregoriano.

El asesinato de estos 21 cristianos coptos a manos del Estado Islámico fue un martirio en toda regla. El obispo copto católico de Giuzeh, Anba Anthonios Aziz Mina, dijo a la Agencia Fides que “aunque el video de las ejecuciones se ha realizado como si se tratara de una terrible representación cinematográfica con el objetivo de sembrar el terror, sin embargo en este vídeo se ve como algunos mártires en el momento de su terrible ejecución repiten las palabras “Señor Jesucristo”. El nombre de Jesús fue la última palabra que pronunciaron sus labios. Como en la pasión de los primeros mártires, se confiaron en Aquel que poco después los acogería en su seno. Así celebraron su victoria, la victoria que ningún carnicero les podrá quitar. Ese nombre susurrado en el último instante fue el sello de su martirio”.

La comunidad internacional, toda persona de buena voluntad, se estremeció al ver este vídeo y todos se solidaron con la Santa Iglesia Copta, maltratada y castigada por los asesinos de IS, pero que contaba con 21 nuevos mártires. El Santo Padre Francisco, en una comunicación con Su Santidad Tawadros II, le decía emocionado que “habían sido decapitados por el solo hecho de ser cristianos y que esos mártires lo eran de la Iglesia universal”.

Detalle de los rostros de los mártires en el vídeo difundido por sus verdugos.

Detalle de los rostros de los mártires en el vídeo difundido por sus verdugos.

En este blog hemos escrito infinidad de veces sobre santos mártires de los primeros siglos de la Iglesia y no puede pasar un solo día más sin que escribamos sobre estos nuevos santos contemporáneos. Por eso es de vital importancia saber quiénes eran, de donde venían, cómo vivían. Sabemos que procedían de aldeas cercanas a Minya en Egipto y que trece de ellos eran de la localidad de Al-Our, donde habían trabajado en los campos de trigo y de alfalfa, y donde habían jugado y correteado entre vacas, cabras y burros. Fue el hambre y la miseria quienes les empujaron hacia Libia buscando trabajo.

Aunque no dispongamos de mucha información, demos al menos algunos datos. El 6 de mayo del pasado año, tras varias semanas de vacilaciones, el joven Yusef Shukri hizo la maleta y se puso en camino hacia la ciudad de Sirte. Aquel mismo día, otros vecinos de El Our iniciaron el mismo viaje. Todos terminaron en manos de los asesinos de IS quienes los decapitaron en una playa de Tripolitania. Estos días, en Internet hemos podido acceder a algunas declaraciones de algunos familiares, quienes llenos de fervor y orgullosos de sus mártires, sólo han tenido palabras de fe, esperanza y amor.

Yusef Shukri es el primero que aparece desfilando con las manos atadas y el mono naranja. Su hermana Malak, que vio el terrible vídeo, dice: “Lo reconocí al momento. Murió degollado pero con el nombre de Jesús en la boca. Es un mártir. Nosotros vivimos en un pueblo de campesinos y aquí no hay trabajo; por eso mi hermano, después de hacer el servicio militar obligatorio decidió marcharse a Libia. Hablé con él el día 2 de enero y estaba muy preocupado porque a finales de diciembre, los del IS habían secuestrado a un grupo de emigrantes de nuestro pueblo que vivían en Sirte. Al día siguiente, mi hermano corrió la misma suerte”.

Instantánea de uno de los mártires pronunciando el nombre de Jesús antes de morir.

Instantánea de uno de los mártires pronunciando el nombre de Jesús antes de morir.

La alarma había saltado cuando el 28 de diciembre fue secuestrado Samuel Alhan, un fontanero de 30 años junto con otros seis cristianos coptos. Era mediodía, habían dejado Sirte y llevaban algo más de media hora en la carretera cuando unos encapuchados les dieron el alto y los secuestraron. Bebaui, hermano de Samuel dice: “Derramaron su sangre porque eran egipcios y coptos, pero su muerte no será en vano. Su asesinato servirá para que muchos conozcan realmente lo que es el Estado Islámico, que no son ni musulmanes ni cristianos; no tienen relación con ningún Dios”.

Emad Suliman dice que aquel primer secuestro puso a los yihadistas sobre la pista de resto de cristianos coptos que residían en Sirte. “Según nos han contado algunos musulmanes que vivían por los alrededores, los yihadistas les obligaron a revelar su domicilio. Los terroristas llegaron con un listado de objetivos preguntando nombre por nombre. Mi hermano Maged fue capturado por los muyahidines la madrugada del 3 de enero en el asalto a la casa que compartía con otros doce compañeros”.

Jalaf Henin, primo del más joven de los mártires, Milad Makkin, que sólo tenía 21 años de edad, dice que “desesperado por la falta de trabajo y forzado por la penuria familiar, se enroló en el pelotón que marchó hacia Libia. Primero fueron en autobús a Alejandría y desde allí marcharon a Libia. Nunca quisimos que se fuera porque escuchábamos que había problemas. De hecho, aplazaron el viaje durante unos meses, pero al final los amigos que allí vivían los llamaron y los convencieron. Ahora son mártires de Jesús y en el cielo están mejor que aquí”.

Instante del martirio, grabado en vídeo por los verdugos.

Instante del martirio, grabado en vídeo por los verdugos.

Isa, pariente del mártir Tawadros Yusef, que estaba casado y tenía tres hijos, en las puertas de la iglesia de la Virgen María, dice: “Se lo llevaron unos enmascarados. Capturaron a los cristianos y dejaron libres a los musulmanes”. Sania, una mujer copta de unos treinta años de edad, añade: “Aquí somos todos como una sola familia. Estos mártires eran nuestros mejores jóvenes, eran unos santos, rezaban, ayunaban y eran caritativos con toda la gente”.

Shenouda Nagaty Anis, hermano del mártir Lucas Nagati, ha dicho que “cuando lo hemos sabido, mi madre ha venido a casa y se ha deshecho en lágrimas, pero estamos orgullosos de ellos porque han mantenido la fe en Jesús hasta el último momento. Su hija nació después de irse a Libia y ya nunca la verá”.

Beshir Astafanous Kamel, hermano de los mártires Bishoy y Somaily Estafanos Kamel, de 25 y 23 años de edad, también dijo: “No consigo aun hacerme a la idea de que no los volveré a ver. Los han matado solo porque eran cristianos, pero el nombre de Jesucristo estaba en sus labios cuando fueron asesinados. Estaban orgullosos de ser cristianos y yo estoy muy orgulloso de ellos. Me alegra que los del Estado Islámico no cortaran en el video la parte en la que ellos expresan la fe en Jesucristo, porque esto nos ha ayudado a fortalecer nuestra fe. La gente del pueblo ya no está triste, sino alegre, se felicitan unos a otros, porque ahora tenemos a unos mártires en el cielo. Querido Dios, abre sus ojos para que se salven y dejen la ignorancia y las enseñanzas erráticas que han recibido”. Y añadía: “Hoy, hablando con mi madre le pregunté que haría si viese a los asesinos de mis hermanos por la calle y me dijo que le pediría a Dios que les abran los ojos para que se conviertan y los invitaría a casa porque nos han ayudado a entrar en el reino de los cielos”. ¡Esto es tremendo, son las palabras de una mujer casi analfabeta, de más de sesenta años, pero con una fe inquebrantable en Jesús de Nazareth!

Sepelio de los mártires.

Sepelio de los mártires.

Estos son los nombres de los mártires, esculpidos en los corazones de todos los cristianos e inscritos en el Libro de la Vida: Milad Makeen Zaky, Abanub Ayad Atiya, Maged Solaiman Shehata, Yusuf Shukry Yunan, Kirollos Shokry Fawzy, Bishoy Astafanus Kamel, Somaily Astafanus Kamel, malak Ibrahim Sinweet, Tawadros Yusuf Tawadros, Girgis Milad Sinweet, Mina Fayez Aziz, Hany Abdelmesih Salib, Bishoy Adel Khalaf, Samuel Alham Wilson, un trabajador de un pueblo de Awr aun no identificado, Ezat Bishri Naseef, Lucas Nagaty Anis, Gaber Munir Adly, Esam Badir Samir, Malak Farag Abram y Sameh Salah Faruq. Santos mártires coptos de Libia, rogad por nosotros.

Este artículo lo hemos confeccionado en base a diferentes informaciones aparecida durante todos estos días en diferentes medios de comunicación.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

57 pensamientos en “Santos mártires coptos de Libia

  1. Recemos por la Iglesia perseguida y del silencio.
    Encomendémonos a los mártires coptos y no dejemos de pronunciar nunca el nombre de Jesús.
    Antonio, gracias, por contarlo.

    • Jorge,
      En este blog hemos escrito numerosos artículos sobre santos y beatos mártires y, aunque los veneramos y admiramos, parece como si los viéramos muy lejanos de nosotros. Nos hablan de sus martirios, los vemos en pinturas y no nos imaginamos lo tremento que es perder la vida.
      Estos santos de hoy mismo, que fueron decapitados rudimentariamente con cuchillos, no perdieron su fe en Cristo, estuvieron pronunciando su bendito Nombre en el mismo momento de la muerte y son semejantes a Sebastián, Fructuoso, inés o Águeda.
      Así son los mártires, hombres y mujeres valerosos que anteponen su fe a todo lo demás. Y eso sigue pasando hoy en día y eso nos tiene que dar un albonazo a nuestras cómodas conciencias, porque hay hermanos nuestros que siguen dando hoy mismo su vida por nuestro Dios y Señor unicamente porque les ha tocado vivir en lugares donde la Santa iglesia es hoy en día perseguida.
      Santos mártires coptos de Libia, rogad por nosotros.

  2. Amigo Toño, pues qué puedo decir. Mi país está devastado por la violencia y aunque es “común” saber de levantados por el narco, rematados con el tiro de gracia o decapitados, ver esas imágenes o presenciar una de aquellas escenas y las de los mártires coptos me revuelve el estómago. Para mí el hecho de que hayan sido cristianos es menos relevante que el hecho de que son seres humanos inocentes asesinados en medio de un guerra cruel y monstruosa. Sobran las palabras.

    Dios, no tengas en cuenta el pecado de sus asesinos. Santos mártires coptos de Libia, rueguen por nosotros.

    • Estoy de acuerdo contigo, Alejandro, en que todo asesinato, cualquier crimen es igualmente reprobable, que la vida es el don más preciado que tiene todo ser humano por el solo hecho de serlo. El narco que asesina es tan criminal como el yihadista que asesina; eso no es discutible. Pero ateniéndonos a este caso del que estamos tratando, es que han sido asesinados única y exclusivamente por ser cristianos, por negarse a renegar de su fe, por invocar a Jesús mientras morían y por eso los veneramos como santos mártires y les rogamos que intercedan por la Santa Iglesia Copta que es una Iglesia mártir.

  3. de verdad es historico esto en el cristianismo, canonizar a unos martires un mes despues de fallecidos, la Iglesia Ortodoxa es diferente en ese aspecto a la catolica, aqui en la catolica tienen por lo menos que pasar 5 años despues de la persona fallecida para que te puedan abrir el proceso de Beatificacion, el mas moderno por ejemplo es el de los brasileños Zilda Arms medico misionera fallecida en enero del 2010 durante el terremoto en haiti y el del seminarista Guido Schaffer muerto accidentalente mientras practicaba surfismo en la playa en el 2009, San Juan Pablo II es el santo de canonizacion mas reciente (primer santo fallecido del siglo XXI) la que seguia era la Beata Teresa de Calcuta en 1997, pero fue superada por la Beata Maria de La Purisima Salvat Romero muerta en 1998 beatificada en el 2010. pero la iglesia ortodoxa me dejo perplejo al canonizarlos tan solo semanas despues de morir, es como si conociera un amigo derrepente el mes pasado o semanas pasadas fallece y de repente ya es santo, osea cenaron la navidad y el año nuevo 2015 poco despues murieron y ya santos? el catolicismo es mas exigente ve ante todo un estudio completo de sus virtudes a ver si habian vivido una vida ejemplar desde que nacieron, pero aqui (sin juzgar a ninguno, ya que si vivirian ejemplarmente) estos jovenes y hombres vivieron una vida absolutamente normal y corriente pareciera que el solo hecho de morir asesinados y morir como cristianos los exoneran de una vida comun a ser santos subitos, si asi canonizaran a los catolicos a gente fallecida en el 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015, alguien me habia comentado hace mucho tiempo sobre los martires de la segunda guerra civil española que tenian vidas comunes y corrientes (con sus defectos y virtudes) sobre todo los beatos laicos y laicas, pero el tan solo morir asesinados por no renegar la fe los hacian modelos de santidad, es decir de no haber sido martires hubiesen vividos vidas normales y corrientes tuvieran una vejez normal y dign y hubiesen pasado la vida sin pena ni gloria, los recordaria su familia y allegados pero no asi como modelos de santidad, claro hay esepciones me imagino yo de laicos y laicas que asi no fuesen martires fuesen modelos de santidad, pero la cuestion esta en que la iglesia ortodoxa no es tan exigente como la catolica para canonizar, con los presentes martires ni siquieran pasaron al menos por una beatificacion

    La esposa y familia deben de estar asombradas de que convivieron con un esposo, padre, hermano, primo, amigo, padre y abuelo, SANTO, y no lo sabian, saludos desde Venezuela. excelente articulo.

    • Amigo Juan,
      La Iglesia Ortodoxa Copta, también tiene sus normas, aunque no son las mismas que las de la Iglesia Católica. Ellos esperan que por lo menos transcurra cincuenta años después de su muerte antes de que una persona pueda ser canonizada. Pero es que este caso es excepcional y sin ningún tipo de dudas de que ha habido verdadero martirio.
      Según testimonios de musulmanes de Sirta a estos cristianos coptos les dieron la oportunidad de salvarse si se convertían al Islán y ellos la rechazaron por no querer renegar de su fe. Asimismo, los yihadistas filmaron el asesinato y en el film se ve y escucha que ellos están invocando el nombre de Jesús antes y mientras eran degollados. Si eso no es martirio, tú me dirás. Los propios obispos coptos católicos y el propio Papa Francisco reconocen que sus muertes son un verdadero martirio y te recuerdo que la primitiva Iglesia veneraba a los mártires desde el mismo momento en que eran sacrificados.

      • Si se demuestra el martirio la proclamación del mismo es automática y en este caso no ni la menor duda, mueren invocando el nombre de Cristo, y las imágenes son más que elocuentes. Su martirio es igual al de los Santos Estrategas como Jorge, Mercurio, Teodoro, Mauricio, los mártires Tebanos y los de Sebaste. Ellos con ofrecer un grano de incienso hubieran salvados sus vidas, estos hacer profesión de fe musulmanas. Más prefirieron derramar su sangre que les abría las puertas del Paraíso. Se unen al coros de Mártires de Siria, Irak Palestina… Y nos dan testimonio verdadero de que hemos de estar siempre dispuestos para dar testimonio de nuestra fe.

        • Muchas gracias, padre, por su autorizada opinión.
          Los criminales, en su intento de aterrorizar a los cristianos, filmaron la ejecución y ese film es un documento valiosísimo que demuestra la existencia del martirio. En el fondo, queriendo hacer un mal, han hecho un bien.
          Todos los neomártires de Siria, Irak, Palestina, Egipto y otros paises, rueguen por nosotros.

  4. Bendito Dios entre sus Santos.

    Que atrocidades cometen semejantes animales que justifican su acción en nombre de Dios.

    Y ahora con el secuestro de Cristianos rn Siria y con la nula intervención de la inutil comunidad internacional que nomas se reunen en lujosos hoteles para discutir. Y lo otro comun que suelen hacer es condenar actos; ¿y eso de qué sirve?

    Los cristianos en Nigeria tambien estan siendo perseguidos y ahi tampoco se hace nada. A mi tambien me gustaria que se les beatificara a estos martires católicos que tambien estan recibiendo persecusion.

    Que fe tienen estas familuas que perdieron a sus familias pero que reconocen el triunfo de ellos por mantenerse en la fe.

    • Emmanuel,
      Estos grupos yihadistas son simplemente criminales organizados cuyo único objetivo es sembrar el terror. ¿Cómo se puede cometer semejante crimen en nombre de Alá, cuando el Islán es una religión de paz? Son criminales y punto, no son musulmanes.
      Pero tan canallas como ellos son sus cómplices, quienes les compran el petróleo y los tesoros de Mesopotamia para que ellos financien la compra de armas, quienes les venden dichas armas, quienes los denuncian de boquilla y solo se quedan en eso.
      Los países del llamado Primer Mundo se están empezando a preocupar cuando los atentados se cometen en sus territorios, sin acordarse de que estos asesinos llevan muchos años sacrificando vidas inocentes en muchos lugares de Oriente Medio y de África. Somos unos hipócritas porque nos llamamos civilizados y decimos que defendemos a todos por igual, pero en realidad le damos más valor a la vida de un ser humano del Primer mundo que a la vida de un ser humano del Tercer Mundo y ambas valen exactamente igual. Dios nos perdone y estos santos mártires intercedan por nosotros.
      Con respecto a las matanzas de cristianos en Nigeria, que yo sepa, la Iglesia Católica no ha abierto aun ningún proceso y desconozco los motivos.

  5. La persecución es inherente para el cristiano. Y que proféticas las palabras del Señir Jesús: habrá quien pensará que así, persiguiéndolos, dará gloria a Dios.
    Es horrible para los hombres modernos este tipo de muerte y lo más triste es que muchos callan porque el Evangelio no vende nada. La Sagrada Escritura no se equivoca cuando dice que los malvados pensaron que la salida de los hombres justos de entre nosotros era un castigo, pero los justos descansan en paz. Qué aleccionador el ejemplo que han dado a todos los cristianos estos santos mártires coptos a un mundo donde Dios estorba y Cristo quiere ser escondido. La terrible tragedia de su muerte encierra el germen de vida, la sencillez de la fe, el heroísmo del compromiso con el Evangelio.
    Quiera Dios que el cristianismo oriental deje de padecer tanta abominación por parte de sus perseguidores, que está sangre traiga la renovación de la fe y el germen de nuevos cristianos.
    Que los poderosos del mundo occidental despierten de su sopor comercial y económico, levantando la voz por los que son silenciados y dejen de considerar solamente el petróleo, la venta de armas como motores del progreso. La dignidad del ser humano es primero y la santidad de la fe no debe ser considerada como obsoleta o fantasía.
    Los musulmanes están siendo denigrados por estos hombres que usan el nombre de Alá (Dios es grande) para crear dolor, muerte y desolación. Que la sangre por estos desdichados sea fecunda en ellos y les abra la luz del entendimiento para que dejen de hacer estas barbaridades.
    Un reconocimiento a la Iglesia Copta por reconocer los signos de los tiempos y poner a estos hombres como ejemplo a seguir, que es lo que finalmente procura una canonización.
    Finalmente una pregunta: ¿los cuerpos de estos santos han sido recuperados o también han sido destruidos o enterrados en secreto?
    ¿Los musulmanes integristas regresan los cuerpos de sus víctimas?
    Gracias.

    • Estoy de acuerdo contigo, amigo Humberto. En este mundo materialista, Cristo y su mensaje son un estorbo. Lo fue Él mismo, lo fueron sus discípulos y primeros seguidores, lo ha sido la Iglesia a lo largo de los siglos cuando en determinadas circunstancias y lugares, ha denunciado las injusticias, predicado el amor y se ha despegado de los poderes públicos. El cristianismo del amor “no vende”, es un estorbo, es un golpear las conciencias de muchos que solo piensan en el dinero, en su bienestar y a los que les importa un pimiento las condiciones de vida de sus semejantes.
      Los poderosos del mundo no despertarán: negocian con el hambre encareciendo y despilfarrando los alimentos, negocian con la salud impidiendo el acceso a los enfermos a los medicamentos que los curen, vendiendo armas para que unos pueblos maten a otros, haciendo de todo un negocio sucio y una política sucia. Condenan de boquilla pero toleran los crímenes mientras no les toquen sus bolsillos.
      Si a esos criminales se les cortase el grifo de sus negocios se daría un gran paso, pero hay organizaciones criminales y gobiernos corruptos que negocian con ellos y les facilitan las armas.

      Claro que no son musulmanes; los verdaderos musulmanes son personas de paz y sufren ellos mismos las consecuencias de estos crímenes. Son simplemente terroristas como los llama el Patriarca Copto Católico de Alejandría, Ibrahim Isaac Sidrak.

      Y con respecto a los cuerpos de los mártires te diré que ellos fueron masacrados en enero y la noticia del martirio se conoció a mediados de febrero. Hasta donde yo se, sus cuerpos no se han recuperado y probablemente estén en el fondo del Mediterráneo. La foto que publicamos del sepelio es de un sepelio testimonial que han realizado nuestros hermanos coptos en Egipto.

  6. Estimado Antonio , se me antoja tu artículo tan emocionante por su macabra y rabiosa actualidad ¡¡¡¡ Todos estamos estremecidos por la barbarie gratuita que estos enviados del diablo están vertiendo sobre sus “semejantes”… y pensar que muy probablemente este no sea más que un capítulo incipiente de lo que nos espera a uno le llena de desazón y estremece a los que creemos que la interculturalidad es posible y necesaria. Un martirio del siglo XXI televisado y recogido por las cámaras como si una escena de un thriller se tratara nos convierte en el eslabón perdido entre la locura y la indignidad… mi oración por los que murieron con el nombre de Cristo en sus labios y que esto cese ya de una vez ¡¡¡¡

    • Pero lo aun más terrible, amigo Salvador, es que por culpa de la débil condena de la comunidad internacional, estos terroristas secuestraron anteayer a noventa cristianos asirios a los que pueden sucederle lo mismo. Esto es una cadena que no termina porque Occidente no quiere que termine, porque la ONU es una organización inútil, porque algunos paises árabes juegan a dos bandas y por mil razones más.
      Hay muertes y muertes y aunque ante los ojos de Dios todos somos iguales, ante los de este mundo, no lo somos. Que estos santos mártires intecedan para que esta barbarie termine y para que se ablanden los corazones de quienes pueden ponerle remedio a estas atrocidades.

  7. Yo no estoy tan indignada por lo que hacen estos bestias, animales de muladar, que maniatan a sus víctimas con abrazaderas como si de un manojo de cables se tratara, que las queman a gasolina lenta dentro de jaulas como si fueran basura o los degollan a cuchillo sucio como esos borregos que son sacrificados para la Pascua, que también, como por la vergonzosa estampa que están dando las potencias occidentales ante esta barbarie atroz, ante la cual, ya no excusa de ignorarla porque los mismos verdugos te la televisan de forma espectacular y minuciosamente estudiada, como se deduce de esa horrorosa toma final del vídeo en que las olas de esa playa de Libia, empapadas de la sangre de los mártires, rompen contra la orilla brillando con un intenso color rojo. Este montaje no es el de unos aficionados, sino el de unos sádicos de mente fría que saben muy bien lo que hacen y que quieren que sea bien visto por todos.

    Y bien, lo veíamos hace nada. El Estado Islámico asesina a ocho periodistas de un semanario parisino, y todo el mundo se lanza a la calle a berrear “Je suis Charlie”. Yo entonces, a pesar de que me gané hostilidades en los medios sociales, no quise unirme al grito aunque me dolí profundamente por los muertos y defiendo como la que más la libertad de expresión. Pero nunca, ni antes ni ahora, puedo defender las caricaturas de Mahoma, como tampoco me gustan las caricaturas groseras de la Virgen y de Jesucristo que también publicaba ese semanario. No estoy justificando la barbarie terrorista, pero no pude decir que yo era Charlie porque, francamente, no me sentía Charlie. El tan cacareado “derecho a la blasfemia” no es un derecho. En cambio, el derecho a la libertad religiosa y el deber de respetar a los demás sí es un principio democrático básico. Pero vamos a dejarlo.

    Luego, el Estado Islámico decapita a cuchillo sucio a 21 coptos egipcios, y a nadie le importa un carajo, con perdón. Me quedo helada ante la impasibilidad de los gobiernos ante la masacre. Perplejos ante el espíritu del tamaño de una pulga que tienen las potencias occidentales cuando no se trata de que maten a los suyos o de ganar unos cuantos barriles de petróleo, IS ha secuestrado esta vez a 90 cristianos más en Siria, a los que también decapitará.

    Luego están los pilotos jordanos a los que han quemado vivos a gasolina lenta dentro de una jaula, pero aquí no pasa nada. Mientras no revienten trenes o metros o se hundan edificios financieros o pongan bombas en capitales europeas, mientras no me toquen el preciado petróleo, ¿a quién carajo le importa que degollen y quemen a la gente viva allá lejos? ¿A quién, en verdad?

    Vergüenza de ONU, vergüenza de potencias occidentales, vergüenza de países, vergüenza de gobiernos. Se demuestra una vez más que unas vidas valen más que otras, que cuando el asesinado es blanco u occidental, me rasgo las vestiduras, o cuando la violencia tiene lugar en mi casita, salto a la calle a berrear, pero si eso ocurre allá lejos y los que se mueren son otros, paso del tema. Vergüenza para esas potencias militares que no tardaron en meter las narices en Irak y en Libia y en otras partes cuando de armas o de petróleo se trataba, pero cuando son vidas humanas, ¿a quién le importa? ¿Por qué todo lo que leo sobre pactos antiterroristas son medidas ridículas sólo para salvaguardar NUESTROS territorios? ¿Y la gente de Egipto, Siria, y las niñas secuestradas de Nigeria? ¿Y los kurdos? ¿No son ellos también seres humanos? ¿No merecen también la vida y la paz?

    Ayer, en las redes sociales, cierta persona ignorante decía que “¡pero qué hace el Papa que no está haciendo nada!” Bueno, pero, ¿qué quieres que haga el Papa Francisco? Los Papas no son ya líderes políticos ni militares, como en el Renacimiento. Lo que ellos pueden hacer, Francisco y Tawadros, ya lo están haciendo: honrar y canonizar a sus mártires, un aplauso para ellos. Porque al menos tienen la valentía de denunciar y de honrar la memoria de sus muertos. La pregunta correcta es qué están haciendo los que de verdad pueden combatir a IS. La respuesta: NADA.

    Si alguien se creyó que con matar a Bin Laden, cosa que tampoco aprobaré jamás, se acabaría la pesadilla, aquí tiene la respuesta. Al Qaeda no es una franquicia de estúpidos y éstos de IS tampoco tienen un pelo de tontos. O se reacciona ya y se corta de inmediato esta escalada de salvajismo por parte de estos animales que no son musulmanes ni tienen Dios ni nada, por más que ellos digan lo contrario, que tratan las vidas humanas como basura y mercadean incluso con sus propias mujeres como ganado, o lo vamos a lamentar, y mucho. ¿Y quién lo va a pagar? El pueblo inocente, como siempre.

    No sigo, que me enciendo. En verdad que es un hito histórico que hayamos recuperado el concepto de martirio de la Antigüedad, cuando, recién acontecido el martirio, el mártir ya era venerado como Santo. Pero ojalá no hubiese sucedido. Ojalá no sucediera más. Esto tiene que parar ya.

    • Tu argumentación me parece de lo más sensato que he escuchado en mucho tiempo. Esta barbarie existe porque hay cómplices poderosos que las permiten mientras no ataquen sus intereses. A mi también me indigna que cuando los masacrados son periodistas franceses (cuyas muertes condeno al igual que estas) todo el mundo se moviliza y cuando se masacran a inocentes trabajadores que tienen que emigrar porque en sus aldeas solo hay miseria, basta solo con una condena verbal.

      Yo también estoy a favor de la libertad de expresión, pero al mismo tiempo y con la misma fuerza condeno el que se ridiculice la fe de los demás. Una cosa no tiene nada que ver con la otra y aunque una caricatura jamás justificará un asesinato, hay que respetar las creencias de todas las personas independientemente de la religión a la que pertenezcan. La provocación también debería ser perseguida por la justicia.

      Yo también me enciendo y no quiero hacerlo en un día como este en el que solo quiero rendir tributo, venerar a estos santos mártires y desear que esta barbarie acabe de una vez por todas. Al menos en Egipto parece que esta barbarie ha puesto de acuerdo a musulmanes y cristianos en su condena e incluso el gobierno se ha comprometido a levantarles un templo en sus aldeas de origen y otorgarles una pensión a sus familiares más allegados . Los coptos siempre han sido un pueblo perseguido, los llamados “hermanos musulmanes” siempre los han masacrado; quiera Dios que este martirio sirva como punto de inflexión para traer cordura a aquella sociedad y puedan convivir en paz los hombres de buena voluntad, que los hay y en abundancia en ambas comunidades religiosas.

  8. Bendito sea Dios en sus mártires.
    Mal enemigo es este Daesh, estos asesinos; pero creo peor enemigo al Capitalismo consumista que hoy domina Occidente.
    Aquéllos matan los cuerpos, pero este mata las almas.
    Dios nos conceda el Cielo, por su infinita MIsericordia y por la vía que El sea servido; infinitamente mejor es la suerte del mártir que la del tibio.

    • Amigo Curro,
      Mucho me alegra el que hayas nombrado a esos asesinos por su verdadero nombre: Daesh, que por sus connotaciones peyorativas tanto les irrita. No son un estado, no son musulmanes, son simplemente una organización criminal que tiene algunos vínculos con ese capitalismo consumista que les compra el petroleo, que colabora con ellos en el desvalijamiento de sus antigüedades mesopotámicas y sirias que van a parar a colecciones públicas y particulares y que les facilitan las armas con las que matan.
      Coincido contigo en que mucho más gloriosa es la suerte de un mártir de la fe que la del que la vive de manera tibia.

  9. Antonio ya ayer cuando lei tu correo esperaba con ansias este articulo.
    Lo que pasa que he pasado una noche fatal y no me he levantado muy bien de animo,asi que disculpa si no comento con mucho sentido.
    Unirme a la condena de esta barbarie es por lo menos lo minimo que puedo hacer y que hice en su dia al enterarme de semejante MONSTRUOSIDAD.
    No he visto el video,ni pienso verlo,si vi en el telediario algo de la filmacion,pero no el acto con el que los martirizan,me ha sabido bastante mal tener que ver la fotografia tan terrible que se ha colocado en el articulo.
    Personalmente,y es una opinion mia,yo esa imagen o instantanea no la hubiera colocado,pero bueno,como hoy me he levantado mal,quizas me ha afectado mas aun.
    Aun asi nunca uno se acostumbra a ver imagenes de semejantes actos.

    Iba a preguntarte si los cuerpos habian sido recuperados,pero por las informaciones que das,de momento nada se sabe.
    Ojala pronto se sepa la identidad del martir que falta,su nombre debe ser recordado.
    Me ha llamado la atencion uno de los martires (no se si habra mas) que es de raza negra.
    Preguntarte por el icono copto,que me imagino se habra realizo en brevisimo tiempo.
    Me impresiona mucho el semblante de algunos de los martires,yo sinceramente estaria por los suelos ante lo que se me vendria por delante y a ellos se les ve asi,tan serenos…no digo que por dentro no estuvieran aterrorizados,pero si ademas pronunciaron el nombre de Jesus antes de morir,estaban seguros de estar en manos del Altisimo.
    Te agradezco muchismo este articulo Antonio,y la rapidez con lo que lo habras tenido que preparar.
    Quiera Dios que no tengamos que volver a leer uno nuevo,vistos los acontecimientos que se van sucediendo.
    Santos Martires coptos rogad por nosotros.

    • Abel,
      Yo he intentado ver el video al completo y no he sido capaz. Solo te podido llegar al momento en el que los tiran al suelo para degollarlos; esa escena no he sido capaz de verla, posiblemente por cobardía. pero lo que si está clarísimo es la serenidad de los mártires y como se les veía que estaban rezando. Yo no conozco ni el árabe ni el copto, pero quienes los conocen afirman que estaban pronunciando el Santo Nombre de Jesús.

      Deliberadamente hemos querido poner esa imagen de la decapitación y te aseguro que las hay más horrorosas y lo hemos hecho a propósito, para que se los remuevan las conciencias y comprobemos que el martirio no es algo tan bonito como se nos hace ver en la imaginería ni en las pinturas.

      No te extrañe que uno de los mártires sea de color, ya que la Iglesia Copta también está presente en Sudán y es posible que su origen fuera sudanés y también es posible que ya esté identificado el santo que en un principio no lo estaba. Continuamente están apareciendo noticias y ya hay muchas más de las que he podido incluir en el artículo.

  10. A mi se me hizo muy hipócrita la condena de gobiernos y líderes sobre lo que pasó en Francia a principios de enero. Lo que acontece en medio oriente y África lleva unos años incrementándose de manera alarmante.

    Esto me recuerda a la Inglaterra del siglo XVI que verbalmente perseguia a piratas que asaltaban a las embarcaciones procedentes del nuevo mundo y el mismo gobierno salia beneficiado y hasta los honrraba con titulos. Eso mismo es lo que pasa hoy condenan verbalmente o simplemente callan pero que no pase algo en sus tierras porque ahi buscan a quien culpar. Simplemente Hipócritas.

  11. Chi pensava che la barbaria medioevale, verso coloro che professano una religone diversa dalla propria, fosse definitivamente terminata, si sbagliava in una maniera inconcepibile, impensabile!
    La barbaria continua ed è più virulenta che mai, una violenza che gli animali neanche immaginano.
    Dire che sono delle bestie feroci ed affamate è un eufemismo.
    Non ci può essere dialogo, l’unica alternativa è tagliargli la strada sotto i piedi!
    Alvaro

    • Alvaro,
      Estoy de acuerdo contigo en que ni los animales más feroces son tan bárbaros como estas alimañas, que no se merecen ni el calificativo de personas. Los animales carnívoros matan para comer, pero no para hacer daño así como así. Sin embargo, estos bestías lo que quieren es imponer un régimen de terror. Estoy de acuerdo contigo en que hay que cortarles la yerba por debajo de sus pies, acabar con ellos, porque con estos bestias, el diálogo y las buenas maneras es imposible.
      Los santos mártires ayuden por lo menos a apaciguar los ánimos en su país de origen.

  12. Me he quedado sin aliento viendo la cabeza del martir sobre su tronco, bendito y Alabado sea el santo nombre de Jesús, y los verdugos aunque suena a islamofobo son musulmanes, esa forma de asesinato esta contenida en el corán. Los que pensabamos que la Vendé, la Cruzada, las persecuciones a los cristianos eran cosas de pasado estabamos equivocados, he sentido escalofrío nada mas mirar esa imagen, estoy seguro de que están en el paraíso ha donde han sido llamados por Nuestro Señor. las guerras son barbaras, ojala no las hubiera pero es licita la defensa, que Dios bendiga al ejercito Sirio que es quien verdaderamente hace frente a esos terroristas financiados por Estados Unidos y sus secuaces, y también cuyos soldados son victimas de esos y peores tormentos.

    • Fredy,
      Yo no se quienes están detrás de ellos y por eso no me atrevo a nombrarlos, pero que hay organizaciones y gobiernos criminales que comercian con ellos y los financian, esto está clarísimo. Quienes fabrican armas las quieren vender y no les importan quienes caigan bajo ellas, sean inocentes o no.

      Los romanos decapitaban con un golpe de hacha o de espada, los franceses lo hicieron con la guillotina, pero estos canallas cortan las cabezas con cuchillos lo que supone un terrible sufrimiento para las víctimas. Te aseguro que hay imágenes peores y que es imposible ver el vídeo al completo.
      Estos benditos mártires, que sabían lo que padecerían si no se convertian al Islán, prefirieron esa muerte antes que renegar de nuestro Salvador. Por eso, se te saltan las lágrimas al verles rezar y pronunciar el Nombre de Jesús cuando son degollados como corderos llevados al matadero. Por eso es de justicia que inmediatamente sean considerados como mártires en el Synaxarion Copto.
      Santos mártires coptos de Libia, rogad por nosotros.

    • Permíteme el matiz, Fredy, pero que ellos degüellen a sus víctimas con el proceder de sacrificio de reses dictado por el Corán, que por cierto, también está en la Torá hebrea, no significa que debamos darlos por buenos y auténticos musulmanes. Eso es lo que ellos quieren, no les vayas a dar ese gusto. No lo son.

      Los asesinos racistas del Ku Klux Klan y los fascistas ultraconservadores a los que les encanta dar palizas y pisotear los derechos y libertades de los demás también se dicen cristianos, católicos y hasta más papistas que el Papa, pero, ¿tú los llamarías cristianos? ¿Te gustaría a ti verte incluido en semejante compañía, o que creyera el mundo que eso representa al cristianismo?

      No pensemos, pues, que estos carniceros de Daesh tengan nada que ver con el auténtico Islam y mucho menos que sean ejemplos de lo que es ser musulmán. Hagámoslo por todos los musulmanes que son gente de paz y que no se merecen ser puestos en semejante compañía.

      • Pues yo diré aun más. Por mucho que lo diga la Biblia o cualquier otro libro de los que denominamos sagrados, esos textos en los que se dice como hay que matar o sacrificar a los animales de manera tan cruel, ni es Palabra de Dios ni nada que se le parezca. Todo ser vivo merece un respeto y a un animal no se le puede tratar de manera tan salvaje por mucha Biblia que lo diga. Hay pasajes del Antiguo Testamento que parecen de cuentos de terror.

      • soy lector habitual de Religión en Libertad, allí conocí el blog de Raad Salam, cristiano catolico asirio nativo de las cercanias de Tikrit, te recomiendo leer sus escritos en “desvelando el islam”, con eso aclararas algunas de mis apreciaciones particulares, que normalmente son omitidas cuando alguien te habla del islam, él es filologo en lengua árabe y estudioso del islam, mira sus comparaciones entre su profeta y Jesús, no hay nada en común. la forma de asesinar sigue lo ordenado en su libro, la quema de piloto jordano tiene una razon de ser acorde a sus creencias, de ellos con las debidas consideraciones del caso puede decirse que son “buenos musulmanes”, ponen en practica las enseñanzas de su profeta

        • Gracias por tu consejo pero conozco bastante bien las opiniones de Raad Salam así como la web Religion y Libertad.
          A mi nunca se me ocurrirá comparar a Mahoma con Jesús y es por la sencilla razón de que Mahoma es solo un profeta de los musulmanes, mientras que Jesús es el Verbo encarnado. Jesús es nuestro Dios y Señor y jamás se me ocurrirá compararlo con nadie.

        • Fredy, como bien dice Antonio, es ridículo comparar a Nuestro Señor Jesucristo con el profeta Mahoma. Si bien ambos son profetas para los musulmanes, para nosotros los cristianos uno es un profeta y el otro es el Hijo de Dios, así que vamos a dejarnos de comparaciones porque si somos cristianos, somos cristianos.

          Y en cuanto a las enseñanzas de su profeta, te aconsejo que leas atentamente esta oración que el Corán y la tradición ponen en labios de Mahoma: “Oh Allah, Tú Eres la fuente original de paz; de Ti proviene toda paz y a Ti retorna toda paz. Por eso, Haznos vivir con paz; y Permítenos entrar en el Paraíso: la Casa de Paz. Bendito Seas, Señor nuestro, a Quien pertenece toda la Majestad y el Honor”.

          Yo creo que esto lo dice todo. Por otra parte, insinuar que Mahoma dijo que quemaran a la gente con gasolina y la maniataran con abrazaderas me da la risa, entre otras cosas porque no había ni gasolina ni abrazaderas en los tiempos en que él vivió.

          Que unos bestias apliquen algunos textos coránicos para matar a la gente no nos debe llevar a la mera islamofobia. También la Biblia dice que hay que apedrear a las mujeres adúlteras y quemar a las brujas, y, ¿hacemos eso los cristianos? Lo hemos hecho, vaya, pero ya no, ¡gracias a Dios!

          “Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. (Jn 8, 7).

  13. Estos nuevos Santos que nadie duda de su martirio se unen al coro que ruega por la paz en sus territorios, es una pena que aun después de cientos de años el Islam sigue siendo una amenaza debido a lo mal entendido que es por ciertos fanáticos, no es posible que en pleno siglo XXI aun veamos martirios de este tipo y que no conformes con eso quieran seguir avanzando con sus falsas ideas por más y más países y que nadie hace nada.

    Ojalá y pronto esta terrible masacre que no denota más que el atraso cultural de una zona del mundo sea por fin detenida. Pidamos pues que los Mártires de Libia rueguen por su país y por todos nosotros.

    • André,
      Sin lugar a dudas hay fanáticos entre los musulmanes, pero también los hay entre los cristianos. Esos yihadistas no son fanáticos musulmanes, son simplemente miembros de una organización criminal que no creen en ningún Dios, porque si creyesen en Alá (bendito sea su nombre), no cometerían estas barbaridades.
      Entre nosotros también hay fanáticos y eso se nota especialmente entre los grupos nazis y fascistas que atacan a musulmanes y judios por el simple hecho de serlos. Es cierto que no llegan a este grado de criminalidad, pero no deja de ser también un pecado de falta de amor al prójimo.

  14. Para que veamos que los mártires no eran más que jóvenes trabajadores, que buscaban una vida mejor para sus familias, no me resisto a poner parte de un relato que acabo de leer en la prensa.
    “En la lejana y remota aldea de Menbal, destruidos por el dolor, los padres de Milad Makeen, uno de los mártires que en el momento de la decapitación invocaban el nombre de Jesucristo. La suya es una familia de agricultores. La madre recuerda la última llamada telefónica con su hijo: “Por lo general, mi marido lleva el celular con él a través de los campos. Ese día había olvidado el teléfono en casa, así que decidí tomarlo y, en el camino hacia el campo, el teléfono sonó. Era mi hijo amado. Él me preguntó: ¿Usted necesita algo, mamá?’ Yo le respondí: ‘Lo único que quiero es que estés bien. Nos dijeron que la situación ahí no es buena, ven a casa”. Él respondió: “No te preocupes, mamá que el Señor me protegerá y sucederá lo que tenga que suceder'”. Luego añadió con una sonrisa llena de sufrimiento: “Ahora tenemos nuestro mártir en el paraíso. Es una gran bendición y una gracia muy grande que no nos la merecemos. No puedo olvidar sus últimas palabras:”Estoy yendo a casa, mamá. Bendíceme y encuéntrame una buena esposa’…”.

    Milad era el tercero de cuatro hijos. El hermano mayor, Hani, explica que el muchacho consiguió su diploma secundario en trabajos manuales en el año 2010 y viajó el mismo año a Libia para trabajar como pintor de casas. Su jornada de trabajo comenzaba a las siete de la mañana y terminaba a la puesta del sol. Vivió con otros ocho compañeros egipcios en un pequeño apartamento de tres habitaciones a siete kilómetros de Sirte. Y añade: “Me arrepiento de no ser capaz de llegar allí, porque no había lugar”.

    Aún más lejos, en el pueblo de Dafash vive la familia de Ezzat Boshra Nassif, otro mártir que trabajó como pintor de casas en Libia. Su esposa Myriam nos dice: “Nuestra casa es pequeña. Mi marido esperaba agrandarla aún más y sobre todo enviar a nuestra hija Jouvanya a una escuela privada, ya que se vio obligada a interrumpir sus estudios en el sexto año de la escuela primaria”. Se llamaban constantemente porr teléfono, a través de la aplicación Viber que permite a aquellos que tienen un teléfono inteligente tener largas conversaciones sin tener que pagar nada. Myriam le envió docenas de fotografías de su hija. En la última llamada le dijo: “Voy a partir esta mañana a las 10. Llevo algunos dulces y chocolate para nuestra hija, un televisor, una manta, una colcha de lana fina y otros teléfonos. Te llamaré cuando llegue a la frontera a A-Solloum. Por favor, prepara el pollo asado porque estoy cansado del sencillo menú del exilio. Espero poder ver a nuestro ángel Jojoe”. Pero el destino ha decidido de manera diferente. La viuda continúa: “Nuestra hija me preguntó: “¿Por qué llevas ropa negra?’ Yo le dije: ‘Porque los otros tienen que ser lavados”.Pero ella me dijo: ‘¿no es porque papá voló al cielo?’….”.

    En el pueblo de Al-Souby la familia de Malâk Farag Abrâm se une en el duelo por su asesinato. El muchacho tenía un diploma en agricultura y murió antes de cumplir los 30 años. El padre dijo que Malak estaba casado desde hacía un año y medio y debía dejar Libia porque su esposa había dado a luz hacia pocos meses. Decidió ir a trabajar a Libia para ayudar a su padre y a su hermano menor y a una hermana que se había comprometido recientemente. “Yo no quería que partiera, debido a la situación. Pero él me aseguró que las tensiones eran en Trípoli, no en Sirte, donde la situación estaba en calma”. “Siempre me preguntaba por su hija. Me preguntaba: ‘¿Está bonita? ¿A quién se parece?’, Y yo dije:”a tú hermana Madonna’. Él estaba feliz, pero, por desgracia, nunca pudimos enviarle las fotografías”.

    En el pueblo de Maqârius, aún más distante, la viuda de Sameh Salah habla de la última conversación que tuvo con su marido. Está rodeada de muchas personas que se agolpan en su pequeña casa con sólo dos habitaciones: “Él quería ver a su hermana con el teléfono. Me pidió despertar al niño Shenouda porque también quería verlo. Me hizo preguntas acerca de nuestra hija Marianne, de catorce meses. Me rogó que orara por él, porque sentía que nunca volvería a verla”. A su lado se sienta el tío del mártir asesinado, que acompañó a su sobrino en el coche desde que era un niño, después de que su madre se había mudado con su nuevo marido, tras la muerte del padre de Sameh. El tío dijo: “Siempre hemos oído hablar de la época de los mártires y ahora la estamos viviendo realmente”.

    Cerca de allí, el pequeño pueblo de Samsoum está el hogar de la familia de Samir, quien era el hijo mayor. Su madre dijo: “Era muy bueno, sin malicia Él estaba comprometido con la hija de mi hermana. Quería volver a casa porque su matrimonio estaba programada en ocho meses, pero él me dijo: ‘Será mejor que trabaje duro en este momento’. Ni siquiera pudimos darle los regalos de Navidad, pero ahora está en el cielo”. El padre recuerda cuando su hijo se fue con él sobre los hombros del burro y lo llevó a la escuela en un pueblo cercano. “Me encantaría tener una escuela aquí en nuestro pueblo”, dice. “La llamaría “La escuela de los mártires'”. Un niño no puede ir a Arabia Saudita porque toda la familia se ve afectada por el virus de la hepatitis B.

    Para llegar a la aldea de Al-Gabaly, conocido como Manqatîn, la única manera es ir detrás de una furgoneta. Toda la población reunida en la iglesia llora a los dos mártires de la aldea, Louqâ Nagâty y ‘Essâm Baddâr. El sacerdote repite algunos versículos de las Sagradas Escrituras. La casa de Louqâ está cerca de la iglesia; hay muchas mujeres alrededor de su mujer viuda que sostiene a su hija de dos años. La mujer sonríe emocionada con un rostro radiante: “Éramos una pareja de fusión total, unidos en Cristo Él fue muy amable y cariñoso y soñaba con una vida mejor para nosotros Aquí está nuestra hija de once meses. Nos habíamos casado el 16 de junio de 2013. Vivíamos aquí juntos por un corto tiempo y luego fuimos a Libia durante un año y medio”.

    Junto del padre de Louqâ se sienta el de Essam. Ambos lamentan el hecho de que ninguna personalidad ha ido a la aldea para visitarlos, para ofrecerle sus condolencias. Todo el mundo es feliz con las represalias que Egipto está llevando a cabo contra los asesinos de sus mártires.

    Como Hâni Sâber ha expresado a Menbal, dados los sentimientos de todas las personas en los diferentes pueblos, “Es lamentable que el Primer Ministro no haya venido a nuestro pueblo. Estaríamos encantados si lo viéramos con las personas que están aquí y cómo viven. Y si él se habría dado cuenta de la precariedad de los caminos. Él entendería por qué los jóvenes de aquí se ven obligados a ir a trabajar a Libia o a otros lugares”.

    Así son los mártires, personas como nosotros, con sus familias y con sus problemas, con sus proyectos y sus ilusiones. Pero todo esto se ha visto truncado porque al verse en la disyuntiva de renegar de su fe para mantener la vida, han preferido bendecir el nombre de Jesús.

  15. Amigo Antonio, gracias por escribir sobre estos santos mártires.
    Es cierto que no estamos acostumbrados a leer en este blog, la vida de unos santos tan actuales.
    A menudo pensamos que los mártires fueron personas lejanas en el tiempo, que prefirieron morir antes que renegar de Fe en Cristo. Pero viendo a estos veintiún mártires coptos nos damos cuenta de que nos es así. Ya lo dice el Papa Francisco: En la actualidad hay más mártires cristianos que en los primeros siglos del cristianismo.
    Dios, Señor y padre de todas las ramas del cristianismo, conceda la gloria a estos hermanos mártires que murieron diciendo su nombre y a sus verdugos el arrepentimiento y la conversión de corazón.

    Estoy de acuerdo en lo que comentáis mas arriba, la comunidad internacional no puede seguir permitiendo que esto siga pasando y tampoco pueden seguir haciendo la vista gorda con aquellos gobiernos que financian ilegalmente a estos bandas de criminales. De seguir tolerándose esto, aumentara cada día más su poder y con ello su crueldad. Y como esta pasando, la gente inocente sera la que lo pague.

    Tenía la duda de donde se encontraban sus cuerpos, pero ya me ha quedado resuelta Antonio.

    Me gusta mucho el icono que los representa.

    • Es cierto lo que dice el Papa Francisco. En estos momentos, la Iglesia en su conjunto está siendo más perseguida cuando se atacan y masacran a sus miembros más débiles, más vulnerables, menos protegidos por los poderes públicos. Eso es así pués todos los nuevos mártires son de naciones del llamado Tercer Mundo.
      Quienes vivimos en paises en los que hay más seguridad, tenemos que solidarizarnos infinitamente más y en todos los sentidos, con nuestros hermanos que sufren únicamente porque creen en el mismo Jesús en el que creemos nosotros.
      Los santos mártires nos ayuden a que eso sea así.
      Por e-mail te enviaré dos nuevos iconos.

  16. Llegué tarde al debate he estado ultimamente ocupado en la escuela, con respecto a los crímenes del autodenominado Estado Islámico veo que grupos anteriores no se quedan atrás, mi mas alta reprobación asi como también mi reprobacion a que la solución sean las armas, me queda decir gloria a los Mártires porque asi como admiramos a los martires pasados así me inclino con veneración a honrar la memoria de esos 21 cristianos coptos, martirizados solo por su fe, ah pero le tiramos duro a los musulmanes yihadistas, quien no habla de los crímenes del otro bando, o sea estos países capitalistas que en beneficio de sus intereses promueven golpes de Estado, guerras civiles, o arman a grupos terroristas, no solo por los recursos naturales, sino por extender su influencia por aquellas zonas, desestabilizan gobiernos, se engrandecen a costa de los demás.
    Dios perdone tanta maldad humana pero en medio de la injusticia parece que Dios no existiera, parece que Dios no existiera en medio de aquellos corazones dominados por odio e interés. Recibí la noticia llorando de tristeza por los sufrimientos de los cristianos en Oriente, que los Santos Neomártires de Libia que fueron asesinados este fatídico año, rueguen por nosotros.
    Por cierto Antonio, el momento de la degollación, me produjo asco, pero no pido que la quites, pido que la muestres para que vean lo que es la maldad humana. Hasta donde el ser humano ha sido capaz, hasta donde.
    Por cierto he estado esperando encontrar a otro grupo de mártires que habían comentado (perdon salirme del tema) que son los mártires de Chelm, y los neomártires que fueron martirizados en Grecia durante la dominación otomana

    • René,
      Empezaré por lo último: de los mártires de Cheln ya se ha escrito en este blog así como sobre muchos nuevos mártires ortodoxos masacrados por los turcos. Es cuestión de que los busques en el blog.
      Hemos condenado a estos criminales y también hemos condenado a sus complices que o bien les compran petroleo y antigüedades o bien les venden armas. Y también hemos condenado a los gobiernos occidentales y musulmanes, que solo condenan de boquilla estos crímenes pero que no actúan pués los mártires mayoritariamente no son suyos. Te aconsejo que leas todos los comentarios.

      • Bueno, Antonio, no me regañes jajaja. Bueno fuera de eso, es que si he leído los comentarios, sobre los martires que menciono, no son los ya escritos sino otros, que he investigado algunos y vienen mas. Por cierto le da un buen toque ese hermoso icono, que envidio tenerlo, si busco el icono de os martires de Chelm y solo aparece los de Pratulin, a menoa que me confunda de nombres, en cuanto a los crímenes del estado islámico, nomás opino. Y seguirán siendo martirizados mas cristianos mientras no hagamos algo, pero solo podemos hablar, no hay acciones, en mi país profanan a veces alguna parroquia, han asesinado el año pasado sacerdotes junto con miles de personas, a veces lloro de rabia al saber que no podemos nosotros hacer nada, comparado con medio oriente nos quedamos en pañales, pero el narcotráfico es igual, aunque su causa sea económica y no religiosa. Soo oro porque esta persecución acabe pero perdon mi pesimismo pero siento que no va acabar y os que creemos en Cristo seremos carne de cañon

        • René,
          Aunque por la edad a lo mejor podría ser tu abuelo, no te regaño, jaja, sino que como hemos publicado ya tantos artículos se que es muy posible que todos no se hayan leido y por eso te recuerdo el que los busques, que es bastante fácil si pones el nombre en el rectángulo con una lupa que aparece arriba de la página.
          Por e-mail podría enviarte alguna foto de icono de los mártires de Chelm, pero tu mismo los puedes encontrar en Google poniendo en la búsqueda “Ikona Męczennicy Chełmie”.

  17. Antonio, por favor echale un vistazo al Blog de Raad Salam donde se precisa quien es Allah, que por cierto no es nuestro Dios, allí esta la argumentación. Gracias por la información de este blog.

    • Fredy,
      Diga Raad Salam lo que diga, solo hay un Dios y todo aquel que de buena voluntad lo adore, sea de la religión que sea, adora a nuestro Dios. ¿Recuerdas que los ángeles dijeron “paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”? Pues esa paz se la trae a todos el mismo Dios, porque solo hay un único Dios le llame cada uno como le llame.

    • Fredy, por más que te empeñes, Alá es el mismo Yahveh de los judíos y nuestro mismo Dios padre de los cristianos. Sólo que tenemos diversas formas de concebirlo en cada una de estas tres religiones monoteístas. Puede decir lo contrario quien le dé la santa gana de decirlo, pero el Islam proviene de una raigambre judeocristiana como se deduce de que comparte toda nuestra historia sagrada junto con los judíos, incluidas las figuras de Jesús, María y otros personajes y profetas bíblicos; lo único que es novedoso es la figura de Mahoma y sus predicaciones en Arabia.

      Decir lo contrario es no tener ni idea de cómo se han desarrollado las tres religiones monoteístas. Al principio la divinidad de Alá estaba entre otras muchas del panteón politeísta que adoraban los árabes, pero este Alá era el mismo Yahveh y cuando Mahoma depuró ente panteón, sólo lo dejó a Él. ¿Qué otra cosa cabe decir? Yo te recomiendo que te dejes de blogs de autores concretos, que por lo que cuentas están imbuidos de la islamofobia propia de quien ha padecido situaciones injustas, y a causa de eso usan una doble vara de medir; y que leas mucha bibliografía variada sobre el tema y sobre todo, que veas algunas películas y series musulmanas fundamentadas en el Corán y la tradición islámica. Te sorprenderán las escasas diferencias con el mundo judeocristiano.

  18. Es lamentable la situación de los Cristianos en esas zonas de conflicto, los horrores cometidos de los fundamentalistas y radicales son actos que van contra la misma humanidad. Querer borrar la fe en Cristo, por parte de ellos con esos actos se me hace algo realmente estúpido. Un gobierno que surge del terror tarde que tempano esta destinado al mas terrible fracaso. Lo hemos comprobado en la Historia. En cambio Cristo no nos miente, EL estará con nosotros hasta el fin del mundo, este martirio es un ejemplo moderno, real y verídico de la valentía que tiene un cristiano y confiado en la palabras de Divino Maestro: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida… cuantos con su ejemplo seguirán dando testimonio de Jesús? seguramente muchos se cuestionaran sobre ese valor desconocido que infunde esos actos los fieles del Cristianismo, y se hará realidad una vez más las palabras: LA SANGRE DE LOS MARTIRES ES SEMILLA DE CRISTIANOS….

    • Esa era la frase que faltaba en todos estos comentarios. Lo dijo Tertuliano y tu nos lo recuerdas: la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos. Por eso, estos criminales ni ahora ni nunca han podido ni podrán acabar con los seguidores de Cristo.
      Gracias, Tacho.

  19. Que puedo decir que no se haya dicho ya sobre estos santos martires, es mejor que sea la palabra de Dios la que los recuerde ahora.

    “Ellos le vencieron en virtud de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio que dieron, y no amaron tanto su vida que temieran la muerte. Por esto, estad alegres, cielos, y los que moráis en sus tiendas”.

    Concuerdo totalmente con Ana María acerca de “yo soy charlie”, porque aunque nunca se podra justificar semejante salvajismo por gente que dice “creer en Dios” yo nunca me senti Charlie.

    Que los Santos martires rueguen por todos nosotros, seguidores de Cristo, para que si algun dia también nosotros debemos afrontar el martirio, podamos ir cantando, con sonrisas en los labios al encuentro con el Señor.

    Saludos.

    • Es cierto que las palabras del cántico del Apocalipsis (12, 11-12) que has mencionado, resumen la victoria de estos mártires, vencidos ante los ojos de los hombres, pero vencedores ante los de Dios. Los verdaderamente vencidos en su maldad son esos canallas que se jactan de imponer el terror amenazando a seres inocentes.
      Que los santos mártires coptos de Libia intercedan por ellos ante el trono de Dios para que, si es posible, sus corazones de piedra se truequen en corazones de carne.
      Y por último, remarcar que “yo tampoco soy Charlie”, porque aunque defiendo por encima de todo la vida de todo ser humano y la libertad de expresión, también defiendo que no se ultraje las creencias de los demás.
      Gracias, Jhonatan.

  20. Me ha costado mucho atinar a decir algo frente a semejante hecho.
    Me sorprende especialmente no haberme enterado antes del correo de Antonio, ni por Facebook, ni twitter, ni en los tres periódicos que reviso diariamente. Al parecer, a pesar de las terribles circunstancias poco importaban a los medios de comunicación las vidas de un grupo de pobretones desconocidos. En contraste, hoy todo mundo se rasgaba las vestiduras por las antigüedades que fueron recientemente destruidas por el IS. Sin negar el valor artístico o histórico de tales obras, es lamentable constatar que unas inertes piedras preocupan más que la vida y la seguridad de quienes son perseguidos y masacrados por ese mismo régimen de terror. De hecho, hoy en el muro de Facebook de alguien que lamentaba que el IS destruya “el patrimonio de la humanidad”, comenté qué más terribles era la persecución y masacre de cristianos, y no faltó quien respondiera que sí, que muy mal por ellos, pero debemos llorar también la pérdida de “la esencia de los pueblos” (o sea el patrimonio cultural), “porque el pasado ha dejado más de lo que el presente dejará al futuro”. ¡Que manera de cerrar los ojos frente al dolor del prójimo! Me sorprende enormemente que tanto el sufrimiento del vecino como el del extranjero puede llegar a resultarnos tan ajeno.
    Por otra parte, este triste ejemplo creo que ayuda a entender que un martirio no es sino un asesinato infame (¿pero habrá algún asesinato que no sea infame?), sin esos adornos fabulosos que la tradición usualmente añade. Nada de ángeles con ungüentos sanadores, relámpagos que fulminan a los verdugos, cuchillos que se doblan, llamas que no queman, ni prodigios caprichosos… Sólo odio, injusticia, dolor, agonía, muerte. Y curiosamente, resulta que sin necesidad de esa parafernalia legendaria que tanto nos gusta, bastó la fe sencilla pero decidida de las víctimas para trastocar un escenario de horror en un martirio inmediatamente reconocido, no sólo por la Iglesia Copta, sino por cualquier cristiano. Incluso la ausencia de reliquias parece ser un hecho insignificante frente al martirio mismo. ¡Que poderoso testimonio, cuya eficacia no depende de adornos fantasiosos ni de la existencia de reliquias, sino de la contundente sencillez de la fe de los mártires! Me pregunto si por eso mismo, ese martirio puede ayudar a leer de otro modo las historias de los mártires antiguos y modernos.

    • Gracias, Moisés, por tu comentario.
      Para el mundo en el que vivimos, es más importante la bárbara destrucción del riquísimo patrimonio arqueológico iraquí o la injustificada matanza de europeos, que las vidas de veintiún egipcios, que por muy inocentes que fueran, no dejaban de ser ciudadanos del Tercer Mundo. Rechazo la barbarie cometida contra el patrimonio cultural (por cierto, destruyen lo que no pueden vender para financiarse en la compra de armas) y rechazo la muerte violenta de cualquier persona viva donde viva, pero el asesinato de estos inocentes no solo merece nuestro rechazo, sino que las víctimas merecen toda nuestra veneración porque han muerto por su fe en Cristo.
      Esto es lo que hemos pretendido con este artículo: fomentar el rechazo a la violencia, pero fomentar también la veneración a estos santos mártires.

      Estoy de acuerdo contigo en lo que dices en que este hecho nos hace comprender como el martirio no deja de ser un asesinato infame sin los adornos añadidos a través de los siglos. Todos los mártires de todos los tiempos han sufrido igual que estos hermanos nuestros y todos los adornos que en el arte o en las tradiciones populares les hemos añadidos, no son más que estupideces de quienes han pretendido idealizar lo que no deja de ser un asesinato. La imagen de estos santos degollados debe mover nuestros corazones mucho más que los lienzos que nos presentan ñoñerías angélicas, sanaciones irrisorias o rayos fulminantes. Yo también espero que en adelante, cuando escribamos sobre un mártir, veamos su martirio como realmente fue: cruento, espantoso, terrible.

    • Moisés, tu comentario es lo mejor que he leído sobre esta conyuntura en mucho tiempo. Ayer lamentábamos la destrucción del arte mesopotámico y yo, que soy licenciada en Historia, que he hecho mis excavaciones arqueológicas y a la que le duele como la que más el arrasamiento del patrimonio que como bien dices, no es de ellos sino de toda la humanidad; a mí, no me cabe en la cabeza que le hayan hecho más caso a esto que al brutal degollamiento de 21 seres humanos.

      Hace muchos años, cierto familiar decía que entre los crímenes cometidos en la Guerra Civil era cien mil veces peor la destrucción de un bello retablo religioso que el fusilamiento de un sacerdote. Casi me da algo. Y soy amante del arte como la que más.

  21. Dear Antonio,
    the terrible act happened in Lybia is even more terrible, if we see how the European society manifests. No more hysteria, no more je suis charlie or so on. In the name of the ”liberty”, which can be over all the sacred, there are organized marches, press conferences and so on; anyway, the further weeks the attacks are shown as isolated and not the result of islamism. Now, after the beheading in Lybia, I barely find articles in the press. The political leaders are mute.
    But even this thing is a sign of the saintness… Not the publicity, mass hysteria, but sacred veneration, sobriety, this is a Christian attitude.
    The 21 Christians did not die in vain. They are clearly martyrs. But they have died as a sacrifice for the corrupt world we live. In a way, they have died for us, who live in this freedom which we don’t know to evaluate at its real price.

    • Querido amigo Juan,
      Los líderes políticos mundiales han enmudecido ante esta barbarie porque esto es para ellos un mal menor, que no ataca en si mismo a la manera de vivir que tenemos en Occidente y si ha reaccionado el gobierno egipcio es porque no tenía más remedio que hacerlo. Yo también recuerdo, porque es reciente, la histeria colectiva de los países occidentales cuando el ataque se sufre en Europa o en Norteamérica, pero eso ocurre porque nosotros tenemos el derecho a ser intocables, mientras que nuestros hermanos que viven en países pobres no tienen ese mismo derecho.
      Posiblemente lleves razón cuando dices que la santidad no necesita de esa histérica publicidad, sino de una auténtica veneración y conversión que sale del corazón, que nos hace amar a estos hermanos inocentes porque sus muertes son un aldabonazo a nuestras conciencias como cristianos, para que demos verdadero valor a lo que realmente lo tiene: el llevar a la práctica el mensaje de Jesús para conseguir un mundo mejor y más justo para absolutamente todos los seres humanos.

  22. Pues sí, he llegado tarde al debate porque todo lo que he leído aquí era mejor de lo que yo podía poner (y también porque hasta hoy no he tenido más de cinco minutos frente al ordenador) . El debatir ahora sobre si Dios es el mismo que Yahvé o Alá no parece ser el mejor momento, como tampoco otras cuestiones que mencionáis. Seguro que Dios, se le invoque como se le invoque, aborrece estos asesinatos tan ruines y a esta panda de salvajes que tienen la decapitación como argumento de sus películas.

    Es verdad que lo primero que nos asalta son sentimientos de venganza, de odio, de asco, de repulsa. Es normal, humano, entendible. Pero Jesús, por el que estos 21 han muerto, y cuyo nombre estuvo en sus labios antes de morir, pidió para sus asesinos otra cosa. Sus últimas palabras en la cruz fueron de perdón. ¡No saben lo que hacen! Y estos asesinos del siglo XXI tampoco lo saben. ¡No saben lo que hacen! Aunque crean que sí, que son corderos, infieles o qué se yo, ¡no lo saben!. Si supieran la atrocidad tan enorme que realmente están haciendo, el asesinar de esa manera a unos hermanos suyos que comparten la misma tierra e hijos de Dios como ellos, el crimen por el que, seguro, el mismo Alá al que creen seguir, les pedirá puntualmente cuentas…¡no lo harían! Estoy absolutamente seguro: ¡no saben lo que hacen!

    Algún día, algunos de estos asesinos encapuchados, o todos, puede que sí se den cuenta. Y lamentarán con todo su ser esta atrocidad. Sus remordimientos y su camino diario será un penar continuo, sin sentido, una muerte en vida. No alcanzarán nunca la paz. Y desearían que en su religión hubiese algo redentor, algo así como el perdón de los pecados del sacramento de la penitencia. Y se cambiarían si pudieran por sus víctimas que ya gozan (sí, ellos sí) de la compañía de Alá-Dios.

    A estos 21 mártires les pido que los que aquí estamos vivos sepamos dar con valentía testimonio evangélico de nuestra fe. A Dios, que mueva los corazones y esta sinrazón termine ya. Para estos asesinos pido su conversión, que Dios les toque el corazón y que, ojalá, algún día de perseguidores pasen a seguidores. Sonará ingenuo, pero Dios lo puede todo. Acordaos de san Pablo, de san Longinos, san Tanguy y de tantos santos de los que en esta web se habla. De perseguidores a santos.

    • Amigo David,
      Las últimas palabras de nuestro Salvador al morir en la cruz fueron de perdón y hasta de cierta justificación al decir que sus verdugos no sabían lo que hacían. Es cierto que no sabían que estaban masacrando al Verbo hecho hombre, pero si sabían que estaban masacrando a un pobre carpintero de Nazareth que era un estorbo para ellos.
      Cierto es que a lo largo de la historia ha habido casos de auténticas conversiones y quizás el ejemplo más claro fue el de San Pablo, pero yo dudo mucho que estos criminales lleguen a comprender algún día la maldad de sus crímenes. Quienes son fanáticos, crueles por naturaleza, canallas desde el fondo de sus corazones, no sienten ni sentirán remordimiento alguno y seguirán convencidos de que su mensaje de horror tiene justificación. Es cierto que estos canallas también son hijos de Dios, pero no nos olvidemos de que existen numerosos casos de hijos que matan hasta a sus propios padres.
      Seguro que los santos mártires de Libia los han perdonado y están intercediendo ante Dios para que cambien sus corazones, pero mucho me temo que no lo van a conseguir si desde aquí abajo no se les combate enérgicamente, no tanto destruyendo a ellos mismos como a su fanática ideología.

  23. Pues bueno, lamento la tardanza en comentar, y Antonio, gracias por avisarme en el correo. La verdad es que fue muy impactante para mi recibir estas noticias a poco de haber regresado al mundo. Mundo inmundo. Que tristeza, de verdad. Aunque no es una situación ajena a la que hemos vivido en los últimos 50 años de guerra “revolucionaria” en nuestro país. Francamente no encuentro qué decir. Creo que en la tirada de comentarios que van hasta aquí ya está todo dicho. Que Dios tenga misericordia de los imperios que cierran los ojos a las vidas que se apagan, como si la política valiera más que una pequeña vida. Que el Altísimo mire compasivo a las grandes industrias que se lucran con estas barbaries, como si un papel y un metal con “la cara del César” realmente valiera la sangre de un ser humano. Que Dios se apiade de nosotros cristianos, y de nosotros, su Iglesia, por nuestra tibieza para vivir y proclamar la fe en su amor salvador….

  24. Y la barbarie sigue:

    Al menos seis cristianos coptos han resultado heridos en un ataque de una horda de musulmanes a la iglesia de Al-Our, en Egipto, lugar de nacimiento de 13 de los 21 mártires coptos ejecutados por el ISIS en Libia el pasado mes de febrero

    Según informa International Christian Concern, al menos seis coches llenos de extremistas islámicos armados, junto a un centenar de miembros de la comunidad local, atacaron la iglesia de la Virgen María, en Al-Our, el pueblo egipcio en el que nacieron 13 de los 21 mártires coptos asesinados por el ISI en febrero.

    “Entraron en la iglesia disparando y arrojando piedras y ladrillos –relata uno de los testigos–. Destrozaron la cruz, destruyeron el suelo de la iglesia y rompieron las ventanas”. Al menos seis cristianos resultaron heridos durante el ataque.

    El ataque tuvo lugar en la semana en la que los coptos recordaban los 40 días desde que sus familiares y amigos habían recibido el martirio en las playas de Libia, donde habían emigrado en busca de trabajo.

    Además de la iglesia, los fanáticos apedrearon también la casa de Samuel Alham Wilson, uno de los cristianos asesinados por el ISIS. Su hermano Bebawy, ha confesado a International Christian Concern que, “después de la oración de los viernes, los musulmanes atacaron nuestra casa. Yo estaba en casa con mi mujer, mi madre y las esposas de mis hermanos; ellos estaban en ese momento en la iglesia. Yo cerré con llave la puerta de nuestra casa, y ellos la apedrearon desde fuera”. Sólo después de dos horas, la policía hizo acto de presencia, cuando la turba ya se estaba dispersando.

    El sábado, la diócesis de Samalaout, organizó una celebración en memoria de los mártires coptos, “pero yo no pude ir –relata Beshir, hermano de dos de los mártires, Bishoy y Samuel–, porque tuve que quedarme en casa a defender a mi familia”.

  25. Estos grupos estan ordenados y pagados por EEUU, Gran Bretaña e Israel.
    Son un fraude criminal para justificar invasiones, igual que Al Qaeda.

    Deberiamos ponernos en manada en la puerta de la embajada USA y pedir que dejen de alimentar este fraude asesino y criminal.

    Aqui EEUU ha estado atentando contra la poblacion durante 40 años como si fueran comunistas, anarquistas, etc… ahroa se sabe todo… buscad por “Operacion Gladio” en youtube.

    Que dios os bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*