Dos Santas de nombre Rosina

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Pintura de Santa Rosina en el altar de su capilla de Wenglingen, Alemania. Obra del padre Kögel (1730).

Pintura de Santa Rosina en el altar de su capilla de Wenglingen, Alemania. Obra del padre Kögel (1730).

Rosina, diminutivo de Rosa, nombre de origen latino, alude, naturalmente, a esta conocida y apreciada flor. Aunque hasta el siglo pasado este nombre era relativamente frecuente entre mujeres alemanas, e italianas e incluso hispanas, hoy, a diferencia de Rosa, está en desuso, quizá por considerarse anticuado o incluso cursi. Lo cierto es que incluso las llamadas Rosina tienen santa patrona, de hecho, dos al menos, y las dos mártires: una venerada en Wenglingen, Alemania, y otra en Cella, España. De ambas hay poquísima información, hasta tal punto que se puede afirmar que nada se sabe prácticamente de ellas; pero de todos modos, vamos a dar los datos que dispongamos sobre el tema, porque artística e iconográficamente, así como a nivel de culto, sí que han trascendido bastante y de hecho se las sigue venerando, por lo que será bueno que se las conozca en la medida de lo posible, al menos para que no sean confundidas con otras.

Santa Rosina de Wenglingen, virgen ermitaña mártir
La vida de esta Santa, que es llamada Rosina mayoritariamente, aunque también es la patrona de aquellas llamadas Rosamunda, es absolutamente desconocida, cabe decirlo ya de entrada. La primera mención que encontramos sobre ella en las fuentes se remonta a la tardía fecha de 1679, cuando se menciona una capilla en Wenglingen, en la parroquia de Apfeltrans, diócesis de Augsburgo (Alemania), la cual existía desde hacía algún tiempo y que estaba consagrada a esta Santa Rosina.

Iconográficamente, no está definida: a veces aparece como virgen, portando el lirio y coronada de rosas; otras, sin embargo, como virgen mártir, para lo cual adopta, curiosamente, la iconografía de Santa Dorotea de Capadocia (palma, espada y canasto con rosas, aludiendo a su nombre, Rosina); pero otras veces aparece simplemente como una virgen ermitaña, viviendo sola en medio del bosque con un crucifijo y una calavera, con lo cual es pasmosamente fácil confundirla con Santa Rosalía de Palermo, cuyo nombre, por cierto, también es derivado de Rosa y de Rosina.

Grabado estilo Épinal de Santa Rosina como virgen ermitaña, sin atributos de martirio.

Grabado estilo Épinal de Santa Rosina como virgen ermitaña, sin atributos de martirio.

¿Quién es entonces Santa Rosina de Wenglingen? ¿Virgen? ¿Ermitaña? ¿Mártir? ¿Todo a la vez? Se ignora. Estas diversas y escasas noticias, cuyas fuentes son completamente desconocidas, no tienen ningún valor histórico, aunque es cierto que en Wenglingen existe una leyenda sobre ella. Pero esta leyenda procede de dos manuscritos que se contradicen, pues el primero dice que sólo era una virgen ermitaña, y el segundo añade que fue martirizada en la soledad del bosque. La tradición local, no sabiendo por qué optar, se quedó con todo: virgen, ermitaña y mártir. Cuanto más azúcar, más dulce, ¿no?

Cuando se trata de ubicar la vida y el martirio de la Santa, el “cachondeo” es de órdago, pues hay quien dice que, siendo mártir, lógicamente debió vivir en el siglo IV -época en que fue martirizada Santa Afra, cristiana de la cercana Augsburgo-; pero también hay quien establece el “preciso” marco de “antes del año 1300” -vete a buscar- basándose sólo en el hecho de que a partir del siglo XIII es cuando empieza a ser venerada como patrona de Wenglingen. Vamos, que se ignora cuándo pudo vivir, además de quién fue.

Hay sin embargo constancia de que, desde tiempo inmemorial, se celebraba su festividad el día 11 de marzo, festividad que se mantiene hasta la actualidad. Aunque los historiadores Torsy y Dertsch identificaban a esta Rosina con una tal Santa Eufrosina, por parecerles similar el nombre, el hagiógrafo Stadler refutó la identificación, ya que ninguna Santa con ese nombre es festejada el 11 de marzo. Y hay quienes, en cambio, prefieren identificarla con una Rofina o Rufina, por las mismas razones, pero también las fechas de sus festividades son distintas. Hoy sólo se celebra en Wenglingen con una simple función religiosa, pero durante los siglos XVIII y XIX recibió una mayor veneración, como dan testimonio las imágenes existentes y el hecho de que el nombre de Rosina era utilizado de vez en cuando en Allgäu y en otras regiones alemanas.

La Santa con los atributos de martirio. Estampa perteneciente a la serie del ilustrador italiano Alberto Boccali ("Bertino").

La Santa con los atributos de martirio. Estampa perteneciente a la serie del ilustrador italiano Alberto Boccali (“Bertino”).

Lo cierto es que, a pesar de que su vida era totalmente ignorada, llegó a ser una de las Santas más veneradas en algunas zonas de Alemania, porque se cita que en la procesión del Corpus de Miesbach de 1769, la Santa era representada en una especie de “cuadro viviente” con actores disfrazados, y estas representaciones de folclore popular se reservaban sólo para los Santos más queridos y venerados.

Actualmente el culto se ha reducido, como decíamos, a una misa en su capilla el día de su fiesta. En ella aparece como siempre se la ha representado iconográficamente: como una virgen mártir con palma, espada y un canasto de rosas en alusión a su nombre. Así la pintó el sacerdote Kögel en 1730, copiando, en realidad, una imagen popular de Santa Dorotea de Capadocia y adaptándola un poco.

Santa Rosina, virgen mártir compañera de Santa Úrsula
Y yendo a conocer a nuestra segunda Santa Rosina, cabe hablar de que cada 15 de mayo, en la localidad de Cella, Teruel (España) se celebra la festividad en honor a la Santa patrona de la población, que es Santa Rosina, procesionando con el bellísimo busto de la Santa hasta la iglesia parroquial.

Cuando se trata de hablar acerca de la Santa, localmente se admite que se conoce poco de su vida y afirman que fue martirizada a orillas del Rin en Alemania, conservando la cabeza, que es la reliquia insigne venerada en esta localidad de Cella.

Sobre la historia de la reliquia, cabe decir que don Sebastián, arzobispo sipontino, nuncio apostólico con potestad de legado (ad latere) del papa Julio III, ante el emperador don Carlos, concedió el 3 de diciembre de 1550 a don Miguel de Sais, noble zaragozano y ecónomo del estado doméstico del Príncipe de las Españas, licencia para recibir las reliquias de la cabeza de Santa Rosina y de la cabeza de Santa Celícola, “y cualesquiera otras reliquias que le han sido dadas en Alemania y poder llevarlas a España o a otras regiones y colocarlas en alguna iglesia, capilla, oratorio u otro lugar sagrado donde puedan ser veneradas”. Existe el pergamino que da la fe de la autenticidad de la reliquia de Santa Rosina.

Busto de Santa Rosina venerado en Cella, Teruel (España).

Busto de Santa Rosina venerado en Cella, Teruel (España).

Combinando lo que popularmente se conoce de la mártir y lo que dice la auténtica de la reliquia, podemos afirmar que estamos ante una presunta compañera de Santa Úrsula, es decir, una de las Once Mil Vírgenes. Naturalmente, los que estamos familiarizados con el tema de Santa Úrsula y sus compañeras sabemos que, por más documentos que en el siglo XVI demuestren la procedencia alemana de la reliquia, ello no implica su autenticidad. El tema de las Once Mil Vírgenes es complejo y como sabemos, del vaciamiento del Ager Ursulanum proceden prácticamente todas las reliquias europeas y ultramarinas atribuidas al singular ejército de la mártir de Colonia, pero de ahí a que en verdad correspondan a santas mártires y no a cristianos que quisieron ser enterrados cerca de la santa patrona, va un trecho. En fin, que la autenticidad de la reliquia de Santa Rosina, como la de cualquier otra pretendida compañera de Santa Úrsula, está en entredicho.

Tenemos, sin embargo, una hermosísima imagen, el busto de la Santa, que es del siglo XVII. Y el relicario, que es es de plata repujada. Según un inventario realizado el año 1720, la reliquia (el cráneo de la Santa) se guardaba en una caja de plata sobredorada. Dicho relicario, junto a otras pertenencias, fue robado, pero el 16 de noviembre se hallaron varios efectos. Y dice la tradición que allí encontraron la reliquia. Para guardarla se hizo un nuevo relicario, que es el actual y que fue obra de Manuel Gallen, natural de Morella y con taller en Valencia.

Como decíamos al principio, su fiesta se celebra el 15 de mayo. Se la invoca para conseguir que llueva sobre los campos, por eso, familiarmente, los devotos la llaman Santa Rosina “la meona”, ¡cosas del afecto popular!

Conclusiones
Y esto es lo que podemos decir de estas dos Santas mártires llamadas Rosina, que no deben confundirse entre sí. Bien poco, al fin y al cabo. Nada se sabe de Santa Rosina de Wenglingen, ni en qué época vivió, ni si era virgen, ni si era ermitaña, ni si fue martirizada en los bosques donde vivía en soledad, como pretende la leyenda, ni por quién. A pesar de eso, tuvo un importante culto que hoy casi ha desaparecido pero que sigue manteniéndose tal día como hoy, el 11 de marzo.

Busto de la Santa venerado en Cella, Teruel (España).

Busto de la Santa venerado en Cella, Teruel (España).

Y sobre Santa Rosina, virgen mártir y presunta compañera de Santa Úrsula, sólo cabe decir que se la venera como patrona de una localidad española, se la invoca para la lluvia y que su cráneo procede de Alemania, junto con otras reliquias que el emperador Carlos hizo traer de allí, cuyo traslado está autentificado mediante un documento de la época, pero que no puede autentificar, en modo alguno, que ese cráneo pertenezca en realidad a una mujer que fuese martirizada junto a Santa Úrsula de Colonia. Entre otras cosas porque el nombre de Rosina ni siquiera es conocido ni mencionado en las presuntas recopilaciones de nombres de las Once Mil Vírgenes, tan válidas históricamente como el cuento del unicornio.

A pesar de lo poco habido y por haber, creo que las llamadas Rosina agradecerán tener información sobre su santa patrona -la que quieran escoger de las dos, o las dos- y en cualquier caso, el conocerlas nunca está de más. Al fin y al cabo, no se sabe nada de ellas pero por si acaso hubiera dos mujeres reales tras este cúmulo de incertidumbres y leyendas -y porque el cráneo de Cella a alguien tendrá que pertenecer, ¿no?- lo mejor es estar sobre aviso.

Meldelen

Bibliografía:
– VVAA, Bibliotheca Sanctorum: Enciclopedia dei Santi, Ed. Città Nuova, Roma 1984.

Enlaces consultados (28/02/2014):
http://www.diocesisdeteruel.org/noticiassantarosinacella12.html
https://www.heiligenlexikon.de/BiographienR/Rosina_Rosamunde.htm
http://www.santiebeati.it/dettaglio/44550

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “Dos Santas de nombre Rosina

  1. Muchas gracias, Ana Maria, por este artículo sobre estas dos santas de nombre Rosina. ¡Ya es díficil hacer un trabajo como este cuando de ellas dos no se sabe absolutamente nada! Aclaras muchísimas cosas, las pones en su sitio y das información, no solo a todos, sino especialmente a quienes lleven este bonito nombre y quieran saber algo sobre su patrona. A mi me ha servido y mucho.
    De la primera de ellas jamás he visto una foto de un relicario; quizás, ni exista. De la segunda, tengo una preciosa foto pero no es digital, así que habrá que esperar a que pueda escanearla.

    • Está claro que, de donde no hay, no se puede sacar, pero poner los puntos sobre las íes nunca está de más. La segunda Santa Rosina, al ser una presunta compañera de Santa Úrsula, no planteaba grandes retos, pero la primera, ¡ay, la primera! Me traía loca con las imágenes, a veces mártir con la espada y las rosas, otras ermitaña con la calavera y la cruz, y no pocas veces todo eso mezclado, como atestiguan muchas estampas y grabados del siglo XIX. Al final resulta que no es más que un popurrí y que no hay tutía con ella. Y eso que la tesis de que sea una tal Santa Rufina es muy atractiva, porque en la escritura medieval gótica la S es muy similar a la F y lo mismo alguien pudo leer Rosina donde ponía Rofina, en algún momento, y de ahí generar el error, tanto más cuanto prácticamente todas las Santas Rufinas conocidas son mártires. Pero, ¿en esas fechas y por esa zona? Ninguna. Lo dicho: de donde no hay…

  2. Sugerente texto sobre las Santas Rosina. Aunque aún haya mucho por investigar ya es estimulante. Agradecida, afectuosamente, Rosina Valcárcel Carnero, Lima, Perú (escritora, antropóloga, defensora de los derechos humanos)

    • Muchas gracias por tu comentario, Rosina, y felicidades en el día de tu santa patrona, si es que has escogido como tal a la primera de ellas. Dices que queda mucho por investigar, no cabe duda, pero, ¿dónde? Yo no he encontrado más información sobre el tema. Quizá visitando estos lugares de culto, quienes las veneran nos puedan decir más.

  3. Siempre supuse que Rosina, así como Rossana (Roxana) tenía que ver algo con el italiano y estos nombres eran diminutivos o generados por Rosa, pero ya veo que Rosina es nombre propio.
    Que bueno que con tu trabajo se aclaran muchas cosas que se suponen o mejor, que se aprenden cosas que no se conocen. Coo en este caso, que salió otra psudocompañera de Santa Úrsula, creo que si hubieras sido arquéologa en vez de hagiógrafa e historiadora, la Dama de Elché en su momento no hubiera sido venerada como la Madre de Dios o por lo menos, hubiera sido menor el tiempo breve que lo tuvo.

    • Hombre, arqueológa no soy, pero he estado en unas cuantas excavaciones arqueológicas. Pero, ¿de dónde sacaste eso de que a la Dama de Elche la veneraron como la Virgen? Si desde el momento en que la hallaron fue llamada “la reina mora”. La tomaron por el busto de una reina árabe, luego, ¿cómo iban a tomarla por la Virgen? Aún hoy existen muchas piezas arqueológicas que representan a diosas o mujeres orantes y que son veneradas como si fueran la Virgen, caso de la patrona de Castellón, la Mare de Déu del Lledó. Muchas veces esto ha evitado que, en su momento, fueran destruidas. Que se lo digan también a los retratos de emperadores romanos que fueron confundidos con imágenes de San Pedro u otros apóstoles. Pero el caso del busto íbero de l’Alcúdia d’Elx me parece que no es uno de ellos, más teniendo en cuenta de que es hallada ya en el siglo XIX.

      Yendo al artículo; Roxana es un nombre persa, no tiene nada que ver con las rosas, pero Rosina sí es diminutivo de Rosa y eso no quita que pueda ser usado como nombre propio, o al menos eso creo yo… pero bueno, la verdad es que el origen de los nombres no es mi especialidad. Pero si la Santa lleva rosas por iconografía, claramente es porque hay un vínculo.

  4. Ana Maria gracias por este articulo sobre estas dos Santas Rosina.
    Asi que probablemente la primera,aunque tenga mucho meollo enredado tiene mas posibilidades de ser una santa (aunque no se sepa nada de ella),pero la de Teruel,si se dice que pertenecio a una de las compañeras de Santa Ursula……en fin,yo no se si fueron 11 (lo mas probable como parecio indicar los articulos que realizaste) u once mil,pero esta claro que de alguien sera.
    Mencionas que podria ser una devota de la santa enterrada cerca de ella,¿¿esto era muy comun???

    • Bueno, puedes releer los artículos de Santa Úrsula. Allí mencionaba que el Ager Ursulanum era un cementerio cristiano anexo a la tumba de Santa Úrsula donde todo resto extraído se ha interpretado, sin más, como perteneciente a las Once Mil Vírgenes. Es posible que incluso el cráneo conocido como Santa Rosina ni siquiera sea una mujer.

      Recuerda también que, en las catacumbas romanas, se ha considerado santo y mártir mucho resto humano que simplemente estaba enterrado cerca de otro santo mártir. A los hechos me remito.

  5. He estado en Cella el 15 de mayo. Celebran la fiesta de santa Rosina de Wenglingen. Durante la celebración el párroco afirmó tener muy pocos datos, sólo que fue decapitada a orillas del R pin en el siglo iv durante la persecución de Docleciano.
    Yo celebro a mi santa el 19 de octubre: santa Rosina de Nápoles, virgen y mártir del siglo III, pero tampoco se más de ella.

    • Pues es curioso, María Rosina, porque en la web de la archidiócesis de Teruel se dice claramente que la Rosina patrona de Cella es una de las Once Mil Vírgenes, cuyo busto relicario se venera allí, no la mártir de Wenglingen. Otra cosa es que hayan decidido mezclarlo todo, es decir, que consideren que esa compañera de Santa Úrsula sea la misma mártir de Wenglingen, pero no existe absolutamente ningún indicio de que una esté relacionada con la otra.

      Honestamente, no conozco ninguna Rosina de Nápoles como santa mártir. Dices que es el 19 de octubre; y resulta que el 21 es Santa Úrsula, ¿no será otra mezcla?

      • el nombre de Rosina es muy común en mi familia (nos hemos llegado a reunir 4) de origen gallego. Nos viene de cuando un antepasado estuvo en Nápoles y se casó allí. Mi cuñado alemán, suevo para más datos, se extrañó de que en España usáramos los mismos nombres que allí (él tiene dos tías Rosina).
        El visitó Wengligen y le informaron que en el s. XVI cuando la reforma Luterana los restos de la santa fueron traídos a España para su preservación.

        • Gracias por esta información, Rosina, que confirmaría que las dos Santas que he diferenciado en realidad son una sola. Pero entonces, ¿no habría que modificar la información que se da en la web de la diócesis de Teruel?

          • Mi opinión personal es que lo correcto es lo que pone la web de la diócesis de Teruel. Estamos ante una “compañera” de Santa Ürsula.

  6. Yo no he visitado la página de la Diócesis de Teruel.
    Los principales datos los tengo de mi cuñado Fritz, que desde Stuttgart viajo a la Diócesis de Augsburgo (antigua Augusta), de la que depende Wenglingen.
    No creo que pueda confundirse con las comartires de Santa
    Úrsula (s. V) porque Santa Rosina de Wengligen fue martirizada a principio del s. IV, durante la gran persecución de Docleciano.
    La de Nápoles es del s. III. De ella no tengo más datos. Si se busca en el calendario zaragozano pone: Santa Rosina de Nápoles, virgen y mártir s. III.
    Si tecleas en google “santa rosina 19 de octubre” te aparece: santa Rosina virgen.
    Esta última es la llevamos celebrando en mi familia desde hace muchas generaciones.
    Quiero agradecerte las investigaciones que haces y la paciencia que tienes al contestarme. Un abrazo

    • Estimada María Rosina;
      tienes el enlace mencionado en la webgrafía al final del artículo. Te recomiendo que lo visites porque verás que ahí se dice claramente que la Santa Rosina venerada en Cella es una de las Once Mil, no la mártir de Wenglingen.

      Otro detalle: Santa Úrsula no es mártir del siglo V, lo es del siglo IV muy probablemente según las investigaciones hagiográficas más serias, y seguramente también tuvo que ver con la persecución de Diocleciano si es que no fueron víctimas de una razzia de los bárbaros, lo cual también podría ser, por qué no.

      Para determinar bien un Santo, no te recomiendo tampoco ni calendarios locales ni Google, sino las publicaciones hagiográficas de los bolandistas (Acta Sanctorum) y la Bibliotheca Sanctorum. La web italiana Santi Beati e Testimoni también es una buena referencia porque sigue estas fuentes críticas y autorizadas. Fuera de esto es meterse en berenjenales, como tú misma puedes comprobar al ver que la Rosina que tú celebras es calificada en unos enlaces como “virgen” y en otros como “virgen y mártir”, pero de la que no se concreta ni se dice nada más.

      En mi opinión, no está todo dicho sobre Santa Rosina, pero te agradezco el enriquecimiento del debate. Quizá nos vendría bien alguien documentado de la localidad de Cella para seguir concretando datos. Yo, desde aquí, poco más puedo hacer o decir, para ser honesta. Gracias 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*