San Casimiro de Polonia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

El Venerable Icono del Santo. Catedral de Vilnius, Lituania.

El Venerable Icono del Santo. Catedral de Vilnius, Lituania.

Hoy quiero escribir sobre un santo príncipe, muerto muy joven, modelo de vida virtuosa para la juventud y para los no tan jóvenes, cuya festividad hoy celebramos: San Casimiro de Polonia o de Lituania. Casimiro nació el día 3 de octubre del año 1458 en el castillo real de Cracovia, siendo el tercero de trece hermanos, hijos de Casimiro IV Jagellón, rey de Polonia y gran duque de Lituania, y de la princesa Isabel, hija del emperador Alberto II de Habsburgo, conocida como la “madre de los reyes”, ya que cuatro de sus hijos varones lo fueron: Ladislao, rey de Bohemia y de Hungría, Juan Alberto, rey de Polonia, Alejandro, gran duque de Lituania y rey de Polonia, y Segismundo, rey de Polonia y gran duque de Lituania.

Con apenas trece años de edad, a Casimiro le fue designado el trono de Hungría, ya que una parte de la nobleza húngara estaba descontenta con el rey Maciej Korwinowi. Los hechos sucedieron así: a la muerte del rey Jorge de Bohemia, el trono le fue asignado a Ladislao, hermano de San Casimiro, pero simultáneamente hubo una rebelión de parte de los nobles húngaros contra Maciej Korwinowi, rey de Hungría. Los rebeldes solicitaron al príncipe Casimiro – que como he dicho, sólo tenía trece años de edad – que asumiera el trono, pero la expedición que estaba dirigida por Pedro Dunin fracasó, pues durante la misma, unos campesinos, instigados por Maciej Korwinowi, cometieron actos de pillaje, provocaron incendios y violaron a mujeres, aprovechándose de que la intervención del ejército polaco era escasa, pues Casimiro no quería la guerra. Aquello fue una experiencia terrible para un niño de trece años que, además, era muy sensible, por lo que decidió solucionar el conflicto de manera pacífica, y en Esztergom, en el año 1471, renunció y se retiró. Sin embargo, cuando en el año 1490 murió Maciej Korwinowi, su hermano Ladislao fue coronado como rey magiar.

Como sus padres eran muy piadosos, recibió una sólida educación cristiana por parte del tutor de todos los hermanos, el canónigo Jan Dlugosz, reconocido como uno de los mejores historiadores de Polonia. A su regreso de Hungría en la primavera del año 1472, Casimiro continuó sus estudios en el castillo de Dobczyce: estudios las artes militares de manos de Estanislao Szydlowiecki y humanidades con los profesores Filippo Buonaccorsi y Ambrogio Contarini. Casimiro era de constitución física débil, pero de temperamento alegre, estaba bien dotado para los estudios y desde muy joven se interesó por la política. Por eso, desde 1475 – con diecisiete años de edad -, su padre le fue dando responsabilidades como heredero al trono: participaba en las reuniones de gobierno, acompañó a su padre a Prusia, iba con él en sus viajes a Lituania – de donde procedía la familia -, y desde 1479 al 1483 prácticamente sustituía a su padre, residiendo en Radom con el título de “Secundogentis Regis Poloniae”. Promovió la seguridad de los ciudadanos, la participación activa en los procesos judiciales e incluso mantuvo mejores relaciones que su padre con los estados prusianos, pues era defensor de conceder una mayor autonomía a Prusia.

Lienzo barroco anónimo del Santo.

Lienzo barroco anónimo del Santo.

Pero aunque estuvo completamente dedicado a los asuntos de gobierno, no abandonó en ningún momento sus obligaciones religiosas. Sus biógrafos – y de manera muy especial monseñor Zacarías Ferreri, obispo de Guardialfiera, que es quien llevó desde Vilnius su proceso de canonización a los treinta y tantos años de su muerte -, dicen que era un hombre de una firme piedad, muy perseverante, que siempre vivió en castidad, que tenía un amor especial a la Eucaristía y a la Santísima Virgen, que era sumamente caritativo con los pobres y con los necesitados, y que era un firme defensor de la fe católica.

Pero como he dicho, su constitución física era muy débil, llegando a padecer de tuberculosis. A finales de la primavera del 1483, aunque la enfermedad progresaba, como no quería abandonar las responsabilidades de estado, inició un viaje a Lituania, pero debido a su estado de salud, tuvo que quedarse en Grodno y allí, con algo más de veinticinco años de edad y en presencia de su padre, murió en el castillo de la ciudad el día 4 de marzo del 1484. Su cuerpo fue llevado a Vilnius y sepultado en una capilla de la catedral de la ciudad. Inmediatamente, su tumba se convirtió en lugar de peregrinación y ya en el año 1501, el Papa Alejandro VI concedió indulgencias a quienes visitaran la capilla, recordando que el cuerpo del príncipe allí custodiado “multis miraculis clarescere perhibetur”.

La vida y muerte del joven príncipe originaron un espectacular movimiento popular de admiración, tanto en Polonia como en Lituania. Durante la guerra lituano-moscovita, los caballeros lituanos y polacos organizaron una expedición de rescate en Polockowi en el año 1516, y allí, sobre el río Daugava, subido sobre una nube, se les apareció el príncipe. Esto dio motivos para que su hermano Segismundo solicitara su canonización. En respuesta a la misma el Papa, León X, en el consistorio del 4 de noviembre del 1517, introdujo formalmente el proceso de canonización y comisionó al arzobispo de Gniezno y al obispo de Przemysl la institución del proceso “in partibus”. Dos años más tarde, el Papa envió como legado al mencionado monseñor Ferrari, quien al comprobar la devoción del pueblo hacia su príncipe, recogió cuanta información pudo sobre su vida, escribiendo su primera biografía y un himno en su honor. En el otoño del 1520 envió todo el material a Roma. El Papa León X, en el año 1521 emitió la bula de canonización entregándola al obispo Erazmowi Ciolek. Por desgracia, éste murió durante la peste que asoló Italia en el año 1522, y todos los papeles se perdieron.

El cuerpo del Santo es hallado incorrupto.  Fresco de Michelangelo Palloniego. Capilla del Santo en Vilnius (Lituania).

El cuerpo del Santo es hallado incorrupto. Fresco de Michelangelo Palloniego. Capilla del Santo en Vilnius (Lituania).

El Martirologio y el Breviario Romano dicen que fue el Papa León X quien inscribió a Casimiro en el catálogo de los santos, pero como he dicho antes, la fecha exacta y la propia bula de canonización no se conocen. Tampoco existen noticias acerca de las ceremonias que en ese momento se realizaron en Roma y en Vilnius, ya que las actas del Capítulo de la catedral de Vilnius no mencionan ninguna noticia al respecto. El 7 de noviembre del año 1602, sobre la base de una copia de la bula de León X, el Papa Clemente VIII con el breve “Quae ad Sanctum” elevó a rito doble la festividad del Santo en Polonia y Lituania y el Papa Pablo V, con decreto de la Sagrada Congregación de Ritos, fechado el 23 de enero de 1621, inscribió su fiesta en el Breviario y en la Misa de la Iglesia Universal. En ausencia de la canonización solemne realizada por León X – ya que los documentos se han perdido -, este decreto de Pablo V se ha convertido en el fundamento jurídico por el cual a Casimiro se le venera como santo, lo que podríamos asemejar a una “canonización equipolente”.

Con motivo de la canonización se abrió la tumba de San Casimiro y, a pesar de la alta humedad existente en el lugar (está documentado que incluso los ladrillos de la sepultura estaban mojados), después de ciento dieciocho años de su fallecimiento, el cadáver estaba casi intacto. Sobre su cabeza se encontró un pergamino con el himno favorito del santo: “Omni die dic Mariae”. En el 1636 las reliquias del santo fueron trasladadas solemnemente a la capilla fundada por Segismundo III y Ladislao IV, pero entre los años 1655 al 1661, debido a los pillajes efectuados por los rusos, las reliquias del santo tuvieron que esconderse, volviendo en ese año a su lugar anterior. Cuando en el año 1953 las autoridades soviéticas convirtieron a la catedral de Vilnius en un museo y una galería de arte, las reliquias fueron puestas a salvo en la iglesia parroquial de los santos Pedro y Pablo, en uno de los suburbios de Vilnius. Actualmente se encuentran en la catedral.

Urna de las reliquias y el Venerable Icono en la Catedral de Vilnius (Lituania).

Urna de las reliquias y el Venerable Icono en la Catedral de Vilnius (Lituania).

Los lituanos siempre han considerado a San Casimiro como su protector, celebrando su fiesta desde el año 1636 con el rito reservado a los principales patronos nacionales. La Sagrada Congregación de Ritos concedió, el 28 de septiembre de 1652, la celebración de la fiesta del traslado de las reliquias del santo el domingo posterior a la octava de la Asunción. Son muchos los milagros que, según la tradición, se han realizado por su intercesión, entre los cuales destacan dos apariciones suyas al ejército lituano: la primera, en el 1518 en las cercanías de Polock, donde ayudó al insignificante ejército lituano contra los rusos, y la segunda, para insuflarles ánimo, en el año 1654, cuando el general ruso Seremetjev avanzaba amenazando con invadir Lituania.

En Lituania y en Polonia tiene innumerables iglesias dedicadas a su nombre, algo que también sucede en aquellos países donde abundan los inmigrantes polacos y lituanos. Pero aún más: ya desde el siglo XVII es venerado por las juventudes italiana y flamenca. La Orden de los Caballeros de Malta lo tomó como patrono en el año 1690; en el año 1907 se constituyó en los Estados Unidos una congregación religiosa de hermanas lituanas que se pusieron bajo la protección del santo (Sisters of Saint Casimir) y su nombre lo llevan también las provincias lituanas de los franciscanos y marianistas de los Estados Unidos. En Roma, el Venerable Papa Pío XII, en el año 1948, creó el Colegio Eclesiástico Lituano, poniéndolo bajo su patronazgo y este mismo Papa, con un breve pontificio de ese mismo año, lo proclamó patrono de la juventud lituana. En su país es considerado también como el santo patrono de los artesanos. Es patrono de las archidiócesis de Vilnius y de Bialystok y de la diócesis de Radom. Su fiesta se celebra el día de su muerte, o sea hoy, día 4 de marzo.

Se le atribuye la autoría del canto “Omni die dic Mariae”, del que hicimos mención anteriormente. A favor de esta tesis está el libro de oraciones de su hermano Alejandro, escrito en el año 1490 y que se encuentra custodiado en el British Museum, donde el cántico está introducido con la anotación siguiente: “Alia oratio illustris principis Kazimiri, serenissimi Poloniae regis nati. Oratio cuotidiana”. Recordemos que cuando se abrió el sepulcro del santo se encontró una copia de este himno. Sin embargo, existen himnógrafos que defienden que su origen está en el siglo XIII, pero que como San Casimiro tenía una especial devoción hacia la Santísima Virgen, rezaba o cantaba diariamente este himno.

Urna de las reliquias y el Venerable Icono en la Catedral de Vilnius (Lituania).

Urna de las reliquias y el Venerable Icono en la Catedral de Vilnius (Lituania).

En la iconografía, San Casimiro es representado vestido de príncipe, con una especie de mitra (la corona ducal) en su cabeza y un lirio o el rosario en sus manos. Siempre va vestido de largo, siempre de frente y de pie. A veces también es representado con un pergamino entre sus manos con el texto del “Omni die dic Mariae”. La imagen suya más antigua es una xilografía que aparece en el frontispicio del opúsculo de monseñor Zacarías Ferrari – al que también nos hemos referido anteriormente -, titulado “Vita beati Casimiri Confessoris”, publicado por primera vez en Torum en el año 1521 y el llamado “Venerable Icono” de la catedral de Vilnius, que reproducimos en una de las fotos de este artículo, que fue pintado no mucho después del 1521 y restaurado y adornado en el año 1594. La tercera imagen del santo se conserva en una iglesia de Krosno (Polonia) que, aunque tiene la inscripción “BEAT (us) CASIMERIUS 1520”, en realidad está datada como del 1636. El santo ha sido pintado y esculpido por multitud de artistas, pero en este tema es mejor no entrar para no alargar en exceso el artículo.

Antonio Barrero

Himno “Omni die dic Mariae”

Bibliografía:
– Carli, B., “Enciclopedia dei Santi”, Siena, 1958.
– Duczmal, M., “Jagiellons”, Cracovia, 1996.
– Ferrari, Z., “Vita beati Casimiri confessoris”, Cracovia, 1978.
– Papée, F., “El príncipe San Casimiro de Polonia”, Lviv, 1909.
– Sánchez Aliseda, C., “Año Santo”, BAC, Madrid, 1959.
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo III”, Città N. Editrice, Roma, 1990.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

20 pensamientos en “San Casimiro de Polonia

  1. Es un articulo muy completo, y la vida del Santo parece no tener demasiados adornos como si pasa con otros reyes, reinas y principes santos.

    Lo unico que tal vez no me cuadra del todo es eso de que se anduviera apareciendo en medio de campañas militares. ¿?

    Muchas Gracias Antonio por prsentarnos a San Casimiro.

    • Gracias, Jhonatan, por tu comentario.
      Posiblemente, si el santo hubiese vivido más tiempo y/o su biografía no hubiese sido escrita de manera tan inmediata, esta estaría “contagiada” de alguna que otra alteración histórica, cosa que no ha ocurrido en este caso. Lo que si que es cierto es el tema de las dos apariciones al ejército lituano en los siglos XVI y XVII. Eso si que huele más a leyendas locales, pero bueno, ahí están y es lógico que yo me hiciera eco de ellas, ¿no crees?

      • Eso de andar en batallas no es nada nuevo. Santo Santiago, San miguel Arcángel y la Virgen de los Remedios de Naucalpan también han aparecido en medio de las batallas. historias épicas con resultados previsibles.

        • Todavía es más viejo que eso. En la mitología antigua los dioses ya intervienen en batallas a favor de uno u otro bando. Eso es lo que se llama epifanía, o manifestación de la divinidad. En la Ilíada, sólo por citar un ejemplo, las hay a montones.

  2. Yo no soy musicóloga, pero he cantado muchos años en un coro y tengo algunos rudimentos sobre composiciones y harmonización y, en mi modesta opinión, no creo que San Casimiro fuera el autor de este bellísimo himno con el que enriqueces este artículo y que recomiendo a todos escuchar. Es decir, que comparto la opinión de los himnógrafos que atribuyen su origen al siglo XIII y no al Santo.

    Ellos son los expertos y tendrán muchas razones de peso, a mí se me ocurren razones más sencillas. Es una composición compleja -me refiero a la estructura del texto y a la polifonía, de sabor medieval, no a la instrumentalización que es claramente posterior, barroca- y no es probable que un príncipe o rey tuviese la formación suficiente en latín o composición para hacer semejante obra. Es cierto que los nobles laicos recibían nociones de latín y música, pero eran rudimentos si los comparamos con la formación de clérigos y monjes especializados, además de los músicos profesionales, por supuesto.

    Es mucho más lógico que el Omni die dic Mariae sea obra de una de estas personas en el siglo XIII y que el Santo le tuviera mucho aprecio porque para él significara mucho, hasta tal punto de rezarlo o cantarlo a menudo, e incluso ser enterrado con él. En mi modesta opinión, vamos. Porque si él en verdad hubiese compuesto semejante maravilla, conoceríamos otras obras suyas y lo hubiésemos conocido más como músico o como compositor, pero de todo eso no se dice ni mú. ¿Cómo de alguien con tanto talento, a quien se le atribuye una composición así, sólo se conoce una obra o no se dice nada sobre que le gustara la música o componer, más siendo un Santo del que se sabe tanto y tan fidedigno sobre su vida? Claramente carece de sentido. Así que sí, estoy con los himnógrafos que atribuyen a este himno un origen anónimo medieval.

    • Yo, en este tema musical, no puedo opinar como razonadamente lo haces tu porque solo se algo de gregoriano y punto. Pero si los especialistas opinan así, yo me inclino a pensar que llevan razón como tu misma apuntas.
      Tomé la decidión de incluir este canto en el artículo, porque fuera compuesto por el santo o no lo fuera, lo que está claro es que él lo rezaba o cantaba todos los días y a mi me ha parecido bellísimo.

      • Hola Antonio:
        Podrías decirme donde puedo encontrar la traducción. Mi latín se quedo allá por el año 75, aprobado por los pelos o por pena del profesor.
        Gracias
        Antonio Bravo

        • Omni die dic Mariae
          Mea laudes anima:
          Eius festa, eius gesta
          Cole devotissima.

          Contemplare et mirare
          Eius celsitudinem:
          Dic felicem genitricem,
          Dic beatam Virginem.

          Ipsam cole, ut de mole
          Criminum te liberet,
          Hanc appella, ne procella
          Vitiorum superet.

          Haec persona nobis dona
          Contulit coelestia;
          Haec regina nos divina
          Illustravit gratia.

          Lingua mea, dic trophaea
          Virginis puerperae,
          Quae inflictum maledictum
          Miro transfert germine.

          Sine fine dic Reginae
          Mundi laudum cantica,
          Eius bona semper sona,
          Semper illam praedica.

          Omnes mei sensus ei
          Personate gloriam;
          Frequentate tam beatae
          Virginis memoriam.

          Nullus certe tam disertae
          Extat eloquentiae,
          Qui condignos promat hymnos
          Eius excellentiae.

          Omnes laudent, unde gaudent,
          Matrem Dei Virginem;
          Nullus fingat, quod attingat
          Eius celsitudinem.

          Sed necesse, quod prodesse
          Piis constat mentibus.
          Ut intendam, quo impendam
          Me ipsius laudibus.

          Quamvis sciam, quod Mariam
          Nemo digne praedicet,
          Tamen vanus et insanus
          Est, qui illam reticet.

          Cuius vitae eruditae
          Disciplina coelica,
          Argumenta et figmenta
          Destruxit haeretica.

          Huius mores tanquam flores,
          Exornant ecclesiam
          Actiones et sermones
          Miram praestant gratiam.

          Evae crimen nobis limen
          Paradisi clauserat,
          Haec dum credit et oboedit,
          Coeli claustra reserat.

          Propter Evam homo saevam
          Accepit sententiam:
          Per Mariam habet viam,
          Quae ducit ad patriam.

          Haec amanda et laudanda
          Cunctis specialiter:
          Venerari et precari
          Illam decet jugiter.

          Ipsa donet, ut, quod monet
          Natus eius, faciam:
          Ut finita carnis vita,
          Laetus hunc aspiciam.

          O, cunctarum feminarum
          Decus atque gloria!
          Quam electam et evectam
          Scimus super omnia.

          Clemens audi, tuae laudi
          Quos instantes conspicis:
          Munda reos, et fac eos
          Donis dignos coelicis.

          Virga Jesse, spes oppressae
          Mentis et refugium;
          Decus mundi, lux profundi,
          Domini sacrarium.

          Vitae forma, morum norma,
          Plenitudo gratiae:
          Dei templum, et exemplum
          Totius justitiae.

          Virgo salve, per quam valvae
          Coeli patent miseris:
          Quam non flexit, nec allexit
          Fraus serpentis veteris.

          Generosa et formosa
          David regis filia,
          Quam elegit Rex, qui regit
          Et creavit omnia.

          Gemma decens, Rosa recens;
          Castitatis lilium:
          Castum chorum ad polorum
          Quae perducis gaudium.

          Actionis et sermonis
          Facultatem tribue,
          Ut tuorum meritorum
          Laudes promam strenue.

          Opto nimis, ut imprimis
          Des mihi memoriam,
          Ut decenter et frequenter
          Tuam cantem gloriam.

          Quamvis muta et polluta
          Mea sciam labia:
          Praesumendum nec silendum
          Est de tua gratia.

          Virgo gaude, omni laude
          Digna et praeconio:
          Quae damnatis libertatis
          Facta es occasio.

          Semper munda et foecunda,
          Virgo tu puerpera
          Mater alma, velut palma
          Florens et fructifera.

          Tuo flore et decore
          Recreari cupimus;
          Cuius fructu nos a luctu
          Liberari credimus.

          Pulchra tota, sine nota
          Cujuscumque maculae
          Fac nos mundos et iucundos,
          Te laudare sedule.

          O beata, per quam data
          Nova mundo gaudia
          Et aperta, fide certa,
          Regna sunt coelestia.

          Per te mundus laetabundus,
          Novo fulget lumine,
          Antiquarum tenebrarum
          Exutus caligine.

          Nunc potentes sunt egentes,
          Sicut olim dixeras:
          Et egeni fiunt pleni,
          Ut tu prophetaveras:

          Per te morum nunc pravorum
          Relinquuntur devia:
          Doctrinarum perversarum
          Pulsa sunt ludibria.

          Mundi luxus atque fluxus
          Docuisti spernere:
          Deum quaeri, carnem teri,
          Vitiis resistere.

          Mentis cursum tendi sursum,
          Pietatis studio
          Corpus angi, motus frangi,
          Pro coelesti praemio.

          Tu portasti, inter casti
          Ventris claustra, Dominum
          Redemptorem, qui honorem
          Nobis reddit pristinum.

          Mater facta, sed intacta,
          Genuisti Filium,
          Regem regum, atque rerum
          Creatorem omnium.

          Benedicta, per quam victa
          Hostis est versutia:
          Destitutis spe salutis
          Datur indulgentia.

          Benedictus Rex invictus,
          Cujus Mater crederis:
          Increatus ex te natus,
          Nostri salus generis.

          Reparatrix, consolatrix
          Desperantis animae!
          A pressura, quae ventura
          Malis est, me redime.

          Pro me pete, ut quiete
          Sempiterna perfruar;
          Ne tormentis comburentis
          Stagni miser obruar.

          Quod requiro, quod suspiro,
          Mea sana vulnera,
          Et da menti te poscenti,
          Gratiarum munera.

          Ut sim castus et modestus,
          Dulcis, blandus, sobrius,
          Pius, rectus, circumspectus,
          Simultatis nescius:

          Eruditus et munitus
          Divinis eloquiis,
          Timoratus et ornatus
          Sacris exercitiis.

          Constans, gravis, atque suavis,
          Benignus, amabilis:
          Simplex, purus et maturus,
          Patiens et humilis:

          Corde prudens, ore studens
          Veritatem dicere:
          Malum nolens, Deum colens
          Pio semper opere.

          Esto tutrix et adjutrix
          Christiani populi:
          Pacem presta, ne molesta
          Nos perturbent saeculi.

          Salutaris stella maris,
          Summis digna laudibus,
          Quae praecellis cunctis stellis,
          Atque luminaribus.

          Tua dulci prece fulci
          Supplices et refove:
          Quidquid gravat vel depravat
          Mentes nostras, remove.

          Virgo gaude, quod de fraude
          Daemonum nos liberas:
          Dum in vera et sincera
          Carne Deum generas.

          Illibata et dotata
          Coelesti progenie,
          Gravidata, nec privata
          Flore pudicitiae.

          Nam quod eras, perseveras,
          Dum intacta generas:
          Illum tractans, atque lactans,
          Per quem facta fueras.

          Commendare me dignare
          Christo, tuo Filio:
          Ut non cadam, sed evadam
          De mundi naufragio.

          Fac me mitem, pelle litem,
          Compesce lasciviam:
          Contra crimen da munimen,
          Et mentis constantiam.

          Non me liget, nec fatiget
          Saeculi cupiditas:
          Quae indurat et obscurat
          Mentes sibi subditas.

          Nunquam ira, nunquam dira
          Me vincat elatio:
          Quae multorum fit malorum
          Frequenter occasio.

          Ora Deum, ut cor meum
          Sua servet gratia:
          Nec antiquus inimicus
          Seminet zizania.

          Da levamen, et juvamen
          Tuum illis jugiter,
          Tua festa, tua gesta
          Qui colunt alacriter. Amen.

          Se entiende perfectamente. No se si en internet encontrarás la traducción. Yo lo siento, pero en estos momentos ando fastidiado y no puedo traducirlo.

  3. San Casimiro es un santo por el que siento mucha simpatía. Unos de los datos que leí sobre su vida hace mucho refería que para aliviarlo de su enfermedad, le propusieron casarse para que se aliviara, pero el no lo aceptó. No se que tenga que ver el ejercicio conyugal con el alivio de la tuberculosis.
    Respecto al Himno Omni die dic Mariae, yo tengo la versión escrita completa en latín, y es muy larga, muy larga. pero con una cadencia y ritmo muy pegoso. No entiendo mucho de latí, pero algunas estrofas las he logrado comprender yme gusta mucho.
    Yo ya había escuchado anteriormente como este Santo quería mucho este hinmo y como se hizo sepultar con una copia del mismo al morir. Y el autor que leí ya aseguraba que era sin sustento que él fuera el autor del himno.
    En alguna pagina de internet refiere como su cuerpo está incorrupto y ponen una foto algo borrosa de este santo como dormido. ¿Hay fotos de su cuerpo o esta foto es algún cachirul?
    Por último, solo aclaramelo: sus restos están en la urna superior, no en la mesa del altar, ¿verdad?
    Saludos

    • Casi seguro que le dijeron eso a modo de “engañifa”, o sea, a ver si se nos casa de una vez y se deja de monsergas; porque en la mentalidad de la época, el hijo de una casta real, aunque no sea heredero, no se concibe que no se case y no tenga descendencia para asegurar el linaje y la sucesión en el trono. Pero sí, médicamente hablando, lo único que hubiera logrado es contagiar a su esposa. Curarse no, nada tiene que ver. Pero si podían justificarlo así y lograr el objetivo primordial de toda casa real que es perpetuarse en el tiempo y en el trono, mejor. Parece que no coló o que se murió antes.

      Se me ha olvidado preguntar una curiosidad: ¿por qué en el icono plateado, el Santo tiene tres manos?

      • Humberto,
        Con respecto a la cura de su enfermedad con el matrimonio, no te contesto porque ya lo ha hecho Ana María y porque si lo hiciera yo me daría la risa.
        Otra cosa: el cuerpo del santo no está incorrupto ya que existen reliquias óseas en varias ciudades polacas y en Florencia. La mayor parte de los restos están dentro de esa preciosa urna de plata y no en el altar. Por correo te he enviado estas mismas fotos con más resolución.

        Y Ana Maria. No sabría qué decirte con respecto a las tres manos que tiene el icono. Por aquí decimos que cuando una persona tiene mucha influencia, “tiene más manos que un obispo”, así que si un obispo puede tener mucha mano, por qué no va a tener tres San Casimiro, jaja.
        En serio: no lo se, no conozco su significado.

  4. Por fin conozco a San Casimiro, son muchas veces las que lo he visto representado en el arte y la verdad es que tenía mucha curiosidad por conocer su vida y obra.
    Tuvo una vida más propia de un religioso que la de un rey, situándonos en la época.
    Pensaba que su cuerpo estaba incorrupto, pero ahora veo que no ( lo debí confundir con otro santo Polaco). La urna donde esta es muy rica, así como el conjunto de la capilla. Los exvotos que hay a los lados son muy del estilo romano ( aquí esta casi perdida esa costumbre).
    El himno que adjuntas, lo compusiera verdaderamente él o no, es magnifico.
    Gracias Antonio.

    • Muchas gracias, David, por tu comentario.
      Yo creo que vivió simultaneando una vida muy comprometida en el terreno religioso pero también en el político. Le gustaba la política, ejercía la política pero sin olvidar jamás cuales eran sus obligaciones como principe cristiano; fíjate que desde que tuvo trece años se vio comprometido en un lio que pudo acabar en una guerra, pero ya con esa edad – y no dejaba de ser un niño -, supo buscar una solución pacífica para evitar el derramamiento de sangre. Detrás de esta actitud estaba sin dudas su concepción de lo que era ser cristiano y ejercer como tal y ¡solo tenía trece años!

  5. Antonio mas tarde o mas temprano van apareciendo los articulos de los santos mas conocidos,a este ya le tocaba,jajaja. 😉
    Decirte que has realizado un excelente articulo sobre San Casimiro y comentarte mis interrogantes .
    Si un papa (en aquella epoca) emitia una bula de canonizacion,aunque esta se perdiera,como en este caso,¿la persona en cuestion no deberia ser considerada santa sin lugar a dudas?
    ¿Porque se tuvo que esperar al decreto del Papa Pablo V para “ratificar” su canonizacion?

    • Ciertamente, cuando un Papa emite una bula de canonización, la canonización es efectiva, pero mi opinión es que, por prudencia, esperaron a la segunda ratificación. ¿Decayó con ello el culto? Pues no, pero la Iglesia quiso ser cauta y con este segundo acto oficial quiso reafirmar una santidad que ya estaba reconocida.

  6. San Casimiro siempre ha sido un santo de mi admiración desde que hace tiempo leí su vida, por el amor que tuvo siempre a la Eucaristía y a María y sin descuidar sus obligaciones de príncipe. Una duda, en el icono que aparece al principio del articulo ¿Por qué el santo tiene una tercera mano con un segundo lirio? ¿algún simbolismo en especial?.

    • Mi querido amigo, gracias por tu comentario.
      Ayer me hacía Ana Maria esa misma pregunta y no supe contestarle. Buscando información he conseguido la siguiente explicación: El icono fue pintado en el 1520 con dos manos derechas. Según una leyenda como la primera mano no le gustó al pintor, este trató de pintar otra mano quitando la primera, pero milagrosamente, la mano borrada salió de nuevo y ante este milagro, el pintor no se atrevió a quitarla. Otra leyenda, intentando explicar este milagro dice que con él se quiso expresar la generosidad y hospitalidad del santo e incluso que la mano borrada y vuelta a salir de manera milagrosa, sangraba a través de la capa de pintura. ¡Vete tu a saber la realidad!

      • Pues siento chafarle a alguien “el cuento”, pero cuando estas cosas ocurren, es porque el repinte se ha hecho con un material de mala calidad y lo viejo aflora sobre lo nuevo, es decir, surgiendo la capa antigua por encima de la nueva. Pasa cuando no aplicas una imprimación o una base de calidad antes de proceder a aplicar la nueva capa de pintura.

        • A mi desde luego no me lo “chafas” porque veo muy convincente tu explicación y yo mismo le digo a André qué a saber cual es la realidad…
          Tu sabes que yo creo en los milagros, pero no en los milagritos.

  7. Saludos cordiales el dia 4 de este mes me corresponden hablar en el pueblo de San casimiro Edo Aragua Venezuela, de santo Casimiro en el marco de la conmemoración de su muerte, mucho sabria agradecer enviara a mi correo materiall que me permita hacer una buena alocución de la vida del santo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*