Cómo fue crucificado Jesús

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

"Crucifixión", óleo historicista de Aimé Nicolas Morot (1850-1913).

“Crucifixión”, óleo historicista de Aimé Nicolas Morot (1850-1913).

Sabemos cómo era la cruz de Cristo: un palo vertical sujeto al suelo, llamado “stipes” y otro horizontal, llevado a hombros por el reo, llamado “patibulum”. Pero ¿cómo fue crucificado? Por los evangelios solo sabemos que “al llegar al lugar de la calavera, le crucificaron” (Juan, 19, 17-18). Si al llegar al Calvario los soldados tuvieron que juntar los dos palos individuales que conformaban la cruz, podríamos decir que en el momento de la crucifixión, la cruz no estaba configurada. Si la cruz completa hubiera estado hincada en la tierra, la crucifixión hubiera entrañado muchísimas dificultades, pero estos mismos problemas hubieran surgidos si la cruz completa hubiera estado tirada en el suelo. Estas últimas dificultades incluso hubieran sido mayores porque una vez crucificado Cristo, tendrían que haberlo levantado haciendo una maniobra verdaderamente peligrosa: levantar un gran peso (unos 100 kgs. como peso de la cruz más unos 80 kgs. del peso de Cristo) e introducirla en un agujero estrecho excavado en la roca.

Debido a estas dificultades, los romanos no utilizaban ninguno de los dos métodos: ni clavar al reo en la cruz completa en posición vertical ni hacerlo en la cruz completa en posición horizontal. Entonces, ¿cómo lo clavaron? El Calvario era una cantera de piedra caliza blanquecina y al llegar Jesús a la cima de ella, que era el lugar idóneo para que todos pudieran ver al reo tanto de cerca como de lejos, lo desnudaron bruscamente y lo tiraron al suelo de la misma mala manera. La túnica estaría pegada a sus carnes y al arrancarla se reabrirían de nuevo las heridas que volvieron a sangrar máxime cuando el cuerpo fue golpeado contra la piedra. La violencia de este acto, hecho sin miramiento alguno, le produciría terribles dolores, pues las terminaciones nerviosas que estarían a flor de piel enviarían rápidamente la información a su cerebro.

Fue tirado hacia atrás, para que quedara boca arriba. De esta manera, la espalda y el cuello no solo se golpearon con las rocas sino contra el propio “patíbulum” que estaría tirado en el suelo. Seguro que no le quitaron el casquete de espinas y podemos imaginarnos el terrible dolor al golpear la cabeza contra la roca. Las heridas se llenaron de tierra y de pequeñas piedrecillas que, por sus formas irregulares, sensibilizarían aun mucho más las terminaciones nerviosas. Así, tirado en el suelo, le clavaron al “patibulum” por las dos muñecas. Extendieron los brazos de Cristo sobre el “patibulum” y fijando una mano sobre el mismo la clavaron por la muñeca, exactamente, por el pliegue del carpo. Con un par de martillazos atravesarían la mano, pero al llegar a la madera tuvieron que golpear con más fuerza; luego extenderían la otra mano lo más posible para que al quedar el cuerpo suspendido no quedara combado y repetirían lo mismo. Los dolores que debió sentir nuestro Señor fueron intensísimos, pero sobre esto escribiremos en el artículo de mañana.

Reconstrucción de la crucifixión practicada en el siglo I a partir de los restos de Jehohanan.

Reconstrucción de la crucifixión practicada en el siglo I a partir de los restos de Jehohanan.

Esta manera de actuar no era extraña para los soldados por lo que al atravesar las muñecas, no rompieron ningún hueso y no lo hicieron porque introdujeron los romos clavos cuadrados por el lugar más apropiado para que el cuerpo quedara bien sujeto. Lo dicen las Escrituras: “No será quebrado ninguno de sus huesos” (Salmo, 34, 20 y Juan, 19, 36). Tampoco perforaron ninguna arteria importante, porque si lo hubieran hecho, Cristo se habría desangrado de inmediato. Realmente, los verdugos romanos eran unos expertos.

Una vez clavadas las manos, había que clavar los pies y para eso, dos o más soldados cogerían el “patíbulum” y a Cristo y lo elevarían hasta la altura en el que el madero horizontal quedara fijado al “stipes”. Hecha esta maniobra, clavar los pies era una tarea relativamente fácil. Cruzaron los muslos y las piernas, doblaron un poco hacia arriba las rodillas haciendo un ángulo de unos 120º, pusieron un pie sobre el otro – probablemente el izquierdo sobre el derecho -, y los clavaron al “stipes”. Seguro que no estiraron mucho las piernas ni clavarían los pies muy abajo, pues entonces Jesús no hubiera podido moverse en la cruz teniendo como punto de apoyo el clavo de los pies. Y Cristo tenía que moverse pues tendría que remontar su cuerpo para poder respirar y expulsar el aire viciado. De no ser así, hubiese muerto rápidamente por asfixia. Al ser esto así, fue crucificado con tres clavos. Probablemente, Jesús fue crucificado el primero de los tres, ya que su estado físico era muy débil y se corría el riesgo de muerte antes de ser crucificado, cosa totalmente ilegal. Se habían cumplido las Escrituras: “Han taladrado mis manos y mis pies” (Salmo, 22, 16). Posteriormente, serían crucificados los dos ladrones.

Vista de la posición adoptada por el Hombre de la Síndone en la crucifixión.

Vista de la posición adoptada por el Hombre de la Síndone en la crucifixión.

Hemos dicho anteriormente que Jesús fue despojado de sus vestiduras y esto lo dicen los propios evangelios. Existía también la costumbre de que las ropas de los ajusticiados pasaran como propiedad a partes iguales entre los miembros de la guardia y todo esto también queda recogido en los evangelios: “Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, cogieron sus vestidos e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Cogieron también la túnica, la cual era sin costura, hecha de un solo tejido de arriba abajo. Entonces dijeron entre si: No la partamos, sino que echemos suerte sobre ella a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliesen las Escrituras que dicen: “Repartieron entre si mis vestidos y sobre mi túnica echaron suerte”. Y así lo hicieron los soldados” (Juan, 19, 23-24). En efecto, el salmista lo dice textualmente: “Repartieron entre si mis vestidos y sobre mi túnica echaron suerte” (Salmo, 22, 18).

Ya está Jesús crucificado en la cruz, elevado para que todo el mundo lo vea, ya tiene la cruz la forma que estamos acostumbrados a ver, el Salvador del mundo está clavado a la vista de todos. Algunos estudiosos afirman que en el “stipes” existía como una especie de asiento, llamado “sedile” y eso es cierto, pero la cruz de Jesús no lo tenía ya que eso solo se utilizaba en algunas provincias del Imperio con personas muy significadas por sus fechorías o traiciones a las que se les quería alargar el tormento, prolongar los sufrimientos y la agonía.

Fotograma de la película "La última tentación de Cristo" (1988) que muestra la crucifixión desde un punto de vista de rigor histórico y arqueológico.

Fotograma de la película “La última tentación de Cristo” (1988) que muestra la crucifixión desde un punto de vista de rigor histórico y arqueológico.

Jesús, crucificado durante unas tres horas (desde la hora sexta hasta la hora nona), mientras estaba vivo, estuvo permanentemente vigilado por el centurión y por sus soldados. Esta guardia era obligatoria y lo era para evitar que los familiares o amigos pudieran desclavar al reo de la cruz. Por lo tanto, la guardia estuvo montada hasta el momento de la muerte. Esta era la costumbre y esto queda recogido en los propios evangelios: “Y sentados, le guardaban allí” (Mateo, 27, 36). También nos dicen los evangelios que los soldados, al contemplar los fenómenos naturales ocurridos durante la muerte de Cristo, cambiaron de actitud hasta tal punto que el centurión, que era el jefe del pelotón, llegó a exclamar: “Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios” (Mateo, 27, 54). La guardia se quedó en el Calvario hasta que Pilato permitió que José de Arimatea tomara el cadáver para enterrarlo en un sepulcro de su propiedad.

Y llegados a este punto, preguntémonos: ¿Estaba Jesús completamente desnudo? El sudario que la imaginería ha puesto sobre sus muslos y genitales ¿se ha puesto por simple pudor? Si nos atenemos al comentario de Flavio Josefo al que nos referíamos ayer, Jesús no estuvo en la cruz completamente desnudo, ni fue crucificado desnudo. Es cierto que en Roma y en otros lugares del imperio esta era la costumbre, pero no lo era por pudor en Israel y los romanos acostumbraban a respetar las costumbres locales: “Los romanos nunca fuerzan a los pueblos sometidos a quebrantar su ley patria” (Flavio Josefo). Aun así, este será un tema que siempre estará en discusión.

“Jesús de Nazaret” (1977) – Escenas de la Pasión:

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Cabezón Marín, C., “Así murió Jesucristo”, Edicel, Centro Bíblico Católico, Madrid 2003.
– Hermosilla Molina, A., “La pasión de Cristo vista por un médico”, Sevilla, 1984
– Sagrada Biblia de Jerusalén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

23 pensamientos en “Cómo fue crucificado Jesús

  1. Muchas gracias nuevamente por este artículo Antonio aunque hay algo que no me queda del todo claro ¿la crucifixión de los pies fue como se muestra en las imágenes o como normalmente solemos ver las esculturas de siempre?, eso no logre entenderlo bien del todo. Los romanos sorprende lo bien que calculaban sus tormentos, lástima que a veces el hombre sea tan exacto para hacer sufrir a los demás, Nuestro Señor acepto una muerte tan dolorosa y espantosa solo por nosotros, eso es lo que importa.

    • André,
      En el artículo de mañana tratamos con más detalle como fue exactamente la crucifixión de las manos y la de los pies. El artículo está dedicado exclusivamente a este tema.

  2. Creo que al exponer este tipo de artículos ayudas de una manera para poder imaginar y suponer la crucifixión y los sufrimientos del Señor.
    Quiero exponerte una inquietud: mi papá me platicaba que la cruz o bien el patibulum como ahora lo expones, ya tenía los agujeros hechos y que sólo era cuestión de extender el brazo para que la mano empalmara con la oquedad y así perforar con los clavos. Comentaba también que un brazo de Cristo no alcancanzaba la distancia y tuvieron que jalonearlo y por ello sucedió algo como una descoyunturada. No recuerdo en cuales, pero estoy seguro que por lo manos en alguna película o dos he visto como refieren este episodio. ¿Sabes tu algo al respecto?
    Me ha quedado claro tu explicación sobre el velo del pudor y quiero pedirte también tu parecer: en algún lugar leía que ese paño se lo hizo poner la Santísima Virgen con un velo suyo para cubrir su desnudez. ¿Sería posible ( sin poner en duda lo que expones) que familiares del reo se atrevieran a ello y que se les permitiera su cometido?
    Por ultimo comentarte, como los enemigos de la fe a veces propalan cada calumnia. En otro libro leí que era precisamente la iglesia quien ponía ese velo para cubrir una gran vergüenza: que Cristo era judío y lo confirmaba el hecho de exhibirse su pene circuncidado, el que era necesario taparse a como fuera lugar. ¿ Esta no te la sabias verdad?
    Que la Sangre de Cristo, precio de nuestra salvación, te proteja a ti con todos los tuyos.

    • No tiene sentido el clavar un clavo por un orificio ya hecho. Así no se fija bien, puede resbalarse. El clavo lo tienes que meter a pulso, venciendo y perforando la madera, para que se quede bien fijo, tanto más cuanto tiene que soportar, además, la resistencia y el peso de un cuerpo humano que va a estar todo el rato retorciéndose de dolor, subiendo y bajando intentando respirar, y luego, cuando muera, colgando con todo su peso descargado. Además, la punta que sobresale por detrás se dobla a martillazos para asegurarlo. Si no está fijo a pulso en la madera, dará vueltas y se irá rozando, desgarrando carne y limando madera, que además se verá absorbiendo sangre y haciendo resbaladiza la juntura.

      Los romanos no hacían esas chapuzas.

      • Humberto,
        A la primera cuestión ya te ha respondido suficientemente bien nuestra compañera Ana María.
        Con respecto a si a Cristo te tuvieron que dislocar un brazo para poderlo clavar, te diré que la Sábana Santa nos da un detalle y este es que los dedos de la mano derecha son extremadamente largos. El doctor Judica Cordiglia da esta explicación que transcribo literalmente: “La mano derecha ha sido más torturada… a juzgar por las zonas que han sido forzadas a adherirse al patibulum con maniobras violentas… Mientras la mano izquierda quedó clavada con rapidez y precisión, no parece que haya sucedido lo mismo con la mano derecha, puesto que el clavo no penetró al primer martillazo, sino que hubo de ser extraído y vuelto a clavar varias veces antes de alcanzar el madero”, o sea, que para volverla a clavar, muy probablemente tiraron bruscamente de ella y pudieron dislocar el brazo.

        Y con respecto a si el paño que Cristo lleva puesto sobre las nalgas era un paño que tenía la Santísima Virgen, eso es una explicación tan burda que cae por su peso. Los romanos no permitían que los familiares y amigos se acercaran a los reos crucificados. Y lo de que se dice de que este añadido fue cosa de la Iglesia para evitar que se viera que Cristo fue circuncidado, es de una estupidez tal que ni merece la pena comentarse. ¡Pero si la Iglesia celebra la circuncisión de Jesús!

        • Gracias Toño y a ti Ana por sus comentarios. Ahora sácame de otra duda: le fueron sujetados los brazos con lazos a la cruz o no. Porque esto también podría contradecir muchas teorías y el arte también lo representa.
          Gracias.

          • La Sábana Santa nos dice que el hombre envuelto en ella no tenía los brazos atados al patibulum con cuerdas, pues no hay rastro alguno de ellas en la Sindone. Además no se usaban nunca juntamente con los clavos.

  3. Excelente artículo que nos da luces de este terrible hecho con rigor histórico. Gracias por compartir querido Antonio, y que tengan todos un viernes santo de recogimiento y reflexión.

    • Gracias Montse.
      Yo también te deseo un Viernes Santo de recogimiento, pero sobre todo que disfrutes pasado mañana porque “Cristo, nuestra Pascua, ha Resucitado”

  4. Retomando el tema que quise comentar ayer, yo sí creo que Cristo subió desnudo a la cruz, y quiero exponer por qué lo creo, yendo por delante, por supuesto, que yo no estaba allí, no lo vi, por tanto, no lo sé, no lo dicen los Evangelios, y me puedo equivocar, como también pueden equivocarse los que firmemente creen que subió a la cruz con el perizonium puesto, es decir, con el taparrabos.

    Vale que Flavio Josefo diga que los romanos nunca forzaron a otros pueblos a torcer sus costumbres. Cierto. No le contradigo, es verdad. Vale que diga que dentro de la Ciudad Santa no se pudiese llevar a los reos desnudos camino de la ejecución, cosa que además certifica el Evangelio, pues dice que a Jesús le devolvieron su manto, y si eso hicieron con él, seguro que también con los otros dos. Cierto. Pero yo creo que una vez llegados al Gólgota, a Jesús y a los otros los desnudaron completa y totalmente y así los crucificaron, y voy a decir por qué lo creo.

    En primer lugar, se dice que los judíos no tenían por costumbre ejecutar a los reos desnudos y que los romanos respetaban esas costumbres. Bien. Pero es que a Jesús no lo ejecutaron los judíos. De haber sido así, Nuestro Señor hubiese muerto apedreado o quemado vivo, que es como ellos castigaban a los blasfemos. Y lógicamente, para este tipo de ejecuciones no se desnudaba al reo. Pero es que Nuestro Señor no murió a manos de los judíos, ni apedreado, ni quemado vivo. Murió a manos de los romanos, y crucificado. Y los romanos crucificaban a los reos desnudos, porque la crucifixión es un tormento de exhibición, de humillación y escarmiento, y la desnudez es un componente esencial de este macabro espectáculo. Sin ella, no tiene sentido tomarse tanto trabajo. Y es más: en un lugar donde un cuerpo desnudo ofende tanto a la vista, ¿qué mejor escarmiento para ese pueblo rebelde que mostrarles precisamente lo que más odian? Así es como Roma pensaba. ¿Qué pasa? ¿Te ofende un cuerpo desnudo? Pues ahora te lo voy a clavar en un palo bien alto y lo vas a mirar hasta que te duelan los ojos. Y a la próxima, te amotinas y a ver si eres tú el que acaba colgando ahí. Esto era Roma, y el que diga lo contrario, no sabe nada de cómo eran los romanos. Esto y lo que dice Flavio Josefo, todo era verdad, aunque parezca contradictorio. La cuerda se puede tensar: hasta que se rompe, claro.

    Segundo. Vale que en la Ciudad Santa no se pudiese exhibir a la gente desnuda. Pero el Gólgota no es la Ciudad Santa. Es el exterior, el monte de la Calavera, el lugar maldito de ejecución de los reos, un lugar profanado, lejos de Dios, lejos de la santidad del Templo. No es un lugar santo y por tanto no importa en qué estado vaya a estar el reo allí. Es un lugar de vergüenza, profanado, donde los romanos crucifican, donde los judíos no toman parte salvo para acercarse a ver a quién crucifican. Luego aquí, el pueblo judío no toma parte, sólo mira. No es un lugar sagrado. Es todo lo contrario. Les da igual lo que allí hagan los romanos.

    Tercero. Jesús, en el momento de estar en manos del Sanedrín, estaba bajo la jurisdicción del Sanedrín. Pero ellos no querían mancharse las manos con su sangre y lo mandan a Pilatos intencionadamente, para librarse de esa carga en las vísperas de la Pascua. A Pilatos no le gusta esto nada y lo manda a Herodes, que también lo rechaza. Al final, no le queda más remedio que hacerse cargo de él. Y claro, en el mismo momento en que Jesús pasa de manos judías a romanas, deja de estar bajo jurisdicción judía, pasa a jurisdicción romana, de la ley de Moisés a la de Roma, por tanto, ha sido repudiado por su pueblo, y su suerte ya no les incumbe. Dentro de la Ciudad, Pilatos observará las normas de santidad para no cabrear aún más al Sanedrín, pero una vez fuera, lejos de las murallas santas, Jesús es reo de Roma y se le ejecuta al modo romano, y a nadie le importa nada: es un blasfemo repudiado por su pueblo. ¿Y cómo se ejecuta a alguien en la cruz? Desnudo.

    Resumiendo: Jesús murió desnudo en la cruz porque fue ejecutado según la ley romana, no la judía; según un tormento romano, no judío; en tierra maldita y fuera de la ciudad Santa; por lo que no se ofendía a nadie; y además, se trataba de un rabino repudiado por su pueblo; por lo que a nadie le importaba su sensibilidad, al contrario, seguro que les encantó ver su humillación.

    Lo puedo decir más alto, pero no más claro. Ésta es mi opinión. En cualquier caso, yo creo que esto no cambia para nada el sacrificio realizado por Jesús. Que nuestro Señor fuese ejecutado desnudo en la cruz, humillado por todos y objeto de risas y burlas, nos tiene que llenar de orgullo por lo que eso significa para nosotros, no al contrario. ¡Ay de quien se avergüence de Cristo desnudo en la cruz!

    • Tu explicación, Ana María, me parece de lo más coherente y no está en contradicción con las palabras de Flavio Josefo. Los romanos eran condescendientes hasta cierto límite y, desde luego, Pilato se vio obligado a realizar lo que no quería hacer. Ahora bien, ¿que lo pagara denigrando aun más a Jesús por quién había intercedido hasta su propia mujer? Eso a mi me suscita ciertas dudas. Pilato lo hubiera hecho pagar gustoso al Sanedrin, pero al reo del que incluso tuvo lástima…

      Por otro lado, hay algo que demuestra lo contrario y es que los propios evangelios dicen que le quitaron sus vestidos y la túnica y lo dice el propio San Juan que estaba presente. Y entre los vestidos estaba el perizonium, luego son los propios evangelios los que dicen que lo crucificaron desnudo. ¿Cómo se interpreta este texto? Posiblemente, no tenga otra interpretación que la literalidad del mismo.

      • Con todo respeto, creo que no existe ninguna representación del siglo I en Jerusalén lo suficiente convincente como para decir “fue así”. Lo único que se encontró es un resto de un hueso que indica el tipo de clavo y posiblemente como esa víctima fue clavado por lo pies, nada más que eso.
        Con la misma línea de razonamiento que usted dice los romanos humillaban desnudando a su víctima, con ese razonamiento se podría decir también que lo podrían haber obligado a comer cerdo. Eso también está prohíbido por la religión y es humillante. El Gólgota es suelo judío, no es un lugar sagrado pero esta a la vista de todos. Por lo tanto su sola presentación en público es ofensiva para el pueblo.
        Luego no creo que los romanos (en eso coinciden los historiadores) permitieran que nadie se acercara a la cruz. Los incidentes podrían ser muy probables de haber sido así.
        De forma posterior usted mezcla las leyes romanas con las judías, los judíos no apedreaban a nadie dentro de la ciudad. Otra razón más importante, el pueblo judío o sus autoridades no podían dictar la pena de muerte bajo ocupación romana.
        Por momentos utiliza sus explicaciones “hablando por los romanos”, eso es historia se llama anacronismo.
        En relación a la figura de Pilatos, tenemos fuentes históricas de sus excesos en las ejecuciones. Esa es una de las causas de su deposición del cargo por los mismos romanos.
        “los romanos ejectuaban a los reos desnudos”, usted lleva los casos documentados por algunas fuentes romanas sobre esclavos (una de ella es Plinio) a todos los casos. Cuando quemaban a los cristianos ¿también cree que estaban desnudos? ¿todos los ejecutados en los circos romanos estaban desnudos? o se trata de un ejemplo específico para los esclavos en el mundo heleno y no helenístico. Ambos términos si bien son iguales no son exactamente lo mismo. Cuando se ejecutaron a más de 1000 personas en la rebelión posterior a la muerte de Herodes el Grande. ¿También fue así?
        Con lo anterior no estoy negando que pudo haber sido una ejecución desnudo, lo que trato de mostrarle que su línea de razonamiento contiene inconsistencias serias por momentos. Mis saludos a todos los lectores.

  5. De por sí los testigos de Jehová dicen que Cristo murió amarrado de un poste con los brazos hacia atrás..como para ponerse a llorar, al refleccionar todo esto…cada ves que pecamos.estamos escupiendo a Jesús…

    • Denia,
      Actualmente ha avanzado tanto la ciencia (a todos los niveles) que puede saberse con bastante precisión como fue la Pasión y Muerte de Cristo y desde luego, amarrado a un poste y con los brazos hacia atrás, no fue ejecutado por mucho que lo digan los Testigos de Jehová, que dicho sea de paso, no creen en la Divinidad de Cristo.
      Yo estoy de acuerdo contigo en que cada vez que pecamos estamos maltratando de nuevo a Cristo, que es el Amor hecho Hombre y que lo único que predica es el amor: “Amaos los unos a los otros, como Yo os he amado” y “nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos”.

      • Gracias por esto,la verdad es muy interesante saber la manera que murio cristo,hice ese comentario porque desgraciadamente tengo hermanos de sangre en diferentes sectas,se lo que los testigos de Jehova creen porque yo sali de esa secta por la gracia de Dios el 80 y me di cuenta de
        muchas cosas.gracias por esta pagina y todo lo que nos comparten.DLB es maravilloso no solo contemplar,meditar la pasion de cristo,tanta riqueza que tenemos los catolicos y
        no todos valoramos,esa riqueza,sobre todo descubrir el
        tesoro de la cruz como decia la sierva de Dios concepcion cabrera de armida. la cruz,FUERZA Y SABIDURIA DE DIOS.

  6. Antonio yo creo que hay demasiadas suposiciones respecto a los hechos,de que si le entraba arenilla y piedras en las heridas al caer,que si la tunica la llevaba pegada al cuerpo y al quitarsela lo hacian sangrar de nuevo por las heridas,etc
    Podemos suponerlo,pero como digo son muchaaaas las suposiciones y creo que es algo exagerado creer que todo ocurrio tal como se narra en el articulo.
    Es muy interesante pese a estas suposiciones y te lo agradezco.
    Antonio,¿ que hizo Jesucristo durante los tres dias que permanecio muerto?
    Puede parecer la pregunta mas tonta del mundo,ya que todos diran que dejo de existir (al menos la parte humana) en esos tres dias.
    No se si se hablara de esto en algun articulo del sabado o domingo,pero me gustaria saber si coemntan algo las escrituras o los evangelios apocrifos.
    Lei cosas al respecto pero prefiero esperar a tu respuesta.

    • No son suposiciones, Abel. En una colina calcárea hay muchos pequeños trozos de piedrecitas y polvo por el suelo y si sobre él tiran a un cuerpo humano, estas se incrustan en dicho cuerpo y llegan a las fibras nerviosas que estaban a flor de piel a causa de los latigazos. Si llevaba el casco de espinas, al golpear la cabeza sobre las rocas y el patibulum, las espinas se clavaban aun más en el cuero cabelludo. Si la flagelación dejó el cuerpo en carne viva, hecho una pura llaga que llegaba hasta los huesos y todo el cuerpo sangró, al secarse la sangre, si le pones una ropa encima, se pega y al despegarla bruscamente reabre la heridas, etc. De suposiciones nada de nada y si no, ponte un esparadrapo en una herida de sangra y cuando se te seque quítatela de golpe y sabrás lo que es bueno.
      A eso, mi querido amigo, no se le llaman suposiciones: se le llama sentido común y si no, tu mismo te puedes hacer algunas de estas pruebas aunque sea “en pequeñito”. No son suposiciones, es un puro relato realista de los hechos. Yo se que existen “relatos dulzones”, pero no es eso lo que le pasó a nuestro Salvador, aunque a mucha gente le guste verlo así. De belleza, nada de nada y de horror, mucho de mucho.

      Y con respecto a qué ocurrió en esos tres días desde la tarde del Viernes hasta la madrugada del Domingo, lo dicen los evangelios y el Credo. El cadáver estuvo sepultado, pero en el mismo permaneció la Divinidad porque Él se hizo resucitar a Si mismo y su Alma, también con la Divinidad, bajó a los infiernos a salvar las almas de los justos que habían muerto antes que Él. Mitrut, con sus iconos de la Resurrección nos lo ha dejado plasmado en varios artículos. Bajó a lo que se ha denominado “el Seno de Abrahám” (los infiernos) y de allí rescató a nuestros primeros padres, a los patriarcas, profetas y todos los justos existentes antes que Él (como Hombre) ya que las puertas del Paraiso las abrió el propio Cristo con su Muerte y su Resurrección.

  7. Sobre la desnudez de Cristo crucificado cuando conocí este hecho fue ya a tardia edad y de labios de un diacono. Me puse a pensar eso pero no le di tanta trascendencia como centrar toda la pasion sufrimiento y humillacion en solo ese aspecto.

    Gracias a la ciencia tambien hemos comprendido mas los hechos de la pasión y aunque nuestro arte esta algo distinto a lo que sucedió creo tambien que ya los cristianos estamos conociendo un poco mas sobre la pasion del Señor explicada cientificamente lo que nos narran los evangelios.

    Me han gustado mucho tus articulos, para mi lo que escribes hay cosas que no conocia tanto estos articulos como los que se hablaron el año pasado.

    • Me alegra leerte, mi querido amigo.
      Yo sabía que el tema de la desnudez de Cristo en la cruz inevitablemente tenía que salir porque mientras los evangelios dicen que lo crucificaron desnudo, el arte lo ha venido negando e incluso un escritor tan importante como Flavio Josefo decía que los romanos acostumbraban a respetar las costumbres de las naciones dominadas.
      Posiblemente, la primera raiz de este tema este en la narración de uno de los evangelios apócrifos, el llamado “de Nicodemos”, en el que se dice que “cuando llegó al lugar denominado Gólgota, los soldados lo desnudaron de sus vestiduras y le ciñeron un lienzo…”. Este lienzo puesto “in lumbis” (en los lomos), pudo ser el origen de estas representaciones iconográficas más que el pudor en si mismo.

  8. De que los Testigos de Jehová digan que fue crucificado en una crux simplex (o poste) me parece demasiado ambiguo, además como el travesaño Vertical ya estaba en el lugar de la ejecución, de ser crucificado esa manera contradeciría lo que dice el Evangelio de San Juan, que cargo con su propia cruz (patibulum), de donde surge esta idea de que fue crucificado de esta manera?

    • René,
      Yo no tengo ni idea de donde se sacan los Testigos de Jehova tamaña patraña. Lo que si puede decirte es que tergiversan deliberadamente las Escrituras. A un amigo mío lo tenían amargado metiéndole ideas y confusiones en la cabeza para que negase la divinidad de Jesús. Yo, que creo conocer las Escrituras me brindé a discutir con algunos de ellos. ¿Sabes que pasó? Que se vieron agobiados y confundidos y que jamás volvieron a molestar a mi amigo.
      En tanto en cuanto niegan la divinidad de Cristo, no son cristianos; son simplemente una secta de las muchas que hay. Como personas, a nivel individual, los respeto, pero como secta, digo que es una patraña.

  9. Hola , una pregunta por favor, quisiera saber si a Jesus lo clavaron de las muñecas, por que los estigmas a los santo y en los cuadros los dibujan mayormente en las manos? Gracias. Paz y bien.

  10. No lo es que los TJ nieguen la divinidad de Cristo, es más ellos señalan que el Jesús pre- humano era divino…era un Dios… Pero no era El Dios Todopoderoso Jehová. Señalan claramente que Jehová es una persona distinta de Jesús. Lo que me parece absolutamente creíble. Ahora bien en cuanto a si murió en un madero vertical sin otro madero horizontal, me parece poco verosímil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*